Posts etiquetados como ‘internacional’

Cuándo será el yuan divisa internacional

Cuándo será el yuan divisa internacional

Cuándo será el yuan divisa internacional “Somos prudentes en cuanto al concepto de la llamada internacionalización del renminbi”, Guo Qingping, vicegobernador del Banco Central de China.

Como todo proceso madurativo, en China, más allá del objetivo existente por imponer a su moneda como nueva divisa internacional, tanto por un interés político como económico, entienden que el proceso llevará tiempo y que se deben cumplir con una serie de condiciones. No es sólo una cuestión de deseo, también debe ser una cuestión de capacidad. En este sentido, el yuan tiene potencialmente, todo para imponerse en unos años más como una de las divisas globales, llegando incluso (y muy probablemente) a desplazar al yen de su reinado regional.

Mientras el yuan se prepara para imponerse como divisa internacional, en lo inmediato, en lo que se refiere a la relación con el dólar estadounidense, los analistas consideran, según afirma el Centro de Información de Internet China, que el tipo de cambio tendrá pocas presiones a la apreciación mientras la economía estadounidense se mantenga débil. Desde el mercado, se percibe que el yuan seguirá cotizando en una estrecha banda, que actualmente tiene como centro a las 6,83 unidades de moneda china por dólar estadounidense y ello en virtud del debilitamiento que ha observado la moneda estadounidense respecto a las principales divisas, implica un debilitamiento también del yuan con la consecuente amenaza para el balance comercial bilateral frente a China para las principales economías.

“El hecho de que una divisa se haga internacional no depende de un país en particular, sino del mercado” consideraba Guo Qingping. En China se sabe que para lograr el objetivo de internacionalizar al yuan, se lo debe hacer atractivo y para ello existen condiciones necesarias. Aunque no sea su color, el yuan está aún bastante verde para ser divisa internacional.

Pero a pesar que aún el yuan requiere un tiempo de maduración, ya varias economías han comenzado a incorporarlo como divisa de reserva internacional y algunos hasta acordaron utilizar al yuan en el comercio bilateral con China. El riesgo que surge en este sentido se vincula a la decisión de incorporar una excesiva porción de la moneda china dentro de la composición de las reservas y apostar a una moneda que no responde a las fuerzas de mercado y que a pesar de estar respaldada por una economía que crece fuerte, mantiene varios elementos de fragilidad.

Considerando la importancia de China como demandante de materias primas y pensando a futuro, no son pocos los que ven al dólar perder protagonismo en el comercio de materias primas y al yuan como una de las divisas que en el futuro participarán en el comercio de commodities. De hecho, el propio gobierno chino había planteado en el mes de marzo la idea de que el dólar sea reemplazado como unidad de reserva mundial.

Para Mark Mobius, quien dirige Emerging Markets Group de Templeton Asset Management: “Sí, las materias primas podrían ser denominadas en otras monedas. Esto ya está empezando”. Los gestores de fondos apoyan al yuan para denominar el precio de las materias primas porque, como se mencionó, China es el mayor consumidor mundial de ellas.

El yuan asoma entre las divisas globales, eso no se puede negar. Pero para que la moneda china pueda cobrar verdadero protagonismo como divisa internacional, debe ser negociable libremente, posibilidad que en estos momentos no parece estar en la mente de los gobernantes de china. La importancia del sostenimiento de un tipo de cambio competitivo para aprovechar las exportaciones para su crecimiento, (en donde Estados Unidos aparece como uno de los principales destinos), mantiene el deseo de continuar con la intervención en el mercado cambiario para evitar la natural apreciación de la divisa china.

Y cuando se llegue a la etapa de liberalización de la negociación de la moneda china (que se producirá por un interés de China y no por las presiones de EEUU para que ello ocurra), no debemos imaginar que ello ocurrirá sin el mantenimiento de algún grado de intervención. Dicha liberalización será claramente y predeciblemente gradual. Pensemos sencillamente lo que podría ocurrir si se toma la decisión de liberalizar completamente el yuan, frente al fuerte excedente externo de China. Ello generaría una apreciación brusca de la moneda que se reforzaría con acciones especulativas de los inversores que apostarían en dicho sentido, lo cual impactaría fuertemente en la dinámica exportadora y consecuentemente en el crecimiento económico ante las dificultades de sustitución inmediata de la demanda externa por demanda interna. Ello sin dudas es altamente peligroso para una economía que debe crecer al menos al 8% para evitar que los problemas de absorción de la fuerza laboral que permanentemente se integra al mercado, pueda afectar la estabilidad política.

¿Qué podemos esperar entonces acerca del futuro del yuan en el contexto internacional? Por lo que se observa en las acciones tomadas por el gobierno chino, podemos esperar un lento pero continuado avance de la moneda china para posicionarse como moneda internacional.

Juan Pablo Cardenal de El Economista, daba cuenta del inicio el próximo 28 de setiembre, de la “’Larga Marcha” para destronar al dólar, día en el que el gobierno chino tiene previsto, por vez primera, la emisión en Hong Kong de bonos soberanos denominados en yuanes por valor de US$ 878,5 millones. El propio Ministerio de Finanzas de China, Xie Xuren, considera dicho evento como un paso decisivo para internacionalizar el estatus del yuan, y al mismo tiempo impulsar el fortalecimiento de la Hong Kong como centro financiero internacional.

En los últimos meses ha acordado con los Bancos Centrales de Argentina, Corea del Sur, Malasia, Hong Kong, Bielorrusia e Indonesia la formalización de swap cambiarios para que dichos países puedan pagar sus importaciones chinas en yuanes. También ha empezado a reducir paulatinamente su tenencia de bonos del Tesoro de Estados Unidos, aunque esa retirada no puede ser violenta.

Así, el yuan avanza y cada vez aumenta su presencia internacional, mientras muy pocos se preguntan ¿Será una buena decisión aceptar al yuan como moneda internacional o se estará asumiendo un riesgo para la estabilidad de las economías?

Horacio Pozzo

————INVERSIONES EN WALL STREET——–

Quienes tienen plata, aprovechan esta crisis para comprar. Como los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de septiembre. Me pueden escribir a paola@latinforme.com para mayores detalles.

______________________________

BBVA, gran ganador de la crisis

BBVA, gran ganador de la crisis

BBVA, gran ganador de la crisis Mientras la crisis de activos tóxicos golpeaba con dureza al sistema financiero estadounidense y se extendía a Europa encontrando a Inglaterra como su objetivo principal, la banca española logró mantenerse a salvo de lo que estaba sucediendo gracias a la, en su momento criticada, regulación prudencial del Banco de España.

Y si bien el sector bancario español resultó afectado de un modo indirecto a través del deterioro de la economía que se tradujo en un aumento en la morosidad de la cartera crediticia, las entidades españolas están gozando de una muy buena salud que se refleja en sus resultados del semestre y que además, les está permitiendo ser protagonistas en esta nueva etapa para el sistema financiero internacional.

Como les comentara en un artículo reciente “El nuevo escenario del sector bancario internacional”, el sector financiero internacional está viviendo un proceso de transformación en el cual aquellas entidades que han mantenido una posición sana no contaminada con la fiesta de los activos tóxicos están tomando la iniciativa y, como si fuera una venganza del destino para las demás entidades, han decidido salir en búsqueda de un mayor protagonismo internacional poniendo bajo amenaza la porción de mercado de aquellas entidades que han participado de la fiesta de los activos tóxicos y que hoy sólo pueden preocuparse por mantenerse en pie y sanear sus estructuras.

En este nuevo escenario, las principales entidades españolas, que en la década del ‘90 han apostado por Latinoamérica están en una avanzada sobre el mercado estadounidense, que promete nuevos capítulos en los próximos meses.

La crisis financiera internacional se dio en un momento histórico particular en donde varias economías emergentes se encontraban creciendo con fuerza y comenzando a codearse con el primer mundo. Entre estos países se encuentran Brasil y China. La crisis financiera internacional no afectó significativamente la trayectoria de dichas economías ni la salud de sus entidades financieras. Es por este motivo que las entidades bancarias brasileñas se encuentran a la expectativa de oportunidades de expansión internacional. Desde China, los fondos soberanos han mostrado un protagonismo inicial en el estallido de la crisis, aunque en estos momentos se encuentran un poco apagados (pero no se puede descartar una nueva avanzada de los mismos).

Volviendo a la estrategia de los principales bancos españoles, la estrategia de internacionalización agresiva que está llevando adelante el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD) y que comentáramos hace poco más de un mes “El Santander a la conquista del mundo“, está siendo imitada por el BBVA (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB). ¿Pretende el BBVA llevar su competencia nacional con el Santander a la arena global? Sin dudas, éste no es el interés del BBVA, sino aprovechar las oportunidades de crecimiento que el mundo de la pos crisis le ofrece.

La destrucción que la subprime ha provocado en el sector bancario estadounidense no se termina de observar en toda su magnitud hasta el momento. Probablemente, muchos ciudadanos estadounidenses estén en estos momentos pasando por la puerta de varias (de las miles que existen) de las pequeñas y medianas entidades bancarias que operan en los EEUU sin sospechar el terrible esfuerzo que están haciendo para mantenerse en pie.

En este contexto, el presidente de BBVA, Francisco González, confirmaba en el día de ayer que la entidad está buscando realizar adquisiciones tácticas de entidades en la mitad sur de los Estados Unidos. La numerosa cantidad de entidades con dificultades hace de Estados Unidos un país que ofrece gran cantidad de oportunidades para la estrategia de expansión del BBVA.

González dejaba en claro que la nueva etapa del BBVA en EEUU es más agresiva: “Está claro que este banco tiene que ampliar las miras y tener más ambición. Ahora vamos a dar un impulso. Vamos a cambiar de marcha”.

Como si fuera una “feria americana”, en donde las personas pueden comprar prendas a muy bajo valor, el BBVA anda revoloteando por los EEUU a la búsqueda de ofertas tentadoras. Según el Wall Street Journal, González visitó hace unos meses a la presidenta de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos de Estados Unidos (FDIC), Sheila C. Bair, para asegurarse de que la agencia los tenía en mente a la hora de vender activos que recibe de bancos estadounidenses en suspensión de pagos.

El BBVA hace unos años que opera en los EEUU. En 2004, compró Laredo National Bancshares Inc. para aprovechar la gran población latina en Texas y un auge en las remesas hacia México. Dos años después, absorbió dos pequeños bancos de Texas. En 2007, la entidad compró por US$ 9.600 millones Compass Bancshares Inc., un banco de Alabama que posee unas 650 sucursales. En el primer semestre, BBVA registró utilidades de 85 millones de euros en EEUU, 48% menos que un año antes. Si bien las inversiones en EEUU no han dado hasta el momento los beneficios esperados, la entidad se encuentra muy esperanzada sobre el futuro de las operaciones en el país.

Quizás muchas entidades tildaban al BBVA como un “banco aburrido”, ya que en lugar de formar parte de la fiesta de los subprime y los derivados, prefirió (en parte, también por regulación), mantenerse en el buen camino de la actividad tradicional de las entidades bancarias que es la captación de depósitos y el otorgamiento de créditos. Sin embargo, el tiempo le ha dado la razón y ahora va por la revancha. Para Carlos Peixoto, analista de BPI en Portugal: “(BBVA) es uno de los grandes ganadores de esta crisis”.

En los EEUU, no son pocos los que apuestan a que el BBVA surgirá en breve como un postor serio para bancos de tamaño medio. Ya hay posibles entidades que el BBVA podría adquirir. Aunque no se ha confirmado, Colonial Bank, la filial de Colonial BancGroup Inc., que la semana pasada pasó a manos del gobierno estadounidense (en la que constituye la sexta mayor quiebra de un banco en la historia de EE.UU.) puede pasar a manos de la entidad española.

Para el BBVA, la expansión en los EEUU le permitirá reducir su alta dependencia de sus operaciones en México (a través de Bancomer) y España, dos economías fuertemente afectadas por la crisis y con no muy buenas perspectivas de recuperación. Según estima el propio presidente del BBVA, España no se recuperará antes del segundo semestre de 2010. En el caso de México, la economía profundizó su caída en el segundo trimestre del año a consecuencia del impacto del el brote de influenza H1N1.

José María García-Meyer, que está a cargo de las operaciones del BBVA en EEUU decía: “El segundo gran paso del banco (en EE.UU.) podría ser California”.

Mientras Santander y BBVA siguen en su avanzada en los EEUU, la consultora KPMG estimó que los bancos británicos podrían registrar pérdidas en sus complicadas divisiones minoristas en el segundo semestre del 2009, por las altas previsiones y la elevada competencia. Para colmo, un sondeo entre las entidades, da cuenta de una tendencia creciente en los activos tóxicos sin garantías (que incluyen a las tarjetas de crédito y los préstamos), que no alcanzaría su nivel máximo sino hasta 2010 o quizás después. ¿Será el sector bancario estadounidense otra oportunidad para que la banca española siga con su avanzada internacional?

Horacio Pozzo

——————– VALOR GLOBAL +17% EN 45 DÍAS —————

Los suscriptores de nuestra nueva newsletter de inversión, Valor Global , no sólo recuperaron el costo de la suscripción, sino que van ganando un 17% en sus carteras al invertir en las compañías que les recomendamos . ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional
14 Agosto 2009 El sector bancario a nivel internacional está elaborando su estrategia luego de la crisis. La caída de entidades de prestigio mundial no solamente ha dejado un hueco que ocupar, sino que ha dejado un antecedente y una mancha contra la cual, las entidades sobrevivientes deberán luchar.
La crisis ha cambiado la estrategia de las entidades bancarias en todo el mundo. Les ha marcado un antes y un después que resultará positivo para algunas y negativo para otras. Y mientras un grupo de entidades aprovecha la crisis para crecer a nivel global, otras tendrán que trabajar para reducir la vulnerabilidad provocada.

Mi primera impresión, es que las entidades con cierto grado de involucramiento en la crisis, desde ahora en más buscarán seguir una estrategia de cuidar su buen nombre para recomponer la confianza del público hacia ellas, mientras que para aquellas entidades con operaciones internacionales (o que pretenden expandirse internacionalmente), que han logrado mantenerse al margen, se encuentran ante una posibilidad única de crecimiento y de aumento de su participación de mercado que quieren aprovechar.

Los movimientos en el sistema bancario no solamente se están produciendo en las economías desarrolladas, principales afectadas por la suprime, sino también en el resto de las economías producto de este replanteo en la estrategia global de las entidades financieras.

Según un artículo de La Nación en el propio sector financiero se reconoce que, “después de la crisis internacional, muchos de los grandes grupos extranjeros estarían buscando reducir su presencia en países que no son centrales para su negocio o en donde los riesgos de la operación son un poco más elevados”.

El contexto actual, con el advenimiento de la recuperación económica que viene de la mano de una mayor disponibilidad de recursos en los mercados, ha decidido a varias entidades, a llevar a cabo esta estrategia de reducción de las operaciones riesgosas, que probablemente haya sido decidida tiempo atrás pero que no resultaba conveniente concretar por la falta de ofertas adecuadas en el mercado y para no generar señales negativas sobre la salud de dichas entidades.

La lógica de estas entidades extranjeras que buscan limitar el nivel de operaciones riesgosas se vincula principalmente a la estrategia de alejar el nombre de la entidad de cualquier posibilidad de situaciones de estrés. Imagínense si una entidad X que estuvo afectada por los activos tóxicos se viera involucrada en el corto plazo con una situación problemática en alguna de sus unidades de negocios menores, el impacto que puede llegar a tener en el conjunto de la entidad. No es un riesgo que se justifique.

Una de las entidades que ha decidido reducir sus operaciones de riesgo es el BNP Paribas. En Argentina, la filial del BNP Paribas tiene el cartel de venta aunque sus autoridades lo nieguen. Hay tres entidades internacionales que pugnan por el negocio del BNP y que son el Itaú Unibanco (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB), el HSBC (NYSE:HBC) y el Standard Bank (PINK:SBGOY).

El BNP Paribas no toma esta decisión por encontrarse en una situación problemática. Lejos de ello, la entidad a nivel global logró ser en la primera mitad del año, la segunda entidad europea de mayores ganancias, con un resultado positivo de 3.162 millones de euros. Incluso su filial argentina, que cuenta con 17 sucursales y 29 cajeros automáticos, ha logrado en el primer trimestre del año, una utilidad de US$ 4,9 millones.

Mientras algunas entidades como el BNP reducen sus operaciones riesgosas a nivel mundial, la banca brasileña está creciendo con fuerza y vive un proceso de adquisiciones y fusiones puertas adentro, apuntando en una segunda etapa con avanzar hacia la internacionalización de las entidades, en un principio, a nivel regional. El Itaú Unibanco, segundo banco latinoamericano y octavo en todo el continente, con activos por US$ 305.600 millones, está buscando profundizar su crecimiento en los países de la región y es por ello que ha mostrado el mencionado interés por los activos del BNP en Argentina.

El sector bancario estadounidense se encuentra en una situación de fragilidad que abre oportunidades de crecimiento para entidades extranjeras, tales como el Santander. Si bien las principales entidades financieras de los EEUU ya se encuentran bastantes restablecidas, aún no han logrado normalizar su capacidad de generación de intermediación, lo cual les hace perder parte del mercado.

En el sector bancario estadounidense, el riesgo persiste entre las entidades más pequeñas cuya debilidad puede hacerlas presa de entidades extranjeras. La comisión del Congreso que supervisa el programa de rescate financiero por US$ 700.000 millones del Tesoro de los Estados Unidos, reconoció ayer que las entidades pequeñas (con activos entre los US$ 600 millones y US$ 1.000 millones), necesitarán entre US$ 12.000 millones y US$ 14.000 millones para hacer frente a sus préstamos morosos. Según el informe de la comisión, dirigida por Elizabeth Warren: “Necesitarán reunir mucho más capital, ya que las pérdidas calculadas rebasarán los beneficios y reservas previstos”. Esta situación llevará a una caída en el total de entidades bancarias y un aumento de la participación de la banca extranjera.

En España, según Prensa Latina, el sector bancario apunta a la eficiencia y es por ello que los cinco principales bancos del país (Banco Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular) han reducido su personal y número de sucursales. La mayor eficiencia y el aumento de la actividad produjeron que el Santander y el BBVA sean la primera y tercera entidad de mayores beneficios durante la primera mitad de 2009 en Europa.

El Santander ha logrado una ganancia de 4.500 millones de euros en la primera mitad del año, quedando segundo a nivel mundial detrás del Bank of America (NYSE:BAC) que ha logrado beneficios por 5.263 millones de euros. El BBVA (IBEX35:BBVA) obtuvo el tercer lugar en Europa con un beneficio de 2.799 millones de euros.

Para Santander y el BBVA no importan tanto las ganancias alcanzadas como la capacidad que muestran para poder continuar con su política de expansión internacional para seguir creciendo entre las principales entidades bancarias del mundo.

En donde se esperan importantes cambios es en el sector bancario es en China, país que se comprometió con EEUU, según Pueblo en Línea, a profundizar la reforma de su sistema financiero y promover una intermediación financiera más eficiente en apoyo a la demanda interna. Como parte de esta iniciativa, China promoverá la liberalización de las tasas de interés y el financiamiento al consumidor. Estas iniciativas son el inicio de una mayor apertura que permitirá en el futuro una mayor competencia en dicho mercado de entidades extranjeras.

El sector bancario enfrenta un escenario totalmente distinto luego de la crisis. Nuevas entidades han surgido en el contexto internacional y otras han desaparecido. Mercados que parecían impenetrables hoy se muestran más permeables, mientras otros estarán atrayendo las miradas.

Horacio Pozzo

————-NUESTROS SUSCRIPTORES GANAN 17% EN BOLSA—–

Quienes se suscribieron a nuestra newsletter de inversión Valor Global en julio, ya llevan un 17% de ganancias, habiendo cubierto varias veces el costo de la newsletter. Una de las últimas recomendadas la semana pasada, ha subido un 20%, es una de las más importantes minoristas de EEUU. Y lo más importante: esta empresa tiene mucho más margen de suba, y duplicará su valor actual en los próximos meses. ¿Quiere conocer cuál es, así como el resto del portafolio de Valor Global y beneficiarse con las recomendadas que saldrán pronto para el mes de septiembre? Haga click aquí

La crisis del 2008 y los pronósticos para el 2009

En este último artículo del año creo que es oportuno realizar un balance de lo que ha sido este 2008 tan difícil para la economía mundial en donde la crisis subprime se ha generalizado y ha provocado graves daños en la economía real. Conjuntamente con el balance de lo que ha sido este 2008, quiero compartir con ustedes cuáles son las perspectivas que se abren para las economías latinoamericanas en el 2009 a la luz del actual contexto internacional.

La situación de la economía mundial para el final de este año, sin dudas que es radicalmente diferente a la que se pensaba que iba a ser al comienzo del mismo. En los inicios del 2008, la crisis subprime aparecía como un problema limitado a los Estados Unidos y con un cierto impacto en las economías europeas a través de la contaminación de su sistema financiero.

La palabra recesión no era considerada como una posibilidad para la economía estadounidense y mucho menos para las economías europeas. Es que la magnitud del daño que podía producir la crisis subprime estaba más que subestimada.

En el mundo emergente, hablábamos de un fenómeno nuevo que podía originarse en este contexto de crisis y que lo habíamos bautizado con el siguiente nombre: decoupling. Es que el fuerte ritmo de crecimiento que mantenían las economías emergentes (principalmente las asiáticas con China a la cabeza y las de Latinoamérica), alimentaban la esperanza de que dichas economías no se vieran afectadas por la crisis y que incluso su crecimiento pudiera compensar la caída en el producto de las economías desarrolladas.

La fortaleza de las economías emergentes y el bajo impacto esperado en la economía real de los países desarrollados, hacían que los precios de los commodities continuaran con su tendencia creciente durante la primera mitad del año y, ante el fuerte debilitamiento del dólar, dichas cotizaciones llegaron a alcanzar valores récord.

La principal amenaza para las economías era en la primera mitad del año, el tema inflacionario. Es que el alza en el precio de los commodities se traducía en mayores presiones inflacionarias externas a las economías nacionales que obligaba a una ineficaz política monetaria restrictiva por parte de los países.

Para las economías latinoamericanas, durante la primera mitad del año, preocupaba también la apreciación cambiaria que aparecía como el canal de transmisión de la crisis ya que al generar una pérdida de competitividad de dichas economías, debilitaba la demanda externa de las mismas.

La apreciación cambiaria era consecuencia de la política monetaria restrictiva combinada con la fortaleza de los fundamentos macroeconómicos de las economías latinoamericanas, que luego fue profundizada por el debilitamiento propio de la moneda estadounidense como consecuencia del impacto de la crisis sobre la economía norteamericana.

Pero el contexto económico mundial experimentó un giro brusco en la segunda mitad del año cuando la crisis financiera comenzó a reflejar su impacto negativo sobre la economía real en los países desarrollados y dejaba de ser un problema sólo de los mercados financieros.

A principios del mes de setiembre, con los primeros datos de crecimiento negativo de las economías y las pobres perspectivas de crecimiento de los meses siguientes, sumado a los nuevos episodios de crisis en el sistema financiero norteamericano que derivó en el mega plan de rescate por US$ 700.000 millones, se produjo una fuerte reversión en la tendencia de los valores de los activos financieros.

El valor del dólar se recuperó fuertemente frente al euro y la libra esterlina, mientras los Bancos Centrales de las principales economías profundizaban sus políticas de recortes de tasas de interés y los gobiernos lanzaban una batería de políticas fiscales expansivas para evitar que la crisis se profundizara.

El reconocimiento por parte de los mercados de la fuerte incidencia de la crisis financiera sobre la economía real provocó un desplome en el precio de los commodities. El caso testigo lo muestra el petróleo cuya cotización actual es menor a la tercera parte de aquella que registrara en su pico, de mediados de año (en dicho momento rozó los US$ 150 el barril, mientras que actualmente apenas supera los US$ 41 el barril).

De repente el contexto económico experimentó un cambio total y ya la cuestión inflacionaria dejaba de ser un problema. Dentro de todo el panorama negativo, este aspecto reducía el conflicto de los banqueros centrales que se debatían entre contener la inflación (provocada principalmente por factores externos) y estimular las economías.

Los acontecimientos que se fueron sucediendo a nivel global tuvieron un claro impacto en las economías latinoamericanas.

Para las economías latinoamericanas, el objetivo de política económica pasó de ser, el controlar la inflación y la apreciación cambiaria a evitar una fuerte caída del producto y una fuerte devaluación de la moneda.

Tal ha sido el deterioro sufrido por las economías latinoamericanas a consecuencia de la crisis internacional que las previsiones de crecimiento para la región en 2009 pasaron en poco tiempo desde un nivel superior al 4% a un estimado del 1,9%.

Con este contexto recesivo, la economía global finaliza el 2008 y se prepara para un 2009 muy duro pero con un mayor nivel de certeza: la recesión es el principal enemigo que deberán enfrentar conjuntamente con la dura tarea de reconstruir el sistema financiero internacional.

Y para las economías latinoamericanas, el contexto económico internacional parece clarificarse, y con ello, los desafíos que deberán enfrentar.

Veamos qué les espera a las economías de la región en relación a los principales aspectos económicos:

En lo referente a los precios de los commodities internacionales, el 2009 aparece con pocas dudas. La situación de recesión mundial mantendrá deprimido los precios de los commodities en general, los cuales podrán experimentar una recuperación para el último trimestre del año, junto con los primeros signos de recuperación de las economías desarrolladas.

La inflación no será un problema para la mayoría de las economías latinoamericanas (Venezuela parece ser una de las excepciones en este aspecto). La recesión global que seguirá impactando en las economías de la región provocando una contracción de la demanda interna y que ha afectado a los precios de los commodities, hará que las presiones inflacionarias se mantengan contenidas.

En materia de comercio exterior, los países latinoamericanos tendrán que estar listos para enfrentar una mayor competencia, en donde las devaluaciones competitivas tendrán poca efectividad en lograr recuperar los volúmenes de ventas al exterior.

La cuestión cambiaria también insinúa tener una tendencia definida para los países latinoamericanos. Las políticas monetarias más laxas que tendrán estos países junto con el debilitamiento de los fundamentos macroeconómicos, hacen pensar que los tipos de cambios en Latinoamérica se mantendrán en niveles similares a los actuales o con una tendencia hacia la depreciación.

La herramienta principal de las economías de la región para el 2009 será la política fiscal expansiva complementada con una política monetaria laxa. El foco de acción de los gobiernos latinoamericanos será la demanda interna en la cual apoyarán el crecimiento de sus economías.

Los gobiernos latinoamericanos seguirán muy de cerca la evolución de las importaciones. La recesión mundial genera el temor a una invasión de productos extranjeros que dañe a las industrias locales. Es por ello que los gobiernos buscarán evitar que esta situación tenga lugar, por lo que no sería de extrañar el surgimiento de diferentes medidas paraarancelarias.

Finaliza un año difícil para la economía mundial, pero está por comenzar otro que no aparece ser mucho mejor. Este año, en donde las variables económicas han experimentado un comportamiento casi impredecible (y sino, cómo han ido modificándose las proyecciones de los analistas del mercado en los que me incluyo), nos deja como enseñanza la importancia que tiene para la economía mundial una adecuada regulación y supervisión del sistema financiero internacional que evite que se puedan generar riesgos desmedidos que amenacen su estabilidad. ¿Podrán los líderes de las principales economías asimilar dicha enseñanza para evitar que se repitan en un futuro acontecimientos similares a los que actualmente padecemos?

Latinforme.com


Artículos Relacionados



AgenciaBlog