Posts etiquetados como ‘bolivia’

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil? “Serán los juegos de toda Sudamérica”, fue la frase de Lula que más resonó en estas últimas horas. Por primera vez en la historia, los Juegos Olímpicos pisarán tierras latinoamericanas. ¡Quién lo hubiera imaginado hace 20 años atrás! Se refería exhultante el site O Globo.

El viernes pasado nos emocionábamos viendo al presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva no pudiendo ocultar la inmensa alegría y satisfacción que le había generado que Río de Janeiro fuera la elegida para los Juegos Olímpicos 2016. Cerca de Lula, Edison Arantes do Nascimento Pelé no podía ocultar sus lágrimas al igual que otros tantos representantes de Brasil que viajaron a Copenhague para la definición de la sede.

Todo Brasil celebró la noticia. En el Bovespa, la celebración fue especial, con un alza del 1,2%, en donde las estrellas fueron aquellas empresas que se beneficiarán directamente por la realización de tamaño evento en Brasil. En realidad la mayoría de los sectores productivos de Brasil sentirá de un modo u otro el impacto positivo de este evento histórico y único.

Brasil tendrá en unos años dos eventos de magnitud mundial: los mencionados juegos olímpicos, y el Mundial de Fútbol en el año 2014. El país estará convulsionado en estos años de preparación, pero también lo estarán los inversores que encontrarán grandes oportunidades alrededor de estos eventos como así también en las oportunidades de negocio que pueden generar a futuro si es que son debidamente aprovechados.

“Creo que con esto Brasil logró obtener la ciudadanía internacional”, decía Lula. Y muy equivocado no está. El mundial de fútbol del 2014 y los juegos olímpicos, le permitirán a Brasil mostrarse al mundo y representará una gran oportunidad para hacer negocios. Probablemente Brasil ya esté comenzando a prepararse para aprovechar la histórica oportunidad que se le presenta, para culminar su proceso de desarrollo económico.

Según unos estudios realizados en el presente año por la Universidad de California en Berkeley y el Banco de la Reserva Federal de San Francisco, ser sede de los Juegos Olímpicos potencia el comercio internacional de un país en años posteriores. En igualdad de condiciones, ser sede de los juegos potencia el comercio hasta un 30%, y Brasil tiene mucho para venderle al mundo.

En Brasil (y ahora puntualmente en Río de Janeiro), se deberán realizar importantes inversiones para responder a la revolución que provocarán estos eventos internacionales. Hoteles, restaurantes, infraestructura aeroportuaria, inversiones en el sector turístico, por nombrar sólo algunos de los sectores que se beneficiarán de manera directa, deberán prepararse para estos históricos eventos.

Y aunque todavía es preliminar determinarlo, la realización de los JJOO implicará inversiones por US$ 16.000 millones, según daba cuenta el Fohla de Sao Paulo. Lo bueno del caso es que la realización de inversiones para el mundial de fútbol permitirá aprovechar parte de dicha infraestructura nueva.

¡Pero hay más para Brasil!

Según un estudio encargado por el Gobierno por parte del grupo sin fines de lucro Fundaçao Instituto de Administraçao, los JJOO de Río inyectarán US$ 24.500 millones en la economía brasileña desde ahora hasta el 2027, tanto por el aumento de la producción y de los ingresos por familia, de la recaudación tributaria y el empleo.

Muchas de las inversiones que se harán por los juegos (y también por el mundial de fútbol), se hubieran hecho de todas formas aunque con otros plazos. Hay que tener presente que la economía brasileña es una economía en pleno crecimiento y para que siga de este modo, la infraestructura se debe adecuar al creciente tamaño de la economía. Es por esto que será mayor para el caso de Brasil el aprovechamiento de las inversiones en relación a lo observado en otras experiencias.

La elección de Río de Janeiro genera ganancias para Brasil incluso dentro del balance esperado de los mismos. Las ganancias potenciales de los JJOO asegurarán un piso de US$ 500 millones, pero es altamente probable que superen los US$ 3.200 millones obtenidos en los juegos de Pequín del 2008.

La elección de Brasil no es una casualidad y está estrechamente vinculada a la seriedad en las políticas aplicadas por el gobierno brasileño que aseguran predecibilidad y garantizan para las autoridades del Comité Olímpico Internacional y para la FIFA, que no existirán imponderables comunes en economías en desarrollo. Brasil ha demostrado una vez más que está emergiendo con fuerza como una nueva potencia mundial. El tren del desarrollo ha iniciado su marcha y no piensa detenerse. Brasil no solamente ha logrado ser elegida sede para los JJOO del 2016 y para el mundial del 2014, ha logrado mucho más que eso en el último tiempo. El desarrollo de los recursos energéticos y de alimentos (tanto en lo referente a los commodities agrícolas como al sector ganadero), ha sido extraordinario.

Además para Lula, este logro implicará tener casi asegurada la continuidad de su partido en el gobierno luego de las elecciones presidenciales de 2010. ¿Quién no votaría por un partido que está llevando a Brasil al desarrollo económico y encima logra transformarlo en sede de dos de los eventos más importantes del deporte mundial? La popularidad de Lula que alcanza al 82% (cuando lo normal para un gobierno luego de tanto tiempo en el poder es que experimente una merma significativa en la popularidad por el lógico desgaste), habla por sí sola.

Cerca de Brasil, Argentina sigue dudando hacia dónde avanzar. Mientras tanto, sigue perdiendo mercados a nivel internacional, los cuales están siendo captados por la economía brasileña. En una foto, Lula palmea la espalda de Cristina como diciéndole: “Seguí así que nos está yendo muy bien”.

Bolivia por su parte, lamenta la muy buena política energética de Brasil y celebra la muy mala que lleva adelante la Argentina. Es que Brasil ha reducido sus compras de gas boliviano al mejorar la producción energética de sus usinas hidroeléctricas, mientras que Argentina necesita cada vez más del recurso que provee el Estado de Evo Morales aunque hace ya dos meses que no está abonando ni un solo dólar por los 6 millones de metros cúbicos de fluido que recibe diariamente.

Muchos se han fijado en este nuevo Brasil como un mundo lleno de oportunidades para invertir. Paola también lo ha hecho y ha seleccionado algunas de las compañías con mayor potencial de crecimiento para que los suscriptores de Valor Global puedan también subirse a la euforia del país del carnaval.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

Buenas expectativas para el petróleo argentino

Buenas expectativas para el petróleo argentino

Buenas expectativas para el petróleo argentino En el último tiempo en varios países latinoamericanos se han descubierto importantes reservas de hidrocarburos. En Venezuela recientemente, en Brasil, en Colombia, en Uruguay, y hasta en Perú hubo noticias de hallazgos. Argentina lejos ha quedado de ser exportador neto de recursos petrolíferos, como lo supo ser en un pasado no muy lejano, y los motivos de esto hay que buscarlo en los errores de política nacional en la materia.

Más allá del atractivo que Argentina representa para el sector, el temor a la inestabilidad institucional existente en el país desincentiva cualquier tipo de inversión que se quiera realizar, principalmente si es de alto riesgo como es el caso de las inversiones de exploración.

Pero en este contexto de inestabilidad institucional, YPF (MERV:YPFD;NYSE:YPF), anunció inversiones en el área de hidrocarburos. Es que la buena relación existente entre el gobierno argentino y los directivos del grupo Petersen que se quedaron con el 14,9% de la participación en YPF a principios de 2008, en una operación financiada casi en su totalidad con deuda y que fuera en su momento bien recibida por parte del gobierno argentino.

El vicepresidente ejecutivo y CEO de YPF, Sebastian Eskenazi, anunciaba inversiones por US$ 400 millones en su refinería de Luján de Cuyo, en Mendoza, que la compañía activará y financiará un Plan Exploratorio integral en las áreas en las que opera y en todas las provincias que adhieran a la iniciativa, para determinar en un plazo de dos años con cuántos recursos hidrocarburíferos cuenta el país.

“Vamos a aplicar las nuevas tecnologías que antes no teníamos, como la sísmica 3D, y convocaremos a las universidades. Vamos a analizar cuenca por cuenca y en la que haya potencial pondremos en marcha estudios sísmicos”, decía Sebastián Eskenazi. En Argentina la actividad exploratoria ha sufrido un gran atraso tecnológico lo que limitó las posibilidades de nuevos descubrimientos. La aplicación de nuevas tecnologías permitirá incrementar las posibilidades de nuevos hallazgos de yacimientos que muy probablemente tenga el territorio argentino.

¿De cuánto dinero estamos hablando en dicho plan de inversiones? “De mucha plata” decía Eskenazi. Es que el plan aún no está bien definido pero promete ser ambicioso. ¿Existirá un acuerdo secreto con el gobierno argentino? No tengo demasiadas dudas al respecto. En un país como la Argentina con extremas regulaciones en las tarifas del gas y en los precios de los combustibles, y retenciones a las exportaciones, la única manera de animarse a invertir es a través de un acuerdo que garantice la apropiabilidad de la renta emergente de las inversiones.

Probablemente los problemas que está teniendo Argentina con sus recursos energéticos que la han obligado a importar gas desde Bolivia y gas natural licuado desde Venezuela, sumado a las malas perspectivas para los próximos años y los problemas fiscales como para sostener un innecesario flujo de importaciones de recursos energéticos, hayan hecho ceder al gobierno argentino.

Los problemas fiscales que tiene Argentina condicionan y condicionarán las políticas del gobierno. La eliminación de los subsidios a las compañías de servicios públicos no es una decisión voluntaria del gobierno sino una necesidad ante la falta de recursos. Si bien el gobierno se esfuerza por ocultar el verdadero problema de recursos, algunas señales hablan por sí solas: el pasado viernes, el diario Perfil reflejaba en su sitio la preocupación existente desde el gobierno boliviano ya que desde hace más de dos meses no reciben el pago de los 6 millones de metros cúbicos de fluido que envían diariamente hacia Argentina.

Las necesidades del gobierno se transforma así en una excelente oportunidad para YPF que a través de Eskenazi resaltaba el compromiso de la petrolera para con el país: “con la puesta en marcha de estos proyectos YPF reafirma su compromiso de realizar inversiones para atender las necesidades energéticas del país e incorporar en sus procesos y productos las tecnologías disponibles que aumenten la seguridad y el cuidado del medio ambiente”. Si siempre han mantenido tal compromiso con el país ¿Por qué no se ha reflejado adecuadamente en sus planes de inversiones?

Desde YPF se sabe de la importancia que representa para la matriz energética argentina: “YPF es la columna vertebral de la matriz energética de la Argentina, y como empresa de bandera tiene el deber de avanzar y financiar todos los estudios necesarios para saber, en un plazo de dos años, con que recursos energéticos [petróleo y gas] cuenta el país”. A modo de beneficencia con un país que muestra mayores problemas en su matriz energética, el directivo de YPF decía: “Nos pusimos en marcha en crear un plan de exploración, no simplemente para YPF, para la Argentina para saber qué es lo que tenemos y lo que tenemos que hacer”.

Si bien desde YPF existe la seguridad que está haciendo un generoso aporte para Argentina, deberán estar atentos ya que no son los únicos interesados en explorar las potencialidades de recursos del territorio argentino. Brasil, que ha demostrado claramente el éxito de su política energética pretende avanzar en la integración energética con Argentina.

La ministra de Producción, Débora Giorgi se refería sobre el tema a la: “posibilidad de desarrollar una cadena de proveedores para la exploración y explotación en gas y petróleo, áreas donde Brasil se enfrenta a un futuro muy venturoso”.

Luego de unos cuantos años de inacción, las buenas perspectivas del precio del petróleo para los próximos años y los importantes descubrimientos realizados en varios países latinoamericanos, han hecho que el sector petrolero argentino recuperara atractivo. Los problemas de recursos que tiene el gobierno argentino se encargaron de la otra parte, de hacer ceder a las autoridades nacionales.

Probablemente, este plan exploratorio que iniciará YPF generará interesantes beneficios para la petrolera, aunque para ello habrá que tener paciencia y esperar. Pero mientras tanto, si quiere conocer qué petrolera ha recomendado Paola y les ha hecho ganar a SUS suscriptores un 20% en sólo tres meses, puede averiguarlo suscribiéndose a Valor Global, haciendo click aquí .

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso Economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos elementales para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias.

Curso con cupo limitado. Suscripción anticipada, aquí.

Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina

Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina

Kraft (NYSE:KFT), y  lo difícil que es hacer negocios en Argentina “Una batalla laboral en la fábrica de Kraft Food Inc (NYSE:KFT) está causando interrupción de las calles y está aumentando la inquietud sobre más conflictos sindicales en un momento de angustia económica” The Wall Street Journal, sobre el conflicto que afecta a la fábrica estadounidense en Argentina.

En estos momentos me encuentro en Buenos Aires, una ciudad sitiada por los piquetes. Tomar un taxi en esta ciudad es todo un riesgo para el bolsillo ya que para llegar a la dirección que uno pretende, el taxista debe sortear varios piquetes y desviarse varias veces del camino más directo. Entonces, lo que debería ser un viaje de diez minutos puede extenderse por una hora en las que al menos uno puede entretenerse escuchando las historias de vida de conductor, o puede utilizar dicho tiempo para reflexionar acerca de lo difícil que es la vida (y los negocios) en Buenos Aires, capital mundial del tango y de los piquetes.

Si Argentina quería publicidad para atraer inversiones al país, la nota escrita por Taos Turner y Matta Moffett para el diario financiero The Wall Street Journal, ciertamente no le ha hecho un gran favor. ¿Por qué es tan difícil resolver un simple conflicto laboral en una fábrica en Argentina? La situación ha generado la intervención de la embajada de los EEUU en Buenos Aires.

Parece difícil de creer pero este conflicto de los trabajadores de Kraft con la compañía se inició en el mes de julio por las solicitudes de los trabajadores de mayores medidas para prevenir posibles contagios por la gripe porcina. Entiendo que muy probablemente la compañía tenga una gran responsabilidad en este conflicto, pero me gustaría ver más allá del mismo para descubrir un fenómeno que se está generalizando en Argentina y es consecuencia de la política que ha seguido el gobierno en los últimos años.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en un intento por mejorar la imagen del gobierno decía: “la Presidente me llamó para ver cómo iban las cosas” y agregó “(siempre lo llama) por situaciones como esta”. Pero la realidad muestra a un Estado ausente y permisible que genera en los empresarios un real temor de contagio de lo que ocurre con Kraft, temor que fue reconocido por Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La conflictividad en las empresas ha crecido en el último tiempo de manera preocupante bajo la errónea creencia de ser el medio para defender los derechos de los trabajadores. Un Méndez preocupado decía: “Algunas plantas tienen problemas muy graves, hay medidas (de los sindicalistas) que bloquean las calles, por ejemplo en establecimientos avícolas de Entre Ríos”. La conflictividad laboral es una consecuencia clara de la verdadera situación de la economía argentina que el gobierno todavía se niega a reconocer, sumido en la inacción.

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———–

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías de Wall Street que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras recomendadas que llevan más de un 60% de suba. Pueden escribir a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

Pero la inacción del gobierno también es producto de los conflictos que su ideología le está imponiendo. Federico Thomsen, economista político, decía sobre la situación: “El gobierno de la señora Kirchner se encuentra por estos días en un dilema. El estilo de la mandataria, que se muestra como progresivo y que ha sido anteriormente criticado por no actuar, se ve ahora con la presión de decidir”. Es como si Cristina Kirchner se hubiera disfrazado del ex dubitativo presidente argentino De la Rúa. ¿O volvió De la Rúa al poder vestido de mujer?.

La conflictividad laboral es un problema adicional que deben enfrentar las empresas que operan en la Argentina. Para el inversor extranjero es sin dudas una muy mala carta de presentación que se agrega a la ya conocida falta de transparencia estadística, a la inseguridad jurídica y a los malos antecedentes que el país tiene como deudor internacional.

Aunque en Argentina no es posible saber qué ocurre realmente (y será mucho más difícil saberlo cuando se logre la aprobación de la “Ley de Medios de Comunicación” que le permitirá al gobierno el control de los mismos), al gobierno argentino se le hace muy difícil mantener el lema “Por aquí, todo está bien”.

Sin dudas, Argentina tiene problemas, pero dichos problemas van más allá de su situación económica coyuntural. Son problemas de fondo que no encuentran un camino de solución. La miopía en la política gubernamental ha derivado en graves situaciones para el ambiente de negocios en Argentina. No por casualidad Argentina fue uno de los países que mayor fuga de capitales sufrió desde 2007, capitales que para el economista Bernardi Kosacoff: “Se fueron por las expectativas negativas porque no había planes para resolver los problemas de infraestructura, de energía, con subsidios que se comen el superávit fiscal. Y esto determinó que no haya inversiones y que se optara por más importaciones”.

Verdaderamente se hace difícil poder invertir en este contexto en la Argentina por más buena voluntad que tengan los empresarios. Es que la posibilidad de hacer negocios en el país se ve afectada por la inestabilidad y la incertidumbre reinante.

El contexto no permite pensar en el largo plazo y además produce pérdidas concretas de negocios. Me pongo en el lugar del empresario que busca abrirse a nuevos mercados y sale a la búsqueda de clientes en el exterior, los cuales a pesar de lo atractivo de la oferta recibida en términos de precio y calidad del producto, no lo aceptan ante las grandes dudas que rodean a la posibilidad que tiene el empresario argentino de dar cumplimiento a sus compromisos ante la incertidumbre del contexto local.

La política errónea provoca no solamente una caída en el volumen de inversión y en la Inversión Extranjera Directa (IED), sino también afecta a la calidad de la poca inversión que se realiza. Después de todo, por más arriesgado que sea el empresario ¿Qué lógica puede llevarlo a apostar en un proyecto de inversión de 5 años o a apostar en sectores con un alto potencial de rentabilidad pero que afectan la sensibilidad del gobierno?

La decepción y el alto riesgo que corren los empresarios se reflejan claramente en los datos. El dato que brinda la consultora Acebeb es más que revelador: Las inversiones anunciadas en el mes de agosto en Argentina cayeron un 88,8% interanual y un 30% en términos mensuales, alcanzando solamente US$ 485 millones.

En Argentina estamos asistiendo a un efecto dominó que termina por golpear la solidez de la economía. ¿Es más sólida la economía boliviana que la Argentina? Ayer les comentaba en una noticia la decisión de Moody´s de mejorar la calificación crediticia de la deuda soberana de Bolivia la cual ya ostenta ahora una mejor calificación que la deuda pública argentina.

Esta decisión es toda una señal para Argentina.

Para donde quiera mirar el gobierno, encontrará que la situación en la economía argentina no es buena, el tema es que quiera mirar hacia algún lado.

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso elemental de economía el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Más en info@latinforme.com.

——————————————————————–

¿Cómo puede Bolivia ayudar a Obama?

¿Cómo puede Bolivia ayudar a Obama?

Buenos Aires, Argentina

12 de febrero de 2009

“El litio es una esperanza para Bolivia y para el mundo”. Evo Morales

El mundo está cambiando rápidamente y esos cambios representan grandes oportunidades para quienes tienen la capacidad y/o los recursos para aprovechar dichos cambios.

La industria automotriz se encuentra atravesando una de sus más duras crisis en su historia, y la salida de la misma implicará también grandes cambios. La actual crisis ha demostrado la fragilidad del sector automotriz no solamente en cuanto a su ineficiencia en la producción en las economías desarrolladas sino también en su vulnerabilidad frente a grandes aumentos en el precio de los combustibles.

Es por ello que el sector automotriz deberá encarar una nueva etapa en donde el desafío es generar un cambio radical en su estructura de producción y en donde los nuevos modelos de automóviles logren la mayor eficiencia posible en el consumo de energía.

En esta búsqueda de la eficiencia, el sector ha realizado avances en la incorporación de nuevas fuentes de energía. Ello está derivando en el desarrollo del concepto de auto eléctrico que aparece como una propuesta atractiva no solamente en cuanto a la posibilidad de utilizar un recurso energético alternativo al petróleo sino también por su bajo nivel de contaminación. En este avance hacia el desarrollo de los autos eléctricos, las automotrices se están enfocando en el carbonato de litio, el mineral que actualmente se utiliza para las baterías de computadoras personales y celulares. Las baterías de litio pueden concentrar una gran cantidad de energía en poco volumen y de allí su gran valoración.

Ya varias de las principales automotrices están trabajando en el desarrollo de los nuevos autos eléctricos. General Motors (NYSE:GM), por caso, incluyó una batería de litio en su modelo híbrido Volt. Otro ejemplo lo presenta Toyota (NYSE:TM), que está probando incorporar una batería de litio en su próxima generación de automóviles híbridos Prius.

El fuerte desarrollo que experimentará la producción de autos eléctricos que incorporen baterías de litio producirá una importante demanda de dicho metal. Se espera que en cinco años se alcance la producción en masa de autos eléctricos e híbridos, lo cual aumentará la demanda por el metal. Para Eichi Maeyama, jefe de Mitsubishi en La Paz: “La demanda de litio no se duplicará sino que se multiplicará por cinco”.

La proyección sobre la evolución que tendrá la demanda de litio ha generado la necesidad de identificar las principales reservas de dicho recurso y la manera en que el mismo podría ser explotado. Según Maeyama: “Necesitaremos más fuentes de litio y el 50% de las reservas mundiales de litio están en Bolivia, en el Salar de Uyuni”. Bolivia tendría reservas por al menos 5,4 millones de toneladas finas de litio, más de la mitad de los depósitos de ese metal conocidos en el mundo. Vale recordar que la nueva Constitución aprobada en el referendo del 25 de enero otorga al Estado boliviano el control de los recursos estratégicos.

El litio boliviano es codiciado por grandes empresas de diferentes nacionalidades. Empresas como Bolloré de Francia y las compañías japonesas Mitsubishi y Sumitomo se encuentran actualmente compitiendo para acceder al salar del altiplano boliviano y eventualmente desarrollar una industria de litio, según confirmó el director de Minería de Bolivia, Freddy Beltrán.

El pasado lunes, se conoció que también el gigante surcoreano LG se sumó al grupo de transnacionales que pretenden explotar litio del gigantesco salar boliviano de Uyuni, considerado la mayor reserva mundial de ese metal.

Bolloré, Mitsubishi y Sumitomo han presentado propuestas para extraer el litio y exportarlo como materia prima, pero este tipo de propuestas no resultan de interés para el gobierno boliviano que pretende que se produzca hidróxido de litio, cloruro de litio, litio metálico e inclusive baterías en Bolivia, para de este modo generar valor agregado que implique generar empleos y maximizar las ganancias en el país.

En declaraciones de Beltrán recogidas por Reuters, se refería al tema de las propuestas recibidas de la siguiente manera: “No ha habido más avances (en las negociaciones). Nadie todavía nos ha hecho una propuesta sobre el tema de la industrialización (y) todos saben que ésa va a ser la base para que en determinado momento entremos en negociaciones más concretas, punto neurálgico para nosotros”.

No solamente las grandes empresas han manifestado su interés por el litio boliviano. También varios gobiernos se lo han expresado al presidente de Bolivia, Evo Morales. En este sentido, el próximo sábado, Morales viajará a Rusia y luego a Francia, en donde, entre otras cuestiones, el litio será un tema de negociación.

Si bien la principal reserva de litio en Bolivia se encuentra en el Salar de Uyuni, según afirmaba el site boliviano “Opinión”, en una nota publicada el pasado martes, el presidente Evo Morales manifestó su intención de buscar financiamiento para que el litio también sea industrializado en el Salar de Coipasa del departamento de Oruro.

El litio aparece como una gran oportunidad para que Bolivia mejore su situación económica y pueda superar su actual nivel de pobreza y subdesarrollo. Es por ello que es la intención del gobierno de Morales la de explotar al máximo la generación de valor agregado del mismo.

En una nota publicada en el site “El Paso Times”, el pasado lunes, el presidente boliviano, Evo Morales decía: “El litio es una esperanza no sólo para Bolivia sino para todos los habitantes del planeta tierra…yo recibí a muchos gobiernos, ministros y a empresas trasnacionales que quieren invertir en el tema del litio, ayer (por el pasado domingo) en el gabinete pedí que aceleremos en el tema de inversión”.

La intención de Morales no es ceder la explotación del litio al sector privado sino de generar una sociedad con el mismo. Al respecto, Morales decía: “La inversión que consigamos siempre será tomado como socios, empresas de estado o privadas el gobierno tiene la obligación de tener el control absoluto de esos recursos”.

Mientras el litio boliviano está ganando el interés de empresas y países de los diferentes continentes, el sector automotriz estadounidense se está replanteando un cambio radical de cara al futuro en donde las nuevas fuentes de energía se incorporarán en los automóviles estadounidenses.

El sector automotriz de los EE.UU. buscará liderar este nuevo desarrollo de tecnologías no contaminantes y que utilicen una fuente alternativa al petróleo. De este modo, la industria automotriz estadounidense podrá estar en condiciones de competir a nivel mundial y transformarse en un sector sólido y rentable. Es por ello que también EE.UU. se manifestó interesado por las riquezas de litio de Bolivia aunque no ha logrado grandes avances al respecto.

EE.UU. sabe que esta posibilidad puede resultar de gran ayuda para uno de los sectores más importantes de la economía. La apuesta ya está en marcha: ¿Le dará una mano Bolivia a los EE.UU. con el litio? Por lo pronto, Bolivia piensa en ayudarse a sí misma y transformar al litio en la puerta de salida de la situación actual de pobreza en la que se halla inmersa.


AgenciaBlog