Posts etiquetados como ‘commodities’

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010 “Lo llamé a Rodrigo Rato al FMI y le dije que no quería su dinero”, dijo Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil, al recordar cuando tomó la decisión de cancelar la deuda con el organismo de crédito internacional.

El pasado domingo Lionel Barber y Jonathan Wheatley reprodujeron en un artículo escrito para Financial Times, una entrevista que les concediera el presidente de Brasil, Lula da Silva que no tiene desperdicio.

En una entrevista jugada por parte del presidente brasileño, Lula se aventuró a anticipar que su economía superará en 2010 el 5% de crecimiento, cuando el mundo apenas está saliendo de la recesión.

“Pronto tendremos US$ 300.000 millones (en reservas internacionales)”, afirmaba confiado Lula. Mientras las economías desarrolladas continúan endeudándose y llevando la deuda pública a niveles insostenibles, Brasil ha pasado a ser acreedor neto.

Sin dudas, la economía de Brasil se puede catalogar como una “economía del milagro”. Claro, este tipo de calificativos son válidos cuando no se pueden identificar elementos concretos que justifiquen tamaña evolución de la economía en tan poco tiempo, pero en el caso de Brasil, los fundamentos son claros. El tener una política de Estado y priorizar una política económica predecible y sana, que no se desvía ante objetivos de corto plazo, son elementos en los que se apoya el “milagro brasileño”.

El “milagro brasileño” apoyado en políticas sanas ha permitido el control de la inflación, un fantasma que ha aterrorizado a Latinoamérica por décadas y que parece estar desterrado del suelo brasileño gracias a la consistencia de su política económica.

—–CURSO DE ECONOMÍA PARA ENTENDER A LOS MERCADOS—–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender cómo la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el Curso de economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias.

——————————————————-

Cuando una economía latinoamericana ha logrado crecer durante un período a una tasa razonable, lo normal era que dicho crecimiento no aportara demasiado a resolver el problema de la desigualdad social.

En este caso del Brasil de Lula, el crecimiento viene acompañado de una mejora en la situación socioeconómica de la población. Con esto no quiero decir que la situación socioeconómica del pueblo brasileño sea buena, pero sí que ha experimentado una mejora sensible que muestra fundamentos para sostenerse y profundizarse en los próximos años.

Los sectores más postergados de Brasil le están devolviendo el favor a Lula, de esta mejora en su situación económica, a través del aumento que están generando en el consumo doméstico, lo cual ha sido de gran valor para acelerar la salida de la economía de su situación de crisis y para potenciar el crecimiento de los próximos años.

A pesar de los numerosos logros de la economía brasileña, no todo es felicidad. Los temores de una reversión en el contexto de aborte el proceso de desarrollo iniciado, están latentes. Varios analistas apuntan a los precios de los commodities como uno de los factores claves en el buen momento de Brasil, y por este motivo temen que una reversión en las cotizaciones de los mismos pueda poner en aprietos a la gran economía latinoamericana. Conjuntamente con este temor se encuentra el de una posible reversión del flujo de capitales en caso de una recaída de la economía mundial (ya se apuesta a que posiblemente, los EEUU observen una recuperación con forma de W por efecto de los ajustes fiscales que se esperan), que pudiera dañar el precio de los activos brasileños y limitar el financiamiento de la inversión.

Desde mi punto de vista, la economía de Brasil ha evolucionado y reducido sus vulnerabilidades, por lo que gradualmente está reduciendo su dependencia de factores determinados como los commodities. Probablemente, si recibe un shock negativo externo, la fortaleza que está ganando la demanda doméstica ayudará a absorberlo.

“Estuve trabajando obsesivamente bajo la convicción que no podía cometer ningún error”, afirmaba durante la entrevista, Lula da Silva haciendo referencia a los temores que surgieron en 2002 apenas fue elegido presidente. Con paciencia y políticas claras, Lula fue desterrando los temores de un brusco giro hacia la izquierda en materia de política económica, que hubiese provocado una gran inestabilidad en Brasil.

La política económica de Lula, que ha priorizado las reglas claras y la estabilidad de mediano y largo plazo, está resultando en una mejora en el bienestar de la población que promete perdurar en el tiempo y que difícilmente se hubiese podido lograr con una política populista redistributiva, que hubiera cambiado las reglas de juego.

“Dudo que en la historia brasileña, el sector privado haya tenido tanto respeto desde el Estado que el que tiene actualmente” afirmaba el mandatario. Lula demuestra que las grandes corporaciones no son enemigas del bienestar de los países sino que por el contrario, con buenas instituciones, pueden impulsar su crecimiento en beneficio de todos.

Claro que desde el Estado, es necesaria la implementación de políticas sociales que apunten a mejorar el acceso a la educación y a la salud, dos valores básicos para lograr la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos.

Es la misma mejora en la situación social lo que aumenta el atractivo inversor de Brasil, generándose un positivo círculo virtuoso que se va reforzando. La mejora en el nivel de vida de la población además ayudará a reducir los niveles de violencia de las ciudades, lo cual se transforma en otro elemento que favorece el ambiente de negocios y que incentiva a que los inversores coloquen sus capitales en el país.

Brasil es cada vez más atractivo para los inversores internacionales. Sus empresas no paran de crecer y varias están emergiendo como nuevos gigantes mundiales. Paola Pecora a través de Valor Global, ha recomendado algunas compañías brasileñas que sorprenderán al mercado con su crecimiento y que están reportando retornos del 66% y 40% a quienes siguieron sus recomendaciones de compra.

Horacio Pozzo

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil? “Serán los juegos de toda Sudamérica”, fue la frase de Lula que más resonó en estas últimas horas. Por primera vez en la historia, los Juegos Olímpicos pisarán tierras latinoamericanas. ¡Quién lo hubiera imaginado hace 20 años atrás! Se refería exhultante el site O Globo.

El viernes pasado nos emocionábamos viendo al presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva no pudiendo ocultar la inmensa alegría y satisfacción que le había generado que Río de Janeiro fuera la elegida para los Juegos Olímpicos 2016. Cerca de Lula, Edison Arantes do Nascimento Pelé no podía ocultar sus lágrimas al igual que otros tantos representantes de Brasil que viajaron a Copenhague para la definición de la sede.

Todo Brasil celebró la noticia. En el Bovespa, la celebración fue especial, con un alza del 1,2%, en donde las estrellas fueron aquellas empresas que se beneficiarán directamente por la realización de tamaño evento en Brasil. En realidad la mayoría de los sectores productivos de Brasil sentirá de un modo u otro el impacto positivo de este evento histórico y único.

Brasil tendrá en unos años dos eventos de magnitud mundial: los mencionados juegos olímpicos, y el Mundial de Fútbol en el año 2014. El país estará convulsionado en estos años de preparación, pero también lo estarán los inversores que encontrarán grandes oportunidades alrededor de estos eventos como así también en las oportunidades de negocio que pueden generar a futuro si es que son debidamente aprovechados.

“Creo que con esto Brasil logró obtener la ciudadanía internacional”, decía Lula. Y muy equivocado no está. El mundial de fútbol del 2014 y los juegos olímpicos, le permitirán a Brasil mostrarse al mundo y representará una gran oportunidad para hacer negocios. Probablemente Brasil ya esté comenzando a prepararse para aprovechar la histórica oportunidad que se le presenta, para culminar su proceso de desarrollo económico.

Según unos estudios realizados en el presente año por la Universidad de California en Berkeley y el Banco de la Reserva Federal de San Francisco, ser sede de los Juegos Olímpicos potencia el comercio internacional de un país en años posteriores. En igualdad de condiciones, ser sede de los juegos potencia el comercio hasta un 30%, y Brasil tiene mucho para venderle al mundo.

En Brasil (y ahora puntualmente en Río de Janeiro), se deberán realizar importantes inversiones para responder a la revolución que provocarán estos eventos internacionales. Hoteles, restaurantes, infraestructura aeroportuaria, inversiones en el sector turístico, por nombrar sólo algunos de los sectores que se beneficiarán de manera directa, deberán prepararse para estos históricos eventos.

Y aunque todavía es preliminar determinarlo, la realización de los JJOO implicará inversiones por US$ 16.000 millones, según daba cuenta el Fohla de Sao Paulo. Lo bueno del caso es que la realización de inversiones para el mundial de fútbol permitirá aprovechar parte de dicha infraestructura nueva.

¡Pero hay más para Brasil!

Según un estudio encargado por el Gobierno por parte del grupo sin fines de lucro Fundaçao Instituto de Administraçao, los JJOO de Río inyectarán US$ 24.500 millones en la economía brasileña desde ahora hasta el 2027, tanto por el aumento de la producción y de los ingresos por familia, de la recaudación tributaria y el empleo.

Muchas de las inversiones que se harán por los juegos (y también por el mundial de fútbol), se hubieran hecho de todas formas aunque con otros plazos. Hay que tener presente que la economía brasileña es una economía en pleno crecimiento y para que siga de este modo, la infraestructura se debe adecuar al creciente tamaño de la economía. Es por esto que será mayor para el caso de Brasil el aprovechamiento de las inversiones en relación a lo observado en otras experiencias.

La elección de Río de Janeiro genera ganancias para Brasil incluso dentro del balance esperado de los mismos. Las ganancias potenciales de los JJOO asegurarán un piso de US$ 500 millones, pero es altamente probable que superen los US$ 3.200 millones obtenidos en los juegos de Pequín del 2008.

La elección de Brasil no es una casualidad y está estrechamente vinculada a la seriedad en las políticas aplicadas por el gobierno brasileño que aseguran predecibilidad y garantizan para las autoridades del Comité Olímpico Internacional y para la FIFA, que no existirán imponderables comunes en economías en desarrollo. Brasil ha demostrado una vez más que está emergiendo con fuerza como una nueva potencia mundial. El tren del desarrollo ha iniciado su marcha y no piensa detenerse. Brasil no solamente ha logrado ser elegida sede para los JJOO del 2016 y para el mundial del 2014, ha logrado mucho más que eso en el último tiempo. El desarrollo de los recursos energéticos y de alimentos (tanto en lo referente a los commodities agrícolas como al sector ganadero), ha sido extraordinario.

Además para Lula, este logro implicará tener casi asegurada la continuidad de su partido en el gobierno luego de las elecciones presidenciales de 2010. ¿Quién no votaría por un partido que está llevando a Brasil al desarrollo económico y encima logra transformarlo en sede de dos de los eventos más importantes del deporte mundial? La popularidad de Lula que alcanza al 82% (cuando lo normal para un gobierno luego de tanto tiempo en el poder es que experimente una merma significativa en la popularidad por el lógico desgaste), habla por sí sola.

Cerca de Brasil, Argentina sigue dudando hacia dónde avanzar. Mientras tanto, sigue perdiendo mercados a nivel internacional, los cuales están siendo captados por la economía brasileña. En una foto, Lula palmea la espalda de Cristina como diciéndole: “Seguí así que nos está yendo muy bien”.

Bolivia por su parte, lamenta la muy buena política energética de Brasil y celebra la muy mala que lleva adelante la Argentina. Es que Brasil ha reducido sus compras de gas boliviano al mejorar la producción energética de sus usinas hidroeléctricas, mientras que Argentina necesita cada vez más del recurso que provee el Estado de Evo Morales aunque hace ya dos meses que no está abonando ni un solo dólar por los 6 millones de metros cúbicos de fluido que recibe diariamente.

Muchos se han fijado en este nuevo Brasil como un mundo lleno de oportunidades para invertir. Paola también lo ha hecho y ha seleccionado algunas de las compañías con mayor potencial de crecimiento para que los suscriptores de Valor Global puedan también subirse a la euforia del país del carnaval.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

Carry Trade: las monedas más rentables para invertir

Carry Trade: las monedas más rentables para invertir

Carry Trade: las monedas más rentables para invertir Los inversores han vuelto a la carga. Como si fuera un vicio, los altos niveles de rentabilidad que han podido disfrutar durante un largo período previo a la crisis les ha dejado ese gustito que quieren volver a saborear.

No basta con retornos razonables. Tampoco se repara en las consecuencias dañinas que sobre las economías produce el comportamiento irracional que observan. Luego de hibernar un tiempo, están saliendo con los primeros rayos de la recuperación económica y cuando se dan cuenta que aquello que pisan es tierra firme, se ponen a correr nuevamente esta carrera por mayores ganancias.

En este contexto de leve recuperación, los inversores tienen como aliados involuntarios a los Bancos Centrales que en varios casos han advertido acerca del mantenimiento de los niveles mínimos de tasas de interés por al menos unos cuantos meses más.

La actividad especulativa, muy fuerte en el último tiempo, ha demostrado acabadamente que en el mundo moderno existe un amplio margen para arbitrar. El carry trade, que desapareciera prácticamente en medio de las turbulencias económicas, es la forma elegida por los inversores para volver a las abultadas ganancias. El artículo escrito por Rubén Ramallo para iProfesional sobre este tema me ha hecho reflexionar acerca de lo inevitable de las crisis.

Para los que no conocen la operatoria, el carry trade se aprovecha de la diferencia entre tasas de interés existente en los países. El objetivo es endeudarse en una “moneda dura” (que puede ser el euro, la libra esterlina, el franco suizo, el yen o el dólar), y colocar dicho dinero en una moneda que ofrezca un mayor retorno obteniendo una ganancia a partir del diferencial de tasas.

Así por ejemplo, si un inversor se endeuda en yenes, dado que la economía japonesa tiene sus tasas de interés en zona neutral (la tasa de interés de referencia del Banco de Japón se encuentra en 0,1% y los problemas de la economía nipona hacen prever que seguirá estando así por un buen tiempo), y coloca todo su dinero en la economía brasileña, en donde el nivel de tasa de interés de referencia del Banco Central de Brasil se encuentra en el 9,25%, alcanzará un margen de ganancia más que interesante. Y es mucho más interesante si se considera el nivel de apalancamiento típico de estas operaciones (esto es, el nivel de endeudamiento sobre el capital propio que interviene en la operatoria), el retorno de la inversión se ve multiplicado.

Esta situación está afectando en la actualidad principalmente a la economía brasileña, la cual, dada su política monetaria de metas de inflación, encuentra ciertas limitaciones para actuar. Y aquí hay otro elemento a favor de los especuladores: el flujo de capitales que ingresan a Brasil presionan a la apreciación cambiaria aumentando de este modo la rentabilidad de la inversión en su moneda original. De este modo, el riesgo devaluatorio de la moneda en la que se invierte, el cual representa una amenaza contra el margen de rentabilidad, se ubica en niveles mínimos.

También Chile está sufriendo la acción de los especuladores que utilizan al peso chileno como moneda de fondeo. Gonzalo Jara, gerente de making market de Santander Chile, en iProfesional: “Tenemos un fenómeno de carry trade que juega a favor del dólar. Los grandes hedge funds usan al peso chileno como moneda de fondeo, porque el financiamiento para comprar moneda estadounidense resulta ser el más barato de América Latina”.

Algo paradójico que encontré para la Argentina es que se encuentra resguardada de la amenaza del carry trade gracias a la inestabilidad e impredecibilidad de su economía. Sí, resulta extraño, pero debo decir que hacer las cosas tan mal, tiene también sus beneficios. Los especuladores se mantienen alejados de Argentina ya que a pesar de sus elevadas tasas de interés, la inestabilidad cambiaria, entre otras cuestiones, implica un riesgo elevado que no están dispuestos a asumir.

La actividad especulativa ha afectado el valor del real brasileño y el peso chileno. A principios de año, el dólar en Brasil cotizaba a R$ 2,313 y en Chile a $ 638,16. Actualmente, la divisa estadounidense lo hace a R$ 1,839 en Brasil y a $ 547,35 en Chile. El carry trade está golpeando de lleno en la competitividad de estas economías, afectando principalmente a la economía chilena cuyas exportaciones representan alrededor del 32% de su PBI.

La política monetaria de metas de inflación encuentra limitaciones ante este tipo de operatoria ya que no puede intervenir en la magnitud que la situación requiere para sostener el tipo de cambio.

Para peor, esta operatoria que se está viendo tanto con estas monedas latinoamericanas como también con el dólar australiano o el rand sudafricano también se replica en los commodities cuyas cotizaciones se han recuperado fuerte en lo que va del año (probablemente más de la cuenta) amenazando la dinámica de esta operatoria con generar una nueva burbuja especulativa.

¿Y qué se puede decir acerca de los reguladores? Los reguladores no se han dado aún por enterados de lo riesgoso de esta situación. Si bien hace ya un par de décadas que se lleva adelante esta operatoria, el riesgo que está implicando la generalización de la misma tiene altas probabilidades de transformarla en una nueva causa de crisis cuando aún no hemos salido de los problemas originados por la subprime.

Me llama bastante la atención que ni los banqueros centrales ni los responsables de política económica de los principales países planteen algún recurso de acción para frenar el resurgimiento de esta operatoria tan peligrosa para las economías. Ciertamente entiendo que los beneficios de cortísimo plazo que el carry trade puede generar para acelerar la recuperación de la economía global está pagando el silencio de los hacedores de política de las principales economías.

Seguramente si esto deriva en una nueva crisis, nos encontraremos con una larga fila de responsables de los gobiernos y de organismos internacionales que con gran autoridad se animarán a identificar con precisión el problema que dio origen a la crisis y las soluciones regulatorias necesarias para que no se vuelva a producir. Ya para esa altura, los especuladores encontrarán otra alternativa de inversión de alto riesgo para la estabilidad de las economías y la utilizarán frente a las propias narices de los reguladores que optarán por mirar hacia otro lado.

Horacio Pozzo

——————– VALOR GLOBAL +17% EN 45 DÍAS —————

Los suscriptores de nuestra nueva newsletter de inversión, Valor Global , no sólo recuperaron el costo de la suscripción, sino que van ganando un 17% en sus carteras al invertir en las compañías que les recomendamos . ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

Se acercan tiempos de definiciones para la Fed

Se acercan tiempos de definiciones para la Fed

Se acercan tiempos de definiciones para la Fed
11 Agosto 2009 El próximo miércoles el Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal de los EEUU (FED), dará a conocer su decisión sobre la tasa de interés de política monetaria. Ciertamente no genera muchas expectativas la decisión sobre la tasa de interés ya que se descuenta su mantenimiento en los niveles actuales. Sin embargo existen dos cuestiones que son de relevancia para los inversores y que se relacionan con la continuidad del programa de compra de deuda pública y bonos corporativos y con las señales de la Fed sobre en cuánto tiempo más se podrá observar un cambio en la política monetaria.
El brusco recorte de tasas conjuntamente con las fuertes inyecciones de liquidez para limitar las tensiones del sistema financiero y asistir al sector corporativo en problemas alertaron a los más conservadores sobre los riesgos que estas acciones pueden tener en términos de presiones inflacionarias y creación de burbujas en los precios de los activos. Es por este motivo que en uno de los tantos recortes, la Fed reconoció la urgencia de revertir el ciclo descendente de tasas una vez que la economía comenzara a mostrar señales de vitalidad.

Luego de dos años de iniciada la crisis, pareciera ser que este momento ha llegado. Un sondeo de Blue Chip Economic Indicators realizado entre economistas del sector privado en EEUU arrojó que un 90% de los encuestados cree que en el tercer trimestre de este año se declarará el final de la recesión en los EEUU. La economía estadounidense está comenzando a emitir señales positivas y ello acerca a la Fed a tomar una decisión que, como comentara en el artículo de ayer, puede resultar de aguafiestas.

Pero a pesar de las promesas realizadas, el comportamiento en el pasado de la Reserva Federal muestra que desde 1970, la Fed ha esperado en promedio 14 meses desde que la tasa de desempleo tocara su máximo, para comenzar con el ciclo ascendente de tasas. Cuando la última lectura del índice de desocupación del mes de julio mostraba una leve baja hasta el 9,4% de la PEA, desde el mercado no se ha interpretado como el comienzo de la reversión en la dinámica de la tasa de desocupación ya que se espera que la misma siga creciendo hasta finales de año.

Dado el argumento anterior, claramente, no resulta demasiado probable que la Fed de comienzo en lo que queda del 2009 su ciclo de tasas ascendentes, por lo que no habría que tener demasiadas expectativas al respecto para la reunión de esta semana. Tampoco el mercado espera que ocurra algún movimiento de tasas en lo que resta del año. Según una nota del Wall Street Journal, 11 de los 16 operadores consultados por Reuters esperan que la Fed eleve sus tasas de interés el próximo año, tres dijeron que lo hará en el 2011, mientras que 2 sostuvieron que las mantendrá cerca a cero hasta el 2012 (¿Proyección o deseo?).

El aprovechamiento que puedan hacer los inversores de las bajas tasas de interés, en caso de que éstas se mantengan como parece probable, estará limitado por la capacidad del sistema financiero de generar apalancamiento para invertir en el mercado de valores. Considerando este factor, las perspectivas se encuentran limitadas. Es que el sistema financiero estadounidense aún no logra superar sus problemas derivados de la crisis subprime.

De hecho, la Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC) ha cerrado en los últimos días, tres nuevos bancos regionales (Community First Bank, el Community National Bank of Sarasota County, y el First State Bank, con activos por US$ 770 millones), y ya suma en el año 72 instituciones financieras quebradas en los EEUU, lo que casi triplica la cantidad de entidades financieras quebradas en todo el 2008 y es ya la cifra más alta desde 1992.

Por lo pronto, el sostenimiento por unos cuantos meses de las tasas de interés de referencia en sus mínimos incidirá en mantener debilitada la cotización del dólar estadounidense presionando de este modo a los precios de los commodities al alza. Las miradas de los gobiernos apuntan a los commodities como la fuente de generación de la próxima burbuja especulativa y es por este motivo que ya se han escuchado medidas para regular el comportamiento especulativo en este mercado como les comenté en el artículo de ayer “La ambición de los inversores ha retornado”.

Ahora bien, suponiendo un sorpresivo comportamiento de la Fed de iniciar, si no es en la reunión de la presente semana, en los meses inmediatos, el ciclo ascendente de tasas. ¿Qué pueden esperar los inversores? En caso de que se inicie antes de lo estipulado el ciclo ascendente de tasas, ello sería dispuesto como una manera de enviar una señal al mercado de que la Fed buscará limitar los riesgos inflacionarios y de los precios de los activos. Y dado que la eficacia de la política monetaria para estimular a la economía es baja, entiendo que son mayores los beneficios que ello puede generar por sobre los costos en términos de apoyo a la recuperación económica.

Un alza en las tasas de interés puede ser interpretada por el mercado como una señal de disciplina de la Fed y mejorar las perspectivas del mercado accionario ya que probablemente implicaría un fortalecimiento del dólar y por ende, supondría un límite al crecimiento de los precios de los commodites, cuya alza indiscriminada pone en riesgo la recuperación de la economía global.

Si bien la decisión de la Fed sobre la tasa de interés de referencia se lleva generalmente toda la atención, en esta oportunidad será un tema no menor lo que decida la autoridad monetaria acerca de la continuidad o no del plan de las compras de deuda pública y bonos corporativos.

Lyle Gramley, asesor económico senior de Soleil Valores Corp, se anticipa a la decisión de la Fed y afirma: “Claramente la Reserva Federal no va a ampliar ese programa, dada la mejora en los mercados financieros que estamos observando”. La decisión de no extender este plan de compra de títulos se puede interpretar como la primera medida para comenzar a limitar la liquidez del mercado monetario.

La salida de la Fed de sus políticas poco ortodoxas preocupa tanto al mercado como la decisión de la entidad sobre las tasas de interés. Dean Maki, encargado de investigación económica de Estados Unidos de Barclays Capital, no confía demasiado en el timing de la Fed: “Confiamos en que ellos saben cómo salir, pero confiamos un poco menos en que lo harán en una forma en que eviten un alza en la inflación en el mediano plazo”. los riesgos inflacionarios y de precios de los activos son la principal amenaza en el horizonte de la recuperación económica estadounidense.

Si bien la continuidad de las bajas tasas de interés les permitirá a los inversores hacerse de ganancias de corto plazo, ello pone en riesgo la posibilidad de una sólida recuperación de la economía, por lo que el mercado de valores se mantendrá vulnerable. Son tiempos de definiciones para la Fed en donde la sintonía fina de su política jugará un rol clave.

Horacio Pozzo

La ambición de los inversores ha retornado

La ambición de los inversores ha retornado

La ambición de los inversores ha retornado Los precios de los commodities, en general están teniendo una recuperación un tanto inesperada que ha resultado una noticia positiva para aquellos países productores de algunos de ellos, luego de que el fuerte desplome que experimentaron sus cotizaciones hacia el último cuarto de 2008 les trajera más de un dolor de cabeza a sus finanzas en un contexto de profunda recesión económica.

El precio del barril de petróleo cotizaba en alrededor de US$ 38 hacia finales de 2008 y actualmente se encuentra por encima de los US$ 70, dándole un poco de aire a un Chávez que tiene menos margen de acción para evitar una crisis económica. Chile comienza a respirar con lo que ocurre en el caso del cobre, para el que la recuperación de China se refleja en su fuerte demanda que impulsa la cotización del metal rojo y en la semana pasada alcanzó su mayor nivel desde octubre de 2008. Argentina le prende velas al “yuyito” como lo ha llamado la presidente, Cristina Fernández de Kirchner, y la soja le responde manteniendo su tendencia alcista y cerrando la semana pasada a US$ 430 la tonelada.

Las cotizaciones de los commodities han alcanzado a recuperar una parte significativa del valor que habían perdido en la profundización de la crisis. A pesar de ello, aún se encuentran alejadas de los máximos alcanzados hacia mediados de 2008 y es por ello que el interrogante actual es poder inferir si esta tendencia se mantendrá y con qué fuerza hasta fines de año. Si uno se vale por los signos de reactivación gradual y suave de la economía global, verdaderamente no se deberían justificar mayores alzas en las cotizaciones de los commodities que las observadas, salvo en los casos de los commodities agrícolas ante eventualidades climáticas inesperadas o en el caso del petróleo ante la posibilidad de situaciones de tensión política a nivel mundial.

Si bien la crisis ha tapado un poco lo que ha ocurrido con las cotizaciones de los commodities hasta la primera mitad del 2008, el fuerte alza que observaron los mismos generaron grandes presiones inflacionarias a nivel global que impactaron de una manera no homogénea entre las economías (así por ejemplo, Chile y España vivieron la dureza de las alzas en las cotizaciones sobre sus niveles de precios) y obligaron a los Bancos Centrales a llevar a cabo una política monetaria restrictiva que profundizó la caída en el nivel de actividad económica.

Cuando la recuperación económica aún no ha tomado forma, ya comienza a preocupar la continuidad en el alza de los commodities, en especial de los commodities energéticos, dado que podrían dar lugar a una situación similar a la ocurrida en 2008. El componente especulativo en dichas cotizaciones pone en riesgo el crecimiento de la economía global pudiendo incluso generar situaciones de estanflación.

Es por este motivo que cada vez se suman más voces a los pedidos de regulación en los mercados de derivados para limitar el componente especulativo, contener de este modo el alza en las cotizaciones de los commodities generando además una mayor previsibilidad en los mismos. Las principales preocupaciones se fijan en los commodities energéticos por su impacto directo en los costos de producción.

En relación a este tema, en los Estados Unidos, Gary Gensler, presidente de Commodity Futures Trading Comission (CFTC) decía el miércoles de la semana pasada: “Creo que deberíamos considerar seriamente fijar límites a las posiciones (especulativas) en los mercados de futuros energéticos”. Para Gensler, no solo se deben regular las posiciones en los mercados de futuros energéticos sino también en la de todos aquellos commodities de oferta finita. El ente regulador de las operaciones con futuros sobre commodities quiere limitar la cantidad de contratos que pueden acumular los inversores, para evitar lo que se denomina la “especulación excesiva”. En este sentido, el debate principal radica en cómo fijar esos límites, un tema que será clave para el negocio de los grandes bancos y las herramientas de inversión.

Brasil en tanto, que pretende jugar un rol de mayor relevancia en el contexto internacional, anunció que presentará ante el G-20 en la reunión que tendrá lugar en Londres a principios del mes de setiembre (preparatoria para la reunión de finales de dicho mes en Pittsburgh, Pensilvania), una propuesta para regular los mercados de derivados mundiales.

Entre las medidas a implementar, Brasil solicitará en primer lugar, que todas las operaciones en el mercado de futuros sean registradas. Además buscará impulsar el establecimiento de centros de compensación y liquidación similares a los que ya existen en países como Brasil y que obligan al inversor a depositar una garantía para cubrir sus operaciones con derivados.

La discusión acerca de la regulación de los mercados de derivados se encuentra en sus inicios, pero ya promete finalizar con acciones concretas a nivel global. El escenario futuro, en el cual la posible escasez energética comienza a preocupar, se observa el surgimiento de fuentes de energías renovables y surgen potencias como China que impulsan fuertemente la demanda de todo tipo de commodities, algo que está haciendo tomar consciencia a los gobernantes que si no actúan ahora para limitar la dinámica de las cotizaciones en los precios de los commodities, éstas pueden transformarse en una seria amenaza para la estabilidad económica mundial.

Además, hay un elemento que no puede pasar desapercibido y que puede alimentar la burbuja especulativa en torno a los precios de los commodities. Este elemento es la política monetaria llevada adelante por casi todos los bancos centrales en todo el mundo que han reducido sus tasas de interés de referencia a sus mínimos históricos en muchos casos.

La extensión de las tasas de interés en niveles extremadamente bajos es un elemento que actúa a favor de la generación de burbujas especulativas ya que permite a los inversores el disponer con una gran cantidad de recursos para alimentarla.

Si bien los Bancos Centrales están prevenidos de esta situación, ello no representa ninguna garantía de que se puedan evitar. Es que dependerá de la capacidad de las entidades monetarias de iniciar el ciclo ascendente de tasas de interés en el momento justo, cuando la recuperación económica haya dado comienzo.

La decisión de iniciar el ciclo de tasas ascendente no es muy popular que digamos para los mercados y ningún Banco Central quiere ser el primer aguafiestas. Esta situación genera el riesgo de demora en el cambio de dirección de la política monetaria. Ante esta situación, probablemente lo lógico es que exista una cierta coordinación entre los Bancos Centrales para actuar de manera prudente y evitar el surgimiento de una nueva burbuja.

¿Se animarán los líderes mundiales a actuar de aguafiestas cuando aún los mercados financieros no comienzan a celebrar la salida de la crisis?

Horacio Pozzo

Quienes tienen plata, aprovechan esta crisis para comprar. Como los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, y que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com para mayores detalles.

Por qué puede seguir subiendo el precio del petróleo

Por qué puede seguir subiendo el precio del petróleo

Por qué puede seguir subiendo el precio del petróleo El precio del barril de petróleo ha logrado obtener una aceptable recuperación en relación a la cotización observada a principios de año. A pesar de ello, aún no logra alcanzar al 50% del máximo que supo lograr hacia mediados de 2008. Casi no quedan dudas de que la tendencia para lo que resta del año en la cotización del oro negro será hacia el alza ¿Qué elementos nos hacen pensar que la cotización del barril de petróleo seguirá al alza hacia finales de año?

En primer lugar, la debilidad observada por la cotización del dólar estadounidense de por sí sola es un elemento que impulsa al alza las cotizaciones de los commodities en general y del precio del crudo en particular. La mejora en el contexto económico global, que se irá asentando a lo largo de los próximos meses, aumentará la preferencia de los inversores internacionales por el riesgo aumentando la demanda de divisas tales como el euro o la libra esterlina y reduciendo de sus carteras la proporción de activos denominados en dólares, lo cual mantendrá debilitada a la divisa norteamericana (así por lo menos lo cree John Authers en el Financial Times).

Además de lo que ocurra con la sola evolución de la divisa estadounidense, existen argumentos desde la demanda y una decisión desde la oferta para pensar que los niveles actuales del precio del crudo, pueden ser considerados como un piso por lo que no es probable que se retorne a niveles de meses anteriores.

Ayer el precio del petróleo cerraba en baja, aunque nadie dudaba en el mercado de que dicho acontecimiento representaba un descanso en su comportamiento alcista desde comienzos de año. Para la correduría MF Global en su reporte diario del día de ayer afirmaba que el impulso al alza es muy fuerte. MF Global afirmaba además que “Los inversores parecen estar apostando a una recuperación en forma de V”.

Por el lado de la oferta, desde la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se buscará mantener la cotización actual como piso. Lo positivo es que el valor actual del precio del petróleo se sostendría con la recuperación de la demanda producto del final de la recesión económica a nivel global. De este modo aparece como improbable un nuevo recorte de la producción de petróleo por parte de los países de la OPEP durante la reunión que realizarán en el mes de setiembre como alternativa para su sostenimiento.

Ya el año pasado, la OPEP acordó recortes de suministro de 4,2 millones de barriles por día el año pasado para compensar la caída de la demanda mundial de crudo a causa de la recesión. Es que producto del desplome en su cotización, el precio del crudo llegó a casi la quinta parte del máximo logrado en 2008 (a un piso de alrededor de US$ 38 hacia finales de 2008 luego de alcanzar valores cercanos a los US$ 150 el barril hacia mediados del mismo año).

Las proyecciones sobre el precio del barril hacia principios de 2010, más que estimaciones aparecen como un nivel objetivo. Según Prensa Latina, representantes de la OPEP declararon que los precios del crudo alcanzarían los US$ 80 por barril para enero del 2010. Según Bloomberg, la expectativa del gobierno de Kuwait es que el precio del barril de petróleo se mantenga en el rango de los US$ 70 a US$ 80 hacia finales de 2009.

La evolución del precio de la energía es clave en términos de la recuperación económica global y existe una amplia consciencia sobre ello. Según reconocía el jeque Ahmad al-Abdullah al-Sabah a KUNA, los precios del crudo por encima de US$ 80 el barril son “buenos” para los productores petroleros, aunque un incremento a más de US$ 100 puede empeorar la recesión mundial.

La OPEP sabe que no puede aprovecharse ahora de la débil recuperación de la economía global, pero estará lista a presionar cuando la misma tenga la fuerza suficiente como para no ser puesta bajo amenaza por los costos energéticos.

Así también lo ve Helen Henton, jefe de investigación en materias primas de Standard Chartered Bank: “La OPEP está muy contenta por ahora con los precios alrededor de donde están dado el estado de la economía. Aunque cuando la economía se recupere, buscarán precios todavía más altos”.

Lo que se puede esperar dada la recuperación esperada de la demanda y el análisis realizado desde la oferta, es que un 10% a 15% de incremento en el precio del barril de petróleo de aquí a fin de año, aparece como un aumento razonable y con una alta probabilidad de ocurrencia.

Ahora bien, en una visión de mediano plazo, no existen demasiadas dudas acerca de que el precio del barril estará bien por encima de los US$ 100, y ello estará motivado por los problemas que surgirán desde la oferta. Incluso, hasta hay quienes anticipan una posible crisis energética a nivel global para cuando la economía global retorne a niveles de crecimiento normal.

Según el economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol, existe un riesgo real de crisis energética global luego de 2010, dado que la mayoría de los principales campos petrolíferos ha sobrepasado ya su capacidad máxima de producción.

Las estimaciones de la AIE indican que el declive en la producción de petróleo en los campos existentes se ha acelerado hasta el 6,7% anual, frente al 3,7% estimado en 2007. Según el EWG (Grupo Observador de Energía con sede en Alemania), el pico de producción petrolera mundial se superó en el 2006, y de aquí en más se estaría ingresando en una meseta estadística en la cual se mantiene dicho nivel de producción máximo alcanzado, frente a una demanda que será presionada por el fuerte crecimiento de los emergentes liderados por China.

Luego de las enseñanzas que nos dejara la crisis subprime con la evolución de los precios de los commodities, nada se puede dar por seguro, pero en este contexto de incipiente recuperación económica, la apuesta por el oro negro no debería defraudarnos.

Horacio Pozzo

China está sentada sobre una pila de dinero. Tiene fuertes reservas internacionales y está permanentemente buscando nuevas oportunidades rentables donde invertir. Esta recesión le ha venido como anillo al dedo, realmente la deseaba. China necesita expandir la obtención de recursos propios que le garanticen un crecimiento sustentable en el tiempo, más allá de sus fronteras. Esas fuentes de recursos se estaban volviendo más y más caras e inaccesibles en el aluvión que representó el crecimiento mundial de la era 2002-2007. y China está invirtiendo en una petrolera que será una de las pioneras mundiales en unos años más. Los suscriptores de nuestra newsletter Valor Global ya invirtieron en ella, que ha subido un 15% en un mes, y tiene mucho más para subir.

Conozca cuál es aquí.

Pimco está invirtiendo en esta compañía

Pimco está invirtiendo en esta compañía

Pimco está invirtiendo en esta compañía Tengo un amigo al que le gusta invertir en acciones, aunque lo hace de una manera muy particular: mi amigo copia la estrategia de cartera de los fondos de inversión que mejor rentabilidad han logrado en el último tiempo.El razonamiento de mi amigo es simple: “Si los fondos de inversión, que por lo general cuentan con un equipo muy calificado de especialistas y probablemente manejen información cuasi privilegiada, invierten en determinadas empresas, lo más probable es que las mismas tengan un alto potencial de rentabilidad”.

Para los que actúan como mi amigo, probablemente, una estrategia que no sería mala es la de prestar atención a aquellos papeles en los cuales los fondos de inversión observan un crecimiento potencial en un mediano a largo plazo. De este modo, invirtiendo en papeles con potencial de crecimiento de mayor plazo, el inversor podrá adquirirlos antes de que lo mejor de su crecimiento haya pasado. Hay dos compañías muy interesantes para invertir ya. Haga click aquí para saber cuáles.

Lo que les comenté anteriormente surge a raíz de una nota que leí en América Economía en donde se entrevistó al ejecutivo Michael Gomez del fondo de bonos Pimco quien reconoció que están invirtiendo en deuda soberana de Brasil, porque esos bonos “son de los más altos del mundo y este es un país que está muy bien manejado, no tiene un problema de inflación, tiene una moneda entre relativamente estable y fuerte”. Pero Pimco no solamente se ha fijado en los bonos soberanos brasileños, sino también ha puesto en la mira en tres empresas del país, entre las que se encuentra la Companhia Siderúrgica Nacional -CSN- (BVSP:CSNA3; NYSE:SID).

CSN es la segunda compañía acerera de Brasil y la primera productora de acero plano, que posee una capacidad de producción anual de 5,6 millones de toneladas anuales y genera 16.000 puestos de trabajo directos. La compañía posee operaciones internacionales, comenzando su proceso de internacionalización en 2001 a través de la compra en EEUU de Heartland Steel. Aprovechando sus ventajas, la firma opera actualmente en diferentes segmentos de mercado tales como el automotriz, construcción civil, envases, línea blanca, entre otros.

—– ADELANTO ESPECIAL—–

¿Cómo comenzar a invertir en Bolsa?

Antes que nada usted necesita manejar las herramientas clave para invertir. Esté atento al próximo lanzamiento de nuestra newsletter con recomendaciones de compañías y a nuestros reportes educativos de inversión que le explicarán paso a paso cómo acercarse a su independencia financiera invirtiendo en las Bolsas de Valores.

Haga click aquí para seguir leyendo…

——————-

Luego de ver esta nota, busqué la gráfica de sus ADRs para ver su evolución, y encontré que la misma está observando una tendencia ascendente desde principios de febrero de este año. Los papeles de la compañía no tuvieron una buena jornada en el día de ayer y cerraron a US$ 22,34, muy lejos de los US$ 51, de mayo del 2008. Sin embargo, el valor actual del ADR lejos se encuentra del potencial de crecimiento que puede alcanzar la compañía. El contexto económico depresivo, la ha afectado por el fuerte impacto que la crisis ha tenido particularmente en el sector, pero los recientes signos de recuperación económica global aumentan las esperanzas.

La depresión del escenario internacional se reflejó en los resultados de la compañía durante el primer cuarto de año. El beneficio bruto de explotación (EBITDA) del primer trimestre de 2009 fue de R$ 681 millones (US$ 323,3 millones), que representan una caída del 47% respecto a las cifras del primer trimestre de 2008. Esta fuerte caída tiene otro atenuante que es que CSN viene de registrar un récord en 2008 en su beneficio neto R$ 5.800 millones (unos US$ 2.529 millones), el doble de las cifras de 2007.

Sobre los resultados del primer trimestre del 2009, la corredora Brascan afirmaba en BNamericas: “Desde el 2006 no hemos observado un margen de Ebitda inferior al 30%”. El motivo de este resultado para Brascan es: “Este debilitamiento en las operaciones es un reflejo directo de la baja demanda de productos siderúrgicos”. Para la consultora, a partir de dicho resultado se observará una mejora gradual y continua mes a mes en la demanda que recompondrá los resultados de la firma.

La recuperación esperada de la demanda de aceros representa una buena noticia para las perspectivas de rentabilidad de la compañía a la que se suma la decisión de imponer medidas arancelarias por parte del gobierno brasileño y el fin de una disputa que se mantenía con Vale (SAO:VALE3; NYSE: VALE).

Recientemente en Brasil se decidieron medidas arancelarias a las importaciones de acero que tienen un efecto positivo sobre las empresas del país, como CSN. El gobierno de Lula decidió ceder a las presiones de la industria local, reimplantando aranceles que van del 12% al 14% sobre productos de acero importados. Éstos habían sido eliminados en 2005.

En mayo pasado, CSN logró terminar una disputa iniciada en 2000 por Vale, por la explotación de la mina Casa de Piedra, en una negociación que con beneficios para ambas y según la cual quedará a criterio de Vale suspender o cancelar definitivamente un contrato vigente hasta final de este año, para comprar mineral producido por Casa da Pedra. El acuerdo prevé además el suministro por Vale de hasta 3 millones de toneladas métricas de pellets de hierro a CSN entre el 2009 y el 2014.

En lo que hace a la estrategia de la compañía en estos tiempos de crisis, la misma ha priorizado mantenerse líquida al menos hasta que finalice la incertidumbre en los mercados. En este sentido, CSN realizó una venta estratégica del 40% de las acciones de Nacional Minerios S.A. -Namisa- (compañía productora brasileña de mineral de hierro, filial de la siderúrgica CSN), a un consorcio con empresas de Japón y Corea del Sur.

En la misma línea de mantener la fortaleza financiera para este año, y considerando la debilidad de la demanda que observará una lenta y gradual recuperación y que limitará el volumen de ingresos, CSN ha limitado sus proyectos de inversión a la continuidad de los que ya están en marcha.

Por el momento, CSN ha pospuesto el proyecto de ingresar al mercado de aceros largos (la especialidad de CSN son aceros planos), programado para 2010. También se pospuso la construcción de dos nuevas siderúrgicas, una en Itaguaí (Rio de Janeiro) y otra en Mina Gerais. Sí se confirmó la continuidad de las inversiones para la construcción de una fábrica de cemento.

Quizás se pueda pensar que la decisión de posponer inversiones en el sector de acero representa un paso atrás para la compañía. Sin embargo esto no es así ya que la demanda mundial se encuentra muy deprimida y demandará mucho tiempo que retome la normalidad, por lo que no resulta aconsejable sobre expandir la capacidad instalada de producción ante una oferta actual excesiva para la situación. Prueba del exceso de capacidad de producción existente a nivel mundial, un amigo mío que trabaja en una siderúrgica líder en Argentina, me comentaba que en China alrededor del 90% de las plantas siderúrgicas están “paradas”, ante la débil demanda. Así en lo inmediato, esta siderúrgica argentina se beneficia de la demanda de acero de China que excede a la producción que realizan las plantas activas, pero esta situación no es sostenible en el mediano plazo ya que con la recuperación de la economía global se reactivarán muchas plantas que están inactivas como estas de China.

Para sintetizar, Pimco ve en CSN una compañía que está bien posicionada en un mercado que si bien está deprimido, se encuentra en su fase de gradual recuperación. Por otra parte, la estrategia de negocios de la compañía le permitirá acelerar la recuperación de su rentabilidad en comparación a otras empresas del sector.

Chávez nacionaliza compañías de servicios petroleros

Chávez nacionaliza compañías de servicios petroleros

Cuando Chávez es noticia, no se puede esperar algo bueno. Tampoco sorprende lo que haga, luego de tantos años de locuras al frente del poder. Está claro que en Venezuela impera la “ley de Chávez”, esto es, la voluntad de Chávez, que por más disparatada que resulte, se transforma en ley.

Chávez hace lo que quiere, pero no lo que debe y es por este motivo que el contexto económico de Venezuela continúa complicándose haciendo que la crisis económica sea inevitable. Lo único que falta por anticipar es cuándo se producirá.

Cuando hablamos de petróleo en Venezuela, inevitablemente lo asociamos con la gigante estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), pero alrededor de la misma existen varias compañías de las cuales, la petrolera estatal depende para producir. Sobre éstas, Chávez ha echado el ojo.

Como les comentara en un artículo del mes de febrero, producto de la fuerte caída en el precio del petróleo y de una administración que deja mucho que desear, PDVSA había acumulado una importante deuda con empresas prestadoras de servicios vitales para que la petrolera estatal pudiera desarrollar su actividad. “Chávez sigue en campaña mientras los ingresos petroleros peligran”.

Realmente, el problema que enfrenta PDVSA es preocupante y difícil de resolver. Un consultor económico promedio hubiera aconsejado un análisis profundo de la compañía para llevar adelante una serie de reformas profundas tendientes a mejorar su eficiencia productiva, conjuntamente con otras medidas para incrementar las reservas petrolíferas del país, para garantizar que el sector petrolero siga siendo la fuente fundamental de divisas del país.

Según “Capital News”, PDVSA está más cerca de la bancarrota. La empresa mantiene maquillado un pasivo superior a los US$ 24.000 millones y tiene graves problemas financieros por los cuales ha recurrido a la Caja de Ahorros de sus empleados entregándole bonos de dudosa garantía por US$ 2.500 millones (para muestra, los bonos de PDVSA con vencimientos en 2027 cotizan al 38,6% de su valor). La gravedad de la situación de PDVSA se refleja en otros hechos tales como el recorte en un 20% de los sueldos de sus empleados, la limitación de las inversiones y el freno de los principales proyectos.

Pero Chávez, que siempre se ha mostrado muy creativo y sobre quien la racionalidad no limita su pensamiento, entendió que como PDVSA no puede pagar las deudas que mantiene con estas empresas, lo mejor sería quedarse con las mismas.

Es así que el Congreso de Venezuela dio el pasado martes su aprobación inicial para que el Estado venezolano tome el control de este grupo de compañías de servicios petroleros, con las que además, está manteniendo una fuerte disputa dados los miles de millones de dólares de deudas impagas.

Chávez resolvería de este modo el problema de PDVSA, pero se le crea otro problema que consiste en reunir el dinero necesario para la expropiación de dichas compañías. El mandatario venezolano pensaba y pensaba cómo resolver esto hasta que se le ocurrió la buena idea de compensar a las firmas con bonos, los que podrán llevarse como recuerdo de su aventura de querer invertir en suelo venezolano. Seguramente esta forma de resolución será bienvenida por las nuevas víctimas de la política expropiatoria de Chávez.

El proyecto de expropiación afecta a un amplio conjunto de firmas vinculadas de manera directa o indirecta a la actividad de PDVSA. Entre las firmas que podrían ser afectadas por el proyecto se encuentra el productor de gas natural y firma de gasoductos Williams Companies Inc (NYSE:WMB), propietario mayoritario de una instalación de compresión de gas que reclamaba en abril deudas impagas de PDVSA por US$ 241 millones.

La expropiación de las empresas prestadoras de servicios para el sector petrolero, no será la solución para los graves problemas que enfrenta PDVSA. Probablemente retrasen la crisis de la compañía pero no podrán evitarla ya que la empresa continúa enfrentando un precio del barril por el piso y una extrema ineficiencia operativa. La alternativa que el gobierno venezolano ayude a la compañía está totalmente descartada, cuando es la compañía la que sostiene al gobierno de Chávez.

La crisis de PDVSA altera la principal fuente de ingreso de divisas de Venezuela. Esto agrega mayores dificultades a la deteriorada economía venezolana. Es por ello que, frente a los riesgos crecientes de crisis, Chávez decidió acelerar su avance en su cruzada socialista y hacerse de todas las empresas claves para sostener lo que queda de la economía. Sobre esta avanzada seguramente seguiremos teniendo noticias en breve.

Ante este avance sobre la propiedad privada, las compañías extranjeras están lentamente preparando su huída del país. Dentro del sector bancario, el Santander, mientras distrae al gobierno venezolano con negociaciones de crédito, se encuentra armando las maletas para salir del país.

La economía de Venezuela está sin dudas entrando en caos. El sector privado sólo piensa en sobrevivir y el que puede, en huir del país. La palabra inversión no se escucha comúnmente en el sector empresario. Tampoco se habla demasiado de producción. En este contexto se alimenta el círculo vicioso entre el estancamiento económico y la inflación.

Frente a este panorama tan complejo, la única salida que ve Chávez es completar su proyecto socialista lo más rápidamente posible. No caben dudas que se seguirá avanzando en dicha dirección. Lo que no está claro es si llegará a lograrlo y si lo hace, cuánto tiempo podrá sostener este proyecto. Mientras tanto, nos estaremos preguntando: ¿Qué es lo próximo que Hugo Chávez hará?

La posible estatización de la operatoria de granos en Argentina: ¿Dará mayor transparencia o producirá un panorama más oscuro?

La posible estatización de la operatoria de granos en Argentina: ¿Dará mayor transparencia o producirá un panorama más oscuro?

Buenos Aires, Argentina

3 de marzo de 2009

¿El gobierno argentino pretende estatizar el comercio de granos? Era la pregunta que más se escuchaba entre los productores agropecuarios. Existe una gran preocupación en el sector tan golpeado en el último tiempo por el intento fallido de aplicar retenciones móviles, la fuerte caída de los precios de los commodities agrícolas, la elevada inflación de costos que sufre el sector y últimamente, una histórica sequía.

Peores cosas no podrían sucederle al campo argentino. En realidad parece ser que sí, y ello se vincula al proyecto de creación de un ente mixto (obviamente controlado por el Estado que se quedaría con el 51% del mismo), para controlar el mercado de granos en Argentina.

Desde el gobierno se ha desmentido la existencia de este proyecto, aunque se ha corrido una fuerte versión que indica que el mismo sería dado a conocer a las entidades del campo en el día de hoy. Lo cierto es que la versión cobra más fuerza a cada instante.

No todos creen en la existencia de tal proyecto de “estatización” del mercado de granos. Más de un analista especulaba con la posibilidad de que el Gobierno hizo correr la versión para forzar a los productores a desprenderse de un remanente de soja, calculado por la Bolsa de Rosario en 5,5 millones de toneladas y que está valuado en alrededor de US$ 1.900 millones.

Más allá de la existencia real o no del proyecto, el campo se ha puesto en alerta ante la posibilidad de que el mismo se concrete. Prueba de ello, el viernes, el mercado de granos de Argentina no registró prácticamente negocios dado que los productores prefirieron no vender mercadería, entre otros motivos, por la incertidumbre respecto del proyecto oficial. Un operador del mercado de Rosario (la mayor plaza de granos de Argentina), decía en el día de ayer a Reuters: “Por ahora no hay nada de negocios. Todos están viendo a ver qué pasa, hasta ahora no he recibido ningún llamado de productores que quieran vender por este tema (de la iniciativa del Gobierno)”.

Guiándonos por las versiones que han surgido hasta el momento, el mayor interrogante que nos debemos realizar es el siguiente: ¿Cómo funcionaría este ente mixto? En principio se sabe que la entidad actuaría como una suerte de empresa testigo. La empresa mixta podrá actuar en el mercado como un operador más, comprando y vendiendo con el objetivo de mantener bajo control el precio de los granos, determinando una especie de precio sostén para el productor.

El objeto que tendría el ente mixto, según se ha insinuado, es aumentar la transparencia en el mercado de granos y evitar abusos por parte de las grandes empresas que controlan el mercado. Además podría tener poder sancionatorio contra conductas monopólicas de los grandes acopiadores. Por otra parte, con la creación de este ente, el gobierno lograría el objetivo de evitar que los productores retengan parte de la cosecha como está ocurriendo en estos momentos con los productores de soja.

En Argentina ya ha existido una entidad que cumplía un rol similar. La Junta Nacional de Granos que fijaba un precio mínimo para los productores agrícolas.

Desde los diferentes representantes del campo existe temor acerca de las implicancias del proyecto oficial. Mario Llambías, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), no quiso apurar un juicio al respecto hasta no conocer en detalle el proyecto: “Cuando veamos la letra chica, sabremos de qué se trata”.

En el site “Agro Parlamentario” se criticaba la iniciativa diciendo: “Un proyecto de ley que recrea la Junta Nacional de Granos (JNG) fue presentado recientemente en el Senado de la Nación y ya ha tenido amplia difusión entre operadores, analistas y entidades. En un momento en el que el sector agropecuario está luchando en el frente interno para lograr un trato no discriminatorio respecto de la política impositiva y en el frente externo para que los países centrales destraben el mercado de granos, parece extemporáneo proponer la creación de una organización estatal para que regule el comercio de nuestra producción”.

Alejándose de la polémica generado en torno al proyecto de creación del ente mixto, el diputado oficialista José María Diaz Bancalari criticaba el actual sistema de comercialización de granos remarcando al mismo tiempo la necesidad de mejorarlo: “Seguramente habrá que encontrar algún método para corregirlo”. Bancalari reconoció la existencia de varios proyectos al respecto: “Hay muchos proyectos. Pero lo que se está buscando es la transparencia para el comercio de granos y que los recursos vayan a los destinos que tienen que ir”.

La posible creación de este ente mixto, se pretende mostrar como un hecho positivo principalmente para el pequeño productor. Pero las necesidades del sector agrícola son otras y es por ello que una y otra vez han manifestado su disconformismo con las diferentes propuestas acercadas por el gobierno. Desde el sector agrícola se le reclama al gobierno rebajas impositivas y otros beneficios (entre ellos, mayores facilidades crediticias), para paliar los efectos de una grave sequía y de los bajos precios actuales de los granos en el mercado internacional.

Es cierto que de la manera en que está planteada la iniciativa, la misma aparece atractiva. Sin embargo, los representantes del campo se muestran temerosos acerca de derivaciones indeseadas de dicho proyecto. Básicamente se teme que el nuevo ente sea utilizado para dividir al sector e incrementar las presiones sobre el mismo.

La división del sector podría provenir de un posible apoyo a la iniciativa por parte de entidades que representan a productores pequeños. Desde el gobierno argentino se ha intentado en oportunidades anteriores provocar una división en el sector. Recordados fueron los intentos del Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno de asistir directamente a productores en problemas para separarlos de las entidades agropecuarias que los agrupan. Los múltiples intentos por dividir a las entidades representantes del campo hacen que el proyecto sea tomado como una nueva amenaza para el sector.

Pero este proyecto no solamente mantiene preocupados a los productores locales. También los mercados internacionales siguen de cerca lo que está sucediendo en Argentina. Es que el país es el segundo exportador mundial de maíz, el tercero de soja y el mayor exportador de derivados de la oleaginosa. Es por ello que cualquier decisión que afecte la producción y el comercio de granos en Argentina puede implicar un gran impacto en los mercados internacionales.

La iniciativa, al aumentar la incertidumbre para el productor, podría provocar un desincentivo en la producción agrícola (dada la triste experiencia que padecieron los productores con las retenciones a las exportaciones). Ello sumado a la situación climática reduce las expectativas para la campaña 2009-2010.

Por otra parte, la iniciativa, al generar incertidumbre sobre el volumen de producción de granos, produce dudas acerca del cumplimiento de las obligaciones externas. Así por ejemplo, Brasil ha comenzado a alejarse de la vinculación comercial que tenía con Argentina en materia de granos y así ha decidido abrir su mercado de trigo ante las constantes interrupciones de envíos desde Argentina. En estos momentos, el gobierno brasileño está estudiando iniciativas tendientes a incentivar la producción de trigo en Brasil y así reducir aún más su dependencia de la producción argentina.

En estos momentos en que el gobierno argentino debe reconstruir la confianza, la iniciativa de creación de este ente mixto genera más dudas que certezas. Quizás el gobierno logre implementar el proyecto y alcanzar sus objetivos de controlar la cotización de los granos y su rápida liquidación. Pero debe tener presente que cualquier intervención desmedida que altere las reglas de juego puede provocarle efectos negativos mayores en la economía. Así por caso, vale recordar los múltiples costos que le ha implicado a la economía argentina el control de precios como mecanismo para contener la dinámica inflacionaria.

No es el intervencionismo estatal la alternativa que mayores beneficios puede producirle a la Argentina. El país necesita incentivos para producir y la confianza de que se respetarán las reglas de juego.

La crisis del 2008 y los pronósticos para el 2009

En este último artículo del año creo que es oportuno realizar un balance de lo que ha sido este 2008 tan difícil para la economía mundial en donde la crisis subprime se ha generalizado y ha provocado graves daños en la economía real. Conjuntamente con el balance de lo que ha sido este 2008, quiero compartir con ustedes cuáles son las perspectivas que se abren para las economías latinoamericanas en el 2009 a la luz del actual contexto internacional.

La situación de la economía mundial para el final de este año, sin dudas que es radicalmente diferente a la que se pensaba que iba a ser al comienzo del mismo. En los inicios del 2008, la crisis subprime aparecía como un problema limitado a los Estados Unidos y con un cierto impacto en las economías europeas a través de la contaminación de su sistema financiero.

La palabra recesión no era considerada como una posibilidad para la economía estadounidense y mucho menos para las economías europeas. Es que la magnitud del daño que podía producir la crisis subprime estaba más que subestimada.

En el mundo emergente, hablábamos de un fenómeno nuevo que podía originarse en este contexto de crisis y que lo habíamos bautizado con el siguiente nombre: decoupling. Es que el fuerte ritmo de crecimiento que mantenían las economías emergentes (principalmente las asiáticas con China a la cabeza y las de Latinoamérica), alimentaban la esperanza de que dichas economías no se vieran afectadas por la crisis y que incluso su crecimiento pudiera compensar la caída en el producto de las economías desarrolladas.

La fortaleza de las economías emergentes y el bajo impacto esperado en la economía real de los países desarrollados, hacían que los precios de los commodities continuaran con su tendencia creciente durante la primera mitad del año y, ante el fuerte debilitamiento del dólar, dichas cotizaciones llegaron a alcanzar valores récord.

La principal amenaza para las economías era en la primera mitad del año, el tema inflacionario. Es que el alza en el precio de los commodities se traducía en mayores presiones inflacionarias externas a las economías nacionales que obligaba a una ineficaz política monetaria restrictiva por parte de los países.

Para las economías latinoamericanas, durante la primera mitad del año, preocupaba también la apreciación cambiaria que aparecía como el canal de transmisión de la crisis ya que al generar una pérdida de competitividad de dichas economías, debilitaba la demanda externa de las mismas.

La apreciación cambiaria era consecuencia de la política monetaria restrictiva combinada con la fortaleza de los fundamentos macroeconómicos de las economías latinoamericanas, que luego fue profundizada por el debilitamiento propio de la moneda estadounidense como consecuencia del impacto de la crisis sobre la economía norteamericana.

Pero el contexto económico mundial experimentó un giro brusco en la segunda mitad del año cuando la crisis financiera comenzó a reflejar su impacto negativo sobre la economía real en los países desarrollados y dejaba de ser un problema sólo de los mercados financieros.

A principios del mes de setiembre, con los primeros datos de crecimiento negativo de las economías y las pobres perspectivas de crecimiento de los meses siguientes, sumado a los nuevos episodios de crisis en el sistema financiero norteamericano que derivó en el mega plan de rescate por US$ 700.000 millones, se produjo una fuerte reversión en la tendencia de los valores de los activos financieros.

El valor del dólar se recuperó fuertemente frente al euro y la libra esterlina, mientras los Bancos Centrales de las principales economías profundizaban sus políticas de recortes de tasas de interés y los gobiernos lanzaban una batería de políticas fiscales expansivas para evitar que la crisis se profundizara.

El reconocimiento por parte de los mercados de la fuerte incidencia de la crisis financiera sobre la economía real provocó un desplome en el precio de los commodities. El caso testigo lo muestra el petróleo cuya cotización actual es menor a la tercera parte de aquella que registrara en su pico, de mediados de año (en dicho momento rozó los US$ 150 el barril, mientras que actualmente apenas supera los US$ 41 el barril).

De repente el contexto económico experimentó un cambio total y ya la cuestión inflacionaria dejaba de ser un problema. Dentro de todo el panorama negativo, este aspecto reducía el conflicto de los banqueros centrales que se debatían entre contener la inflación (provocada principalmente por factores externos) y estimular las economías.

Los acontecimientos que se fueron sucediendo a nivel global tuvieron un claro impacto en las economías latinoamericanas.

Para las economías latinoamericanas, el objetivo de política económica pasó de ser, el controlar la inflación y la apreciación cambiaria a evitar una fuerte caída del producto y una fuerte devaluación de la moneda.

Tal ha sido el deterioro sufrido por las economías latinoamericanas a consecuencia de la crisis internacional que las previsiones de crecimiento para la región en 2009 pasaron en poco tiempo desde un nivel superior al 4% a un estimado del 1,9%.

Con este contexto recesivo, la economía global finaliza el 2008 y se prepara para un 2009 muy duro pero con un mayor nivel de certeza: la recesión es el principal enemigo que deberán enfrentar conjuntamente con la dura tarea de reconstruir el sistema financiero internacional.

Y para las economías latinoamericanas, el contexto económico internacional parece clarificarse, y con ello, los desafíos que deberán enfrentar.

Veamos qué les espera a las economías de la región en relación a los principales aspectos económicos:

En lo referente a los precios de los commodities internacionales, el 2009 aparece con pocas dudas. La situación de recesión mundial mantendrá deprimido los precios de los commodities en general, los cuales podrán experimentar una recuperación para el último trimestre del año, junto con los primeros signos de recuperación de las economías desarrolladas.

La inflación no será un problema para la mayoría de las economías latinoamericanas (Venezuela parece ser una de las excepciones en este aspecto). La recesión global que seguirá impactando en las economías de la región provocando una contracción de la demanda interna y que ha afectado a los precios de los commodities, hará que las presiones inflacionarias se mantengan contenidas.

En materia de comercio exterior, los países latinoamericanos tendrán que estar listos para enfrentar una mayor competencia, en donde las devaluaciones competitivas tendrán poca efectividad en lograr recuperar los volúmenes de ventas al exterior.

La cuestión cambiaria también insinúa tener una tendencia definida para los países latinoamericanos. Las políticas monetarias más laxas que tendrán estos países junto con el debilitamiento de los fundamentos macroeconómicos, hacen pensar que los tipos de cambios en Latinoamérica se mantendrán en niveles similares a los actuales o con una tendencia hacia la depreciación.

La herramienta principal de las economías de la región para el 2009 será la política fiscal expansiva complementada con una política monetaria laxa. El foco de acción de los gobiernos latinoamericanos será la demanda interna en la cual apoyarán el crecimiento de sus economías.

Los gobiernos latinoamericanos seguirán muy de cerca la evolución de las importaciones. La recesión mundial genera el temor a una invasión de productos extranjeros que dañe a las industrias locales. Es por ello que los gobiernos buscarán evitar que esta situación tenga lugar, por lo que no sería de extrañar el surgimiento de diferentes medidas paraarancelarias.

Finaliza un año difícil para la economía mundial, pero está por comenzar otro que no aparece ser mucho mejor. Este año, en donde las variables económicas han experimentado un comportamiento casi impredecible (y sino, cómo han ido modificándose las proyecciones de los analistas del mercado en los que me incluyo), nos deja como enseñanza la importancia que tiene para la economía mundial una adecuada regulación y supervisión del sistema financiero internacional que evite que se puedan generar riesgos desmedidos que amenacen su estabilidad. ¿Podrán los líderes de las principales economías asimilar dicha enseñanza para evitar que se repitan en un futuro acontecimientos similares a los que actualmente padecemos?

Latinforme.com


Artículos Relacionados



AgenciaBlog