Posts etiquetados como ‘bancario’

La bomba del Banco de España en su sistema financiero

La bomba del Banco de España en su sistema financiero

La bomba del Banco de España en su sistema financiero Haciendo un poco de memoria, cuando se desató la crisis de hipotecas subprime en los EEUU, inmediatamente se trasladó a Europa, pero no todos los países resultaron afectados. España supo quedar bastante al margen de los problemas de los activos tóxicos gracias a la regulación anticíclica aplicada por el Banco de España y que en su momento había sido muy resistida por las entidades bancarias españolas.

Nadie puede negarle al Banco de España el gran aporte que ha realizado en pos de la estabilidad del sistema bancario español, pero en el último tiempo, desde la entidad han surgido declaraciones que poco aportan a la estabilidad del sistema financiero sino que por el contrario generara un impacto desestabilizador, que hace a tales declaraciones aparecer como inoportunas e irresponsables.

¿Qué fue lo que se dijo desde el Banco de España?

En su último informe de Estabilidad Financiera, advirtió sobre la existencia de ocho entidades con serios problemas por su exposición al mercado inmobiliario. No conforme con la inesperada declaración, la entidad agregaba que dos de ellas presentan una situación grave. En estas dos entidades, la participación del “ladrillo” en la cartera de inversiones alcanza al 45% (otras tres con una exposición al sector de entre el 35% a 45%).

Como la opinión emitida por el Banco de España afecta a toda la banca, ninguna de las entidades sólidas han visto con agrado verse sospechadas. En representación de la “banca sana” y ante la existencia de entidades en problemas, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, hacía duras declaraciones pidiendo no generar incentivos equivocados: “La finalidad de la supervisión es la estabilidad del sistema, nunca de las entidades individuales, que deben poder quebrar. Si no, no hay disciplina ninguna”.

Si hay entidades con problemas por posiciones excesivas en cierto tipo de inversiones, probablemente existan responsables por la situación de riesgo. Es en este sentido, y a pesar de los elogios recibidos por la entidad monetaria española sobre su performance en la regulación al limitar la contaminación del sistema financiero con activos tóxicos, que su desempeño no ha sido tan bueno como se pensaba.

Llamas y Ramírez, en un artículo escrito para Libertad Digital acusaban al Banco de España: “El Banco de España, a pesar de ser el organismo responsable de vigilar los riesgos de las entidades, miró hacia otro lado durante mucho tiempo”. Las influencias políticas impidieron que el Banco de España tuviera según Llamas y Ramírez, un discurso crítico sobre la situación en el período preelectoral.

Lo peor de la situación está dado por la revelación a medias de lo que está ocurriendo en el sector bancario español. El no informar qué entidades están seriamente afectadas por las inversiones en el sector inmobiliario no hace otra cosa que generar confusión entre los inversores quienes castigarán a los papeles de todas las entidades ante la dificultad de poder diferenciarlas claramente.

Y si ud estuviese en la piel del ahorrista español que tiene todo su dinero en una entidad bancaria que está en una buena situación pero que no puede ud saberlo por la falta de información ¿Mantendría los ahorros que le costaron toda una vida en dicha entidad? Indudablemente no. Por lo menos yo no lo haría.

La imprudente actitud del Banco de España genera riesgos potenciales de corridas bancarias, lo cual obliga a una inoportuna actitud precautoria del sector. Ya en el mes de septiembre, según publica Cinco Días, los créditos a las familias se mantuvieron congelados, mientras que los créditos a las empresas cayeron un 2% en términos interanuales. Con la mayor incertidumbre que las opiniones del Banco de España generan en el sector bancario, probablemente se profundice el efecto negativo sobre la generación crediticia del sistema.

La crisis está generando costos para la economía a través de los problemas del sector bancario. Como ha ocurrido en todos los países, esta crisis la terminará pagando el pobre contribuyente, también en España. De hecho, en España existe un plan de rescate de entidades financieras diseñado por el Gobierno y conocido como el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el cual ha financiado casi 40.000 millones de euros a las entidades financieras a fecha 15 de septiembre, a través de avales del Estado a la deuda emitida por bancos y cajas de ahorros.

Para peor, según las previsiones del Banco de España: “Las dificultades a las que se enfrenta el sector bancario español hacen pensar que el FROB acelerará su actividad en los próximos meses”.

Pero las decisiones del gobierno español de rescatar a las entidades financieras en problemas deberán tener primero el visto bueno de Bruselas quien estudiará caso por caso para evitar que la ayuda afecte la leal competencia en el sector bancario europeo.

En declaraciones del portavoz de Competencia, del ejecutivo comunitario, Jonathan Todd: “Pediremos notificaciones individuales para poder examinar cada caso individual de ayudas a bancos españoles y analizar su compatibilidad con las reglas sobre ayudas estatales”.

El problema de las condiciones que se establecen en el FROB se vinculan a su amplitud y generalidad, lo cual deja mucho “margen de maniobra a las autoridades españolas a la hora de dar ayudas a bancos individuales”, según lo plantea Todd. La necesaria aprobación por parte del organismo de la Comisión Europea, hace más dificultoso y lento el proceso que probablemente sea más demandado por el impacto negativo de la opinión emitida por el Banco de España.

La imprudencia del Banco de España tendrá sin dudas un impacto negativo sobre el sector bancario español en su conjunto. Una vez más, estos hechos nos generan una mayor conciencia acerca de la necesidad de comprender la vinculación entre los hechos de impacto económico y nuestras decisiones de inversión. Por eso desde Latinforme les ofrecemos el Curso de Economía Básica para Inversores, el que sin dudas entendemos, le será de gran ayuda para evitar tomar decisiones equivocadas por desconocer la incidencia del contexto económico en sus inversiones.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional
14 Agosto 2009 El sector bancario a nivel internacional está elaborando su estrategia luego de la crisis. La caída de entidades de prestigio mundial no solamente ha dejado un hueco que ocupar, sino que ha dejado un antecedente y una mancha contra la cual, las entidades sobrevivientes deberán luchar.
La crisis ha cambiado la estrategia de las entidades bancarias en todo el mundo. Les ha marcado un antes y un después que resultará positivo para algunas y negativo para otras. Y mientras un grupo de entidades aprovecha la crisis para crecer a nivel global, otras tendrán que trabajar para reducir la vulnerabilidad provocada.

Mi primera impresión, es que las entidades con cierto grado de involucramiento en la crisis, desde ahora en más buscarán seguir una estrategia de cuidar su buen nombre para recomponer la confianza del público hacia ellas, mientras que para aquellas entidades con operaciones internacionales (o que pretenden expandirse internacionalmente), que han logrado mantenerse al margen, se encuentran ante una posibilidad única de crecimiento y de aumento de su participación de mercado que quieren aprovechar.

Los movimientos en el sistema bancario no solamente se están produciendo en las economías desarrolladas, principales afectadas por la suprime, sino también en el resto de las economías producto de este replanteo en la estrategia global de las entidades financieras.

Según un artículo de La Nación en el propio sector financiero se reconoce que, “después de la crisis internacional, muchos de los grandes grupos extranjeros estarían buscando reducir su presencia en países que no son centrales para su negocio o en donde los riesgos de la operación son un poco más elevados”.

El contexto actual, con el advenimiento de la recuperación económica que viene de la mano de una mayor disponibilidad de recursos en los mercados, ha decidido a varias entidades, a llevar a cabo esta estrategia de reducción de las operaciones riesgosas, que probablemente haya sido decidida tiempo atrás pero que no resultaba conveniente concretar por la falta de ofertas adecuadas en el mercado y para no generar señales negativas sobre la salud de dichas entidades.

La lógica de estas entidades extranjeras que buscan limitar el nivel de operaciones riesgosas se vincula principalmente a la estrategia de alejar el nombre de la entidad de cualquier posibilidad de situaciones de estrés. Imagínense si una entidad X que estuvo afectada por los activos tóxicos se viera involucrada en el corto plazo con una situación problemática en alguna de sus unidades de negocios menores, el impacto que puede llegar a tener en el conjunto de la entidad. No es un riesgo que se justifique.

Una de las entidades que ha decidido reducir sus operaciones de riesgo es el BNP Paribas. En Argentina, la filial del BNP Paribas tiene el cartel de venta aunque sus autoridades lo nieguen. Hay tres entidades internacionales que pugnan por el negocio del BNP y que son el Itaú Unibanco (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB), el HSBC (NYSE:HBC) y el Standard Bank (PINK:SBGOY).

El BNP Paribas no toma esta decisión por encontrarse en una situación problemática. Lejos de ello, la entidad a nivel global logró ser en la primera mitad del año, la segunda entidad europea de mayores ganancias, con un resultado positivo de 3.162 millones de euros. Incluso su filial argentina, que cuenta con 17 sucursales y 29 cajeros automáticos, ha logrado en el primer trimestre del año, una utilidad de US$ 4,9 millones.

Mientras algunas entidades como el BNP reducen sus operaciones riesgosas a nivel mundial, la banca brasileña está creciendo con fuerza y vive un proceso de adquisiciones y fusiones puertas adentro, apuntando en una segunda etapa con avanzar hacia la internacionalización de las entidades, en un principio, a nivel regional. El Itaú Unibanco, segundo banco latinoamericano y octavo en todo el continente, con activos por US$ 305.600 millones, está buscando profundizar su crecimiento en los países de la región y es por ello que ha mostrado el mencionado interés por los activos del BNP en Argentina.

El sector bancario estadounidense se encuentra en una situación de fragilidad que abre oportunidades de crecimiento para entidades extranjeras, tales como el Santander. Si bien las principales entidades financieras de los EEUU ya se encuentran bastantes restablecidas, aún no han logrado normalizar su capacidad de generación de intermediación, lo cual les hace perder parte del mercado.

En el sector bancario estadounidense, el riesgo persiste entre las entidades más pequeñas cuya debilidad puede hacerlas presa de entidades extranjeras. La comisión del Congreso que supervisa el programa de rescate financiero por US$ 700.000 millones del Tesoro de los Estados Unidos, reconoció ayer que las entidades pequeñas (con activos entre los US$ 600 millones y US$ 1.000 millones), necesitarán entre US$ 12.000 millones y US$ 14.000 millones para hacer frente a sus préstamos morosos. Según el informe de la comisión, dirigida por Elizabeth Warren: “Necesitarán reunir mucho más capital, ya que las pérdidas calculadas rebasarán los beneficios y reservas previstos”. Esta situación llevará a una caída en el total de entidades bancarias y un aumento de la participación de la banca extranjera.

En España, según Prensa Latina, el sector bancario apunta a la eficiencia y es por ello que los cinco principales bancos del país (Banco Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular) han reducido su personal y número de sucursales. La mayor eficiencia y el aumento de la actividad produjeron que el Santander y el BBVA sean la primera y tercera entidad de mayores beneficios durante la primera mitad de 2009 en Europa.

El Santander ha logrado una ganancia de 4.500 millones de euros en la primera mitad del año, quedando segundo a nivel mundial detrás del Bank of America (NYSE:BAC) que ha logrado beneficios por 5.263 millones de euros. El BBVA (IBEX35:BBVA) obtuvo el tercer lugar en Europa con un beneficio de 2.799 millones de euros.

Para Santander y el BBVA no importan tanto las ganancias alcanzadas como la capacidad que muestran para poder continuar con su política de expansión internacional para seguir creciendo entre las principales entidades bancarias del mundo.

En donde se esperan importantes cambios es en el sector bancario es en China, país que se comprometió con EEUU, según Pueblo en Línea, a profundizar la reforma de su sistema financiero y promover una intermediación financiera más eficiente en apoyo a la demanda interna. Como parte de esta iniciativa, China promoverá la liberalización de las tasas de interés y el financiamiento al consumidor. Estas iniciativas son el inicio de una mayor apertura que permitirá en el futuro una mayor competencia en dicho mercado de entidades extranjeras.

El sector bancario enfrenta un escenario totalmente distinto luego de la crisis. Nuevas entidades han surgido en el contexto internacional y otras han desaparecido. Mercados que parecían impenetrables hoy se muestran más permeables, mientras otros estarán atrayendo las miradas.

Horacio Pozzo

————-NUESTROS SUSCRIPTORES GANAN 17% EN BOLSA—–

Quienes se suscribieron a nuestra newsletter de inversión Valor Global en julio, ya llevan un 17% de ganancias, habiendo cubierto varias veces el costo de la newsletter. Una de las últimas recomendadas la semana pasada, ha subido un 20%, es una de las más importantes minoristas de EEUU. Y lo más importante: esta empresa tiene mucho más margen de suba, y duplicará su valor actual en los próximos meses. ¿Quiere conocer cuál es, así como el resto del portafolio de Valor Global y beneficiarse con las recomendadas que saldrán pronto para el mes de septiembre? Haga click aquí

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos? El crédito es el motor de las economías. Y en una economía con las características de la economía estadounidense, lo es más todavía. Es por este motivo que la velocidad y fuerza que tendrá la recuperación económica en los EEUU estará en buena medida ligada a la capacidad de recuperación del financiamiento.

Por lo pronto, ya se comienzan a percibir los primeros rayos de la luz que reflejan la recuperación de la economía, aunque dichos rayos no están alimentados por el sistema financiero estadounidense.

Un análisis realizado por el Wall Street Journal muestra que el valor del stock crediticio de los 15 principales bancos estadounidenses ha registrado una caída del 2,8% durante el segundo trimestre del año. La importancia de este análisis no es menor ya que estas 15 entidades explican el 47% de los depósitos totales a nivel nacional, y han recibido US$ 182.500 millones en ayudas a través del Programa de Compra Voluntaria de Capital (Asset Relief Program – TARP).

A la hora de buscar explicaciones, todas aparecen como válidas, dado el efecto destructivo que ha tenido la crisis subprime sobre toda la economía estadounidense (aunque de manera desigual entre los diferentes sectores económicos y segmentos de la población).

Una primera investigación parece arrojar que los banqueros y el sector privado se han puesto de acuerdo. Los bancos no quieren prestar y las empresas y familias no quieren endeudarse. Esta coincidencia genera un mal negocio para ambas partes y particularmente para las perspectivas de recuperación de la economía.

¿Por qué los bancos estadounidenses no quieren prestar? En realidad lo que está ocurriendo según plantean David Enrich y Dan Fitzpatrick en el artículo que escribieron para el Wall Street Journal, es que se está limitando el crédito para mantener un nivel de capital suficiente hasta terminar de sanear los balances bancarios de las pérdidas causadas por la crisis. La necesidad de tener que cargar nuevas pérdidas en los balances deteriora la situación de capital de las entidades bancarias que en caso de encontrarse al límite con sus requisitos de capital, las obligaría a tener que buscar una mayor capitalización.

Ciertamente no es un buen momento aún para salir al mercado a buscar capital. Más allá de la escasez del mismo, esta acción puede representar una mala señal sobre la salud de la entidad financiera que optara por dicha acción.

Según afirman desde el sector bancario, la caída en la oferta crediticia no está generando una restricción de créditos ya que desde la demanda tampoco existe demasiado entusiasmo. Las empresas han archivado sus planes de expansión y los consumidores han recortado sus gastos. De este modo, todo se ha vuelto muy austero en el país del hiperconsumismo.

La apuesta, según Enrich y Fitzpatrick, es en este contexto, a que el crédito no se recupere sino hasta la segunda mitad del 2010. Para aquellos que conocen la experiencia argentina de la crisis del 2001, que diera fin al modelo de convertibilidad en los primeros días de 2002 y que comparte muchos elementos de la crisis de hipotecas subprime en cuanto a sus efectos, si bien el país contaba con un sector bancario mucho más reducido que el estadounidense, puede ser de gran utilidad a la hora de realizar predicciones. En este sentido, en el caso argentino, el crédito al sector privado no se recuperó sino hasta inicios del año 2004, y lo hizo lógicamente a través del financiamiento de corto plazo.

Si la experiencia argentina en donde el sistema bancario en su totalidad recibió un golpe tanto o más duro que el sufrido por el sistema estadounidense (al igual que el golpe recibido por la economía, las empresas y las familias) se puede considerar como parámetro de comparación, entonces se puede esperar que la recuperación del crédito tendría que tomar lugar hacia el último trimestre del 2009, esto es, tres trimestres antes de lo esperado.

Por lo pronto, hasta el momento en este panorama, las entidades bancarias prefieren ser cautelosas. Richard Davis ejecutivo de U.S. Bancorp (NYSE:USB) decía: “Creo que es bueno para los bancos si continuamos siendo prudentes como industria y no generamos un crecimiento del crédito a través de la reducción del respaldo en el capital”. Un vocero del Bank of America (NYSE:BAC), en Charlotte (Carolina del Norte) afirmaba: “Existen menores oportunidades de generar créditos de alta calidad debido a la recesión”.

Por el lado de la demanda de crédito, es cierto que la misma se ha reducido, pero también se han escuchado quejas por parte de los potenciales demandantes sobre el aumento de las exigencias para acceder a nuevo financiamiento, como es el caso de Ernie Cambo del desarrollador inmobiliario CPF Investment Group que tuvo que frenar sus inversiones para la construcción de un centro comercial por la falta de financiamiento más allá de las primeras etapas.

La falta de crecimiento del crédito como habitualmente ocurre luego de múltiples acciones de estímulo como las generadas por el Tesoro de los EEUU y por la Reserva Federal, ha generado también múltiples cuestionamientos desde varios sectores del frente político. Es que se ha destinado una gran cantidad de recursos de los contribuyentes y las expectativas aún no están siendo satisfechas (o quizás se había generado una expectativa desmedida).

El republicano Spencer Bachus, le reclamaba al secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner, por los pobres resultados obtenidos hasta el momento: “Dígame por qué no vemos realmente aquel efecto multiplicador”, en referencia a los efectos que se esperaba tuviese el TARP en generar un fuerte impulso crediticio sobre la economía. Para Geithner el efecto del TARP no se observa porque en realidad lo que logró el mismo no fue incrementar el stock crediticio sino evitar un desplome del mismo.

La realidad indica que más allá de que la demanda de crédito se muestre un poco tímida, la poca demanda que existe encuentra grandes obstáculos para acceder al crédito. Y a pesar de lo comprensible que pueda llegar a ser estas mayores exigencias impuestas por las entidades bancarias estadounidenses, ello está limitando la recuperación de la inversión y el consumo en los EEUU retrasando y quitándole fuerza a la recuperación económica.

Mientras los bancos se muestren temerosos a prestar, aquellos que estén en una mejor condición de hacerlo podrán aprovechar esta oportunidad para reposicionarse. Y entre estos bancos se encuentra el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD), del que ya hablamos en un artículo anterior “El Santander a la conquista del mundo.

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.

Chile: el valor de la reputación para confiar en tiempos de crisis

Chile: el valor de la reputación para confiar en tiempos de crisis

Chile: el valor de la reputación para confiar en tiempos de crisis Algunos defensores de la política económica que lleva adelante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, y que no es otra cosa que la continuación sin cambio alguno de rumbo de la política económica iniciada por su esposo, Néstor Kirchner, la reivindicaban a la luz de la fuerte caída de economías como la chilena y la brasileña.

Sinceramente creo que las políticas sanas tienen siempre su recompensa de un momento a otro. Las economías pueden ser asaltadas por shocks repentinos que las golpean en su punto débil, pero si la economía es fuerte de verdad, sabrá recuperarse en un tiempo prudencial y sin mayores dificultades. En el artículo de ayer, hice mi apuesta a favor de una pronta recuperación de la economía brasileña a la que le espera un lugar protagónico en el concierto de las economías mundiales. Hoy quiero hacer mí apuesta por la economía chilena en general y su sector bancario en particular.

—————Adelanto Especial de Latinforme.com —————

¿Cómo comenzar a invertir en Bolsa?

Antes que nada usted necesita manejar las herramientas clave para invertir. Estamos ofrecienco las ÚLTIMAS VACANCES a un PRECIO PROMOCIONAL de US$ 99 anuales (luego US$ 150) para obtener nuestra newsletter mensual con recomendaciones de compañías y a nuestros reportes educativos de inversión que le explicarán paso a paso cómo acercarse a su independencia financiera invirtiendo en las Bolsas de Valores.

————————————————————————————

Los economistas nos hemos quemado la cabeza por determinar si el desarrollo del sistema financiero era el factor que explica un crecimiento sostenido en las economías, o si por el contrario, un crecimiento sostenido y estable de las economías era el elemento necesario para que los sistemas financieros alcancen su desarrollo. Como en muchas otras cuestiones, aún no hemos encontrado la solución a esta incógnita.

Desde mi punto de vista, un sistema financiero sano es una especie de espejo que refleja la calidad de las políticas económicas. Si el sistema financiero puede desarrollarse, ampliarse y profundizarse, probablemente se esté desenvolviendo en una economía con estabilidad. Y si existe estabilidad económica, no puede producirse de otro modo que no sea con políticas claras, de largo plazo y predecibles.

Creo que uno de los frutos de un sistema financiero sólido y desarrollado es la generación de crédito a largo plazo, el cual es nuevamente, la señal del nivel de estabilidad de una economía. En Chile, según dio cuenta Milenio recientemente, el crédito hipotecario en términos del PBI alcanza actualmente al 17% y éste es el mayor nivel entre los países latinoamericanos.

El sistema bancario de Chile, está soportando la crisis manteniendo los resultados del sistema en positivo. Ello a pesar de que la deflación que padeció la economía en los últimos meses, conjuntamente con el aumento de las previsiones por riesgo de crédito, han menguado las ganancias del sector.

Uno de los elementos cuestionables si se quiere de la banca chilena es que ha mantenido su diferencial entre la tasa de interés de captación de fondos y la tasa de interés que aplica a los préstamos que otorga (lo que en la jerga denominamos spreads de tasas), elevado, a pesar de las fuertes reducciones en el costo de fondeo.

José de Gregorio, el presidente del Banco Central de Chile, ha hecho los mayores esfuerzos posibles por dotar de liquidez al mercado monetario y suministrar financiamiento barato al sector bancario. Tal fue la apuesta realizada que se llevó a la tasa de interés de referencia a su mínimo histórico, con el recorte de 50 puntos básicos la semana pasada hasta dejarla en tan sólo 0,75%, cuando hace tan sólo un año atrás, la dinámica inflacionaria era todo un problema y dicha tasa de interés estaba ubicada en el 6,75%.

Los fuertes recortes en la tasa de interés de referencia, cumplieron con lo predicho por los libros de economía monetaria y llevaron al costo de fondeo de las entidades que componen el sistema bancario chileno (medido por la Tasa Bancaria), a ubicarse en 0,13%.

Pero las teorías sobre política monetaria en predecir los efectos de los recortes en las tasas de interés y el diferencial bruto (la diferencia entre la tasa de depósitos y la de préstamos) no se redujo como se esperaba y se ha mantenido en 4,80%, mientras que en igual mes de 2008 se encontraba en 4,56% (¡cuando la tasa de referencia del Banco Central estaba en 6,75!). Como elemento positivo (el spread estaba más elevado y ha estado bajando) si se quiere, se puede rescatar la tendencia decreciente que ha estado observando dicho diferencial que en el pasado mes de abril se ubicaba en 5,52%.

No desconfío de la honestidad y benevolencia de los banqueros chilenos, y es por ello que le he buscado una explicación a este comportamiento del spread. Y creo haberlo encontrado. Hace un año, la tasa de interés de referencia explicaba dicho diferencial, pero hoy está más que clara la razón, y es el elevado riesgo de crédito que observan las empresas y familias en Chile. Esta mayor percepción del riesgo se ha visto reflejada en el aumento de las provisiones por posibles pérdidas de impago de créditos.

A pesar del aumento de los diferentes riesgos que deben enfrentar las entidades bancarias en estos momentos turbulentos, el Banco de Chile (BVC:CHILE; NYSE:BCH), la segunda mayor entidad financiera del país, logró alcanzar un resultado positivo de aproximadamente US$ 180 millones durante los primeros cinco meses del año. Mayo fue sin dudas un mes bueno para la entidad que reportó utilidades por US$ 47 millones (un 2% superior al mes de abril). Esta entidad funciona como banco comercial prestando servicios a una amplia gama de clientes con 316 sucursales y 1.410 cajeros en todo el país.

Las acciones de la entidad bancaria, han venido observando una tendencia positiva (aunque no muy marcada) desde finales de abril cuando su ADR cotizaba en US$ 33,24. El ADR cerró la jornada de ayer en US$ 40,71. Entiendo que este papel es para invertir a partir del tercer trimestre del año cuando se terminen de disipar los temores en torno a la situación de la economía chilena. Digo esto porque Moody´s estaba evaluando revisar a la baja la calificación de los depósitos en moneda local de la entidad por el deterioro de la economía local.

A pesar de la posibilidad de una rebaja en la calificación, entiendo que las perspectivas de la economía chilena son positivas hacia finales del presente año y principios del 2010. Mi expectativa se apoya tanto en los efectos que emergerán de los planes de estímulo lanzados por el gobierno de Bachelet como en las primeras señales de recuperación de la economía estadounidense, que generarán un efecto benéfico sobre el resto de las economías (influyendo además de un modo positivo en las expectativas). Con esta perspectiva positiva en un relativo mediano plazo, los factores considerados de riesgos por Moody´s no solamente desaparecerán sino que el mercado bancario recuperará su senda de crecimiento que se potenciará por los bajos niveles de tasas de interés. Y en este contexto, por su perfil, el Banco de Chile tiene una buena oportunidad para seguir expandiéndose.


AgenciaBlog