Posts etiquetados como ‘financiero’

El banco español que se beneficiará con las ventas masivas de bancos británicos

El banco español que se beneficiará con las ventas masivas de bancos británicos

El banco español que se beneficiará con las ventas masivas de bancos británicos “Para promover una mayor competencia en el mercado bancario británico y cumplir con las reglas de la Unión Europea (UE) para ayudas estatales, los bancos deberán hacer cesiones de partes significativas de sus negocios en los próximos cuatro años”, decía el gobierno británico en un comunicado.

¿Quiere comprar un banco inglés? Esta puede ser su oportunidad. En los próximos meses varias entidades británicas tendrán en sus frentes, carteles de venta. El costo de la crisis en Gran Bretaña no solamente será soportado por el pobre contribuyente, las entidades también deberán hacerse cargo de al menos parte de sus desmanejos.

Las entidades bancarias rescatadas por el gobierno británico están contrarreloj negociando las condiciones para el saneamiento de los balances que incluyen la venta de parte de sus activos y la posibilidad de hacer un importante esquema de seguros para deudas incobrables. Desde el Estado inglés se pretende eliminar todo posible riesgo que pueda surgir desde el sistema financiero y pasar a una etapa en donde vuelva a ser el motor de la economía.

La crisis en el sistema financiero británico no ha terminado y eso parecería ser una buena noticia para el español Santander (NYSE:STD) quien ya ha aprovechado los problemas en el sector bancario británico para realizar compras de oportunidad o para el BBVA (NYSE:BBV), quien se encuentra aumentando su presencia internacional.

Desde el gobierno inglés se pretende avanzar en el saneamiento del sistema financiero y para ello se decidirá la venta, entre otras entidades, de una parte de las tres entidades rescatadas por el gobierno: Lloyds (NYSE:LYG), Royal Bank of Scotland y Northern Rock. El gobierno es ahora dueño de la totalidad de este último y tiene el 43% y 70% de los dos primeros, respectivamente.

———- S&P500 sube 17%, portafolio de Valor Global sube 24%———

No es difícil ganar en Bolsa cuando todo sube. Lo difícil es dar con las compañías que subirán más que el resto.

Lanzamos hace cuatro meses Valor Global, un reporte con acciones recomendadas de fuerte potencial alcista en Wall Street para ganar más que el promedio de los inversores.

Si usted también quiere unirse a nuestros suscriptores que llevan ganando un 24% en la Bolsa de Nueva York, puede conocer más detalles aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com , tenemos un reporte diseñado para usted.

Las subas de nuestras recomendadas: 99%, 57%, 27%, 18%. Y más…

———————————————–

El objetivo perseguido por el gobierno con la venta generalizada de parte de las entidades financieras británicas es además de sanear al sistema y de cumplir con los pedidos de Bruselas (que cuida que las ayudas oficiales no provoquen competencia desleal entre las entidades bancarias europeas), es pasar a un sistema financiero más eficiente en el cual se aumente la competencia.

“Lo que quiero hacer ahora es iniciar el proceso de reforma y reconstrucción para poder tener un sistema bancario más seguro y competitivo, con más bancos importantes de los que tenemos en este momento, con el ingreso de nuevos participantes”, decía el ministro de Finanzas de Gran Bretaña, Alistair Darling, al referirse a esta cuestión.

Por lo pronto, el gobierno británico, en su generosidad, ha decidido en el día de ayer, darle unas 21.000 millones de libras esterlinas al Lloyds, con lo cual aumentará su participación en la entidad. Lo mismo hará con el RBS sobre el que pasará el gobierno a ser dueño del 84% del paquete accionario con el 75% de derecho a voto.

Pero el proceso de “limpieza y ordenamiento” del sistema financiero promete no terminar con las tres entidades mencionadas anteriormente. El Cheltenham & Gloucester, entidad especializada en hipotecas, que cuenta con 160 oficinas en todo el país, y el banco Intelligent Finance, estarían también con el cartel de venta.

Y podría haber más, pero por el momento, no se mencionan dentro del grupo de entidades que estarían a la venta en su totalidad o en parte, a las aseguradoras Scottish Widows y Clerical Medical.

Si bien todo depende de las negociaciones que las entidades puedan hacer con el gobierno, por lo pronto, el Lloyds sacaría al mercado alrededor de 185 de sus sucursales en Escocia, mientras que RBS vendería las 312 sucursales que posee en Inglaterra de lo que era el banco Williams & Glyn’s y las oficinas de NatWest en Escocia. El RBS también tendría que desprenderse de sus aseguradoras, entre las que se encuentran Churchill y Direct Line y otras unidades de negocio para fortalecer la posición de la entidad bancaria.

El destino del banco Northern Rock es dividirse en dos partes, rescatando la parte buena de la parte mala. Esta “parte buena” contendrá 18.500 millones de libras de depósitos y unas 10.000 millones de libras en hipotecas sanas. Además contendrá a las 76 sucursales y la mayor parte del personal. Lo que queda de la entidad, la “parte mala” son los activos tóxicos que seguirá en manos del Estado, o sea, que será asumido por el contribuyente.

No caben dudas de que el proceso generará un cambio radical en la estructura y composición del sistema financiero. Incluso la reforma en su regulación, implicará también cambios en su dinámica. Es por estos motivos que este proceso de reordenamiento del sistema financiero inglés no será inmediato y puede extenderse por varios años.

Mientras las entidades financieras británicas con problemas se encuentran más que preocupadas, con sus ejecutivos durmiendo solamente unas pocas horas diarias ya que viven momentos cruciales para el futuro de sus compañías, otros bancos ven a estas instituciones con interés de adquirirlas o al menos, parte de sus negocios.

Al Santander le interesaría la compra de las 312 sucursales que Royal Bank tiene en Inglaterra. Con ello, la entidad presidida por Emilio Botín podría consolidar su presencia dentro de la banca británica y posicionarse de muy buena forma para competir por el mercado.

Desde el BBVA si bien no se ha demostrado explícitamente interés alguno, está buscando recuperar el terreno perdido en su competencia con el Santander quien le ha sacado varios cuerpos de ventaja gracias a su estrategia agresiva de internacionalización que lo ha llevado a aumentar su presencia en mercados claves como el latinoamericano y el estadounidense.

Más allá del éxito que pueda tener el gobierno británico por sanear al sistema financiero, será clave para la solidez futura, los avances que se realicen en materia de regulación, para evitar que se pueda llevar a una situación de crisis como la actual. Probablemente nos encontremos en el futuro con un sistema bancario más atomizado y con un mayor nivel de competitividad, aunque ello no garantizará totalmente la buena administración de riesgos. Pero eso mucho no le importará a quienes quieren aprovechar la oportunidad para posicionarse en este mercado tan tentador.

Horacio Pozzo

———–La economía para entender a los mercados———–

La economía china vuelve a la senda de vigoroso crecimiento. Ello generará grandes oportunidades para las economías productoras de commodities ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender cómo la economía determina los grandes movimientos de los mercados, llegó el curso Economía básica para inversores el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias y las de los mercados. Haga click aquí para adquirir el Curso.

———————————————-

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado “Nos queda un largo camino que recorrer para la plena recuperación económica”, dijo Barack Obama, presidente de EEUU luego de conocerse el dato de crecimiento de la economía.

Por primera vez desde el 2008, la economía estadounidense volvió a crecer. En el tercer trimestre la economía creció a una tasa de 3,5%, el ritmo más fuerte desde igual período de 2007. ¿Los factores que explican dicha recuperación? La mejora en el nivel del gasto del consumidor y la inversión para la construcción de casas. Si bien aún no lo ha confirmado así la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas, de este modo, para los términos técnicos, la economía de los EEUU deja atrás la recesión económica ¿Y con ella deja sus problemas?

Si uno se concentra únicamente en el dato de crecimiento, no se puede negar que es positivo, e incluso ha superado los pronósticos ya que el mercado esperaba una recuperación de la economía estadounidense un poco más débil. Un crecimiento de entre el 3,2% y 3,3% era el apuntado por el mercado. Pero para darle vuelo a nuestra esperanza de estar frente al comienzo de la recuperación de la economía americana, hay que ir al detalle y analizar qué hay detrás de su recuperación.

A pesar del entusiasmo del presidente estadounidense, muchos analistas mantienen sus reservas sobre la fuerza de la recuperación. Para Marc Jourdier de AFP: “EEUU sale técnicamente de la recesión, sin despejar las dudas sobre su economía”, teniendo en cuenta las múltiples dudas que el mercado está mostrando sobre la consolidación de la recuperación.

En la visión de John Authers del Financial Times: “La economía crece pero las penas permanecen”. Catherine Rampell en New York Times reflejaba en un artículo la visión de los economistas que apuntaban a la finalización de los programas de estímulo para el sector automotriz e inmobiliario que se sumarán a los problemas laborales para hacer pensar que la recuperación puede durar.

Volviendo al análisis de la recuperación del crecimiento estadounidense, se ha puesto en evidencia que las familias siguen siendo el sostén de la economía y a pesar del golpe que les significó la crisis, que les ha hecho perder una parte significativa de sus riquezas (lo cual condiciona el consumo futuro), siguen demostrando su capacidad para impulsar el crecimiento económico. Pero a pesar de la recuperación del consumo en el tercer trimestre del año, desde el mercado ya se anticipa una recaída del mismo producto por la baja de la confianza de los hogares ante el aumento del desempleo.

Si las familias tienen problemas laborales, entonces no podemos ilusionarnos con la continuidad de la recuperación del consumo familiar. Por eso nos interesará responder esta pregunta: ¿Qué ocurre con el desempleo en los EEUU? Christina Romer, presidenta del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca recordaba que: “La reversión de los cruciales indicadores de los mercados laborales, tales como la tasa de desempleo, normalmente se produce luego de la reanudación del crecimiento”. Por estos momentos, la tasa de desempleo alcanza al 9,8% de la Población Económicamente Activa (PEA) y es la tasa más alta desde 1983. Lo más probable es que para lo que reste del año, el desempleo en lugar de descender, alcance los dos dígitos, y dependiendo cómo afecte esta situación a las expectativas de las familias es que torcerá la dinámica del consumo o permitirá que mantenga la expansión iniciada.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner mostró su moderación sobre la evolución de la economía por los problemas que aún enfrentan las familias: “El desempleo se mantiene inaceptablemente alto para cada persona desempleada, para cada familia que enfrenta un embargo, para cada pequeña empresa que no logra un crédito, la recesión se mantiene viva y aguda”.

¿Por qué puede seguir en alza el desempleo? Las empresas aún no están dispuestas a contratar más trabajadores y la tasa de crecimiento del empleo no alcanza a compensar el aumento de los individuos que pretenden ingresar al mercado laboral. Es que las empresas no contratarán más trabajadores hasta que la recuperación sea lo suficientemente sólida como para justificar tal decisión. Y si esperamos fortaleza en la recuperación de la economía, desde la Reserva Federal no vienen buenas noticias, ya que la entidad responsable de la política monetaria en los EEUU estimó recientemente que el crecimiento no será tan fuerte como para hacer bajar el desempleo en 2010.

Dijimos que el sector inmobiliario ha aportado positivamente a este 3,5% del PBI, pero ¿Podemos pensar en que seguirá sumando al crecimiento económico en los próximos meses? El sector inmobiliario ha recuperado actividad pero en una parte, gracias al estímulo temporal del gobierno estadounidense. La caída inesperada del 3,6% en las ventas de viviendas nuevas del mes de setiembre, muestra la frágil situación del sector. Encima el sector financiero no está realizando su aporte para generar demanda, una demanda que lejos está de estimularse por los problemas de fragilidad laboral antes mencionados y de incertidumbre en el contexto económico.

Hablando del sistema financiero, debemos prestar atención a lo que pueda ocurrir en los próximos meses más allá de los avances regulatorios. El sistema financiero estadounidense aún puede depararnos alguna sorpresa. En el año las quiebras bancarias se cuentan hasta el momento en 106, pero no será este el número total de entidades bancarias que hayan dejado de existir en este 2009.

Si consideramos el crecimiento observado en el PBI del país del norte en función de los intereses latinoamericanos, no existe demasiado margen para el entusiasmo. Es que la fragilidad de dicha recuperación y los riesgos de reversión que aún persisten, no hacen esperar un efecto benéfico sobre las economías latinoamericanas, y en especial para México, de significación.

Para colmo de males, la apreciación cambiaria de las monedas latinoamericanas ha deteriorado su competitividad relativa respecto a la economía americana, lo cual disminuye aún más las expectativas de crecimiento en la región a partir del sector externo.

Creo que aún es prematuro descorchar y celebrar el fin de la crisis tanto para Latinoamérica pero principalmente para los EEUU. La crisis por sus características no acabará tan fácilmente y el tiempo conjuntamente con decisiones prudentes, es el que determinará la consolidación de la recuperación. Sólo queda esperar ya que no hay más margen para nuevos planes de estímulo económico cuyo principal efecto podría ser el aumento del riesgo de una nueva crisis, aunque esta vez, desde las cuentas fiscales.

Horacio Pozzo

Horacio Pozzo es Magister en Economía por la Universidad de La Plata, Argentina y editor del Curso Economía Básica para Inversores, para aprender a invertir en función de la economía.

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU
29 Octubre 2009 “Ningún sistema financiero puede trabajar efectivamente si las instituciones financieras y los inversores operan con la creencia que el gobierno actuará para protegerlos de las consecuencias de sus fallas”, Barack Obama, presidente de los EEUU.
La crisis financiera originada en el mercado de hipotecas subprime de los EEUU ha tenido hasta el momento como ganadores a las principales instituciones financieras de los EEUU (a excepción de Lehman Brothers), como el Citi (NYSE:C) o el Bank of America (NYSE:BAC), que han logrado salvar su cabeza gracias a los impuestos de los contribuyentes. Esta situación no es perdonada por los estadounidenses y es por ello que el gobierno de Obama debe actuar para demostrar que está a favor de los consumidores financieros y contribuyentes del país.

En la búsqueda de convencer y agradar, la reforma del sistema financiero estadounidense sigue avanzando, y todos esperan que lo haga en el sentido correcto. Del éxito en la reforma regulatoria, dependerá que no se genere una futura crisis en los EEUU a través de la operatoria de las entidades financieras, aunque esto no despeja el horizonte de amenazas.

El día martes no fue un día más para la reforma del sistema financiero de EEUU. Se presentó el proyecto para enfrentar el riesgo sistémico en la economía, iniciativa que incluye la aprobación de una medida que expondrá a los fondos de cobertura a un mayor escrutinio. La iniciativa concedería vastos poderes a un nuevo consejo regulatorio, a la Reserva Federal y a la Corporación Federal de Seguros de los Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés) para vigilar y enfrentar riesgos a la estabilidad económica planteados por compañías financieras con dificultades.

La nueva regulación prevé una actitud más preventiva para evitar dolores de cabeza que cuesten varios miles de millones de dólares. Según la nueva regulación, toda firma que se considere, tenga capital insuficiente, puede ser reestructurada o incluso cerrada por los reguladores. El tema aquí pasa por la adecuada medición que puedan realizar los reguladores, que no deben ni subestimar ni sobreestimar el nivel de suficiencia de capital de las firmas. ¿Eso se puede asegurar a través de algún tipo de regulación? El componente subjetivo en estas evaluaciones puede ser un factor determinante a la hora de considerar si una entidad tiene problemas de capitalización. Al menos se debe reconocer que es una buena iniciativa.

El desafío para la nueva regulación pasa por tener equilibrio y capacidad de acción inmediata. La regulación debe ser efectiva para controlar que el sistema financiero y sus instituciones componentes, no se excedan en la toma de riesgos, pero tampoco la acción reguladora debe ahogar el desarrollo y crecimiento del sistema financiero.

Un elemento importante que agrega la propuesta de regulación es que la mala administración de las entidades financieras puede poner en riesgo la estabilidad de los altos cargos. De hecho, en aquellas entidades en las que el nivel de capitalización resulte insuficiente, poniendo en riesgo su solvencia, sus ejecutivos podrían ser despedidos (con posible pérdida de prestigio). Entre otras medidas para evitar la toma de riesgo excesiva la regulación buscará limitar tanto las posiciones riesgosas como los incentivos para tomar dichas posiciones: es así que la regulación limitará las exposiciones de crédito, así como también los salarios y bonos (limitando de este modo los incentivos a las decisiones cortoplacistas de los ejecutivos bancarios).

Para la nueva regulación, el tamaño sí importa. Desde el gobierno de los EEUU se prefiere que no existan entidades financieras demasiado grandes para caer. La triste experiencia de Lehman Brothers, ha demostrado que no es posible dejar caer a una institución financiera de gran tamaño sin esperar consecuencias profundas y duraderas sobre el sistema financiero.

Y como no existe demasiado margen de acción cuando una entidad de gran tamaño está en problemas, lo mejor que se puede hacer desde el punto de vista regulatorio y de supervisión es aumentar las evaluaciones sobre la salud de dichas entidades. En este sentido, la Reserva Federal podría limitar e incluso bloquear las adquisiciones de entidades financieras para evitar que alcancen un tamaño excesivo.

“Es muy importante que alcancemos un acuerdo sobre una reforma comprensiva tan rápido como sea posible para que se pueda restaurar la confianza entre los contribuyentes americanos y también en el resto del mundo”, decía Obama. El mensaje es claro: hay que actuar de manera convincente pero también, lo más rápidamente posible.

Y para convencer, se le debe asegurar al contribuyente que los costos de las crisis no sean asumidos por ellos. Para no cargarle la responsabilidad al contribuyente, la reforma buscaría llevar el costo de los futuros esfuerzos de estabilización financiera hacia la industria, al obligar a las firmas financieras con más de US$ 10.000 millones en activos, a pagar por cualquier pérdida ocasionada por las acciones de la FDIC para resolver los problemas de las firmas debilitadas.

¿Qué nos puede deparar el sistema financiero estadounidense luego de la reforma regulatoria? Encontraremos un marco regulatorio más estricto que haga especial foco en las entidades de mayor tamaño de las que se creía, tenían una mayor capacidad de autorregulación. También nos vamos a encontrar con entidades que pueden alcanzar hasta un cierto tamaño más allá del cual la regulación no les permitirá crecer.

Con la reforma de la regulación del sistema financiero estadounidense, el gobierno de Barack Obama está atacando uno de los principales frentes que pueden dar lugar a un futuro foco de crisis el cual puede originarse por diferentes factores tales como burbujas especulativas o por actitudes de toma de riesgo excesivas no limitadas por la regulación como la generación de nuevos activos financieros del tipo subprime.

Pero no debería estar tranquilo el presidente Obama y creer que con esta regulación (en caso de llegar a ser eficaz), se despejó el horizonte de posibles crisis. Los problemas fiscales, con el fuerte crecimiento del endeudamiento público y el tema de la reforma en el sistema de salud (que se combinan con otros factores para debilitar aún más al dólar), son elementos que amenazan la estabilidad de la economía en el mediano plazo.

Probablemente la reforma regulatoria limite el valor de las entidades financieras en los EEUU al restringir sus posibilidades de crecimiento y con ello, estas entidades perderán atractivo para los inversores. ¿Dónde estarán de aquí en más las oportunidades de inversión? Desde Valor Global , los inversores que han confiado en nuestras recomendaciones de inversión, están disfrutando de una extraordinaria rentabilidad en sólo cuatro meses.

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar ha estado colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores , acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede hacerlo aquí .

———————————————————–

Europa se recupera, ¿Por qué España no?

Europa se recupera, ¿Por qué España no?

Europa se recupera, ¿Por qué España no?
16 Septiembre 2009 En medio de la crisis el gobierno español ha intentado evitar la brusca caída del mercado inmobiliario. En estos momentos, lo que parecía ser una ayuda, terminó perjudicando no solamente al mercado inmobiliario español que no culminó con su proceso de ajuste, sino que además se transformará en uno de los factores explicativos de la demora en la recuperación de la economía española.
En Europa, la mayoría de las economías, a excepción de España, se preparan para la recuperación económica que experimentarán en 2010. La economía española deberá esperar un poco más para percibir los efectos benéficos de la recuperación económica, tiempo que podrá ser aprovechado por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para repasar los errores cometidos en materia de política económica y elaborar un plan de reformas profundas para recuperar la solidez económica.

La Comisión Europea (CE) mejoró ayer de manera sensible sus previsiones de crecimiento para la zona euro y la Unión Europea, adelantando su recuperación del primer trimestre de 2010 al tercer trimestre de este año. Los signos alentadores en las principales economías europeas como Francia y Alemania, generaron este cambio en las expectativas de recuperación. Para España, sin embargo, el pronóstico de la CE empeora en medio punto hasta una caída del PIB del 3,7% en 2009.

¿Por qué si en Europa en su conjunto reina el optimismo, el contexto para España aparece tan oscuro? El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, apuntaba acertadamente a los múltiples desequilibrios de la economía española para justificar que España experimentará una recesión más prolongada que el resto de los países europeos: “El mayor endeudamiento de los hogares, la crisis inmobiliaria, la balanza exterior y la elevada tasa de paro”.

La situación del mercado inmobiliario español se percibe a simple vista. En el periódico Cinco Días, se reflejaba la visión de R.R. de Acuña & Asociados que en su anuario estadístico del mercado inmobiliario anticipaba que la recuperación del sector con todo lo que ello implica, no se producirá sino hasta el 2013 (¡o incluso existe la posibilidad que se deba esperar hasta el 2016!).

Los problemas para las grandes inmobiliarias no cesan. El pasado viernes fue el turno de Nozar, que ha declarado concurso de acreedores al suspender pagos con un pasivo de 700 millones de euros. Así se suma a otras grandes como Martinsa-Fadesa o Habitat. Lo peor es que con Nozar no termina la lista de compañías en problemas.

Con un mercado inmobiliario deprimido, los precios de las viviendas siguen en baja, pero si quiere comprar, lo mejor será seguir esperando ya que se anticipa que el precio de la vivienda seguirá cayendo hasta 2011, y quizás hasta más allá del 2011 también.

El desfase existente entre la oferta y la demanda en el sector es preocupantemente significativo. Actualmente existirían en España 1,7 millones de pisos en stock en el mercado inmobiliario español. Este año solamente se espera una demanda de 218.428 pisos. O sea que si le asignamos a todos los pisos en stock la misma probabilidad de ser vendidos, la tasa de éxito es del 12,8%.

La firma advierte además de que “el problema se agrava” al analizar la cartera de suelo disponible para construir vivienda actualmente existente, que suman una edificabilidad de 2,40 millones de pisos más. “Ello indica que existe suelo para nueve años que, unido al ’stock’, supone que el mercado cuenta con viviendas y suelo para los próximos quince años”,

¿Qué se debe hacer ante semejante exceso de oferta? ¿Cómo encontrar comprador que al menos pague lo suficiente para salvar una parte del valor del inmueble? Según Finanzas, los outlets han llegado hasta el mercado inmobiliario español en donde los constructores ofrecen inmuebles con descuentos de hasta el 40%. Entre el viernes 11 y el domingo 13 de septiembre, se celebrará en IFEMA (Feria de Madrid), la primera edición del Salón del Outlet Residencial. Las empresas expositoras, entre las que también se encuentran las sociedades inmobiliarias de algunas entidades financieras, pondrán a la venta restos o construcciones de otras temporadas, (por eso es que se lo denomina “outlet inmobiliario”) de un total de 654 promociones repartidas por toda España. La feria será la primera de este tipo, pero promete no ser la última.

Estos problemas del mercado inmobiliario no quedan contenidos sino se esparcen al resto de la economía. Siempre que menciono al mercado inmobiliario, no puedo dejar de hacer referencia a la importancia del mismo para un gran conjunto de actividades vinculadas. Que la actividad de la construcción se encuentre en niveles mínimos históricos no debería sorprender.

Según Rodríguez y Rodríguez de Acuña: “La situación del mercado no justifica una mayor construcción y los bancos tampoco darían dinero para construir algo que no se vende”.

Los problemas en el sector de la construcción, un sector mano de obra intensivo, repercutirán en la tasa de desempleo de la economía española y es por este motivo que no habría que ilusionarse con una significativa caída del desempleo en los próximos meses. Quizás probablemente el mejor resultado será que la tasa de desocupación se mantenga en los niveles actuales.

Tan mal está la situación en el mercado inmobiliario español, que hasta los fondos buitres huyen de él. Cargill Value Investors, Aktiv, Intrum. Carval Investors, Benson Elliot, Coltrane o Colony Capital son algunos de los tantos fondos buitres que han “sobrevolado” el mercado español desde que estalló la crisis inmobiliaria en búsqueda de compras de oportunidad. El motivo de la huída de estos fondos es que no se ha producido el ajuste brusco en el mercado inmobiliario español. Las ofertas que han venido realizando estos fondos para hacerse de inversiones inmobiliarias no han tenido la respuesta esperada. Con la salida de los fondos buitres, se reafirman las perspectivas de demora en la recuperación del mercado inmobiliario español.

¿Por qué el mercado inmobiliario español demorará tanto en su recuperación?

Un motivo es, como se acaba de mencionar, la lentitud con la que se produce el ajuste, situación motivada por la compra masiva de activos de los bancos a los promotores quienes han pagado incluso por encima de su valor de tasación para evitar la entrada en concurso de las grandes inmobiliarias ha impedido que el ajuste en los precios en el mercado español sea tan rápido como en otros mercados, incluido el estadounidense.

Según el Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles (Imie) elaborado por Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa), los precios de las viviendas alcanzaron en el mes de agosto los niveles de 2005, pero el ajuste realizado no alcanza

El sector financiero, más allá de sus propios problemas, ni piensa en el mercado inmobiliario y allí encontramos otro de los factores que provocará la demora en el proceso de recuperación del mercado. No le interesa apoyar ni a la oferta ni la demanda de dicho sector. La sobre-sobreabundancia desde el punto de vista de la oferta, no hace viable casi ningún proyecto inmobiliario, mientras que la alta fragilidad en la fuente de ingresos de las familias (recordemos que España tiene una tasa de desempleo que se encamina al 20% de la PEA), hacen del financiamiento hipotecario, una decisión más que riesgosa agravada por la tendencia bajista del precio del colateral.

Probablemente sea injusto el acusar al mercado inmobiliario español de todos los males de la economía, pero indudablemente, allí se podrá encontrar una buena parte de las causas de la situación actual de la economía española.

Horacio Pozzo

______________________________________________________________________________

¿Busca ganar en Bolsa? ¿Está con miedo, no sabe cómo empezar? ¿Busca a alguien que lo ayude a abrir una cuenta para operar en Wall Street? ¿No conoce el monto mínimo para comenzar a operar? ¿Quiere obtener su deseada Libertad Financiera?

Las respuestas a esas preguntas y muchas más están en el reporte de inversión Valor Global.

Los suscriptores de Valor Global van camino hacia su independencia financiera.

Compruebe usted mismo las ganancias de nuestras recomendaciones:

¿Quiere usted también ganar como los suscriptores de Valor Global?

Haga click aquí y sea dueño usted también de su destino financiero.

Una bomba en la Reserva Federal

Una bomba en la Reserva Federal

Una bomba en la Reserva Federal “Ben abordó con calma y sabiduría un sistema financiero al borde del colapso; tanto con una acción valerosa como con ideas no ortodoxas que nos ayudaron a poner los frenos en nuestro desplome económico”, Barack Obama, al nominar a Bernanke para un nuevo mandato al frente de la Fed.

Ben Bernanke no tuvo ni siquiera tiempo para celebrar. Su vida diaria desde que está al frente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, transcurre de la misma manera: corriendo para todos lados apagando incendios cuyo foco de origen se encuentra en la gestión de Alan Greenspan.

El presidente de los EEUU Barack Obama, confirmó a Bernanke para un nuevo mandato por cuatro años al frente de la Fed. Pero en lo que tenía que ser un día de celebración, se opacó por la decisión de un tribunal norteamericano (un juzgado federal de Manhattan), de obligar a la Reserva Federal a hacer públicas las ayudas concedidas a los grandes bancos y compañías de EEUU que han participado en su programa de rescate financiero.

A la juez Loretta Preska no le resultó convincente la lógica explicación de Bernanke acerca del posible impacto negativo que puede tener para las entidades asistidas, que se de a conocer dicha situación. ¿Usted confiaría sus ahorros a una entidad que ha tenido que ser asistida ante el riesgo de caer? Personalmente, lo pensaría dos veces antes de hacerlo y es por eso que considero razonable el argumento de Bernanke, aunque entiendo también que la discrecionalidad debe tener límites.

Ciertamente el secreto que rodea a toda la operatoria de asistencia que se le brindara al sistema financiero estadounidense genera una gran inquietud ya que no existe claridad acerca del volumen de ayuda que ha requerido cada una de las entidades ni los activos que fueron aceptados como colaterales a cambio de las asistencias. Ni los propios accionistas de las entidades bancarias están informados si su entidad ha sido asistida o no, lo cual puede generar sospechas en entidades que no han requerido de ayuda.

¿Puede esta incertidumbre afectar al sistema en general? Probablemente esté limitando su recuperación, pero quizás sería mayor el daño para el sistema si se conociera la identidad de los bancos asistidos. El riesgo de corridas bancarias es concreto y no se puede desestimar. Como si fuera una profecía autocumplida, las entidades que han tenido inconvenientes podrían caer si los depositantes descubren que a quienes confían sus ahorros han corrido peligro de sobrevida, ya que nadie les asegura que no volverán a pasar por una situación similar.

La agencia de noticias Bloomberg ha sido uno de los medios que ha llevado al ámbito judicial la disputa por la difusión del accionar de la Fed amparándose en el derecho del pueblo a estar informado sobre las acciones del gobierno. El argumento es válido pero el momento en el que se realiza dicho planteamiento no parece ser el más adecuado, cuando aún la crisis no ha abandonado a un sistema financiero herido de gravedad.

Muchos contribuyentes se han quejado por la utilización de los recursos públicos para rescatar a entidades bancarias en problemas producto de acciones altamente riesgosas e imprudentes. No es que me quiera poner del lado de las entidades bancarias, pero creo que en medio de esta circunstancia, la mejor solución era evitar la caída del sistema bancario estadounidense. Probablemente deban mejorarse los mecanismos de castigo para quienes incurren en acciones de alto riesgo aprovechando que el castigo es limitado y las ganancias potenciales extraordinarias.

Mientras este debate se inicia en torno a la transparencia de las acciones de la Fed, todavía el sistema bancario estadounidense tiene a varias entidades por “digerir”. Los próximos meses serán bastante agitados para el sistema bancario estadounidense según Dick Bove, de Rochdale Securities, ya que un conjunto de entre 150 a 200 entidades podrían presentar concurso de acreedores.

Entidades extranjeras entre las que se encuentran el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD) y el BBVA (IBEX35:BBVA; NYSE:BBV), están volando por encima de sus “víctimas”, para continuar con su plan de expansión en tierras estadounidenses. Pero la cantidad de potenciales adquirentes de entidades en problemas es insuficiente para la gran cantidad que atraviesan por esta situación. El pasado viernes, el BBVA se quedó con el Guaranty Financial Group de Texas, entidad que protagonizó la segunda mayor quiebra del año.

Bove confía que en la próxima semana, el Fondo de Garantía de Depósitos relaje sus exigencias y permita a las firmas de capital de riesgo, adquirir los activos bancarios ya que: “El principal problema en este momento es encontrar firmas sanas que estén dispuestas a comprar bancos en problemas”.

Los problemas que los rescates de entidades bancarias le han generado al titular de la Fed por los múltiples cuestionamientos no terminan allí. Allan H. Meltzer de CNN Expansión advierte sobre el riesgo inflacionario que se producirá en los próximos meses a consecuencia de los grandes volúmenes de dólares aplicados al sistema financiero para evitar su colapso. Algunos estudios anticipan que puede llevar cerca de dos años lograr que la política antiinflacionaria entre en funcionamiento ¿Llegará a tiempo para contener las presiones inflacionarias y para evitar la próxima burbuja especulativa?

Las perspectivas no son muy positivas que digamos. El panorama es más oscuro aún como les comentara en el artículo de ayer “¿Se cae China?“, ante la decisión del gobierno chino de reducir la exposición de las reservas internacionales al dólar estadounidense, generando presiones hacia su debilitamiento y consecuente impacto negativo en el precio de los commodities.

Si bien los problemas de varias entidades bancarias estadounidenses y los requerimientos sobre la publicidad de las ayudas son motivo de preocupación para Bernanke, mucho más lo es el proyecto de ley HR 1207 elaborado por el congresista republicano por Texas, Ron Paul, a través del cual se busca auditar los libros contables de la Reserva Federal y que logró a principios del mes de junio reunir las firmas de otros 218 congresistas para que sea debatido, según da cuenta Libertad Digital.

A raíz de la crisis subprime, los pasivos de la Reserva Federal estadounidense, se incrementaron con fuerza, tanto los que se encuentran dentro del balance como aquellos que están fuera del mismo (los primeros se triplicaron y los segundos se multiplicaron por diez).

La aprobación por parte del Congreso estadounidense del proyecto de Ley de Ron Paul, promete generar un impacto profundo en la Reserva Federal y por ende en su política monetaria y para con el sistema financiero. El mayor control implicará la pérdida de una discrecionalidad necesaria en tiempos de crisis lo que obligará a la Fed a optar por una postura más conservadora y prudente en tiempos de bonanza.

Bernanke ha sido nominado para continuar al frente de la Fed, sólo que ahora tendrá más responsabilidades (ya que no puede culpar a Greenspan) y muy probablemente, menos libertades ¿Tiene motivos para celebrar?

Carry Trade: las monedas más rentables para invertir

Carry Trade: las monedas más rentables para invertir

Carry Trade: las monedas más rentables para invertir Los inversores han vuelto a la carga. Como si fuera un vicio, los altos niveles de rentabilidad que han podido disfrutar durante un largo período previo a la crisis les ha dejado ese gustito que quieren volver a saborear.

No basta con retornos razonables. Tampoco se repara en las consecuencias dañinas que sobre las economías produce el comportamiento irracional que observan. Luego de hibernar un tiempo, están saliendo con los primeros rayos de la recuperación económica y cuando se dan cuenta que aquello que pisan es tierra firme, se ponen a correr nuevamente esta carrera por mayores ganancias.

En este contexto de leve recuperación, los inversores tienen como aliados involuntarios a los Bancos Centrales que en varios casos han advertido acerca del mantenimiento de los niveles mínimos de tasas de interés por al menos unos cuantos meses más.

La actividad especulativa, muy fuerte en el último tiempo, ha demostrado acabadamente que en el mundo moderno existe un amplio margen para arbitrar. El carry trade, que desapareciera prácticamente en medio de las turbulencias económicas, es la forma elegida por los inversores para volver a las abultadas ganancias. El artículo escrito por Rubén Ramallo para iProfesional sobre este tema me ha hecho reflexionar acerca de lo inevitable de las crisis.

Para los que no conocen la operatoria, el carry trade se aprovecha de la diferencia entre tasas de interés existente en los países. El objetivo es endeudarse en una “moneda dura” (que puede ser el euro, la libra esterlina, el franco suizo, el yen o el dólar), y colocar dicho dinero en una moneda que ofrezca un mayor retorno obteniendo una ganancia a partir del diferencial de tasas.

Así por ejemplo, si un inversor se endeuda en yenes, dado que la economía japonesa tiene sus tasas de interés en zona neutral (la tasa de interés de referencia del Banco de Japón se encuentra en 0,1% y los problemas de la economía nipona hacen prever que seguirá estando así por un buen tiempo), y coloca todo su dinero en la economía brasileña, en donde el nivel de tasa de interés de referencia del Banco Central de Brasil se encuentra en el 9,25%, alcanzará un margen de ganancia más que interesante. Y es mucho más interesante si se considera el nivel de apalancamiento típico de estas operaciones (esto es, el nivel de endeudamiento sobre el capital propio que interviene en la operatoria), el retorno de la inversión se ve multiplicado.

Esta situación está afectando en la actualidad principalmente a la economía brasileña, la cual, dada su política monetaria de metas de inflación, encuentra ciertas limitaciones para actuar. Y aquí hay otro elemento a favor de los especuladores: el flujo de capitales que ingresan a Brasil presionan a la apreciación cambiaria aumentando de este modo la rentabilidad de la inversión en su moneda original. De este modo, el riesgo devaluatorio de la moneda en la que se invierte, el cual representa una amenaza contra el margen de rentabilidad, se ubica en niveles mínimos.

También Chile está sufriendo la acción de los especuladores que utilizan al peso chileno como moneda de fondeo. Gonzalo Jara, gerente de making market de Santander Chile, en iProfesional: “Tenemos un fenómeno de carry trade que juega a favor del dólar. Los grandes hedge funds usan al peso chileno como moneda de fondeo, porque el financiamiento para comprar moneda estadounidense resulta ser el más barato de América Latina”.

Algo paradójico que encontré para la Argentina es que se encuentra resguardada de la amenaza del carry trade gracias a la inestabilidad e impredecibilidad de su economía. Sí, resulta extraño, pero debo decir que hacer las cosas tan mal, tiene también sus beneficios. Los especuladores se mantienen alejados de Argentina ya que a pesar de sus elevadas tasas de interés, la inestabilidad cambiaria, entre otras cuestiones, implica un riesgo elevado que no están dispuestos a asumir.

La actividad especulativa ha afectado el valor del real brasileño y el peso chileno. A principios de año, el dólar en Brasil cotizaba a R$ 2,313 y en Chile a $ 638,16. Actualmente, la divisa estadounidense lo hace a R$ 1,839 en Brasil y a $ 547,35 en Chile. El carry trade está golpeando de lleno en la competitividad de estas economías, afectando principalmente a la economía chilena cuyas exportaciones representan alrededor del 32% de su PBI.

La política monetaria de metas de inflación encuentra limitaciones ante este tipo de operatoria ya que no puede intervenir en la magnitud que la situación requiere para sostener el tipo de cambio.

Para peor, esta operatoria que se está viendo tanto con estas monedas latinoamericanas como también con el dólar australiano o el rand sudafricano también se replica en los commodities cuyas cotizaciones se han recuperado fuerte en lo que va del año (probablemente más de la cuenta) amenazando la dinámica de esta operatoria con generar una nueva burbuja especulativa.

¿Y qué se puede decir acerca de los reguladores? Los reguladores no se han dado aún por enterados de lo riesgoso de esta situación. Si bien hace ya un par de décadas que se lleva adelante esta operatoria, el riesgo que está implicando la generalización de la misma tiene altas probabilidades de transformarla en una nueva causa de crisis cuando aún no hemos salido de los problemas originados por la subprime.

Me llama bastante la atención que ni los banqueros centrales ni los responsables de política económica de los principales países planteen algún recurso de acción para frenar el resurgimiento de esta operatoria tan peligrosa para las economías. Ciertamente entiendo que los beneficios de cortísimo plazo que el carry trade puede generar para acelerar la recuperación de la economía global está pagando el silencio de los hacedores de política de las principales economías.

Seguramente si esto deriva en una nueva crisis, nos encontraremos con una larga fila de responsables de los gobiernos y de organismos internacionales que con gran autoridad se animarán a identificar con precisión el problema que dio origen a la crisis y las soluciones regulatorias necesarias para que no se vuelva a producir. Ya para esa altura, los especuladores encontrarán otra alternativa de inversión de alto riesgo para la estabilidad de las economías y la utilizarán frente a las propias narices de los reguladores que optarán por mirar hacia otro lado.

Horacio Pozzo

——————– VALOR GLOBAL +17% EN 45 DÍAS —————

Los suscriptores de nuestra nueva newsletter de inversión, Valor Global , no sólo recuperaron el costo de la suscripción, sino que van ganando un 17% en sus carteras al invertir en las compañías que les recomendamos . ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

BBVA, gran ganador de la crisis

BBVA, gran ganador de la crisis

BBVA, gran ganador de la crisis Mientras la crisis de activos tóxicos golpeaba con dureza al sistema financiero estadounidense y se extendía a Europa encontrando a Inglaterra como su objetivo principal, la banca española logró mantenerse a salvo de lo que estaba sucediendo gracias a la, en su momento criticada, regulación prudencial del Banco de España.

Y si bien el sector bancario español resultó afectado de un modo indirecto a través del deterioro de la economía que se tradujo en un aumento en la morosidad de la cartera crediticia, las entidades españolas están gozando de una muy buena salud que se refleja en sus resultados del semestre y que además, les está permitiendo ser protagonistas en esta nueva etapa para el sistema financiero internacional.

Como les comentara en un artículo reciente “El nuevo escenario del sector bancario internacional”, el sector financiero internacional está viviendo un proceso de transformación en el cual aquellas entidades que han mantenido una posición sana no contaminada con la fiesta de los activos tóxicos están tomando la iniciativa y, como si fuera una venganza del destino para las demás entidades, han decidido salir en búsqueda de un mayor protagonismo internacional poniendo bajo amenaza la porción de mercado de aquellas entidades que han participado de la fiesta de los activos tóxicos y que hoy sólo pueden preocuparse por mantenerse en pie y sanear sus estructuras.

En este nuevo escenario, las principales entidades españolas, que en la década del ‘90 han apostado por Latinoamérica están en una avanzada sobre el mercado estadounidense, que promete nuevos capítulos en los próximos meses.

La crisis financiera internacional se dio en un momento histórico particular en donde varias economías emergentes se encontraban creciendo con fuerza y comenzando a codearse con el primer mundo. Entre estos países se encuentran Brasil y China. La crisis financiera internacional no afectó significativamente la trayectoria de dichas economías ni la salud de sus entidades financieras. Es por este motivo que las entidades bancarias brasileñas se encuentran a la expectativa de oportunidades de expansión internacional. Desde China, los fondos soberanos han mostrado un protagonismo inicial en el estallido de la crisis, aunque en estos momentos se encuentran un poco apagados (pero no se puede descartar una nueva avanzada de los mismos).

Volviendo a la estrategia de los principales bancos españoles, la estrategia de internacionalización agresiva que está llevando adelante el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD) y que comentáramos hace poco más de un mes “El Santander a la conquista del mundo“, está siendo imitada por el BBVA (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB). ¿Pretende el BBVA llevar su competencia nacional con el Santander a la arena global? Sin dudas, éste no es el interés del BBVA, sino aprovechar las oportunidades de crecimiento que el mundo de la pos crisis le ofrece.

La destrucción que la subprime ha provocado en el sector bancario estadounidense no se termina de observar en toda su magnitud hasta el momento. Probablemente, muchos ciudadanos estadounidenses estén en estos momentos pasando por la puerta de varias (de las miles que existen) de las pequeñas y medianas entidades bancarias que operan en los EEUU sin sospechar el terrible esfuerzo que están haciendo para mantenerse en pie.

En este contexto, el presidente de BBVA, Francisco González, confirmaba en el día de ayer que la entidad está buscando realizar adquisiciones tácticas de entidades en la mitad sur de los Estados Unidos. La numerosa cantidad de entidades con dificultades hace de Estados Unidos un país que ofrece gran cantidad de oportunidades para la estrategia de expansión del BBVA.

González dejaba en claro que la nueva etapa del BBVA en EEUU es más agresiva: “Está claro que este banco tiene que ampliar las miras y tener más ambición. Ahora vamos a dar un impulso. Vamos a cambiar de marcha”.

Como si fuera una “feria americana”, en donde las personas pueden comprar prendas a muy bajo valor, el BBVA anda revoloteando por los EEUU a la búsqueda de ofertas tentadoras. Según el Wall Street Journal, González visitó hace unos meses a la presidenta de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos de Estados Unidos (FDIC), Sheila C. Bair, para asegurarse de que la agencia los tenía en mente a la hora de vender activos que recibe de bancos estadounidenses en suspensión de pagos.

El BBVA hace unos años que opera en los EEUU. En 2004, compró Laredo National Bancshares Inc. para aprovechar la gran población latina en Texas y un auge en las remesas hacia México. Dos años después, absorbió dos pequeños bancos de Texas. En 2007, la entidad compró por US$ 9.600 millones Compass Bancshares Inc., un banco de Alabama que posee unas 650 sucursales. En el primer semestre, BBVA registró utilidades de 85 millones de euros en EEUU, 48% menos que un año antes. Si bien las inversiones en EEUU no han dado hasta el momento los beneficios esperados, la entidad se encuentra muy esperanzada sobre el futuro de las operaciones en el país.

Quizás muchas entidades tildaban al BBVA como un “banco aburrido”, ya que en lugar de formar parte de la fiesta de los subprime y los derivados, prefirió (en parte, también por regulación), mantenerse en el buen camino de la actividad tradicional de las entidades bancarias que es la captación de depósitos y el otorgamiento de créditos. Sin embargo, el tiempo le ha dado la razón y ahora va por la revancha. Para Carlos Peixoto, analista de BPI en Portugal: “(BBVA) es uno de los grandes ganadores de esta crisis”.

En los EEUU, no son pocos los que apuestan a que el BBVA surgirá en breve como un postor serio para bancos de tamaño medio. Ya hay posibles entidades que el BBVA podría adquirir. Aunque no se ha confirmado, Colonial Bank, la filial de Colonial BancGroup Inc., que la semana pasada pasó a manos del gobierno estadounidense (en la que constituye la sexta mayor quiebra de un banco en la historia de EE.UU.) puede pasar a manos de la entidad española.

Para el BBVA, la expansión en los EEUU le permitirá reducir su alta dependencia de sus operaciones en México (a través de Bancomer) y España, dos economías fuertemente afectadas por la crisis y con no muy buenas perspectivas de recuperación. Según estima el propio presidente del BBVA, España no se recuperará antes del segundo semestre de 2010. En el caso de México, la economía profundizó su caída en el segundo trimestre del año a consecuencia del impacto del el brote de influenza H1N1.

José María García-Meyer, que está a cargo de las operaciones del BBVA en EEUU decía: “El segundo gran paso del banco (en EE.UU.) podría ser California”.

Mientras Santander y BBVA siguen en su avanzada en los EEUU, la consultora KPMG estimó que los bancos británicos podrían registrar pérdidas en sus complicadas divisiones minoristas en el segundo semestre del 2009, por las altas previsiones y la elevada competencia. Para colmo, un sondeo entre las entidades, da cuenta de una tendencia creciente en los activos tóxicos sin garantías (que incluyen a las tarjetas de crédito y los préstamos), que no alcanzaría su nivel máximo sino hasta 2010 o quizás después. ¿Será el sector bancario estadounidense otra oportunidad para que la banca española siga con su avanzada internacional?

Horacio Pozzo

——————– VALOR GLOBAL +17% EN 45 DÍAS —————

Los suscriptores de nuestra nueva newsletter de inversión, Valor Global , no sólo recuperaron el costo de la suscripción, sino que van ganando un 17% en sus carteras al invertir en las compañías que les recomendamos . ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos? El crédito es el motor de las economías. Y en una economía con las características de la economía estadounidense, lo es más todavía. Es por este motivo que la velocidad y fuerza que tendrá la recuperación económica en los EEUU estará en buena medida ligada a la capacidad de recuperación del financiamiento.

Por lo pronto, ya se comienzan a percibir los primeros rayos de la luz que reflejan la recuperación de la economía, aunque dichos rayos no están alimentados por el sistema financiero estadounidense.

Un análisis realizado por el Wall Street Journal muestra que el valor del stock crediticio de los 15 principales bancos estadounidenses ha registrado una caída del 2,8% durante el segundo trimestre del año. La importancia de este análisis no es menor ya que estas 15 entidades explican el 47% de los depósitos totales a nivel nacional, y han recibido US$ 182.500 millones en ayudas a través del Programa de Compra Voluntaria de Capital (Asset Relief Program – TARP).

A la hora de buscar explicaciones, todas aparecen como válidas, dado el efecto destructivo que ha tenido la crisis subprime sobre toda la economía estadounidense (aunque de manera desigual entre los diferentes sectores económicos y segmentos de la población).

Una primera investigación parece arrojar que los banqueros y el sector privado se han puesto de acuerdo. Los bancos no quieren prestar y las empresas y familias no quieren endeudarse. Esta coincidencia genera un mal negocio para ambas partes y particularmente para las perspectivas de recuperación de la economía.

¿Por qué los bancos estadounidenses no quieren prestar? En realidad lo que está ocurriendo según plantean David Enrich y Dan Fitzpatrick en el artículo que escribieron para el Wall Street Journal, es que se está limitando el crédito para mantener un nivel de capital suficiente hasta terminar de sanear los balances bancarios de las pérdidas causadas por la crisis. La necesidad de tener que cargar nuevas pérdidas en los balances deteriora la situación de capital de las entidades bancarias que en caso de encontrarse al límite con sus requisitos de capital, las obligaría a tener que buscar una mayor capitalización.

Ciertamente no es un buen momento aún para salir al mercado a buscar capital. Más allá de la escasez del mismo, esta acción puede representar una mala señal sobre la salud de la entidad financiera que optara por dicha acción.

Según afirman desde el sector bancario, la caída en la oferta crediticia no está generando una restricción de créditos ya que desde la demanda tampoco existe demasiado entusiasmo. Las empresas han archivado sus planes de expansión y los consumidores han recortado sus gastos. De este modo, todo se ha vuelto muy austero en el país del hiperconsumismo.

La apuesta, según Enrich y Fitzpatrick, es en este contexto, a que el crédito no se recupere sino hasta la segunda mitad del 2010. Para aquellos que conocen la experiencia argentina de la crisis del 2001, que diera fin al modelo de convertibilidad en los primeros días de 2002 y que comparte muchos elementos de la crisis de hipotecas subprime en cuanto a sus efectos, si bien el país contaba con un sector bancario mucho más reducido que el estadounidense, puede ser de gran utilidad a la hora de realizar predicciones. En este sentido, en el caso argentino, el crédito al sector privado no se recuperó sino hasta inicios del año 2004, y lo hizo lógicamente a través del financiamiento de corto plazo.

Si la experiencia argentina en donde el sistema bancario en su totalidad recibió un golpe tanto o más duro que el sufrido por el sistema estadounidense (al igual que el golpe recibido por la economía, las empresas y las familias) se puede considerar como parámetro de comparación, entonces se puede esperar que la recuperación del crédito tendría que tomar lugar hacia el último trimestre del 2009, esto es, tres trimestres antes de lo esperado.

Por lo pronto, hasta el momento en este panorama, las entidades bancarias prefieren ser cautelosas. Richard Davis ejecutivo de U.S. Bancorp (NYSE:USB) decía: “Creo que es bueno para los bancos si continuamos siendo prudentes como industria y no generamos un crecimiento del crédito a través de la reducción del respaldo en el capital”. Un vocero del Bank of America (NYSE:BAC), en Charlotte (Carolina del Norte) afirmaba: “Existen menores oportunidades de generar créditos de alta calidad debido a la recesión”.

Por el lado de la demanda de crédito, es cierto que la misma se ha reducido, pero también se han escuchado quejas por parte de los potenciales demandantes sobre el aumento de las exigencias para acceder a nuevo financiamiento, como es el caso de Ernie Cambo del desarrollador inmobiliario CPF Investment Group que tuvo que frenar sus inversiones para la construcción de un centro comercial por la falta de financiamiento más allá de las primeras etapas.

La falta de crecimiento del crédito como habitualmente ocurre luego de múltiples acciones de estímulo como las generadas por el Tesoro de los EEUU y por la Reserva Federal, ha generado también múltiples cuestionamientos desde varios sectores del frente político. Es que se ha destinado una gran cantidad de recursos de los contribuyentes y las expectativas aún no están siendo satisfechas (o quizás se había generado una expectativa desmedida).

El republicano Spencer Bachus, le reclamaba al secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner, por los pobres resultados obtenidos hasta el momento: “Dígame por qué no vemos realmente aquel efecto multiplicador”, en referencia a los efectos que se esperaba tuviese el TARP en generar un fuerte impulso crediticio sobre la economía. Para Geithner el efecto del TARP no se observa porque en realidad lo que logró el mismo no fue incrementar el stock crediticio sino evitar un desplome del mismo.

La realidad indica que más allá de que la demanda de crédito se muestre un poco tímida, la poca demanda que existe encuentra grandes obstáculos para acceder al crédito. Y a pesar de lo comprensible que pueda llegar a ser estas mayores exigencias impuestas por las entidades bancarias estadounidenses, ello está limitando la recuperación de la inversión y el consumo en los EEUU retrasando y quitándole fuerza a la recuperación económica.

Mientras los bancos se muestren temerosos a prestar, aquellos que estén en una mejor condición de hacerlo podrán aprovechar esta oportunidad para reposicionarse. Y entre estos bancos se encuentra el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD), del que ya hablamos en un artículo anterior “El Santander a la conquista del mundo.

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.

El Santander a la conquista del mundo

El Santander a la conquista del mundo

El Santander a la conquista del mundo Mientras los gigantes caían en el mercado bancario estadounidense, el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD), se movía hábil entre las víctimas y mantenía una sólida situación en sus hojas de balances lo que le ha permitido reacomodarse estratégicamente en el mercado bancario estadounidense y mirar el futuro con optimismo.

Durante todo el período de crisis, el Santander ha sido noticia por el fuerte proceso de expansión que ha llevado tanto en Europa como en América. Parece que el Santander, el sexto banco occidental en términos de activos por valor de US$ 1,5 billones, ha salido a la conquista del mundo, y en esta cruzada, le ha apuntado con fuerza a su corazón financiero: los EEUU.

Barron´s, considera que, hasta el momento, este “desconocido banco” dentro del sistema financiero estadounidense, comenzará a ser nombrado con mayor asiduidad y a ser visto con mayor consideración.

Las políticas de adquisiciones que ha estado llevando la entidad en EEUU se están combinando con los buenos resultados obtenidos por su filial allí, potenciando el ritmo de desarrollo de los últimos meses. Y si a ello le agregamos la desaparición de varias entidades financieras y los problemas que observan las más grandes, el potencial de conquistar una mayor porción del mercado estadounidense, está más que latente.

En el mes de enero, la entidad española adquirió a Sovereign Bancorp, una entidad que no venía bien y que había perdido US$ 2.300 millones en 2008. Ya había adquirido en 2005 un porcentaje de dicha entidad a través de la cual, el Santander regresó al mercado financiero estadounidense luego de ocho años de ausencia.

Dada la salud a nivel global de la entidad, Barron´s se arriesga a estimar que la misma puede ofrecer una rentabilidad de entre el 10% al 15% durante al menos los próximos tres años. Pero este potencial puede superarse en función de la evolución de las economías en las cuales la entidad tiene sus unidades de negocio.

La ventaja que destaca al Santander del resto de las entidades bancarias estadounidenses es que el mismo no se encuentra afectado por los activos tóxicos que tanto daño han generado. Según Barron´s: “(Santander) es probablemente el mejor posicionado de los bancos españoles y el que menos riesgo tiene”.

Una de las fortalezas principales del Santander es su amplia diversificación del riesgo tanto en la composición de cartera crediticia (orientada a la banca minorista que aporta el 80% de su beneficio bruto), como en la expansión regional de sus unidades de negocio. La amplia diversificación de los negocios del Santander se hace evidente cuando se observa que la entidad posee 14.000 marcas en 40 países.

A no ser que el mundo sea afectado nuevamente por una crisis de la magnitud similar a la actual, la distribución regional le otorga al Santander una adecuada estabilidad en su rentabilidad compensando la caída en las ganancias desde algunos países con el aumento de ellas en otros.

Santander ha tomado ciertamente riesgos en su apuesta de expansión y ello permitirá que la entidad disfrute de los beneficios de mejorar su posicionamiento a nivel mundial. Mientras el sistema financiero británico caía, el Santander se animaba a ingresar y adquirir entidades en problemas dentro del mismo.

Contrariamente a lo que se puede pensar, no siempre el precio de una acción contiene todo el potencial de desarrollo de la compañía. Y este parece ser el caso del Santander. Muchos analistas, como plantea Reuters, remarcan que el precio de la acción, si bien ha venido creciendo a muy buen ritmo desde el mes de marzo, aún se encuentra más de un 40% por debajo del máximo que supo observar durante el 2008.

Entre los puntos débiles que la entidad observa, según “Cinco Días” está el incremento en el nivel de morosidad de la cartera crediticia (aunque no a niveles preocupantes, ya que alcanza al 2,5% de la cartera) y la exposición al mercado español del cual obtiene poco más del 30% de sus beneficios. Estos dos elementos se encuentran relacionados y se espera que la situación observe una mejora gradual (aunque podría deteriorarse un poco en lo inmediato), a medida que la economía de España se vaya estabilizando y recuperando de la recesión en la que se encuentra inmersa.

La fortaleza de la entidad le permite anticipar importantes distribuciones de dividendos para los tiempos actuales. Ya se espera que el beneficio del 2009 ronde los 8.500 millones de euros (poco más de 1,2 euros por acción), y se distribuya en dividendos el 50% de dichos beneficios. La estabilidad en el flujo de dividendos de una compañía, es una clara señal de fortaleza muy valorada por el mercado.

Se puede pensar que los beneficios potenciales del Santander tienen todo para continuar incrementándose dependiendo del éxito de la política de expansión de la entidad que no se detiene.

Ayer Santander inauguró en el estado mexicano de Querétaro un centro de atención a clientes para países de América Latina y Europa, con una inversión de US$ 190 millones de dólares. Estas inversiones no solamente van a mejorar la calidad de atención, sino que además, permitirán a la entidad una mayor eficiencia operativa (esto es, menores costos).

Por estos momentos, la entidad está estudiando ampliar su capital en la Bolsa de San Pablo para competir con mayor fuerza en el mercado brasileño en donde ostenta el tercer lugar en términos de activos.

En relación a este tema, el titular de la entidad, Emilio Botín aclaraba que: “Aún no hay ninguna decisión tomada en cuanto a la realización de la operación” dado que dependerá: “De las condiciones de mercado existentes para la ocasión”.

La estrategia de expansión del Santander no se detiene y la misma tiene objetivos claros: apuntar a los mercados emergentes con potencial de crecimiento del negocio bancario y aprovechar aquellos mercados desarrollados en donde la crisis golpeó duro al sector, para competir y ganar participación en los mismos. Sin dudas, una estrategia inteligente que traerá importantes beneficios para la entidad y para sus accionistas.

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?
21 Julio 2009 La recesión en la economía estadounidense, lentamente está viendo su final. En el día de ayer se divulgó la lectura del índice para Estados Unidos de los indicadores económicos anticipados que subió un 0,7% en el mes de junio superando las expectativas del mercado. Y con el comienzo de la recuperación económica, el debate en torno a la regulación del sistema financiero estadounidense, vuelve al centro de la escena.
La respuesta del gobierno de Barack Obama, ha sido actuar sobre el corazón del problema y modificar la regulación de las entidades que componen el sistema financiero, en donde la Reserva Federal de los EEUU adquiría un nuevo rol.

En el mes de junio, se dio a conocer la propuesta de reforma del sistema financiero elaborada por el gobierno de Obama en donde la Reserva Federal recibía nuevos poderes, ayudado por el Tesoro y varias agencias más, para supervisar las grandes firmas financieras cuyo potencial colapso pudiera amenazar al sistema.

En el informe denominado “Reconstruyendo la Regulación y la Supervisión Financiera”, el gobierno contempla que la Fed deba además vigilar más de cerca los riesgos sistémicos de los mercados financieros, pedir informes a las entidades financieras para ver si cumplen con los requerimientos de capital mínimos exigidos y supervisar las matrices y filiales de todas las empresas financieras, incluidas aquellas que pertenecen a mercados no regulados o que se encuentran en el extranjero. Además, la Fed tomaría el control de la regulación de mercados que antes carecían de regulación (los denominados over the counter), como los derivados y de titulización.

En el mayor poder que la reforma del sistema de regulación y supervisión le da a la Fed no se agota la reforma sino que va mucho más allá, reconsiderando aspectos tales como la protección del consumidor financiero o las retribuciones a los altos directivos.

Sin embargo, los mayores cuestionamientos que se han escuchado se vinculan al mayor poder de la Fed y no son pocos los que plantean sus objeciones a su nuevo rol. Ente ellos, el Grupo de Trabajo de Inversores (liderado por los ex presidentes de la Comisión de Valores William Donaldson y Arthur Levitt), el cual reúne a algunos de los administradores de dinero más grandes del país, se ha manifestado a favor de la creación de un organismo independiente que actúe como vigilante del manejo de riesgos a lo largo del sistema financiero.

El organismo propuesto -la Junta de Supervisión de Riesgo Sistémico o SROB- tendría personal permanente e independencia de las agencias del Gobierno y las instituciones financieras, lo cual tiene como aspecto positivo el no estar sometido a otro tipo de intereses pero por su diseño, tendría dificultades para coordinar las acciones con el resto de los organismos implicados en la estabilidad del sistema financiero.

También de parte del Senado estadounidense la idea de una Fed reguladora del sistema financiero genera resistencia ya que se considera que la Reserva Federal cumple demasiadas funciones (se ocupa de la política monetaria, la banca internacional, la protección de los consumidores y el rol de prestamista de último recurso) como para desarrollar un rol más. En este sentido, se debe reconocer que la multiplicidad de funciones puede quitar efectividad a los objetivos principales dado que la Fed debe encontrar un balance entre todos ellos para lo cual cuenta con limitados instrumentos.

Ciertamente no debería extrañar las polémicas que genera la posibilidad de un mayor poder para la Fed, máxime considerando la pobre performance que ha tenido en prevenir el desarrollo de la crisis. Es que si se lo quiere ver de este modo ¿Qué mejor forma de regular al sistema financiero tenía hasta el momento la Fed que hacerlo a través de una política monetaria lo suficientemente prudente como para evitar el surgimiento de burbujas financieras?

Desde el Grupo de Trabajo de Inversores, se apunta a la pérdida de confianza generada por los errores cometidos durante la crisis por la Fed: “La credibilidad (de la Fed) ha sido empañada por las ligeras políticas de crédito que adoptó y la floja supervisión reguladora que permitió a los instituciones elevar el apalancamiento de sus hojas de balance”. En este sentido creo que es comprensible el planteo ya que la pérdida de confianza acerca de la capacidad de la Fed de regular al sistema financiero puede aumentar la sensibilidad en momentos de mayor agitación en los mercados, produciendo una sobre reacción que afecte en primer lugar, a las entidades menos confiables.

Pero si el gobierno de Obama, decidió confiar en la Reserva Federal para otorgarle significativos poderes para la regulación del sistema financiero es porque ha considerado que las ventajas que ello traía aparejado superan ampliamente sus desventajas. Una de las ventajas principales atribuidas a la integración de funciones en un único cuerpo es la de acelerar la capacidad de reacción ante situaciones de crisis.

Por otra parte, la Fed en sus decisiones de política monetaria, tendrá desde ahora en más, un mayor cuidado acerca de la incidencia de la misma sobre el manejo de los riesgos del sector financiero. En este sentido, probablemente la autoridad monetaria esté menos dispuesta a mantener la tasa de interés de referencia en sus mínimos por mucho tiempo más de modo tal de no permitir la generación de nuevas burbujas en los precios de los activos financieros.

Otro punto a favor de permitir que la Fed tenga un mayor compromiso en lo referido a la regulación del sistema financiero, tiene que ver con “aquello que sabe, que saben las entidades bancarias”. ¿Qué quiere decir esto? La crisis generó un antecedente en relación al accionar de la Fed. La Reserva Federal salió al rescate del sistema financiero con grandes inyecciones de liquidez y salvatajes conjuntos con el Tesoro de los EEUU. Ello ha generado problemas de riesgo moral que aumentan para el futuro las preferencias de las entidades financieras por posiciones de mayor riesgo a las recomendadas. Es por ello que el incentivo de la Fed es realizar una exhaustiva supervisión y regulación del sistema financiero de modo tal de evitar que el mismo tome posiciones de riesgos desmedidas.

Cuando aún no está definida la nueva estructura de regulación y supervisión del sistema financiero estadounidense, la capacidad de la Fed está puesta en duda. La propuesta del gobierno tiene aspectos positivos como negativos. ¿Se contribuirá con esto a garantizar la estabilidad del sistema financiero estadounidense o se estarán sentando las bases de la nueva crisis?

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.


AgenciaBlog