Archivo para la categoría ‘peru’

El mejor momento para invertir en Perú con un nuevo ETF

El mejor momento para invertir en Perú con un nuevo ETF

El mejor momento para invertir en Perú con un nuevo ETF Hace unos días recibimos gentilmente de parte de uno de nuestros lectores desde Perú, un relevamiento de opinión realizado por la Universidad de Lima entre el 18 y 19 de julio, entre la población de Lima y la Región de Callao, con resultados muy interesantes que permiten hacer una radiografía de la situación en Perú hoy.

Entre los datos reveladores no me sorprendió demasiado cuando observé la caída en la aprobación de la gestión de Alan García como presidente. La aprobación de la gestión cayó fuertemente desde un 38,3% a un 31,9%. Probablemente los conflictos sociales se conjugaron con el deterioro de la economía producto de la crisis financiera internacional y derivaron en tremenda caída de la imagen presidencial.

Frecuentemente en mis artículos reconozco los múltiples aciertos de la gestión de Alan García que han resultado en una economía que ha sabido crecer con fuerza en los últimos años y ha comenzado a mostrar evidencias de desarrollo económico gracias a políticas sanas en lo referido a la estabilidad macroeconómica y a la predecibilidad de las reglas de juego. A pesar de ello, la deuda social es la principal cuenta pendiente de la gestión actual.

Justamente estos dos elementos se observan con claridad cuando los encuestadores exponen las respuestas sobre la evaluación de la gestión de Alan García, según el estrato social al que pertenece quien responde a la misma. Lo que se observa es que los ciudadanos pertenecientes al mayor estrato social, en un 51,1% aprueban la gestión de Alan García, mientras que en el otro extremo, los más pobres, solamente en un 21,8% la aprueban.

Un dato que me llamó la atención es el relacionado con la gestión de Luis Carranza como ministro de Economía. A pesar del deterioro que observa la economía en los últimos meses producto de la crisis, su nivel de aprobación ha crecido de un modo muy significativo alcanzando actualmente al 43,6% de los encuestados. El rango de aprobación según estrato social va desde el 64,9% para el estrato de mayores ingresos hasta el 34,5% para el estrato social más bajo.

El mensaje de estas dos respuestas muestra claramente el cuestionamiento al gobierno que existe desde lo político. El gobierno no ha sabido tratar adecuadamente temas de alta sensibilidad para la población y ello ha generado grandes resistencias que han llegado al extremo en los hechos ocurridos en el mes de junio.

Los conflictos sociales del último tiempo también se han reflejado en la visión de los encuestados. Solamente el 21,3% de los encuestados ve la situación política actual como estable. Un 57,3% la ve poco estable y un 21,2% nada estable. El nivel de inestabilidad de la situación política percibida por los encuestados aumenta a medida que se baja en el estrato social, llegando a que solamente el 9,1% de la población de menores ingresos ve la situación política como estable.

En cuanto a las perspectivas sobre la situación social, el 34,5% cree que la situación política estará peor. En julio del 2008 el 34,7% de los encuestados anticipaban un deterioro de la situación política por lo que el porcentaje actual no representa un agravamiento de la visión negativa.

El malestar social de la población se ha hecho sentir cada vez con más fuerza. Lo más llamativo es que las protestas aumentan al mismo tiempo que la situación de la economía va mejorando (aunque no lo ha hecho en los últimos meses producto de la crisis financiera internacional). Si bien ha aumentado el nivel de desigualdad, también es cierto que ha disminuido el nivel de pobreza.

En relación a lo anterior, el relevamiento muestra que el 58,3% de los encuestados considera que hubo manipulación política en las protestas sociales y que las mismas no han sido espontáneas. Claro que si miramos la encuesta por estrato social, los más pobres, que muy probablemente hayan participado de dichas protestas, consideran en un 50% que las mismas han sido espontáneas, mientras que en la otra punta de los estratos sociales, los más ricos piensan que en un 72,3% respondieron a manipulación política.

La conclusión sobre las protestas sociales, de gran importancia a la hora de inferir acerca del nivel de estabilidad social de Perú (clave para el desarrollo de inversiones), es que el resultado es un poco ambiguo ya que por un lado, uno puede pensar que la respuesta de los estratos sociales superiores responde a ciudadanos mejor informados y conocedores de las cuestiones políticas, por lo que tienen mayor capacidad para identificar si ha existido manipulación o no. Pero por el otro lado, en los estratos sociales inferiores están los que han participado de dichas protestas y son justamente ellos, más que nadie quienes están en condiciones de responder acerca de la motivación de las mismas.

Yendo a la percepción sobre la situación de la economía, solamente el 33,6% de los encuestados ve como mala la situación actual (en 2005, el 57,9% consideraba mala la situación y en 2003 lo hacía el 62,3%). Los más pobres consideran la situación actual como mala o muy mala en un 34,4%, por lo que se puede inferir que ha habido una sensible mejora en la percepción de la situación económica a pesar del mayor descontento manifestado. Incluso se ha detectado una mejora en el optimismo de los encuestados quienes solamente en un 27,9% consideran que dentro de un año la situación económica estará peor, cuando en julio de 2008 el 36,1% de los encuestados tenía dicha visión negativa.

Lo que revela la encuesta es que la crisis ha impactado de manera desigual en las finanzas familiares. El estrato de población más rico solamente en un 19,1% ha visto empeorar su situación económica, mientras que en el otro extremo, el 45,5% ve la situación actual familiar peor que hace un año atrás. Estos resultados tienen lógica por el impacto desigual de la crisis que comúnmente golpea más a los segmentos de menores ingresos dado que cuentan con fuentes laborales menos seguras e informales.

Creo que este relevamiento realizado por la Universidad de Lima refuerza varios conceptos acerca de la gestión actual del gobierno de Alan García. No es tanto la cuestión de política económica lo que la población cuestiona sino la falta de tacto político y la poca escucha de los sectores poblacionales más pobres.

De un modo u otro, la población en general reconoce una mejora de la situación producto de la gestión actual. Probablemente, si el gobierno decidiera realizar un esfuerzo mayor por mejorar la situación de los más pobres, los beneficios que lograría superarían con creces a los costos económicos que ellos les demandarían.

La calma social que aportaría dicha decisión, tendría beneficios en términos de mejora en el contexto económico para la inversión, lo que se sumaría a un beneficio político (por una mejora de la imagen presidencial) y representaría además un estímulo para el consumo interno (dada la alta proporción a consumir de los segmentos inferiores). Por otra parte, Perú tiene capacidad fiscal como para aumentar las asignaciones en beneficios de los más pobres. ¿Tendrá estos elementos en cuenta Alan García?

Es buen momento para invertir en Perú a través de un nuevo ETF lanzado hace poco, el ETF Perú (NYSE:EPU)

Horacio Pozzo

Cuando el mercado financiero está muy alterado, lo mejor es apostar a lo seguro, dicen los expertos. Y en el mercado latinoamericano existen opciones confiables y rentables.

Cuando China despierte, necesitará salir de compras. Paola Pecora y su equipo de analistas le cuentab dónde, aquí.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Nueva forma de invertir en Perú

Nueva forma de invertir en Perú

Nueva forma de invertir en Perú
14 Julio 2009 “Existe una paradoja que ha surgido en los últimos años: a medida que el país crece, parece hacerse más injusto y violento” decían Luis Gamarra y Alberto Limache en una nota de El Comercio de Perú. ¿Será que aquello que le molesta a la población no es la pobreza sino la pobreza relativa?

En el ámbito internacional, la economía peruana sigue cosechando reconocimientos, mientras que puertas adentro es el foco de conflictos cada vez más fuertes y violentos.

El pasado domingo y por segunda vez en su mandato, Alan García debió renovar su gabinete (nombró a siete nuevos ministros y reemplazó al jefe de gabinete), como para darle un poco de aire a la gestión y enviar señales claras hacia la ciudadanía de querer escuchar los reclamos del pueblo.

Pero el nombramiento de Javier Velásquez como nuevo jefe de gabinete de Alan García, no ha sido bien recibido ni por la oposición ni por parte de la opinión pública, lo cual representa un mal comienzo. El analista político Fernando Rospigliosi escribía en su columna en el diario “La República”: “Velásquez no aporta una cuota de popularidad al gobierno, cosa que García necesita con urgencia después de un estrepitoso derrumbe en las encuestas”.

Alan García cuenta ya con solamente un 25% de adhesión y debe estar consciente que la alta desaprobación que observa su gestión ponen en serio peligro los logros alcanzados en el frente económico.

Sin dudas, las importantes mejoras económicas alcanzadas por la actual gestión, quedan cortas frente a las necesidades sociales y ello se evidencia en las protestas sociales que sufre el país. La gestión de Alan García deberá abrir nuevos canales de diálogo para tranquilizar a la población, y la aceleración de la mejora en los indicadores sociales tendrá que estar al tope de la agenda oficial.

Las protestas sociales vienen de la mano de la falta de empleo, bajos salarios, establecimiento de leyes que amenazan la propiedad de tierras y los recursos naturales de las comunidades indígenas andinas y amazónicas, así como los reclamos ambientalistas de poblaciones afectadas por la minería.

A pesar de que la economía seguirá creciendo durante el presente año, el nivel de crecimiento resultará insuficiente para crear la cantidad de empleos necesarios que la economía necesita. Es por este motivo que el mercado laboral se mostrará debilitado.

La cuestión social está cada vez más en el centro de la escena en la economía peruana y se está transformando en un obstáculo a los objetivos de desarrollo económico. Un informe publicado por la Defensoría del Pueblo señalaba que en junio había 273 conflictos sociales en todo el territorio (en 2005 había solamente 33 conflictos sociales).

¿Por qué si la economía está mucho mejor que en 2005, los conflictos sociales se multiplicaron por ocho? La mano negra de Chávez estaría en medio de las protestas, según afirma Alan García. Probablemente exista una mezcla de factores entre los cuales, la insuficiencia en la mejora de la situación social para un pueblo que ve aumentar la desigualdad en la distribución del ingreso, aparece como uno de los elementos detonantes de la situación.

————-

En contextos de crisis una parte de los ahorros de la clase media dejó los bancos para estar en su poder, el problema es ¿qué hacer ahora con él?

Estadísticamente, sabemos que el 95% de las personas desean la independencia financiera pero el 90% no tiene planes para desarrollarla. NO TIENE METAS para sus finanzas.
Si tiene 3 minutos para ganar, por favor ingrese aquí para estar un paso adelante del resto.

¿Cómo saber cuándo comprar, vender o cuando mantener el dinero?… Las señales no están a la vista de todos pero miles de peruanos y miles de hermanos Latinoamericanos ya dieron los primeros pasos…

La analista especializada Paola Pecora en inversiones nos cuenta algunos secretos aquí , en nuestro curso de inversión.
Todo desarrollado en español y con el respaldo de más de 30 años de trayectoria de Agora Financial Research.

Puede saber más sobre ¿Cómo y dónde invertir? aquí

————-

La conflictividad social está atentando contra las decisiones de inversión y han generado un costo económico concreto. Las protestas sociales dejaron, según El Comercio de Perú, en los sectores comercial, forestal, turismo, agricultura y transportes pérdidas por US$ 295 millones en el mes de junio.

Pero Perú, además de la agitación social, vive también otra realidad de reconocimiento internacional. El logro de ser grado de inversión y el atractivo que demuestra para la Inversión Extranjera Directa (IED), son por mérito propio. Los inversores internacionales reconocen cuando una economía viene transitando por el buen camino y además cuenta con atractivas oportunidades de inversión.

Consciente del atractivo internacional que genera la economía peruana, desde el gobierno se decidió insertar a las principales empresas del país en los mercados financieros globales.

En este sentido, durante la jornada de ayer, el ministro de Economía y Finanzas, Luis Carranza, ejecutó el tradicional campanazo, en la Bolsa de Valores de Nueva York, dando lugar con el mismo oficial el lanzamiento del instrumento financiero que se denomina IShares MSCI Perú All Capped Index Fund (NYSE:EPU) y que ha comenzado a cotizar en el mercado de valores de Nueva York.

En términos más simples, este instrumento es el primer ETF (Exchange Traded Fund- es un fondo de inversión que tiene la particularidad de que cotiza en el mercado de valores), listado de Perú, y está compuesto por las 25 acciones más importantes del mercado de valores peruano.

Según Invertia, Carranza manifestaba luego de su participación en la apertura de la Bolsa estadounidense: “Hoy (lunes) se celebra el listado de este ETF que es una canasta de acciones y que va a capturar este potencial de inversiones que existe en el mercado para el país”.

Sin dudas el lanzamiento del primer ETF de acciones peruanas puede representar el primer paso de futuros lanzamientos que permitan fortalecer la canalización de las inversiones hacia la economía peruana y de este modo potenciar su crecimiento y desarrollo.

Sobre qué perspectivas de rentabilidad pueda tener dicho ETF, vale decir que, tomando el índice general de la bolsa de Lima (representa el promedio de las 38 principales acciones cotizantes), si bien desde que comenzaron los conflictos en la selva, dicho índice marcó una tendencia a la baja, desde finales de febrero ha venido recuperando valor y actualmente se encuentra en casi el doble de valor que el observado en dicho mes de febrero. La cuestión de inestabilidad social está influyendo en el mismo, por eso la solución a dichos conflictos aparece como la clave para consolidar la recuperación del mercado de valores peruano que tiene fundamentos para crecer y en estos momentos se encuentra levemente por encima de la mitad del nivel máximo que supo alcanzar en 2007.

  • Sin Comentarios
  • 2 votos

Nueva forma de invertir en Perú

Nueva forma de invertir en Perú

Nueva forma de invertir en Perú
14 Julio 2009 “Existe una paradoja que ha surgido en los últimos años: a medida que el país crece, parece hacerse más injusto y violento” decían Luis Gamarra y Alberto Limache en una nota de El Comercio de Perú. ¿Será que aquello que le molesta a la población no es la pobreza sino la pobreza relativa?

En el ámbito internacional, la economía peruana sigue cosechando reconocimientos, mientras que puertas adentro es el foco de conflictos cada vez más fuertes y violentos.

El pasado domingo y por segunda vez en su mandato, Alan García debió renovar su gabinete (nombró a siete nuevos ministros y reemplazó al jefe de gabinete), como para darle un poco de aire a la gestión y enviar señales claras hacia la ciudadanía de querer escuchar los reclamos del pueblo.

Pero el nombramiento de Javier Velásquez como nuevo jefe de gabinete de Alan García, no ha sido bien recibido ni por la oposición ni por parte de la opinión pública, lo cual representa un mal comienzo. El analista político Fernando Rospigliosi escribía en su columna en el diario “La República”: “Velásquez no aporta una cuota de popularidad al gobierno, cosa que García necesita con urgencia después de un estrepitoso derrumbe en las encuestas”.

Alan García cuenta ya con solamente un 25% de adhesión y debe estar consciente que la alta desaprobación que observa su gestión ponen en serio peligro los logros alcanzados en el frente económico.

Sin dudas, las importantes mejoras económicas alcanzadas por la actual gestión, quedan cortas frente a las necesidades sociales y ello se evidencia en las protestas sociales que sufre el país. La gestión de Alan García deberá abrir nuevos canales de diálogo para tranquilizar a la población, y la aceleración de la mejora en los indicadores sociales tendrá que estar al tope de la agenda oficial.

Las protestas sociales vienen de la mano de la falta de empleo, bajos salarios, establecimiento de leyes que amenazan la propiedad de tierras y los recursos naturales de las comunidades indígenas andinas y amazónicas, así como los reclamos ambientalistas de poblaciones afectadas por la minería.

A pesar de que la economía seguirá creciendo durante el presente año, el nivel de crecimiento resultará insuficiente para crear la cantidad de empleos necesarios que la economía necesita. Es por este motivo que el mercado laboral se mostrará debilitado.

La cuestión social está cada vez más en el centro de la escena en la economía peruana y se está transformando en un obstáculo a los objetivos de desarrollo económico. Un informe publicado por la Defensoría del Pueblo señalaba que en junio había 273 conflictos sociales en todo el territorio (en 2005 había solamente 33 conflictos sociales).

¿Por qué si la economía está mucho mejor que en 2005, los conflictos sociales se multiplicaron por ocho? La mano negra de Chávez estaría en medio de las protestas, según afirma Alan García. Probablemente exista una mezcla de factores entre los cuales, la insuficiencia en la mejora de la situación social para un pueblo que ve aumentar la desigualdad en la distribución del ingreso, aparece como uno de los elementos detonantes de la situación.

————-

En contextos de crisis una parte de los ahorros de la clase media dejó los bancos para estar en su poder, el problema es ¿qué hacer ahora con él?

Estadísticamente, sabemos que el 95% de las personas desean la independencia financiera pero el 90% no tiene planes para desarrollarla. NO TIENE METAS para sus finanzas.
Si tiene 3 minutos para ganar, por favor ingrese aquí para estar un paso adelante del resto.

¿Cómo saber cuándo comprar, vender o cuando mantener el dinero?… Las señales no están a la vista de todos pero miles de peruanos y miles de hermanos Latinoamericanos ya dieron los primeros pasos…

La analista especializada Paola Pecora en inversiones nos cuenta algunos secretos aquí , en nuestro curso de inversión.
Todo desarrollado en español y con el respaldo de más de 30 años de trayectoria de Agora Financial Research.

Puede saber más sobre ¿Cómo y dónde invertir? aquí

————-

La conflictividad social está atentando contra las decisiones de inversión y han generado un costo económico concreto. Las protestas sociales dejaron, según El Comercio de Perú, en los sectores comercial, forestal, turismo, agricultura y transportes pérdidas por US$ 295 millones en el mes de junio.

Pero Perú, además de la agitación social, vive también otra realidad de reconocimiento internacional. El logro de ser grado de inversión y el atractivo que demuestra para la Inversión Extranjera Directa (IED), son por mérito propio. Los inversores internacionales reconocen cuando una economía viene transitando por el buen camino y además cuenta con atractivas oportunidades de inversión.

Consciente del atractivo internacional que genera la economía peruana, desde el gobierno se decidió insertar a las principales empresas del país en los mercados financieros globales.

En este sentido, durante la jornada de ayer, el ministro de Economía y Finanzas, Luis Carranza, ejecutó el tradicional campanazo, en la Bolsa de Valores de Nueva York, dando lugar con el mismo oficial el lanzamiento del instrumento financiero que se denomina IShares MSCI Perú All Capped Index Fund (NYSE:EPU) y que ha comenzado a cotizar en el mercado de valores de Nueva York.

En términos más simples, este instrumento es el primer ETF (Exchange Traded Fund- es un fondo de inversión que tiene la particularidad de que cotiza en el mercado de valores), listado de Perú, y está compuesto por las 25 acciones más importantes del mercado de valores peruano.

Según Invertia, Carranza manifestaba luego de su participación en la apertura de la Bolsa estadounidense: “Hoy (lunes) se celebra el listado de este ETF que es una canasta de acciones y que va a capturar este potencial de inversiones que existe en el mercado para el país”.

Sin dudas el lanzamiento del primer ETF de acciones peruanas puede representar el primer paso de futuros lanzamientos que permitan fortalecer la canalización de las inversiones hacia la economía peruana y de este modo potenciar su crecimiento y desarrollo.

Sobre qué perspectivas de rentabilidad pueda tener dicho ETF, vale decir que, tomando el índice general de la bolsa de Lima (representa el promedio de las 38 principales acciones cotizantes), si bien desde que comenzaron los conflictos en la selva, dicho índice marcó una tendencia a la baja, desde finales de febrero ha venido recuperando valor y actualmente se encuentra en casi el doble de valor que el observado en dicho mes de febrero. La cuestión de inestabilidad social está influyendo en el mismo, por eso la solución a dichos conflictos aparece como la clave para consolidar la recuperación del mercado de valores peruano que tiene fundamentos para crecer y en estos momentos se encuentra levemente por encima de la mitad del nivel máximo que supo alcanzar en 2007.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Nueva forma de invertir en Perú

Nueva forma de invertir en Perú

Nueva forma de invertir en Perú
14 Julio 2009 “Existe una paradoja que ha surgido en los últimos años: a medida que el país crece, parece hacerse más injusto y violento” decían Luis Gamarra y Alberto Limache en una nota de El Comercio de Perú. ¿Será que aquello que le molesta a la población no es la pobreza sino la pobreza relativa?

En el ámbito internacional, la economía peruana sigue cosechando reconocimientos, mientras que puertas adentro es el foco de conflictos cada vez más fuertes y violentos.

El pasado domingo y por segunda vez en su mandato, Alan García debió renovar su gabinete (nombró a siete nuevos ministros y reemplazó al jefe de gabinete), como para darle un poco de aire a la gestión y enviar señales claras hacia la ciudadanía de querer escuchar los reclamos del pueblo.

Pero el nombramiento de Javier Velásquez como nuevo jefe de gabinete de Alan García, no ha sido bien recibido ni por la oposición ni por parte de la opinión pública, lo cual representa un mal comienzo. El analista político Fernando Rospigliosi escribía en su columna en el diario “La República”: “Velásquez no aporta una cuota de popularidad al gobierno, cosa que García necesita con urgencia después de un estrepitoso derrumbe en las encuestas”.

Alan García cuenta ya con solamente un 25% de adhesión y debe estar consciente que la alta desaprobación que observa su gestión ponen en serio peligro los logros alcanzados en el frente económico.

Sin dudas, las importantes mejoras económicas alcanzadas por la actual gestión, quedan cortas frente a las necesidades sociales y ello se evidencia en las protestas sociales que sufre el país. La gestión de Alan García deberá abrir nuevos canales de diálogo para tranquilizar a la población, y la aceleración de la mejora en los indicadores sociales tendrá que estar al tope de la agenda oficial.

Las protestas sociales vienen de la mano de la falta de empleo, bajos salarios, establecimiento de leyes que amenazan la propiedad de tierras y los recursos naturales de las comunidades indígenas andinas y amazónicas, así como los reclamos ambientalistas de poblaciones afectadas por la minería.

A pesar de que la economía seguirá creciendo durante el presente año, el nivel de crecimiento resultará insuficiente para crear la cantidad de empleos necesarios que la economía necesita. Es por este motivo que el mercado laboral se mostrará debilitado.

La cuestión social está cada vez más en el centro de la escena en la economía peruana y se está transformando en un obstáculo a los objetivos de desarrollo económico. Un informe publicado por la Defensoría del Pueblo señalaba que en junio había 273 conflictos sociales en todo el territorio (en 2005 había solamente 33 conflictos sociales).

¿Por qué si la economía está mucho mejor que en 2005, los conflictos sociales se multiplicaron por ocho? La mano negra de Chávez estaría en medio de las protestas, según afirma Alan García. Probablemente exista una mezcla de factores entre los cuales, la insuficiencia en la mejora de la situación social para un pueblo que ve aumentar la desigualdad en la distribución del ingreso, aparece como uno de los elementos detonantes de la situación.

————-

En contextos de crisis una parte de los ahorros de la clase media dejó los bancos para estar en su poder, el problema es ¿qué hacer ahora con él?

Estadísticamente, sabemos que el 95% de las personas desean la independencia financiera pero el 90% no tiene planes para desarrollarla. NO TIENE METAS para sus finanzas.
Si tiene 3 minutos para ganar, por favor ingrese aquí para estar un paso adelante del resto.

¿Cómo saber cuándo comprar, vender o cuando mantener el dinero?… Las señales no están a la vista de todos pero miles de peruanos y miles de hermanos Latinoamericanos ya dieron los primeros pasos…

La analista especializada Paola Pecora en inversiones nos cuenta algunos secretos aquí , en nuestro curso de inversión.
Todo desarrollado en español y con el respaldo de más de 30 años de trayectoria de Agora Financial Research.

Puede saber más sobre ¿Cómo y dónde invertir? aquí

————-

La conflictividad social está atentando contra las decisiones de inversión y han generado un costo económico concreto. Las protestas sociales dejaron, según El Comercio de Perú, en los sectores comercial, forestal, turismo, agricultura y transportes pérdidas por US$ 295 millones en el mes de junio.

Pero Perú, además de la agitación social, vive también otra realidad de reconocimiento internacional. El logro de ser grado de inversión y el atractivo que demuestra para la Inversión Extranjera Directa (IED), son por mérito propio. Los inversores internacionales reconocen cuando una economía viene transitando por el buen camino y además cuenta con atractivas oportunidades de inversión.

Consciente del atractivo internacional que genera la economía peruana, desde el gobierno se decidió insertar a las principales empresas del país en los mercados financieros globales.

En este sentido, durante la jornada de ayer, el ministro de Economía y Finanzas, Luis Carranza, ejecutó el tradicional campanazo, en la Bolsa de Valores de Nueva York, dando lugar con el mismo oficial el lanzamiento del instrumento financiero que se denomina IShares MSCI Perú All Capped Index Fund (NYSE:EPU) y que ha comenzado a cotizar en el mercado de valores de Nueva York.

En términos más simples, este instrumento es el primer ETF (Exchange Traded Fund- es un fondo de inversión que tiene la particularidad de que cotiza en el mercado de valores), listado de Perú, y está compuesto por las 25 acciones más importantes del mercado de valores peruano.

Según Invertia, Carranza manifestaba luego de su participación en la apertura de la Bolsa estadounidense: “Hoy (lunes) se celebra el listado de este ETF que es una canasta de acciones y que va a capturar este potencial de inversiones que existe en el mercado para el país”.

Sin dudas el lanzamiento del primer ETF de acciones peruanas puede representar el primer paso de futuros lanzamientos que permitan fortalecer la canalización de las inversiones hacia la economía peruana y de este modo potenciar su crecimiento y desarrollo.

Sobre qué perspectivas de rentabilidad pueda tener dicho ETF, vale decir que, tomando el índice general de la bolsa de Lima (representa el promedio de las 38 principales acciones cotizantes), si bien desde que comenzaron los conflictos en la selva, dicho índice marcó una tendencia a la baja, desde finales de febrero ha venido recuperando valor y actualmente se encuentra en casi el doble de valor que el observado en dicho mes de febrero. La cuestión de inestabilidad social está influyendo en el mismo, por eso la solución a dichos conflictos aparece como la clave para consolidar la recuperación del mercado de valores peruano que tiene fundamentos para crecer y en estos momentos se encuentra levemente por encima de la mitad del nivel máximo que supo alcanzar en 2007.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Perú crece, pero no es suficiente

Perú crece, pero no es suficiente

Perú crece, pero no es suficiente

Luego de restaurada la calma en Perú, tras las sangrientas jornadas en el noroeste peruano, el gobierno de Alan García vuelve a mirar hacia delante pensando en continuar en la senda de crecimiento económico. Probablemente los terribles episodios vividos lo hayan obligado a reflexionar acerca de la necesidad de poner mayor atención a la cuestión social, lo que le está generando un desequilibrio en su segundo mandato.

La economía peruana no se encuentra exenta de la crisis financiera internacional y está sintiendo el impacto. Las proyecciones de crecimiento económico si bien se mantienen en el segmento positivo, se han visto reducidas de un modo significativo desde comienzos de año, al tiempo que la debilidad de la demanda interna y la caída de los precios internacionales se reflejan en variaciones negativas en el nivel de precios minoristas. Es necesario remarcar que la crisis no golpea de la misma manera a los segmentos altos de la sociedad y a aquellos más postergados.

———-Valor Global ———-

Con la adquisición de nuestro reporte de inversión Valor Global de julio obtiene cuatro reportes gratuitos para aprender a invertir.

Puede seguir leyendo acerca de esta increíble oferta lanzamiento aquí .

———————————————————-

A pesar del deterioro de la situación actual, la economía peruana mantiene su solidez en el mediano y largo plazo. Incluso se puede dar el lujo de observar un crecimiento de su PBI proyectado hacia finales del 2009 en el 3%. Pero este crecimiento, ahora proyectado en un 3% resulta insuficiente para evitar el deterioro de la situación de los segmentos de menores ingresos. Y a pesar de que el gobierno confía en que se incrementará en un 2% el nivel de empleo, no resulta demasiado probable de que se pueda cumplir dado el crecimiento esperado, por lo que los segmentos más bajos de la población probablemente vean deteriorada su situación.

Se debe reconocer que el gobierno de Alan García ha tomado la decisión acertada en lo referente al conflicto con los indígenas, (”Alan García no comprende la Teoria de los Juegos”), dejando sin efecto las medidas que dieron origen al conflicto. Si bien la situación de extrema tensión lo ha llevado a tomar dicha determinación contraria a sus objetivos en materia económica, creo que es de resaltar que priorizó la paz social en el país.

El conflicto desatado en el noroeste peruano es un llamado de atención que bien puede replicarse en un futuro entre las capas sociales inferiores, las cuales, cuando la economía crecía con fuerza, no recibían gran beneficio de ello, y ahora que está observando una fuerte desaceleración, son los primeros afectados.

La desigualdad en la apropiación de los beneficios del crecimiento económico ha sido resaltada por la organización internacional Oxfam (promoción del desarrollo y lucha contra la hambruna), que afirma en un informe elaborado sobre el tema, lo siguiente: “En los últimos ocho años, la economía del Perú creció a tasas aceleradas, pero los salarios se estancaron mientras que las utilidades de las empresas que operan en el país crecieron por encima de las ganancias de las 500 compañías más importantes del mundo”.

Es cierto que durante la gestión de Alan García se ha logrado una importante reducción de la pobreza, pero la misma es consecuencia principalmente de la mejora en la situación de la economía peruana. El gobierno debe hacer mayores esfuerzos para insertar a la mejora en la situación social dentro de la estrategia económica. El incremento del bienestar de los segmentos inferiores de la población, implica varios beneficios más allá de una mayor igualdad distributiva. Implica una mejora en la demanda de bienes y servicios y una mayor popularidad del gobierno.

La mejora en la distribución del ingreso y en la situación de los segmentos inferiores de la población es la materia aún pendiente en la política económica de Alan García, en una economía que se muestra fuerte y que genera confianza a nivel internacional. La mejora social implica un mayor atractivo para los inversores que ven en ella una mayor estabilidad social y una demanda interna más atractiva.

Uno de los problemas prioritarios para las capas sociales inferiores es el déficit habitacional. Perú tiene un déficit de 1,5 millón de viviendas. Sobre lo que está haciendo el gobierno, el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Francis Allison, afirmaba en Radio Nacional de Perú: “Pensamos que el déficit de vivienda podría reducirse este año entre 7% y 8%, por lo que nosotros queremos continuar con el desarrollo del país y apoyar el desarrollo del sector”. Aquí también existe un interesante desarrollo potencial del sector inmobiliario que puede fortalecerse con la mejora en la situación social.

No tengo dudas de que la economía peruana retomará su ritmo de crecimiento económico una vez superada la crisis. La celebración de los diferentes TLCs de este último tiempo, potenciará el crecimiento a través de la demanda externa. Para este nuevo período que se avecina, la economía debe estar lista y despejar todo tipo de posibles cuellos de botella que puedan presentarse.

En este sentido, Perú necesita incrementar su capacidad energética para adecuarla a las perspectivas de crecimiento de la economía. Es por este motivo que lanzó la licitación para la construcción de tres plantas de energía hidroeléctricas que atrajo a dos firmas españolas, Inveravante y Engel-Axil quienes desarrollarán de forma conjunta estos tres proyectos hidroeléctricos en Perú, los que generarán el 22% de la energía hidroeléctrica producida en el país y el 13% de la producción de energía total. La inversión estimada de los proyectos rondaría los US$ 850 millones.

Más allá de estas inversiones en sí, es interesante ver la opinión que tiene el director gerente de la Inveravante, Saúl Yabar sobre Perú y que ha llevado a la firma a invertir por primera vez en el país: “Tenemos mucha expectativa por trabajar en Perú, uno de los pocos países que crece en el mundo, por su confianza y garantía para las inversiones”. La española Engel-Axil lleva tres años desarrollando proyectos hidroeléctricos en Perú, por lo que las nuevas inversiones son una renovación de confianza.

La economía peruana está en buena forma y debe estar preparada para retomar su ritmo de crecimiento. Las oportunidades de inversión son múltiples y variadas, pero se pueden incrementar si el gobierno de Alan García aumenta sus esfuerzos por los pobres. Todavía no existe conciencia de los múltiples beneficios que ello puede generarle.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Por qué Perú atrae inversiones de grandes tiendas internacionales?

¿Por qué Perú atrae inversiones de grandes tiendas internacionales?

By Horacio Pozzo

feature photo A más de tres meses de iniciado el 2009, Latinoamérica se acerca cada vez más a caer en recesión. Hace unos días, el FMI confirmaba sus proyecciones que indicaban que la región no podrá saltear esta circunstancia.

El deterioro en el crecimiento económico es ya generalizado y varios de los países de la región ya han observado valores negativos en sus indicadores de crecimiento y continúan corrigiendo hacia la baja las proyecciones de crecimiento. Así por ejemplo, el pasado lunes dábamos cuenta de la fuerte contracción de la economía chilena en el mes de febrero (el Imacec arrojó una caída interanual del 3,9% y del 0,3% mensual) ” Deterioro de la economía y problemas de caja ¿Como seguirá la Argentina? “

En el artículo de ayer sobre Argentina dábamos cuenta de la contracción en la producción industrial por segundo mes consecutivo en febrero y la caída en las ventas reconocida por el 62% de los comercios relevados por el Observatorio de Comercio y Servicios PYMES ” Fuerte contracción de la economía chilena “

publicidad

Traders FX FOREXYARD

¿Quiere invertir en el Mercado Forex? Comience ahora a operar con una cuenta forex Real: haga click aquí y sepa todo lo que necesita para invertir de manera rápida y eficaz.

En Brasil los analistas consultados por el Banco Central proyectaban una contracción del PBI para el presente año del orden del 0,19%. “Brasil espera contracción de su PBI”

Entre todo este contexto negativo, la economía de Perú es la que mejores perspectivas económicas observa, a pesar de que su crecimiento económico proyectado para este año es marcadamente menor al alcanzado en 2008 (en 2008 el PBI se incrementó en un 9,84% y para este año se espera un crecimiento no mayor al 5%).

La economía peruana será una de las pocas economías de la región que observará un crecimiento positivo. Pero el gobierno de Alan García no se conforma con eso y pretende llevar adelante diferentes medidas que tiendan a potenciar dicho crecimiento. Perú tiene la necesidad de crecer a muy buen ritmo para lograr mejorar de manera significativa sus indicadores sociales.

Así, mientras se espera que el Banco Central de Reserva continúe con su ciclo de recortes de tasas (hoy se espera una rebaja de 50 puntos básicos en la tasa de interés de referencia), el gobierno peruano acaba de aprobar el pasado lunes una nueva normativa para abaratar el costo del crédito e impulsar el crédito, en especial, el orientado hacia el sector de la construcción, sector clave por los beneficios que del mismo se producen hacia otros sectores de la economía. Con el menor costo de fondeo se estará estimulando la demanda interna que probablemente se verá estimulada por la fortaleza que observa la economía.

Para estimular las economías regionales, Alan García dispuso recientemente recursos por US$ 847 millones para ser destinados a proyectos de inversión sustentables. Ello se suma al plan de estímulo económico anunciado a principios de año con el objeto de sostener un buen ritmo de crecimiento económico.

La continuidad del crecimiento económico en Perú asegurará que continúe la mejora en las condiciones sociales, que si bien es lenta, no parece que vaya a detenerse (aunque podría acelerarse). Y esta mejora, que se observa, se está produciendo en Perú, intenta ser aprovechada por las empresas extranjeras.

Así por ejemplo, 12 empresas brasileñas se han mostrado en los últimos días, interesadas en invertir en el sector de la construcción una suma estimada de US$ 350 millones.

Para otras empresas ya reconocidas a nivel internacional, Perú ofrece la oportunidad de compensar la caída en las ventas en otros países de la región. Así por ejemplo, las chilenas Falabella (IPSA:FALABELLA) y Ripley (IPSA:RIPLEY), buscarán consuelo por la caída de sus ventas en Chile incrementando sus inversiones en Perú.

Estas empresas están llevando adelante una estrategia de expansión regional con el objeto de aprovechar los beneficios potenciales derivados del crecimiento económico observado en los países de la región durante los últimos años. A pesar de que la crisis ha puesto un freno a dicha dinámica de crecimiento, cierto es que, en líneas generales, los países latinoamericanos continuarán creciendo a buen ritmo una vez superado este mal momento global. Y con dicho crecimiento, se continuará con la recomposición de la situación social que se traducirá en una mayor demanda potencial de bienes de consumo diversos.

Como la crisis ha impactado en las ventas de estas empresas, la nueva estrategia consiste en reorientar las inversiones en los mercados que han observado mejor performance y que cuentan con posibilidades de mantener su ritmo de expansión. Y el mercado peruano cumple con dichos requisitos.

Según un artículo publicado en el site de la “Agencia Peruana de Noticias”: “Los ingresos de los negocios de comercio minorista en Perú del grupo ligado a las familias Solari, Del Río y Cuneo (que incluye sus formatos Saga Falabella, Sodimac y Tottus) aumentaron 112% durante el cuarto trimestre del 2008, acumulando un crecimiento anual de 69,6%”.

También D&S (NYSE: DYS), de la cual tomara el control recientemente la estadounidense Walmart (NYSE:WMT), se encuentra evaluando la posibilidad de invertir en Perú. En realidad D&S ya cuenta con su plan de inversión en Perú, pero la reciente toma de control por parte de Walmart requiere que se vuelva a evaluar esta alternativa con el nuevo socio.

También Cencosud (IPSA:CENCOSUD) continúa con su estrategia de inversión en Perú. Según reconocía un directivo de Ripley: “Las ventas en Perú van bien. Evidentemente por eso Cencosud invirtió allá”.

No quedan dudas que las grandes empresas de consumo masivo están interesadas en Perú. Pero es difícil saber si este país de poco más de 28 millones de habitantes con una tasa de pobreza cercana al 36% de la población. ¿Existe espacio en el mercado peruano para que se sigan expandiendo?

Según un informe de la Cámara de Comercio de Lima: “La penetración en supermercados, grandes almacenes y tiendas por departamentos es baja y hay todavía espacio para seguir creciendo (…) porque el principal motor del crecimiento seguirá siendo la demanda interna, a pesar de la crisis”.

Por otra parte, la continuidad en la mejora de la situación social, implicará a mediano plazo, una expansión de la demanda efectiva (que por el momento sólo es demanda potencial) ampliando el mercado sobre el que operan las empresas.

La economía peruana sigue con su crecimiento y va desarrollándose. Ello genera grandes posibilidades de inversión no solamente en el sector de consumo. El sector energético, el financiero y el de vivienda son otros sectores que se muestran atractivos y que serán analizados más adelante. Perú sigue creciendo y nadie quiere desaprovechar la oportunidad.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

La política monetaria en Latinoamérica ¿Ayuda a atenuar la crisis o genera nuevos problemas?

La política monetaria en Latinoamérica ¿Ayuda a atenuar la crisis o genera nuevos problemas?

Buenos Aires, Argentina

2 de marzo de 2009

Hasta el estallido de la crisis la política monetaria ocupaba un rol central en el control de la dinámica tanto de la inflación como del crecimiento económico. Las políticas monetarias de metas de inflación se habían expandido con gran éxito y cada vez más países la adoptaban.

En Latinoamérica, la mayoría de los Bancos Centrales aplican una política monetaria de metas de inflación, en donde el Banco Central de Chile ha sido precursor. También aplican este tipo de política monetaria Brasil, México, Perú y Colombia, entre las principales economías de la región. Argentina, que es otra de las principales economías de la región, aplica una política monetaria basada en agregados monetarios como meta intermedia, justificada en la debilidad de los canales de transmisión de la política monetaria que no permite otro tipo de estrategia.

La política monetaria de metas de inflación, que consiste, a grandes rasgos, en anunciar un nivel objetivo de inflación el cual buscará ser alcanzado por la autoridad monetaria, ha sido de gran utilidad en Latinoamérica para restaurar la credibilidad en los banqueros centrales. La historia de la región de altos niveles inflacionarios con no pocos episodios hiperinflacionarios ha generado la necesidad de reconstruir credibilidad.

Sin embargo, la crisis ha generado un fenómeno inesperado para los banqueros centrales no solamente en los países desarrollados, sino también en Latinoamérica: la incidencia de la política monetaria para controlar la dinámica inflacionaria y reducir el impacto de la crisis ha sido mínima. Este fenómeno se ha observado tanto en las economías desarrolladas como en aquellas en desarrollo en general y en las economías latinoamericanas en particular.

La explicación de la poca incidencia de la política monetaria en el control de la inflación y en el estímulo económico se encuentra en la magnitud de los shocks externos que afectaron a las economías. Así por ejemplo, los banqueros centrales poco pudieron hacer para frenar la aceleración inflacionaria frente al alza de los precios internacionales de la energía y los commodities agrícolas por lo que en medio de la crisis, las economías experimentaron niveles de inflación no vistos desde hacía varios años.

Hacia finales del 2008, con la economía global cayendo en una profunda desaceleración, las presiones inflacionarias cedieron fuertemente y, sin que los banqueros centrales hicieran mucho al respecto, la tasa de inflación comenzó a bajar fuertemente hasta reacomodarse en niveles por debajo de la precrisis en muchos casos. El escenario actual muestra a varias economías desarrolladas con riesgo de deflación.

Durante la mayor parte del 2008 la incidencia de factores externos sobre las economías latinoamericanas hizo que la tasa de inflación se comportara al alza a pesar de la política monetaria restrictiva llevada adelante por las economías de la región que aplican metas de inflación.

Pero del mismo modo como las presiones inflacionarias externas impulsaron al alza a la tasa de inflación, la incidencia del factor externo a partir del cuarto trimestre de 2008 influyó significativamente en la desaceleración de la dinámica inflacionaria lo cual les permitió a los banqueros centrales latinoamericanos iniciar el ciclo de recortes de tasas de interés para apuntalar a las economías afectadas por la crisis financiera internacional.

Esta política monetaria más laxa no está logrando hasta el momento los resultados esperados dado el debilitamiento observado en los canales de transmisión de la política monetaria. Sin embargo, esta no es la única preocupación vinculada a la dinámica de la política monetaria en los países latinoamericanos. El ciclo de recortes de tasas está reduciendo el diferencial de tasas existente con las principales economías mundiales, lo cual está afectando el tipo de cambio, aumentando el riesgo inflacionario.

Así por caso, en su última reunión de política monetaria, el Banco Central de Chile realizó un recorte de 250 puntos básicos en su tasa de interés, la cual ubicó en 4,75%, y no se descartan nuevos recortes. El Banco Central de Brasil por su parte, recortó la tasa Selic en 100 puntos básicos en su última reunión. En el caso del Banxico, la tasa de interés de referencia sufrió un recorte de un cuarto de punto, ubicándose en 7,5% aunque los recortes continuarán dada la debilidad observada en la economía mexicana. El Banco de Reserva de Perú, redujo sorpresivamente su tasa de interés a 6,25% en febrero (25 puntos básicos), mientras que el Banco Central de Colombia recortó el viernes pasado su tasa de interés de referencia en 100 puntos básicos llevándola al 8%.

Si observamos la evolución del tipo de cambio en los países latinoamericanos, encontramos que desde setiembre de 2008 en todos los casos, han sufrido una depreciación respecto a la moneda norteamericana, aunque en algunos de ellos, dicha depreciación ha sido muy pronunciada. Tal es el caso de México, Brasil y Colombia. En el caso de México, el dólar pasó de cotizar a $ 10,28 al principio de setiembre a $ 15,09 hacia fines de febrero del 2009. En Brasil el dólar pasó de cotizar a R$ 1,632 a R$ 2,313, mientras que en Colombia, el tipo de cambio pasó de $ 1.934,24 a 2.544,53 en el mismo período.

El debilitamiento observado en los tipos de cambio no ha sido de utilidad para generar una mejora en las economías vía el sector externo y para colmo implica un riesgo inflacionario por el traslado del debilitamiento de la moneda local hacia precios internos. Además, refuerza el desincentivo para los capitales extranjeros pudiendo profundizar la salida de los mismos de los países de la región, debilitando aún más los tipos de cambio.

¿Qué deben hacer los banqueros centrales latinoamericanos ante la ineficacia observada en sus políticas monetarias y los mayores riesgos de inestabilidad que las mismas generan? La ineficacia observada en el último tiempo en la política monetaria hace necesaria la existencia de un replanteamiento de las acciones de política monetaria que se están llevando adelante. Probablemente la continuidad de los recortes en la tasa de interés de referencia de los países de la región no sea la solución para evitar la continua desaceleración en el crecimiento. Quizás sea más conveniente que los banqueros centrales trabajen en otro tipo de mecanismos que faciliten la generación de crédito en las economías para apuntalar de esta manera a una demanda interna que aparece debilitada.

¿Existe riesgo de estallido inflacionario en las economías de la región producto del debilitamiento cambiario? La debilidad de la economía global y de las economías de la región, hace improbable que se produzca un fuerte efecto traslado hacia precios internos del debilitamiento cambiario. Sin embargo, los tipos de cambio excesivamente débiles implicarán un mayor nivel de inflación a futuro (especialmente en cuanto la economía global comience a recuperarse), que obligará a los Bancos Centrales a una política monetaria más estricta.

Si bien el riesgo inflacionario existe en el mediano plazo, en el corto plazo, algunas economías podrían enfrentar el riesgo de deflación. En los últimos meses, se ha registrado deflación mensual en las economías de Chile, Brasil y Perú. En México, desde la Secretaría de Economía se espera que la economía caiga en deflación. ¿Entonces el riesgo deflacionario de corto plazo hace que resulte conveniente continuar con los recortes en la tasa de interés de referencia? No necesariamente. El problema pasa por el debilitamiento tanto de la demanda externa como interna de las economías de la región. La política monetaria no se ha mostrado eficaz en recuperar a ninguna de ellas. Por lo tanto, no existe seguridad de que nuevos recortes en las tasas de interés de referencia eviten el riesgo de deflación.

Los banqueros centrales latinoamericanos ingresan nuevamente a un escenario complejo en el cual sus acciones de política no logran el impacto deseado y amenazan con producir efectos indeseados. ¿Será el momento de un profundo replanteo en las mismas?

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Con un mayor deterioro de la economía global, finaliza una nueva semana

Con un mayor deterioro de la economía global, finaliza una nueva semana
Buenos Aires, Argentina
7 de enero de 2009
Finaliza una nueva semana complicada para la economía mundial. La situación económica en los países desarrollados se ha deteriorado aún más y con ello, mayor será el impacto negativo esperado para las economías latinoamericanas que padecen una crisis de la cual no tienen grado alguno de responsabilidad.
Si hay algo para destacar sobre los múltiples datos económicos dados a conocer en varios de los principales países desarrollados y en desarrollo, es que las mismas sorprendieron por ser, en líneas generales, sensiblemente más negativas que lo esperado por un mercado ya preparado para un trimestre difícil.
Durante la semana que está finalizando, mientras el Banco Central Europeo (BCE), cumpliendo con la expectativa del mercado, mantuvo su tasa de interés en el 2%, el Banco de Inglaterra dando muestra de la necesidad que existe de hacer todo lo posible por ayudar a la economía decidió recortar su tasa de interés de referencia y ubicarla en el 1,0%, el menor nivel en la historia de más de 300 años de la entidad.
Está claro que al BCE le preocupa la posibilidad de provocar una nueva burbuja en el precio de los activos financieros mediante el mantenimiento de la tasa de interés de referencia en niveles extremadamente bajos. Es por ello que la entidad busca evitar tener que recortar su tasa de interés a menos que la situación resulte ser extremadamente grave. El diagnóstico acerca de cuán grave es la situación de la economía de la eurozona podrá ser realizado a partir del mes de marzo cuando se pueda acumular un poco más de información acerca de la evolución de la economía de la región.
En el caso del Banco de Inglaterra, parece no importarle demasiado las consecuencias que las bajas tasas puedan tener sobre los precios de los activos. La crisis económica y del sistema financiero británico produce acciones desesperadas por evitar que la situación se siga profundizando.
Y mientras el BCE espera recabar más información, en Alemania la producción industrial continúa en picada y con una contracción del 4,6% en el último mes, alcanza la mayor baja desde la reunificación de Alemania producida en 1990. Las perspectivas de la economía alemana muestran una contracción que puede alcanzar el 2% en el presente año.
En España, además de la recesión profunda por la que está atravesando, la crisis triplicó la morosidad en el sector bancario. La cartera irregular en las entidades bancarias ascendía al 3% en el mes noviembre de 2008, pero ya se ha anticipado que para finales de 2009 se espera que la morosidad de la cartera alcance al 6%. En el sistema bancario de la eurozona en general, y de España en particular, se continúan endureciendo los requisitos de aprobación de los créditos lo cual profundiza aún más la depresión de la economía.
Mientras en todo el mundo siguen produciéndose despidos masivos, se acaba de conocer que en los Estados Unidos, se han destruido 598.000 empleos en el mes de enero alcanzando así una tasa de desocupación del 7,6% de la Población Económicamente Activa (PEA), la más alta de los últimos 34 años.
A la recesión que está padeciendo la economía estadounidense, según el presidente de la Reserva Federal de Minneapolis, Gary Stern, no se le puede descartar el riesgo de sufrir deflación en la economía de los Estados Unidos lo que implicaría un problema adicional para la misma.
Canadá también está sufriendo la crisis originada en el país vecino, y ha registrado en el mes de enero su mayor pérdida de empleos de las últimas tres décadas. En dicho mes perdió 129.000 trabajadores y la tasa de desempleo alcanzó al 7,2%. Los analistas habían proyectado una pérdida de 40.000 empleos y una tasa de desempleo de 6,8%.
Y si a las economías desarrolladas les está yendo peor, las economías latinoamericanas tienen que estar preparadas para sufrir un impacto negativo aún mayor. Así, la crisis financiera internacional ha manejado a su antojo los diferentes problemas que la región debió enfrentar.
Desde el último trimestre de 2008 la inflación ha dejado de ser un problema para la mayoría de las economías latinoamericanas (salvo claro, para algunas excepciones como Argentina y Venezuela). La misma crisis que en la primera etapa de su estallido había agravado el problema inflacionario en Latinoamérica a través del impacto sobre el precio de los commodities que se dispararon al alza, ha provocado una depresión tan severa que derivó no solamente en el desplome de los precios internacionales de los commodities sino también una depresión en la demanda agregada de las economías de la región, reduciendo a su mínima expresión a los factores que presionaban sobre los niveles de precios.
Ahora la crisis, ha trasformado para la región el problema inflacionario en un problema de estancamiento económico. Y si bien son preocupaciones distintas, tanto el problema del crecimiento como el de inflación en Latinoamérica comparten una raíz y es su origen mayoritariamente externo.
En relación a los países latinoamericanos, esta semana se conoció el dato del pobre crecimiento de la economía chilena que en diciembre alcanzó una expansión interanual del PBI de tan sólo un 0,5%. Desde el mercado ya se anticipa un crecimiento nulo para la economía chilena.
Argentina también ha recibido malas noticias durante esta semana. La recaudación impositiva alcanzó un crecimiento interanual del 11% (cuando venía creciendo por encima del 30% en promedio) al registrar ingresos fiscales por $ 24.109 millones. Lo más preocupante de este dato es que el mismo incluye ingresos por aportes al Sistema de Seguridad Social, a causa de la reestatización del sistema, los cuales se vieron incrementados en un 70% interanual.
Brasil por su parte, ante el deterioro en las perspectivas de crecimiento económico, el gobierno de Lula ha tenido que ampliar el Programa de Aceleración del Crecimiento en US$ 61.000 millones. Desde el mercado, se reducen las expectativas de crecimiento del producto en Brasil para este año, el cual no alcanzaría al 2%.
En Perú, el Banco de Reserva (BRP) redujo su tasa de interés de referencia en un cuarto de punto al ubicarla en el 6,25% ante el deterioro en las perspectivas de crecimiento económico (el BRP redujo la proyección de crecimiento para este año al 5%), y la desaceleración en las presiones inflacionarias. En el mes de enero, la tasa de inflación minorista alcanzó al 0,11% siendo éste el menor nivel en los últimos 14 meses. Perú es de los países de la región que mejor performance está observando en medio de la crisis manteniendo buenas perspectivas de crecimiento y de reducción de los indicadores de pobreza. En relación a esto último, la desaceleración de la dinámica inflacionaria impactará de manera positiva en los indicadores sociales ya que la inflación afectaba en mayor medida a los segmentos de menores ingresos de la población.
La crisis está generando un círculo vicioso del cual las economías no logran encontrar una salida clara. Es que la salida está en la cooperación internacional y la coordinación de políticas económicas, algo para lo que parecen no estar muy dispuestas las principales economías como lo demostrara EEUU con su iniciativa del “Compre Americano”.
Mientras tanto, Latinoamérica sufre también las consecuencias de una crisis gratuita para la región.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Qué resultados tendrá el plan anticrisis en Perú?

¿Qué resultados tendrá el plan anticrisis en Perú?

Buenos Aires, Argentina

30 de enero de 2009

En Perú se acaba de aprobar la puesta en marcha de la primera etapa del plan de estímulo económico anunciado por el presidente Alan García hacia finales del mes de diciembre de 2008.

La primera etapa del plan anticrisis implica un costo de 4.500 millones de soles (alrededor de US$ 1.450 millones). Dicho plan anticrisis se inicia con un paquete de 16 medidas enfocadas en el impulso a la actividad productiva, la protección social y la continuidad de las inversiones en infraestructura.

Las medidas a aplicar en el primer tramo del plan anticrisis incluyen una reducción del 10% en los precios del diésel y las gasolinas; inversiones por 1.900 millones de soles en infraestructura, y más de 700 millones de soles para obras de orden social.

La cuestión social es una temática altamente sensible en Perú considerando el elevado nivel de pobreza existente en el país (alrededor del 40% de la población se encuentra por debajo de la línea de pobreza).

La puesta en marcha del plan anticrisis aparece en un buen momento cuando la crisis había comenzado a afectar los ingresos fiscales y las cuentas externas amenazando con provocar un impacto negativo significativo en el crecimiento económico. El plan anticrisis tiene como objetivo mantener la tasa de crecimiento de la economía por encima del 5%.

A pesar el impacto de la crisis internacional, la economía peruana es una de las economías latinoamericanas con mejores perspectivas de crecimiento para el 2009. Desde el gobierno peruano se proyecta un crecimiento del producto del orden del 6%, proyección (y objetivo) que puede estar más cerca de alcanzarse con la influencia positiva del plan anticrisis que acaba de ponerse en marcha.

Que la economía peruana busque alcanzar un ritmo de crecimiento superior al 5% tiene vinculación directa con la necesidad de mejorar sus indicadores sociales. Es por ello que la preocupación del gobierno de Alan García pasa más por el impacto de la crisis sobre los segmentos de menores ingresos, que su impacto específico sobre la tasa de crecimiento.

Con alta influencia en lo social, un dato positivo para la población de Perú lo estaría trayendo la evolución de la inflación minorista. Con el mes de enero casi finalizado, se espera que la inflación minorista alcance el menor nivel de los últimos dos años, debido principalmente a una fuerte baja de los combustibles y los alimentos de origen importado.

Sobre la tasa de inflación minorista esperada para el primer mes del año, un sondeo de Reuters entre ocho consultoras y bancos locales y extranjeros arrojó una mediana de 0,03%

La desaceleración de la dinámica inflacionaria aumenta las posibilidades de que el Banco de Reserva de Perú alcance su meta inflacionaria anual (que se ubica en un rango que va del 1% al 3%), pero lo más importante beneficia a los sectores de menos recursos al reducir el deterioro en el poder de compra de sus ingresos.

Adicionalmente, la desaceleración inflacionaria otorga mayor libertad al Banco de Reserva de Perú para recortar su tasa de interés de referencia para impulsar a la demanda interna.

Pero sobre la capacidad de impulso que pueda tener la política monetaria sobre la demanda interna en Perú, se debe prestar atención a cómo se encuentre el canal crediticio.

Es que los últimos datos provenientes del sector bancario daban cuenta de un incremento en la morosidad de la cartera crediticia. De hecho, en el mes de diciembre el índice de morosidad, se ubicó en diciembre de 2008 en el 1,27%, 0,01 puntos porcentuales más frente al registrado en noviembre del 2008 y diciembre del 2007. Si bien es un nivel bajo, habrá que seguir con atención el impacto de la crisis sobre la morosidad de la cartera crediticia ya que un incremento significativo en la cartera irregular volvería a los bancos resistentes a generar créditos lo cual debilitaría uno de los principales canales de transmisión de la política monetaria.

Habrá que esperar que transcurra un tiempo prudencial para determinar el impacto del plan anticrisis sobre el crecimiento económico en Perú. Más allá de ello, se observa en la economía peruana una buena situación macroeconómica que le permitirá soportar la crisis y atenuar sus efectos.

La economía peruana viene avanzando de buena manera en fortalecer las bases de su crecimiento de largo plazo. En función de ello, desde el gobierno peruano se han planteado una serie de objetivos para consolidar el crecimiento económico. Uno de dichos objetivos se relaciona con la cuestión comercial tendiente a la celebración de Tratados de Libre Comercio para potenciar el crecimiento de la economía peruana hacia el exterior. Otro de los objetivos se relaciona a la cuestión energética y al desarrollo del sector de hidrocarburos.

En relación a esto último, el pasado martes, dábamos cuenta en las noticiasEcopetrol (BVC:ECOPETROL; NYSE:EC) piensa en adquirir a Petrotech Perú

del interés de la petrolera colombiana Ecopetrol (BVC:ECOPETROL; NYSE:EC), en la adquisición de la petrolera Petrotech Perú. La petrolera colombiana viene evaluando esta posibilidad desde el mes de abril de 2008.

El interés de Ecopetrol por Petro-Tech Peruana, fue en aumento a partir de que, en el mes de julio de 2008 encontraran un importante yacimiento de gas natural en el bloque Z-2B, en la costa norte y que cuenta con unas reservas de 1,2 billones cúbicos.

La concreción de esta operación implicaría el ingreso de Ecopetrol como inversor en el sector petrolero peruano. Este hecho no sería menor ya que ayudaría a que Perú pueda avanzar en el desarrollo del sector petrolero, sector considerado clave por el gobierno de Alan García.

La concreción de la adquisición por parte de Ecopetrol de Petrotech, resultaría beneficioso para ambas partes ya que potenciaría el desarrollo de la petrolera colombiana al tiempo que posibilitaría un mayor influjo de inversiones para el desarrollo del sector de hidrocarburos en Perú.

  • Comentarios
  • 1 voto

¿Puede el Banco de Reserva de Perú apuntalar a la economía?

La economía peruana es la economía latinoamericana con mejores proyecciones de crecimiento para el 2009.

A pesar de ello, las perspectivas económicas se han deteriorado en el último tiempo lo cual genera gran preocupación por el efecto inmediato que ello puede tener sobre la situación económica de la población. Vale recordar que alrededor del 40% de la misma se encuentra por debajo de la línea de pobreza por lo que su situación es de extrema fragilidad.

En el mes de noviembre, el crecimiento económico en Perú se desaceleró, lo cual hizo que el gobierno peruano corrigiera las proyecciones de crecimiento para este año hacia la baja desde el 6,5% al 6%.

Lo preocupante de la desaceleración en el crecimiento económico es que ello se produjo por el efecto negativo de dos sectores claves: el sector de la construcción y el comercio. El primero por su efecto derrame sobre el resto de la economía y por su característica de indicador anticipado de los ciclos económicos, mientras que el segundo indica la capacidad de compra de la población así como sus expectativas.

Por otra parte, existe la expectativa de un déficit fiscal del 0,7% del PBI en caso de que el precio de los metales cayera fuerte, según afirma el ministro de Economía y Finanzas, Luis Valdivieso. A esta situación se le debe sumar el deterioro esperado en la balanza comercial que puede generar un déficit de dólares. De hecho, ya ha comenzado a tener problemas el país con la falta de dólares por lo que ha solicitado el apoyo de la Reserva Federal de los EE.UU. y de China, para evitar que esta situación pueda desestabilizar el tipo de cambio en Perú.

A la desaceleración en el crecimiento económico que observa Perú, se le agrega un problema adicional que es la caída en las remesas que los peruanos en el exterior envían hacia el país y que explica una parte no menor del consumo interno. Para este año, los envíos de remesas podrían registrar una caída del 17% según estiman los expertos en el país.

Sobre el impacto de la caída en el volumen de remesas, según Rolando Arellano, de Arellano Márketing: “En principio, no será a los más pobres. Los más ricos tienen, de alguna manera, una relación con las remesas. No las reciben todos los meses, pero un 8% lo hace. Donde más afecta es en los niveles medios B y C. Este último nivel sí es importante, porque el C es el 30% de la población del Perú y allí va a haber una mayor restricción del consumo por la reducción de las remesas”. Esta caída en las remesas, afectará al consumo familiar en Perú.

Otra dificultad que enfrentará Perú para el 2009 se relaciona con la inversión extranjera directa. Según las proyecciones que se están realizando por estos momentos, la inversión extranjera directa podría experimentar una caída del 25%. Ello producto de la caída en el precio de las materias primas (específicamente, minerales), principal commodity de exportación del país.

Con este panorama de menor crecimiento, es de esperar que se deteriore la situación económica de la población, principalmente del segmento de menores ingresos tanto por una caída en el salario real como por el incremento de la tasa de desocupación (mayor en dichas franjas poblacionales).

En el día de ayer se conoció el dato de desempleo del Lima (la principal plaza laboral de Perú), que subió en el trimestre móvil de octubre a diciembre frente al mismo período del año pasado y se ubicó en el 7,8% .

Lo positivo de este contexto económico que está enfrentando Perú es la desaceleración que se observa en las presiones inflacionarias. En 2008 la tasa de inflación minorista en Perú alcanzó al 7,32%. Para el 2009 se espera que la misma se ubique por debajo del 3%.

Para enfrentar la situación de crisis, Perú lanzó un plan anticrisis externa por un monto de 10.000 millones de soles (esto es, 3,1% de su PBI, unos US$ 3.300 millones). Este plan si bien no contempla rebajas tributarias, contiene un fuerte incremento en la inversión pública.

Según el propio ministro de Economía y Finanzas, Luis Valdivieso, el plan anticrisis tendrá un impacto positivo en la generación de empleo: “Por el impacto total del plan anticrisis se van a generar no menos de 250.000 empleos, de los cuales 88.000 corresponderán al área de construcción, hablando en términos conservadores”.

Es así que desde el gobierno peruano se desestima la posibilidad de que este año se deteriore las condiciones del mercado laboral en Perú. Sin embargo, se observa que la crisis internacional está tomando una magnitud tal que el deterioro en la situación laboral y social de la población peruana es una posibilidad concreta.

De hecho, ya se ha reducido la proyección de crecimiento para este año en la economía peruana. Y varios sectores sufrirán el impacto de la crisis por lo que existe el riesgo que se siga transmitiendo hacia otros sectores de la economía peruana. Es que además del comercio y la construcción, otros dos sectores de la economía peruana que serán especialmente afectados por la crisis son, el sector minero y el agroexportador.

Suponiendo que si bien el plan anticrisis ayudará pero no será suficiente para apuntalar a la economía peruana urgida por crecer para reducir sus niveles de pobreza y considerando la existencia menores presiones inflacionarias: ¿Tiene el Banco de Reserva de Perú margen para realizar una política monetaria expansiva?

El Banco de Reserva de Perú, cuenta con margen para recortar su tasa de interés de referencia con el objeto de apuntalar el crecimiento económico sin temor a generar presiones inflacionarias dado el deterioro observado en la demanda interna.

La política monetaria puede actuar sobre sectores claves de la economía generando financiamiento para impulsar el consumo y la inversión privada. Además, al mejorar la liquidez del sistema financiero y facilitar la asistencia crediticia al sector privado, reduce las tensiones financieras que pueda presentar el mismo.

En la última reunión realizada por el Banco de Reserva de Perú, se decidió mantener inalterada la tasa de interés de referencia en el 6,5%. A pesar de ello, el Comité de Política Monetaria decidió reducir la tasa del encaje mínimo legal en un punto porcentual. Con ello se buscó garantizar la liquidez del mercado monetario para un adecuado funcionamiento del mercado crediticio.

Si bien esta medida ayuda, se hace necesario que el Banco de Reserva de Perú inicie un ciclo de recorte de tasas para reducir el costo de crédito y de este modo estimular a la demanda interna.

La acción coordinada entre la política monetaria y la política fiscal pueden lograr que la economía peruana mantenga su ritmo de crecimiento a través del fortalecimiento de la demanda interna frente al debilitamiento ineludible en la demanda externa. ¿Se podrá producir dicha coordinación?

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

AgenciaBlog