Posts etiquetados como ‘bovespa’

Cómo afectará al Bovespa el impuesto a los capitales en Brasil

Cómo afectará al Bovespa el impuesto a los capitales en Brasil

Cómo afectará al Bovespa el impuesto a los capitales en Brasil
21 Octubre 2009 El mercado de valores brasileño no podía digerir ayer la noticia. A pesar de que la versión se había echado a correr unos días antes, el anuncio en la noche del lunes por parte del ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega de la imposición de un impuesto al ingreso de capitales del 2%, provocó la fuerte caída del Bovespa que alcanzó al 2,88%.
La caída en el mercado de valores brasileño refleja el cambio en las expectativas de su evolución ante la reducción que se espera, implicará el nuevo impuesto sobre el volumen de capitales externos que ingresarán al país.

El Impuesto sobre Operaciones Financieras (IOF) como se ha dado en llamar, no tiene fines de recaudación tributaria como se aclaró desde el gobierno. El motivo es más sano y es limitar el volumen de ingreso de capitales que aumentan el riesgo sobre la estabilidad económica del país y promueven la apreciación cambiaria, muy negativa para la industria brasileña.

Este impuesto al capital extranjero regirá exclusivamente para operaciones financieras bursátiles o en depósitos a plazos, y fue elaborado conjuntamente entre miembros de Hacienda y del Banco Central de Brasil. La elaboración conjunta de la medida muestra además la coordinación y el consenso existente en el diseño de la política económica en Brasil, un elemento que sin dudas le brinda consistencia y fortaleza.

El fuerte influjo de capitales que ha experimentado la economía brasileña en el presente año se refleja con claridad en el mercado de valores y en la cotización del real. Esta situación, que en principio debía generar satisfacción entre los brasileños porque representa una clara señal externa de la confianza que genera la economía de Brasil, es motivo de preocupación por los riesgos de generación de una burbuja en el valor de los activos.

“No creo que evitemos la valorización del real. Brasil es una economía fuerte y tiene una moneda fuerte”, decía Mantega y probablemente tenga razón. El 2% de impuesto al ingreso de capitales si bien reduce la renta esperada de las inversiones no las lleva al punto de dejarlas de ser atractivas. Es por este motivo que si bien se puede esperar una caída en el ingreso de capitales hacia la economía brasileña, los capitales externos seguirán sacando pasaporte para visitar tierras del Brasil.

Las autoridades calculan que la economía de Brasil ha recibido US$ 18.000 millones en inversiones extranjeras en lo que va de este año. Esto explica el hecho de que el Bovespa acumule un alza del 62,3% en el año (del 80,2% desde su mínimo), medida en reales. También explica la apreciación cambiaria que llevó al dólar desde los R$ 2,31 a principios de año a su cotización actual de R$ 1,74, que le imprime una mayor rentabilidad a las inversiones cuando se las mide en dólares.

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso Economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos elementales para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Puede suscribirse aquí o enviarnos un mail a info@latinforme.com para mayores detalles.

——————————————————————–

No es el objetivo principal ni el buscado por la nueva medida, pero sin dudas será bienvenida la recaudación adicional que generará el nuevo impuesto. Según las estimaciones realizadas por la oficina impositiva de Brasil, el nuevo gravamen del Impuesto sobre Operaciones Financieras (IOF) para el ingreso de capital extranjero al país generará una recaudación anual de R$ 4.000 millones, esto es, unos US$ 2.288 millones, que bien pueden ser utilizados en nuevas inversiones (¿para los juegos olímpicos quizás?), en políticas sociales para reducir el nivel de pobreza o para fortalecer la situación fiscal del país.

Dichas estimaciones de recaudación están elaboradas sobre la base de una reducción esperada del 20% en el ingreso de capitales. Este efecto es el esperado en el corto plazo, aunque en el mediano y largo plazo, no se tiene que descartar que el flujo de capitales hacia la economía brasileña recupere su ritmo actual. Motivos tiene de sobra para que ello ocurra.

Una señal positiva para los inversores extranjeros es lo mencionado por Fernando Mombelli, un alto funcionario de la oficina impositiva de Brasil quien dijo que el Gobierno va a dictar una segunda medida jurídica para garantizar que sólo sufran tributación las operaciones contratadas a partir del martes. Con esta medida se refleja la valoración del gobierno por asegurar la estabilidad jurídica para las inversiones, señal que será seguramente muy bien valorada por el mercado.

Brasil impone restricciones al flujo de capitales extranjeros. De este modo busca fortalecer la situación de su economía ya que limita un elemento de presión cambiaria y de estímulo a la generación de burbujas. Sin embargo, el buen fin perseguido por la iniciativa del gobierno de Lula puede generar el efecto menos esperado. La percepción externa de mayor solidez y políticas sanas que implementa el gobierno de Brasil, aumentará la atracción de capitales externos pudiendo generar como resultado un mayor ingreso de capitales.

Todavía es prematuro especular con esta posibilidad paradójica que puede generar un impuesto que busca desincentivar el ingreso de capitales pero que puede terminar por incrementarlo al reducir las posibilidades de ocurrencia de burbujas en el mercado de valores del país. ¿Qué debería hacer el gobierno brasileño si esto ocurre? Probablemente deba mostrar disposición a incrementar aún más el impuesto a los capitales, ya que la estabilidad de la economía reduce los riesgos para los inversores que encuentran en los retornos de los activos brasileños un interesante diferencial en relación a otros activos seguros.

Horacio Pozzo

————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———

En nuestro reporte de inversión con acciones de fuerte potencial alcista en Wall Street, Valor Global, compramos cuando vemos que la tendencia del precio de una acción comienza a ingresar en una fase alcista y nos subimos a ella recién luego de comprobarlo y la recomendamos. Obtenga su suscripción a nuestro reporte de inversiones Valor Global y comience a ganar desde el inicio de la suba de las acciones. Haga click aquí para adquirir nuestro reporte Valor Global.

———————————————————

  • 1 Comentario
  • 1 voto

¿La burbuja de los emergentes?

¿La burbuja de los emergentes?

¿La burbuja de los emergentes?

Las economías emergentes han dado la nota positiva en medio de la crisis. Las mismas se han mantenido al margen de la fiesta de los activos tóxicos (salvo en algunos casos puntuales y limitados) y la política económica sana que han llevado les está recompensando actualmente a través de la fortaleza y capacidad de recuperación que están demostrando.

Pero a veces hacer las cosas demasiado bien puede tener sus riesgos aunque resulte difícil de creer. Así por caso, Argentina fue ejemplo durante el último tiempo de mala conducción en la política económica y de impredecibilidad en el contexto de su economía. Ello termina siendo en estos momentos beneficioso para el país en cuanto a que se mantiene alejada del foco de los flujos de capitales que están buscando con gran intensidad, oportunidades de grandes retornos, pero que terminan generando desequilibrios y efectos dañinos a las economías que visitan.

Como les he comentado anteriormente, el daño generado por la crisis financiera internacional ha sensibilizado a todos los analistas y demás especialistas quienes ven posibles nuevas burbujas por todas partes. Ciertamente el contexto actual es propicio para la generación de nuevas burbujas y de hecho, es probable que se estén generando. En esta oportunidad desde Standard and Poor´s se advierte que se podría estar gestando una burbuja en los mercados emergentes.

Los números de lo que ha ocurrido en los mercados emergentes en el último tiempo hablan por sí mismos. Desde principios del mes de marzo el MSCI de mercados emergentes se incrementó en un 115,1%, el Bovespa lo hizo en un 82,5%, el IND S&P ASIA 50 INDEX subió un 81,1%, mientras que el CSI300 de China lo hizo en un 52,2%, para dar algunos ejemplos. A ello hay que sumarles las presiones que están teniendo las monedas de los países emergentes hacia la apreciación cambiaria y que está obligando a una fuerte intervención de los Bancos Centrales de estos países para sostener su competitividad cambiaria tal como hemos comentado para el caso de los países asiáticos en un artículo de la semana pasada ”El modelo económico asiático bajo amenaza“.

Para el economista jefe de Standard & Poor’s, David Wyss lo que ocurre es bastante claro: “Creo que podría estar formándose una burbuja en algunos mercados de acciones emergentes, no sólo en Latinoamérica, se ve el mismo tipo de patrón en Asia”.

Si uno mira lo que sucede en los mercados luego de profundos derrumbes como los que sufrieron a lo largo de la crisis financiera internacional, encontrará normal que los mismos se recuperen con fuerza en cuanto comienzan a aparecer en el horizonte señales esperanzadoras de recuperación. Ello mismo es lo que ha pasado en los mercados mundiales, pero con el agregado que se percibe un exceso de optimismo que no se justifica en lo que está ocurriendo en las economías.

Los mercados mundiales desbordan de liquidez, la cual está saliendo a la luz luego de mantenerse en resguardo de los mercados que temerosos se protegían de nuevas réplicas de la crisis. Hay que recuperar el tiempo perdido es la consigna que se está cumpliendo a rajatabla en los mercados. El optimismo de los mercados parece descontrolado: “Francamente pensaba que íbamos a ver una corrección en septiembre y octubre. Estamos a mitad de camino de octubre y aún no sucedió nada”, decía sorprendido David Wyss.

Mientras los mercados se muestran entusiastas, las economías siguen corriendo grandes riesgos. Los sistemas financieros aún no se encuentran limpios de los activos tóxicos y todavía quedan varias entidades que caerán. Las cuentas fiscales no cierran y la deuda pública sigue subiendo en el mundo desarrollado. La cooperación y coordinación de políticas para reducir los desequilibrios globales no parece estar en la mente de los gobernantes, quienes no perciben el gran riesgo que corre el dólar de profundizar su caída y el yen de dar una amarga sorpresa. Así, en medio de la euforia una escalada del precio del petróleo por la debilidad del dólar y por las continuas tensiones geopolíticas no es una posibilidad que se pueda descartar y es claramente una amenaza a la continuidad de esta débil recuperación económica.

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar está colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores, acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede escribirnos a info@latinforme.com o reservar su lugar aquí.

———————————————————–

En este mundo tan confundido hasta los reconocidos especialistas plantean cuestiones diferentes. Mientras el premio Nobel Paul Krugman aconseja un nuevo paquete de estímulo fiscal que probablemente poco pueda hacer para estimular a la economía pero mucho hará seguramente para hacer más difícil de cargar la pesada mochila de la deuda al gobierno estadounidense, Nouriel Roubini sigue mirando a los bancos estadounidenses con preocupación y ya ha advertido la posibilidad de que requieran nuevos aportes de capital para continuar digiriendo las enormes pérdidas derivadas de la crisis.

Creo que tenemos que recordar que Roubini fue uno de los pocos que ha advertido con anticipación el estallido de la actual crisis, y es por este motivo que sus opiniones deben ser tenidas en cuenta. Roubini también ha opinado acerca de lo que está ocurriendo con los mercados: “Los mercados han subido demasiado, demasiado pronto y demasiado rápido”. De este mismo lado de la vereda se encuentra también el premio Nobel Joseph Stiglitz quien advierte: “Existe un gran riesgo de que los mercados hayan sido irracionalmente eufóricos”.

El pronóstico de Roubini para los próximos meses es que los mercados de renta variable y las materias primas caerán en los próximos meses debido a la decepción que va a suponer para los inversores el ritmo de recuperación económica. Lo mismo debería pasar en los mercados emergentes. ¿Pero qué nos espera si ello no ocurre?

Los miedos de los gobiernos de que se extienda la crisis los está haciendo peligrosamente permisivos para la estabilidad económica mundial en el mediano y largo plazo. Roubini refleja claramente este riesgo que se está corriendo por la actitud pasiva de los gobiernos de los países desarrollados: “Con el propósito de alcanzar de nuevo el crecimiento estable y evitar la deflación, podemos estar plantando las semillas del próximo ciclo de inestabilidad financiera”. Para las economías emergentes, debería de tomarse medidas concretas que le pongan freno al flujo de estos capitales desestabilizadores hacia las mismas.

Mientras los gobiernos de las economías emergentes deciden qué hacer frente a los potenciales riesgos de burbujas en sus mercados, el flujo constante de inversiones que sigue entrando a dichas economías puede estar alimentándolas. Ya se inyectaron más de US$ 40.000 millones en activos en lo que va del año, según datos de EPRF Global, los que han superado las liquidaciones previstas por los fondos de acciones emergentes en el 2008 y ya superaron los ingresos récord del 2007, un año en el que la mayoría de los precios de los activos alcanzó máximos.

Si bien entiendo que al menos cada economía emergente debería implementar medidas de protección, creo mucho más conveniente que a nivel del G20 se plantee esta problemática y se determinen acciones conjuntas para dejar un mensaje contundente hacia los capitales especulativos.

Por el momento el mensaje sigue siendo el siguiente: “La fiesta continúa”.

Horacio Pozzo

———OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———-

Los suscriptores de nuestro reporte de inversión Valor Global llevan más de un 30% de ganancia desde julio. Y usted… ¿se lo va a seguir perdiendo?

chart

Haga click aquí para suscribirse

———————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Por qué apuesto por las acciones brasileras

Por qué apuesto por las acciones brasileras

Por qué apuesto por las acciones brasileras ¿Estará en lo correcto Goldman Sachs (NYSE:GS)? Hace ya un buen tiempo que en las charlas con mis amigos no me consultan acerca de la conveniencia o no de comprar dólares o euros. La estabilidad cambiaria existente en Argentina al menos durante el último tiempo, les ha quitado el apetito por explorar nuevas experiencias de inversión. Pero imagino y creo que esta calma aparente no debería durar demasiado y pronto podríamos volver a ver al dólar fortaleciéndose frente al peso argentino (aunque las fuerzas del mercado marquen en estos momentos otra dirección).

Probablemente, si considerara que el diagnóstico de Goldman Sachs es el correcto, debería recomendarles a mis amigos que apuesten a las monedas emergentes, aunque no estoy muy seguro de que se animen a ello. ¿Se animaría ud a invertir en reales? Probablemente sí, luego de la gran demostración de los últimos tiempos de la fortaleza de la economía brasileña. ¿Y en el peso mexicano o en la rupia indonesa y el rublo ruso? Imagino que ya ha comenzado a titubear.

El problema de muchos de los inversores que se animan a invertir en monedas de economías emergentes lo hacen luego que la tendencia comienza a revertirse, luego que la apreciación cambiaria se ha hecho demasiado fuerte. Es que el temor hace que no se decida a invertir hasta que la ira por las grandes ganancias perdidas luego del rally de dichas monedas, lo hagan decidir a participar justo en la cresta de la ola y cuando la misma comienza a perder fuerzas.

Pero en este caso, no parece que estas monedas se encuentren en sus niveles máximos en términos de las principales divisas globales. Es por este motivo que para Goldman Sachs, esas divisas emergentes tienen el potencial de aumentar su valor tanto frente al dólar como al euro en cuanto los Bancos Centrales reviertan su política monetaria laxa e inicien el ciclo ascendente de tasas.

Entiendo y encuentro razonable que apostar por el fortalecimiento de la rupia indonesa o el rand sudafricano e incluso, el rublo ruso dado el alto desconocimiento de sus economías, es una apuesta verdaderamente arriesgada incluso aunque se los recomiende un operador de vasta experiencia en el mercado. Es por este motivo que me voy a referir a las dos monedas conocidas a nivel regional considerando la siguiente frase que muchos ya conocerán: “Mejor malo conocido que bueno por conocer”.

Si nos concentramos en el peso mexicano y en el real brasileño y analizamos la salud de sus economías, parece claramente más probable que el Banco Central de Brasil inicie con mucha más antelación el ciclo ascendente de tasas en relación a las perspectivas del Banco de México.

Probablemente la relación cambiaria entre el dólar, el yen y el euro, se encuentren en un nivel que se puede considerar de equilibrio. Ello en un contexto en el que no se espera durante al menos lo que queda del año, cambios en la política monetaria ni una vigorosa recuperación de sus economías, hace pensar que dichas relaciones cambiarias se mantendrán con estrechos rangos de variación. Esto permite evaluar la evolución de las monedas emergentes frente a las principales divisas internacionales con la simple evaluación de una de ellas.

Es así que si uno presta atención a la cotización actual del peso mexicano frente al dólar encontrará que se ubica en los $ 13,5 por unidad de la moneda estadounidense, bastante alejada de su máximo de $ 9,87 de principios de agosto de 2008. La debilidad de la economía que no parece revertirse por unos cuantos meses, obliga al gobierno de Felipe Calderón a ensayar un ajuste fiscal para evitar comprometer aún más la situación de las cuentas públicas, hace difícil imaginar una apreciación cambiaria significativa que tenga lugar en un corto e incluso mediano plazo.

En cambio, en el caso del real brasileño, la sorprendente recuperación de la economía brasileña hace pensar que no se estaría demasiado lejos de observar el inicio del ciclo ascendente de tasas de interés las cuales se ubican actualmente en su mínimo histórico. El dólar en Brasil se ubica por estos momentos alrededor de los R$ 1,79, lejos de los R$ 1,556 de principios de agosto de 2008, nivel que no es del agrado de las autoridades del Banco Central de Brasil, que están decididas a intervenir en el mercado cambiario para frenar las presiones sobre su moneda, siempre y cuando las presiones inflacionarias se mantengan contenidas y el mercado siga confiando en el compromiso de la autoridad monetaria para con la estabilidad de precios.

Las presiones inflacionarias en una economía brasileña que viene recuperando con fuerza no solamente su crecimiento económico sino también su nivel de empleo, no deberían tardar demasiado en salir a la luz.

Pero a pesar del efecto que las expectativas inflacionarias puedan tener sobre las expectativas cambiarias, probablemente el real brasileño no se aprecie todo lo esperado por intervención de las autoridades de Brasil. Sin embargo, seguramente el influjo de capitales que seguirá recibiendo su economía ante el atractivo que sus muy buenas perspectivas de crecimiento generan, impactarán en el mercado accionario y especialmente en sus cotizantes con mayores potencialidades de crecimiento.

Las compañías brasileñas verán aumentado su valor en dólares tanto por lo que se pueda apreciar el real como por la mayor demanda de sus acciones. En estos momentos los inversores miran hacia las compañías brasileñas con un alto potencial de crecimiento. Pienso entonces en las acciones de las entidades bancarias como las del Itaú Unibanco (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB), o en nuestra archiconocida JBS (BVSP:JBSS3), del rubro alimenticio.

Más allá de si Goldman Sachs está en lo cierto o no (para los que se quieran animar, la recomendación es tomar posiciones largas de una canasta que contenga a estas monedas frente al euro, el dólar y el yen), las conclusiones nos llevan nuevamente a fijar la vista en la economía brasileña y su mercado accionario el cual tiene un gran potencial para crecer y muchas posibilidades de seguir haciéndolo en los próximos meses.

Y mientras intentamos indagar qué compañías de Brasil pueden darnos una buena oportunidad de ganar unos dólares extras, Paola ya les ha permitido ganar a los suscriptores de Valor Global, un 35% más de lo invertido en apenas tres meses, al aconsejarles una compañía brasileña de gran suceso en los últimos tiempos y una de las mayores compañías a nivel global, que cuenta con mejores perspectivas a futuro que la hacen seguir destinando miles de millones de dólares en nuevos proyectos de inversión. Si le interesa conocer sobre ésta compañía y otras alternativas de inversión que rinden un 60%, haga click aquí.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas que llevan un 60% de suba. ¡Pronto salen las de octubre! Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Porqué seguirá subiendo el Bovespa

Porqué seguirá subiendo el Bovespa

Porqué seguirá subiendo el Bovespa ¿Cuánto han ganado ya los que apostaron al mercado de valores brasileño en este 2009? Verdaderamente, mucho. El Bovespa acumula hasta el momento un incremento del 32,79%, pero ello no es lo mejor. La fuerte apreciación cambiaria que ha sufrido el real en lo que va del año incrementa la rentabilidad medida en dólares, alcanzando una envidiable rentabilidad acumulada del 63,5%.

¿Llegamos tarde o todavía podemos aprovechar este buen momento del mercado de valores brasileño? Creo que hay motivos más que válidos para suponer que todavía estamos a tiempo para aprovechar este buen momento del mercado. Existen motivos para creer que su crecimiento está avalado por muy buenos fundamentos económicos.

Como les venía anticipando en mis artículos, la economía brasileña es una de las economías latinoamericanas que conjuntamente con la economía de Perú (y un poco más atrás, con la economía colombiana), muestran las mejores perspectivas de crecimiento y desarrollo en el mediano y largo plazo.

¿Cómo podemos sacar provecho como inversores de esta fuerte suba que se avecina para el índice Bovespa de Brasil y del resto de las Bolsas emergentes? No esperaría un minuto más, cuando la recuperación económica mundial sea tapa de los diarios, ya el smart money (grandes inversores) habrá ingresado y hecho subir los precios y cuando nos demos cuenta, ya no encontraremos los precios baratos de ahora. Es el momento de invertir y oportunidades como éstas pocas veces en la historia se repiten.

Brasil se encamina a dejar de ser solamente la potencia latinoamericana para ser verdaderamente una potencia mundial. El camino hacia ello ya está emprendido y lo mejor de todo es que la dirección elegida es aceptada tanto por el oficialismo como por la oposición. La crisis financiera internacional representó sólo un descanso en la economía brasileña en su marcha dirigida a ocupar un rol destacado a nivel global y ello quedará demostrado en unos años cuando sus objetivos se vean concretados.

Claro que en el corto plazo, lo que ocurra con la economía global le importa a Brasil por la sensible dependencia de su industria a las ventas externas. El mercado interno brasileño, a pesar de contar con 190 millones de habitantes, aún se encuentra en crecimiento dada la lenta y gradual mejora de la situación social del país.

Por lo pronto, el ministro de Hacienda Guido Mantega, se ha mostrado más que confiado acerca de las perspectivas de la economía para los próximos doce meses, anticipándole a Reuters que en dicho período la misma podría alcanzar un crecimiento del 4%.

La mejora en el contexto global se es observando y las principales noticias positivas provienen desde los EEUU. Para el presidente estadounidense, Barack Obama, ha comenzado el principio del fin de la recesión: “Los mercados suben y el sistema financiero ya no está al borde del colapso. Perdemos empleos a la mitad del ritmo que se registraba cuando llegué al cargo hace seis meses”. Los inversores perciben lo mismo y quieren ser los primeros en aprovechar los mercados en alza. Y si bien el mercado de valores brasileño no es el único que está con tendencia alcista, es uno de los que lo han hecho con mayor fuerza y cuenta con avales sólidos para seguir haciéndolo.

Por este motivo un buen porcentaje de los flujos de inversión que se orientaron nuevamente hacia los emergentes han elegido al prometedor mercado brasileño y es así que en lo que va del año ingresaron al país US$ 6.300 millones. Brasil es la contracara de Argentina que no puede frenar la fuga de capitales que ya acumula US$ 11.500 millones y que podría alcanzar los US$ 20.000 hacia finales de 2009 (y de no implementar acciones en lo inmediato para revertirla, podrá enfrentarse a una nueva situación de crisis).

Este permanente ingreso de capitales a Brasil, que con seguridad se mantendrá al menos en el corto plazo, asegura que el tipo de cambio se mantenga apreciado, brindándole la tranquilidad al inversor extranjero de que no perderá parte de sus inversiones a través de una depreciación cambiaria.

La apreciación cambiaria del real parece que no se detendrá al punto de llevar al Banco Central de Brasil a anunciar durante el día de ayer a comprar dólares en el mercado de cambios a la vista, en el marco de sus esfuerzos por absorber el fuerte flujo de divisas estadounidenses en la plaza local, según daba cuenta Reuters. La intención del Banco Central no es depreciar el tipo de cambio sino reducir su ritmo de apreciación.

El Banco Central de Brasil lleva comprados desde el 8 de mayo, cerca de US$ 7.000 millones en el mercado a la vista. Si bien ya ha iniciado una lenta recuperación, la debilidad que aún observa la economía de Brasil, junto a medidas compensatorias, le permiten al Banco Central realizar dicha operatoria que podría poner en riesgo el objetivo inflacionario que se ha planteado como meta.

Si bien la moneda brasileña se ha apreciado, aún se encuentra lejos de su máximo alcanzado el 1 de agosto de 2008 cuando el dólar estadounidense se intercambiaba a R$ 1,5562. Actualmente, la cotización del dólar en Brasil se encuentra en R$ 1,885, lo que hace pensar que existe margen para ganar en el mercado de valores brasileño de por sí con la apreciación cambiaria.

Es de esperar que mientras el Banco Central de Brasil pueda hacerlo, continúe interviniendo en el mercado cambiario dado el efecto negativo que la fuerte apreciación de su moneda está implicando para la industria, en momentos en que aún no se ha logrado dejar atrás a la crisis.

En el mercado de valores brasileño, si bien el índice general viene acumulando una importante trayectoria ascendente, aún se encuentra bastante lejos de sus máximos de 2008. Para alcanzar el máximo nivel logrado, el índice general de la bolsa brasileña aún tendría que aumentar un 38% más.

Los motivos para que la bolsa brasileña siga en alza en lo que queda del año se apoya no solamente en las buenas perspectivas de la economía, sino en lo atractivo que la están haciendo sus empresas cotizantes y otras que desean ingresar.

Cuando ayer les hablaba acerca del descubrimiento de indicios de petróleo y gas en las costas brasileñas por parte de Repsol (IBEX:REP; NYSE: REP)), que poseía un 40% de participación en la exploración del pozo Vampira situado en la cuenca de Santos, no les mencioné que Petrobrás (BVSP:PETR3;NYSE:PBR)) tiene un 35% de participación en el mismo, por lo que el descubrimiento también beneficia a esta empresa brasileña.

En el último tiempo, vengo nombrando asiduamente a Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD). Es que Santander se ha esforzado por ser noticia. Esta vez, el consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha anunciado a los analistas que la entidad prevé colocar un 15% de su filial brasileña en Bolsa mediante una ampliación de capital. Según Sáenz: “Está previsto colocar un 15%. Serán acciones nuevas”. Ello incrementará la operatoria en la bolsa brasileña y le agregará un nuevo condimento.

Estas y otras compañías (tales como aquellas del sector bancario que tantas veces he mencionado), se encargarán de atraer los ojos de los inversores hacia el mercado de valores brasileños, y es por ello que hago un voto de confianza para que el mismo siga creciendo en lo que queda del año.

Horacio Pozzo

RECOMENDACIÓN de INVERSIÓN

Brasil confiado espera crecer al 4% en los próximos doce meses. Su mercado bursátil ha adelantado los tiempos de la economía y crece un 63% en dólares, en claro reflejo de estas expectativas. Se esperan más subas accionarias y buenas noticias para que el Bovespa siga subiendo, adelantémonos al resto de los inversores e invirtamos aquí

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

AgenciaBlog