Posts etiquetados como ‘crisis’

El futuro es negro para los españoles

El futuro es negro para los españoles

El futuro es negro para los españoles
12 Noviembre 2009 Si la crisis que está golpeando a la economía española les parece que es un gran dolor de cabeza para los españoles, mucho más lo será en unos años para aquellos que deban enfrentar su retiro.
El ahorro pensando en el retiro es uno de los principales problemas que enfrentarán las economías desarrolladas en las próximas décadas con el envejecimiento poblacional. Los sistemas de seguridad social soportarán una verdadera prueba ante el fuerte aumento de la proporción de pasivos que deberán sostener.

Muchas familias ya han tomado nota de los riesgos que correrán sus ahorros en el tiempo de retiro ante esta situación y es por ello que han decidido incrementar sus ahorros extras para sentirse seguros ante cualquier eventualidad.

En la experiencia Argentina, los varios fracasos del sistema de seguridad social, tanto público como privado, obligan a las familias a pensar, dentro de sus posibilidades, a autogestionarse sus ahorros para su etapa pasiva. Es que ante la gran incertidumbre que enfrentan por sus ingresos futuros, el ahorro precautorio lógicamente tiende a aumentar.

En el caso de España, me ha llamado poderosamente la atención, una nota de ABC que daba cuenta que alrededor del 77% de los españoles no ahorra nada para su retiro.

Pero lo más llamativo es que toman la actitud de no ahorrar a pesar de la desconfianza que dicen tener en el sistema de seguridad social español. Al menos estos resultados son los que surgen de un estudio realizado por Esade y patrocinado por Vida Caixa.

No solamente un alto porcentaje de españoles no está ahorrando para su futuro, sino tampoco tienen conocimiento sobre las alternativas de ahorro, y lo que más preocupa es que a pesar de ello, según surge del estudio, un 53% prefiere que nadie le informe de posibles métodos.

Para el profesor del departamento de Dirección de Marketing de Esade, Ismael Vallés, lo que ocurre con los ciudadanos españoles es un “problema de actitud”. Además de ser un problema de actitud, será un problema más para las golpeadas cuentas públicas de España que deberán hacer frente a un número creciente de pasivos sin ingresos suficientes para su subsistencia.

A pesar de que tuviesen el deseo de ahorrar, en estos momentos, la situación crítica que vive la economía de España con una tasa de desempleo que en poco tiempo más superará al 20% de la Población Económicamente Activa (PEA), no existe demasiada capacidad para hacerlo.

Queda en claro que no es que las familias españolas no tengan alternativas de inversión, sino que la falta de una conciencia y conocimientos financieros es lo que impide tomar la determinación de resignar parte del consumo actual para consumir en el futuro. Incluso se puede decir que la crisis está golpeando con mayor fuerza a las familias porque no han sabido ahorrar lo suficiente para enfrentar épocas difíciles, las cuales parecían haber quedado en el olvido.

Para los previsores, aquellos que piensan en asegurarse un buen pasar en la etapa de retiro y han decidido separar algunos euros para invertir en el mercado de valores español, seguramente estarán disfrutando del 28,5% de rendimiento que el IBEX35 acumula hasta el momento, rendimiento que puede alcanzar un máximo de 73,4% para quienes entendieron el comportamiento del mercado y decidieron entrar cuando se encontraba en su mínimo.

El rendimiento alcanzado por el IBEX35 es aún mayor que el observado a simple vista si se considera la fuerte apreciación que ha experimentado el euro en relación a las principales divisas, en especial, frente al dólar estadounidense, lo cual aumenta el poder adquisitivo de la moneda europea.

Dentro del IBEX35, dos compañías que les he recomendado hace unos meses atrás y que pertenecen al sector bancario, han sido el Santander (IBEX35:SAN; NYSE:STD y el BBVA (IBEX35:BBVA; NYSE:BBV) “BBVA, gran ganador de la crisis“. Estos bancos españoles están llevando adelante una agresiva estrategia de expansión internacional que les permite diversificar sus riesgos y limitar la dependencia de una economía o región en particular.

Recientemente, el Santander, a través de su brazo Santander Consumer Finance alcanzó un acuerdo con la entidad británica HSBC (NYSE:HBC), para adquirir su cartera de créditos prendarios en los Estados Unidos, por la que ofreció US$ 900 millones. La cartera de créditos para el automotor está valorada en US$ 1.000 millones, por lo que, en el supuesto caso de que no tuviera morosidad, el Santander ganaría unos US$ 100 millones.

Según Expansión, tanto el BBVA como el Santander se ubican entre las cinco principales entidades que más se han beneficiado con la crisis financiera internacional.

Esta crisis que no será fácil de olvidar, le permitió al Santander superar los 90 millones de clientes en el mundo (más de dos veces, la población de Argentina) principalmente gracias a las adquisiciones realizadas en el sistema bancario británico en donde adquirió las entidades Bradford & Bingley (que le aportó 2,3 millones de clientes) y Alliance & Leicester (que le representó un total de 5,3 millones de nuevos clientes).

El BBVA por su parte, aumentó a 50 millones el total de clientes en todo el mundo y consolidó su posición en los EEUU (en donde incrementó en un 21% la base de usuarios de sus servicios), principalmente en Texas y California.

El secreto del Santander y del BBVA para no estar sufriendo las consecuencias de la contracción económica en España, es su modelo de negocio internacional que como comentara anteriormente, permite diversificar riesgos y potenciar la rentabilidad del negocio (aprovechando además las economías de escala comunes de la actividad).

Estas dos compañías españolas no son las únicas que operan a nivel internacional y que se encuentran desarrollando una estrategia de expansión, con perspectivas interesantes de retorno que muchos españoles están dejando pasar.

Para quienes necesitan una orientación para sus decisiones de inversión, desde Valor Global Paola Pecora les brinda los consejos oportunos para aprovechar aquellos activos financieros que prometen una valorable rentabilidad. Haga click aquí para mayores detalles.

Horacio Pozzo

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Hasta dónde puede caer el dólar

Hasta dónde puede caer el dólar

Hasta dónde puede caer el dólar Como si fuera una sentencia de muerte, parece que el dólar se encuentra al igual que muchos condenados en los EEUU en el corredor de la muerte como divisa líder mundial. El reinado del dólar está acabado según la visión (y el comportamiento), de los especialistas y del resto de los gobiernos. Sin embargo, todavía existen quienes apuestan a que ello no sea así. Por lo pronto, en estos momentos el dólar se mueve por su nivel más bajo de los últimos 14 meses frente al euro y probablemente le represente a ud. una buena noticia si es que vive en Europa y desea tomarse unas vacaciones en los EEUU.

David Wessel, reproducía en el Wall Street Journal, la confianza del Tesoro estadounidense sobre las posibilidades de que el dólar mantenga su liderazgo y fortaleza: “Mientras los EEUU mantengan políticas macroeconómicas sanas y profundas, liquidez y profundidad en los mercados financieros, el dólar continuará siendo la principal moneda de reserva”. Por el momento, las políticas macroeconómicas de los EEUU no son lo sanas que se podían esperar, por lo que si las mismas no observan un giro drástico, se deberán abandonar las esperanzas de sostenimiento del liderazgo del dólar como moneda de reserva global.

Contra los que confían en la continuidad del liderazgo del dólar, otros como Fred Bergsten, quien fuera asesor durante la presidencia de Carter, son contundentes al calificar que el dólar tiene los días contados y que dejará de ser la moneda de reserva global.

A pesar de la creencia extendida sobre la continuidad del debilitamiento del dólar frente a las principales divisas, Mark Gongloff del Wall Street Journal cree que por el momento, nadie tiene la respuesta a la pregunta acerca del valor del dólar. Por más apuestas que se realicen, no existe una noción de qué valor debería tener en relación a las principales divisas.

Es que los fundamentalistas que apoyan su análisis del valor del dólar en una amplia cantidad de variables no se ponen de acuerdo. Los numerosos indicadores a los que echan mano para evaluar el valor de la moneda estadounidense, alcanzan conclusiones distintas lo cual genera un poco de desconcierto. No se puede elegir uno en concreto ya que todos tienen debilidades.

¿Qué determina el valor del dólar? En una respuesta simple y concreta, la fortaleza de la economía estadounidense es lo que determina su valor. Yendo al detalle, deberíamos ver cómo se comportan las principales variables económicas tales como la balanza comercial y la cuenta corriente, el gasto fiscal y el déficit público, las tasas de interés, la tasa de inflación y el crecimiento de la economía tanto real como potencial.

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar está colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores, acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede escribirnos a info@latinforme.com o hacer click aquí.

———————————————————–

Mientras el modelo que utiliza la OCDE para evaluar el valor que deberían tener las divisas, dice que el dólar está subvaluado frente al euro, otras estimaciones dan cuenta de lo contrario. La mayoría de los indicadores que utilizan los economistas señalan que el dólar está sobrevaluado frente al yuan, pero algunos muestran que es demasiado barato frente al euro. Incluso el índice del dólar de Intercontinental Exchange, que mide su desempeño contra una canasta de seis de las principales divisas del mundo donde predomina el euro, muestra las expectativas de un dólar más débil a futuro y descendió la semana pasada a 75,48, su mínimo de los últimos 14 meses y no muy distante de su mínimo histórico de 71,33 correspondiente a abril de 2008.

Mirando algunas de las principales variables económicas de los EEUU nos encontramos con tasas de interés en mínimos históricos, un déficit fiscal que ha sido récord histórico, un déficit en cuenta corriente difícil de revertir y una economía que seguirá débil más tiempo del deseado. Desde el punto de vista de las variables económicas, no existen demasiados argumentos de los que se pueda sostener el dólar para recuperar valor.

En su peor momento, los gobiernos y los inversores le dan la espalda al dólar. El billete verde ha perdido su atractivo como refugio seguro ahora que los inversionistas dejan de lado su aversión al riesgo y salen en busca de alternativas más rentables. Barclays Capital difundió un dato que no se puede dejar pasar: entre los meses de abril y junio, los bancos centrales de todo el mundo acumularon más de la mitad de sus reservas en euros, por primera vez en un período de alta demanda, siendo también la primera vez que la cuota de dólares comprados baja al 37%.

Según el Banco Internacional de Pagos de Basilea (BIS), el dólar representaba el 62,8% de las reservas mundiales al cierre del primer semestre, cifra inferior a la de finales de 2008 cuando explicaba el 64% del total de reservas. Pablo Guijarro, de AFI graficaba lo que está sucediendo: “Se trata de una tendencia que se viene arrastrando desde hace 10 años”.

Para algunas economías, el separarse del dólar se vincula a evitar que el estar atado a una moneda ahora débil les siga generando daños. Paul Gamble, director de investigaciones del banco saudí Jadwa Investment, alerta sobre las consecuencias negativas para las economías del Golfo: “Una caída persistente del dólar puede finalmente dar lugar a más inflación, un fenómeno que será exacerbado por el alza de las materias primas que sirven de valor refugio ante un dólar debilitado”. Es por este motivo que se sigue evaluando, lógicamente en secreto (ya que podría implicar un nuevo impacto negativo sobre el dólar que afecte las reservas de estos países y su estabilidad), la posibilidad de despedirse de la dependencia directa del billete verde, situación seguida con atención y entusiasmo por China dado el enorme volumen de sus relaciones comerciales con los países del Golfo.

Que el dólar se seguirá debilitando es para Guijarro, un hecho como así también su gradualidad: “Pero aun así, y a pesar de todas las presiones, la pérdida de protagonismo es y va a seguir siendo muy gradual”. Lamentablemente no veo que se pueda sostener esta gradualidad que se viene observando y que predice, se mantendrá, Guijarro. Cada vez son más los factores que atentan contra la sostenibilidad del dólar. Y para colmo de males, la ausencia de cooperación internacional está agravando la situación.

El oro por su parte, es el reflejo de la situación por la que atraviesa el dólar estadounidense. El incremento en su cotización responde a la debilidad de dólar. En estos tiempos en que todos buscan la forma de desligarse del dólar, el oro puede aparecer como un gran negocio. En este sentido, las miradas están puestas a lo que pueda hacer China. La economía china posee más del 29% de las reservas mundiales en divisas y sólo un 2% de ellas están en oro. El margen para que el gobierno chino ordene compras de oro es amplio y las perspectivas de revalorización para el metal precioso son muy elevadas.

¿Se puede pensar en la recuperación del dólar? Es una pregunta que, a pesar de algunas variables económicas que muestran algún signo de esperanza, sigue siendo negativa.

Horacio Pozzo

——–OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———-

Los suscriptores de nuestro reporte de inversión Valor Global llevan más de un 30% de ganancia desde julio. Y usted… ¿se lo va a seguir perdiendo?

Valores vendidos a la fecha: 0

Haga click aquí para suscribirse

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El sector bancario estadounidense va hacia otra crisis

El sector bancario estadounidense va hacia otra crisis

El sector bancario estadounidense va hacia otra crisis Si tengo que elegir un punto clave para que la recuperación de la economía estadounidense cobre fuerzas, el mismo sería el sistema financiero. Claro que podría decir también, el mercado inmobiliario, pero entiendo que el rol del sistema financiero es vital para volver a poner en marcha el motor de la economía de los EEUU.

Dentro del sector financiero estadounidense, las entidades bancarias no logran sacarse de encima los problemas generados por la crisis subprime. La cantidad de bancos que han caído en el 2009 no solamente refleja los problemas aún existentes sino también es una señal de alerta aún encendida.

En lo que va del año, han caído 95 bancos en los Estados Unidos. En el 2008 solamente (digo solamente teniendo en cuenta lo que está pasando actualmente) cayeron 25 entidades. Y tan sólo 3 cayeron en el 2007 cuando la crisis tuvo su punto de partida.

Cuando una entidad bancaria cae en los EEUU, los depositantes tienen la tranquilidad que les brinda la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés). En realidad tenían la tranquilidad brindada por FDIC ya que las últimas informaciones dadas a conocer dan cuentan que la agencia se está quedando sin dinero.

FDIC debe buscar financiamiento para hacer frente a los problemas que tiene el sector bancario estadounidense. El fondo, que tenía hace un año US$ 45.000 millones ahora cuenta solamente con US$ 10.400 millones y sigue cayendo.

Los ahorristas ya se han comenzado a preocupar y la acción para llevarles tranquilidad debe ser tan rápida como contundente, si no se quiere sufrir una nueva ola de agitaciones en el sector bancario de los EEUU.

Cuando se inició la crisis, la FDIC garantizaba los depósitos individuales en hasta US$ 125.000, pero para llevar tranquilidad a los depositantes y evitar así posibles corridas que hubieran generado un pánico generalizado, se decidió incrementar dicha garantía hasta los US$ 250.000, de manera temporal hasta que se superaran las turbulencias. Pero con la caída de tantas entidades bancarias, en estos momentos el incremento de las garantías no parece ser suficiente para tranquilizar a los depositantes.

El pasado martes, el directorio de la FDIC se reunió para hacer caer una lluvia de ideas. En dicha lluvia surgió la idea no muy original y poco comprometida, de armar una comisión de emergencia, para que sólo algunos se preocupen por resolver un tema altamente sensible y clave para la estabilidad del sistema bancario estadounidense.

¿Cómo se puede hacer para que los ahorristas confíen en el sector bancario si las entidades siguen cayendo y no existe una adecuada capacidad de respuesta por parte del Estado ante los depositantes?

Los ahorristas en EEUU están viviendo en alguna medida (aunque con un menor grado), los problemas que han enfrentado los ahorristas argentinos de no tener un lugar seguro para resguardar sus ahorros. Al menos la baja tasa de inflación y un nivel delictivo, relativamente bajo allí, hacen que el colchón sea una alternativa más viable que en la Argentina.

Una encuesta realizada por la encuesta FT/Harris revela el estado de situación en el que se encuentran los ahorristas (el relevamiento se hizo tanto en EEUU como en Europa). El ahorrista norteamericano siente en estos momentos una gran incertidumbre sobre dónde colocar su dinero. Y la opción del sistema bancario está cada vez menos entre las preferencias de los ahorristas.

Según refleja El Cronista, en dicho relevamiento cuando se preguntó a los consultados en quién confían más para cuidar de sus ahorros e inversiones, la mayoría respondió que en ellos mismos. Los bancos y las compañías hipotecarias ocuparon un distante segundo puesto, y muy pocos se encomiendan a una firma de inversiones o un agente de bolsa”.

En estos momentos, existen en el sistema bancario estadounidense, alrededor de 400 entidades con un riesgo no menor de quebrar. ¿Qué haría ud. si supiera que la entidad bancaria en la que confió sus ahorros corre serio riesgo de cerrar? Afortunadamente este pánico no ha llegado aún hasta los depositantes estadounidenses, pero el riesgo está latente.

Estas entidades en peligro de caer esperan con ansias que la recuperación de la economía se vea reflejada en la mejora de sus carteras crediticias, que es el factor principal de riesgo para su sobrevida.

Esto que parece una situación de gran preocupación tanto para depositantes como para entidades bancarias en EEUU está generando una gran sonrisa a varias entidades bancarias extranjeras entre las que se encuentran el Santander (NYSE:STD) y el BBVA (NYSE:BBV), que sobrevuelan sobre las posibles víctimas, para realizar nuevas adquisiciones y consolidar la presencia que tienen en el sector bancario estadounidense. Esta situación de crisis es una oportunidad que no pueden dejar pasar estos bancos españoles, y que de hecho, no dejarán pasar.

De todos modos, si quiere darle una mayor rentabilidad a sus inversiones, puede recurrir a Paola Pecora que a través de Valor Global le está haciendo ganar 18% a quienes han confiado en sus recomendaciones. Puede hacer click aquí para más detalles

Horacio Pozzo

—————La economía para entender a los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso elemental de economía el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Escríbanos a info@latinforme.com y obtenga su curso a precio lanzamiento promocional hasta el 23 de octubre.

——————————————————————–

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Problemas de la dependencia de Chávez con EEUU

Problemas de la dependencia de Chávez con EEUU

Problemas de la dependencia de Chávez con EEUU Uno de los hechos si se quiere más paradójicos que se están observando por estos momentos en el mundo es lo que está ocurriendo en Venezuela con la producción petrolera. La producción petrolera experimenta su nivel más bajo en los últimos 25 años, justamente cuando más recursos necesita el presidente Chávez para sostener su modelo económico socialista.

Imagino que en lo privado, Chávez considerará que los Estados Unidos no es un país tan enemigo de Venezuela después de todo. En estos momentos en que Venezuela sufre la fuerte caída de la demanda de petróleo por parte del país americano, se resalta la importancia de la economía estadounidense como generadora de ingresos para Venezuela, y como un sostén indirecto de las locuras del mandatario venezolano.

Que EEUU le compre menos petróleo a Chávez es un problema más grave para Chávez que para el propio país del norte. Para Venezuela reemplazar a los EEUU como demandante de petróleo no es tan sencillo. El petróleo venezolano por sus características, requiere de un proceso de refinamiento un poco más complejo de lo habitual, lo cual es posible realizar en las refinerías estadounidenses, algo no tan sencillo de hacer en otros países

La caída de la demanda estadounidense de petróleo venezolano no es un hecho explicado por la crisis, sino que se puede interpretar incluso como parte de una política de los EEUU para quitarle poder al gobierno chavista o como una política de limitar la dependencia energética de países con alta inestabilidad institucional. Un informe privado elaborado por un experto del Banco Mundial y que saliera a la luz hace unos días mostraba que del total de las importaciones estadounidenses de petróleo, sólo un 9,6% provino de Venezuela. La importancia de Venezuela como proveedor de petróleo para EEUU a antes de que Hugo Chávez llegara al poder, era claramente mayor ya que desde aquel país se importaba casi el 17% del petróleo consumido en tierras estadounidenses.

Ramón Espinasa, ex economista jefe de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y actual economista del Banco Mundial, advierte sobre la crítica situación de la actividad petrolera en Venezuela: “La reducción pronunciada en la actividad de taladros, asociada a expropiación y desmantelamiento de las actividades conexas en Occidente y Oriente a lo largo del primer semestre, augura que la caída discreta en la producción de los últimos meses será de carácter estructural, difícilmente se revertirá en el corto plazo”.

Pero lo peor para Venezuela no es la caída en la demanda de petróleo por parte de los Estados Unidos, sino su mayor dependencia de este cliente que cada vez está menos deseoso de dejar en manos de un cuasi dictador, parte de su dependencia energética.

De hecho, el porcentaje de la producción total de petróleo venezolano que se destina a los Estados Unidos fue de 74%, siendo éste el nivel más alto en los últimos años. Ahora se entiende más el interés de Chávez por acordar con China el suministro de petróleo hacia aquel país.

Pero el presidente venezolano continúa con su marcha socialista y sigue atendiendo sus intereses estatizadores mientras la economía tiene otras urgencias que poco se encarga de atender. Ahora acaba de impulsar una ley para que el Estado se asegure el control de toda la industria petroquímica, siguiendo el modelo aplicado al sector petrolero, a través de la cual, la estatal Pequiven se quedará con el control del sector en Venezuela. Por si fueran pocos los problemas que tiene que enfrentar el país con las dificultades emergentes de encargarse de la producción petrolera, este Estado ineficiente debe también hacerse cargo de los lineamientos para la industria petroquímica.

En Venezuela hay siete empresas mixtas en la industria petroquímica en las que existe, en algunas de ellas, propiedad privada extranjera y en las que la estatal venezolana aumentará su participación para tomar el control, afectando los intereses y la rentabilidad de las firmas extranjeras, demostrando una vez más que no existe ni un mínimo de estabilidad en el ambiente de negocios de Venezuela. Entre las compañías extranjeras que se verán afectadas están las japonesas Mitsui (NASDAQ:MITSY) y Mitsubishi, la estadounidense Koch, la española FMC-Forrest, las italianas Ecofuel y Snamprogetti.

En Venezuela existe un ambicioso plan de inversiones para el sector que implica un monto estimado de US$ 20.000 millones hasta el 2019. Para este plan de inversiones se encuentran incluidas la brasileña Braskem (BVSP:BRKM3; NYSE:BAC) y la iraní Nacional Petrochemical Company. Como les comentaba en un artículo anterior, las empresas extranjeras sienten algo de tranquilidad para hacer negocios en Venezuela cuando sus gobiernos son amigos de Chávez “Repsol (NYSE:REP) y una descubierta gigante que pone a España a los pies de Chávez“. Sin embargo empresas de naciones amigas han sufrido el cambio de humor del mandatario venezolano y han tenido que resignar importantes negocios. Ante los grandes riesgos que implica invertir en Venezuela: ¿Cuántos dólares estarán dispuestas a arriesgar estas las compañías extranjeras?

Por lo pronto, Lula demuestra su confianza en la Venezuela de Chávez al anunciar el pasado domingo la firma a mediados de octubre de un acuerdo para que la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y Petrobras (BVSP:PETR3; NYSE:PBR), construyan una refinería en el estado nororiental brasileño de Pernambuco.

Ante la caída constante de ventas hacia los EEUU, Chávez continúa con su política de buscar nuevos “amigos” y en dicha cruzada acaba de firmar 8 acuerdos energéticos con países africanos, entre los que se destaca el acuerdo firmado con Sudán del cual el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez afirmaba: “El convenio es que nuestras empresas petroleras trabajen juntas en ambos países (Venezuela y Sudán), pero principalmente allá (Sudán) porque esta nación tiene una importante producción. Se estudiará la base para trabajar en conjunto y realizar nuevos acuerdos de cooperación”.

A pesar de los múltiples acuerdos que continúa firmando Chávez, no se reflejan en un mayor desarrollo de Venezuela sino que por el contrario, se observa un país con cada vez mayor estrechez de recursos que hace difícil sostener el cumplimiento de los acuerdos asociativos firmados, dado el derroche de los fondos que realiza Chávez. Esta fragilidad financiera de Venezuela no sólo pone en duda la capacidad del país de cumplir con los acuerdos firmados sino que aumentan las posibilidades de llevar a la economía venezolana a una profunda crisis.

Mientras PDVSA sufre la incapacidad de Chávez para administrar los recursos petroleros de Venezuela, otra compañía petrolera que les recomendó Paola a los suscriptores de Valor Global , les está haciendo ganar a quienes siguieron estas sugerencias, un 22% en poco más de tres meses ¿Nada mal en tiempos de vacas flacas, no?

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas que llevan un 60% de suba. ¡Pronto salen las de octubre! Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Un nuevo negocio financiero en EEUU

Un nuevo negocio financiero en EEUU

Un nuevo negocio financiero en EEUU “Lamentablemente, hay gente en la industria financiera que está malinterpretando este momento. En vez de aprender las lecciones de Lehman y de la crisis de la cual aún nos estamos recuperando, prefieren ignorarlas”, Barack Obama en su discurso por el aniversario de la quiebra del gigante financiero.

Los ejecutivos bancarios no solamente estaban aburridos en el último tiempo con la estabilización de la crisis y el poco volumen de negocios de sus entidades, sino que habían comenzado a sentir preocupación por los flacos bonus de fin de año que recibirían. El sueño de un gran yate y un avión privado de última generación, tendrían que ser sustituidos por, quizás, una pequeña embarcación y por una avioneta a no ser que surjan nuevas ideas para recuperar la rentabilidad perdida.

Si hay algo que deben aprender los reguladores del sistema financiero es que la ambición del mercado por las ganancias hace que las crisis no sirvan de lección para su disciplinamiento. Los beneficios de las posiciones riesgosas resultan demasiado atractivos como para mantener la indiferencia y la utilidad marginal que producen los beneficios pareciera ser creciente.

El sistema financiero (ni los grandes hombres de negocios que lo conforman), no repara en el daño causado a la economía, en la que produjo una fuerte destrucción de riqueza de familias que han dedicado toda una vida para asegurarse su retiro, ni tampoco en el ejército de desocupados que apenas pueden asegurarse la subsistencia. La ambición por la rentabilidad se plantea como un objetivo a lograr a cualquier precio.

Cuando aún la regulación del sistema financiero estadounidense sigue luchando por reformarse para responder a la crisis pasada, esto es, para corregir los errores que permitieron la crisis, el sistema financiero ya le sacó ventaja y se está volviendo hacia la carrera por la rentabilidad con nuevas ideas.

La habilidad del mercado para saltear los obstáculos impuestos por la regulación hace necesario considerar que no alcanza con la propuesta de reforma de la regulación del sistema financiero para evitar crisis. Es necesario asegurar los mecanismos para que dicha regulación se adapte con la mayor velocidad a los cambios que se producen en los mercados financieros. Es una condición básica ya que de modo contrario, la regulación siempre correrá detrás por varios cuerpos de las innovaciones financieras.

Hasta hace poco, la vida de las personas no valía demasiado para el sistema financiero, hasta que descubrió que puede beneficiarse de los seguros que se arman en torno a ellas.

Los mercados le habían tomado el gustito a las ganancias abultadas que les permitiera disfrutar los diferentes activos tóxicos hasta el estallido de las subprime y es por eso que para rememorar viejas épocas, según The New York Times, se han enfocado en la titulización de los acuerdos a los que llegan aseguradoras y asegurados con respecto a los seguros de vida.

¿En qué consiste el negocio? Los banqueros están interesados en comprar acuerdos que cierran las entidades con sus clientes enfermos o más mayores. Se trata de que los titulares de la póliza la revendan por una cantidad determinada que depende de la expectativa de vida de cada uno. Así que si ud es uno de los asegurados, el hecho de saber que le queda poco tiempo de vida puede resultarle paradójicamente para sus seres queridos una muy buena noticia.

Con los seguros de vida en su poder, los banqueros pueden convertirlos en titulizaciones del mismo modo que se ha hecho con las hipotecas y otros tipos de deuda. Dichos títulos serán adquiridos por inversores que apuestan a la muerte de los asegurados.

El sistema resulta sin dudas perverso ya que cuanto más rápido vivan unos, mejor podrán vivir otros. Y si bien no se ha puesto en funcionamiento este mercado, ya que se encuentra en una etapa de estudio, el gran interés que ha despertado promete transformarlo en el nuevo fenómeno del sistema financiero norteamericano.

Lo que para los inversores puede representar una más que interesante oportunidad de ganancias, sembrará las semillas de una nueva crisis financiera a menos que esta vez, los reguladores puedan llegar a tiempo y frenar el desborde por el riesgo que el atractivo de las ganancias generará. Ya los técnicos en seguros afirman que este tipo de titularizaciones en torno a los seguros de vida, terminará provocando precios al alza en las pólizas, lo cual no hace otra cosa que perjudicar a los propios asegurados y afectar a un mercado que busca dar tranquilidad a las familias en casos de pérdida familiar.

Si uno deja volar la imaginación, puede anticipar todo el conjunto de nuevos activos que se podrán generar en torno a las titularizaciones de los seguros de vida. Incluso, la posibilidad para el asegurado de poder hacerse del dinero antes de que el trágico evento ocurra puede llevar a provocar un nuevo boom de consumo con fundamentos frágiles. La posibilidad de que un gran número de estadounidenses apuesten a los seguros de vida como una forma de hacerse de dinero inmediato no se debería descartar.

Lo bueno (por el momento) dentro de lo peligroso de la situación es que de los US$ 26 billones que mueve el mercado de seguros de vida en los EEUU, solamente US$ 500.000 millones pueden ser titularizados. De todos modos el riesgo está latente y no nos tendría que extrañar la reformulación de gran cantidad de seguros de vida para que puedan ser titularizables y atractivos, incrementando varias veces el negocio potencial, ello sin mencionar la numerosa cantidad de derivados que se pueden generar en torno a los seguros de vida.

Mientras el negocio de los seguros de vida está naciendo, la política monetaria, que mira hacia el crecimiento de la economía, sigue siendo expansiva generando un terreno fértil para el crecimiento de esta posible burbuja.

“Necesitamos reglas estrictas para evitar los riesgos sistémicos que nos arrastraron a una de las peores crisis”, decía Barack Obama. Pero mientras tanto la reforma por la regulación del sistema financiero sigue en medio del debate sin una inmediata resolución. ¿Reaccionarán los reguladores a tiempo para impedir el desarrollo de una nueva burbuja especulativa? Ante la cercanía de la crisis subprime, uno debería esperar que sí, pero la multiplicidad de veces que no lo han hecho, generan una gran duda y crecientes temores.

Nos encontraremos nuevamente el próximo lunes,

Horacio Pozzo

Horacio Pozzo es Master en economía por la Universidad Nacional de La Plata.

——————– VALOR GLOBAL +40% EN 50 DÍAS—————

Los suscriptores de nuestra nueva newsletter de inversión, Valor Global, no sólo recuperaron el costo de la suscripción, sino que van ganando un 40% en sus carteras al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de septiembre. ¡Ya pronto salen las de octubre! Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

———————————————————————

  • Comentarios
  • 1 voto

Cuándo será el yuan divisa internacional

Cuándo será el yuan divisa internacional

Cuándo será el yuan divisa internacional “Somos prudentes en cuanto al concepto de la llamada internacionalización del renminbi”, Guo Qingping, vicegobernador del Banco Central de China.

Como todo proceso madurativo, en China, más allá del objetivo existente por imponer a su moneda como nueva divisa internacional, tanto por un interés político como económico, entienden que el proceso llevará tiempo y que se deben cumplir con una serie de condiciones. No es sólo una cuestión de deseo, también debe ser una cuestión de capacidad. En este sentido, el yuan tiene potencialmente, todo para imponerse en unos años más como una de las divisas globales, llegando incluso (y muy probablemente) a desplazar al yen de su reinado regional.

Mientras el yuan se prepara para imponerse como divisa internacional, en lo inmediato, en lo que se refiere a la relación con el dólar estadounidense, los analistas consideran, según afirma el Centro de Información de Internet China, que el tipo de cambio tendrá pocas presiones a la apreciación mientras la economía estadounidense se mantenga débil. Desde el mercado, se percibe que el yuan seguirá cotizando en una estrecha banda, que actualmente tiene como centro a las 6,83 unidades de moneda china por dólar estadounidense y ello en virtud del debilitamiento que ha observado la moneda estadounidense respecto a las principales divisas, implica un debilitamiento también del yuan con la consecuente amenaza para el balance comercial bilateral frente a China para las principales economías.

“El hecho de que una divisa se haga internacional no depende de un país en particular, sino del mercado” consideraba Guo Qingping. En China se sabe que para lograr el objetivo de internacionalizar al yuan, se lo debe hacer atractivo y para ello existen condiciones necesarias. Aunque no sea su color, el yuan está aún bastante verde para ser divisa internacional.

Pero a pesar que aún el yuan requiere un tiempo de maduración, ya varias economías han comenzado a incorporarlo como divisa de reserva internacional y algunos hasta acordaron utilizar al yuan en el comercio bilateral con China. El riesgo que surge en este sentido se vincula a la decisión de incorporar una excesiva porción de la moneda china dentro de la composición de las reservas y apostar a una moneda que no responde a las fuerzas de mercado y que a pesar de estar respaldada por una economía que crece fuerte, mantiene varios elementos de fragilidad.

Considerando la importancia de China como demandante de materias primas y pensando a futuro, no son pocos los que ven al dólar perder protagonismo en el comercio de materias primas y al yuan como una de las divisas que en el futuro participarán en el comercio de commodities. De hecho, el propio gobierno chino había planteado en el mes de marzo la idea de que el dólar sea reemplazado como unidad de reserva mundial.

Para Mark Mobius, quien dirige Emerging Markets Group de Templeton Asset Management: “Sí, las materias primas podrían ser denominadas en otras monedas. Esto ya está empezando”. Los gestores de fondos apoyan al yuan para denominar el precio de las materias primas porque, como se mencionó, China es el mayor consumidor mundial de ellas.

El yuan asoma entre las divisas globales, eso no se puede negar. Pero para que la moneda china pueda cobrar verdadero protagonismo como divisa internacional, debe ser negociable libremente, posibilidad que en estos momentos no parece estar en la mente de los gobernantes de china. La importancia del sostenimiento de un tipo de cambio competitivo para aprovechar las exportaciones para su crecimiento, (en donde Estados Unidos aparece como uno de los principales destinos), mantiene el deseo de continuar con la intervención en el mercado cambiario para evitar la natural apreciación de la divisa china.

Y cuando se llegue a la etapa de liberalización de la negociación de la moneda china (que se producirá por un interés de China y no por las presiones de EEUU para que ello ocurra), no debemos imaginar que ello ocurrirá sin el mantenimiento de algún grado de intervención. Dicha liberalización será claramente y predeciblemente gradual. Pensemos sencillamente lo que podría ocurrir si se toma la decisión de liberalizar completamente el yuan, frente al fuerte excedente externo de China. Ello generaría una apreciación brusca de la moneda que se reforzaría con acciones especulativas de los inversores que apostarían en dicho sentido, lo cual impactaría fuertemente en la dinámica exportadora y consecuentemente en el crecimiento económico ante las dificultades de sustitución inmediata de la demanda externa por demanda interna. Ello sin dudas es altamente peligroso para una economía que debe crecer al menos al 8% para evitar que los problemas de absorción de la fuerza laboral que permanentemente se integra al mercado, pueda afectar la estabilidad política.

¿Qué podemos esperar entonces acerca del futuro del yuan en el contexto internacional? Por lo que se observa en las acciones tomadas por el gobierno chino, podemos esperar un lento pero continuado avance de la moneda china para posicionarse como moneda internacional.

Juan Pablo Cardenal de El Economista, daba cuenta del inicio el próximo 28 de setiembre, de la “’Larga Marcha” para destronar al dólar, día en el que el gobierno chino tiene previsto, por vez primera, la emisión en Hong Kong de bonos soberanos denominados en yuanes por valor de US$ 878,5 millones. El propio Ministerio de Finanzas de China, Xie Xuren, considera dicho evento como un paso decisivo para internacionalizar el estatus del yuan, y al mismo tiempo impulsar el fortalecimiento de la Hong Kong como centro financiero internacional.

En los últimos meses ha acordado con los Bancos Centrales de Argentina, Corea del Sur, Malasia, Hong Kong, Bielorrusia e Indonesia la formalización de swap cambiarios para que dichos países puedan pagar sus importaciones chinas en yuanes. También ha empezado a reducir paulatinamente su tenencia de bonos del Tesoro de Estados Unidos, aunque esa retirada no puede ser violenta.

Así, el yuan avanza y cada vez aumenta su presencia internacional, mientras muy pocos se preguntan ¿Será una buena decisión aceptar al yuan como moneda internacional o se estará asumiendo un riesgo para la estabilidad de las economías?

Horacio Pozzo

————INVERSIONES EN WALL STREET——–

Quienes tienen plata, aprovechan esta crisis para comprar. Como los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de septiembre. Me pueden escribir a paola@latinforme.com para mayores detalles.

______________________________

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Europa se recupera, ¿Por qué España no?

Europa se recupera, ¿Por qué España no?

Europa se recupera, ¿Por qué España no?
16 Septiembre 2009 En medio de la crisis el gobierno español ha intentado evitar la brusca caída del mercado inmobiliario. En estos momentos, lo que parecía ser una ayuda, terminó perjudicando no solamente al mercado inmobiliario español que no culminó con su proceso de ajuste, sino que además se transformará en uno de los factores explicativos de la demora en la recuperación de la economía española.
En Europa, la mayoría de las economías, a excepción de España, se preparan para la recuperación económica que experimentarán en 2010. La economía española deberá esperar un poco más para percibir los efectos benéficos de la recuperación económica, tiempo que podrá ser aprovechado por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para repasar los errores cometidos en materia de política económica y elaborar un plan de reformas profundas para recuperar la solidez económica.

La Comisión Europea (CE) mejoró ayer de manera sensible sus previsiones de crecimiento para la zona euro y la Unión Europea, adelantando su recuperación del primer trimestre de 2010 al tercer trimestre de este año. Los signos alentadores en las principales economías europeas como Francia y Alemania, generaron este cambio en las expectativas de recuperación. Para España, sin embargo, el pronóstico de la CE empeora en medio punto hasta una caída del PIB del 3,7% en 2009.

¿Por qué si en Europa en su conjunto reina el optimismo, el contexto para España aparece tan oscuro? El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, apuntaba acertadamente a los múltiples desequilibrios de la economía española para justificar que España experimentará una recesión más prolongada que el resto de los países europeos: “El mayor endeudamiento de los hogares, la crisis inmobiliaria, la balanza exterior y la elevada tasa de paro”.

La situación del mercado inmobiliario español se percibe a simple vista. En el periódico Cinco Días, se reflejaba la visión de R.R. de Acuña & Asociados que en su anuario estadístico del mercado inmobiliario anticipaba que la recuperación del sector con todo lo que ello implica, no se producirá sino hasta el 2013 (¡o incluso existe la posibilidad que se deba esperar hasta el 2016!).

Los problemas para las grandes inmobiliarias no cesan. El pasado viernes fue el turno de Nozar, que ha declarado concurso de acreedores al suspender pagos con un pasivo de 700 millones de euros. Así se suma a otras grandes como Martinsa-Fadesa o Habitat. Lo peor es que con Nozar no termina la lista de compañías en problemas.

Con un mercado inmobiliario deprimido, los precios de las viviendas siguen en baja, pero si quiere comprar, lo mejor será seguir esperando ya que se anticipa que el precio de la vivienda seguirá cayendo hasta 2011, y quizás hasta más allá del 2011 también.

El desfase existente entre la oferta y la demanda en el sector es preocupantemente significativo. Actualmente existirían en España 1,7 millones de pisos en stock en el mercado inmobiliario español. Este año solamente se espera una demanda de 218.428 pisos. O sea que si le asignamos a todos los pisos en stock la misma probabilidad de ser vendidos, la tasa de éxito es del 12,8%.

La firma advierte además de que “el problema se agrava” al analizar la cartera de suelo disponible para construir vivienda actualmente existente, que suman una edificabilidad de 2,40 millones de pisos más. “Ello indica que existe suelo para nueve años que, unido al ’stock’, supone que el mercado cuenta con viviendas y suelo para los próximos quince años”,

¿Qué se debe hacer ante semejante exceso de oferta? ¿Cómo encontrar comprador que al menos pague lo suficiente para salvar una parte del valor del inmueble? Según Finanzas, los outlets han llegado hasta el mercado inmobiliario español en donde los constructores ofrecen inmuebles con descuentos de hasta el 40%. Entre el viernes 11 y el domingo 13 de septiembre, se celebrará en IFEMA (Feria de Madrid), la primera edición del Salón del Outlet Residencial. Las empresas expositoras, entre las que también se encuentran las sociedades inmobiliarias de algunas entidades financieras, pondrán a la venta restos o construcciones de otras temporadas, (por eso es que se lo denomina “outlet inmobiliario”) de un total de 654 promociones repartidas por toda España. La feria será la primera de este tipo, pero promete no ser la última.

Estos problemas del mercado inmobiliario no quedan contenidos sino se esparcen al resto de la economía. Siempre que menciono al mercado inmobiliario, no puedo dejar de hacer referencia a la importancia del mismo para un gran conjunto de actividades vinculadas. Que la actividad de la construcción se encuentre en niveles mínimos históricos no debería sorprender.

Según Rodríguez y Rodríguez de Acuña: “La situación del mercado no justifica una mayor construcción y los bancos tampoco darían dinero para construir algo que no se vende”.

Los problemas en el sector de la construcción, un sector mano de obra intensivo, repercutirán en la tasa de desempleo de la economía española y es por este motivo que no habría que ilusionarse con una significativa caída del desempleo en los próximos meses. Quizás probablemente el mejor resultado será que la tasa de desocupación se mantenga en los niveles actuales.

Tan mal está la situación en el mercado inmobiliario español, que hasta los fondos buitres huyen de él. Cargill Value Investors, Aktiv, Intrum. Carval Investors, Benson Elliot, Coltrane o Colony Capital son algunos de los tantos fondos buitres que han “sobrevolado” el mercado español desde que estalló la crisis inmobiliaria en búsqueda de compras de oportunidad. El motivo de la huída de estos fondos es que no se ha producido el ajuste brusco en el mercado inmobiliario español. Las ofertas que han venido realizando estos fondos para hacerse de inversiones inmobiliarias no han tenido la respuesta esperada. Con la salida de los fondos buitres, se reafirman las perspectivas de demora en la recuperación del mercado inmobiliario español.

¿Por qué el mercado inmobiliario español demorará tanto en su recuperación?

Un motivo es, como se acaba de mencionar, la lentitud con la que se produce el ajuste, situación motivada por la compra masiva de activos de los bancos a los promotores quienes han pagado incluso por encima de su valor de tasación para evitar la entrada en concurso de las grandes inmobiliarias ha impedido que el ajuste en los precios en el mercado español sea tan rápido como en otros mercados, incluido el estadounidense.

Según el Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles (Imie) elaborado por Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa), los precios de las viviendas alcanzaron en el mes de agosto los niveles de 2005, pero el ajuste realizado no alcanza

El sector financiero, más allá de sus propios problemas, ni piensa en el mercado inmobiliario y allí encontramos otro de los factores que provocará la demora en el proceso de recuperación del mercado. No le interesa apoyar ni a la oferta ni la demanda de dicho sector. La sobre-sobreabundancia desde el punto de vista de la oferta, no hace viable casi ningún proyecto inmobiliario, mientras que la alta fragilidad en la fuente de ingresos de las familias (recordemos que España tiene una tasa de desempleo que se encamina al 20% de la PEA), hacen del financiamiento hipotecario, una decisión más que riesgosa agravada por la tendencia bajista del precio del colateral.

Probablemente sea injusto el acusar al mercado inmobiliario español de todos los males de la economía, pero indudablemente, allí se podrá encontrar una buena parte de las causas de la situación actual de la economía española.

Horacio Pozzo

______________________________________________________________________________

¿Busca ganar en Bolsa? ¿Está con miedo, no sabe cómo empezar? ¿Busca a alguien que lo ayude a abrir una cuenta para operar en Wall Street? ¿No conoce el monto mínimo para comenzar a operar? ¿Quiere obtener su deseada Libertad Financiera?

Las respuestas a esas preguntas y muchas más están en el reporte de inversión Valor Global.

Los suscriptores de Valor Global van camino hacia su independencia financiera.

Compruebe usted mismo las ganancias de nuestras recomendaciones:

¿Quiere usted también ganar como los suscriptores de Valor Global?

Haga click aquí y sea dueño usted también de su destino financiero.

  • Comentarios
  • 1 voto

Las tarjetas subprime, la nueva amenaza en EEUU

Las tarjetas subprime, la nueva amenaza en EEUU

Las tarjetas subprime, la nueva amenaza en EEUU

Para que la economía norteamericana recupere la senda de crecimiento, el consumo de las familias es el elemento vital que debe ser estimulado. Pero hoy por hoy, las familias estadounidenses están con demasiadas preocupaciones como para pensar en consumir. Y una de las tantas preocupaciones son las deudas de consumo que se están tornando difíciles de cancelar, en un contexto en donde el uso de tarjetas es tan intenso que el plástico ya parece “goma”.

Uno de los elementos que ayudó a la recuperación de Argentina luego de la crisis del 2001 fue el estímulo al consumo mediante financiaciones. Las tiendas minoristas encontraron en el uso de las tarjetas y en las “cómodas cuotas”, la forma de reactivar la demanda. También los bancos encontraron en el segmento de créditos personales y con tarjeta de crédito, el nicho a explotar para volver al ruedo.

La generación de financiamiento mediante tarjetas de crédito es un recurso importante para el consumo en la economía estadounidense. Pero las esperanzas de reactivación de las financiaciones mediante el uso del plástico han chocado con la visión de la calificadora de riesgos Standard & Poor’s para este mercado en el que los créditos incobrables de tarjetas de crédito comenzarán a multiplicarse.

S&P cuenta con un índice de calidad de tarjetas de crédito, el cual mide los préstamos que los bancos no esperan que sean pagados. En el mes de julio, dicho índice cayó a 9,8% luego de alcanzar su récord máximo de 10,4% del mes de junio. Pero esta mejora en el índice de S&P no dejaba demasiado margen para el optimismo cuando se considera que sus factores explicativos han sido el cambio en el comportamiento de los consumidores que han optado por una actitud más precavida, y los dólares adicionales provenientes del plan de estímulo fiscal que fueron utilizados por las familias para pagar viejas deudas.

Si bien la economía estadounidense día a día va confirmando su lento y suave retorno hacia la senda de crecimiento, aún persiste el deterioro en el mercado laboral que sigue impulsando la tasa de desempleo al alza.

La mayor precariedad laboral es uno de los factores señalados a la hora de predecir el alza en los niveles de incobrabilidad de las tarjetas de crédito. El aumento del desempleo que en el mes de agosto alcanzó al 9,7% de la Población Económicamente Activa (PEA), en los EEUU, marcando su mayor nivel en 26 años, impactará en los resultados de las compañías de tarjetas de crédito como generalmente lo hace en situaciones similares.

Si la persistencia del desempleo es un elemento que puede complicar en parte el porcentaje de financiaciones incobrables, el aumento del mismo definitivamente agrava la situación. Y es precisamente un comportamiento ascendente del desempleo que S&P está anticipando y que probablemente alcance un nivel entre 10,4% y 12,7%, en los próximos 12 a 24 meses.

Las estimaciones realizadas sobre los resultados de este segmento crediticio hacen prever que las pérdidas de las tarjetas de crédito podrían trepar entre 10,5% y 13,0%, siguiendo la evolución del desempleo. Creo incluso que la situación podría agravarse aún más.

En este contexto, el mercado de tarjetas de crédito viene desinflándose, pero a pesar de ello, el mismo está sobredimensionado. Del mismo modo que ocurrió con las hipotecas subprime, se puede decir que existen tarjetas de crédito subprime ya que han sido otorgadas sin una información financiera fehaciente de los usuarios de tarjetas de crédito a los que se les ha permitido endeudarse sin restricciones. Estos usuarios no han dudado en usarlas y las consecuencias negativas en este contexto adverso se seguirán observando.

Es cierto que las financiaciones con tarjetas de crédito vienen cayendo. Acumulan al mes de julio su sexta baja (desde 1991 que no se observaba algo semejante) y en dicho mes, según los datos de la Fed, las financiaciones con tarjetas se contrajeron un 10,4% en términos interanuales, con un monto de US$ 21.500 millones menos de financiaciones en relación al mes de julio. La magnitud de la contracción preocupa ya que no se había registrado una caída de tal magnitud desde que comenzó a publicarse esta estadística, en 1943.

Si bien la caída en las financiaciones con tarjeta preocupa por su impacto en las perspectivas de recuperación económica, preocupa aún más la situación de buena parte de los deudores. Las autoridades de los EEUU recientemente reconocieron ante el Centro para la Responsabilidad Crediticia, sus preocupaciones por el uso excesivo de las tarjetas de crédito que le están dando las familias. Según Eric Halperin, director del CRC: “Si los bancos permiten que el tenedor de tarjetas se exceda más de la cuenta, las personas tendrán que pagar más de lo que sus presupuestos personales le permiten”.

Ante esta situación de excesivo sobregiro, la Junta de la Reserva Federal de Estados Unidos está considerando introducir una mayor regulación a los bancos en torno a no permitirles que los usuarios se sobregiren en exceso ya que el riesgo de un colapso en este segmento de financiaciones es significativo y puede llevar a la economía estadounidense a dibujar la tan temida W.

Ante el aumento del riesgo de impago en el segmento de tarjetas, la oferta de financiamiento probablemente modifique su postura aumentando el costo financiero y endureciendo las condiciones de financiamiento lo que terminará por restringir el fondeo del consumo impactando negativamente en las perspectivas económicas.

Pero hay más en este contexto negativo y se relaciona a las modificaciones regulatorias que impondrán a partir de febrero un tope en las comisiones y tasas de interés que las compañías de tarjetas de crédito pueden aplicarle a sus clientes. Antes que dichos topes entren en vigencia está latente la posibilidad de que las emisoras de tarjetas decidan incrementar dichos cobros, máxime ante este contexto más riesgoso.

Esta situación por la que atraviesa este segmento de financiaciones representa sin dudas, una muy mala noticia para grandes compañías como American Express Co (NYSE:AXP), Bank of America Corp (NYSE:BAC), JPMorgan Chase & Co (NYSE:JPM), Citigroup Inc (NYSE:C), Capital One Financial Corp (NYSE:COF) y Discover Financial Services (NYSE:DFS), que componen cerca de 80% de la industria de las tarjetas de crédito.

Ante la caída de la rentabilidad de las tarjetas, el lunes de la semana pasada, el Citigroup decidió desprenderse de tres carteras de tarjetas de crédito por un valor de US$ 1.300 millones, como parte del plan del banco para deshacerse de negocios que le causan enormes pérdidas. Citi Holdings seguirá gestionando esas participaciones durante la primera mitad de 2010: “Hasta que los compradores asuman los servicios de atención al cliente”.

El sistema financiero estadounidense ha perdido en lo que va del año 89 instituciones financieras. El pasado viernes cayeron cinco entidades regionales y prometen no ser los últimos. Pero a pesar de ello, la situación del sistema en su conjunto parece haberse estabilizado ¿Será el segmento de tarjetas de crédito el que le vuelva a dar un revés al sistema financiero estadounidense poniéndolo en riesgo de padecer un nuevo episodio de crisis?

Horacio Pozzo

Horacio Pozzo es Master en Economía por la Universidad Nacional de La Plata, Argentina.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El grito de los emergentes para con el FMI

El grito de los emergentes para con el FMI

El grito de los emergentes para con el FMI

“El BCRA se a convertido por primera vez en décadas en un ancla de estabilidad para todos los ciudadanos que habitan en la Argentina”, Martín Redrado Presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Uno de los temas que más debate ha generado en las Jornadas Monetarias y Bancarias del BCRA, ha sido la política de acumulación de reservas internacionales por parte de las economías emergentes.

A principios de 2006, cuando la Argentina decide cancelar su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por un monto estimado en US$ 9.810 millones utilizando para ello parte de las reservas internacionales, en el país se había generado un gran debate en torno a los usos alternativos que se les podía dar a dichas reservas en una economía con tantas necesidades como lo es (y era en dicho momento) la economía argentina.

Recuerdo incluso que el tema se había colado hasta en las charlas familiares, en las cuales me veía obligado a explicar y defender la no utilización de las reservas internacionales para gasto público en la forma de construcción de carreteras, plantas de energía o nuevos hospitales. Ciertamente es difícil explicarle al común de la gente la importancia que para un país representa tener guardados tantos miles de millones de dólares mientras el desempleo crece y la economía se estanca.

No tengo dudas en afirmar que Martín Redrado se debió sentir en cierta forma a gusto con los numerosos episodios de turbulencias que le ha tocado enfrentar. Cuando la economía crecía con fuerza y nada hacía sospechar la inminencia de situaciones tensas para los mercados, no eran pocos los que criticaban a la política del Banco Central de la República Argentina, concentrada en acumular reservas internacionales.

Las turbulencias en los mercados, que comenzaron a principios del 2007 en China cuando se buscó limitar las operaciones de carry trade, pusieron en su lugar el valor de contar con un seguro anticrisis como lo son dichas reservas. Sin embargo, los críticos a este tipo de política siguen a la orden del día, a pesar del éxito demostrado.

En las discusiones del día de ayer en las jornadas del BCRA, el director de Investigación Económica del FMI y reconocido economista, Olivier Blanchard, sugirió que la acumulación de divisas es “ineficiente” como método para hacer frente a las crisis.

Sin dudas me resultó sorprendente este pensamiento de Blanchard luego del rol destacado que han tenido las reservas internacionales en las economías emergentes para mantenerlas protegidas de la crisis. De paso, Blanchard también criticó los acuerdos de swaps de monedas firmados entre los bancos centrales como ocurrió con Argentina y Brasil, o con Brasil y China, entre otros casos. ¿Qué cuestiona Blanchard, que el FMI queda afuera de este tipo de estrategias y ello representa una pérdida de poder? El mundo postcrisis sin dudas mostrará una profundización en estas tendencias a las que se deberá adecuar el FMI.

Honestamente me cuesta hablar de eficiencia o ineficiencia cuando la cuestión gira en torno a enfrentar una crisis. Entiendo que Blanchard prefiere que los países se alineen al FMI y realicen preacuerdos de asistencia financiera en situaciones de estrés. Pero ¿Se imaginan lo que puede ocurrir con una economía que tiene pocas reservas internacionales y que debe recurrir al FMI para que la asista con fondos con el objetivo de enfrentar el comportamiento temeroso de los inversores?

Para quienes no conocen la historia argentina, les comento que el país ha tenido una muy mala experiencia con dichos mecanismos de ayuda durante la vigencia de la convertibilidad. No sé si acumular reservas es “lo más eficiente”, pero sé que influye en el comportamiento inversor. Digamos que afecta positivamente la percepción de fortaleza de una economía y disuade de ataques especulativos a la misma.

Ante las consideraciones contrarias a estas políticas que llevan adelante entidades como el BCRA, Redrado no dejó pasar la oportunidad y salió a jugar fuerte para responderle a su invitado y representante del FMI al decir acerca de las reservas internacionales: “Las reservas son un ancla de estabilidad”.

No es que el BCRA y Argentina no deseen contar con mecanismos de asistencia del FMI. De hecho, Redrado conjuntamente con el ministro de Economía argentino, Amado Boudou, se reunieron con Blanchard para avanzar en acuerdos con el FMI para acceder a líneas de financiamiento. Pero más allá de ello, un país como Argentina no se puede dar el lujo de no contar con un fuerte colchón de reservas para preservar la estabilidad económica, elemento fundamental para el crecimiento y desarrollo del país.

Pero Redrado no ha sido el único que defendió la política de acumulación de reservas en la región. El gobernador del Banco de Reserva de Perú, Julio Velarde, ha dejado en claro el alivio que representó para él y la conducción de la política monetaria en Perú la existencia de reservas internacionales que le permitieron enfrentar las turbulencias y limitar la volatilidad en los mercados. También el Gobernador del Banco Central de Colombia, José Darío Uribe, ha valorado los beneficios de la política de acumulación de reservas como mecanismo amortiguador de la crisis.

Lo que no reconoce aún el FMI es que las reservas internacionales han jugado un rol fundamental en países como la Argentina con casi nulas oportunidades de acceder a líneas de financiamiento de emergencia para enfrentar la crisis. El mundo ve a los emergentes aún con desconfianza por lo que cualquier evento negativo ya sea en Argentina o cualquier otro país latinoamericano, hubiera disparado movimientos desestabilizadores para dichas economías e incluso para la región.

La crisis financiera internacional, sin las reservas hubiera implicado indudablemente para Argentina (y probablemente para la mayoría de los países de la región), una crisis cambiaria con consecuencias mucho mayores sobre la economía real.

Para terminar el artículo creo que el mensaje de Redrado es representativo del mensaje de los países emergentes para con el FMI: “Los organismos multilaterales han dado algunos pasos en la dirección correcta pero queda un camino bastante arduo para recorrer para que estos finalmente se conviertan en los verdaderos guardianes de la estabilidad financiera internacional”. El FMI debe en primer lugar concentrarse en la estabilidad financiera global si quiere ayudar realmente a las economías emergentes y por otra parte, debe dejar de lado sus recetas mágicas y comprender en profundidad la realidad de cada país para adecuar las recomendaciones haciéndolas verdaderamente efectivas. ¿Podrá cambiar el FMI y quemar su viejo libro de recetas el cual utiliza para todos los países por igual?

Horacio Pozzo

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Lecciones de la crisis que cambió al mundo

Lecciones de la crisis que cambió al mundo

Lecciones de la crisis que cambió al mundo Ayer se iniciaron en el Banco Central de la República Argentina las Jornadas monetarias y bancarias llamadas “Los Países Emergentes frente a la Crisis: Lecciones y Desafíos”. La actualidad y la participación de prestigiosos académicos y hacedores de política entre los que se encontraban Robert Merton, Olivier Blanchard y Felipe Larraín, por nombrar sólo algunos, ha generado un gran interés reflejado en la participación de representantes de varios países de los diferentes continentes.

Tanto fue el interés que generaron estas Jornadas que a pesar de haber llegado media hora antes del comienzo, tuve que presenciar la primera parte de los paneles en un salón alternativo (además del salón de exposiciones, se llenaron otros dos salones), para verlo a través de una pantalla, aunque no fue obstáculo para aprovechar la oportunidad de escuchar a tan prestigiosos expositores.

Ciertamente resulta una tarea más que difícil poder sintetizar la abundancia del debate en un solo artículo y es por eso que en éste solamente quiero compartir algunos de los efectos que la crisis ha tenido y tendrá en el escenario en donde deben actuar los hacedores de política, con el compromiso de abordar las restantes temáticas discutidas, en próximos artículos.

Sin dudas, como mencionaba el gobernador del Banco Central de Chile, José De Gregorio, la crisis ha cambiado la visión de los banqueros centrales. Hasta la crisis, los Bancos Centrales se concentraban principalmente en el control de la estabilidad monetaria de una manera separada con la estabilidad del sistema financiero. La crisis ha demostrado que ambos objetivos deben ser coordinados y logrados de manera conjunta ya que no es posible alcanzar una sólida estabilidad en el nivel de precios si en el sistema financiero existen elementos que pueden transformarse en un foco de crisis.

Debemos recordar que la crisis actual se ha iniciado en el sistema financiero estadounidense y se ha propagado rápidamente hacia el resto de los sistemas financieros de los países desarrollados. La incertidumbre provocada por el estallido de la crisis llevó a los inversores a buscar refugio en activos tradicionales como los títulos del Tesoro estadounidense. Pero en esta oportunidad, una buena parte de los flujos de inversión se refugiaron en los commodities cuyas cotizaciones alcanzaron niveles récord generando fuertes presiones sobre los bancos centrales que a pesar de la caída en la actividad económica debieron llevar adelante una fuerte política de suba de tasas poniendo a las economías en riesgo de estanflación.

La crisis ha generado un cambio en la visión de las políticas monetarias que probablemente desde ahora en más dejen de ser exclusivamente de tinte ortodoxo para permitir la heterodoxia en tiempos de crisis. Probablemente algunos sientan el temor generado por posibles acciones de riesgo moral (esto es, la toma de acciones riesgosas a sabiendas de la existencia de una autoridad monetaria que saldrá en auxilio en caso de necesidad), pero probablemente, este cambio de visión en los banqueros centrales limitará la incertidumbre en los mercados que confiarán en la capacidad de aquellos para implementar mecanismos estabilizadores en casos en que los mercados estén en dificultades.

A partir de esta crisis, ha quedado demostrado que en ciertos casos es conveniente la intervención en el mercado cambiario a pesar de la implementación de una política monetaria de metas de inflación. Tal como lo reflejara De Gregorio para la experiencia chilena, en donde la credibilidad de la política monetaria es la clave que asegura que dicho comportamiento no derive en presiones inflacionarias. Misma postura ha sido adoptada desde el Banco Central de Brasil, que pretende luchar con los efectos perversos que generan los capitales especulativos sobre el valor del real.

¿Nos podemos imaginar de aquí en adelante un mundo sin coordinación de políticas económicas? La necesidad de coordinación entre los diferentes países, según mencionaba en su discurso el presidente del BCRA, Martín Redrado, es otro de los elementos que modificará el contexto en el que se desenvolverán los hacedores de política en el escenario postcrisis. Vinculada a la necesidad de coordinar políticas aparece también la necesidad de construir redes de protección tanto en términos de liquidez como de solvencia para evitar que la ocurrencia de situaciones de estrés impacte con profundidad en los mercados.

En este contexto de coordinación internacional, la puesta en marcha del G20 le ha dado una participación a nivel internacional a las economías emergentes como nunca antes habían tenido. Y no solamente en el G20 los países emergentes han ganado influencia a nivel internacional, sino también a través del recientemente creado Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea e incluso en el Fondo Monetario Internacional (FMI). En dichos organismos, las economías emergentes, y las latinoamericanas en particular, pueden realizar un valioso aporte dada la experiencia de crisis recurrentes en el pasado.

Hasta la presente crisis, la política fiscal no contaba con la reputación que supo tener durante la gran depresión. En su lugar aparecía la política monetaria con un poder supremo. Pero la actual crisis volvió a demostrar la vigencia de la política fiscal en limitar los efectos de este tipo de situaciones. La crisis nos enseñó que para este tipo de contextos, la política monetaria y fiscal se dan una mano mutua en enfrentar el escenario adverso.

Barry Eichengreen en su exposición en la que buscó similitudes con la crisis del 30´, remarcó la profundidad de las políticas fiscales expansivas en la presente crisis. Para Eichengreen, las políticas fiscales de estímulo económico han sido clave en limitar la profundidad de la crisis y no deberían ser eliminadas antes de tiempo como ocurrió en la crisis del 30´ lo cual limitó la recuperación del PBI estadounidense que alcanzó los niveles de 1928 recién en 1942.

La crisis ha sido una prueba en la que varios de los emergentes demostraron que se están desarrollando. Un elemento que probablemente haya pasado desapercibido pero que demuestra la fortaleza lograda por las economías emergentes, han sido los acuerdos de intercambios de monedas que realizaron entre ellas. Estos acuerdos han reducido la dependencia de asistencia por parte de organismos internacionales para mantener una posición de fortaleza frente a la crisis y se transforma en un mecanismo de consolidación del desarrollo de estas economías.

En Latinoamérica en particular, la crisis ha resaltado la importancia de la preservación de la estabilidad macroeconómica a través de políticas sanas y sistemas financieros sólidos y adecuadamente regulados, aunque no da la sensación que todos los países hayan aprendido acabadamente la lección y valoren en su dimensión dichos bienes que tanto aporte le generan al crecimiento y desarrollo económico.

Un nuevo mapa mundial surge luego de la crisis con un mayor protagonismo del mundo emergente y con la necesidad de una mayor coordinación y regulación internacional. ¿Estaremos mejor o volveremos a decir que “todo tiempo pasado fue mejor”?

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras recomendadas que llevan un 20% de suba. Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

AgenciaBlog