Posts etiquetados como ‘consumo’

¿Podrá China cumplir el rol de Estados Unidos?

¿Podrá China cumplir el rol de Estados Unidos?

¿Podrá China cumplir el rol de Estados Unidos? “Cuando el Banco Mundial hace un estudio y prevé que Brasil seguirá creciendo y que puede, en 2016, ser la quinta mayor economía del mundo, nos está colocando un desafío”, Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil.

Cada vez es más frecuente escuchar este tipo de pronósticos sobre las economías emergentes. Mientras el mundo desarrollado lucha por su subsistencia y se prepara para grandes desafíos en el futuro, el mundo emergente (o al menos una parte de este submundo de países), está preparándose para el desarrollo económico y para estar en la discusión del liderazgo mundial.

No estoy diciendo nada nuevo si afirmo que China está dirigiéndose a ser la próxima gran potencia mundial, peleándole el liderazgo al propio EEUU. Sin embargo, creo que Andy Xie, ex economista jefe de Morgan Stanley para Asia-Pacífico, reconocido como uno de los analistas más brillantes del continente asiático, está haciendo una apuesta importante con pronósticos más precisos.

Andy Xie, quien fuera también uno de los economistas que logró predecir la crisis subprime, anticipaba en una entrevista con Libertad Digital, que China sólo necesita 15 años más para superar a los EEUU como primera potencia.

Para entender por qué China desplazará a EEUU del liderazgo mundial un punto de partida que podemos elegir es lo ocurrido en la economía estadounidense y que derivara en la crisis subprime. Sobre lo que ha ocurrido con la crisis subprime, Xie plantea que la crisis es una crisis de modelo. El modelo económico reinante en el mundo planteaba el endeudamiento de los países desarrollados (en especial de EEUU), financiado por el mundo emergente. Situación que se sostuvo hasta que los deudores estadounidenses no pudieron hacer frente al peso de su deuda. Con la recuperación se vuelve a plantear si esta dinámica continuará, aunque para muchos ya no puede sostenerse.

“La solución es que EEUU y otras economías deficitarias incrementen sustancialmente su ahorro. No pueden consumir más y ser solventes al mismo tiempo”, decía Xie y con ello planteaba el cambio de paradigma económico mundial.

Esta decadencia del mundo desarrollado se contrapone con la buena dinámica de crecimiento que se observará en el mundo emergente en el que la mejora en la situación socioeconómica impulsará el crecimiento de la demanda interna.

En el caso de China, no solamente existe una mejora en la situación económica de la población, sino que también se observa una mejora en su calidad de vida, con un destacado progreso en educación, lo cual está incidiendo en los hábitos de consumo.

China Daily reproducía la opinión de una funcionaria del Centro de Estudio de Educación Rural adscrito a UNESCO que decía sobre los progresos en educación de la población de China: “La comunidad internacional ha apreciado más altamente los esfuerzos chinos en la alfabetización, al comentar los éxitos de China en elevar el nivel cultural de su pueblo. Un país tan populoso como China ha llevado la delantera al lograr tan grandes progresos en un corto periodo de tiempo”.

Volviendo a la hipótesis de China como primera potencia mundial en unos años más, surge sin dudas el siguiente interrogante que se transforma en una preocupación para las economías que dependen del sector externo: ¿Cómo asumirá China dicho liderazgo? Está claro que el modelo económico chino apoyado en la demanda externa cada vez es menos sostenible.

La economía mundial está sujeta a grandes desbalances que se pudieron sostener gracias a la voluntad existente entre las economías. Pero esta voluntad ya no está. El gobierno de China no se quejaba por financiar el gran déficit estadounidense, pero a medida que el dólar fue perdiendo valor y evidenciando una tendencia hacia la baja que no muestra un piso claro en el largo plazo y que golpea a la riqueza real de las reservas internacionales del gigante asiático, se han comenzado a escuchar las primeras voces de disgusto.

“China y los países tradicionalmente superavitarios deben ahora consumir más. Solamente así se podrán corregir los tremendos desequilibrios de la economía mundial”, plantea en un pensamiento lógico Xie.

El mayor consumo interno de China, que tiene sustento en la mejora socioeconómica antes comentada, irá reduciendo su superávit de cuenta corriente aumentando el país oriental su importancia como gran consumidor mundial. Entonces asistiremos a un nuevo modelo económico mundial en el que China pasará a ser el país de referencia.

Lo anterior tiene lógica en tanto y en cuanto el propio gobierno chino es consciente de que no puede seguir dependiendo del sector externo para sostener su ritmo de crecimiento económico.

¿Qué nos puede hacer pensar que China logrará imponerse como la gran economía mundial? Principalmente, la gran cantidad de recursos (mano de obra) que aún no se han incorporado a la producción de la parte “capitalista” de China y la mejora continua en la calidad de vida de la población, son dos elementos esenciales que llevarán a la economía china al liderazgo mundial. “China es una economía orientada a la inversión” afirmaba Xie, orientación que garantiza el sostenimiento del ritmo de crecimiento, aunque en el futuro, la participación del consumo irá en aumento ya que el país cuenta con 1.300 millones de consumidores potenciales.

A medida que China vaya aumentando su importancia mundial, las decisiones de política económica tendrán un impacto directo en la economía mundial. Así en lugar de preocuparnos por las decisiones de la Fed (que lo seguiremos haciendo), nos resultará de relevancia saber qué ha decidido el Banco de China sobre la política de tasas.

El ciclo económico mundial dado el cambio en el balance de poderes, se asimilará ya no tanto al ciclo económico estadounidense sino que será más comparable al ciclo económico chino. Nos preocuparemos más si las familias chinas disminuyen sus consumos a que si lo hacen las familias estadounidenses.

A nivel de Latinoamérica, la región se preocupará más por lo que ocurra con Brasil, país líder a nivel latinoamericano. Lo que ocurra en la economía brasileña tendrá cada vez más importancia en la región, a medida que se consolide como potencia mundial.

El surgimiento de China y otras economías emergentes como nuevas potencias mundiales, además de cambiar la realidad económica mundial y las relaciones de poder, genera nuevas oportunidades de negocios. ¿Cómo hacer para identificarlas desde su origen y aprovecharlas para ganar? Latinforme a través del Curso de Economía Básica para Inversores , busca dar una respuesta a este interrogante, ayudando a entender cómo aprovechar los conocimientos sobre la economía en la toma de decisiones de inversión.

Nos encontraremos nuevamente el próximo lunes,

Horacio Pozzo

———- S&P500 sube 19%, portafolio de Valor Global sube 28%———

No es difícil ganar en Bolsa cuando todo sube. Lo difícil es dar con las compañías que subirán más que el resto.

Lanzamos hace cuatro meses Valor Global, un reporte con acciones recomendadas de fuerte potencial alcista en Wall Street para ganar más que el promedio de los inversores.

Si usted también quiere unirse a nuestros suscriptores que llevan ganando un 28% en la Bolsa de Nueva York, puede conocer más detalles aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com para más detalles, tenemos un reporte diseñado para usted.

Las subas de nuestras recomendadas: 110%, 62%, 32%, 23%. Y más…

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado “Nos queda un largo camino que recorrer para la plena recuperación económica”, dijo Barack Obama, presidente de EEUU luego de conocerse el dato de crecimiento de la economía.

Por primera vez desde el 2008, la economía estadounidense volvió a crecer. En el tercer trimestre la economía creció a una tasa de 3,5%, el ritmo más fuerte desde igual período de 2007. ¿Los factores que explican dicha recuperación? La mejora en el nivel del gasto del consumidor y la inversión para la construcción de casas. Si bien aún no lo ha confirmado así la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas, de este modo, para los términos técnicos, la economía de los EEUU deja atrás la recesión económica ¿Y con ella deja sus problemas?

Si uno se concentra únicamente en el dato de crecimiento, no se puede negar que es positivo, e incluso ha superado los pronósticos ya que el mercado esperaba una recuperación de la economía estadounidense un poco más débil. Un crecimiento de entre el 3,2% y 3,3% era el apuntado por el mercado. Pero para darle vuelo a nuestra esperanza de estar frente al comienzo de la recuperación de la economía americana, hay que ir al detalle y analizar qué hay detrás de su recuperación.

A pesar del entusiasmo del presidente estadounidense, muchos analistas mantienen sus reservas sobre la fuerza de la recuperación. Para Marc Jourdier de AFP: “EEUU sale técnicamente de la recesión, sin despejar las dudas sobre su economía”, teniendo en cuenta las múltiples dudas que el mercado está mostrando sobre la consolidación de la recuperación.

En la visión de John Authers del Financial Times: “La economía crece pero las penas permanecen”. Catherine Rampell en New York Times reflejaba en un artículo la visión de los economistas que apuntaban a la finalización de los programas de estímulo para el sector automotriz e inmobiliario que se sumarán a los problemas laborales para hacer pensar que la recuperación puede durar.

Volviendo al análisis de la recuperación del crecimiento estadounidense, se ha puesto en evidencia que las familias siguen siendo el sostén de la economía y a pesar del golpe que les significó la crisis, que les ha hecho perder una parte significativa de sus riquezas (lo cual condiciona el consumo futuro), siguen demostrando su capacidad para impulsar el crecimiento económico. Pero a pesar de la recuperación del consumo en el tercer trimestre del año, desde el mercado ya se anticipa una recaída del mismo producto por la baja de la confianza de los hogares ante el aumento del desempleo.

Si las familias tienen problemas laborales, entonces no podemos ilusionarnos con la continuidad de la recuperación del consumo familiar. Por eso nos interesará responder esta pregunta: ¿Qué ocurre con el desempleo en los EEUU? Christina Romer, presidenta del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca recordaba que: “La reversión de los cruciales indicadores de los mercados laborales, tales como la tasa de desempleo, normalmente se produce luego de la reanudación del crecimiento”. Por estos momentos, la tasa de desempleo alcanza al 9,8% de la Población Económicamente Activa (PEA) y es la tasa más alta desde 1983. Lo más probable es que para lo que reste del año, el desempleo en lugar de descender, alcance los dos dígitos, y dependiendo cómo afecte esta situación a las expectativas de las familias es que torcerá la dinámica del consumo o permitirá que mantenga la expansión iniciada.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner mostró su moderación sobre la evolución de la economía por los problemas que aún enfrentan las familias: “El desempleo se mantiene inaceptablemente alto para cada persona desempleada, para cada familia que enfrenta un embargo, para cada pequeña empresa que no logra un crédito, la recesión se mantiene viva y aguda”.

¿Por qué puede seguir en alza el desempleo? Las empresas aún no están dispuestas a contratar más trabajadores y la tasa de crecimiento del empleo no alcanza a compensar el aumento de los individuos que pretenden ingresar al mercado laboral. Es que las empresas no contratarán más trabajadores hasta que la recuperación sea lo suficientemente sólida como para justificar tal decisión. Y si esperamos fortaleza en la recuperación de la economía, desde la Reserva Federal no vienen buenas noticias, ya que la entidad responsable de la política monetaria en los EEUU estimó recientemente que el crecimiento no será tan fuerte como para hacer bajar el desempleo en 2010.

Dijimos que el sector inmobiliario ha aportado positivamente a este 3,5% del PBI, pero ¿Podemos pensar en que seguirá sumando al crecimiento económico en los próximos meses? El sector inmobiliario ha recuperado actividad pero en una parte, gracias al estímulo temporal del gobierno estadounidense. La caída inesperada del 3,6% en las ventas de viviendas nuevas del mes de setiembre, muestra la frágil situación del sector. Encima el sector financiero no está realizando su aporte para generar demanda, una demanda que lejos está de estimularse por los problemas de fragilidad laboral antes mencionados y de incertidumbre en el contexto económico.

Hablando del sistema financiero, debemos prestar atención a lo que pueda ocurrir en los próximos meses más allá de los avances regulatorios. El sistema financiero estadounidense aún puede depararnos alguna sorpresa. En el año las quiebras bancarias se cuentan hasta el momento en 106, pero no será este el número total de entidades bancarias que hayan dejado de existir en este 2009.

Si consideramos el crecimiento observado en el PBI del país del norte en función de los intereses latinoamericanos, no existe demasiado margen para el entusiasmo. Es que la fragilidad de dicha recuperación y los riesgos de reversión que aún persisten, no hacen esperar un efecto benéfico sobre las economías latinoamericanas, y en especial para México, de significación.

Para colmo de males, la apreciación cambiaria de las monedas latinoamericanas ha deteriorado su competitividad relativa respecto a la economía americana, lo cual disminuye aún más las expectativas de crecimiento en la región a partir del sector externo.

Creo que aún es prematuro descorchar y celebrar el fin de la crisis tanto para Latinoamérica pero principalmente para los EEUU. La crisis por sus características no acabará tan fácilmente y el tiempo conjuntamente con decisiones prudentes, es el que determinará la consolidación de la recuperación. Sólo queda esperar ya que no hay más margen para nuevos planes de estímulo económico cuyo principal efecto podría ser el aumento del riesgo de una nueva crisis, aunque esta vez, desde las cuentas fiscales.

Horacio Pozzo

Horacio Pozzo es Magister en Economía por la Universidad de La Plata, Argentina y editor del Curso Economía Básica para Inversores, para aprender a invertir en función de la economía.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Se está gestando una nueva burbuja en Estados Unidos?

¿Se está gestando una nueva burbuja en Estados Unidos?

¿Se está gestando una nueva burbuja en Estados Unidos? La economía de los EEUU se contrajo en un 1% durante el segundo trimestre del año. Sin embargo, lo paradójico del caso es que este dato ha sido celebrado ya que el mercado esperaba un resultado peor, una contracción del 1,5%. Y un resultado mucho más alentador que la contracción del 6,5% registrada en el primer trimestre del año.

Afortunadamente para la economía norteamericana, el consumidor estadounidense ha respondido una vez más al pedido de auxilio de una economía que depende del consumo de las familias para crecer y así ha evitado una contracción mayor del PBI estadounidense. El empresario norteamericano, sin embargo, ha demostrado su falta de confianza en la capacidad de recuperación de la economía en el corto plazo y lo ha reflejado a través de la reducción de los inventarios (produjo menos y consumió parte de su stock). Algunos ya piensan en un rebote positivo en la economía.

Para Paul Ashworth, analista de Capital Economics: “La economía debería experimentar algún rebote en el próximo par de trimestres, a medida que los inventarios deban ser restaurados y la demanda acumulada, liberada”, según confiaba a The Wall Street Journal. A pesar de su optimismo, Ashworth pone reparos a la fortaleza de esta recuperación: “Sin embargo, con consumidores aún limitados por las restricciones crediticias, un legado de altas deudas y alto desempleo, que permanecen en el contexto, tomará mucho más tiempo el desarrollo de una verdadera recuperación sostenible”. Las familias norteamericanas, llenas de dificultades, han puesto su apoyo para la recuperación económica, pero evidentemente, mucho más no pueden hacer por el momento.

Las mejoras en las condiciones del mercado laboral lejos están de consolidarse. Si bien en la última semana se ha reducido la cantidad de solicitudes de subsidio por desempleo (ubicándose en 570.000), la reducción no conformó las expectativas del mercado. El mercado laboral sigue débil y hasta el propio gobierno lo reconoce al anticipar que la tasa de desocupación podría alcanzar al 10% de la Población Económicamente Activa (PEA), este año, descendiendo sólo lentamente a partir de 2010, por lo que no se puede esperar una fuerte mejora en el poder adquisitivo de la población.

El sector externo también le ha dado una mano a la economía estadounidense y nos ha hecho reflexionar. La debilidad actual del dólar ha sido de ayuda para controlar los desequilibrios de una economía desequilibrada y puede ser (o quizás no), la llave para que la economía estadounidense se discipline.

Barack Obama había prometido un dólar fuerte durante su gestión. Tomando en cuenta sus declaraciones, no tendríamos que dudar acerca de su determinación para que ello sea así. Pero también ha hecho otras promesas que a menos de un año de haber asumido, ya descuenta que no cumplirá.

Obama prometió apuntar a una mayor disciplina fiscal. Sin embargo, el anuncio de las proyecciones fiscales para la próxima década, dejan en claro que esta promesa lejos está de ser concretada. El déficit fiscal estimado, se ha incrementado en US$ 2 billones (trillones según dicen en EEUU), hasta alcanzar los US$ 9 billones.

¿Dejará los EEUU que el dólar se mantenga débil? La debilidad del dólar despierta otros fantasmas que amenazan la fortaleza de la economía estadounidense. Quizás no tenga Estados Unidos otra alternativa que permitir un dólar más débil para los próximos años. El mundo ya no ve en el dólar a aquella divisa fuerte que supo ser y esta percepción puede actuar como una “profecía autocumplida”.

En uno de los artículos recientes, les comentaba acerca de la decisión del gobierno chino de reducir el porcentaje de activos denominados en dólares dentro del stock de reservas internacionales del país ( ”¿Se cae China?“). Si China no quiere seguir acumulando títulos del Tesoro Norteamericano ¿Adónde los colocará EEUU? La situación es compleja por donde se la mire. En caso de que China deje de financiar el déficit de cuenta corriente estadounidense, el país americano deberá reducir dicho rojo en cuentas externas.

Para Estados Unidos, la reducción del desbalance de cuenta corriente aparece como una necesidad, pero el mismo deberá provenir a partir de un mayor ahorro del sector privado ya que desde el sector público lo único que se puede esperar para la próxima década es un mayor déficit.

Existen elementos para pensar que el sector privado estadounidense estará más dispuesto en los próximos años a mantener una mayor tasa de ahorro. La fuerte destrucción de riqueza provocada en las familias estadounidenses por el estallido de la crisis subprime, es uno de los principales elementos que alimentan esta posibilidad.

Si bien estamos hablando de una mejora en la cuenta corriente a través de una disminución en la absorción doméstica, Estados Unidos deberá además lograr una mejora en las cuentas externas a través de un aumento en las exportaciones de bienes y servicios. Es que la menor fortaleza que se espera que tenga en el futuro el consumo doméstico, deberá sin mayores alternativas ser compensado con demanda externa y es allí nuevamente que la debilidad del dólar aparece como un camino posible.

Decía que el debilitamiento del dólar genera sus riesgos. La posibilidad de un shock inflacionario está latente. Desde la Reserva Federal ya se ha adelantado la decisión de mantener la tasa de interés de referencia en sus mínimos al menos hasta finales de año. ¿Es consciente la Fed de las urgencias de retirar con la mayor velocidad posible el exceso de liquidez de la economía para evitar no solamente alimentar las expectativas inflacionarias sino también evitar el desarrollo de una nueva burbuja que se podría estar gestando en estos momentos?

Ciertamente no creo que se deba subestimar la capacidad de los integrantes del Comité de Política Monetaria de la Fed. Quizás sea parte de la estrategia de la Fed o producto de presiones políticas, pero el mantenimiento de la tasa de interés en un nivel mínimo histórico tiene varios efectos.

La inmediata reversión de la política de tasas de interés de referencia, con un aumento brusco en las mismas pondría en peligro la recuperación económica, situación no deseada por el gobierno de Obama. Después de todo, lo que interesa es que la economía crezca.

Pero la estrategia podría estar considerando otros efectos deseados por el gobierno estadounidense. A pesar de los riesgos que pueda generar para la estabilidad de la economía y para el liderazgo mundial de los EEUU, un incremento en el ritmo inflacionario puede no ser tan mal visto después de todo. Una solución “a lo subdesarrollado” puede hacer que los EEUU decidan mediante este mecanismo, “licuar” parte de su inmensa deuda.

En este contexto tan complejo, surge cada vez más necesaria la coordinación de políticas macroeconómicas entre los países. Los grandes desequilibrios globales no han cesado luego de la crisis y prometen generar efectos desestabilizadores. Un cambio de estrategia de China, orientándose hacia su mercado interno y de EEUU mirando a sus socios comerciales para crecer, es una alternativa interesante para comenzar a descomprimir las tensiones en la economía global ¿Existe margen para ver una economía estadounidense ahorrativa y una china comunista consumista? Aunque resulta altamente difícil, la crisis nos ha demostrado que nada es imposible.

Horacio Pozzo

El mejor momento para invertir en Wall Street: +20% en 60 días

¿Quiere saber dónde invertir su dinero?

Puede ingresar aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. ¡Ya llegan las de Septiembre!

Escríbame a paola@latinforme.com para mayores detalles.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

La estrategia de Cencosud para seguir creciendo

La estrategia de Cencosud para seguir creciendo

La estrategia de Cencosud para seguir creciendo

26 Junio 2009
Todavía recuerdo el impacto que había provocado allá por el año 1993 la llegada de los primeros hipermercados a la ciudad de La Plata, donde vivo, (lógicamente, ya varios de los gigantes se encontraban operando en la capital argentina y en otras grandes ciudades del país). La economía argentina hacía poco tiempo que había superado una durísima crisis económica con hiperinflación y esta empresa extranjera vio en el país, un gran potencial de crecimiento. Y los platenses, al igual que las familias que vivían en las otras ciudades en las que esta cadena de hipermercados se instaló, no defraudaron y así Argentina se transformó en un mercado interesante para el desarrollo de este tipo de emprendimientos.

Volviendo al presente, la percepción de que crisis está siendo superada lentamente en Latinoamérica está cobrando fuerza. La economía brasileña por caso, ha comenzado a mostrar unos tibios signos de recuperación tanto en el sector industrial como en el de servicios. Mi impresión es que con la reactivación de la economía estadounidense y con el cambio de humor que se percibe en el contexto económico, la economía de Brasil volverá a recuperar su crecimiento y vigor.

Un poco ansioso por superar este período incómodo, Lula ha decidido potenciar la recuperación de Brasil y prepararse para la recuperación de la economía global. Después de todo, de eso se trata ser un buen gobernante, priorizar el crecimiento y desarrollo del país de manera armónica, para lo cual es necesario estar atento no a peleas internas e infructuosas, sino estar atentos y tener capacidad de percepción de las oportunidades que el mundo ofrece.

¿Busca invertir en Bolsa y no sabe cómo empezar?—

La mayoría de los que ingresan al mercado sin capacitación se funden ¿y sabe por qué?

¿Usted cree que para ganar en Bolsa hay que comprar en el piso y vender en el techo?

¿O que hay que comprar porque el mercado bajó demasiado y vender porque subió mucho?

No puede cometer esos errores ya más.

Las respuestas a estas preguntas con nuestro reporte Valor Global de julio.

Este reporte de inversión más cuatro reportes gratuitos para aprender a invertir, u optimizar nuestras inversiones, cuesta US$ 150 por año, pero lo estamos lanzando a un precio promocional de US$ 99 al año (apenas US$ 8,25 al mes), por unas pocas horas más…

¿Va a dejar pasar esta oportunidad? Haga click aquí para obtenerlo

————————————–

En este mismo sentido, la chilena Cencosud (IPC:CENCOSUD; OTC:CSUDF), quiere reforzar su estrategia de expansión en dos mercados de la región con un gran potencial de crecimiento: el brasileño, que crece de la mano de una acercada política económica, y el peruano, que promete y va en una buena dirección.

La estrategia de Cencosud es tan clara como las declaraciones de Pablo Castillo, gerente general de la división supermercados: “El futuro de Cencosud en supermercados está en Brasil y Perú”. Hace poco más de un año, les había hablado sobre la estrategia de expansión regional de Cencosud (“Confiando en las Fuerzas Internas de Latinoamérica”), que se vio interrumpida por el terrible agravamiento inesperado de la crisis financiera internacional. Pero la fortaleza financiera que demuestra la firma conjuntamente con el cambio de escenario, hacen que en breve vuelva a retomar sus planes de crecimiento regional, prueba de la confianza en el potencial de crecimiento de los países latinoamericanos.

Los mercados de Brasil y Perú tienen un interesante potencial para las empresas que se dedican al consumo, como lo es Cencosud. Esta semana dábamos cuenta de la recuperación en el nivel de empleo que había observado Brasil en los últimos meses (”Bien por el empleo en Brasil)”(con una generación de 131.557 puestos de trabajo en mayo), y de las perspectivas positivas que se observa a futuro.

Para el caso de la economía de Perú, la crisis financiera internacional no impedirá que la misma crezca durante este año aunque lo hará a un ritmo mucho menor del que lo ha hecho en el último tiempo. Para Moody´s, la recuperación de la economía peruana se producirá antes del final de año, y Perú junto con Brasil, estarán a la cabeza de la recuperación económica de la región de la región.

Sobre las características de la recuperación en las economías latinoamericanos, Finanzas reproducía esta visión de Moody´s: “La recuperación estará sostenida sobre todo por fuentes internas, principalmente por el consumo y la inversión, dada la persistente debilidad en la demanda externa”.

Esta característica que tendrá la recuperación económica en Latinoamérica a través de la recuperación de la demanda interna es el elemento de atracción para que Cencosud retome su estrategia de expansión en Perú y Brasil en un plazo corto de tiempo.

Castillo confirmaba que el objetivo de la compañía chilena es reactivar los planes de expansión en 2010. E incluso, dada la importancia que cobrará el mercado interno de Brasil en el futuro, el gerente general de la división de supermercados de Cencosud redobló la apuesta demostrando que la expansión en Brasil particularmente interesa y mucho: “En Chile, geográficamente lejos, nos cuesta percibir el significado del mercado brasileño. Sólo el mercado noreste tiene 50 millones de habitantes. Tal vez, algún día nuestra casa matriz de supermercados esté en Salvador de Bahía”.

La movida estratégica de la compañía chilena debe ser lo más rápido posible para no perder ante la competencia en mercados que pronto crecerán con fuerza. El consumo en bienes no durables (o de poca vida útil y que denominamos consumo corriente), que es el segmento en el que se especializa el gigante chileno, es el primer elemento que se recupera luego de una crisis como la que afectara a la economía mundial.

Con la estrategia de expansión regional nuevamente en marcha, las acciones de Cencosud retoman el atractivo para el inversor. Desde principio de año, el precio de la acción ha comenzado a recuperarse y ya acumula un crecimiento del 56%. A pesar de ello, aún tiene mucho por crecer al menos para alcanzar sus máximos del año pasado.

Cencosud no tiene tiempo para perder si quiere pelear el liderazgo en mercados tan interesantes como lo es el mercado brasileño. La compañía chilena se quiere anticipar a los buenos tiempos en la región y estar preparados para aprovecharlos

¿Podremos aprovechar nosotros también invirtiendo en Cencosud?

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Las enseñanzas del caso GM

Las enseñanzas del caso GM

Las enseñanzas del caso GM

3 Junio 2009 La caída de General Motors (NYSE:GM) es la consecuencia de haber desoído las múltiples señales que alertaban sobre la necesidad de un cambio profundo en la estructura de negocios de la automotriz. GM pudo sobrevivir en los últimos años, gracias al muy buen contexto económico que disfrutaba la economía estadounidense en particular y mundial en general. Sólo la fuerte fragilidad de la compañía quedó claramente al descubierto con el advenimiento de la crisis.
A 75 centavos de dólar, las acciones de GM siguen estando sobrevaluadas. ¿Recuerdan cuando sus acciones habían alcanzado los US$ 93,62 hacia finales de abril del 2000? ¿Cómo logró la compañía destruir su valor en menos de diez años? Seguramente lo ocurrido por GM será un caso de estudio en las carreras de negocios. La debacle de GM representa una de las mayores quiebras industriales en la historia de Estados Unidos.

La inmensidad del gigante que ha caído se hace evidente cuando se observa que su deuda es mayor a toda la deuda pública de Argentina. La compañía tiene pasivos por US$172.810 millones y solamente US$82.290 millones en activos. Y como en contabilidad, Activo menos Pasivo es igual a Patrimonio Neto, este último componente es negativo en el balance de GM y por varios miles de millones de dólares.

——————– Adelanto Especial LATINFORME DIARIO ———————

***¿Dónde está China invirtiendo su dinero ahora? En una alianza estratégica con una empresa sudamericana que les reportará a ambos fuertes ventajas a corto, mediano y largo plazo. ¿Cuál es esa empresa? Ya pronto se lo revelaremos. Esté atento a los próximos avances en LATINFORME DIARIO, donde detallaremos la próxima oferta lanzamiento del reporte en que anunciaremos el nombre de esta empresa y otras que se beneficiarán con el gigante asiático. Pero no son promesas chinas ni argentinas. Esta alianza ya está en marcha y esta empresa ha encontrado justo lo que estaba necesitando para impulsar fuertemente su producción. Hay que invertir ya en esta compañía antes de que la noticia sea ampliamente conocida.***

—————————————————————–

¿Demasiado grande para caer? “GM Colapsa en los brazos del gobierno” titulaba el Wall Street Journal. Claro que GM es demasiado grande para caer, y es por eso que Obama había decidido que serán los contribuyentes estadounidenses quienes aportarán más dinero a una empresa que ha estado con ellos durante 100 años produciendo vehículos. GM ya recibió US$ 20.000 millones y recibirá US$ 30.000 millones más. Dicho dinero saldrá del ya casi olvidado, fondo de rescate del sistema financiero creado por un valor de US$ 700.000 millones.

El inmenso pasivo al que debe hacerle frente GM hace que todos los esfuerzos por recuperar a la compañía, parezcan insuficientes. Durante el fin de semana, GM obtuvo el apoyo de los tenedores de un 54% de sus bonos de deuda por US$ 27.000 millones, que a cambio ofrecieron su apoyo a los planes del gobierno de Estados Unidos. A pesar de este canje de deuda y del nuevo aporte del gobierno estadounidense, nadie puede asegurar que GM no necesite de más dólares para poder sobrevivir. Y a mi juicio, es muy probable que requiera de nuevos fondos.

La ineficiencia en GM queda evidenciada en las medidas de reestructuración que se llevarán adelante: eliminación de marcas con poco poder, reducción en el número de concesionarios (un recorte de alrededor de 2.600 distribuidores), que se encontraban en un número excesivo, reducción en el número de personal (con la eliminación de alrededor de 21.000 empleados -la tercera parte del total- y recortes jubilatorios) y la transformación en la producción hacia la especialización en otros segmentos de mercados que incorporen además automóviles con consumo de combustible más eficiente y el uso de energías renovables. Para Obama, GM resurgirá del capítulo 11 “Más fuerte y más competitiva”. Ahora bien, ¿Logrará alcanzar una fortaleza y competitividad suficiente como para recuperar su rentabilidad? Desde el 2004 que la compañía no presenta un balance con resultados positivos.

La recuperación de la rentabilidad en los balances de la compañía será una tarea más que ardua y probablemente demande un largo tiempo. Es que existen múltiples factores que atentan contra los beneficios futuros esperados de la compañía.

Varios factores que golpean las perspectivas futuras de GM se vinculan a la demanda esperada. Es un hecho que la crisis implicará un corrimiento hacia adentro de la curva de demanda del consumidor estadounidense. Nuestra familia estadounidense representativa (que bien podrían ser los Simpson), cuando tiempo atrás no soportaba tener el mismo vehículo durante más de cinco años, ahora considerará que el mismo no está en tan mal estado después de todo. Y hasta el factor afectivo puede ser una buena excusa para prolongar por más tiempo su uso.

Sobre la visión de GM como marca, habrá que ver cómo la quiebra impacta en los consumidores, ya que puede implicar que desde ahora en más no sea tan bien vista y pierda puestos entre las preferencias de los estadounidenses.

La demanda de vehículos en EEUU no solamente se contraerá sino también podría observar un cambio en su composición con una mayor participación de los segmentos más económicos. El impacto de la crisis en la riqueza familiar puede ser determinante en este tipo de consumo. Con un efecto menos prolongado en el tiempo, también el mercado automotriz mundial se ubicará bien por debajo de los volúmenes pre crisis.

Otra noticia negativa para la demanda esperada de automóviles de GM, se vincula a la potencial pérdida de mercado que GM experimentará en manos de sus competidores tanto en los EEUU como a nivel mundial. La crisis por la que atraviesa la compañía le ha quitado capacidad de reacción (lo que se suma a que GM se encuentra atrasado en el desarrollo de la nueva generación de vehículos). Ya, automotrices como Toyota, Honda, Nissan y Hyundai han picado en punta en el nuevo contexto del mercado automotriz internacional y avanzarán sobre la participación de mercado de la gigante estadounidense. Fiat se reposicionará estratégicamente a nivel mundial luego de la toma de control de Chrysler, mientras Ford (NYSE:F), la menos afectada de las tres gigantes de Detroit ya planea incrementar su producción en una acción agresiva.

La quiebra de General Motors, en principio parece un hecho alejado de la realidad latinoamericana, pero claramente ello no es así. El anuncio del cierre de 14 plantas por parte de la compañía en distintos estados de los EEUU, generó un principio de intranquilidad en los países de la región, en donde la compañía tiene una parte importante de sus operaciones.

Todos los medios periodísticos latinoamericanos se hacían eco de la quiebra de GM pero centraban su atención en cómo dicho acontecimiento afectaba las inversiones de la gigante en sus respectivos países. Así fueron respirando aliviados en Argentina, Brasil, Chile, Perú y, en especial, México, al recibir la confirmación de que todo sigue igual por dichas tierras.

¿Riesgos u oportunidades? Toda quiebra genera temor. Pero en la crisis, surgen también las oportunidades y uno de los países que más beneficiados se podrían ver es México.

La economía mexicana tiene amplias ventajas para que la compañía analice la posibilidad de incrementar sus operaciones en dicho país. Esta decisión podría implicar riesgos ya que se estaría aumentando la producción en un país que aún no es lo adecuadamente estable en términos macroeconómicos. Esta inestabilidad hace que no se puedan estimar adecuadamente los retornos de las inversiones en el país. ¿Le caerá bien la crisis de GM a México o deberá conformarse con que todo siga igual?

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Obama ayuda a la clase media y ¿ésta ayudará a la economía?

Obama ayuda a la clase media y ¿ésta ayudará a la economía?

Obama ayuda a la clase media y ¿ésta ayudará a la economía?
13 Mayo 2009
Si hay algo que le debo reconocer a Barack Obama es que está cumpliendo con las promesas preelectorales. Sin dudas es algo de lo que no estamos muy acostumbrados por estas tierras.

En Argentina incluso, estamos esperando que se concreten promesas que realizó el gobierno durante su mandato. ¿Extraño no? Si, pero es la realidad que los argentinos debemos vivir, por eso nos causa sorpresa cuando vemos en otros países que los políticos cumplen con sus promesas.

Realmente no sé si estos recortes impositivos tienen un doble objetivo (un objetivo oculto) o simplemente buscan únicamente aliviarle el peso a la clase media, pero lo cierto es que Obama tomó la determinación y recortó impuestos a las familias y a las pequeñas y medianas empresas, al tiempo que volvió a imponer gravámenes a las grandes compañías.

Ciertamente comparable con Robin Hood es la determinación de Obama de quitarle a las grandes empresas y a las familias ricas, para darle a las pequeñas compañías y a las familias de clase media y clase baja.

La familia tipo estadounidense, podrá ahorrar con estas medidas alrededor de US$ 800 por año. Ciertamente no es una cifra de gran significación, pero al menos les servirá para cerrar algunos baches financieros que se les puedan presentar.

Según reconoció el propio gobierno, estas medidas impositivas no serán gratuitas para las finanzas públicas estadounidenses. El costo fiscal de las reducciones alcanzaría así los US$ 736.000 millones a lo largo de los próximos diez años.

En principio puede parecer una suma más que abultada en un momento en donde las cuentas del fisco estadounidense se encuentran más en rojo que de costumbre. Pero la realidad indica que estas reducciones impositivas muy probablemente se transformen en un mayor consumo y por consecuencia en un mayor nivel de actividad.

La cuestión de las cuentas públicas es un tema no menor, ya que para el año fiscal que cierra el próximo 30 de setiembre, el déficit fiscal estadounidense ascenderá a US$ 1,84 billones (ni más ni menos que el 12,9% del PBI estadounidense), mientras que para el año fiscal 2010 se espera un déficit fiscal de US$ 1,25 billones. Ciertamente la situación de desbalance fiscal es insostenible y de no realizarse las correcciones del caso lo más rápido posible, estaremos ante la próxima causa de crisis en la economía estadounidense en un par de años.

Tratando de descifrar el porqué de la decisión de Obama más allá de los fines redistributivos, creo que probablemente el presidente estadounidense piense que de este modo se podrá apuntalar la recuperación de la economía. En este sentido, la palabra clave es el consumo.

Diría un keynesiano, esta política impositiva redistributiva le estaría poniendo en la mano más dinero a los individuos con una mayor proporción marginal a consumir, es decir que ellos por cada dólar que reciben, ahorran una porción menor que lo que ahorran por ejemplo, las familias ricas de los EEUU.

Las que no deben estar del todo conformes con estas medidas, son las familias de mayores ingresos. Es que el Tesoro estadounidense anunció ayer que buscará restablecer la tasa impositiva máxima de 39,6% a los contribuyentes más ricos, que había sido suprimida en el 2001 por la administración de Bush.

El único consuelo que se me ocurre ensayar para estas familias es que con esta medida el gobierno de Obama estará recomponiendo en parte, la situación fiscal. Les recordaría que Obama está comprometido con la recuperación de un cierto equilibrio fiscal para una economía que hace años que padece un fuerte desorden en dicho aspecto. Como comenté antes, que EEUU pueda reducir su déficit fiscal de un modo significativo es clave en términos de la fortaleza de la economía. Si el déficit no se reduce, inevitablemente la economía de los EEUU sufrirá una nueva crisis y ello no es bueno para los segmentos más pudientes de la población. Es por ello que se puede considerar este incremento en los impuestos como una especie de aporte a la estabilidad económica.

Sin dudas, estas reducciones fiscales, si bien no creo que ayuden a acelerar el inicio de la recuperación económica, sí le darán una mayor fuerza a la misma. La mayor capacidad de consumo de los segmentos inferiores de la población se traducirá en buena medida, en una mayor demanda interna que apuntalará el ritmo de crecimiento económico.

Por otra parte, si buscamos analizar cómo impactan estas modificaciones impositivas en términos de oportunidades de inversión, seguramente encontraremos que los sectores orientados al consumo masivo de los segmentos de la población medio y bajo, serán los más beneficiados por estas medidas. Probablemente las grandes tiendas minoristas, a pesar de que tengan que hacer frente al pago de mayores impuestos, estarán celebrando estos anuncios que se traducirán en un mayor volumen de ventas esperado.

Con estas modificaciones impositivas, sumadas a las restantes medidas de reforma fiscal que se están elaborando, Obama está generando una importante transformación en la economía estadounidense, en la cual habrá ganadores y perdedores. El desafío para los inversores será anticiparse a los hechos y detectar aquellos negocios que florecerán con la nueva política económica.


Sepa cómo los acontecimientos económicos y políticos pueden afectar sus ahorros.

Suscríbase aquí para recibir GRATUITAMENTE el Informe Latinforme.









  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Es el “Compre Americano”, más que una solución, un problema para los EE.UU.?

¿Es el “Compre Americano”, más que una solución, un problema para los EE.UU.?

Buenos Aires, Argentina
5 de febrero de 2009

Con la crisis financiera internacional que estamos presenciando, asistimos también a una serie de hechos históricos, muchos de los cuales quizás resultaban impensados hace tan solamente un par de años atrás. Fuertes recortes en las tasas de interés, paquetes anticrisis de miles de millones de dólares, mega rescates, fraudes y demás, todo junto en una combinación explosiva para la economía mundial cuyas perspectivas de crecimiento se resienten día a día.
Como ocurre en la mayoría de las crisis, los gobiernos están recurriendo al “sálvese quien pueda” y en sus medidas de política económica, no se preocupan demasiado por los efectos que las mismas puedan tener en el resto de las economías. Los intentos por coordinar políticas económicas han resultado demasiado débiles y si bien algún que otro acuerdo todavía queda en pie, lo que reina es el esfuerzo individual de los gobiernos por rescatar a sus economías de la crisis.
Esta forma de resolución de la situación de crisis es de las menos inteligentes ya que produce una duplicación innecesaria de esfuerzos mientras que el resultado esperado se hace cada vez más difícil de alcanzar.
En este contexto de políticas económicas egoístas, desde los Estados Unidos, el gobierno está promoviendo el controvertido “compre nacional” como una manera de concentrar el consumo estadounidense en la producción nacional. En una de las cláusulas de las medidas de estímulo económico que se están debatiendo en el Congreso estadounidense, se expresa la iniciativa de promoción del “Compre Americano” en donde se estipula que solamente el acero, hierro y productos manufacturados en Estados Unidos puedan ser usados en los proyectos de obras públicas financiados por el plan que contempla un monto de alrededor de US$ 900.000 millones.
Ya en su campaña electoral Barack Obama venía promoviendo esta iniciativa de impulsar la compra de producción nacional. Ahora, con Obama presidente, los diversos grupos empresarios esperan medidas concretas y contundentes para proteger a la industria estadounidense de la competencia externa.
Pero recientemente ante el Grupo de los 20, Obama se había comprometido a no tomar medidas que generen un mayor proteccionismo en la economía estadounidense, lo cual lo pone en una encrucijada entre las presiones de los empresarios locales y los demás países (especialmente aquellos con mayor vinculación comercial con los EE.UU.), que ven en ello una amenaza a las ventas de sus empresas.
En una entrevista otorgada para la cadena televisiva Fox, Obama decía al respecto: “Creo que sería un error (…) en un momento en que el comercio mundial está a la baja, que nosotros empecemos a enviar un mensaje de que de algún modo sólo nos estamos preocupando por nosotros mismos y no nos preocupa el comercio mundial”.
Por su parte, por el lado de los consumidores, el compre nacional es bien visto principalmente desde el punto de vista de la posibilidad que ello podría brindar a la preservación de las fuentes de empleo.
Si bien este impulso del compre nacional en una primera impresión puede resultar una buena idea, definitivamente ello no puede ser así en un contexto de recesión de la economía mundial. Este tipo de iniciativas puede promover acciones de respuesta por parte del resto del mundo lo cual puede profundizar la situación de recesión.
Según un estudio del Instituto Peterson para Economía Internacional sobre el efecto de la cláusula “Compre Americano”, la misma ayudaría a crear solamente unos 1.000 empleos nuevos y le produciría a los Estados Unidos un costo mucho mayor que los potenciales beneficios en caso de que sus socios comerciales decidan también cerrar sus proyectos de obras públicas a las exportaciones estadounidenses.
Más allá de las estimaciones, lo cierto es que el problema no pasa por si los consumidores estadounidenses compran productos nacionales o extranjeros o si en los proyectos de obra pública se utilizan insumos nacionales. El problema principal es que la demanda interna de los EE.UU. se ha debilitado fuertemente. Las familias han reducido fuertemente su consumo y las empresas suspendido gran parte de sus proyectos de inversión.
Es en este sentido que esta medida que se está analizando en los EE.UU., no producirá un efecto significativo sobre la producción estadounidense. Y para colmo de males, la amenaza de una guerra proteccionista está latente ya que varios gobiernos han alertado sobre las consecuencias negativas que puede generar tal medida.
Una de las voces en contra del proyecto “Compre Americano” es el embajador de la UE en Estados Unidos, John Bruton quien decía al respecto: “El presidente Obama tiene una oportunidad de oro para dar un liderazgo al mundo, pero si su primera propuesta principal en materia legislativa pretende dañar los intereses económicos de otros países su capacidad para alcanzar dicho liderazgo se reduce considerablemente”. La UE amenaza con denunciar el proyecto de Compre Americano ante la OMC.
Otra de las voces de alerta fue la de la canciller de Alemania, Angela Merkel, se debe evitar el proteccionismo ya que es la respuesta equivocada a la actual crisis y no hace otra cosa que profundizar la situación de recesión por la que atraviesa la economía global. En España, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal criticó esta iniciativa al considerarla “un error que se acaba pagando”.
Pero no solamente desde el exterior se critica la cláusula. También diversas agrupaciones comerciales estadounidenses la consideran un error que puede provocar un grave daño a la economía estadounidense, principalmente en términos de empleo.
Definitivamente entiendo que este tipo de medidas producen un daño mayor para la economía que se pretende estimular. Los gobiernos aún no han comprendido que la mejor manera de salir de esta crisis es mediante la cooperación de todos los gobiernos y la coordinación de sus políticas económicas.
La postura proteccionista que han tomado varios sectores en los EE.UU., es también una postura compartida en otros países. Las presiones proteccionistas se mantendrán a nivel mundial por lo que inevitablemente tendremos que soportar que la crisis se extienda por algún tiempo más.

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Colombia se prepara para un difícil 2009

Colombia se prepara para un difícil 2009

Buenos Aires, Argentina

23 de enero de 2009

En el último artículo sobre Colombia “¿Hasta cuándo Venezuela podrá mantener el tipo de cambio oficial?les hablaba de sus muy buenas perspectivas que observa su economía en el

largo plazo. Sin embargo, en el corto plazo la economía colombiana deberá enfrentar un escenario adverso y es por ello que deberá extremar los esfuerzos por evitar que la crisis tenga un impacto desmedido sobre la misma poniendo en riesgo los grandes logros que ha alcanzado.

La economía de Colombia, entró en un periodo de desaceleración en medio de la crisis financiera internacional. La misma habría crecido un 3,5% en el 2008 luego de un crecimiento del 7,7% en el 2007. Para el 2009, el Gobierno de Uribe espera un crecimiento de un 3,0% en el PBI dado el impacto de la crisis financiera internacional. La desaceleración en el crecimiento económico se explica tanto por la caída en la demanda externa como en la interna.

La situación de crisis global ha afectado a los principales socios comerciales de Colombia (EE.UU., Venezuela y Ecuador), lo cual está generando una gran preocupación en el gobierno de Álvaro Uribe. Es que estos tres países representan el 57% de las exportaciones colombianas y la posibilidad de una más que significativa caída en sus demandas de bienes y servicios colombianos en dichos países no es menor.

En el caso de Venezuela, en el último artículo Por qué Colombia es una de las economías con mejores perspectivas de largo plazo en Latinoamérica les comentaba acerca los problemas de la economía venezolana ante la caída del precio internacional del petróleo que dificultan la sostenibilidad del tipo de cambio nominal poniendo en riesgo el volumen de importaciones en general y aquellas provenientes de Colombia en particular (que resultan de gran necesidad para una economía con una limitada variedad de producción de bienes y servicios).

El gobierno de Ecuador por su parte, implementó una serie de medidas para restringir las compras externas en US$ 1.453 millones elevando los aranceles e implementando cupos de importación. Ello es debido al fuerte deterioro esperado en las cuentas externas del país que podría tener un impacto en la economía real al estar la economía dolarizada y depender de la generación de divisas para sostener la oferta monetaria.

Sobre la decisión de Ecuador, el Ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Luis Guillermo Plata decía: “Ecuador también me preocupa porque sacó una resolución donde dice que tiene un problema de balanza de pagos, o sea, que no va a tener dinero para pagar sus importaciones y eso afecta a todos los países”.

Los problemas en el sector externo repercuten en la economía colombiana y producen temor en la población que se prepara para tiempos difíciles. Es así que la producción industrial descendió en Colombia un 13,3% en términos interanuales en el mes de noviembre de 2008, mientras que las ventas minoristas decrecieron un 2,95%, según se acaba de dar a conocer en la presente semana.

Pero además de los problemas por la desaceleración en la demanda externa y la caída en la demanda interna (menor inversión y menor consumo), la economía colombiana deberá soportar el deterioro de sus cuentas fiscales producto de menores ingresos y la necesidad de llevar adelante un mayor gasto fiscal para evitar la profundización de la desaceleración económica provocada por la crisis externa.

En estos momentos en Colombia se está elaborando un nuevo paquete anticrisis que presupone una erogación de US$ 24.500 millones consistente principalmente en inversiones en infraestructura. Con ello se pretende preservar el empleo y generar nuevos puestos de trabajo.

Las metas del déficit fiscal consolidado y del Gobierno Central fueron ampliadas a un 1,8% del Producto Interno Bruto (PIB) y a un 3,2% del PIB, respectivamente. Esta ampliación de las metas fiscales no significan que Colombia decida tomar una actitud irresponsable incrementando su déficit, sino ciertamente responde a una necesidad de atenuar la amplitud del ciclo económico para que no tenga un impacto social profundo.

A los esfuerzos que deberá hacer la política fiscal para atenuar el impacto de la crisis, el Banco Central de Colombia deberá hacer su parte. Para la reunión del presente mes, se espera que la entidad recorte nuevamente su tasa de interés de referencia aunque en diciembre la inflación haya finalizado en 7,67%.

Para el 2009 las expectativas inflacionarias de la entidad rectora de la política monetaria en Colombia se ubican en el 5%, con lo cual se cumpliría la meta que se ubica justamente en dicho nivel (con un margen de medio punto porcentual hacia ambos lados). Es que el deterioro tanto del contexto interno como externo reducen las presiones inflacionarias de la economía.

Pero volviendo al contexto planteado para el año actual en la economía colombiana, más allá de estos inconvenientes que deberá enfrentar la misma, la economía se encuentra protegida ante un posible agravamiento de la situación. Es que la economía colombiana cuenta con recursos para hacer frente a la situación de crisis y a cualquier shock inesperado que pueda afectarla, lo cual aumenta la fortaleza de la misma.

En este sentido, el ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga sostuvo que existen varias líneas contingentes que el país podría usar ante algún faltante de liquidez, que en el caso del Fondo Monetario Internacional (FMI) podría ascender hasta los US$ 6.000 millones en caso de ser necesario. Colombia tiene cubierto su programa financiero para este año y no tendrá problemas en cubrir el del año entrante. Ello despeja el panorama de cualquier posible situación es estrés por falta de recursos ante mercados financieros internacionales prácticamente cerrados.

El 2009 será un año duro para Colombia, aunque no afectará sus buenas perspectivas en el mediano y largo plazo. El gobierno de Uribe deberá tener como objetivos a alcanzar durante este año, además de evitar la profundización de la desaceleración económica, continuar con la mejora en la competitividad de la economía y avanzar lo más aceleradamente posible en la celebración de nuevos Tratados de Libre Comercio (TLC), para reducir la dependencia externa y ampliar el abanico de destino posibles de los productos colombianos.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El mercado laboral brasilero no se ve afectado por la crisis

Nota de la Editora: el mercado laboral brasilero a contramano de lo que se está viviendo en materia laboral globalmente. Tasas históricamente bajas que colocan a Brasil en un nivel de superioridad y solidez al momento de encarar inversiones dirigidas a su demanda interna. Un ejemplo nos provee Horacio. Nos pueden dejar sus comentarios en www.latinforme.com

El mercado laboral brasilero no se ve afectado por la crisis
Buenos Aires, Argentina
20 de noviembre de 2008


Seguramente, a esta altura de las circunstancias no les resultará ninguna novedad si digo que la crisis financiera internacional derivada en recesión económica en las principales economías del planeta afectará en mayor o menor grado a todos los países.
En los ministerios de Economía de todos los países del planeta, seguramente las estimaciones de las variables económicas se habrán tenido que corregir a la baja y así los pronósticos indicarán un menor crecimiento esperado, un menor crecimiento del consumo y la inversión, resultados fiscales hacia la baja y un mayor nivel de desocupación.
Sobre la cuestión que más afecta a las familias, la desocupación, nos hemos cansado de leer en los últimos meses, miles de noticias sobre despidos masivos en los sectores más afectados por la crisis financiera internacional. Así fueron sucediendo los despidos en entidades del sector financiero, del sector de la construcción y últimamente, del sector automotriz, entre otros. Y este fenómeno se dio en más o en menos en casi todos los países.
Digo en casi todos porque en el caso de Brasil parece que la crisis aún no ha llegado al mercado laboral. Es que la tasa de desocupación de la economía brasileña registró una leve caída que la ubicó en el 7,5% durante el mes de octubre, (una caída de 0,1 puntos porcentuales desde el 7,6% observada en el mes de septiembre).
Al respecto, el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) decía en el informe donde difundía el dato: “La tasa de desocupación de octubre es la segunda menor de la serie histórica de la encuesta, iniciada en marzo del 2002”.
Cimar Pereira, economista del IBGE agregaba al respecto: “En un momento de crisis internacional, no percibimos sus efectos en vista de que hay contrataciones (…) y no hay despidos”.
Si se compara este dato de desocupación del pasado mes de octubre con el observado en octubre de 2007, con la crisis financiera internacional ya bien instalada, se podrá apreciar mejor este resultado. Dicha comparación con igual período del pasado año arrojó una caída de 1,2 puntos porcentuales, ya que para octubre de 2007, la tasa de desocupación de la economía brasileña era del 8,7%.
Pero además de la buena performance en el nivel de desocupación, el mercado laboral brasileño ha evidenciado una mejora en el salario promedio de los trabajadores, según surge de la información publicada por el site “Prensa Latina”, el cual refleja que el poder adquisitivo de los trabajadores brasileños se ha visto incrementado en el período de un año en un 4,5% al mes de octubre.
Así, mientras el mercado financiero de Brasil sufre los embates de la crisis financiera internacional, siendo éste uno de los más afectados en la región, y siendo el real una de las monedas que más se depreció producto del deterioro de la situación económica global producto de la crisis financiera internacional, el sector real de la economía brasileña sigue mostrando buenos indicadores.
De este modo, la mejora que se observa en el mercado laboral (con menor nivel de desocupación y mayor nivel salarial), puede generar un impulso en la demanda doméstica (dado el mayor poder adquisitivo que esta mejora produce en la población), el cual puede compensar, al menos en parte, los efectos externos negativos provenientes de la desaceleración económica global que han hecho que el gobierno brasileño corrigiera hacia la baja las perspectivas de crecimiento de la economía para los próximos años.
En la demanda doméstica, Brasil tiene un potencial importante para seguir creciendo y desarrollando su economía, dado que el gobierno tiene aún mucho camino por recorrer para mejorar las condiciones socioeconómicas de la población.
Es por ello que el sector vinculado a la producción de bienes de consumo, puede estar confiado de que su escenario futuro será muy beneficioso. Es por est0 que grandes cadenas de consumo masivo, como la chilena Cencosud (IPSA:CENCOSUD ), se han anticipado a ello y han arribado con sus inversiones a la economía brasileña.
Hace casi un mes, cuando veía cómo el mercado de valores brasileño era castigado duramente por la crisis financiera internacional como dando una señal de que la economía de Brasil se hallara en problemas, me preguntaba “¿Cuál es el verdadero Brasil? ” , y lo que se observa en el mercado laboral brasileño probablemente ayudará a orientar esta respuesta.

Nos encontraremos nuevamente mañana,
Horacio Pozzo

http://www.latinforme.com/articles/el-mercado-laboral-brasilero-no-se-ve-afectado-por-la-crisis-2/3703

  • 1 Comentario
  • 2 votos

AgenciaBlog