Cómo afectará al Bovespa el impuesto a los capitales en Brasil

Cómo afectará al Bovespa el impuesto a los capitales en Brasil

Cómo afectará al Bovespa el impuesto a los capitales en Brasil
21 Octubre 2009 El mercado de valores brasileño no podía digerir ayer la noticia. A pesar de que la versión se había echado a correr unos días antes, el anuncio en la noche del lunes por parte del ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega de la imposición de un impuesto al ingreso de capitales del 2%, provocó la fuerte caída del Bovespa que alcanzó al 2,88%.
La caída en el mercado de valores brasileño refleja el cambio en las expectativas de su evolución ante la reducción que se espera, implicará el nuevo impuesto sobre el volumen de capitales externos que ingresarán al país.

El Impuesto sobre Operaciones Financieras (IOF) como se ha dado en llamar, no tiene fines de recaudación tributaria como se aclaró desde el gobierno. El motivo es más sano y es limitar el volumen de ingreso de capitales que aumentan el riesgo sobre la estabilidad económica del país y promueven la apreciación cambiaria, muy negativa para la industria brasileña.

Este impuesto al capital extranjero regirá exclusivamente para operaciones financieras bursátiles o en depósitos a plazos, y fue elaborado conjuntamente entre miembros de Hacienda y del Banco Central de Brasil. La elaboración conjunta de la medida muestra además la coordinación y el consenso existente en el diseño de la política económica en Brasil, un elemento que sin dudas le brinda consistencia y fortaleza.

El fuerte influjo de capitales que ha experimentado la economía brasileña en el presente año se refleja con claridad en el mercado de valores y en la cotización del real. Esta situación, que en principio debía generar satisfacción entre los brasileños porque representa una clara señal externa de la confianza que genera la economía de Brasil, es motivo de preocupación por los riesgos de generación de una burbuja en el valor de los activos.

“No creo que evitemos la valorización del real. Brasil es una economía fuerte y tiene una moneda fuerte”, decía Mantega y probablemente tenga razón. El 2% de impuesto al ingreso de capitales si bien reduce la renta esperada de las inversiones no las lleva al punto de dejarlas de ser atractivas. Es por este motivo que si bien se puede esperar una caída en el ingreso de capitales hacia la economía brasileña, los capitales externos seguirán sacando pasaporte para visitar tierras del Brasil.

Las autoridades calculan que la economía de Brasil ha recibido US$ 18.000 millones en inversiones extranjeras en lo que va de este año. Esto explica el hecho de que el Bovespa acumule un alza del 62,3% en el año (del 80,2% desde su mínimo), medida en reales. También explica la apreciación cambiaria que llevó al dólar desde los R$ 2,31 a principios de año a su cotización actual de R$ 1,74, que le imprime una mayor rentabilidad a las inversiones cuando se las mide en dólares.

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso Economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos elementales para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Puede suscribirse aquí o enviarnos un mail a info@latinforme.com para mayores detalles.

——————————————————————–

No es el objetivo principal ni el buscado por la nueva medida, pero sin dudas será bienvenida la recaudación adicional que generará el nuevo impuesto. Según las estimaciones realizadas por la oficina impositiva de Brasil, el nuevo gravamen del Impuesto sobre Operaciones Financieras (IOF) para el ingreso de capital extranjero al país generará una recaudación anual de R$ 4.000 millones, esto es, unos US$ 2.288 millones, que bien pueden ser utilizados en nuevas inversiones (¿para los juegos olímpicos quizás?), en políticas sociales para reducir el nivel de pobreza o para fortalecer la situación fiscal del país.

Dichas estimaciones de recaudación están elaboradas sobre la base de una reducción esperada del 20% en el ingreso de capitales. Este efecto es el esperado en el corto plazo, aunque en el mediano y largo plazo, no se tiene que descartar que el flujo de capitales hacia la economía brasileña recupere su ritmo actual. Motivos tiene de sobra para que ello ocurra.

Una señal positiva para los inversores extranjeros es lo mencionado por Fernando Mombelli, un alto funcionario de la oficina impositiva de Brasil quien dijo que el Gobierno va a dictar una segunda medida jurídica para garantizar que sólo sufran tributación las operaciones contratadas a partir del martes. Con esta medida se refleja la valoración del gobierno por asegurar la estabilidad jurídica para las inversiones, señal que será seguramente muy bien valorada por el mercado.

Brasil impone restricciones al flujo de capitales extranjeros. De este modo busca fortalecer la situación de su economía ya que limita un elemento de presión cambiaria y de estímulo a la generación de burbujas. Sin embargo, el buen fin perseguido por la iniciativa del gobierno de Lula puede generar el efecto menos esperado. La percepción externa de mayor solidez y políticas sanas que implementa el gobierno de Brasil, aumentará la atracción de capitales externos pudiendo generar como resultado un mayor ingreso de capitales.

Todavía es prematuro especular con esta posibilidad paradójica que puede generar un impuesto que busca desincentivar el ingreso de capitales pero que puede terminar por incrementarlo al reducir las posibilidades de ocurrencia de burbujas en el mercado de valores del país. ¿Qué debería hacer el gobierno brasileño si esto ocurre? Probablemente deba mostrar disposición a incrementar aún más el impuesto a los capitales, ya que la estabilidad de la economía reduce los riesgos para los inversores que encuentran en los retornos de los activos brasileños un interesante diferencial en relación a otros activos seguros.

Horacio Pozzo

————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———

En nuestro reporte de inversión con acciones de fuerte potencial alcista en Wall Street, Valor Global, compramos cuando vemos que la tendencia del precio de una acción comienza a ingresar en una fase alcista y nos subimos a ella recién luego de comprobarlo y la recomendamos. Obtenga su suscripción a nuestro reporte de inversiones Valor Global y comience a ganar desde el inicio de la suba de las acciones. Haga click aquí para adquirir nuestro reporte Valor Global.

———————————————————


Escribí tu comentario

Octubre 21, 2009, 1:53 pm latinforme dijo

Un impuesto que grava a los capitales especulativos en Brasil, no es señal de alarma, por más que en el muy corto plazo el mercado de capitales brasilero se enloquezca y corrija a la baja. Mas en latinforme.com

Escríbi tu comentario

Si preferís firmar con tu avatarIniciá sesión

Los comentarios en este blog pueden estar moderados.

En ese caso, el autor del blog tendrá que aprobarlos antes de que sean visibles para la comunidad


AgenciaBlog