Posts etiquetados como ‘inversiones’

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010 “Lo llamé a Rodrigo Rato al FMI y le dije que no quería su dinero”, dijo Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil, al recordar cuando tomó la decisión de cancelar la deuda con el organismo de crédito internacional.

El pasado domingo Lionel Barber y Jonathan Wheatley reprodujeron en un artículo escrito para Financial Times, una entrevista que les concediera el presidente de Brasil, Lula da Silva que no tiene desperdicio.

En una entrevista jugada por parte del presidente brasileño, Lula se aventuró a anticipar que su economía superará en 2010 el 5% de crecimiento, cuando el mundo apenas está saliendo de la recesión.

“Pronto tendremos US$ 300.000 millones (en reservas internacionales)”, afirmaba confiado Lula. Mientras las economías desarrolladas continúan endeudándose y llevando la deuda pública a niveles insostenibles, Brasil ha pasado a ser acreedor neto.

Sin dudas, la economía de Brasil se puede catalogar como una “economía del milagro”. Claro, este tipo de calificativos son válidos cuando no se pueden identificar elementos concretos que justifiquen tamaña evolución de la economía en tan poco tiempo, pero en el caso de Brasil, los fundamentos son claros. El tener una política de Estado y priorizar una política económica predecible y sana, que no se desvía ante objetivos de corto plazo, son elementos en los que se apoya el “milagro brasileño”.

El “milagro brasileño” apoyado en políticas sanas ha permitido el control de la inflación, un fantasma que ha aterrorizado a Latinoamérica por décadas y que parece estar desterrado del suelo brasileño gracias a la consistencia de su política económica.

—–CURSO DE ECONOMÍA PARA ENTENDER A LOS MERCADOS—–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender cómo la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el Curso de economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias.

——————————————————-

Cuando una economía latinoamericana ha logrado crecer durante un período a una tasa razonable, lo normal era que dicho crecimiento no aportara demasiado a resolver el problema de la desigualdad social.

En este caso del Brasil de Lula, el crecimiento viene acompañado de una mejora en la situación socioeconómica de la población. Con esto no quiero decir que la situación socioeconómica del pueblo brasileño sea buena, pero sí que ha experimentado una mejora sensible que muestra fundamentos para sostenerse y profundizarse en los próximos años.

Los sectores más postergados de Brasil le están devolviendo el favor a Lula, de esta mejora en su situación económica, a través del aumento que están generando en el consumo doméstico, lo cual ha sido de gran valor para acelerar la salida de la economía de su situación de crisis y para potenciar el crecimiento de los próximos años.

A pesar de los numerosos logros de la economía brasileña, no todo es felicidad. Los temores de una reversión en el contexto de aborte el proceso de desarrollo iniciado, están latentes. Varios analistas apuntan a los precios de los commodities como uno de los factores claves en el buen momento de Brasil, y por este motivo temen que una reversión en las cotizaciones de los mismos pueda poner en aprietos a la gran economía latinoamericana. Conjuntamente con este temor se encuentra el de una posible reversión del flujo de capitales en caso de una recaída de la economía mundial (ya se apuesta a que posiblemente, los EEUU observen una recuperación con forma de W por efecto de los ajustes fiscales que se esperan), que pudiera dañar el precio de los activos brasileños y limitar el financiamiento de la inversión.

Desde mi punto de vista, la economía de Brasil ha evolucionado y reducido sus vulnerabilidades, por lo que gradualmente está reduciendo su dependencia de factores determinados como los commodities. Probablemente, si recibe un shock negativo externo, la fortaleza que está ganando la demanda doméstica ayudará a absorberlo.

“Estuve trabajando obsesivamente bajo la convicción que no podía cometer ningún error”, afirmaba durante la entrevista, Lula da Silva haciendo referencia a los temores que surgieron en 2002 apenas fue elegido presidente. Con paciencia y políticas claras, Lula fue desterrando los temores de un brusco giro hacia la izquierda en materia de política económica, que hubiese provocado una gran inestabilidad en Brasil.

La política económica de Lula, que ha priorizado las reglas claras y la estabilidad de mediano y largo plazo, está resultando en una mejora en el bienestar de la población que promete perdurar en el tiempo y que difícilmente se hubiese podido lograr con una política populista redistributiva, que hubiera cambiado las reglas de juego.

“Dudo que en la historia brasileña, el sector privado haya tenido tanto respeto desde el Estado que el que tiene actualmente” afirmaba el mandatario. Lula demuestra que las grandes corporaciones no son enemigas del bienestar de los países sino que por el contrario, con buenas instituciones, pueden impulsar su crecimiento en beneficio de todos.

Claro que desde el Estado, es necesaria la implementación de políticas sociales que apunten a mejorar el acceso a la educación y a la salud, dos valores básicos para lograr la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos.

Es la misma mejora en la situación social lo que aumenta el atractivo inversor de Brasil, generándose un positivo círculo virtuoso que se va reforzando. La mejora en el nivel de vida de la población además ayudará a reducir los niveles de violencia de las ciudades, lo cual se transforma en otro elemento que favorece el ambiente de negocios y que incentiva a que los inversores coloquen sus capitales en el país.

Brasil es cada vez más atractivo para los inversores internacionales. Sus empresas no paran de crecer y varias están emergiendo como nuevos gigantes mundiales. Paola Pecora a través de Valor Global, ha recomendado algunas compañías brasileñas que sorprenderán al mercado con su crecimiento y que están reportando retornos del 66% y 40% a quienes siguieron sus recomendaciones de compra.

Horacio Pozzo

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El crecimiento económico peligra en México

El crecimiento económico peligra en México

El crecimiento económico peligra en México
5 Noviembre 2009 Para los que pensaron que los principales problemas para la economía mexicana se reducían a la caída en las ventas externas hacia los EEUU, creo que se han quedado cortos. Los problemas fiscales que se vieron agravados por la crisis amenazan la calificación crediticia del país, un riesgo que puede traerle varias consecuencias negativas.
Hace unos días, en México se aprobó la reforma impositiva que busca recomponer la situación fiscal. Luego de arduas discusiones, se aprobó la Ley de Ingresos 2010 que contempla alzas impositivas, pero que dejó insatisfechos a todos los actores políticos, por lo que ha quedado abierta la posibilidad de avanzar en una reforma fiscal profunda.

Entre los principales cambios fiscales introducidos con la Ley de Ingresos se pueden mencionar los incrementos en las tasas del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que pasó del 28% al 30% y el aumento en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que pasó del 15% al 16%. Estas dos modificaciones en los impuestos son las que mayor impacto tendrán sobre la población.

La reforma impositiva no soluciona los problemas fiscales de fondo, sino que por el contrario amenaza con agravarlos. La dirigente del PRI, Beatriz Paredes decía al respecto: “Hay un nivel de evasión muy grande, y el número de personas inserto en la dinámica fiscal es muy reducido, con grandes segmentos en la economía informal”.

Para colmo, la reforma aprobada no ha logrado reducir la dependencia del fisco de los ingresos petroleros, que según se estima, representarán el 34,5% del total de ingresos públicos para el 2010. ¿Qué puede ocurrir si la cotización del barril de petróleo vuelve a tener una recaída o Pemex acusa problemas en su producción?

Dada la debilidad del gobierno en materia de control impositivo, lo más probable es que la reforma termine generando un aumento de la economía informal en México y de este modo, agravando el problema de la regresividad en la estructura de impuestos. Así la brecha entre los que más pagan y los que menos lo hacen (en función de sus capacidades), se verá ampliada.

El Economista reproducía ayer las declaraciones del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Armando Paredes Arroyo para quien realizar reformas fiscales “posibles” y no las que se necesitan es “condenar al país a un crecimiento pobre y sin empleos para las próximas generaciones”.

Creo que queda en claro como también lo afirma Paredes Arroyo, que el impacto de la reforma fiscal sobre la competitividad de la economía mexicana afectará su crecimiento de largo plazo y generará incentivos erróneos limitando la capacidad innovativa de la economía.

Claro está que para muchos mexicanos al igual que para Paredes Arroyo, el problema de México sobrepasa la cuestión fiscal e incluye cuestiones como la problemática de la educación y la informalidad laboral, pero estos son temas que merecen dedicarles un artículo exclusivo, por lo que sólo menciono de ellos el impacto negativo en la competitividad de la economía mexicana.

La situación fiscal pone en riesgo la calificación crediticia de México que actualmente es considerada grado de inversión. Según CNN Expansión: “Expertos ven más probabilidades de que las agencias reduzcan un grado la nota crediticia soberana”. Vale recordar que tanto Fitch Ratings como Standard and Poor´s mantienen a la deuda soberana de México en perspectiva negativa.

Según afirman desde el Santander (NYSE:STD): “Mantenemos nuestra expectativa de que las calificadoras de riesgo podrían bajar la calificación de la deuda soberana de BBB+ a BBB estable”.

El periódico Milenio comentaba que RBC Capital Markets había reconocido en un análisis que una baja en la nota soberana por parte de Fitch Ratings es muy probable, mientras que una disminución por parte de Standard & Poor’s es de 50/50.

En caso que se produjera el lamentable desenlace de una reducción en la calificación de la deuda soberana de México, las consecuencias para la economía pueden ser tan dañinas como inoportunas.

Una reducción en la calificación crediticia es probable que provoque una salida de capitales hacia fuera de la economía, con un potencial impacto en el tipo de cambio, presionando a la depreciación al peso mexicano. Ayer El Economista daba cuenta del impacto recibido por el peso mexicano por el riesgo de baja en la calificación que lo hizo descender un 0,51% en relación al dólar.

La salida de capitales reducirá el nivel de inversión de la economía agravando con ello el problema del crecimiento de la economía, con potencial impacto en el mercado laboral, que ya ha sufrido en gran medida las consecuencias de la crisis financiera internacional.

Lógicamente, una menor calificación aumentará el costo de fondeo del gobierno, aunque también implicará un mayor costo para las empresas privadas. Por lo menos así lo afirma el analista de Ixe, Luis Flores: “Todas las entidades gubernamentales y empresas públicas y privadas que quieran emitir deuda lo primero que tendrían que pagar es una prima de riesgo más elevada, lo que encarecería el otorgamiento de crédito”.

Da la sensación que México no eligió el camino adecuado para resolver sus problemas fiscales. Los atajos muchas veces terminan siendo costosos. La única alternativa viable es lograr un consenso entre los diferentes sectores para elaborar una reforma fiscal integral que limite la fragilidad de los ingresos públicos, conjuntamente con una reforma en las estructuras recaudatorias. De este modo, se logrará una estructura impositiva menos regresiva que además de ser más justa, mejora la competitividad de una economía dependiente del sector externo.

La posible baja en la calificación crediticia de México además de producir graves costos para la economía, produce oportunidades para los inversores. Sólo es necesario conocer cómo repercute la rebaja en la calificación en los diferentes activos para sacar provecho de ello. Desde Latinforme, se ha lanzado el Curso de Economía Básica para Inversores, el cual brinda las orientaciones elementales para comprender cómo funciona la economía y cómo detectar de ella, las oportunidades de inversión.

Horacio Pozzo

—————–PARA INVERSORES———–

En Valor Global compramos cuando vemos que la tendencia del precio de una acción comienza a ingresar en una fase alcista y nos subimos a ella recién luego de comprobarlo. Obtenga su suscripción a nuestro reporte de inversiones Valor Global y comience a ganar desde el inicio de la suba de las acciones. Haga click aquí para adquirir nuestro reporte Valor Global.

————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Seguirán subiendo las monedas latinoamericanas?

¿Seguirán subiendo las monedas latinoamericanas?

¿Seguirán subiendo las monedas latinoamericanas? “Cuando el Banco Mundial hace un estudio y prevé que Brasil seguirá creciendo y que puede, en 2016, ser la quinta mayor economía del mundo, nos está colocando un desafío”, Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil.

Las monedas latinoamericanas continúan bajo presión hacia la apreciación frente al mayor flujo de capitales que está llegando a la región producto del deseo de buenos retornos por parte de los inversores. ¿Seguirá así la tendencia? ¿Qué otra moneda latinoamericana se podría unir a este grupo?

No nos debería sorprender lo que sigue ocurriendo en Brasil. A pesar del impuesto al ingreso de capitales, los incentivos de los inversores a seguir mirando hacia la economía brasileña, siguen estando presentes.

Es que la solidez de la economía de Brasil y la muy buena perspectiva de crecimiento que observa y que genera el tipo de elogios que acaba de realizarle el Banco Mundial, hacen que las inversiones tengan un importante retorno esperado con un limitado nivel de riesgo. Y dicho riesgo se limita también en la sensación del mercado debido a las políticas prudentes que desarrolla el gobierno de Lula, como el referido impuesto, para evitar tensiones en la economía.

La región está en la mira de los inversores que reconocen en la prueba superada por estas economías, con la reciente crisis financiera internacional, una clara señal de madurez de los gobiernos y economías latinoamericanas que aumentan la probabilidad de observar una verdadera evolución de la región hacia el desarrollo económico.

El atractivo que está manteniendo la región para los inversores se manifiesta en la continua presión que están padeciendo la mayoría de las monedas latinoamericanas hacia la apreciación. Así por ejemplo, el real brasileño es hasta el momento la moneda que más se apreció en el año en una magnitud del 35% (que pasó de R$ 2,31 a principios de año al nivel actual de R$ 1,71 por dólar), seguida por el peso chileno que se apreció en un 20% (que pasó de los $ 638 a los $ 532 en lo que va del año), y el peso colombiano que lo hizo en un 17% (pasando de los $ 2.247 a los $ 1.915 por dólar a lo largo del año). Otras monedas como el peso mexicano y el nuevo sol peruano, también sufrieron la apreciación cambiaria a lo largo del año aunque en una magnitud menor.

Mientras varios banqueros centrales luchan por sostener la competitividad de sus monedas, hasta unas pocas semanas atrás, el Banco Central de Argentina (BCRA), luchaba en sentido contrario buscando impedir que la moneda argentina se depreciara más de la cuenta con el riesgo latente de generar una disparada en el tipo de cambio. De hecho, el peso argentino inició el año intercambiándose en 3,45 unidades por dólar y actualmente lo hace a 3,83 unidades por dólar.

En el último tiempo, las señales provenientes desde la economía argentina que busca reconciliarse con los mercados de deuda y la buena acogida que el cambio de postura del gobierno argentino tuvo en el mundo inversor, promete el retorno de capitales al país y probablemente un problema para el BCRA.

Según Leandro Gabin de El Cronista, en el mes de octubre se ha observado un freno y reversión en la fuga de capitales en Argentina, que por primera vez desde marzo de 2007, experimentará un ingreso neto de capitales que podría ascender a US$ 300 millones.

El cambio en el contexto económico más el poder de fuego que posee el BCRA garantizan a los inversores que no se producirá una reversión brusca hacia la depreciación cambiaria que les pudiera producir una pérdida de capital. Actualmente, el nivel de reservas del BCRA se encuentra en los US$ 46.000 millones, lo que representa una garantía contra las presiones de reversión de la posible depreciación cambiaria mencionada. De hecho, el BCRA ya ha demostrado que no permitirá movimientos bruscos en el mercado cambiario, lo que representa una señal positiva para el mercado.

Con los tipos de interés por encima del 10%, apostar a colocaciones en pesos en Argentina es una tentadora alternativa bajo este contexto esperado de presiones a la apreciación cambiaria. Todo este atractivo que ofrece en este contexto la economía argentina se ve reforzado por las perspectivas de recuperación que observa a partir de este trimestre final del 2009. De este modo, el peso argentino se suma al resto de las monedas latinoamericanas que seguirán bajo presión en los próximos meses.

¿Seguirán bajo presión las monedas de la región? ¿Se puede esperar que las monedas latinoamericanas se sigan apreciando frente al dólar? Más allá de la continuidad esperada en el flujo de capitales hacia la región (que incluso se puede acelerar ante la mejora esperada en el contexto), existe un elemento que les generará mayor presión en los próximos meses y se vincula a la política de gestión de las reservas internacionales de China.

Desde el gobierno de China existe el convencimiento acerca de la necesidad de incrementar la participación de otras divisas dentro de la composición de las reservas internacionales para reducir su exposición al dólar estadounidense. De este modo, tanto el euro como el yen son las dos monedas que tienen todas las chances de comenzar a aumentar su porcentaje en el total de reservas internacionales de China.

Para tener una idea de la magnitud a la que nos estamos refiriendo, vale mencionar que hacia finales del mes de setiembre, China contaba con reservas internacionales por US$ 2,27 billones, con un alto porcentaje de las mismas denominadas en dólares.

Y la moneda estadounidense ya ha sentido el impacto de estos rumores. Ayer Zhou Hai, del Banco Central chino opinaba en el Financial News: “Las tenencias de euro y yen deberían ser incrementadas para reflejar el creciente intercambio comercial con la Unión Europea y Japón”. El dólar sentía el impacto en el día de ayer y se ubicaba en su nivel más bajo de los últimos 14 meses en 1,5061 por euro hacia la madrugada, para luego inmediatamente revertir y subir a su mayor nivel en una semana llegando a los 1,4844 por dólar. Lo que generó caída generalizada en los mercados de commodities e impulsando la baja accionaria ayer en Wall Sreet.

La economía estadounidense tampoco ofrece argumentos sólidos como para pensar en que el dólar pueda recuperar valor en los próximos meses, por lo que su relación con las monedas latinoamericanas seguirá debilitándose.

Distintos elementos del contexto económico internacional resultan clave para poder anticiparnos y predecir hacia dónde se comportarán las divisas latinoamericanas. ¿Cuánto se puede ganar pudiendo anticiparse a los mercados? Posiblemente mucho, pero para ello, resulta necesario poseer al menos mínimos conocimientos de economía. Es por este motivo que Latinforme ha lanzado el Curso de Economía Básica para Inversores, en el que se repasan los elementos principales de la economía con aplicación práctica en la determinación de las decisiones de inversión.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta baja en Wall Street para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas. ¡Pronto salen las de noviembre! Para suscripciones haga clic aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Seguirán subiendo las monedas latinoamericanas?

¿Seguirán subiendo las monedas latinoamericanas?

¿Seguirán subiendo las monedas latinoamericanas? “Cuando el Banco Mundial hace un estudio y prevé que Brasil seguirá creciendo y que puede, en 2016, ser la quinta mayor economía del mundo, nos está colocando un desafío”, Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil.

Las monedas latinoamericanas continúan bajo presión hacia la apreciación frente al mayor flujo de capitales que está llegando a la región producto del deseo de buenos retornos por parte de los inversores. ¿Seguirá así la tendencia? ¿Qué otra moneda latinoamericana se podría unir a este grupo?

No nos debería sorprender lo que sigue ocurriendo en Brasil. A pesar del impuesto al ingreso de capitales, los incentivos de los inversores a seguir mirando hacia la economía brasileña, siguen estando presentes.

Es que la solidez de la economía de Brasil y la muy buena perspectiva de crecimiento que observa y que genera el tipo de elogios que acaba de realizarle el Banco Mundial, hacen que las inversiones tengan un importante retorno esperado con un limitado nivel de riesgo. Y dicho riesgo se limita también en la sensación del mercado debido a las políticas prudentes que desarrolla el gobierno de Lula, como el referido impuesto, para evitar tensiones en la economía.

La región está en la mira de los inversores que reconocen en la prueba superada por estas economías, con la reciente crisis financiera internacional, una clara señal de madurez de los gobiernos y economías latinoamericanas que aumentan la probabilidad de observar una verdadera evolución de la región hacia el desarrollo económico.

El atractivo que está manteniendo la región para los inversores se manifiesta en la continua presión que están padeciendo la mayoría de las monedas latinoamericanas hacia la apreciación. Así por ejemplo, el real brasileño es hasta el momento la moneda que más se apreció en el año en una magnitud del 35% (que pasó de R$ 2,31 a principios de año al nivel actual de R$ 1,71 por dólar), seguida por el peso chileno que se apreció en un 20% (que pasó de los $ 638 a los $ 532 en lo que va del año), y el peso colombiano que lo hizo en un 17% (pasando de los $ 2.247 a los $ 1.915 por dólar a lo largo del año). Otras monedas como el peso mexicano y el nuevo sol peruano, también sufrieron la apreciación cambiaria a lo largo del año aunque en una magnitud menor.

Mientras varios banqueros centrales luchan por sostener la competitividad de sus monedas, hasta unas pocas semanas atrás, el Banco Central de Argentina (BCRA), luchaba en sentido contrario buscando impedir que la moneda argentina se depreciara más de la cuenta con el riesgo latente de generar una disparada en el tipo de cambio. De hecho, el peso argentino inició el año intercambiándose en 3,45 unidades por dólar y actualmente lo hace a 3,83 unidades por dólar.

En el último tiempo, las señales provenientes desde la economía argentina que busca reconciliarse con los mercados de deuda y la buena acogida que el cambio de postura del gobierno argentino tuvo en el mundo inversor, promete el retorno de capitales al país y probablemente un problema para el BCRA.

Según Leandro Gabin de El Cronista, en el mes de octubre se ha observado un freno y reversión en la fuga de capitales en Argentina, que por primera vez desde marzo de 2007, experimentará un ingreso neto de capitales que podría ascender a US$ 300 millones.

El cambio en el contexto económico más el poder de fuego que posee el BCRA garantizan a los inversores que no se producirá una reversión brusca hacia la depreciación cambiaria que les pudiera producir una pérdida de capital. Actualmente, el nivel de reservas del BCRA se encuentra en los US$ 46.000 millones, lo que representa una garantía contra las presiones de reversión de la posible depreciación cambiaria mencionada. De hecho, el BCRA ya ha demostrado que no permitirá movimientos bruscos en el mercado cambiario, lo que representa una señal positiva para el mercado.

Con los tipos de interés por encima del 10%, apostar a colocaciones en pesos en Argentina es una tentadora alternativa bajo este contexto esperado de presiones a la apreciación cambiaria. Todo este atractivo que ofrece en este contexto la economía argentina se ve reforzado por las perspectivas de recuperación que observa a partir de este trimestre final del 2009. De este modo, el peso argentino se suma al resto de las monedas latinoamericanas que seguirán bajo presión en los próximos meses.

¿Seguirán bajo presión las monedas de la región? ¿Se puede esperar que las monedas latinoamericanas se sigan apreciando frente al dólar? Más allá de la continuidad esperada en el flujo de capitales hacia la región (que incluso se puede acelerar ante la mejora esperada en el contexto), existe un elemento que les generará mayor presión en los próximos meses y se vincula a la política de gestión de las reservas internacionales de China.

Desde el gobierno de China existe el convencimiento acerca de la necesidad de incrementar la participación de otras divisas dentro de la composición de las reservas internacionales para reducir su exposición al dólar estadounidense. De este modo, tanto el euro como el yen son las dos monedas que tienen todas las chances de comenzar a aumentar su porcentaje en el total de reservas internacionales de China.

Para tener una idea de la magnitud a la que nos estamos refiriendo, vale mencionar que hacia finales del mes de setiembre, China contaba con reservas internacionales por US$ 2,27 billones, con un alto porcentaje de las mismas denominadas en dólares.

Y la moneda estadounidense ya ha sentido el impacto de estos rumores. Ayer Zhou Hai, del Banco Central chino opinaba en el Financial News: “Las tenencias de euro y yen deberían ser incrementadas para reflejar el creciente intercambio comercial con la Unión Europea y Japón”. El dólar sentía el impacto en el día de ayer y se ubicaba en su nivel más bajo de los últimos 14 meses en 1,5061 por euro hacia la madrugada, para luego inmediatamente revertir y subir a su mayor nivel en una semana llegando a los 1,4844 por dólar. Lo que generó caída generalizada en los mercados de commodities e impulsando la baja accionaria ayer en Wall Sreet.

La economía estadounidense tampoco ofrece argumentos sólidos como para pensar en que el dólar pueda recuperar valor en los próximos meses, por lo que su relación con las monedas latinoamericanas seguirá debilitándose.

Distintos elementos del contexto económico internacional resultan clave para poder anticiparnos y predecir hacia dónde se comportarán las divisas latinoamericanas. ¿Cuánto se puede ganar pudiendo anticiparse a los mercados? Posiblemente mucho, pero para ello, resulta necesario poseer al menos mínimos conocimientos de economía. Es por este motivo que Latinforme ha lanzado el Curso de Economía Básica para Inversores, en el que se repasan los elementos principales de la economía con aplicación práctica en la determinación de las decisiones de inversión.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta baja en Wall Street para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas. ¡Pronto salen las de noviembre! Para suscripciones haga clic aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

  • 1 Comentario
  • Sin votos

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil? “Serán los juegos de toda Sudamérica”, fue la frase de Lula que más resonó en estas últimas horas. Por primera vez en la historia, los Juegos Olímpicos pisarán tierras latinoamericanas. ¡Quién lo hubiera imaginado hace 20 años atrás! Se refería exhultante el site O Globo.

El viernes pasado nos emocionábamos viendo al presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva no pudiendo ocultar la inmensa alegría y satisfacción que le había generado que Río de Janeiro fuera la elegida para los Juegos Olímpicos 2016. Cerca de Lula, Edison Arantes do Nascimento Pelé no podía ocultar sus lágrimas al igual que otros tantos representantes de Brasil que viajaron a Copenhague para la definición de la sede.

Todo Brasil celebró la noticia. En el Bovespa, la celebración fue especial, con un alza del 1,2%, en donde las estrellas fueron aquellas empresas que se beneficiarán directamente por la realización de tamaño evento en Brasil. En realidad la mayoría de los sectores productivos de Brasil sentirá de un modo u otro el impacto positivo de este evento histórico y único.

Brasil tendrá en unos años dos eventos de magnitud mundial: los mencionados juegos olímpicos, y el Mundial de Fútbol en el año 2014. El país estará convulsionado en estos años de preparación, pero también lo estarán los inversores que encontrarán grandes oportunidades alrededor de estos eventos como así también en las oportunidades de negocio que pueden generar a futuro si es que son debidamente aprovechados.

“Creo que con esto Brasil logró obtener la ciudadanía internacional”, decía Lula. Y muy equivocado no está. El mundial de fútbol del 2014 y los juegos olímpicos, le permitirán a Brasil mostrarse al mundo y representará una gran oportunidad para hacer negocios. Probablemente Brasil ya esté comenzando a prepararse para aprovechar la histórica oportunidad que se le presenta, para culminar su proceso de desarrollo económico.

Según unos estudios realizados en el presente año por la Universidad de California en Berkeley y el Banco de la Reserva Federal de San Francisco, ser sede de los Juegos Olímpicos potencia el comercio internacional de un país en años posteriores. En igualdad de condiciones, ser sede de los juegos potencia el comercio hasta un 30%, y Brasil tiene mucho para venderle al mundo.

En Brasil (y ahora puntualmente en Río de Janeiro), se deberán realizar importantes inversiones para responder a la revolución que provocarán estos eventos internacionales. Hoteles, restaurantes, infraestructura aeroportuaria, inversiones en el sector turístico, por nombrar sólo algunos de los sectores que se beneficiarán de manera directa, deberán prepararse para estos históricos eventos.

Y aunque todavía es preliminar determinarlo, la realización de los JJOO implicará inversiones por US$ 16.000 millones, según daba cuenta el Fohla de Sao Paulo. Lo bueno del caso es que la realización de inversiones para el mundial de fútbol permitirá aprovechar parte de dicha infraestructura nueva.

¡Pero hay más para Brasil!

Según un estudio encargado por el Gobierno por parte del grupo sin fines de lucro Fundaçao Instituto de Administraçao, los JJOO de Río inyectarán US$ 24.500 millones en la economía brasileña desde ahora hasta el 2027, tanto por el aumento de la producción y de los ingresos por familia, de la recaudación tributaria y el empleo.

Muchas de las inversiones que se harán por los juegos (y también por el mundial de fútbol), se hubieran hecho de todas formas aunque con otros plazos. Hay que tener presente que la economía brasileña es una economía en pleno crecimiento y para que siga de este modo, la infraestructura se debe adecuar al creciente tamaño de la economía. Es por esto que será mayor para el caso de Brasil el aprovechamiento de las inversiones en relación a lo observado en otras experiencias.

La elección de Río de Janeiro genera ganancias para Brasil incluso dentro del balance esperado de los mismos. Las ganancias potenciales de los JJOO asegurarán un piso de US$ 500 millones, pero es altamente probable que superen los US$ 3.200 millones obtenidos en los juegos de Pequín del 2008.

La elección de Brasil no es una casualidad y está estrechamente vinculada a la seriedad en las políticas aplicadas por el gobierno brasileño que aseguran predecibilidad y garantizan para las autoridades del Comité Olímpico Internacional y para la FIFA, que no existirán imponderables comunes en economías en desarrollo. Brasil ha demostrado una vez más que está emergiendo con fuerza como una nueva potencia mundial. El tren del desarrollo ha iniciado su marcha y no piensa detenerse. Brasil no solamente ha logrado ser elegida sede para los JJOO del 2016 y para el mundial del 2014, ha logrado mucho más que eso en el último tiempo. El desarrollo de los recursos energéticos y de alimentos (tanto en lo referente a los commodities agrícolas como al sector ganadero), ha sido extraordinario.

Además para Lula, este logro implicará tener casi asegurada la continuidad de su partido en el gobierno luego de las elecciones presidenciales de 2010. ¿Quién no votaría por un partido que está llevando a Brasil al desarrollo económico y encima logra transformarlo en sede de dos de los eventos más importantes del deporte mundial? La popularidad de Lula que alcanza al 82% (cuando lo normal para un gobierno luego de tanto tiempo en el poder es que experimente una merma significativa en la popularidad por el lógico desgaste), habla por sí sola.

Cerca de Brasil, Argentina sigue dudando hacia dónde avanzar. Mientras tanto, sigue perdiendo mercados a nivel internacional, los cuales están siendo captados por la economía brasileña. En una foto, Lula palmea la espalda de Cristina como diciéndole: “Seguí así que nos está yendo muy bien”.

Bolivia por su parte, lamenta la muy buena política energética de Brasil y celebra la muy mala que lleva adelante la Argentina. Es que Brasil ha reducido sus compras de gas boliviano al mejorar la producción energética de sus usinas hidroeléctricas, mientras que Argentina necesita cada vez más del recurso que provee el Estado de Evo Morales aunque hace ya dos meses que no está abonando ni un solo dólar por los 6 millones de metros cúbicos de fluido que recibe diariamente.

Muchos se han fijado en este nuevo Brasil como un mundo lleno de oportunidades para invertir. Paola también lo ha hecho y ha seleccionado algunas de las compañías con mayor potencial de crecimiento para que los suscriptores de Valor Global puedan también subirse a la euforia del país del carnaval.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

  • 1 Comentario
  • 2 votos

Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina

Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina

Kraft (NYSE:KFT), y  lo difícil que es hacer negocios en Argentina “Una batalla laboral en la fábrica de Kraft Food Inc (NYSE:KFT) está causando interrupción de las calles y está aumentando la inquietud sobre más conflictos sindicales en un momento de angustia económica” The Wall Street Journal, sobre el conflicto que afecta a la fábrica estadounidense en Argentina.

En estos momentos me encuentro en Buenos Aires, una ciudad sitiada por los piquetes. Tomar un taxi en esta ciudad es todo un riesgo para el bolsillo ya que para llegar a la dirección que uno pretende, el taxista debe sortear varios piquetes y desviarse varias veces del camino más directo. Entonces, lo que debería ser un viaje de diez minutos puede extenderse por una hora en las que al menos uno puede entretenerse escuchando las historias de vida de conductor, o puede utilizar dicho tiempo para reflexionar acerca de lo difícil que es la vida (y los negocios) en Buenos Aires, capital mundial del tango y de los piquetes.

Si Argentina quería publicidad para atraer inversiones al país, la nota escrita por Taos Turner y Matta Moffett para el diario financiero The Wall Street Journal, ciertamente no le ha hecho un gran favor. ¿Por qué es tan difícil resolver un simple conflicto laboral en una fábrica en Argentina? La situación ha generado la intervención de la embajada de los EEUU en Buenos Aires.

Parece difícil de creer pero este conflicto de los trabajadores de Kraft con la compañía se inició en el mes de julio por las solicitudes de los trabajadores de mayores medidas para prevenir posibles contagios por la gripe porcina. Entiendo que muy probablemente la compañía tenga una gran responsabilidad en este conflicto, pero me gustaría ver más allá del mismo para descubrir un fenómeno que se está generalizando en Argentina y es consecuencia de la política que ha seguido el gobierno en los últimos años.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en un intento por mejorar la imagen del gobierno decía: “la Presidente me llamó para ver cómo iban las cosas” y agregó “(siempre lo llama) por situaciones como esta”. Pero la realidad muestra a un Estado ausente y permisible que genera en los empresarios un real temor de contagio de lo que ocurre con Kraft, temor que fue reconocido por Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La conflictividad en las empresas ha crecido en el último tiempo de manera preocupante bajo la errónea creencia de ser el medio para defender los derechos de los trabajadores. Un Méndez preocupado decía: “Algunas plantas tienen problemas muy graves, hay medidas (de los sindicalistas) que bloquean las calles, por ejemplo en establecimientos avícolas de Entre Ríos”. La conflictividad laboral es una consecuencia clara de la verdadera situación de la economía argentina que el gobierno todavía se niega a reconocer, sumido en la inacción.

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———–

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías de Wall Street que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras recomendadas que llevan más de un 60% de suba. Pueden escribir a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

Pero la inacción del gobierno también es producto de los conflictos que su ideología le está imponiendo. Federico Thomsen, economista político, decía sobre la situación: “El gobierno de la señora Kirchner se encuentra por estos días en un dilema. El estilo de la mandataria, que se muestra como progresivo y que ha sido anteriormente criticado por no actuar, se ve ahora con la presión de decidir”. Es como si Cristina Kirchner se hubiera disfrazado del ex dubitativo presidente argentino De la Rúa. ¿O volvió De la Rúa al poder vestido de mujer?.

La conflictividad laboral es un problema adicional que deben enfrentar las empresas que operan en la Argentina. Para el inversor extranjero es sin dudas una muy mala carta de presentación que se agrega a la ya conocida falta de transparencia estadística, a la inseguridad jurídica y a los malos antecedentes que el país tiene como deudor internacional.

Aunque en Argentina no es posible saber qué ocurre realmente (y será mucho más difícil saberlo cuando se logre la aprobación de la “Ley de Medios de Comunicación” que le permitirá al gobierno el control de los mismos), al gobierno argentino se le hace muy difícil mantener el lema “Por aquí, todo está bien”.

Sin dudas, Argentina tiene problemas, pero dichos problemas van más allá de su situación económica coyuntural. Son problemas de fondo que no encuentran un camino de solución. La miopía en la política gubernamental ha derivado en graves situaciones para el ambiente de negocios en Argentina. No por casualidad Argentina fue uno de los países que mayor fuga de capitales sufrió desde 2007, capitales que para el economista Bernardi Kosacoff: “Se fueron por las expectativas negativas porque no había planes para resolver los problemas de infraestructura, de energía, con subsidios que se comen el superávit fiscal. Y esto determinó que no haya inversiones y que se optara por más importaciones”.

Verdaderamente se hace difícil poder invertir en este contexto en la Argentina por más buena voluntad que tengan los empresarios. Es que la posibilidad de hacer negocios en el país se ve afectada por la inestabilidad y la incertidumbre reinante.

El contexto no permite pensar en el largo plazo y además produce pérdidas concretas de negocios. Me pongo en el lugar del empresario que busca abrirse a nuevos mercados y sale a la búsqueda de clientes en el exterior, los cuales a pesar de lo atractivo de la oferta recibida en términos de precio y calidad del producto, no lo aceptan ante las grandes dudas que rodean a la posibilidad que tiene el empresario argentino de dar cumplimiento a sus compromisos ante la incertidumbre del contexto local.

La política errónea provoca no solamente una caída en el volumen de inversión y en la Inversión Extranjera Directa (IED), sino también afecta a la calidad de la poca inversión que se realiza. Después de todo, por más arriesgado que sea el empresario ¿Qué lógica puede llevarlo a apostar en un proyecto de inversión de 5 años o a apostar en sectores con un alto potencial de rentabilidad pero que afectan la sensibilidad del gobierno?

La decepción y el alto riesgo que corren los empresarios se reflejan claramente en los datos. El dato que brinda la consultora Acebeb es más que revelador: Las inversiones anunciadas en el mes de agosto en Argentina cayeron un 88,8% interanual y un 30% en términos mensuales, alcanzando solamente US$ 485 millones.

En Argentina estamos asistiendo a un efecto dominó que termina por golpear la solidez de la economía. ¿Es más sólida la economía boliviana que la Argentina? Ayer les comentaba en una noticia la decisión de Moody´s de mejorar la calificación crediticia de la deuda soberana de Bolivia la cual ya ostenta ahora una mejor calificación que la deuda pública argentina.

Esta decisión es toda una señal para Argentina.

Para donde quiera mirar el gobierno, encontrará que la situación en la economía argentina no es buena, el tema es que quiera mirar hacia algún lado.

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso elemental de economía el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Más en info@latinforme.com.

——————————————————————–

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Brasil impulsa inversiones ferroviarias

Brasil impulsa inversiones ferroviarias

Brasil impulsa inversiones ferroviarias Uno de los símbolos del desarrollo económico de fines de siglo XIX era el tendido de la red ferroviaria. Argentina supo tener una infraestructura férrea que unía a todo el país llegando hasta los pueblos más escondidos. Por donde pasaban las vías, los pueblos cobraban vida. Del mismo modo, muchos pueblos han muerto cuando las locomotoras dejaron de frecuentarlos. Esto que ha ocurrido en Argentina, también lo ha padecido Brasil y varias regiones dan cuenta sobre las consecuencias económicas de medidas equivocadas.

La realidad de Brasil hoy gira en torno al Plan de Aceleración del Crecimiento de Lula que ha puesto su mira en sectores considerados estratégicos para ubicar a la economía de Brasil entre las líderes a nivel mundial. En esta lógica es que el gobierno ha invertido en el sector petrolero con gran suceso, así como también ha incentivado la producción de commodities agrícolas y el desarrollo de los biocombustibles. Y ahora es el turno de los ferrocarriles.

En la actualidad los ferrocarriles están siendo revalorados y reconocidos como un componente importante para impulsar el desarrollo de las regiones. Para los próximos cinco años, el plan de inversiones en el sector ferroviario brasileño sin dudas es bastante ambicioso. Con un monto estimado de US$ 39.100 millones, dicho presupuesto supera al del quinquenio 2004-2008 en un 270%, y los fondos provendrán tanto de las arcas públicas estatales y federales, como del sector privado.

La inversión brasileña sigue la apuesta mundial de reestructurar el sector ferroviario que en Brasil supo alcanzar una extensión en la década 1950 los 37.000 kilómetros de longitud y actualmente alcanzan los 29.000 kilómetros. En el camino, políticas equivocadas no solamente dañaron la infraestructura ferroviaria brasileña sino también el desarrollo que se vinculaba a la misma.

Lula no sólo quiere recuperar los kilómetros de vías perdidas sino que se ha propuesto alcanzar los 52.000 kilómetros hacia 2030 con el fin de cubrir todo el territorio nacional, con inversiones tanto para el transporte de cargas como el de pasajeros y encajar en la lógica de obras necesarias para potenciar el crecimiento económico en Brasil, crecimiento que demandará de mayores servicios de infraestructura para el traslado de la producción entre los diferentes puntos del país y además llevará la producción hacia los puertos de exportación.

Las vías dan vida a las diferentes regiones de Brasil y evitan la generación de un posible cuello de botella en este proceso de crecimiento, apuntalando a un desarrollo económico incipiente que tiene efectos concretos en la situación social de la población que lentamente mejora sus niveles de ingresos y comienza a modificar sus hábitos de consumo. Este fenómeno, que promete acelerarse en el mediano plazo, es seguido con atención por las implicancias que tiene en el aumento del mercado efectivo de consumo doméstico, ya que, si bien la población de Brasil alcanza a los 190 millones de habitantes, una alta proporción de la misma se ubica por debajo de la línea de pobreza por lo que posee un limitado poder adquisitivo.

Aunque todavía es prematuro y complejo estimar cómo estas inversiones en el sector ferroviario impactarán en los diferentes sectores económicos de Brasil, lo que se puede asegurar es que las mismas tendrán una incidencia sensible y sostenida en el nivel de empleo, ya que se requerirá gran cantidad de mano de obra para el tendido de los ramales ferroviarios y todas aquellas actividades necesarias para construir la infraestructura que el proyecto necesita.

Las inversiones en el sector ferroviario prometen traspasar las fronteras brasileñas. Desde Perú, otra economía que promete un interesante desarrollo económico en los próximos años y se prepara para ello, ha surgido una versión relacionada al tema. El concesionario de la línea férrea que conecta el sur y sureste de Perú, Ferrocarril Trasandino (Fetransa), está analizando un proyecto para construir una línea férrea que conecte al país con territorio brasileño, proyecto con una inversión estimada superior a los US$ 1.000 millones, un plazo de ejecución de entre cinco y diez años, y que puede implicar un importante aumento del flujo comercial entre ambos países y el florecimiento de las regiones que serán atravesadas por el ferrocarril.

Probablemente también sea prematuro aventurar el impacto del proyecto de inversiones ferroviarias sobre los diferentes sectores económicos de Brasil. Pero seguramente una de las empresas que se beneficiarán con la mayor infraestructura ferroviaria será América Latina Logística (BVSP:ALLL3), un holding de servicios logísticos ferroviarios con base en Brasil , que brinda soluciones logísticas integradas a partir de una presencia regional. La compañía cuenta con 15.000 kilómetros de líneas férreas en Brasil y Argentina, más de 550 locomotoras, 17.000 vagones, 3.000 camiones (entre propios y de terceros), y 160 Road Railers (son equipamientos bimodales que transitan en las rutas y en las vías). América Latina Logística posee además centros de almacenaje-distribución y áreas de gestión aduaneras localizadas estratégicamente en los principales puntos del Mercosur.

Este proyecto de inversiones ferroviarias sin dudas ha sido una muy buena noticia para la compañía, aunque probablemente sea dificultoso en estos momentos poder mensurar los beneficios que el plan del gobierno implicará para la misma.

Mientras América Latina Logística hace cuentas, Brasil sigue su marcha hacia el desarrollo económico. Ah! Y para finalizar, otra buena noticia para Brasil: la calificadora de riesgo soberano Moody´s se unió a Standard & Poor’s y Fitch Ratings, y ha mejorado la calificación crediticia de la deuda de Brasil siendo reconocida como grado de inversión.

Horacio Pozzo

—— REPORTE CON CONSEJOS DE INVERSIÓN Valor Global ————-

Si nos sigue desde hace tres meses, probablemente haya comprado algunas de las acciones recomendadas en nuestro reporte de inversión Valor Global, y haya experimentado alguno de estos rendimientos:

En caso de no habermos acompañado, aún está a tiempo: ¡ya salen las recomendadas de octubre para invertir en Wall Street! Obtenga su reporte, haciendo click aquí

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Compañías que ganan en Perú

Compañías que ganan en Perú

Compañías que ganan en Perú Siempre que escribimos acerca de Perú, recibimos gran cantidad de comentarios a favor y en contra de la situación económica del país. La política económica del gobierno de Alan García genera grandes polémicas ya que a pesar de ser exitosa en términos de desarrollo y crecimiento económico, no atiende con la urgencia que merece, la deuda social.

Hacia finales de 2008, el nivel de pobreza afectaba al 36,2% de la población en Perú. CEPAL reconoce los avances del país en la reducción de la pobreza aunque al mismo tiempo anticipa que la crisis pondrá un freno a las mejoras y retrasará la reducción de los niveles de pobreza. El viernes último se anunció que la economía peruana se había contraído un 1,1% interanual durante el segundo trimestre del año, por primera vez en ocho años por la caída en la demanda externa (del 6,3%) y de la inversión (del 24,6%), implicando de este modo, un freno para la mejora de las condiciones sociales.

Tan preocupante como la pobreza en Perú, es la dificultad existente para salir de ello. José Carlos Saavedra, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), lo grafica claramente: “Perú, una persona que nace en una región pobre y es de padres pobres, está prácticamente condenada a la pobreza y ello está avalado por estudios”. Uno de los elementos en los que debe trabajar el gobierno peruano es asegurar los medios para que la población tenga posibilidades de revertir su situación. Los mecanismos de igualación de oportunidades es un elemento básico y el más noble para una mayor igualdad social.

La sana política económica llevada adelante por el gobierno de Alan García indudablemente devolverá a Perú a su senda de vigoroso crecimiento. Y la vuelta al crecimiento será una oportunidad vital para que la economía peruana se oriente decididamente a reducir la desigualdad social principalmente vía la igualación de oportunidades.

La crisis ha obligado a un parate de gran cantidad de proyectos de inversión en Perú. Es por este motivo que la agencia calificadora de riesgo crediticio Standard & Poor’s, a través de su director de mercados emergentes, Richard Francis, hace una gran apuesta al considerar que las inversiones en el país crecerán a ritmo acelerado.

Para Francis, en los próximos meses asistiremos a una aceleración del ritmo de inversiones tanto de origen público como así también y principalmente provenientes del sector privado.

También la recuperación que están registrando los precios internacionales de las materias primas, como sucede con la cotización de los minerales, es otro elemento que acelerará el volumen de inversiones. “Ese entorno más favorable también ayudará con un mejor desempeño la actividad económica del Perú”, confiaba Francis al respecto.

También el Fondo Monetario Internacional (FMI) renovó su confianza en la economía peruana proyectando recientemente que Perú será uno de los países más beneficiados con el alza en los precios internacionales de los commodities, principalmente los mineros, que se espera luego de que la crisis mundial haya tocado fondo.

Y los anuncios de inversión ya se están concretando. Por nombrar sólo algunos, el pasado jueves el ministro peruano de Energía y Minas, Pedro Sánchez, anunció que un consorcio liderado por la argentina Pluspetrol invertirá US$ 200 millones para ampliar las reservas de gas en su gigantesco yacimiento de Camisea en Perú, inversión que se producirá desde 2010 hasta 2015. Las inversiones en el sector energético para el período 2009-2010 en Perú se estiman según Perúpetro, en estos momentos en US$ 1.500 millones.

No solamente el sector energético ganará mayor dinamismo en los próximos meses, sino todo lo relacionado a la infraestructura atraerá a los inversores. Perú necesita adecuar su infraestructura para responder a las exigencias del crecimiento económico. En función de la mayor vitalidad que se espera tenga Perú, el transporte aéreo es clave y así es que se está avanzando en la licitación de un grupo de seis aeropuertos regionales que contribuirán además al desarrollo equilibrado de Perú, licitación cuyo proceso de concesión se iniciara el pasado mes de abril y que abarca a seis aeropuertos regionales.

La mejora esperada en el nivel adquisitivo de la sociedad peruana producto de la reducción que se anticipa de los niveles de pobreza, sigue atrayendo a las grandes tiendas de consumo. Las chilenas, entra las que están Falabella (IPSA:FALABELLA), Centros Comerciales Sudamericanos –Cencosud (IPSA:CENCOSUD; OTC:CSUDF)- y Ripley (IPSA:RIPLEY), ya están preparándose para lanzar nuevos proyectos de inversión para el año próximo. Ya a principios de año observábamos el gran interés de las tiendas internacionales de consumo en el mercado peruano ¿Por qué Perú atrae inversiones de grandes tiendas internacionales?

El optimismo del vicepresidente Falabella, Juan Cuneo, acerca de la recuperación de la economía peruana no deja lugar a dudas: “Todos los países van a recuperarse y Perú es el primero de los cuatro en donde estamos al que le va a ir bien”.

El impulso inversor que recibirá Perú en los próximos meses además generará sin dudas un efecto benéfico para el resto de la economía que podrá aprovechar este impulso desde la demanda agregada para expandirse y crecer. Las compañías peruanas seguramente se beneficiarán del impulso que las nuevas inversiones producirán en la economía.

¡Y los inversores que no residen en Perú, pueden también aprovechar el efecto positivo del impulso de los nuevos proyectos en la economía peruana! Hacia finales del mes de julio comentábamos el lanzamiento de un ETF de acciones peruanas “el ETF Perú (NYSE:EPU)” El mejor momento para invertir en Perú con un nuevo ETF.

Desde que comenzara a cotizar en el mercado de valores estadounidense, dicho ETF se ha incrementado en un 17,7%. Y con la economía peruana recuperando su dinámica de crecimiento, dicho ETF mantiene sus expectativas ascendentes, aumentando el interés de los inversores. ¿Generará el mayor interés inversor en este ETF nuevos productos de papeles peruanos?

Horacio Pozzo

OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras recomendadas que llevan un 20% de suba. Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Sin un plan, Cristina Kirchner sigue lanzando planes

Sin un plan, Cristina Kirchner sigue lanzando planes

Sin un plan, Cristina Kirchner sigue lanzando planes Argentina no tiene un plan de gobierno. No tiene políticas de Estado. Argentina se puede ajustar claramente a la nueva tendencia de pensamiento light de la sociedad actual que promueve vivir el presente sin importar lo que vendrá. Así su gobierno vive cada día sin pensar demasiado en el mañana (o en realidad sí lo hace, pero en términos de beneficios políticos), poniendo remiendos encima de viejos remiendos.

¿Parte de la estrategia post elecciones legislativas en que perdieron? El viernes de la semana pasada, la presidente argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en cadena nacional, anunciaba un plan de empleo bautizado como “Plan de Ingreso Social con Trabajo”, el cual prevé la generación de 100.000 puestos de trabajo y una inversión inicial de $ 1.500 millones.

“La primera intervención (del plan) será en el conurbano bonaerense”, decía la presidente. La interpretación de El Cronista era la siguiente: “El kirchnerismo busca reactivar así la negociación política con intendentes del conurbano y organizaciones piqueteras”. El anuncio, más allá de las interpretaciones políticas, deja mucha tela para cortar y muchos interrogantes. ¿Cómo está realmente la Argentina? ¿Alcanza el plan para reducir de manera sensible la frágil situación social de la población? ¿Y qué hay acerca de la situación fiscal mientras continúa el aumento del gasto público? ¿Qué ha sido de la vida del megaplan de inversiones anunciado en 2008? Argentina, es sin dudas, un país lleno de interrogantes.

El plan es una típica política de estímulo de tinte claramente keynesiano que busca soluciones temporales, mediante una acción que buscará ser coordinada conjuntamente con municipios y gobiernos provinciales, buscando poner en marcha miles de cooperativas de entre 50 a 70 personas, donde se incluirían tareas que van desde el pintado de cordones y escuelas hasta la construcción de cloacas y veredas. La caja nacional se abre de nuevo y los gobernadores e intendentes comienzan a hacer fila para hacerse de parte de los fondos, teniendo que negociar obediencia política.

Para Cristina Kirchner, la pobreza en Argentina responde a una mala distribución de las riquezas: “Hay pobres, pero el problema no es la pobreza, sino la inequidad social y la distribución del ingreso”, aunque la realidad indica que cada vez hay menos que distribuir porque la economía argentina se ha estancado y no muestra signos de recuperación.

La marcha atrás con los aumentos tarifarios y hasta el acuerdo con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), para financiar la transmisión televisiva de los partidos de fútbol, implican nuevas erogaciones para el Tesoro Nacional. Aunque los ciudadanos crean que no tendrán que sacar dinero de sus bolsillos para hacer frente a las mayores tarifas, el dinero de los subsidios que seguirá realizando el gobierno sale de los tributos de la población. Y como en Argentina la estructura tributaria es regresiva (o sea pagan más los que menos tienen) y el gas natural lo utilizan en mayor medida los segmentos de población de mejor situación económica (ya que los más pobres no gozan mayoritariamente de gas natural), nos encontramos con que los pobres terminan pagando el consumo de los ricos ¿Es ésta la redistribución social a la que hace referencia la presidente?

La economía argentina está mal pero no se sabe cuánto. Las distorsiones en las estadísticas oficiales no dejan ver la situación real de la misma. Antes que la presidente hablara por cadena nacional, el ex ministro de economía durante la presidencia de Eduardo Duhalde y la primera parte de la gestión de Néstor Kirchner, Roberto Lavagna, decía: “La economía argentina atraviesa un proceso de estanflación”.

Se le puede culpar a la crisis internacional por la situación de Argentina pero no por mucho tiempo más. La recuperación económica está llegando a la región pero no está pasando por todos los países, según destaca Lavagna: “Brasil, Chile e incluso México están comenzando a salir de la crisis, por hablar de los países vecinos, y no hay indicios claros de recuperación en la Argentina”.

¿Para qué alcanza el plan anunciado? Definitivamente, el plan sirve de muy poco ya que se encuentra lejos de compensar la caída en el empleo generada por culpa de la crisis externa y de las malas decisiones de política económica que se han y se siguen aplicando. Para peor, el empleo a generar, que con tanta euforia se ha anunciado no resulta un empleo genuino, sustentable en el tiempo. ¿Cuánto tiempo se puede tener a 100.000 trabajadores pintando los cordones de las calles o colegios?

Hace un par de semanas, la Unión Industrial Argentina (UIA), daba cuenta en sus estimaciones de que en lo que va del año, el país perdió 222.000 puestos de trabajo ascendiendo la tasa de desempleo al 9,3% de la Población Económicamente Activa (el Indec sólo reconoce una desocupación del 8,4% de la PEA). Si esto es así, entonces el plan no alcanza a compensar el 50% de pérdidas de puestos de trabajo del presente año.

Argentina necesita no solamente de un plan de buena voluntad para generar empleo sino principalmente de un proyecto serio para sentar las bases de un crecimiento sólido de largo plazo para poder alcanzar el verdadero desarrollo económico y dejar atrás el mote de país subdesarrollado. La improvisación es uno de los males del subdesarrollo.

Las reglas claras y predecibles, conjuntamente con la transparencia en las estadísticas son elementos básicos para toda economía que pretende crecer sólidamente. Es por ello que no dejan de asombrarme declaraciones como las realizadas por el director técnico del Indec, Norberto Itzcovich, quien todavía defiende las estadísticas oficiales diciendo: “No es lo mismo el índice de precios que el changuito del supermercado” ¿En qué lugar ha estado viviendo Itzcovich en todo este tiempo? Lo cierto es que, según afirma La Nación, desde enero de 2007: “El retoque de los datos de inflación ahorró al Gobierno más de US$ 16.000 millones al Estado”.

Como aquellos alumnos que no estudian para los exámenes, Argentina debería al menos copiar lo que hace por ejemplo Brasil y comenzar a trabajar en un modelo serio de país. No se puede seguir pateando para adelante las obligaciones tales como el pago de los servicios de la deuda, el problema inflacionario, las tarifas, los conflictos con el campo, la mejora educativa y el sistema de salud, entre tantas cuentas pendientes. Si se quiere resolver el problema de la pobreza en Argentina no basta con un pincel y un tarro de pintura.

Horacio Pozzo

——————– VALOR GLOBAL +17% EN 45 DÍAS —————

Los suscriptores de nuestra nueva newsletter de inversión, Valor Global, no sólo recuperaron el costo de la suscripción, sino que van ganando un 17% en sus carteras al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos? El crédito es el motor de las economías. Y en una economía con las características de la economía estadounidense, lo es más todavía. Es por este motivo que la velocidad y fuerza que tendrá la recuperación económica en los EEUU estará en buena medida ligada a la capacidad de recuperación del financiamiento.

Por lo pronto, ya se comienzan a percibir los primeros rayos de la luz que reflejan la recuperación de la economía, aunque dichos rayos no están alimentados por el sistema financiero estadounidense.

Un análisis realizado por el Wall Street Journal muestra que el valor del stock crediticio de los 15 principales bancos estadounidenses ha registrado una caída del 2,8% durante el segundo trimestre del año. La importancia de este análisis no es menor ya que estas 15 entidades explican el 47% de los depósitos totales a nivel nacional, y han recibido US$ 182.500 millones en ayudas a través del Programa de Compra Voluntaria de Capital (Asset Relief Program – TARP).

A la hora de buscar explicaciones, todas aparecen como válidas, dado el efecto destructivo que ha tenido la crisis subprime sobre toda la economía estadounidense (aunque de manera desigual entre los diferentes sectores económicos y segmentos de la población).

Una primera investigación parece arrojar que los banqueros y el sector privado se han puesto de acuerdo. Los bancos no quieren prestar y las empresas y familias no quieren endeudarse. Esta coincidencia genera un mal negocio para ambas partes y particularmente para las perspectivas de recuperación de la economía.

¿Por qué los bancos estadounidenses no quieren prestar? En realidad lo que está ocurriendo según plantean David Enrich y Dan Fitzpatrick en el artículo que escribieron para el Wall Street Journal, es que se está limitando el crédito para mantener un nivel de capital suficiente hasta terminar de sanear los balances bancarios de las pérdidas causadas por la crisis. La necesidad de tener que cargar nuevas pérdidas en los balances deteriora la situación de capital de las entidades bancarias que en caso de encontrarse al límite con sus requisitos de capital, las obligaría a tener que buscar una mayor capitalización.

Ciertamente no es un buen momento aún para salir al mercado a buscar capital. Más allá de la escasez del mismo, esta acción puede representar una mala señal sobre la salud de la entidad financiera que optara por dicha acción.

Según afirman desde el sector bancario, la caída en la oferta crediticia no está generando una restricción de créditos ya que desde la demanda tampoco existe demasiado entusiasmo. Las empresas han archivado sus planes de expansión y los consumidores han recortado sus gastos. De este modo, todo se ha vuelto muy austero en el país del hiperconsumismo.

La apuesta, según Enrich y Fitzpatrick, es en este contexto, a que el crédito no se recupere sino hasta la segunda mitad del 2010. Para aquellos que conocen la experiencia argentina de la crisis del 2001, que diera fin al modelo de convertibilidad en los primeros días de 2002 y que comparte muchos elementos de la crisis de hipotecas subprime en cuanto a sus efectos, si bien el país contaba con un sector bancario mucho más reducido que el estadounidense, puede ser de gran utilidad a la hora de realizar predicciones. En este sentido, en el caso argentino, el crédito al sector privado no se recuperó sino hasta inicios del año 2004, y lo hizo lógicamente a través del financiamiento de corto plazo.

Si la experiencia argentina en donde el sistema bancario en su totalidad recibió un golpe tanto o más duro que el sufrido por el sistema estadounidense (al igual que el golpe recibido por la economía, las empresas y las familias) se puede considerar como parámetro de comparación, entonces se puede esperar que la recuperación del crédito tendría que tomar lugar hacia el último trimestre del 2009, esto es, tres trimestres antes de lo esperado.

Por lo pronto, hasta el momento en este panorama, las entidades bancarias prefieren ser cautelosas. Richard Davis ejecutivo de U.S. Bancorp (NYSE:USB) decía: “Creo que es bueno para los bancos si continuamos siendo prudentes como industria y no generamos un crecimiento del crédito a través de la reducción del respaldo en el capital”. Un vocero del Bank of America (NYSE:BAC), en Charlotte (Carolina del Norte) afirmaba: “Existen menores oportunidades de generar créditos de alta calidad debido a la recesión”.

Por el lado de la demanda de crédito, es cierto que la misma se ha reducido, pero también se han escuchado quejas por parte de los potenciales demandantes sobre el aumento de las exigencias para acceder a nuevo financiamiento, como es el caso de Ernie Cambo del desarrollador inmobiliario CPF Investment Group que tuvo que frenar sus inversiones para la construcción de un centro comercial por la falta de financiamiento más allá de las primeras etapas.

La falta de crecimiento del crédito como habitualmente ocurre luego de múltiples acciones de estímulo como las generadas por el Tesoro de los EEUU y por la Reserva Federal, ha generado también múltiples cuestionamientos desde varios sectores del frente político. Es que se ha destinado una gran cantidad de recursos de los contribuyentes y las expectativas aún no están siendo satisfechas (o quizás se había generado una expectativa desmedida).

El republicano Spencer Bachus, le reclamaba al secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner, por los pobres resultados obtenidos hasta el momento: “Dígame por qué no vemos realmente aquel efecto multiplicador”, en referencia a los efectos que se esperaba tuviese el TARP en generar un fuerte impulso crediticio sobre la economía. Para Geithner el efecto del TARP no se observa porque en realidad lo que logró el mismo no fue incrementar el stock crediticio sino evitar un desplome del mismo.

La realidad indica que más allá de que la demanda de crédito se muestre un poco tímida, la poca demanda que existe encuentra grandes obstáculos para acceder al crédito. Y a pesar de lo comprensible que pueda llegar a ser estas mayores exigencias impuestas por las entidades bancarias estadounidenses, ello está limitando la recuperación de la inversión y el consumo en los EEUU retrasando y quitándole fuerza a la recuperación económica.

Mientras los bancos se muestren temerosos a prestar, aquellos que estén en una mejor condición de hacerlo podrán aprovechar esta oportunidad para reposicionarse. Y entre estos bancos se encuentra el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD), del que ya hablamos en un artículo anterior “El Santander a la conquista del mundo.

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.

  • 1 Comentario
  • 1 voto

AgenciaBlog