Posts etiquetados como ‘bolsa’

Cómo ser un trader exitoso

Cómo ser un trader exitoso

Cómo ser un trader exitoso

Hay un viejo chiste que dice que el modo de amasar una pequeña fortuna en mercados, es comenzar con una grande.

Muchos grandes traders de la historia se han fundido y creado fortunas más de una vez. Fundido por no aprender a controlar las emociones. Pero fueron grandes, porque supieron -en su rol de traders- descubrirlas, reconocerlas y fundamentalmente anularlas.

Existe una realidad que muchos desconocen, cuando le echan la culpa al mercado, porque no sigue una tendencia “lógica” según los datos o perspectivas “esperadas” por los inversores. Sobreviven los que se adaptan a la tendencia, no los que pretenden que la tendencia se adapte a ellos.

Es que quien decide sobre nuestras ganancias o pérdidas no es el *mercado* sino nosotros, es decir nuestro approach al mismo. Cuantas veces escuchamos rigideces bursátiles semejantes a: “el mercado está equivocado”, “esta acción no tendría que haber bajado sino subido”, “el mercado está haciendo al revés de lo que debería hacer”.

Es como arriesgarnos a cruzar una barrera baja y esperar al tren que nos arrolle si no tenemos la capacidad mental suficiente para no entrar en pánico y cruzar las vías sin paralizarnos al darnos cuenta del error.

Y enfrentar la debida acción: la equivocación debe dar lugar a su reparación inmediata (cerrar las posiciones de pérdida) contando con la aptitud mental necesaria para soportar el fracaso y la pérdida, algo que no muchos están psicológicamente dispuestos a permitirse. La diferencia entre un buen y un mal trader será que el primero tomará esa acción como rutinaria, una más, un beneficio y al mismo tiempo una pérdida, pero acotada dentro de ese universo de 30-40 % de fracasos a los que toda operatoria en mercados obliga para un trader capacitado en manejo de herramientas secundarias (fundamentals, technicals, astrológicas, o lo que la imaginación dé) y el segundo no verá más que la frustración en esa operación puntual, como la prolongación de su fracaso personal que lo ahogará en un océano dentro de un remolino de baja estima y pérdida de control personal.

Tenemos que estar muy atentos a otro aspecto: muchos individuos se sienten más cómodos dentro del fracaso que del éxito, porque es algo que pueden controlar, frente a un éxito que idealmente puede ser ilimitado. Es como el efecto de comprar una acción o venderla en descubierto: mi ganancia puede ser ilimitada al alza, y mi pérdida limitada (menos de cero no puede bajar) a la baja. El fracaso es manejable, controlable, alguien se puede boicotear para que el fracaso se instale en su vida. Basta tomar una sola decisión o proceder, para cerrar una puerta. El éxito depende de muchos otros factores, no sólo de mi capacidad en buscarlo. Y es ese boicot al éxito el que muchos individuos buscan para sentirse en control de sus vidas. Por eso, más que un curso de inversión y métodos de trading, recomiendo muchas veces una visita al terapeuta. Al igual que los gordos: éstos no necesitan de nutricionistas, sino de psicólogos para perder masa corporal.

Según narra Robert Koppel en “The Outer Game of Trading”, el ex presidente del Chicago Mercantile Exchange y fundador de los futuros financieros, Leo Melamed, se fundió tres veces; el trader de derivados y ex-Director del Chicago Board Options Exchange Tony Saliba (“Me dijeron al comienzo de mi carrera que mi primer pérdida sería mi mejor pérdida, y no lo entendí”), contempló suicidarse, Pat Arbor, ex director de CBOT se alejó por un año de éste… Y el “Plunge Boy”, el indiscutido gran shorteador de la historia, Jesse Livermore, el gran maestro de traders de todos los tiempos, perdió todo más de una vez y rehizo fortunas.

El modo de reaccionar ante la adversidad, ante hechos inesperados, ante la presión, ante el éxito; la determinación de carácter, la disciplina, las grietas o fortalezas emocionales, la relación personal con el dinero, el manejo del riesgo, los alcances del ego, determinarán en gran medida nuestro éxito o fracaso en la operatoria de mercados.

La mejor forma de acceder al éxito, al menos del lado psicológico en los mercados financieros es… perdiendo. La primer experiencia que se necesita para invertir es la de la pérdida, del fracaso, de la adversidad. Contar con una buena dosis de humildad, ya que los mercados sino nos humillarán. Muy frecuentemente.

No hay nada más devastador para un trader, especulador, que perder dinero operando. Pero hay algo que es aún peor: y es el ganar frecuentemente, y para el que se inicia en mercados: el arrancar con una ganancia. Porque eso generará un exceso de confianza y tenderá a minimizar las dificultades y necesidad de estudio y experiencia (que nunca es suficiente en mercados) que deben ser incesantes en la carrera de todo trader.

El escritor y filósofo suizo del siglo XIX, Henri-Frédéric Amiel pensaba acertadamente que el destino tiene dos maneras de herirnos: negándose a nuestros deseos y cumpliéndolos. ¡Qué buena aseveración! Este buen hombre… ¿no habrá sido trader?

El catalizador de la destrucción de un trader, es muy recurrentemente el ego, según el trading coach Ray Kelly. Nos hace sentir omnipotentes, expertos, nos permite bajar la guardia y evaluar menos la viabilidad de las operaciones, evaluar menos el riesgo, la lógica; embriagarse con las mieles del ego es la peor experiencia que como trader se puede experimentar.

Pero lo vital, es ser psicológicamente “apto”, esa aptitud que exige todo mercado para operarlo exitosamente, es decir lograr desprenderse de las dos únicas cosas que llevan a la gloria o al fracaso al trader: la ambición y el miedo. Despojarse de esas emociones: sacarse la camiseta humana y ponerse la mecánica, la de la lógica, frente a la pantalla. Sin transpirar frente a un error, ni excitarse y endiosarse frente a un acierto. Es difícil. Pero lo único que nos mantiene y protege como traders. El resto es totalmente accesorio, el mercado siendo 80% psicología (propia) y 20% habilidad, técnica y conocimiento.

Se han hecho estudios comparativos de la maestría que debe tener un trader y se llegó a la conclusión de que es comparable a la concentración y capacidad para reaccionar en fracciones de segundo que tienen profesiones de alto riesgo como la aeronáutica o militar.

Los pilotos pueden ser excelentes traders aún sin casi conocer nada de mercados. Un piloto de una aerolínea local me comentaba una vez acerca de lo que ellos llaman “Situation Awareness” (SA), es decir “conciencia de la situación” que ante cualquier imprevisto en la nave, deben de reaccionar inmediatamente de lo contrario el desenlace puede ser fatal.

Esto hace referencia a la percepción y comprensión que el piloto debe tener de los elementos externos, donde el flujo de información es alto y la condición de continuación o interrupción de esos elementos en el tiempo y espacio puede determinar un vuelo seguro o un accidente aéreo. Una falta de SA puede generar una mala decisión y traducirse como “error humano” cuando un contratiempo o accidente aéreo ocurre.

Los desenlaces generados por los descuidos y falta de reacción inmediata, son distintos para cada profesión. En una se puede perder la vida, en la otra algo más que dinero.

Hasta la próxima,

Paola Pecora

Paola Pecora es analista internacional de mercados, y es la Editora en Jefe de Latinforme.com y de Valor Global , el reporte de asesoramiento en inversiones mensual, que apunta a inversiones con fuerte potencial alcista en Wall Street.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

No hay como Wall Street para ganar dinero

No hay como Wall Street para ganar dinero

No hay como Wall Street para ganar dinero “Compre cuando los precios están bajos y mantenga sus acciones… La gente parece no entender estos simples principios.No compran cuando los precios están bajos. Les temen a las ofertas.” J. Paul Getty

Anoche en el programa de CNBC “The Billionaire Next Door”, un televidente desafió a Warren Buffett: le dijo que la estrategia de “buy and hold” (comprar y mantener) ya no servía en estos tiempos. La respuesta de Buffet fue que poseía acciones de empresas desde hacía 40 años y tan mal no le había ido. Pero claro, no mencionó que se perdió todo el rally tecnológico de la era dot com, pero sí admitió haber cometido errores como haber comprado ConocoPhillips (NYSE:COP) en el tope del precio del crudo, commodity que él seguía viendo alcista, habiendo tocado los US$ 140. De todos modos, su estrategia sea cual fuere (información confidencial, visión estratégica, información corporativa, suerte o lectura de los ciclos lunares) le ha reportado el erigirse como uno de los referentes indiscutidos a la hora de señalar a las grandes fortunas derivadas de los mercados bursátiles.

Señaló también que por más de que la economía no esté dando signos de vida en Estados Unidos, no significa que los inversores deban estar apartados del mercado accionario para el largo plazo.

Es que no ha habido mejor momento para hacer dinero en Wall Street que ahora. El gobierno de Estados Unidos está tomando dinero prestado del mundo (China mayormente) y descargándolo en su economía.

Las empresas están racionalizando estructuras y recortando costos, luego de haber vivido la vida fácil del crédito y el dinero abundante. Un ciclo exagerado de capacidad y abundancia, que como todo ciclo debe dar paso al siguiente. Y la etapa que vivimos hoy es de contracción y minimización de costos.

Aunque determinadas instituciones financieras hayan extendido excesos y seguido premiando a directivos que llevaron a sus instituciones a quedar al borde de caer, porque siguen viviendo del dinero gratis, es decir del Estado y sus contribuyentes. Pero fuera de ese sector, la reducción de costos se hace evidente. Cierre o ventas de unidades de producción, reducción de personal, de gastos, harán que el día de mañana, estos factores obligadamente deban revertirse, y quien esté invertido en el mercado bursátil, esperando al acecho capitalizarlo.

“No esperen a comprar acciones cuando la economía mejore. Para ese momento, se habrán perdido las mayores ganancias de las acciones”, dice Buffett.

Un chiste: una persona le pregunta a Dios por qué en su vida no le ha hecho ganar la lotería. Y Dios le pregunta por qué no ha al menos comprado un billete de lotería.

Lo mismo ocurre en el mercado. Se puede generar dinero de diversas formas: recolectando dividendos, apostando al crecimiento de empresas, arriesgando capital en especulación, generando una renta fija por mes, el mercado lo hace todo por nosotros. Pero tenemos que esforzarnos en determinar el momento justo para el producto justo en el momento de mercado que nos encontremos.

Y eso es lo que estamos logrando en nuestra newsletter de inversiones Valor Global. Encontrando los productos de inversión que se adecúen al momento, y que se adapten a los tiempos que corren, y muy especialmente, que estén construyendo futuro. Empresas de las que todos dependamos en nuestra vida diaria, de las que no podamos dejar de depender para nuestra susbsistencia. Muchas de esas empresas están hoy de oferta en la Bolsa de Estados Unidos.

Hoy todo es mucho más accesible que hace dos años. Es difícil resistir a la tentación, y no intentar emular a Warren Buffett, que ha hecho su multimillonaria fortuna ingresando en los momentos justos de mercado.

Uno de los tips de Buffett para ganar dinero: “Siempre fíjese cuánto la persona que quiere venderle algo está ganando.” Valor Global lleva un 20% de suba desde su lanzamiento, hace apenas dos meses.

El mejor momento para invertir en Wall Street: +20% en 60 días

¿Quiere saber dónde invertir su dinero?

Puede ingresar aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. ¡Ya llegan las de Septiembre!

Escríbame a paola@latinforme.com para mayores detalles.

Hasta el próximo viernes,

Paola Pecora

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Continúa el rally?

¿Continúa el rally?

Buenos Aires, Argentina
16 de marzo de 2009

El índice Dow Jones Industrials ganó 600 puntos, un 9% en 4 ruedas consecutivas, lo que representó su mejor semana desde noviembre pasado. Recordemos que el índice venía de perder un 25% en dos meses y medio. Y que el índice había bajado hasta los 6.470 puntos el lunes pasado, un nivel no alcanzado en los últimos 12 años.
¿Los fundamentos? ‘Se empieza’ a pensar que la economía estaría cercana a tocar un piso. O ya lo habría tocado.
Sin embargo, los economistas mundiales que a fines del tercer trimestre del año pasado predecían que la economía de Estados Unidos comenzaría a reactivarse en el 2009, comprueban ahora que la probable reactivación vendría recién en 2010. En caso de que la crisis se profundice en 2009, 2010 quedará muy cercano para una reactivación y habrá que prolongar nuevamente el período. Decía Larry Summers, asesor económico de Obama, la semana pasada: “Hay una gran cantidad de cosas que están en valores de liquidación hoy. Piensen acerca del costo de la construcción en la actualidad, frente al costo de la construcción de hace dos años”. “Summers: Estados Unidos está yendo de la ambición al temor”
El problema es que pueden pasar dos años más y volvernos a hacer esa comparación.
Dice el WSJ: “El jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanke dijo esta semana [por la que pasó] que aún cuando los mercados financieros se estabilicen, no espera que la recesión termine antes del fin de este año. Varias veces durante la recesión que comenzó en diciembre de 2007, lo peor parecía haber pasado -y luego la economía empeoró”.
Pero hay signos de que lo peor no ha pasado aún. El spread (o diferencia de precios) entre los bonos del Tesoro de EEUU y el retorno de los bonos corporativos de EEUU medidos por el índice Merrill Lynch High Grade Index, se mantiene alto, un 6%, lo que señala que los inversores demandan más tasa con respecto al riesgo que asumen. Riesgo que siguen viendo alto.
A los bancos que han comunicado de algún modo que obtuvieron beneficios en el primer bimestre del año, hay que avisarles que el trimestre no ha cerrado. JPMorgan dijo que los mercados de los valores respaldados por hipotecas residenciales y comerciales se han deteriorado recientemente a sus peores niveles desde la caída de Lehman. Y los analistas no descartan una caída del Dow a 5.000 o el S&P 500 a 500, según Associated Press.
“No creemos que el bear market haya terminado aún”, dijo Scott Fullman, director de productos derivados de WJB Capital Group. Los activos tóxicos “necesitan o salir de los balances de los bancos, o necesitan mejorar dentro los balances de los bancos”.

Publicidad
Inscríbase para obtener GRATIS una cuenta de transacciones en Forex
eToro es una revolucionaria plataforma para operar en Forex. Una pantalla pionera de transacciones animadas posibilita una interacción intuitiva y sencilla con el mercado financiero.
· Acceda a tarifas de Forex en tiempo real
· Funciones de diagramación gratuitas
· Novedosas herramientas para operar
· Comunidad de operadores en línea
Regístrese GRATIS Aquí


El factor Madoff, juega un papel importante también. Una pésima publicidad para todo aquél que invierta en mercado financieros, ya que nadie está exento de riesgos ni entregando su dinero a una institución financiera en EEUU ni a un financista.
El nuevo presidiario no ha solamente dañado a sus clientes sino a los potenciales nuevos inversores que se acercan a la bolsa de valores o aquellos que quieren seguir invirtiendo. Es una muy mala publicidad para los mercados, decíamos la semana pasada en “Madoff es mala publicidad para el mercado”.

Gran parte del rally de la semana pasada fue fomentado por lo que se suele llamar en la jerga “corrida de vendidos”, es decir aquellos inversores que jugaron a la baja y deben recomprar lo vendido, que ante una suba de mercado salen a cubrir posiciones pagando precios para arriba y fomentando aun más la suba. Una actitud de pánico más que inversora de largo plazo. Si bien no es sencillo diferenciar entre cobertura de posiciones vendidas o compras genuinas, operadores decían la semana pasada que entre 50 y 60% de la suba del martes pasado (6,4%) en el Dow Industrials de casi 400 puntos fue debido a esto. Los bear market rallies son movimientos engañosos. Cuando las grandes masas ya están en su mayoría dentro, y los diarios aconsejan comprar porque se viene una gran suba, es momento de vender.
Los precios del petróleo, del cobre (+19% en el año), del costo de envío marítimo de carga y de la chatarra de acero están en suba, supuestamente dos indicadores que estarían marcando un repunte de la actividad.
Citigroup ( NYSE:C ), JPMorgan ( NYSE:JPM ) y Bank of America ( NYSE:BAC ) comunicaron que han obtenido beneficios en los primeros dos meses del año.
Los consumidores en Estados Unidos si bien están recortando gastos, no están haciéndolo en la medida en que lo hacían en el pasado. Y los inventarios minoristas se han reducido tanto que se han vuelto híper sensibles a un aumento de de demanda -si se diera.
Las ventas minoristas le han dado al mercado “un poco de confianza de que sí, hay una economía real que tiene una posibilidad de mejorar”, señaló Todd Clark, director de trading en Nollenberger Capital Markets al Wall Street Journal.
En cuanto al aspecto técnico puro de mercado, los volúmenes han subido a un promedio de US$ 8.000 millones de acciones transadas durante tres días de la semana pasada en el New York Stock Exchange ( NYSE ). “Los fondos de pensión, los fondos mutuales y los fondos de seguros han comenzado a comprar la semana pasada acciones que estaban a precios de liquidación, luego de largo tiempo de no hacer nada”, observó el operador en el NYSE Jeffrey Frankel, presidente de la firma Stuart Frankel.
“Lo que se está tratando de hacer es revertir la psicología”, dijo Robert Barbera, economista de la firma de research y trading ITG, al WSJ. “Se está tratando de hacerle creer a la gente de que piense que el vaso está medio lleno en vez de 97% vacío. Una vez que se hace eso, el entusiasmo acerca del mejoramiento de las cosas puede lograr mucho contra las dificultades.”
Y Wall Street subió.

Nos reencontramos mañana,
www.latinforme.com
Latinforme Diario

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

‘Uptick rule’, cómo funciona, para qué sirve y por qué ahora

‘Uptick rule’, cómo funciona, para qué sirve y por qué ahora

Buenos Aires, Argentina
13 de marzo de 2009

La posible reinstauración de la regla ‘uptick rule’ en el mercado, fue una de las excusas para hacer subir a Wall Street el martes pasado. Tiene sus defensores y sus detractores.
Esta norma fue instaurada en 1938 por la Securities and Exchange Commission (SEC por sus siglas en inglés, la Comisión de Valores de EEUU), como respuesta al crac del ‘29 y fue posteriormente levantada en junio de 2007.
Cómo funciona
Estando el uptick rule en vigencia, sólo se permiten tomar posiciones bajistas ante una suba en el último precio de la acción (tick). Es decir, que si una acción cotiza a $10,01 y baja a $10, el inversor deberá de esperar que se haga el precio de la acción un tick arriba, es decir $10,01, para poder tomar una posición bajista en ella.
Qué significa tomar una posición bajista
En los mercados accionarios desarrollados como en el de EEUU, se puede operar tanto al alza como a la baja. Es decir que no interesa para qué lado vaya el mercado, siempre se podrá ganar dinero si uno está bien posicionado con respecto a la tendencia futura de precio de una acción. Si un inversor espera que la bolsa suba, podrá comprar y esperar vender a un precio más alto. Si el inversor espera que la bolsa baje, podrá vender primero para recomprar después (short-sell), alquilándole las acciones a su corredor de bolsa, y el inversor se las devolverá cuando cierre la transacción (recompre esas acciones para devolverlas al corredor).
Para qué sirve
Según sus defensores, sirve para evitar que las bajas en los valores accionarios potencien y precipiten la baja en los precios.
Por qué ahora
Muchos inversores así también como los políticos de Washington, esperan que la posible instauración de esta norma que controle a los short sellers ponga fin a la fuertes bajas en las bolsas.

Publicidad
Inscríbase para obtener GRATIS una cuenta de transacciones en Forex
eToro es una revolucionaria plataforma para operar en Forex. Una pantalla pionera de transacciones animadas posibilita una interacción intuitiva y sencilla con el mercado financiero.
Acceda a tarifas de Forex en tiempo real
Funciones de diagramación gratuitas
Novedosas herramientas para operar
Comunidad de operadores en línea
Regístrese GRATIS Aquí


El debate acerca de esta norma “Es tan emocional como racional”, señaló el profesor de leyes de la Universidad de Stanford, Joseph Grundfest. “Todas las partes concuerdan en que no estamos en medio de esta fuerte contracción económica porque la SEC derogó la ‘uptick rule’”. Volviendo a instaurarla no va a hacer que de golpe vuelvan los millones de empleos perdidos ni llevar el Dow a los 14.000 puntos. Seamos realistas.”
“Bloquear a los inversores que son bajistas y no a aquellos que son alcistas lastima la habilidad del mercado de establecer precios ciertos”, dice Gordon Alexander, profesor de finanzas de la Universidad de Minnesota.
Cada vez que el mercado baja, se culpa a estos infames short sellers de destruir al mercado o a compañías estadounidenses, lo que automáticamente los convierte en “antipatriotas”, especialmente si en esas compañías se llevan a cabo fraudes o doble contabilidad.
La SEC consideró la norma irrelevante y la anuló en 2007, luego de un experimento piloto de dos años, en que permitió a inversores shortear 1.000 acciones muy líquidas del índice Russell 3000 (índice que agrupa a las 3.000 compañías más grandes de EEUU por capitalización de mercado, con una representación de alrededor del 98% del mercado total), sin importar la dirección de los precios. La SEC advirtió que esta norma se había vuelto obsoleta ante los mayores volúmenes del mercado que hace 70 años y el acceso masivo del público inversor a la información bursátil y a las cotizaciones de los valores.
“La SEC consideró que un mercado eficiente, sin impedimentos requería tanto de optimistas como de pesimistas para comprar o vender acciones inmediatamente sin importar el impacto,” señala John Coffee, profesor de la Universidad de Columbia. La SEC concluyó que la norma “reducía moderadamente la liquidez” en el mercado y “no parecía necesaria para prevenir la manipulación”. La votación fue 5-0 por la abolición.

Además, cuando esta norma fue establecida, en la década del ‘30, las acciones cotizaban en octavos de dólar (12,5 centavos). Hoy se opera en centavos, y no se necesita demasiado para mover la acción un tick arriba.
Cuando el mercado comenzó a caer, a fines de 2007, se comenzó a decir que la ausencia de la norma contribuía a la caída. En la medida en que el mercado colapsaba, los pedidos de reinstauración de la norma se hacían cada vez más fuertes.
Pero los que culpan a los que juegan a la baja de las caídas en la bolsa, debieran buscar otros culpables. Al sistema financiero, que permitió el libre juego de aquellos banqueros que estructuraron los hoy llamados activos tóxicos, a los que prestaron a fundidos para comprar propiedades, a gente como Madoff , Fuld (Lehman), Thain (Merrill),Lay (Enron), Nacchio (Qwest), Rigas (Adelphia), Ebbers (WorldCom), Kozlowski (Tyco), Milken, Boesky, Blodget…
El mes pasado el jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanke dijo que esta regla debería ser reconsiderada. El martes pasado, el presidente del comité de Servicios Financieros del Congreso, Barney Frank, dijo que la norma podría ser establecida nuevamente a inicios del mes próximo. Y el mercado voló un 5%.
La jefa de la SEC, Mary Schapiro dijo que el organismo podría proponer la reinstauración el mes próximo.
Con estos tres peso pesado sosteniéndola, probablemente sea cuestión de tiempo su restablecimiento.

Si hay una gran cantidad de inversores apostando contra una acción, ésta caerá con o sin ‘uptick rule’.
Es de esperar que las autoridades regulatorias se preocupen por evitar la manipulación y los abusos en el sistema financiero más que prohibir los mecanismos que hacen a la libre oferta y demanda de un sano mercado de valores.
Además, si existe una supuesta protección para evitar mayores bajas en el mercado… ¿Por qué no instaurar una ‘downtick rule’, es decir una norma que permita comprar sólo luego de que el precio de una acción haya bajado un tick?

www.latinforme.com

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Están ya las acciones lo suficientemente baratas como para comprar?

¿Están ya las acciones lo suficientemente baratas como para comprar?



Buenos Aires, Argentina

9 de marzo de 2008

Basta mirar los índices de las bolsas de Estados Unidos para darnos cuenta de que desde hace un mes se encuentran en plena aceleración bajista.

El S&P 500 bajó un 7% en la semana que pasó, un 24% en el año y un 56% desde su máximo histórico en octubre de 2008, el Dow Jones Industrials perdió un 6%, un 24% y un 53% respectivamente, y el Nasdaq Composite perdió un 6%, un 18% y un 55% respectivamente (su máximo histórico fue el 10 de marzo de 2000, el tope de la burbuja dot com).

“Las acciones están comenzando a verse baratas”, señala David Leonhardt del New York Times.

¿Es tan así? ¿Tenemos que largarnos a comprar luego de tantos llamados fallidos en que más de un inversor se volvió a enterrar?

Actualmente los price-earnings ratio (P/E, ratio precio-ganancia, es decir el precio actual de la acción dividido por los dividendos anuales, lo que da los años en que la inversión inicial a través del pago de dividendos se recupera; una medida estándar de valoración de un índice o compañía) de largo plazo (el ratio de 10 años de ganancias corporativas) del índice S&P 500 han bajado a 12. Siendo que el promedio histórico es de 16, el mercado en cuanto a ganancias de empresas parece estar entonces depreciado en un 33%.

El autor del libro “Exhuberancia Irracional”, Robert Shiller, señala que las veces que el PE ratio ha estado entre 12 y 13, las acciones han duplicado su valor en la siguiente década, en promedio.

Cuando el ratio ha estado entre 15 y 20, las acciones han subido un 50% en la siguiente década. Y cuando el ratio ha estado por encima de 25, las acciones no han subido demasiado.

El PE del S&P 500 está en 12… ¿lograremos duplicar nuestro capital invirtiendo hoy en acciones del índice?

El mercado puede seguir cayendo y llegar a P/E aún más bajos que los actuales. En depresiones bursátiles anteriores, como en el ‘30 y ‘80 los P/E llegaron incluso a 6. Para llegar a ese nivel, el S&P 500 debiera estar en los 400 puntos y el DJIA en 4.000, un 40% por debajo de los valores actuales.

Alarmante, pero no imposible en el contexto actual.

¿Es entonces momento de largarse a comprar?

No parece serlo. Las malas noticias siguen llegando, pero sin embargo, ése no es el problema por el que el mercado no logra despegarse de los mínimos y sigue buscándolos. Hay un profundo sentimiento de bear market (bajista), en que los planes de salvataje a la economía no parecen entusiasmar, ni el dinero parece alcanzar.

En un mercado bajista como el actual, no importa qué tipo de noticias se anuncien, tanto buenas como malas harán colapsar al mercado bursátil. Cuando el mercado logra encontrar un piso y empieza a formar una tendencia de suba, las buenas noticias se capitalizarán haciendo subir al mercado, y las malas pasarán prácticamente inadvertidas, o bien no impactarán en la medida en que los inversores esperan.

Es que durante épocas de pánico inversor, el sentimiento psicológico es tan fuerte que logra derribar cualquier buen dato económico o de alza en las ganancias de las empresas, y así el público se desprende de activos, subestimando las potenciales buenas noticias para la economía. Pero cuando este sentimiento logra vencerse, dando lugar a mayor optimismo y perspectivas más favorables acerca del futuro en la mente inversora, por más negativismo imperante en los datos económicos, éstos no lograrán contagiar al mercado.

Y ése justamente ése es el momento que el mundo inversor está esperando.

Habrá que estar atentos no a las noticias económicas, sino a cómo el mercado las recibe.

Las ganancias corporativas del S&P 500 pueden llegar a caer un 35% en el primer trimestre y un 15% en todo el 2009, según estimaciones de analistas recogidas por Bloomberg. Los gráficos de los índices de Estados Unidos apuntan todos hacia una aceleración bajista para las próximas semanas, y como señalamos, los fundamentals de mercado no son nada entusiastas.

Quien pretenda comprar en estas instancias de mercado, deberá tener en claro que éste no está formando por el momento ninguna figura alcista -del punto de vista del análisis técnico- para absolutamente ningún plazo por el momento, pero aquél que busque el largo plazo deberá de saber aguantar el chubasco que viene y de ningún modo desarmar posiciones compradas, aún sabiendo que se pondrá más feo antes que mejor.

Muchos iniciados en mercados suelen preguntarme qué hacer cuando en medio de una baja como la actual han quedado comprados y se desesperan con cada nueva baja diaria. Lo primero que pregunto es: “¿Cuál fue el plazo para el cual definiste tu inversión?”. Si contestan el corto, les aconsejo que para la próxima se planteen un límite de pérdidas y las respeten, y si es el largo, pues que respeten plazo que pautaron antes de realizar la inversión y ¡queden invertidos! Muchos inversores suelen mirar las fluctuaciones del día a día y ven sus portafolios perder valor precipitadamente. Si el planteo de la operatoria había sido mantener a largo plazo, pues no es conveniente mirar el intradiario porque los errores por causa del pánico pueden ser definitorios en cualquier cartera.

“There’s a time to go long, a time to go short and a time to go fishing” (Hay un momento para comprar, un momento para vender y un momento para irse a pescar), decía Jesse Livermore, uno de los grandes traders de la historia mundial… si yo no fuera vegetariana, me iría a buscar la caña.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Se aleja Colombia de ser grado de inversión?

La economía colombiana venía haciendo muy bien los deberes como para recuperar la calificación crediticia de grado de inversión, perdida en el año 1999, pero la crisis financiera internacional le ha generado problemas inesperados que la alejan de alcanzar el anhelado objetivo.
“Tener el grado de inversión es un paso muy grande para el que Colombia todavía no está listo, por lo menos no en los próximos uno o dos años. Nosotros siempre hemos tenido dudas sobre la situación fiscal del país, la cual podría empeorar como consecuencia de la crisis”, decía, la analista de Moody’s Alessandra Alecci, generando desazón entre los colombianos en general y entre el empresariado colombiano en particular.
Los factores externos vienen golpeando a la economía colombiana que en un principio tuvo que luchar contra las presiones inflacionarias externas y ahora debe hacerle frente a la desaceleración del crecimiento de la economía global que incide sobre la dinámica de la economía colombiana, una economía que en los últimos tiempos ha incrementado sus esfuerzos por abrirse hacia el exterior.
La situación fiscal y externa de la economía colombiana han sido los dos elementos que evitaron que Colombia recupere su grado de inversión. Es por ello que el gobierno de Uribe se ha esforzado por mejorar ambos frentes, logrando reducir la brecha fiscal y celebrando varios Tratados de Libre Comercio (TLC), para equilibrar las cuentas externas.
Pero la crisis financiera internacional representará un golpe en ambos frentes para el año que viene.
Si bien se esperaba que en 2009, el déficit fiscal de Colombia se incrementara por un aumento del gasto público (para defensa y pensiones), la crisis financiera internacional que derivará en un menor crecimiento de la economía colombiana (según reveló Richard Francis, de S&P, la agencia está revisando sus proyecciones de crecimiento de Colombia, las cuales muy probablemente serán a la baja), tendrá implicancias sobre el nivel de recaudación fiscal el cual se verá reducido agravando la situación fiscal.
Por otra parte, el menor crecimiento económico mundial se verá traducido en una menor demanda externa y un incremento de la competencia en el mercado local, de productos importados. Para colmo de males, el pasado viernes, Ecuador, uno de los socios comerciales claves de Colombia, declaró que no pagará la deuda que venciera el pasado sábado (correspondientes a los intereses de sus bonos Global 2012), según el site ecuatoriano “El Mercurio”, lo cual ha provocado una gran incertidumbre en aquel país, cuyo riesgo país superaba el pasado viernes, los 4.000 puntos.
El hecho de alejarse de la posibilidad de ser grado de inversión, produce derivaciones negativas para la economía colombiana. Ello implica alejarse de la posibilidad de que el país acceda a mejores tasas de interés para poder financiarse. Implica también un menor volumen y calidad en las inversiones en el país, del que se podría haber alcanzado siendo grado de inversión, y un menor flujo de capitales. Ello también tiene implicancias en la generación de empleos de la economía.
Para el sector empresario colombiano representa también un revés dicha novedad, ya que para éste, también representa no poder acceder a menores tasas de financiamiento, lo cual limita las posibilidades de inversión.
Pero más allá de que Colombia se haya alejado del grado de inversión, su gobierno viene trabajando en la dirección correcta para llegar finalmente a alcanzarlo (aunque deba esperar un poco más). Colombia, está trabajando fuerte en mejorar su competitividad, en atraer inversiones, en la planificación del crecimiento de largo plazo de la economía, asegurando las inversiones necesarias en infraestructura, en definitiva, en Colombia se está trabajando en todos aquellos aspectos que resultan claves para asegurar la solidez de una economía, lo cual en algún momento tendrá que ser reconocido por las calificadoras de riesgos.
Para promover mayores inversiones por ejemplo, el país ha desarrollado zonas francas, además de trabajar para mejorar el clima de negocios en el país (el cual se mide a través de un índice elaborado por el Banco Mundial). Es así que Colombia ya cuenta con 40 nuevas zonas francas aprobadas para impulsar la producción industrial, la competitividad y el empleo.
Además de la novedad negativa relacionada con la calificación crediticia del país durante la semana pasada, Colombia vivió su mini crisis financiera y social provocada por un conflicto de magnitud vinculado a la caída de firmas denominadas pirámides (firmas que captan dinero por el que llegaban a ofrecer un interés de hasta el 300%) que implicó una estafa a miles de ahorristas colombianos.
Si bien este hecho evidenció falencias en los controles de este tipo de entidades (que deberían ser reguladas como entidades del sistema financiero), Uribe demostró su capacidad de respuesta reconociendo inmediatamente la responsabilidad que le corresponde al gobierno, al tiempo que reconoció que a los superintendentes financieros y de sociedades les faltó aplicar más acciones para detener estas estafas.
Este hecho que puede resultar aislado, evidencia la capacidad de respuesta del gobierno colombiano y su línea de acción, lo cual deja en claro que si bien puede tener falencias (como esta falla observada en el control de estas pseudo entidades financieras), busca generar seguridad en la economía del país. Ello es un activo muy valorado por los inversores, el cual le traerá seguramente muchos beneficios a futuro.
Nos encontraremos nuevamente mañana,
Horacio Pozzo

http://www.latinforme.com/articles/%c2%bfse-aleja-colombia-de-ser-grado-de-inversion/3660

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Ganó Obama: ¿Ganamos todos?

El resultado esperado de la victoria electoral de Obama, nuevo presidente de los estadounidenses, está disparando todo tipo de análisis y pronósticos en los mercados y la economía. Veamos qué le parece a Horacio este triunfo, y qué espera de él.

Al final el resultado fue el que se preveía: Barack Obama es el nuevo presidente de los Estados Unidos, en una elección ganada con gran comodidad. Así, a partir del mes de enero de 2009, comenzará una nueva etapa no solamente para los Estados Unidos, sino también para el mundo con el fin de la era Bush, una era que no será recordada con agrado.
Un resultado tan positivo para Obama como el de haber sido elegido presidente de los EE.UU., es que logró mayoría en ambas cámaras del Congreso, con su indiscutible victoria. Ello le permitirá mayor capacidad para poder concretar sus ideas de política económica que requieran de la aprobación del órgano legislativo.
Cuando en un momento de la carrera electoral se pensaba que McCain podía quebrar las preferencias, la economía hizo de las suyas y terminó de torcer la historia a favor del candidato demócrata. Es que el agravamiento de la crisis jugó a favor del candidato considerado más capaz para sacar al país de la crisis.
Pero lo económico no ha sido el único elemento considerado clave para el triunfo de Obama. Un sondeo realizado por el diario “The New York Times” y la cadena “CBS” establecieron que Obama obtenía una significativa ventaja en otros asuntos clave, además del económico, como lo son el manejo de las cuestiones del sistema de salud y la guerra de Irak.
Con el nuevo presidente electo ¿Qué pueden esperar los mercados?
En lo inmediato, para el manejo de la crisis, Obama buscará incentivar a la economía mediante un paquete de ayuda de US$ 170.000 millones, como comentáramos en el artículo de ayer ¡Llueve dinero!: Las principales economías salen a ofrecer paquetes de ayuda .
Obama se muestra preocupado por sacar al país de la recesión lo más pronto posible y evitar que este tipo de crisis vuelvan a sucederse. Es por ello que Obama no se ha opuesto a los programas de salvatajes y estímulos llevados adelante por el gobierno de George Bush a pesar de las implicancias fiscales que estos tienen y que deberá cargar en su gestión.
Por otra parte, Barack Obama se mostró a favor del plan del presidente George W. Bush, de organizar una cumbre financiera, justificándola en la necesidad de lograr una coordinación global para enfrentar las turbulencias económicas. El sistema financiero internacional requiere de una regulación y supervisión amplia con capacidad de adaptarse a los cambios en el sistema financiero de modo tal de no quedar rápidamente desactualizada. Da la sensación que los mercados deberán esperar en este nuevo período presidencial, un aumento de la regulación en los mismos y mayor dureza en la supervisión.
En relación a la moneda norteamericana, el senador por Illinois Barack Obama es partidario de un dólar fuerte, aunque no pretende lograrlo a través de la política monetaria. De hecho, en sus propias palabras, Obama decía: “No soy alguien que considere que se deba gastar mucho tiempo manipulando nuestra política monetaria o fiscal, simplemente para impulsar al dólar. Lo que yo quiero hacer es fortalecer los fundamentos económicos de manera que el dólar se termine de fortalecer por sus propios medios”.
Entonces si Obama pretende un dólar fuerte, deberá fortalecer los fundamentos de la economía. Para ello, deberá ordenar cuanto antes las cuentas fiscales y externas de la economía. Por eso se puede esperar que se inicie un período de mayor control del gasto público para ordenar las cuentas fiscales y de menor apertura externa para limitar el déficit de cuenta corriente.
La búsqueda de lograr un dólar fuerte, tiene también implicancias positivas para la economía global. Por una parte, un dólar fuerte limita el alza de las cotizaciones de los commodities, los cuales son expresados en términos de la divisa norteamericana. Sobre esta situación no muy agradable, hemos tenido de ejemplo lo que ha ocurrido en momentos en que el dólar alcanzó su nivel más bajo en relación al euro haciendo que las cotizaciones de los commodities se disparen.
Con este mayor control de la evolución de la cotización de los commodities, se reduce el riesgo inflacionario originado por este motivo, por lo que se controla un elemento de inestabilidad para el resto de las economías.
Por otra parte, el dólar fuerte es positivo en términos de competitividad para el resto de las economías (salvo para aquellas que mantienen sus monedas atadas a la divisa norteamericana o se mantienen directamente dolarizadas). Habrá que ver cuánto de esta mayor competitividad puede verse traducido en mejoras en las balanzas comerciales, ya que EE.UU. buscará limitar el inmenso déficit que tiene en las mismas.
Para Latinoamérica, la elección presidencial no ha sido un tema menor, tal como lo adelantáramos en un artículo del mes de julio Obama o McCain: ¿Quién le conviene a Latinoamérica? Es que con Obama de presidente de los EE.UU., se vienen cambios para la región.
Obama se ha manifestado abiertamente como opositor del tratado de libre comercio (TLC) con Colombia, que está pendiente de aprobación legislativa junto a los de Panamá y Corea del Sur. Pero no sólo eso, Obama también ha manifestado su intención de realizar una revisión del TLC con México (vigente desde hace casi 15 años), para garantizar la protección de los trabajadores norteamericanos así como del medioambiente.
El tema de la limitación de los TLC con Latinoamérica puede jugarle en contra al derivar en un aumento de la inmigración. Justamente sobre el tema inmigratorio, el nuevo presidente está a favor de flexibilizar la legalización de los inmigrantes que se encuentran en el país y de aquellos que pugnan por ingresar (promueve una “reforma migratoria comprensiva”). Ello, combinado con la restricción de los TLCs, podría traerle varios problemas a futuro.
Lo positivo para la región es que el demócrata se muestra más abierto al diálogo con los países latinoamericanos. Incluso considera eliminar algunas restricciones que pesan sobre Cuba como el envío de remesas. Chávez ya se ha mostrado dispuesto a un diálogo con Obama y probablemente Evo Morales también lo esté.
¿Qué puede pasar con la población luego del triunfo de Obama?
Se podría esperar un cambio en el humor de los estadounidenses dado que el triunfo de Obama genera una mayor confianza en las posibilidades de recuperación de la economía. Después de todo, ellos consideraron que Obama era el candidato más capacitado para sacar al país de la crisis que sufre actualmente.
Si las familias y empresas estadounidenses se muestran más optimistas por este cambio de gobierno que se avecina, ello podrá traslucirse en un mayor consumo e inversión, lo que ayudará a acelerar la recuperación económica.
EE.UU. tiene nuevo presidente. Las expectativas son muchas y se espera que con el fin de la era Bush finalicen épocas de descontrol de la economía y los mercados financieros.
Nos encontraremos nuevamente mañana,
Horacio Pozzo

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Argentina, Default III

“No habrá intangibilidad de los fondos. No es posible, dicen. Pese a que lo niegan oficialmente, en Balcarce [Casa de Gobierno] admiten por lo bajo que se usarán para cubrir el déficit y evitar el fantasma del default en 2009 y tener holgura fiscal para ganar las elecciones”, dice La Nación.

La reestatización de los fondos jubilatorios que eran gestionados por las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), de ser cierto lo que funcionarios del gobierno afirman por lo bajo, consistirá literalmente en un traspaso de dinero, que era propiedad de los actuales aportantes y futuros jubilados, a la caja del Estado. Si esto es usado para cancelar deuda y nutrir cajas electorales, estamos en presencia del tercer default argentino, el segundo habiendo sido provocado por la quita efectuada a los bonos ajustados por índice inflacionario, por “distorsionar”, para decirlo elegantemente, el índice inflacionario y pagar menos a sus tenedores.
El proyecto ha sido enviado al Congreso, donde será discutido en una Comisión Bicameral creada a tal efecto, que por supuesto será dominada por legisladores afines al gobierno, es decir mero maquillaje que podría bien ahorrarse. El gobierno tiene suma premura en que el proyecto se apruebe inmediatamente y ha puesto los primeros días de noviembre para ello. ¿Por qué tanto apuro?
“Se esperaba esta reacción. Pero no en esta magnitud”, fue la frase que sonaba ayer en el gobierno argentino frente a la caída estrepitosa de la bolsa de Buenos Aires (10% el miércoles y 11% el martes).
¿Es que el gobierno pudo no prever el efecto indeseado en las bolsas? La ANSES salió a comprar bonos por AR$ 300 millones el miércoles, y algo de acciones para ponerle el pecho a la fuerte caída bursátil, que en un momento llegó a perder 18%, y que también logró hacer derrapar al Ibex en Madrid, donde cotizan empresas españolas que operan en la Argentina, haciéndolo perder un 8,2%, su segunda pérdida histórica. La petrolera Repsol YPF perdió 15,8% (¿próxima meta del gobierno?) y tuvo que ser suspendida. El banco Santander (Santander Río), perdió un 9,9%.
El director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Amado Boudou, será el encargado de darle el golpe mortal a las AFJP: se encargará de la liquidación de esas empresas.
Pero este gobierno ya venía solicitando fondos a las cajas estatales como de la ANSES (AR$ 5.000 millones en 2008, según la Secretaría de Finanzas), Lotería Nacional, y otras. Y tampoco es un mecanismo nuevo: ya otro gobierno peronista lo instauró: Perón en el ‘52. “Es un regreso a un peronismo duro, que piensa primero en la caja, luego en la política”, dijo un directivo bancario que manejó una AFJP a La Nación.
Y como el gobierno gusta afirmar, que ha sido elegido por mayoría electoral, no hubiera sido legítimo también que los 10 millones de aportantes que ya habían elegido permanecer en el sistema de capitalización en 2007, cuando se dio a elegir si los trabajadores querían pasar al régimen de reparto estatal, respetar sus decisiones? ¿O no se busca respetar la decisión popular? ¿No podíamos llamar a consulta popular a ver cómo quería la población ver sus ahorros jubilatorios administrados? El slogan es “gobierno nacional y popular”, según nos bombardean panfletariamente a diario.
El gobierno de los Kirchner habitualmente busca contrarrestar las malas reacciones que generan con sus políticas con otras de corte más populista, pero al final resultan en grandes anuncios y magros resultados. ¿Recuerdan el reestablecimiento del 82% móvil para las jubilaciones, que terminó siendo otorgado apenas un 11%? Eso se hizo luego del desgaste de gobierno luego del conflicto con el campo. En el intento de componer el humor de la sociedad, generan el efecto contrario: más negatividad y oposición por medidas que en vez de estimular, desilusionan. Esto genera malos humores en la sociedad, que luego se reflejarán en la economía y en las bolsas.
Ahora para morigerar los efectos causados esta semana por el default III, “se decidió avanzar en un aumento a los jubilados que se anunciaría en los próximos días y se aplicaría para antes de fin de año”, según La Nación. ¿Pero no acaban de otorgar un aumento para el 2009 a pagarse en dos meses, marzo y septiembre? ¿Por qué esta política convulsiva para la Seguridad Social (entre otras)?
“Sería una manera presentable de justificar el uso de los fondos incautados. Otra es el anuncio inminente de un plan de obras públicas de miles de millones de pesos para evitar la recesión y el desempleo en medio de la crisis de depresión mundial”, sigue La Nación.
¿No existe un plan integral, de desarrollo, proyección, y planeamiento en la Argentina para la Tercera Edad, que hay que manotear parches según el humor social, pesimista y descreído por malas políticas gubernamentales? Pago al Club de París, arreglo con holdouts, los anuncios en la ONU por Cristina Kirchner parece que quedaron para la ONU y para hacer la visita de la mandataria argentina más transitable.
“La Argentina está cada vez más cerca del abismo. Probablemente postergó el default, por ahora” dicen en Wall Street, impresionados por la desesperada jugada argentina por fondos.
La Argentina continúa con un plan bien trazado: seguirá dependiendo del financiamiento de Chávez.
Grave. ¿A qué caja se recurrirá luego? ¿Administradoras de Riesgos de Trabajo (ART)? Se buscaba generar confianza para repatriar capitales argentinos en el exterior, ¿era este el camino para generarla? ¿O para alejarla? La Argentina tiene vida aún luego de 2011, fin de mandato de Cristina Kirchner. ¿Quedará algo, además de malestar?
Se expropia Aerolíneas Argentinas. Si así no entienden… ¿cómo tenemos que explicarle al capital internacional que venga a invertir al país?
“¡Otra vez la Argentina!”, dicen los medios españoles. “¿Estos tipos se volvieron locos?” se preguntan los empresarios españoles con firmas en el país. Doble bofetada de la Argentina a España: claro, también les expropiamos Aerolíneas. Dos inmejorables noticias en una semana.
Se equivocan los españoles cuando dicen: “ya no se sabe lo que puede venir de ese país”. La Argentina es un país a todas luces previsible, no importa cuanto caiga ni decaiga: siempre puede estar peor.

Paola Pecora es la Editora en Jefe de Latinforme.com. Ha trabajado en el sector financiero durante 17 años, como asesora, trader y analista técnica y fundamental de mercados financieros internacionales. Trilingüe, de visión contrarian e independiente (demasiado a veces) la convierten en referente indispensable a la hora de evaluar y escoger oportunidades de negocios internacionalmente. Es actualmente asesora en mercados financieros de la consultora internacional Gerson Lehrman Group y ha sido editora de MoneyWeek Edición Sudamericana. Su columna sale los viernes en Latinforme Diario.

  • Comentarios
  • Sin votos

AgenciaBlog