Archivo para la categoría ‘inversiones’

Cómo evitar que el High Frequency Trading arruine nuestro portafolio

Cómo evitar que el High Frequency Trading arruine nuestro portafolio

Cómo evitar que el High Frequency Trading arruine nuestro portafolio

Por Paola Pecora

La manipulación en los mercados bursátiles existe desde siempre, salvo que con distinto nombre y modus operandi cada vez. Desde la vulgar y arraigada información confidencial de la que ningún mercado se salva (dado muy frecuentemente en los mercados periféricos donde grandes fortunas se han creado gracias a ella) hasta la última novedad en Wall Street (que no es tal): el High Frequency Trading (HFT) o trading de alta frecuencia. Como su nombre deja adivinar, se trata de operatorias muy frecuentes y repetitivas en su forma, pero no su contenido.

¿Y por qué surge a la luz del inversor común esta metodología de trading? Para que toda historia sea vendible, necesita tener un componente policial: en este caso el robo de un código a nada menos que Goldman Sachs (NYSE:GS).

“Es la última moda en Wall Street”, señalaba Charles Duhigg en The Times, “una forma para un puñado de traders de dominar el mercado accionario, espiar las órdenes de los inversores, y, según los críticos, mismo sutilmente manipular los precios de las acciones. Se llama High Frequency Trading -y de golpe es una de las operatorias de las que más se habla y es una fuerza misteriosa del mercado”.

Todo negocio tiene sus riesgos, y algunos están más expuestos que otros, saber ubicar y conocer esos riesgos ya constituye un paso adelante para defendernos.

La mayoría de los inversores no conoce que estas maniobras de firmas de inversión de Wall Street -léase Goldman Sachs- pueden estar afectando sus carteras de inversión.

El HFT es lo que comúnmente conocemos en el mercado por “Algorithmic Trading”. Que equivale a “trading algorítmico” también llamado “trading automático” o “black box trading”, mismo muchos lo han apodado “robo trading” (el lenguaje anglosajón cuando busca enfatizar un concepto utiliza la lengua hispana).

¿De qué se trata el HFT? El HFT es la utilización de programas de software con estrategias cuantitativas que, siguiendo determinadas pautas se disparan e ingresan al mercado como órdenes tanto de compra como de venta con fuerte volumen. Estos programas se valen de fórmulas algorítmicas que responden a distintas variables: precio, cantidades, horarios, mercados y productos subyacentes y pueden dispararse automáticamente cuando la operatoria en una determinada acción alcanza determinadas condiciones (cuando un determinado precio rompa un determinado nivel, o que determinado volumen sea superado, o que un índice de mercado rompa un nivel determinado, entre otros). Las computadoras gatillan así órdenes luego de recibir información electrónicamente. Movimientos absolutamente imperceptibles para los inversores comunes, y que aunque lo fueran, nada podrían hacer porque la velocidad con que se efectúan esas transacciones es de fracciones de segundos. Las computadoras deciden, como si fuera un humano, cuándo comprar y cuándo vender. Los humanos ingresaron la información y las programaron para que bajo determinadas condiciones, actúen. Bancos de inversión, hedge funds, pero también fondos de pensión (alrededor de un 25%) y fondos mutuales utilizan este sistema para capturar oportunidades de ganancias operando antes que el resto del mercado, y especialmente de la competencia.

Hace tres años, el 30% de las transacciones en EEUU eran efectuadas a través de programas algorítmicos. Hoy, el 70% del volumen en EEUU es efectuado a través de estos programas. También es utilizado en mercados europeos, y en acciones, derivados, monedas, ETFs.

Las firmas que se valen del HFT, que representan alrededor del 2% de las alrededor de 20.000 firmas de trading operando en las Bolsas de EEUU, representan el 73% de todo el volumen accionario en EEUU. No solo Goldman lleva a cabo este negocio para cartera propia. Cientos de pequeños propietary traders (que operan cartera propia) lo hacen, proveyendo de liquidez a las plazas, como buenos especuladores que en definitiva son.

Se estima que GS obtiene el 25% de sus ganancias a través del HFT.

Por qué salta esto ahora en las tapas de los medios financieros… por culpa de Sergey Aleynikov, un ex programador de Goldman Sachs que robó los códigos algorítmicos ultra secretos de las computadoras de Goldman. Estos códigos son joyas preciosas, pero hay que saberlos utilizar. Como quien roba una bomba atómica y no sabe hacerla detonar, puede convertirse en un artefacto inútil. Se necesitan determinadas condiciones: los servidores deben estar interconectados a escasos metros de los de las Bolsas (las Bolsas alquilan esos espacios, y la puja por ellos es feroz, convirtiéndose en ganancias exquisitas para esas bolsas), deben contar con una plataforma determinada (recepción electrónica de información financiera, con creación automática de órdenes ruteadas en microsegundos). Además, estos códigos tienen un tiempo de vencimiento: mientras que las estrategias generales del HFT permanecen a través del tiempo, las micro-estrategias más cortoplacistas varían constantemente: las correlaciones matemáticas se van modificando con la dinámica del mercado y los códigos deben ajustarse. Bajo alta volatilidad, las relaciones de estas estrategias pueden apenas durar segundos. O sea que Aleynikov se alzó con un código que no le va ya a servir para mucho. Los competidores que obtienen estos códigos secretos pueden hacerle perder a la firma propietaria millones de dólares. Se puede seguir la estrategia o jugarle en contra, arruinando la estrategia inicial.

La volatilidad últimamente generada estos años es producto de la operatoria con algoritmos. Y esa volatilidad, es absorbida por los inversores comunes, traduciéndose en pérdidas en sus portafolios.

Tenemos modo de defendernos de estos algoritmos que generan la manipulación del mercado. En primer lugar, las acciones que son tradeadas por estos programas son las de mayor liquidez, las blue chips. Podemos evitarlas y volcarnos a las de mediana y baja capitalización.

Otro modo es Utilizando las herramientas de inversión como el análisis fundamental y siguiendo la solidez de las compañías a largo o mediano plazo para invertir, así como el análisis técnico, viendo el comportamiento dinámico del mercado en tiempo real, siguiendo volúmenes y precios atentamente.

El HFT puede tener un efecto devastador sobre quienes hacen daytrading (es decir abrir y cerrar posiciones en minutos o en el día), no así sobre quienes operan el largo plazo.

Estando alertas y siguiendo estas pautas de inversión, podremos ganarles a los estrategas de Wall Street. Cuando acá el “ganarles” significa apenas que el HFT no nos arruine nuestra cartera.

Hasta el próximo viernes,

Paola Pecora

————-NUESTROS SUSCRIPTORES GANAN 17% EN BOLSA—–

Quienes se suscribieron a nuestra newsletter de inversión Valor Global en julio, ya llevan un 17% de ganancias, habiendo cubierto varias veces el costo de la newsletter. Una de las últimas recomendadas la semana pasada, ha subido un 20%, es una de las más importantes minoristas de EEUU. Y lo más importante: esta empresa tiene mucho más margen de suba, y duplicará su valor actual en los próximos meses. ¿Quiere conocer cuál es, así como el resto del portafolio de Valor Global y beneficiarse con las recomendadas que saldrán pronto para el mes de septiembre? Haga click aquí

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Por qué Soros sigue comprando acciones de Petrobras?

¿Por qué Soros sigue comprando acciones de Petrobras?
Buenos Aires, Argentina
20 de febrero de 2009
El precio del petróleo sigue por el piso y las perspectivas sobre el mismo hacia finales del presente año es que se mantenga no muy lejano del nivel actual. Con estos precios del petróleo, las inversiones en esta área pierden, por lógica, atractivo.
Pero a pesar de ello, como les comentara en el último artículo sobre la colombiana Ecopetrol (BVC:ECOPETROL ; NYSE:EC ) ¿Cuánto se puede ganar este año apostando a las acciones de ECOPETROL? varias empresas petroleras continúan con sus ambiciosos proyectos de inversión y expansión. Entre este grupo de compañías se encuentra la brasileña Petrobras ( BVSP:PETR3 ; NYSE:PBR ), una de las petroleras de mejor performance en los últimos años y con proyección de ser una de las más importantes a nivel mundial.
La gigante brasileña, que en el mes de enero alcanzó un récord en producción petrolera, acaba de acordar un préstamo de US$ 10.000 millones del Banco de Desarrollo China, por el cual Petrobras se compromete al suministro de crudo a China en el futuro. Este acuerdo es altamente beneficioso tanto para la compañía como para el gobierno chino.
Este préstamo es de gran importancia para la petrolera ya que con estos US$ 10.000 Petrobras podrá continuar con su ambicioso plan de inversiones, que contempla una erogación de US$ 28.600 millones para el presente año y de US$ 173.000 millones para el período 2009-2013.
Con estas inversiones, Petrobras se propone elevar la cantidad de petróleo procesado desde los actuales 1.800 millones de barriles por día (bpd) hasta 2.300 millones de bpd en el 2013 y llegar a superar los 3.000 millones de bpd en el 2020 (con un aumento promedio anual del 4,8%).
Con la concreción de los diversos proyectos de inversión, la rentabilidad de la compañía promete incrementarse de manera significativa. Pero el atractivo de los papeles de Petrobras no solamente reside en sus perspectivas, sino también en su situación actual. Las acciones de Petrobras muestran interesantes ratios financieros. La empresa posee un ROA del 15,05% (ROE del 29,09%), con muy buenos niveles de eficiencia (un nivel de ingreso por empleado que es siete veces superior al promedio de la industria). El ratio, precio de la acción sobre ganancias (P/E) asciende a 6,03, mientras que el ratio precio a valor de libro es de 1,58. Mirando el balance de la compañía, también se observa una muy buena situación financiera con una buena estructura de deuda que pone a salvo a la compañía de enfrentar dificultades financieras de corto plazo (el ratio deuda sobre capital es de 33,2%, mientras que el ratio de deuda de largo plazo sobre capital es del 25,06%, lo que indica el bajo nivel de los pasivos de corto plazo).
Si bien la compañía posee buenos fundamentos que hacen actualmente atractivos sus papeles, las perspectivas de crecimiento tanto por sus planes de inversión como así también por las acciones que está realizando para posicionarse estratégicamente en áreas claves, aumentan su atractivo a la luz del significativo incremento que se puede esperar en las ganancias de la compañía en el mediano y largo plazo.
Las buenas perspectivas a futuro que observa Petrobrás vienen generando el interés de un famoso inversionista a quien el mercado busca imitar para obtener ganancias casi seguras. En la jornada del miércoles se conoció que el magnate de origen húngaro, George Soros había duplicado su participación accionaria en Petrobras, en el último trimestre de 2008, mediante la compra de 16 millones de acciones de la compañía cotizadas en EEUU, alcanzando así el 1,45% de participación.
Con esta adquisición Soros pasa a ser el segundo mayor accionista de Petrobras en la Bolsa estadounidense.
Pero, ¿Por qué Soros se muestra tan interesado en Petrobras?
Hernan Ladeuix, jefe de investigaciones sobre petróleo y gas en CLSA Ltd. en Singapur, parece tener la respuesta: “Los precios del petróleo han de subir, probablemente con fuerza en los próximos años. Petrobras es la única gran compañía internacional cuya producción puede crecer 5% por año, confiamos”.
Pero Soros no sólo está interesado en el petróleo que posee y puede producir Petrobrás, sino también en la potencialidad de la petrolera para lograr ser líder mundial en la producción de combustibles alternativos.
En relación a ello, vale recordar que en 2007 Soros estuvo de visita por Brasil. Esta visita ocurrió no de manera casual sino unos meses después de que el presidente brasileño Lula da Silva y el entonces presidente de los EE.UU. George Bush cerraran un acuerdo para promover la producción de biocombustibles en gran escala en América Latina. En aquel entonces Georges Soros anunció su intención de invertir unos US$ 900 millones de dólares en usinas de etanol brasileñas.
Claramente, la apuesta de Soros sobre la petrolera brasileña no es una apuesta de corto plazo. Sin embargo, para aquellos que confían en el poder del análisis técnico, si uno observa las gráficas del precio de la acción, encuentra que el mismo está recuperando su tendencia creciente, por lo que la acción también puede brindarnos ganancias en el corto plazo.
Tanto en el corto como en el largo plazo, las acciones de Petrobras aparecen como una interesante opción de inversión en un contexto minado de números rojos. Y por supuesto, si Soros ha puesto sus ojos en dicha compañía, por algo debe ser.

  • 1 Comentario
  • 1 voto

El gobierno de Lula da pelea ante la crisis. ¿Lo ayudará hoy el Banco Central?

El gobierno de Lula da pelea ante la crisis. ¿Lo ayudará hoy el Banco Central?


Buenos Aires, Argentina

21 de enero de 2009

Ya en un artículo de la semana pasada ¿Podrá Lula revertir el panorama negativo de la economía brasileña en 2009? les hablaba acerca de los inconvenientes por los que está atravesando la economía brasileña, con una fuerte caída en el nivel de actividad, un salto no menor en el nivel de desempleo y perspectivas desalentadoras para el sector externo.

El deterioro de las perspectivas económicas en Brasil han afectado los planes de inversión de las empresas profundizando aún más la desaceleración económica. Según da cuenta el site argentino “El Cronista”, a causa de la inestabilidad financiera mundial, más de 30 empresas brasileñas y extranjeras suspendieron o postergaron sus inversiones en ese país, por un total de US$ 28.000 millones. Vale decir que la suspensión en los planes de inversión no responde a problemas en la economía brasileña sino a los problemas en la economía mundial hacia donde apuntaban dichas inversiones.

La situación mantiene en alerta al gobierno brasileño que con el objeto de compensar el impacto negativo de la disminución de los planes de inversión, el menor consumo interno y la menor demanda externa se encuentra estudiando la posibilidad de lanzar nuevos programas de estímulo en sectores claves como construcción civil, agronegocios e industria automotriz. Por otra parte, desde el gobierno brasileño se está evaluando incrementar el financiamiento de emprendimientos en siderurgia e infraestructura.

Desde el lado de la política monetaria, la cual cobra relevancia en este momento de crisis por su capacidad para estimular a la demanda interna, hoy se conocerá la decisión del Comité de Política Monetaria del Banco Central de Brasil acerca de su tasa de interés de referencia. Desde el mercado ya se ha anticipado un recorte de al menos 50 puntos básicos. Para el mercado, la política monetaria será menos rígida durante este año de lo que se preveía a principios del mismo.

En relación al comportamiento de la política monetaria en 2009, en el sondeo semanal que realizara el pasado lunes el Banco Central de Brasil, el mercado redujo sus proyecciones de tasa de interés e inflación para la economía brasileña bajando la tasa Selic, a finales del 2009, a un 11,25%, desde un 11,75%. Sobre la inflación medida por el Índice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), la previsión para este año se redujo a un 4,8%, desde un 5% (la meta del Banco Central de Brasil se ubica en el 4,5% con dos puntos porcentuales de tolerancia hacia ambos lados).

Desde algunos sectores, se reclama que el Banco Central de Brasil lleve adelante una política monetaria más agresiva aún de la que espera el mercado con el objeto de estimular la economía. Así por ejemplo, Benjamin Steinbruch, vicepresidente de la influyente Federación de Industria de Sao Paulo (Fiesp), decía que: “El BC debe tener coraje y realizar un corte de por lo menos 1,75 puntos porcentuales en la tasa básica. Ya no hay más disculpas para la ortodoxia”.

Ante la crisis, el gobierno de Lula busca aprovechar las relaciones con países con características complementarias a la economía brasileña, para evitar el debilitamiento de las relaciones comerciales en un momento en donde se hace urgente sostener la demanda externa. Uno de estos países con los que Brasil está buscando reforzar su alianza estratégica es China. Es así que, para la segunda mitad del año, el presidente brasileño, Lula da Silva visitará el país oriental junto con una comitiva de empresarios quienes exhibirán las ventajas competitivas de la economía brasileña.

Vale remarcar que para Brasil, el mercado chino es de gran importancia en lo referente a las exportaciones de commodities tales como el acero y la soja, por lo que es de gran importancia estrechar lazos con dicha economía para sostener la demanda de dichos commodities.

El ministro de relaciones exteriores de Brasil, Celso Amorín confirmó que como parte de la alianza de los dos países, se buscarán realizar inversiones conjuntas en energías renovables, como la producción de etanol y la investigación científica para el desarrollo de etanol de segunda generación, así como la industrialización de la soja para producir aceite.

Si bien la economía brasileña se encuentra enfrentando inconvenientes, los mismos han afectado la performance económica del país en el corto plazo aunque no lo han hecho con las perspectivas económicas de mediano y largo plazo.

Es que el gobierno brasileño viene llevando adelante una política económica ordenada que preserva la fortaleza de los fundamentos macroeconómicos.

Y una muestra de la confianza acerca de la fortaleza de mediano y largo plazo de la economía brasileña lo representa la reciente aprobación por parte del Senado de Brasil para la creación del Fondo de Riqueza Soberano (FRS), que será de aproximadamente US$ 14.000 millones y que le permitirá al país adquirir activos externos y compañías extranjeras. Sin dudas, la creación de este fondo soberano tendrá implicancias geopolíticas no menores para Brasil y demuestra hacia dónde se orienta la visión del gobierno de Lula da Silva.

La fortaleza de los fundamentales macroeconómicos en el mediano y largo plazo de la economía brasileña así como el potencial de desarrollo de sus mercados internos no pasa desapercibido por las empresas que tienen como área de acción dicho mercado interno. Es que las empresas son conscientes del potencial de desarrollo que posee la economía brasileña una vez superada la crisis lo que las lleva a tomar decisiones estratégicas para reposicionarse y estar preparadas para ganar volumen y participación en el mercado. De hecho, antes de que la misma afectara de esta manera tan profunda al país latinoamericano, el mismo emergía como una de las futuras potencias mundiales, con un presidente que exhibía las ambiciones de desarrollo del país (y que de hecho, no ha renunciado a ello).

Una de las entidades que sigue apostando fuerte a la economía brasileña a pesar de su desaceleración en el crecimiento es el Banco Santander (BVSP:SANB3; NYSE:SAN). El Banco Santander se muestra convencido del potencial de crecimiento que puede lograr en Brasil una vez superadas las turbulencias de la crisis. Es por ello que el presidente de la entidad a nivel mundial, el español Emilio Botín, confirmó los planes de la entidad bancaria de invertir 2.558 millones de reales (alrededor de US$ 1.100 millones) hasta 2010 en Brasil, a pesar de la crisis financiera internacional.

En declaraciones de Botín al respecto: “Brasil es un gran país que une un mercado fantástico a un potencial agrícola, mineral, tecnológico, industrial y de servicios que lo vuelven, sin duda, una de las más promisorias potencias a nivel mundial”.

Durante dicho período, Santander buscará lograr la apertura de 400 nuevas agencias así como ampliar y mejorar la gama de servicios que ofrece.

Para el Banco Santander resulta clave aprovechar este período de incertidumbre para crecer y reposicionarse en un mercado con gran potencial de desarrollo. La apuesta no deja de resultar interesante y puede generarle grandes beneficios a la subsidiaria de la entidad financiera española.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Más pesimismo en Europa ¿Preocupación para Latinoamérica?

Más pesimismo en Europa ¿Preocupación para Latinoamérica?

Buenos Aires, Argentina

20 de enero de 2009

Desde que se desató la crisis del mercado de hipotecas subprime, cada vez que se da a conocer un pronóstico de crecimiento para las economías, más allá de su condición de desarrollada o en desarrollo, el mismo resulta ser más negativo que el anterior.

Ayer la Comisión Europea (CE) relevó sus pronósticos de crecimiento tanto para la Eurozona como para la Unión Europea, y esta vez no ha sido la excepción. Llamó la atención el fuerte pesimismo en las expectativas de crecimiento de la CE que pronosticó para este 2009 una contracción en el producto de la eurozona del orden del 1,9%, en tanto que para la Unión Europea la perspectiva no es mucho mejor ya que la Comisión espera una caída del producto en el orden del 1,8%.

Si bien la CE tiene la expectativa de que se pueda recuperar la senda de crecimiento positivo para 2010, el mismo no superaría el 0,5%.

Según la CE, las perspectivas en el mercado laboral también desalentadoras ya que la comisión espera que en 2009 la UE observe una tasa de desempleo del 8,7% y del 9,3% para la eurozona.

En materia fiscal lo más probable es que, debido a la implementación de los planes de estímulo económico por parte de los gobiernos europeos, los mismos no logren cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento que fija un límite de déficit público del 3% del PIB.

Este pesimismo en las expectativas de crecimiento económico en Europa se suma a otras malas noticias surgidas en los países del viejo continente formándose un círculo vicioso que ya se está haciendo costumbre por lo repetitivo.

Ayer no solamente surgieron malas noticias para Europa en su conjunto. También surgieron malas noticias para algunos de los países en particular. Para España el comienzo de la semana no fue para nada positivo. Al fuerte deterioro que se venía produciendo en el sector industrial en el país, ayer se le sumó el dato del sector servicios que también está atravesando por graves problemas. La caída interanual de la actividad en el sector servicios al mes de noviembre alcanzó al 14,6% generándose en dicho sector una caída del nivel de empleo del 3,3% interanual, siendo ambos resultados los más negativos desde que se comenzara a realizar dichas mediciones en el 2003.

Por si fueran pocos los problemas de la economía española, la calificadora de riesgo internacional, Standard & Poor’s (S&P) rebajó la nota para la deuda a largo plazo de España a “AA+” desde “AAA”.

En Inglaterra, por su parte, en el día de ayer tampoco se vivió una jornada alentadora. El gobierno de Gordon Brown tuvo que salir nuevamente a anunciar un segundo paquete de medidas de rescate para el sistema bancario inglés, con el objeto de proteger a los bancos de los riesgos de los “créditos tóxicos” y reactivar el negocio crediticio. Brown también anunció un nuevo fondo del Banco de Inglaterra por 50.000 millones de libras para comprar títulos de empresas “de calidad” y protegerlas ante la falta de crédito.

El paquete de rescate del gobierno inglés evitó que el anuncio por parte del Royal Bank of Scotland (RBS) de pérdidas por hasta 28.000 millones de libras en 2008, producido también en la jornada de ayer y la caída interanual del 7,3% en el precio de las viviendas (su valor más bajo desde junio de 2006), repercutieran con mayor dureza en los mercados financieros.

En la semana pasada también la calificadora S&P recortó la calificación crediticia para la deuda soberana de Grecia debido a la caída de la competitividad económica y al creciente déficit fiscal. Así la calificación de la deuda soberana de Grecia, pasó a “A-/A-2″ desde “A-/A-1″ siendo ésta, la menor de toda la eurozona. S&P pasó además la perspectiva de la calificación de la deuda soberana de Irlanda de estable a negativa

Este fuerte deterioro tanto en los datos como en las perspectivas de la economía de Europa, reduce las expectativas inflacionarias y da más margen tanto al Banco de Inglaterra como el Banco Central Europeo para nuevos recortes de tasas, aunque quizás este último no estaría dispuesto a romper un nivel mínimo autoimpuesto (que podría estar en el 1,5%).

Adicionalmente, el panorama más negativo que se abre para las economías europeas amenaza con debilitar el valor tanto de la libra esterlina como del euro, en términos del dólar (y quizás también en términos del yen, aunque en este caso habrá que observar con atención cómo evoluciona la economía japonesa aquejada por numerosos problemas).

El deterioro en las perspectivas económicas de Europa, que repercutirá en las economías extraeuropeas, no deja de ser una mala noticia para Latinoamérica que ve cómo el panorama internacional empeora cada vez más, pudiendo generar que los programas de estímulo económico lanzados por los países latinoamericanos no logren sus objetivos preestablecidos.

El menor nivel de actividad de la economía europea y mundial implicará un menor nivel de demanda de bienes y servicios latinoamericanos y una mayor competencia desde el exterior para los bienes y servicios transables dentro de los mercados latinoamericanos.

Las peores perspectivas de crecimiento económico global pueden incrementar el nivel de incertidumbre y volatilidad, situación que afectará a los mercados financieros de Latinoamérica, reduciendo la disposición para generar financiamiento, provocando huída de capitales y aumentando la volatilidad cambiaria.

Si se lee con atención las proyecciones realizadas por la Comisión Europea para este año, encontraremos que a Latinoamérica la espera un contexto económico más hostil, por lo que deberá reforzar su protección de la competencia externa e impulsar con más fuerza a la demanda interna para evitar un impacto más profundo que el que se prevé sobre el nivel de actividad económica.

Latinoamérica deberá enfrentar un 2009 desafiante, el cual también estará lleno de oportunidades para la región. Es que si Latinoamérica logra salir sin mayores complicaciones de esta crisis, se reposicionará de buena manera en el contexto económico mundial, mejorando su imagen y habiendo demostrado que verdaderamente posee sólidos fundamentos macroeconómicos. Ello sin dudas, tornará a la región, altamente atractiva para recibir a la inversión extranjera.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Los problemas en Japón se multiplican poniendo bajo amenaza al yen

Los problemas en Japón se multiplican poniendo bajo amenaza al yen

Buenos Aires, Argentina

19 de enero de 2009

En cada resurgimiento de los temores y la incertidumbre que produce la actual crisis financiera internacional, la moneda japonesa aparece como un refugio adecuado para los inversores internacionales que muestran confianza en la misma.

Haciendo un análisis de la evolución del yen en relación al dólar norteamericano y al euro desde comienzos de 2008, se encuentra que la divisa japonesa se ha fortalecido en relación a estas dos monedas a lo largo de dicho período.

Este fortalecimiento ha sido mayor en relación a la divisa europea la que cotiza actualmente a 120,8 yenes cuando a comienzos de 2008 lo hacía a 162 yenes. En el caso del dólar, el mismo cotizaba a comienzos de 2008 a 111,7 yenes cayendo actualmente a un nivel cercano a los 90 yenes.

Sin embargo, y a pesar de este fortalecimiento relativo del yen frente a dos de las principales divisas mundiales, la economía japonesa no para de acumular problemas que aumentan su deterioro y ponen en riesgo la fortaleza del yen en el mediano y largo plazo.

Como la mayoría de las economías desarrolladas, la economía de Japón ya se encuentra en recesión. Su alta dependencia del sector externo derivó en que poco se pudiera hacer para evitar esta situación de deterioro e incluso no habrá que esperar grandes resultados de las políticas de incentivo económico que buscan compensar con la demanda interna el debilitamiento desde el exterior.

Las perspectivas del crecimiento del producto en Japón son por demás desalentadoras. Para este 2009 se espera que el producto japonés alcance una contracción estimada de entre el 0,6% y el 0,8% (aunque podría ser superior de continuar deteriorándose el contexto económico).

Un dato clave para la economía japonesa lo ofrecen los pedidos de bienes de capital (maquinarias y equipos para la industria) del sector privado en Japón, indicador clave de las inversiones de las empresas, que fuera difundido la semana pasada y que registró una caída de un 16,2% en noviembre respecto al mes de octubre, lo que ha representado un retroceso inédito ya que es la primera vez desde la creación de este indicador en 1987 que dicho indicador muestra semejante deterioro mensual superando ampliamente los pronósticos sombríos del mercado.

Por su parte, la agencia Standard & Poor’s confirmó el pasado martes las calificaciones de la deuda soberana de Japón, diciendo que la posición externa del país es robusta y que su sistema financiero era relativamente sólido.

Según decía en un comunicado el analista de S&P Takahira Ogawa: “Las calificaciones de Japón reflejan nuestra opinión de que el país tiene una posición externa robusta, una economía diversificada y un sector financiero relativamente sólido”. El problema es que la tendencia muestra un inexorable debilitamiento de la posición externa del que no es clara su reversión.

El debilitamiento en la demanda externa tiene su reflejo en el deterioro continuo de la cuenta corriente que se ha venido contrayendo constantemente en los últimos 9 meses. En el mes de noviembre, el superávit de cuenta corriente observó una caída interanual del 65,9%.

En materia de comercio exterior, EE.UU. y China, dos de los principales socios comerciales de Japón continuarán reduciendo su demanda de importaciones japonesas. En el caso del primero producto de la recesión económica y en el caso del segundo, de la desaceleración en el crecimiento y del plan de estímulo económico que busca orientar la demanda interna a productos nacionales. Vale mencionar que en los primeros 11 meses de 2008, el volumen de comercio entre Japón y China se vio incrementado en un 15,2%, lo cual ha contribuido a evitar que el deterioro económico de Japón resultara ser más profundo por lo que la reversión en el crecimiento del comercio entre ambos países podría profundizar los problemas en el crecimiento económico japonés.

El deterioro de la demanda externa que ha impactado duramente sobre la economía japonesa se le agrega el deterioro fiscal producto de los esfuerzos del gobierno de Taro Aso por evitar que la recesión sea profunda y duradera.

Antes de que se desatara la actual crisis financiera internacional, Japón se había propuesto equilibrar sus cuentas fiscales para 2011. Pero la necesidad de llevar adelante una política fiscal expansiva ha hecho que recientemente el primer ministro japonés reconociera que dicho objetivo no podrá cumplirse antes del 2019.

Vale recordar que la deuda pública de Japón en relación a su Producto Bruto Interno (PBI) es la mayor que pueda tener un país desarrollado, ubicándose la misma en alrededor del 150% del producto.

Un elemento llamativo que se está produciendo en la economía japonesa es el crecimiento de los préstamos bancarios (el crecimiento interanual en diciembre de 2008 fue del 3,7%). Es que el mismo viene creciendo a ritmo récord según da cuente el site “Reuters”, en medio de las turbulencias. La explicación de este fenómeno se basa en que existe un fuerte aumento en la demanda de crédito por parte de las empresas que han sido desplazadas de los mercados financieros internacionales.

Las empresas acuden al sistema bancario para hacerse de liquidez por si las condiciones empeoran. Pero esta misma situación genera temores entre quienes observan en incremento en el endeudamiento de las mismas aumentando la incertidumbre e inestabilidad.

Por otra parte, la situación política en Japón no es la ideal. El gobierno de Taro Aso recibe presiones por parte de la oposición para que disuelva la cámara baja y convoque a elecciones generales anticipadas.

Estas presiones se apoyan en el bajo índice de popularidad del gobierno japonés que se ubica en el 19,1% (nivel más bajo de los últimos ocho años). Aso ha reiterado en numerosas ocasiones que convocará elecciones una vez queden aprobados en la dieta los presupuestos generales extraordinarios de Japón, que incluyen un paquete de estímulo económico ante la crisis global, y el presupuesto para este año.

Por si los problemas mencionados fueran pocos, la economía japonesa sufre de un significativo envejecimiento poblacional dada la baja tasa de natalidad del país y la longevidad de sus habitantes. Actualmente las personas mayores de 70 años representan el 15,8% de la población (poco más de 20 millones de personas). Esta situación amenaza con provocar nuevos inconvenientes para la sostenibilidad de la economía japonesa en un futuro no muy lejano.

Todos los problemas mencionados evidencian un sensible deterioro en los fundamentales macroeconómicos del país y hacen prever perspectivas negativas para los mismos.

Con estas perspectivas negativas en los fundamentales macroeconómicos, la divisa nipona enfrenta un futuro altamente probable de debilitamiento frente a las principales monedas mundiales.

Y mientras la economía china sigue creciendo y fortaleciéndose (a pesar de los problemas que le generara la actual crisis), no resultaría extraño que en unos años más el yuan pueda disputarle el liderazgo regional al yen como divisa internacional. ¿Podrá el gobierno de Japón revertir esta situación?

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Puede el Banco de Reserva de Perú apuntalar a la economía?

La economía peruana es la economía latinoamericana con mejores proyecciones de crecimiento para el 2009.

A pesar de ello, las perspectivas económicas se han deteriorado en el último tiempo lo cual genera gran preocupación por el efecto inmediato que ello puede tener sobre la situación económica de la población. Vale recordar que alrededor del 40% de la misma se encuentra por debajo de la línea de pobreza por lo que su situación es de extrema fragilidad.

En el mes de noviembre, el crecimiento económico en Perú se desaceleró, lo cual hizo que el gobierno peruano corrigiera las proyecciones de crecimiento para este año hacia la baja desde el 6,5% al 6%.

Lo preocupante de la desaceleración en el crecimiento económico es que ello se produjo por el efecto negativo de dos sectores claves: el sector de la construcción y el comercio. El primero por su efecto derrame sobre el resto de la economía y por su característica de indicador anticipado de los ciclos económicos, mientras que el segundo indica la capacidad de compra de la población así como sus expectativas.

Por otra parte, existe la expectativa de un déficit fiscal del 0,7% del PBI en caso de que el precio de los metales cayera fuerte, según afirma el ministro de Economía y Finanzas, Luis Valdivieso. A esta situación se le debe sumar el deterioro esperado en la balanza comercial que puede generar un déficit de dólares. De hecho, ya ha comenzado a tener problemas el país con la falta de dólares por lo que ha solicitado el apoyo de la Reserva Federal de los EE.UU. y de China, para evitar que esta situación pueda desestabilizar el tipo de cambio en Perú.

A la desaceleración en el crecimiento económico que observa Perú, se le agrega un problema adicional que es la caída en las remesas que los peruanos en el exterior envían hacia el país y que explica una parte no menor del consumo interno. Para este año, los envíos de remesas podrían registrar una caída del 17% según estiman los expertos en el país.

Sobre el impacto de la caída en el volumen de remesas, según Rolando Arellano, de Arellano Márketing: “En principio, no será a los más pobres. Los más ricos tienen, de alguna manera, una relación con las remesas. No las reciben todos los meses, pero un 8% lo hace. Donde más afecta es en los niveles medios B y C. Este último nivel sí es importante, porque el C es el 30% de la población del Perú y allí va a haber una mayor restricción del consumo por la reducción de las remesas”. Esta caída en las remesas, afectará al consumo familiar en Perú.

Otra dificultad que enfrentará Perú para el 2009 se relaciona con la inversión extranjera directa. Según las proyecciones que se están realizando por estos momentos, la inversión extranjera directa podría experimentar una caída del 25%. Ello producto de la caída en el precio de las materias primas (específicamente, minerales), principal commodity de exportación del país.

Con este panorama de menor crecimiento, es de esperar que se deteriore la situación económica de la población, principalmente del segmento de menores ingresos tanto por una caída en el salario real como por el incremento de la tasa de desocupación (mayor en dichas franjas poblacionales).

En el día de ayer se conoció el dato de desempleo del Lima (la principal plaza laboral de Perú), que subió en el trimestre móvil de octubre a diciembre frente al mismo período del año pasado y se ubicó en el 7,8% .

Lo positivo de este contexto económico que está enfrentando Perú es la desaceleración que se observa en las presiones inflacionarias. En 2008 la tasa de inflación minorista en Perú alcanzó al 7,32%. Para el 2009 se espera que la misma se ubique por debajo del 3%.

Para enfrentar la situación de crisis, Perú lanzó un plan anticrisis externa por un monto de 10.000 millones de soles (esto es, 3,1% de su PBI, unos US$ 3.300 millones). Este plan si bien no contempla rebajas tributarias, contiene un fuerte incremento en la inversión pública.

Según el propio ministro de Economía y Finanzas, Luis Valdivieso, el plan anticrisis tendrá un impacto positivo en la generación de empleo: “Por el impacto total del plan anticrisis se van a generar no menos de 250.000 empleos, de los cuales 88.000 corresponderán al área de construcción, hablando en términos conservadores”.

Es así que desde el gobierno peruano se desestima la posibilidad de que este año se deteriore las condiciones del mercado laboral en Perú. Sin embargo, se observa que la crisis internacional está tomando una magnitud tal que el deterioro en la situación laboral y social de la población peruana es una posibilidad concreta.

De hecho, ya se ha reducido la proyección de crecimiento para este año en la economía peruana. Y varios sectores sufrirán el impacto de la crisis por lo que existe el riesgo que se siga transmitiendo hacia otros sectores de la economía peruana. Es que además del comercio y la construcción, otros dos sectores de la economía peruana que serán especialmente afectados por la crisis son, el sector minero y el agroexportador.

Suponiendo que si bien el plan anticrisis ayudará pero no será suficiente para apuntalar a la economía peruana urgida por crecer para reducir sus niveles de pobreza y considerando la existencia menores presiones inflacionarias: ¿Tiene el Banco de Reserva de Perú margen para realizar una política monetaria expansiva?

El Banco de Reserva de Perú, cuenta con margen para recortar su tasa de interés de referencia con el objeto de apuntalar el crecimiento económico sin temor a generar presiones inflacionarias dado el deterioro observado en la demanda interna.

La política monetaria puede actuar sobre sectores claves de la economía generando financiamiento para impulsar el consumo y la inversión privada. Además, al mejorar la liquidez del sistema financiero y facilitar la asistencia crediticia al sector privado, reduce las tensiones financieras que pueda presentar el mismo.

En la última reunión realizada por el Banco de Reserva de Perú, se decidió mantener inalterada la tasa de interés de referencia en el 6,5%. A pesar de ello, el Comité de Política Monetaria decidió reducir la tasa del encaje mínimo legal en un punto porcentual. Con ello se buscó garantizar la liquidez del mercado monetario para un adecuado funcionamiento del mercado crediticio.

Si bien esta medida ayuda, se hace necesario que el Banco de Reserva de Perú inicie un ciclo de recorte de tasas para reducir el costo de crédito y de este modo estimular a la demanda interna.

La acción coordinada entre la política monetaria y la política fiscal pueden lograr que la economía peruana mantenga su ritmo de crecimiento a través del fortalecimiento de la demanda interna frente al debilitamiento ineludible en la demanda externa. ¿Se podrá producir dicha coordinación?

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Hasta cuándo Venezuela podrá mantener el tipo de cambio oficial?

¿Hasta cuándo Venezuela podrá mantener el tipo de cambio oficial?

Buenos Aires, Argentina

15 de enero de 2009

La paridad cambiaria oficial en Venezuela es una bomba de tiempo a punto de estallar. El valor del bolívar fuerte en relación al dólar se encuentra cada vez más alejado de au valor de equilibrio y como consecuencia del desplome en el precio del crudo, el país contará con menos dólares para poder sostener el tipo de cambio en su nivel oficial.

La caída inesperada del precio del barril de petróleo en niveles inferiores a los US$ 50 está poniendo en apuros a Chávez. Es que su economía se apoya exclusivamente en el petróleo y prueba de ello fue el aporte que PDVSA le realizara al tesoro de Venezuela durante el último año.

En 2008 estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) entregó al tesoro venezolano US$ 38.199 millones en concepto de regalías, impuesto de extracción, impuesto sobre la renta, dividendos y otros impuestos. Sólo en regalías la estatal petrolera aportó US$ 24.558 millones.

Para tener una idea de lo que significa basta decir que el total aportado por la petrolera estatal representa alrededor del 12,3% del PBI venezolano (y lo aportado en concepto de regalías representa alrededor del 7,9% del producto).

El significativo aporte que realizara la actividad petrolera a la economía y al gobierno de Venezuela en 2008 fue posible gracias a la elevada cotización del barril de crudo que llegó a rozar los US$ 150. Pero con el petróleo en los niveles actuales, la realidad es radicalmente diferente y la actual situación hace insostenible el tipo de cambio oficial (lo cual se refleja en la dinámica que está teniendo el mercado paralelo de dólares), lo que hace necesario ajuste gradual de su valor para evitar que se deba abandonar la paridad cambiaria de golpe o que se produzcan saltos bruscos en el mismo que generen un impacto inflacionario que aumente la inestabilidad de la economía venezolana.

La sostenibilidad de la paridad cambiaria se ha tornado más difícil en el último tiempo ya que con el precio del petróleo en los niveles actuales, peligra el resultado de la balanza de pagos que generaría un déficit de divisas. Según un artículo publicado por el site de AFP, el 93% de las exportaciones venezolanas provienen del sector petrolero por lo que la baja en su cotización hace que difícilmente los ingresos generados por dichas exportaciones puedan cubrir el monto necesario para las importaciones de bienes y servicios que en 2008 ascendieron a US$ 47.601 millones.

Y lógicamente, con esta caída en los precios del petróleo, las cuentas fiscales venezolanas se ven seriamente afectadas poniendo en peligro la continuidad de los planes sociales aunque Chávez se esfuerce en negarlo.

Según el mismo artículo, si el gobierno venezolano decidiera limitar las importaciones ello agravaría el desabastecimiento de bienes básicos con el correspondiente incremento inflacionario. Es que la política llevada adelante por Chávez desincentivó completamente a la producción haciendo que la oferta de bienes y servicios no crezca a la par de la demanda. Sobre la evolución de la producción de bienes y servicios transables también incidió negativamente el mantenimiento de un tipo de cambio nominal fijo que ante una inflación superior al 30% destruyó completamente la competitividad del sector transable.

La situación es compleja y de difícil resolución para Chávez. Es que en Venezuela no existía un “Plan B” en caso de que la bonanza de los petrodólares se revirtiera. La posibilidad de que el petróleo cotizara en estos niveles era muy baja pero los efectos de la crisis financiera internacional hizo que se produjera en la economía mundial una situación de crisis tan profunda que llevara el valor del barril del petróleo a los niveles actuales.

Venezuela no aprovechó su época de bonanza para lograr el desarrollo de su economía reduciendo su independencia del petróleo y es por ello que liberar el tipo de cambio puede traerle a la economía venezolana más de un dolor de cabeza.

Una vez más, un país se transforma en un nuevo ejemplo de la denominada enfermedad holandesa en donde un commodity de exportación (en este caso el petróleo), puede tener un impacto negativo sobre el resto de los sectores productivos a los que termina afectando al deteriorar su competitividad.

Pero en el caso de Venezuela la situación era más grave aún ya que a los problemas generados por la apreciación del tipo de cambio real que golpeó de lleno la competitividad de los sectores transables venezolanos, Chávez le agregó inestabilidad macroeconómica e institucional que hace muy difícil al sector privado realizar prácticamente cualquier emprendimiento productivo.

¿Cómo puede Venezuela salir de esta encrucijada?

Tiene dos caminos: o sale por voluntad propia o lo hace producto de una crisis. Indefectiblemente, cualquiera sea la decisión que se tome, se deberán enfrentar diferentes dificultades que dependerán de la elección que se tome así como de la manera en que se maneje la situación posterior.

Para varios economistas venezolanos además de la devaluación del bolívar fuerte (que indefectiblemente tendría un impacto inflacionario), es probable que el gobierno venezolano deba incrementar los impuestos para recomponer la situación fiscal. Por el momento, desde el gobierno venezolano se han descartado completamente estas posibilidades.

El mandatario venezolano, que parece mantenerse al margen de la delicada situación fiscal, anunció el pasado martes un plan de inversiones públicas por US$ 225.000 millones entre 2009 y 2013. El gobierno de Chávez pretende invertir US$ 100.000 en 121 proyectos no petroleros y otros US$ 125.000 millones en 88 proyectos petroleros. Más allá de sus buenas intenciones, el problema surge a la hora de considerar cómo se financiarán estas inversiones cuando las cuentas fiscales se deterioran fuertemente y los recursos se reducen rápidamente.

Mientras Chávez se mantiene inflexible con mantener fijo el tipo de cambio oficial, el mercado paralelo de dólares continúa en aumento. En estos momentos, el dólar en el mercado paralelo se vende con una diferencia superior al 60% en relación al valor oficial.

Y mientras la economía venezolana corre un serio peligro, Chávez se entretiene en buscar la enmienda de la constitución que le permita la posibilidad de ser reelecto indefinidamente. En el día de ayer se trataba en la Asamblea Nacional de Venezuela la enmienda constitucional que le diera la posibilidad de ser reelecto indefinidamente. Luego de ello restará que sea aceptada por los venezolanos en un referéndum.

Mientras Chávez desatiende las urgencias de la economía venezolana, la realidad amenaza con terminar con su sueño de perpetuarse en el poder.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Podrá Lula revertir el panorama negativo de la economía brasileña en 2009?

¿Podrá Lula revertir el panorama negativo de la economía brasileña en 2009?

Buenos Aires, Argentina

13 de enero de 2009

La economía brasileña ha sentido de lleno el efecto de la crisis financiera internacional en los últimos meses del 2008 y es por ello que se espera que el 2009 resulte ser un año complicado en materia de crecimiento económico por lo que el gobierno de Lula da Silva deberá realizar el mayor esfuerzo por sostener el nivel de actividad.

El 2008 cerró con un menor ritmo de crecimiento económico del que se esperaba a principios de año y con la mayor tasa de inflación minorista de los últimos 4 años: sin dudas una combinación no deseada. Si bien el crecimiento en los precios minoristas, al alcanzar un incremento del 5,9%, se ubicó dentro de las bandas preestablecidas por el Banco Central de Brasil durante 2008 (la meta superior era del 6,5%), este alza en el nivel inflacionario se produjo principalmente como consecuencia del alza en el precio de los alimentos, afectando principalmente a la población de menores recursos.

La caída en el nivel de actividad de la economía brasileña se reflejó en su mercado laboral, el cual experimentó un fuerte deterioro. Sólo en el mes de diciembre, se perdieron en la economía de Brasil 600.000 puestos de trabajo formales, al tiempo que se redujeron las expectativas de aperturas de nuevas fuentes de trabajo en el primer trimestre del 2009.

Pero la mala situación del mercado laboral no es la peor noticia. Sobre las perspectivas del mercado laboral brasileño, el economista José Marcio Camargo, de la Universidad Católica, pronosticó que el desempleo podría llegar al 9,4% de la población económicamente activa a lo largo del año con un efecto negativo extendido entre los sectores económicos: “Nadie se escapará de ese proceso: el sector industrial, el automovilístico, la construcción, los exportadores, el sector agrícola, la producción mineral, y al fin el sector de servicios”.

La mayor tasa de inflación minorista conjuntamente con un incremento del nivel de desempleo ha afectado en mayor medida a los estratos de menores ingresos de la población brasileña.

Al debilitamiento en la demanda interna que afecta al crecimiento de la economía brasileña, se le suma también las malas perspectivas desde el exterior. Para los empresarios brasileños, la balanza comercial se deteriorará fuertemente durante 2009, con una caída estimada del 17,6% en las exportaciones, principalmente por el menor poder de compra de los países vecinos, según el relevamiento realizado por la patronal Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB).

Para Lula, el primer trimestre de 2009 será preocupante para la economía brasileña. En su programa radial “Café con el presidente”, Lula decía: “Vamos a tener un primer trimestre preocupante, pero el gobierno tomará todas las medidas necesarias para que esta crisis afecte menos al pueblo brasileño”.

Una de las causas que ha provocado el fuerte deterioro en la actividad en Brasil ha sido la menor disponibilidad de crédito por parte del sistema financiero, del cual las empresas son altamente dependientes. El sistema financiero en Brasil se ha mostrado menos dispuesto a generar financiamiento ante la mayor incertidumbre generada por la crisis financiera internacional.

En relación a lo anterior, será clave lo que pueda hacer el Banco Central de Brasil en el manejo de la política monetaria. Es que a pesar de que el 2008 cerrara con la mayor tasa de inflación de los últimos 4 años, el deterioro de la actividad económica que impacta en una menor dinámica de la demanda interna y las menores presiones inflacionarias externas, aumentan el margen de maniobra para que se pueda dar lugar a recortes en la tasa de interés de referencia.

Por otra parte, para enfrentar la situación de crisis, el gobierno de Lula da Silva ha lanzado un plan de estímulo económico y prepara nuevos anuncios para la semana que viene. Entre las medidas ya adoptadas por el gobierno brasileño se encuentran el estímulo del crédito para consumo e inversión del sector privado, el apoyo a empresas exportadoras y el apoyo de la actividad de sectores generadores de empleos, apuntalamiento del poder de los bancos estatales para generar financiamiento al sector privado y recortes impositivos.

¿Alcanzarán las medidas de estímulo económico impulsadas por el gobierno de Lula conjuntamente con el posible relajamiento de la política monetaria para revertir las perspectivas negativas para la economía brasileña durante 2009?

Todo hace indicar que los esfuerzos si bien ayudarán a evitar un impacto negativo más profundo, no lograrán revertir totalmente el contexto de contracción del crecimiento económico. En este sentido, la consultora Standard & Poor’s (S&P), aseguraba lo siguiente en un informe realizado en relación a los planes anticrisis lanzados tanto por Brasil como por el resto de las economías latinoamericanas: “Algunos países anunciaron paquetes fiscales para mitigar el desaceleramiento económico, pero no esperamos que logren contrarrestar de manera significativa el pesado lastre sobre su crecimiento, derivado del escenario global en deterioro”.

En caso de que el plan anticrisis no logre revertir el deterioro en el crecimiento económico, ello podría implicar un deterioro mayor en las cuentas fiscales dado el mayor gasto fiscal que realizará Brasil para llevar adelante su plan de estímulo económico. Para S&P, Brasil podría llegar a alcanzar un crecimiento del 2,5% en su PBI para 2009.

Ya que les estoy hablando de Brasil, les cuento que la compañía brasileña Natura (BVSP:NATU3; USA PK: NUACF), está llevando adelante un proceso de reestructuración con el objetivo de reducir costos, mejorar su rentabilidad en sus negocios internacionales y recuperar poder de mercado, que puede generarle grandes beneficios. Natura es una compañía brasileña de cosméticos y productos de belleza con presencia en nueve países (en Francia y en ocho países latinoamericanos incluido Brasil), que ha venido creciendo fuerte en términos cuantitativos aunque no lo ha hecho de una manera eficiente y es por ello que ha decidido una reestructuración de sus operaciones con el objetivo de fortalecer su negocio y adecuarlo al ritmo de crecimiento de la empresa.

Desde el 2008 la empresa viene llevando adelante una fuerte reestructuración operacional en Brasil dados los problemas de gestión detectados para sustentar el ritmo de crecimiento de la empresa. Sobre la reestructuración de la compañía, Marcelo Cardoso, vicepresidente de desarrollo operacional de la compañía decía: “Estamos eliminando el trabajo que se repetía, ordenamos Natura por proceso (regiones de venta) y unidades de negocio”. Natura proyecta incrementar en un 15% la inversión en mercadeo, la cual será solventada con la reducción en costos producto de la reestructuración. El objetivo primario de Natura es recuperar la participación de mercado en Brasil perdida en 2008 (en 2007 su participación en el mercado era del 22,5%, participación que bajó al 21,8% en 2008).

Otro de los objetivos que se ha planteado Natura para este 2009 es mejorar sus resultados fuera de Brasil ya que en sus operaciones internacionales mantiene sus números en rojo, ello a pesar de su crecimiento del 30% anual. En este sentido, lo que hay que decir es que el modelo de negocio de Natura es de venta directa en el cual es importante incrementar la escala.

En relación a lo anterior, Pedro Villares, director de operaciones de Natura para América Latina, afirma: “Tenemos costos fijos que no varían mucho. Nuestro negocio pasa a ser lucrativo cuando ha ganado escala, cuando tenemos más consultoras (como se llama a las vendedoras) por cada promotora de ventas”.

La reestructuración que viene llevando adelante la compañía ya ha arrojado sus primeros resultados positivos ya que en el tercer trimestre de 2008 la empresa registró un crecimiento de 22,3% en sus ingresos en relación al tercer trimestre de 2007, y su margen Ebitda aumentó un 24,7%, versus un 23,8% en 2007.

En la continuidad de la estrategia de reestructuración, Natura buscará acuerdos regionales que le permitan mejorar en la eficiencia a través de la reducción de costos. Por otra parte, la necesidad de productos para mercados estratégicos está llevando a Natura a considerar la producción fuera de Brasil. Según Villares: “Es una decisión que no tiene plazo. No sabemos si será una fábrica propia o no… En ese sentido, estamos buscando algunos proveedores en México y Argentina para asociarnos. También estamos evaluando Colombia”.

Otro signo que evidencia la fortaleza que la firma viene logrando producto del plan de restructuración y expansión que está llevando a cabo, se refleja en la performance de las acciones de la compañía las cuales han sido de las pocas que han resistido a la crisis, logrando un incremento en su valor del 10% durante el 2008.

La continuidad del plan de reestructuración mejorará los resultados de la compañía y la reposicionará para lograr ganar de manera agresiva participación de mercado cuando las economías comiencen a observar signos de recuperación.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Se viene una ola de recortes de tasas en Latinoamérica?

¿Se viene una ola de recortes de tasas en Latinoamérica?

Buenos Aires
10 de Enero de 2009

Que el 2009 será un año difícil para las economías latinoamericanas no quedan dudas. Al deterioro del contexto internacional que repercute sobre las economías de la región, se le agrega un debilitamiento de la demanda interna en las mismas, algo que no se preveía hace un año atrás.

Es que las posibilidades de que las economías latinoamericanas pudieran mantenerse relativamente al margen de los problemas del mundo desarrollado en esta crisis se apoyaban tanto en los precios internacionales elevados de los commodities de exportación de los países latinoamericanos así como en la fortaleza que observaba la demanda interna en la región.

Si bien la política monetaria de los países latinoamericanos poco pudo hacer para detener las presiones inflacionarias, las mismas han afectado la demanda interna la cual se ha visto frenada también a partir del cuarto trimestre de 2008 por los temores generados por el fuerte deterioro del contexto internacional.

El cambio radical en las condiciones económicas que deben enfrentar los países latinoamericanos ha obligado un giro no menor en la política monetaria de los Bancos Centrales. Hasta poco más de mediados de 2008, los Bancos Centrales de la región se encontraban concentrados en una lucha desigual contra la inflación, dado que enfrentaban con herramientas con influencia sobre variables internas sus economías a factores inflacionarios de origen externo, haciendo a la misma, poco efectiva.

En 2009, con las presiones inflacionarias en retroceso. Los Bancos Centrales Latinoamericanos buscarán acomodar sus políticas monetarias para que las mismas no afecten significativamente al crecimiento del producto. En relación a ello, en una nota publicada por el site “América Económía” se planteaba la posibilidad de una “ola de rebajas” en las tasas de interés de referencia, la cual ya se ha iniciado.

En el artículo que publica “América Economía”, se exponen las expectativas sobre las tasas de interés de los Bancos Centrales de Chile, Brasil, México y Perú en donde los recortes para el 2009 van desde los 50 puntos básicos hasta los 275 puntos básicos.

En la jornada del jueves, el Banco Central de Chile dio lugar a un fuerte recorte en su Tasa de Política Monetaria. El Comité de Política Monetaria decidió un recorte de 100 puntos básicos y anticipó que continuará la tendencia de nuevos recortes en las próximas reuniones.

Vale recordar que hace menos de seis meses, el presidente del Banco Central de Chile manifestaba que difícilmente la institución monetaria podría alcanzar llevar la tasa de inflación dentro de los rangos preestablecidos para antes del tercer trimestre de 2010.

El mismo día Banco Central de Reserva de Perú relajó su política monetaria aunque mantuvo la tasa de interés de referencia para operaciones entre bancos en un 6,50% por cuarto mes consecutivo. A pesar de ello, la autoridad monetaria peruana recortó la tasa de encaje mínimo legal a 6,5% desde el 7,5% anterior.

Para varios analistas de la economía peruana, la inflación dejó de ser una preocupación por lo que el Banco de Reserva de Perú debería dar lugar cuanto antes al ciclo de recortes en su tasa de interés de referencia.

Desde México, se espera que en el mes de febrero el Banco de México comience con los recortes de tasas de interés ante la fuerte desaceleración de la economía mexicana por su estrecha vinculación con la economía estadounidense, epicentro de la crisis.

En Brasil en tanto, incluso existe una propuesta de un grupo de empresarios de que se adelante la reunión del Comité de Política Monetaria (la cual se producirá los días 20 y 21 del corriente mes), buscando anticipar el recorte de tasas para que el mismo tenga un rápido efecto sobre la economía.

Estos recortes en las tasas de interés de referencia de los bancos centrales latinoamericanos no serán los únicos que realizarán los mismos durante este 2009, en vista del panorama económico que las economías de la región deberán enfrentar.

Pero ¿Qué implicancias puede tener esta oleada de recortes en las tasas para las economías latinoamericanas?

En primer lugar, se puede considerar que parte de estos recortes son correcciones de los niveles de tasas de interés que han estado excesivamente elevados si se considera las condiciones internas de las economías latinoamericanas. Es que los Bancos Centrales han respondido al incremento inflacionario originado desde el exterior a través del alza en los precios internacionales de los commodities, incrementando la tasa de interés.

La reducción en las tasas de interés de referencia al achicar los márgenes en relación a las tasas de interés en las economías desarrolladas, producirá un debilitamiento de los tipos de cambios en la región. Dado el contexto internacional recesivo, es poco probable que la mejora en los tipos de cambio implique una mejora de las economías vía el canal externo.

Sí se puede esperar que con menores niveles de tasas de interés se pueda recuperar la demanda interna en las economías de la región. Los sistemas financieros latinoamericanos se encuentran en buena forma y líquidos, con capacidad de generar el financiamiento necesario para estimular el consumo y la inversión en las economías de la región que cuentan con buenos fundamentos macroeconómicos para seguir recuperar su ritmo de crecimiento.

Para que el canal crediticio responda a los recortes en las tasas de interés, será clave que no continúe agravándose la situación en las economías desarrolladas. Es que ello podría incrementar el impacto negativo sobre la región y aumentar los temores que harían que el sistema financiero latinoamericano esté menos dispuesto a prestar.

Si bien se espera que el deterioro en las condiciones de las economías desarrolladas persista en la primera mitad del año, el mismo se irá revirtiendo gradualmente pudiéndose esperar las primeras señales de recuperación a partir del tercer trimestre del año.

Los recortes en las tasas de interés ayudarán al sector privado a reducir el riesgo de posibles bancarrotas en caso de dificultades financieras. Con los recortes en las tasas de interés se da lugar a una mejora en las hojas de balances de las empresas latinoamericanas lo cual aumenta su atractivo.

Los Bancos Centrales latinoamericanos relajarán sus políticas monetarias en 2009 sin temor de generar presiones inflacionarias y con el objetivo de recuperar al menos en parte, el crecimiento económico que la región venía observando.

Si bien la mayor atención está puesta en un posible impulso externo (vía recuperación económica de EE.UU.), para que las economías latinoamericanas se recuperen, en esta oportunidad, el impulso al crecimiento económico puede originarse desde dentro de las economías latinoamericanas.

De este modo, la crisis nos estaría demostrando la fortaleza que han logrado las economías de la región que esta vez no se transformaron en elementos desestabilizadores ni observaron crisis internas producto de shocks externos, sino que mostraron capacidad de absorción del contexto adverso e incluso pueden llegar a demostrar cierta independencia para sostener su crecimiento. Esto último es lo que deberán demostrar.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Qué tan útil puede resultar el nuevo plan anticrisis de México?

¿Qué tan útil puede resultar el nuevo plan anticrisis de México?

Buenos Aires, Argentina

9 de enero de 2009

La economía mexicana ha sido una de las economías de la región que más se ha visto afectada por la crisis que golpea a los Estados Unidos.

La recesión que vive la economía de los Estados Unidos producto de la crisis originada por las hipotecas subprime, ha provocado una reducción en las principales fuentes de divisas del país: las remesas y las exportaciones petroleras.

En relación a las remesas que los mexicanos residentes en los EE.UU. enviaban a México, las mismas se estiman en US$ 23.000 millones en 2008, esto es, US$ 2.000 millones menos que en 2007 (un 8% menos).

Por otra parte, los ingresos por exportaciones petroleras también se han visto fuertemente reducidos por la brusca caída del precio internacional del petróleo. Pero no solamente se observa una reducción en los ingresos por exportaciones de petróleo, sino también la crisis ha afectado a las exportaciones de otros bienes y servicios que tienen como destino al mercado estadounidense.

El deterioro en la situación económica de México se vio reflejado en el mercado laboral en donde el nivel de desempleo se comportó al alza. Es así que durante el mes de diciembre de 2008 se perdieron en la economía mexicana 327.136 empleos formales. Siendo el 2008 el peor año de generación de empleo desde el 2001.

Ante la gravedad de la situación por la que atraviesa la economía mexicana, su presidente, Felipe Calderón acaba de lanzar un plan de emergencia económica, que fue el resultado de un acuerdo alcanzado entre el gobierno de México, el sector empresarial y los sindicatos, y que está basado en cinco ejes compuestos por 25 acciones, dentro de lo que se ha denominado el “Acuerdo nacional en favor de la economía familiar y el empleo”.

Los cinco ejes en los que se basa el plan de emergencia económica dado a conocer por Calderón son: el apoyo al empleo, a la economía familiar, a la competitividad, a la infraestructura y la realización de acciones para tener un gasto público transparente, eficiente y más oportuno.

Según la Secretaría de Hacienda de México, el plan equivale a $ 120.000 millones (unos US$ 10.000), lo cual representa más del 1% del PBI mexicano. El gobierno mexicano aclaró que la mayor parte de los recursos que se utilizarán para financiar el programa provendrán de los excedentes petroleros. Así se despeja las dudas que existían acerca de la posible necesidad de endeudamiento para financiar el programa.

No solamente el programa anticrisis ayudará a evitar que la crisis afecte con mayor profundidad al crecimiento y la generación de empleo de la economía mexicana, sino también tendrá un efecto positivo en materia inflacionaria ya que entre sus medidas se encuentra el establecimiento de un tope al precio de las gasolinas y menores presiones al gas al que se pretende reducir su valor.

Si bien el plan apunta principalmente a sostener el nivel de empleo, en el sector industrial, altamente dependiente de las exportaciones a los Estados Unidos, el empleo será impactado inevitablemente.

El plan, si bien fue bien recibido por la OCDE, viene soportando críticas por no considerar sectores claves de la economía mexicana como son los microemprendimientos (según considera José Caudillo Herrera, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México -Canacope-).

Para el líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Ortega, el plan anticrisis se trata de acciones tardías y coyunturales. Para el coordinador del PRD en el Senado, Carlos Navarrete Ruiz si bien las medidas son adecuadas y correctas, resultan insuficientes, ya que las de carácter económico se circunscriben a una aplicación a corto plazo. Esta orientación al corto plazo del plan anticrisis ha hecho aumentar las sospechas desde varios sectores de que el mismo se orienta a un fin electoralista más que a solucionar los problemas reales de la economía mexicana.

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens reconoció que el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto que tienen como escenario base es de crecimiento nulo aunque considera que con el congelamiento de los precios a gasolinas y la reducción de la luz, la inflación minorista se reducirá en un 1,1%.

Para Carstens será de gran importancia en términos del crecimiento de la economía mexicana lo que pueda hacer el gobierno estadounidense de Barak Obama ya que si el nuevo presidente presenta un programa agresivo y son efectivos en su ejecución, no se descartaría que México tuviera una expansión positiva en el año.

Uno de los empresarios que ha apoyado abiertamente el plan anticrisis anunciado por Calderón ha sido el multimillonario Calos Slim, para quien: “Faltan algunos detalles, pero lo fundamental está planteado”.

Pero Carlos Slim no solamente se ha manifestado de acuerdo con el plan anticrisis del gobierno mexicano sino que anunció que invertirá más de US$ 3.000 millones este año en México en telefonía, desarrollos inmobiliarios e infraestructura, con lo cual ayudará también a la economía del país. Con este plan de inversiones que acaba de anunciar el multimillonario mexicano se estima que sus empresas van a generar 30.000 nuevos empleos, sobre todo en construcción y desarrollos inmobiliarios.

Si bien no parece ser éste un buen momento para invertir en la economía real (y particularmente en la economía mexicana afectada de manera directa por la crisis estadounidense), es una estrategia que puede reposicionar estratégicamente a las compañías de Slim (especialmente en lo referente al sector de telefonía), en relación a sus competidores en México.

Slim aprovechó sus anuncios para pedir que se revise el impuesto empresarial a tasa única (IETU) – para que en vez de dos impuestos haya sólo uno, el de la renta o el IETU- al tiempo que mostró a favor que el Banco de México siga los mismos objetivos de la Reserva Federal de Estados Unidos, que se ocupa tanto de la inflación como del empleo. Es que si el Banco de México tuviera los mismos objetivos que la Fed, su política monetaria resultaría menos restrictiva lo cual ayudaría a estimular la demanda interna.

No es que Slim opine sobre estos temas de una manera desinteresada o con el simple objetivo de ayudar a que la economía mexicana se recupere. Slim reconoce en la recuperación de la demanda interna un elemento clave para la performance de buena parte de sus inversiones en México.

Por lo pronto, en el corto plazo no da la sensación de que el plan anticrisis tuviera la eficacia suficiente para contener el deterioro en el mercado laboral. Ello afectará al consumo de las familias mexicanas lo cual representa una mala noticia para Slim ya que varias de sus empresas dependen del consumo de las familias de México.

Si bien puede resultar valorable los esfuerzos realizados por el gobierno mexicano en el lanzamiento del presente plan anticrisis, no se observa que se discutan cuestiones que hagan a la fortaleza de la economía en el largo plazo, con lo cual, la misma seguirá manteniendo su fragilidad ante los vaivenes externos aumentando la volatilidad del crecimiento y la inestabilidad del empleo.

  • Comentarios
  • 1 voto

AgenciaBlog