Posts etiquetados como ‘mercado’

¿Tendrá éxito la estrategia de Kraft (NYSE:KFT)?

¿Tendrá éxito la estrategia de Kraft (NYSE:KFT)?

¿Tendrá éxito la estrategia de Kraft (NYSE:KFT)?

“La oferta de Kraft no se acerca ni remotamente al verdadero valor de la compañía, y la absorción de Cadbury por parte de un conglomerado con un modelo de negocio de bajo perfil entraña unas perspectivas poco atractivas”, sostiene la empresa británica que está siendo sometida a la oferta hostil por parte de la compañía estadounidense.

Kraft Foods sigue con las negociaciones y no piensa claudicar. Y no me estoy refiriendo al conflicto que su filial argentina tiene con sus trabajadores desde hace ya varios meses “Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina” sino a la oferta hostil para adquirir a la británica Cadbury.

La operación de tener el visto bueno de los accionistas de Cadbury se financiaría en un alto porcentaje con créditos bancarios obtenido de entidades como Citigroup (NYSE:C) o Deutsche Bank (NYSE:DB) por un total de US$ 9.000 millones.

¿Por qué está Kraft tan interesada en adquirir a Cadbury? La adquisición de la británica Cadbury le permitirá a Kraft Food consolidar su pos. ición como la segunda mayor compañía de alimentos del mundo, detrás de Nestlé S.A., y además lograr importantes reducciones de costos.

¿Qué piensan los ejecutivos de Cadbury al respecto? Por lo general este tipo de propuestas genera temores y pérdidas de empleos, por lo que se producen muchas resistencias ante este tipo de situaciones. Por lo pronto, desde Cadbury el directorio le recomendó a los accionistas de la compañía, rechazar la oferta por 9.800 millones de libras esterlinas (unos US$ 16.280 millones), que la estadounidense hiciera por la compañía por considerar que es un valor que se encuentra muy alejado del verdadero potencial de la británica.

En una nota de Dana Cimilluca y Jeffrey Maccracken para el Wall Street Journal, reproducían las declaraciones del CEO de Cadbury quien calificaba de irrisoria a la oferta de Kraft de alrededor de 715 peniques por acción. El consejo de administración de Cadbury rápido de reflejos, ya cuenta con el apoyo de algunos accionistas importantes que no quieren ningún acuerdo con Kraft que valore sus títulos a un mínimo de 850 peniques.

Pero desde el directorio de Cadbury se ha tomado la decisión de rechazar cualquier propuesta siempre que les sea posible (claro que una oferta de por ejemplo 900 peniques por acción no tiene muchos argumentos para ser rechazada).

Uno de los argumentos que se esgrimen a la hora de oponerse a la compra hostil de Kraft es el referido a los últimos resultados de la estadounidense. Es que el pasado 3 de noviembre, Kraft Foods anunció que en el tercer trimestre del año su beneficio registró una caída de un 39,5% interanual, hasta los US$ 824 millones (US$ 1.362 millones había logrado en el mismo trimestre del año anterior). Esto le da el justificativo al directorio de Cadbury para sostener la tesis de que la estadounidense se ha convertido en un mero conglomerado de empresas con dificultades para crecer lo que implicará menores perspectivas de expansión para Cadbury en caso de que se una a Kraft.

Desde Kraft se intenta seducir a los accionistas británicos a través de los potenciales beneficios de la unión de dichas compañías como las reducciones de costos que la nueva sociedad posibilitará. Kraft anticipa posibles ahorros de costes por US$ 625 millones derivados de la sinergia entre las compañías si consigue hacerse con Cadbury.

Si bien la nueva propuesta por la británica no es mejor que la realizada por Kraft en setiembre, la jugada del gigante estadounidense ahora le da 28 días para entregar el documento de la oferta oficial a los accionistas de Cadbury, quienes luego contarán con unos 60 días para considerarla, según está establecido en las normas británicas. Todo este tiempo le servirá a la estadounidense para ir seduciendo a los accionistas y así conseguir el número crítico de acciones necesarias para lograr quedarse con la británica.

El presidente de Cadbury, Roger Carr, deja con sus declaraciones bien en claro que su compañía está mejor sola que mal acompañada: “Cadbury es un excepcional negocio de forma independiente, cuenta con fuertes firmas, un enfoque de categoría y una envidiable presencia geográfica”.

Según la revista Mercado: “A partir de ahora, puede desatarse una guerra capaz de durar tres o cuatro meses”. ¿Cómo terminará la puja? Difícil determinar el desenlace, pero este episodio lo hemos vivido en otros casos de compañías globales del sector de commodities.

Lo que ocurre con Cadbury y Kraft forma parte de la tendencia que se está observando en el sector alimenticio a nivel mundial así como también en otros sectores, principalmente vinculado a commodities. El desarrollo y la evolución de la economía mundial están requiriendo de compañías globales con fuerte perfil competitivo para poder responder al crecimiento de la demanda.

El crecimiento de las economías emergentes que está mejorando el nivel económico de la población, está provocando un cambio en los hábitos de consumo haciendo emerger una demanda cuyo crecimiento por el momento no es fácil de mensurar.

Las transformaciones que se están produciendo en la economía mundial impulsan este tipo de movimientos en varios sectores de la economía global. Para poder comprender claramente las tendencias de los mercados es necesario entender aspectos fundamentales de la economía. Para ello, Latinforme ha lanzado el Curso de Economía Básica para Inversores que brinda una herramienta apropiada para poder vincular lo que ocurre en la economía tanto a nivel nacional como internacional, con el movimiento en el valor de los activos financieros.

Horacio Pozzo

———- S&P500 sube 22%, portafolio de Valor Global sube 30%———

No es difícil ganar en Bolsa cuando todo sube. Lo difícil es dar con las compañías que subirán más que el resto.

Lanzamos hace cuatro meses Valor Global, un reporte con acciones recomendadas de fuerte potencial alcista en Wall Street para ganar más que el promedio de los inversores.

Si usted también quiere unirse a nuestros suscriptores que llevan ganando un 30% en la Bolsa de Nueva York, puede conocer más detalles aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com, tenemos un reporte diseñado para usted.

Las subas de nuestras recomendadas: 120%, 69%, 35%, 28%. Y más…

———————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Cómo ganar con el dólar en Argentina

Cómo ganar con el dólar en Argentina

Cómo ganar con el dólar en Argentina Cambió la tendencia en el mercado cambiario argentino y en un país con una alta tasa de inflación real cercana al 15% y un peso argentino que recibe presiones de apreciación, se puede alcanzar un rendimiento esperado del 12% en dólares solamente colocando el dinero a plazo fijo ¿Un buen negocio no?

Creo que a esta altura de las circunstancias, lo hecho durante todo este tiempo por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), se puede catalogar como “heroico” y más que meritorio.

El BCRA sigue domando al mercado, un mercado que lo supo vencer en otros tiempos llevando a la economía argentina a sufrir varios y recordados episodios de crisis. La autoridad monetaria de Argentina está siendo el bombero del gobierno y ahora está luchando por sostener al tipo de cambio frente al dólar acosado por las presiones a la apreciación.

Javier Blanco para La Nación, daba cuenta de la lucha que está sosteniendo la autoridad responsable de la política monetaria en argentina por sostener el valor del billete verde. Entre el martes y el jueves, el BCRA adquirió en el mercado cambiario US$ 485 millones, cuando unos meses atrás la situación era radicalmente diferente y nadie imaginaba lo que está ocurriendo por estos momentos con el valor del dólar en Argentina.

Hasta fines del mes de julio, el BCRA había tenido que vender alrededor de US$ 1.180 millones para evitar una depreciación del peso argentino afectado por una incesante salida de capitales y por el accionar de los especuladores que apostaban con fuerza por un tipo de cambio por encima de los $ 4 hacia finales de año.

No lo voy a negar, en medio de dicho contexto yo también estaba convencido que el dólar alcanzaría los $ 4 cuando el 2009 se despidiera para darle paso al 2010. Y eso que me consideraba de los más conservadores en cuanto a mis estimaciones cambiarias. Las expectativas de depreciación eran tales que recuerdo las proyecciones de reconocidos analistas de mercado que apostaban por un dólar a $ 4,60 y más también.

Fundamentos había y muchos. Hasta se podía justificar pensar en una posible crisis cambiaria, un poco remota pero posible al fin. Es que Argentina se encontraba en un contexto que además de la fuga de capitales, tenía que enfrentar los problemas fiscales (que no solamente no se han reducido sino que probablemente se hayan agravado) con mercados externos cerrados para el país que hacían apetecibles las reservas internacionales del Banco Central que si bien están resguardadas por ley, al gobierno argentino no le hubiese costado demasiado eliminarla.

A lo anterior se agregaba el peso adicional que le sumaba a la demanda tanto los pequeños ahorristas que no estaban dispuestos nuevamente a perder todo lo ahorrado y los oportunistas que buscaban sacar tajada de la posible disparada del dólar y apostaban (e incluso generaban temores), a que ello ocurriera.

Tal era la situación por la que atravesaba el mercado cambiario argentino que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, (con privilegios y poder que van mucho más allá de lo que serían sus funciones) utilizando la receta de la Venezuela de Chávez, comenzó a disponer trabas a la importación de algunos bienes provocando un daño a los importadores que muy poco podían hacer al respecto.

Pero ahora la situación en el mercado cambiario argentino se ha revertido radicalmente. Si antes el BCRA tenía que esforzarse por evitar una depreciación cambiaria con real riesgo inflacionario, ahora está haciendo esfuerzos superiores para sostener lo que queda de la competitividad cambiaria.

———OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———-

Los suscriptores de nuestro reporte de inversión Valor Global llevan más de un 30% de ganancia desde julio. Y usted… ¿se lo va a seguir perdiendo?

Cartera Valor Global

(Valores vendidos a la fecha: 0)

Haga click aquí para suscribirse

———————————————————–

¿Qué ha hecho el gobierno argentino para en tan poco tiempo cambiar de esta manera la situación en el mercado cambiario? En realidad ha hecho muy poco o nada en concreto, salvo prometer arreglar la problemática de la deuda en default con los bonistas y con el Club de París más el necesario acercamiento al Fondo Monetario Internacional (FMI). Luego continuó con su ceguera, escondiendo la verdadera situación de la economía a través de estadísticas falsas y generando un clima de conflicto permanente e impredecibilidad.

Lo que ha ocurrido es que el contexto externo ha dado un giro total. La economía global ha comenzado con su recuperación generando la confianza en los inversores de que lo peor de la crisis ya ha pasado, la tormenta ha terminado y se han comenzado a percibir los primeros rayos de sol. Los inversores entonces han salido de sus trincheras y están esparciendo sus dólares por todo el mundo.

A lo anterior se debe sumar que el dólar en sí se ha debilitado frente a casi todas las principales monedas del mundo y de Latinoamérica. Es el debilitamiento relativo del dólar lo que explica una parte de las presiones que recibe el peso argentino para que se fortalezca. La recomposición en parte del flujo de ingresos por exportaciones le ha dado fuerza a la oferta de divisas en el mercado, mientras que la recesión por la que atraviesa la economía argentina se siente desde el lado de la demanda de divisas producto de la sensible caída en el volumen de importaciones.

Para el gobierno, el fortalecimiento del peso argentino es un mal negocio. La necesidad de recursos fiscales veía con agrado que el dólar siguiera su proceso gradual de fortalecimiento frente al peso argentino. Una moneda estadounidense a $ 4 hacia finales del 2009 era un buen resultado tanto para el gobierno como para quienes están al mando de la política monetaria.

Con el nuevo cuadro de situación, el mejor resultado que puede lograr el gobierno es mantener al dólar en el nivel actual, pero el mercado apuesta a que ello no ocurrirá si Argentina tiene “la mala suerte” (en términos de valor de su moneda) de tener éxito en retornar a los mercados.

Según comentaba Javier Blanco en La Nación, el analista de mercados emergentes de RBC Capital Markets Nick Chamie había recomendado desde Toronto apostar al peso argentino especulando con que se fortalecerá hasta 4,5% frente al dólar en los próximos 3 meses si la Argentina llegara a volver a los mercados.

El BCRA volverá a luchar contra las presiones de la apreciación cambiaria como lo ha estado haciendo hasta principios del 2008. Nuevamente la sostenibilidad de la política de intervención dependerá de la capacidad de esterilización que tenga la entidad monetaria sin incurrir en un déficit cuasifiscal.

Argentina vuelve a mostrar retornos interesantes en dólares para los inversores y eso es una mala noticia porque genera las presiones mencionadas sobre el tipo de cambio. Afortunadamente, la inestabilidad institucional y la pobre conducción de la política económica de Argentina harán dudar a los inversores sobre la conveniencia de confiar en el país.

Horacio Pozzo

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Una nueva burbuja en el horizonte

Una nueva burbuja en el horizonte

Una nueva burbuja en el horizonte
8 Octubre 2009 Sin dudas, la crisis nos ha dejado sensibilizados a todos. En todas partes, los analistas vemos nuevos riesgos de crisis y situaciones de inestabilidad. El mundo post crisis subprime se ve como una botella de gaseosa recién destapada; burbujeante al extremo.
El contexto global se presta a que sintamos miedo, ya que somos conscientes que quienes han sido los responsables principales de la presente crisis no han aprendido demasiado, sino que la han tomado como un “parate” en sus operaciones especulativas. Un año sabático (o un poco más), podríamos decir que se han tenido que tomar forzosamente aquellos genios de las finanzas que han ideado todo tipo de instrumentos financieros u estrategias financieras para obtener grandes beneficios. Pero ya están de regreso.

Hablábamos hace unos días del resurgimiento de las operatorias de carry trade (Carry Trade: las monedas más rentables para invertir), en su versión renovada que no solamente se enfocaban en monedas de países emergentes sino que incorporaban dentro del círculo especulativo a los commodities. También dábamos cuenta de una nueva forma de especulación a través de la titularización de seguros de vida que prometían generar un nuevo y peligroso boom en el sector financiero (Un nuevo negocio financiero en EEUU).

Pero las potenciales burbujas de esta nueva etapa continúan sumándose, porque el contexto es favorable para su generación y los especuladores no desean perder más tiempo para recuperar aquello que les llevó la crisis. Y estos temores sobre nuevas burbujas alcanzan también ahora al mercado de Fusiones y Adquisiciones (F&A), el cual se desplomó por la crisis y que supo ser muy atractivo hasta su estallido.

————INVERSIONES EN WALL STREET——–

Quienes tienen plata, aprovechan esta crisis para comprar. Como los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo. Acaban de salir las de octubre, las que ya están subiendo un 5%. No pierda más tiempo, haga click aquí para suscribirse.

———————————————————

Según el relevamiento que realiza regularmente el Citigroup (NYSE:C), hasta el mes de julio las operaciones anunciadas en el mercado de F&A alcanzaron un valor de US$ 1 billón (esto es, unos 680.272 millones de euros), un volumen que es un 40% inferior al observado en el mismo período del año pasado y un 60% menor al del 2007.

Con las economías en recuperación, el regreso de la confianza en las perspectivas económicas, tasas de interés de referencia en niveles mínimos históricos y mercados financieros que están saliendo de su situación de estatismo y están comenzando a generar financiamiento, las F&A comienzan a acelerarse nuevamente.

“Aunque los precios de las acciones se han recuperado desde el año pasado, todavía estamos muy lejos de los precios de hace 18 meses, lo que hace pensar que hay ciertas oportunidades”, decía Luis Riesgo, socio director de Jones Day Madrid. Está claro que aún una buena parte del sector corporativo se encuentra infravalorado como consecuencia del impacto de la crisis, pero la rapidez de recuperación que están observando las cotizaciones, hacen pensar en la posibilidad de que no se tarde mucho en eliminar las oportunidades existentes en los mercados. Es por eso que por la misma dinámica del mercado se puede llegar a la sobrevaloración de las compañías que continuarán de todos modos con el proceso de F&A en un contexto de liquidez en aumento a medida que el sistema financiero se anime a prestar más, al tiempo que los Bancos Centrales, preferirán seguir pisando el freno en las tasas de interés por temor a interrumpir de manera impopular una recuperación muy ansiada por los gobiernos.

A pesar de los temores en torno a una posible nueva burbuja, detrás del mercado de Fusiones y Adquisiciones existen compañías que persiguen ambiciosos planes de expansión global para aprovechar las oportunidades que los cambios en la economía mundial están generando. Dentro de las compañías más aventureras en este nuevo mundo de F&A, las estadounidenses se han mantenido al tope de la actividad. Mark Barnes, ejecutivo de KPMG se refería así a la performance observada en las compañías estadounidenses en el primer semestre del año: “Aunque las empresas estadounidenses se han visto fuertemente afectadas por la desaceleración económica, su continua disposición para ingresar a los mercados emergentes dan señales de su comprensión de que la presencia internacional es clave para una empresa del siglo XXI”.

Según KPMG, las empresas estadounidenses realizaron 88 adquisiciones en mercados emergentes o de rápido crecimiento, principalmente en Europa Central y del Este, seguido por China, cifra inferior a los 122 acuerdos alcanzados en el segundo semestre del año pasado, cuando China era el mayor país para este tipo de acuerdos.

A pesar de la caída en el primer semestre del año, la tendencia muestra signos de reversión en las F&A e incluso, hasta se están observando movimientos de empresas importantes como Kfrat (NYSE:KFT) que ofertó para adquirir Cadbury (NYSE:CBY), Deutsche Telekom (NYSE:DT) por Sprint Nextel (NYSE:S). También recibió ofertas de compra National Express, se está avanzando en la esperada fusión entre Iberia y British Airways y se hizo público el interés de fondos soberanos por eléctricas como Areva o AES Corporations (NYSE: AES). La lógica indicaría que en este período de recuperación, lo normal sería ver F&A de empresas de tamaño medio dadas las dificultades de financiamiento para realizar grandes adquisiciones.

No hay un único motivo que esté llevando a las compañías a evaluar la posibilidad de una fusión o realizar una adquisición. La motivación de unirse al rival puede ser una necesidad para sobrevivir. Como les comenté, la crisis ha desplomado en muchos casos, de un modo injusto los valores de las compañías, afectando en varios casos, la salud financiera de las mismas por lo que muestran una mayor disponibilidad a ser adquiridas o están evaluando la venta de activos no estratégicos para reducir deuda y reforzar el negocio. Hay empresas que en estos momentos están a la búsqueda de estas gangas buscando garantizar el crecimiento en un entorno de márgenes cada vez más reducidos.

William Davies, de Threadneedle anticipa algo que ocurrirá en el mercado: “Las complicadas condiciones operativas hacen prever que muchas compañías con problemas pero con activos interesantes se conviertan en objetivos de sus rivales”.

Para Azad Zangana, economista europeo de Schroders, las compañías están con mayor oxígeno como para salir de compras: “Las empresas se encuentran en una situación más holgada después de meses de desapalancamiento. Los ajustes ya se han hecho en gastos. Ahora toca mirar al futuro y las fusiones son una forma de dar impulso a la actividad”.

Para José Urquiza, director de desarrollo de negocio de Mercer, el mercado tropieza con la dificultad de determinar el valor de una compañía luego de una situación de crisis como la vivida: “En situaciones normales es fácil analizar el valor de la empresa y las expectativas de crecimiento pero hoy con el consumo cayendo y las batallas de precios es difícil”.

Más allá de las dificultades observadas, el mercado de F&A tiene todo para recuperarse y crecer con fuerza. Los banqueros centrales ya han manifestado que mantendrán las tasas al menos por lo que resta del año. La política ascendente de tasas no parece que vaya a iniciarse en breve e incluso se puede esperar que sea suave, por lo que la economía global vivirá de un período de gran liquidez que estimulará aún más a este mercado. El riesgo de sobrevaloración de las compañías estará presente y no será un riesgo despreciable. ¿Quién se encargará de disciplinar al mercado?

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año . La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña . ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso Economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos elementales para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias.

Precio promocional hasta el 23 de octubre: US$150. Más detalles aquí .

——————————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Europa se recupera, ¿Por qué España no?

Europa se recupera, ¿Por qué España no?

Europa se recupera, ¿Por qué España no?
16 Septiembre 2009 En medio de la crisis el gobierno español ha intentado evitar la brusca caída del mercado inmobiliario. En estos momentos, lo que parecía ser una ayuda, terminó perjudicando no solamente al mercado inmobiliario español que no culminó con su proceso de ajuste, sino que además se transformará en uno de los factores explicativos de la demora en la recuperación de la economía española.
En Europa, la mayoría de las economías, a excepción de España, se preparan para la recuperación económica que experimentarán en 2010. La economía española deberá esperar un poco más para percibir los efectos benéficos de la recuperación económica, tiempo que podrá ser aprovechado por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para repasar los errores cometidos en materia de política económica y elaborar un plan de reformas profundas para recuperar la solidez económica.

La Comisión Europea (CE) mejoró ayer de manera sensible sus previsiones de crecimiento para la zona euro y la Unión Europea, adelantando su recuperación del primer trimestre de 2010 al tercer trimestre de este año. Los signos alentadores en las principales economías europeas como Francia y Alemania, generaron este cambio en las expectativas de recuperación. Para España, sin embargo, el pronóstico de la CE empeora en medio punto hasta una caída del PIB del 3,7% en 2009.

¿Por qué si en Europa en su conjunto reina el optimismo, el contexto para España aparece tan oscuro? El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, apuntaba acertadamente a los múltiples desequilibrios de la economía española para justificar que España experimentará una recesión más prolongada que el resto de los países europeos: “El mayor endeudamiento de los hogares, la crisis inmobiliaria, la balanza exterior y la elevada tasa de paro”.

La situación del mercado inmobiliario español se percibe a simple vista. En el periódico Cinco Días, se reflejaba la visión de R.R. de Acuña & Asociados que en su anuario estadístico del mercado inmobiliario anticipaba que la recuperación del sector con todo lo que ello implica, no se producirá sino hasta el 2013 (¡o incluso existe la posibilidad que se deba esperar hasta el 2016!).

Los problemas para las grandes inmobiliarias no cesan. El pasado viernes fue el turno de Nozar, que ha declarado concurso de acreedores al suspender pagos con un pasivo de 700 millones de euros. Así se suma a otras grandes como Martinsa-Fadesa o Habitat. Lo peor es que con Nozar no termina la lista de compañías en problemas.

Con un mercado inmobiliario deprimido, los precios de las viviendas siguen en baja, pero si quiere comprar, lo mejor será seguir esperando ya que se anticipa que el precio de la vivienda seguirá cayendo hasta 2011, y quizás hasta más allá del 2011 también.

El desfase existente entre la oferta y la demanda en el sector es preocupantemente significativo. Actualmente existirían en España 1,7 millones de pisos en stock en el mercado inmobiliario español. Este año solamente se espera una demanda de 218.428 pisos. O sea que si le asignamos a todos los pisos en stock la misma probabilidad de ser vendidos, la tasa de éxito es del 12,8%.

La firma advierte además de que “el problema se agrava” al analizar la cartera de suelo disponible para construir vivienda actualmente existente, que suman una edificabilidad de 2,40 millones de pisos más. “Ello indica que existe suelo para nueve años que, unido al ’stock’, supone que el mercado cuenta con viviendas y suelo para los próximos quince años”,

¿Qué se debe hacer ante semejante exceso de oferta? ¿Cómo encontrar comprador que al menos pague lo suficiente para salvar una parte del valor del inmueble? Según Finanzas, los outlets han llegado hasta el mercado inmobiliario español en donde los constructores ofrecen inmuebles con descuentos de hasta el 40%. Entre el viernes 11 y el domingo 13 de septiembre, se celebrará en IFEMA (Feria de Madrid), la primera edición del Salón del Outlet Residencial. Las empresas expositoras, entre las que también se encuentran las sociedades inmobiliarias de algunas entidades financieras, pondrán a la venta restos o construcciones de otras temporadas, (por eso es que se lo denomina “outlet inmobiliario”) de un total de 654 promociones repartidas por toda España. La feria será la primera de este tipo, pero promete no ser la última.

Estos problemas del mercado inmobiliario no quedan contenidos sino se esparcen al resto de la economía. Siempre que menciono al mercado inmobiliario, no puedo dejar de hacer referencia a la importancia del mismo para un gran conjunto de actividades vinculadas. Que la actividad de la construcción se encuentre en niveles mínimos históricos no debería sorprender.

Según Rodríguez y Rodríguez de Acuña: “La situación del mercado no justifica una mayor construcción y los bancos tampoco darían dinero para construir algo que no se vende”.

Los problemas en el sector de la construcción, un sector mano de obra intensivo, repercutirán en la tasa de desempleo de la economía española y es por este motivo que no habría que ilusionarse con una significativa caída del desempleo en los próximos meses. Quizás probablemente el mejor resultado será que la tasa de desocupación se mantenga en los niveles actuales.

Tan mal está la situación en el mercado inmobiliario español, que hasta los fondos buitres huyen de él. Cargill Value Investors, Aktiv, Intrum. Carval Investors, Benson Elliot, Coltrane o Colony Capital son algunos de los tantos fondos buitres que han “sobrevolado” el mercado español desde que estalló la crisis inmobiliaria en búsqueda de compras de oportunidad. El motivo de la huída de estos fondos es que no se ha producido el ajuste brusco en el mercado inmobiliario español. Las ofertas que han venido realizando estos fondos para hacerse de inversiones inmobiliarias no han tenido la respuesta esperada. Con la salida de los fondos buitres, se reafirman las perspectivas de demora en la recuperación del mercado inmobiliario español.

¿Por qué el mercado inmobiliario español demorará tanto en su recuperación?

Un motivo es, como se acaba de mencionar, la lentitud con la que se produce el ajuste, situación motivada por la compra masiva de activos de los bancos a los promotores quienes han pagado incluso por encima de su valor de tasación para evitar la entrada en concurso de las grandes inmobiliarias ha impedido que el ajuste en los precios en el mercado español sea tan rápido como en otros mercados, incluido el estadounidense.

Según el Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles (Imie) elaborado por Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa), los precios de las viviendas alcanzaron en el mes de agosto los niveles de 2005, pero el ajuste realizado no alcanza

El sector financiero, más allá de sus propios problemas, ni piensa en el mercado inmobiliario y allí encontramos otro de los factores que provocará la demora en el proceso de recuperación del mercado. No le interesa apoyar ni a la oferta ni la demanda de dicho sector. La sobre-sobreabundancia desde el punto de vista de la oferta, no hace viable casi ningún proyecto inmobiliario, mientras que la alta fragilidad en la fuente de ingresos de las familias (recordemos que España tiene una tasa de desempleo que se encamina al 20% de la PEA), hacen del financiamiento hipotecario, una decisión más que riesgosa agravada por la tendencia bajista del precio del colateral.

Probablemente sea injusto el acusar al mercado inmobiliario español de todos los males de la economía, pero indudablemente, allí se podrá encontrar una buena parte de las causas de la situación actual de la economía española.

Horacio Pozzo

______________________________________________________________________________

¿Busca ganar en Bolsa? ¿Está con miedo, no sabe cómo empezar? ¿Busca a alguien que lo ayude a abrir una cuenta para operar en Wall Street? ¿No conoce el monto mínimo para comenzar a operar? ¿Quiere obtener su deseada Libertad Financiera?

Las respuestas a esas preguntas y muchas más están en el reporte de inversión Valor Global.

Los suscriptores de Valor Global van camino hacia su independencia financiera.

Compruebe usted mismo las ganancias de nuestras recomendaciones:

¿Quiere usted también ganar como los suscriptores de Valor Global?

Haga click aquí y sea dueño usted también de su destino financiero.

  • Comentarios
  • 1 voto

Se acabó la euforia en el mercado inmobiliario argentino

Se acabó la euforia en el mercado inmobiliario argentino

Se acabó la euforia en el mercado inmobiliario argentino Si tiene unos ahorros y está buscando adquirir un inmueble en Argentina, no se apresure y busque alguna compra de oportunidad. La depresión en el mercado inmobiliario argentino está cansando a los vendedores por lo que no será demasiado difícil lograr una buena quita en el valor de la propiedad.

El mercado inmobiliario lejos está de los buenos años que supo disfrutar luego de la crisis del 2001. Los problemas de la demanda de viviendas son cada vez mayores y anticipan que este panorama oscuro para el sector se mantendrá.

Dos de las principales regiones inmobiliarias de Argentina son la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires. En dichas regiones, las noticias no resultaban para nada alentadoras hasta el mes de julio. En Capital Federal, la cantidad de escrituras había caído un 38,7% en términos interanuales, en el mes de julio, mientras que en los primeros siete meses del año, la baja en el número de escrituras asciende al 38,1% en comparación con igual período de 2008, y el monto involucrado en ellas, un 26,8%, según daba a conocer Colegio de Escribanos de la ciudad, cuyos profesionales se encuentran por estos momentos con más tiempo de ocio.

En la provincia de Buenos Aires, la caída en el volumen total de las transacciones inmobiliarias ascendió al 37% en los primeros siete meses del año, mostrando una situación de real preocupación tanto para el sector inmobiliario en sí como para aquellos sectores dependientes como son el sector de la construcción y el de elementos para la construcción.

A mediados de año, antes de las elecciones lógicamente, la presidente Cristina Fernández de Kirchner había anunciado un programa de créditos hipotecarios que serían generados con fondos de la Anses y otorgados por el Banco Hipotecario. El objetivo apuntaba principalmente a la obtención de votos más que a un verdadero impulso de la demanda inmobiliaria. El pasado domingo, La Nación dio a conocer que entre créditos aprobados o en proceso de aprobación hay hasta el momento un total de 5.094, una cifra que deja un gusto a poco.

Si el Banco Hipotecario que ha recibido dinero de los aportantes al sistema de jubilación para financiar hipotecas, no está generando un gran desarrollo en el mercado de las mismas, imagínense lo que debe estar ocurriendo a nivel del sistema financiero. La Nación se refería de este modo a la situación del crédito hipotecario en el sistema financiero argentino: “Hace ya meses que la colocación de nuevos créditos es inferior en monto a las cancelaciones y, cada mes, el stock de hipotecas otorgado por el sistema cae $ 30 millones”. Y se podrá decir que el problema pasa por la falta de demanda de créditos ya que basta recordar la invasión de solicitantes que llenaron las sucursales del Hipotecario cuando la presidenta anunció el plan crediticio.

La demanda del sector inmobiliario en Argentina se encuentra deprimida tanto por la falta de capacidad adquisitiva de las familias (que no poseen ahorros suficientes y acceso al crédito hipotecario), como por el desincentivo que sufren los inversores.

Según afirma Matías Bonelli en El Cronista, los desarrolladores inmobiliarios ya no tienen a la Argentina entre los países preferidos para sus inversiones. Uruguay, Brasil, Chile y México aparecen antes entre las preferencias de los inversores en Latinoamérica, según un trabajo realizado por la consultora Analía Álvarez para Cámara de Empresarios de Desarrolladores Urbanos.

“Claro, la crisis internacional que ha impactado en la Argentina justifica que los desarrolladores inmobiliarios no se fijen en el país para invertir”, puede resultar un buen argumento para explicar la situación. Lo grave del caso es que no es ésta la situación de Argentina. Según Analía Álvarez un 58,8% de los desarrolladores que no invertirían en la Argentina, exponen como argumento su falta de seguridad jurídica.

En medio de este panorama preocupante, el mercado inmobiliario ha disfrutado de un veranito. El mes de agosto y también los primeros días de setiembre el mercado se mostró un poco más movido según afirma el broker inmobiliario Armando Pepe: “Por suerte en agosto se recuperó, arrancó y terminó muy bien el mes, con muchas visitas en las guardias, con operaciones y septiembre viene muy bien también”.

No creo que haya demasiados motivos para ilusionarse con este repunte en el sector. La explicación de la recuperación en el mercado inmobiliario gira en torno a la Ley de Blanqueo de Capitales que finalizó en el mes de agosto y que ha generado algunos beneficios para el sector ya que contemplaba beneficios para los fondos ingresados que se destinasen al sector inmobiliario, lo cual ha explicado el repunte en la actividad observada durante la última quincena del mes.

Este repunte en el sector inmobiliario no ha sido homogéneo entre las diferentes áreas sino que estuvo más concentrado en las principales zonas inmobiliarias del país en donde residen aquellos ciudadanos que decidieron repatriar al menos una parte de sus ahorros en el exterior aprovechando los beneficios impositivos del blanqueo de dichos capitales.

¿Tiene fundamentos sólidos la recuperación observada en las últimas semanas en la demanda del sector para reimpulsar la actividad? Desde mi punto de vista, no existen argumentos válidos para la ilusión. La demanda inmobiliaria seguirá débil ante la falta de elementos que le den sustento: falta de crédito hipotecario, ahorros insuficientes, incertidumbre en el contexto económico y salarios reales estancados o hacia la baja. Demasiados argumentos negativos que se mezclan con la indiferencia de los desarrolladores.

Horacio Pozzo

La época de pagar propiedades a valor Miami en la Argentina, parece haberse acabado. Hoy la demanda está en retirada y el sector inmobiliario al acecho, desesperado por dilucidar si esta situación es apenas una corrección, o el inicio de una tendencia a la baja que deprimirá aun más los precios y los negocios. Compradores de propiedades… ¡A esperar mejores precios!

Como los que esperamos en Valor Global antes de ingresar una transacción en Bolsa. Compramos cuando vemos que la tendencia del precio de una acción comienza a ingresar en una fase alcista y nosotros nos subimos a ella recién luego de comprobarlo. Obtenga su suscripción a nuestro reporte de inversiones Valor Global y comience a ganar desde el inicio de la suba de las acciones. Haga click aquí para adquirir nuestro reporte Valor Global.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Las acciones del Ibex que hay que comprar

Las acciones del Ibex que hay que comprar

Las acciones del Ibex que hay que comprar Los mercados siguen atontados por el duro golpe que le aplicara la crisis. Sin dudas ésta es la explicación más lógica que se puede encontrar para darle un justificativo a lo que afirma El Economista sobre la existencia de papeles de empresas españolas que cotizan a precios de saldo. ¿Reflejan los mercados el verdadero valor de las compañías? Parece que “no tanto” en tiempos de crisis.

Si uno observa la evolución del Ibex35 de la bolsa de España, uno puede apreciar la asombrosa recuperación que observa desde su mínimo a principios de marzo en 6.817 puntos hasta los actuales 10.892,5 un 59,8% en tan sólo cinco meses no está nada mal en estos tiempos de vacas flacas. Sin dudas la desazón invadirá a más de uno por no haber advertido tamaña recuperación.

Pero calma, ya que lo mejor es que aún se encuentra lejos de los máximos que supo tener en noviembre de 2007 cuando amenazaba con romper la barrera de los 16.000 puntos (alcanzando un máximo de 15.946 puntos) y todavía existe margen para la ilusión. A pesar de que no soy tan optimista respecto a la posibilidad de que el Ibex siga ascendiendo mucho más dado que buena parte de sus empresas dependen de una economía española con bastantes problemas, debo confesar que sí soy optimista con varios de sus papeles cuyos resultados dependen además, y en buena medida, de la evolución de los negocios que las compañías tienen en otros países..

Ciertamente el desplome en la cotización de las acciones más representativas de la bolsa española probablemente haya castigado a varias de las mismas de una manera exagerada atemorizadas por el fuerte deterioro de la economía. No tenemos que olvidar que España es una de las economías europeas más castigadas por la crisis subprime y será una de las que más demorarán en la recuperación económica.

El castigo que le dio el mercado a los valores accionarios ha llegado a niveles extremos. Incluso actualmente hay compañías que cotizan por debajo de su valor contable. O sea ¡Si comprara hoy mismo a dichas compañías al valor de mercado y la liquidara según su valor contable obtendría una ganancia inmediata! Es como que me vendieran un auto chocado por unos pocos euros y yo lo desarmara y vendiera sus partes obteniendo un valor superior al de adquisición.

Que una compañía se encuentre en su cotización por debajo de su valor contable es todo un signo y llama la atención. La falta de expectativa acerca de la capacidad de la misma en generar suficientes beneficios futuros es el elemento que se reflejaría en dicho valor. También es una falta de confianza en la capacidad de los directivos de la compañía como para encontrar alternativas que mejoren la rentabilidad de la misma.

¿Qué empresas se encuentran actualmente por debajo de su valor contable? Probablemente se sorprendan con los nombres que aporta El Economista que identifica a las siguientes 4 compañías que forman parte del IBEX35 (un privilegio que está disponible para unas pocas): Criteria (IBEX35:CRI), ArcelorMittal (IBEX35:MTS; NYSE:MT), Repsol (IBEX35:REP; NYSE:REP) y Acciona (IBEX35:ANA).

Criteria CaixaCorp es un grupo inversor con participaciones en empresas financieras e industriales que apuesta por la internacionalización, orientándose a la búsqueda de valor a largo plazo mediante la gestión activa de su cartera. Con estos criterios pareciera difícil pensar que la situación actual refleje la realidad de la entidad. Las acciones del holding industrial de la Caixa, Criteria observan un ratio de valor de mercado a valor de libro de 0,90 (gracias a que recuperó valor en las últimas jornadas) y son las de menor ratio valor de mercado a valor libro.

En el caso de ArcelorMittal, la mayor compañía siderúrgica mundial, la misma cuenta con una plantilla de más de 310.000 empleados distribuidos en más de 60 países en donde la empresa opera y ha liderado la consolidación del sector siderúrgico internacional. Arcelor últimamente ha tenido que enfrentar diversas dificultades como las huelgas que afectan su producción de acero en México. La compañía perdió 564,8 millones de euros en el segundo trimestre del año cuando en el mismo período de 2008 había logrado un beneficio de 5.840 millones de euros. En la primera mitad del año, la compañía acumuló pérdidas por 1.392 millones de euros, que se relacionan a gastos extraordinarios producto de la depreciación de inventarios y la generación de provisiones para reducir plantilla.

A pesar de la fuerte caída en los beneficios, el presidente ejecutivo del grupo, Lakshmi Mittal es optimista sobre la evolución de los beneficios de la compañía: “Siempre y cuando no se produzca un deterioro económico inesperado, deberíamos asistir a una mejora gradual y continuada en la segunda mitad del año, aunque la recuperación plena sigue siendo lenta y progresiva”. Creo que no existen demasiadas dudas acerca de la real fortaleza de la principal acerera mundial, como así tampoco las perspectivas de recuperación a medida que la economía global continúe con su proceso de recuperación que se traduzca en una mayor demanda de acero y en la continuidad de la mejora en los precios de los commodities. La mejora en los resultados para los próximos trimestres hace que el mercado espere según FactSet una pérdida para todo el año de 353 millones de euros.

En el caso de Acciona, la compañía es una de las mayores corporaciones nacionales e internacionales en la promoción, desarrollo y gestión de energías renovables, infraestructuras, inmobiliaria, servicios logísticos y de transporte, y servicios urbanos y medioambientales. La compañía está presente en 20 países de los cinco continentes y cuenta con una plantilla de más de 30.000 profesionales. La compañía cuenta con cinco grandes divisiones que se orientan a las comentadas funciones. La diversificación global de sus operaciones y actividades sin dudas es un elemento de valor para pensar que la compañía puede equilibrar adecuadamente sus riesgos, y dado que opera en sectores de gran desarrollo, aunque hayan sido afectados por la crisis, sin dudas son actividades que pueden brindar un interesante retorno a la compañía.

Repsol, cuyo valor contable de cada acción se encuentra en 16,42 euros, recién en el día de ayer logró su valor de mercado superar dicho valor contable al alcanzar los 16,57 euros, aunque el ratio entre valor de mercado y valor de libro, lógicamente se encuentra casi en 1 (el ratio al día de ayer era 1,00914). ¿No tiene Repsol, una compañía que el mes pasado anunciaba dos importantes descubrimientos en Latinoamérica “Otra buena para Repsol“, capacidad suficiente de generación de beneficios como para que el valor de sus acciones se ubique al menos unos euros más arriba? Entiendo que sí, máxime considerando las perspectivas de evolución de la cotización del barril de petróleo en el mediano plazo.

¿Están reflejando los valores de mercado de las acciones de dichas compañías lo que verdaderamente valen o nos encontramos ante ofertas de oportunidad? Personalmente me inclino por la segunda alternativa. Probablemente haya que hacer un análisis pormenorizado de las compañías pero la impresión inmediata es que sus valores de mercado deberían encontrarse bien por encima de sus actuales cotizaciones. De hecho, estas acciones cotizan actualmente entre un 35% y un 65% por debajo de los valores que observaban hacia el 2007.

  • Comentarios
  • 1 voto

Porqué seguirá subiendo el Bovespa

Porqué seguirá subiendo el Bovespa

Porqué seguirá subiendo el Bovespa ¿Cuánto han ganado ya los que apostaron al mercado de valores brasileño en este 2009? Verdaderamente, mucho. El Bovespa acumula hasta el momento un incremento del 32,79%, pero ello no es lo mejor. La fuerte apreciación cambiaria que ha sufrido el real en lo que va del año incrementa la rentabilidad medida en dólares, alcanzando una envidiable rentabilidad acumulada del 63,5%.

¿Llegamos tarde o todavía podemos aprovechar este buen momento del mercado de valores brasileño? Creo que hay motivos más que válidos para suponer que todavía estamos a tiempo para aprovechar este buen momento del mercado. Existen motivos para creer que su crecimiento está avalado por muy buenos fundamentos económicos.

Como les venía anticipando en mis artículos, la economía brasileña es una de las economías latinoamericanas que conjuntamente con la economía de Perú (y un poco más atrás, con la economía colombiana), muestran las mejores perspectivas de crecimiento y desarrollo en el mediano y largo plazo.

¿Cómo podemos sacar provecho como inversores de esta fuerte suba que se avecina para el índice Bovespa de Brasil y del resto de las Bolsas emergentes? No esperaría un minuto más, cuando la recuperación económica mundial sea tapa de los diarios, ya el smart money (grandes inversores) habrá ingresado y hecho subir los precios y cuando nos demos cuenta, ya no encontraremos los precios baratos de ahora. Es el momento de invertir y oportunidades como éstas pocas veces en la historia se repiten.

Brasil se encamina a dejar de ser solamente la potencia latinoamericana para ser verdaderamente una potencia mundial. El camino hacia ello ya está emprendido y lo mejor de todo es que la dirección elegida es aceptada tanto por el oficialismo como por la oposición. La crisis financiera internacional representó sólo un descanso en la economía brasileña en su marcha dirigida a ocupar un rol destacado a nivel global y ello quedará demostrado en unos años cuando sus objetivos se vean concretados.

Claro que en el corto plazo, lo que ocurra con la economía global le importa a Brasil por la sensible dependencia de su industria a las ventas externas. El mercado interno brasileño, a pesar de contar con 190 millones de habitantes, aún se encuentra en crecimiento dada la lenta y gradual mejora de la situación social del país.

Por lo pronto, el ministro de Hacienda Guido Mantega, se ha mostrado más que confiado acerca de las perspectivas de la economía para los próximos doce meses, anticipándole a Reuters que en dicho período la misma podría alcanzar un crecimiento del 4%.

La mejora en el contexto global se es observando y las principales noticias positivas provienen desde los EEUU. Para el presidente estadounidense, Barack Obama, ha comenzado el principio del fin de la recesión: “Los mercados suben y el sistema financiero ya no está al borde del colapso. Perdemos empleos a la mitad del ritmo que se registraba cuando llegué al cargo hace seis meses”. Los inversores perciben lo mismo y quieren ser los primeros en aprovechar los mercados en alza. Y si bien el mercado de valores brasileño no es el único que está con tendencia alcista, es uno de los que lo han hecho con mayor fuerza y cuenta con avales sólidos para seguir haciéndolo.

Por este motivo un buen porcentaje de los flujos de inversión que se orientaron nuevamente hacia los emergentes han elegido al prometedor mercado brasileño y es así que en lo que va del año ingresaron al país US$ 6.300 millones. Brasil es la contracara de Argentina que no puede frenar la fuga de capitales que ya acumula US$ 11.500 millones y que podría alcanzar los US$ 20.000 hacia finales de 2009 (y de no implementar acciones en lo inmediato para revertirla, podrá enfrentarse a una nueva situación de crisis).

Este permanente ingreso de capitales a Brasil, que con seguridad se mantendrá al menos en el corto plazo, asegura que el tipo de cambio se mantenga apreciado, brindándole la tranquilidad al inversor extranjero de que no perderá parte de sus inversiones a través de una depreciación cambiaria.

La apreciación cambiaria del real parece que no se detendrá al punto de llevar al Banco Central de Brasil a anunciar durante el día de ayer a comprar dólares en el mercado de cambios a la vista, en el marco de sus esfuerzos por absorber el fuerte flujo de divisas estadounidenses en la plaza local, según daba cuenta Reuters. La intención del Banco Central no es depreciar el tipo de cambio sino reducir su ritmo de apreciación.

El Banco Central de Brasil lleva comprados desde el 8 de mayo, cerca de US$ 7.000 millones en el mercado a la vista. Si bien ya ha iniciado una lenta recuperación, la debilidad que aún observa la economía de Brasil, junto a medidas compensatorias, le permiten al Banco Central realizar dicha operatoria que podría poner en riesgo el objetivo inflacionario que se ha planteado como meta.

Si bien la moneda brasileña se ha apreciado, aún se encuentra lejos de su máximo alcanzado el 1 de agosto de 2008 cuando el dólar estadounidense se intercambiaba a R$ 1,5562. Actualmente, la cotización del dólar en Brasil se encuentra en R$ 1,885, lo que hace pensar que existe margen para ganar en el mercado de valores brasileño de por sí con la apreciación cambiaria.

Es de esperar que mientras el Banco Central de Brasil pueda hacerlo, continúe interviniendo en el mercado cambiario dado el efecto negativo que la fuerte apreciación de su moneda está implicando para la industria, en momentos en que aún no se ha logrado dejar atrás a la crisis.

En el mercado de valores brasileño, si bien el índice general viene acumulando una importante trayectoria ascendente, aún se encuentra bastante lejos de sus máximos de 2008. Para alcanzar el máximo nivel logrado, el índice general de la bolsa brasileña aún tendría que aumentar un 38% más.

Los motivos para que la bolsa brasileña siga en alza en lo que queda del año se apoya no solamente en las buenas perspectivas de la economía, sino en lo atractivo que la están haciendo sus empresas cotizantes y otras que desean ingresar.

Cuando ayer les hablaba acerca del descubrimiento de indicios de petróleo y gas en las costas brasileñas por parte de Repsol (IBEX:REP; NYSE: REP)), que poseía un 40% de participación en la exploración del pozo Vampira situado en la cuenca de Santos, no les mencioné que Petrobrás (BVSP:PETR3;NYSE:PBR)) tiene un 35% de participación en el mismo, por lo que el descubrimiento también beneficia a esta empresa brasileña.

En el último tiempo, vengo nombrando asiduamente a Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD). Es que Santander se ha esforzado por ser noticia. Esta vez, el consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha anunciado a los analistas que la entidad prevé colocar un 15% de su filial brasileña en Bolsa mediante una ampliación de capital. Según Sáenz: “Está previsto colocar un 15%. Serán acciones nuevas”. Ello incrementará la operatoria en la bolsa brasileña y le agregará un nuevo condimento.

Estas y otras compañías (tales como aquellas del sector bancario que tantas veces he mencionado), se encargarán de atraer los ojos de los inversores hacia el mercado de valores brasileños, y es por ello que hago un voto de confianza para que el mismo siga creciendo en lo que queda del año.

Horacio Pozzo

RECOMENDACIÓN de INVERSIÓN

Brasil confiado espera crecer al 4% en los próximos doce meses. Su mercado bursátil ha adelantado los tiempos de la economía y crece un 63% en dólares, en claro reflejo de estas expectativas. Se esperan más subas accionarias y buenas noticias para que el Bovespa siga subiendo, adelantémonos al resto de los inversores e invirtamos aquí

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

España cae y sus empresas ganan

España cae y sus empresas ganan

España cae y sus empresas ganan España no quiere más inmigrantes que ingresen al país a buscar trabajo. Ya bastantes problemas tienen con sus propios ciudadanos que en un número cada vez mayor pasa a formar parte del ejército de desempleados. Al mes de junio, cerca de cuatro millones de españoles (casi el 18% de la Población Económicamente Activa), se encuentran sin trabajo.

Y de la economía española, mejor ni hablar. El déficit fiscal sigue en alza. En el primer semestre del año alcanzó al 3,64% del PBI y ya se anticipa que alcanzaría el 5,8% a finales de año y que rozaría el 8% en 2010.

Verdaderamente, el gobierno español tiene demasiados problemas con sus propias cuentas como para ocuparse de lo que le ocurre a la economía. En realidad ambos elementos se tocan, dado que el aumento en el déficit fiscal se explica, además del alza en el gasto público para estimular la economía (con un pobre resultado hasta el momento), también por la caída en los ingresos fiscales ante el menor nivel de actividad económica.

A la hora de pensar en las perspectivas de recuperación de la economía española, dos de los mercados más relevantes como son el inmobiliario y el automotriz, no dan lugar al entusiasmo

El mercado inmobiliario en España no despega. El mismo es de gran importancia en el país por sus efectos sobre otros sectores y su capacidad de generación de empleo. Tal es la situación que, según publica El Mundo, Caja España ha salido a vender 1.500 casas con descuentos de entre el 10% y el 50%, ofreciendo préstamos a una tasa igual al Euribor + 0,35% sobre el 80% del valor de tasación sin comisiones. Realmente una oferta digna de ser aprovechada, claro, por los pocos que se encuentran en condiciones de hacerlo.

El panorama en el mercado automotriz no dista demasiado al observado en el mercado inmobiliario. El informe sectorial elaborado por Standard & Poor’s y dado a conocer por Europa Press revela que el mercado automovilístico español caerá este año por debajo de las 900.000 unidades y no se recuperará en 2010, en línea con la debilidad de la demanda que caracterizará las ventas de automóviles en Europa el próximo año. Las matriculaciones habían caído en 2008 en un 28,1% hasta alcanzar las 1,6 millones. La caída esperada para el 2009 es del 26,4% en donde se esperan 855.000 matriculaciones y 853.000 en 2010.

A pesar de las malas perspectivas, el gobierno español sigue dándole marcha al ambicioso plan de estímulo sectorial que apunta a lograr un posicionamiento estratégico del país en los nuevos segmentos de vehículos híbridos. La apuesta que hace España al sector automotriz es importante dado que la considera como una industria estratégica por los desarrollos tecnológicos que la misma genera y que pueden ser aprovechados por el resto de las industrias, además de tener un efecto importante sobre la actividad de otros sectores vinculados.

Sin dudas, a esta altura de la crisis queda cada vez más en claro que la situación de la economía española requiere de reformas profundas para reducir su nivel de fragilidad, no tanto en el corto plazo sino más bien en perspectivas de mediano y largo plazo. Para el ex director ejecutivo del FMI y economista de IESE (de la Universidad de Navarra), Juan José Toribio, el país tiene la necesidad, entre otras cosas, de una reforma laboral para reanimar la economía. Mientras dicha reforma no tenga lugar, el mercado laboral español será muy vulnerable a efectos externos negativos y con ello la economía sufrirá de mayor volatilidad que el resto de sus vecinos europeos.

Dada la debilidad de la economía, un sondeo elaborado por Reuters entre 13 analistas ya anticipa que la tasa de inflación minorista en julio seguirá cayendo hasta una tasa interanual del -1,3% luego del -1,0% del mes de junio.

Afortunadamente para la economía española, la expectativa es que el mes de julio marque el piso en relación a la evolución de la inflación. Así lo manifestaba José García Zárate, economista de 4Cast: “Después de julio, no vamos a ver precios positivos de inmediato, pero habrá una inversión de la tendencia desinflacionaria. Si todo sale como se espera, veremos precios positivos en noviembre”. La continuidad del contexto deflacionario podría tener consecuencias dolorosas para la economía española.

A pesar de que la economía de España sigue cuesta abajo, algunas empresas españolas encuentran consuelo en sus negocios globales. Mientras Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD), sigue con su política de expansión que comentáramos días atrás “El Santander a la conquista del mundo“, el BBVA (IBEX35:BBVA; NYSE:BBV) sorprendió este martes al mercado al presentar unas cuentas semestrales mucho más atractivas de lo que habían previsto todos los analistas, logrando un beneficio de 2.799 millones de euros, un 10% menos de en el mismo período de 2008, pero más de lo esperado por el mercado, gracias a la performance observada en sus operaciones globales, en especial, en Latinoamérica. Lo destacado fue que la entidad observó una significativa mejora de su performance durante el segundo trimestre en donde el beneficio fue de 1.561 millones de euros, un 5% más que en 2008 y un 26,1% por encima de lo registrado entre enero y marzo de este año, lo que puede anticipar las perspectivas de la entidad en los próximos meses.

Entre las empresas españolas que están siendo noticia internacionalmente, en el día de ayer Repsol YPF (IBEX:REP; NYSE: REP) dio la nota al anunciar el hallazgo de indicios de petróleo en el bloque BM-S-789, en el que tiene una participación del 40%. Este pozo está situado a poco menos de 200 kilómetros de la costa del estado de Sao Paulo, en aguas con una profundidad de 140 metros. En un análisis preliminar de dos muestras recogidas a una profundidad de entre 4.835 y 4.840 metros confirman la presencia de petróleo muy liviano y gas. Todavía es muy prematuro para aventurar la magnitud del descubrimiento, pero existe lugar para el optimismo dados los últimos descubrimientos realizados en Brasil a lo largo del 2008 sobre sus costas.

Ya habíamos anunciado el año pasado allá por el mes de setiembre dicha campaña de perforación de Repsol (Repsol YPF (IBEX:REP; NYSE: REP) inicia perforaciones en la Cuenca de Santos en Brasil) que comenzó en el pozo Panoramix y continuará este año y en 2010 con tres pozos más, en donde la compañía espera seguir incrementando sus reservas de petróleo.

Así, mientras las compañías españolas esperan que la situación en España mejore, siguen haciendo negocios y creciendo en el mundo, y los inversores las están teniendo muy en consideración a la hora de conformar sus carteras.

Horacio Pozzo

¿Ya se suscribió a nuestra newsletter de acciones Valor Global? Nuestros suscriptores ya llevan un 15% de suba en menos de un mes con nuestras acciones recomendadas. Ya sale la edición de agosto con una compañía a la que está crisis le viene como anillo al dedo, más otra con un descubrimiento revolucionario en el mercado. Las vacantes se agotan, reserve su edición de agosto en info@latinforme.com ó a través de nuestra promoción. Tambien puede acceder a ella desde un formulario de compra seguro ingresando aquí.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Terminó el boom inmobiliario argentino, ¿por qué no bajan los precios?

Terminó el boom inmobiliario argentino, ¿por qué no bajan los precios?

Terminó el boom inmobiliario argentino, ¿por qué no bajan los precios?
4 Mayo 2009
En enero de 2006 decidí buscar una vivienda para adquirir. No contaba con mucho dinero ahorrado, y ni siquiera tenía aún la aprobación de un crédito bancario para tal aventura. Créanme que la búsqueda se transformó realmente en una aventura, ya que mientras me encontraba en proceso de búsqueda (una búsqueda que duró más de seis meses viendo más de cien casas), los precios de las mismas aumentaban sin pausa.

Por suerte, en julio de ese año pude dar con la casa adecuada y luego de poco más de tres meses, en el mes de noviembre había finalizado con la aprobación del crédito bancario y cerrado la compra. Estaba convencido de que los precios de las viviendas seguirían con su fuerte tendencia ascendente no solamente por el contexto inflacionario que vivía Argentina, sino por la fuerte demanda que observaba el sector, y no me equivoqué. Hoy la vivienda que adquirí se encuentra en un valor de casi 2,5 veces el que pagué.

Pocas cosas buenas son GRATIS, regístrese en el Foro de discusión de Latinforme.com y opine de los temas que le interesan.

Luego de la crisis que decretara el final del modelo de convertibilidad en Argentina, el sector inmobiliario argentino experimentó un boom que claramente finalizó hace algunos meses atrás. Este sector fue uno de los primeros que se recuperó luego de la crisis del 2002 y su lógica, entre otros motivos, estuvo determinada por las consecuencias de lo que se conoció como el “corralón financiero” que limitaba los retiros de depósitos del sistema financiero local. Hoy en el mercado inmobiliario argentino, la realidad parece ser totalmente diferente, en parte por los efectos de la crisis externa (si bien en Argentina el tema de la crisis subprime no estuvo presente, sí los efectos sobre la economía real del deterioro global se están haciendo sentir), pero también, por la incertidumbre interna que vive la economía y que está provocando que los argentinos prefieran refugiarse en el dólar antes que los ladrillos.

Según “Diario Hoy” dos de las causas principales que han provocado el derrumbe inmobiliario es el temor que provoca la crisis económica, y los discursos políticos apocalípticos -como el de Néstor Kirchner, ex presidente argentino que sigue operando políticamente. El gobierno ha hecho su parte en agregarle incertidumbre al contexto económico, al afirmar que si sale derrotado en las elecciones legislativas, lo que viene para el país no es otra cosa que el caos.

Los números del mercado inmobiliario en la mayor parte de los principales centros urbanos del país hablan por sí solos. Según un informe del Colegio de Escribanos bonaerense, durante el primer trimestre del presente año el movimiento de compra-venta de inmuebles en la provincia de Buenos Aires cayó un 49%.

En la Capital Federal, las ventas de inmuebles se desplomaron un 53,5% (aunque según afirman los especialistas del sector, en marzo se comenzó a observar una cierta recuperación), alcanzando su menor nivel desde el mes de febrero de 2002. En la ciudad de Mar del Plata, la caída en las ventas fue del 41,7% al final del primer trimestre del año.

Lo que puede resultar extraño en la situación del mercado inmobiliario, es que mientras la demanda se retrae, los precios no muestran un comportamiento hacia la baja. Esta situación tiene una explicación y se vincula al contexto: con la gran incertidumbre que se vive en la economía local, vender un inmueble sin tener un destino claro para el dinero derivado de dicha operación, aparece como una apuesta altamente riesgosa que sólo están dispuestos a aceptar aquellos que se encuentran en una situación de necesidad.

Un claro reflejo de lo que ocurre en el sector inmobiliario lo ofrece el sector de la construcción que, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en el mes de marzo volvieron a contraerse un 2,4% en su indicador desestacionalizado, manteniendo las expectativas hacia la baja para los próximos meses. Lamentablemente, siempre que uno hace referencia al Indec, en el último tiempo debe hablar de dudas en la calidad de la información. Y este no es el caso ya que desde el sector privado se sostiene que la contracción del sector es mayor y alcanza al 17,8% en términos interanuales (según el índice Construya, elaborado por 12 compañías líderes del sector).

Los empresarios inmobiliarios, aún están esperando ver al menos un solo dólar proveniente del plan de blanqueo de capitales lanzado por el gobierno argentino. Ello lo afirma el propio titular de la Cámara Argentina Inmobiliaria, Néstor Walenten quien aseguró que desde que entró en vigencia la normativa de blanqueo de capitales, las operaciones realizadas con fondos provenientes desde el extranjero fueron “casi nulas”.

Realmente suena hasta risueño pensar que un plan así pudiera lograr algún tipo de resultados ya que: ¿A quién se le ocurriría traer los capitales a la argentina en este contexto tan volátil e incierto provocado principalmente por la ceguera en la conducción de la política económica? La realidad muestra que los dólares siguen saliendo del país sin intenciones de regresar (al menos por un largo período).

Los problemas en el mercado inmobiliario local responden a varios factores, uno de los cuales es la falta de financiamiento. La falta de crédito hipotecario ha sido un problema constante en el mercado inmobiliario y se agravó en este momento de crisis. Creo que soy uno de los pocos afortunados en haber accedido al financiamiento bancario. Los bancos no desean otorgar préstamos hipotecarios, pero tampoco pretenden demandarlos las familias. La falta de crédito hipotecario será un problema que se notará con mayor nitidez cuando surjan signos de recuperación en el sector.

La debilidad de la demanda del sector, se profundiza por la decisión de aquellos que cuentan con unos ahorros de mirar hacia el dólar. Es que la altísima probabilidad de que la moneda norteamericana continúe con su tendencia alcista hace que muchos ahorristas se vuelquen hacia dicha moneda ya que en episodios anteriores fue un muy buen refugio para los ahorros de los argentinos.

El mercado inmobiliario en Argentina está atravesando un período de depresión, el cual se mantendrá sin dudas al menos hasta que transcurran las elecciones legislativas y se vaya despejando el contexto local (ello a pesar de que se mencionen signos de recuperación en el último mes). Pero ello no asegurará que se podrá divisar una recuperación a posteriori, sino que habrá que aguardar también a cómo evolucione la crisis de la economía global.

¿Puede hacer algo el gobierno para ayudar a recuperar al sector? Claramente sí, y eso que puede hacer es buscar brindar estabilidad y predecibilidad al contexto económico local. Existe aún una importante demanda potencial en el sector que está a la espera de saber qué puede llegar a ocurrir con la economía argentina y principalmente con sus propias finanzas.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

AgenciaBlog