¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil?

¿Son importantes las Olimpíadas para Brasil? “Serán los juegos de toda Sudamérica”, fue la frase de Lula que más resonó en estas últimas horas. Por primera vez en la historia, los Juegos Olímpicos pisarán tierras latinoamericanas. ¡Quién lo hubiera imaginado hace 20 años atrás! Se refería exhultante el site O Globo.

El viernes pasado nos emocionábamos viendo al presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva no pudiendo ocultar la inmensa alegría y satisfacción que le había generado que Río de Janeiro fuera la elegida para los Juegos Olímpicos 2016. Cerca de Lula, Edison Arantes do Nascimento Pelé no podía ocultar sus lágrimas al igual que otros tantos representantes de Brasil que viajaron a Copenhague para la definición de la sede.

Todo Brasil celebró la noticia. En el Bovespa, la celebración fue especial, con un alza del 1,2%, en donde las estrellas fueron aquellas empresas que se beneficiarán directamente por la realización de tamaño evento en Brasil. En realidad la mayoría de los sectores productivos de Brasil sentirá de un modo u otro el impacto positivo de este evento histórico y único.

Brasil tendrá en unos años dos eventos de magnitud mundial: los mencionados juegos olímpicos, y el Mundial de Fútbol en el año 2014. El país estará convulsionado en estos años de preparación, pero también lo estarán los inversores que encontrarán grandes oportunidades alrededor de estos eventos como así también en las oportunidades de negocio que pueden generar a futuro si es que son debidamente aprovechados.

“Creo que con esto Brasil logró obtener la ciudadanía internacional”, decía Lula. Y muy equivocado no está. El mundial de fútbol del 2014 y los juegos olímpicos, le permitirán a Brasil mostrarse al mundo y representará una gran oportunidad para hacer negocios. Probablemente Brasil ya esté comenzando a prepararse para aprovechar la histórica oportunidad que se le presenta, para culminar su proceso de desarrollo económico.

Según unos estudios realizados en el presente año por la Universidad de California en Berkeley y el Banco de la Reserva Federal de San Francisco, ser sede de los Juegos Olímpicos potencia el comercio internacional de un país en años posteriores. En igualdad de condiciones, ser sede de los juegos potencia el comercio hasta un 30%, y Brasil tiene mucho para venderle al mundo.

En Brasil (y ahora puntualmente en Río de Janeiro), se deberán realizar importantes inversiones para responder a la revolución que provocarán estos eventos internacionales. Hoteles, restaurantes, infraestructura aeroportuaria, inversiones en el sector turístico, por nombrar sólo algunos de los sectores que se beneficiarán de manera directa, deberán prepararse para estos históricos eventos.

Y aunque todavía es preliminar determinarlo, la realización de los JJOO implicará inversiones por US$ 16.000 millones, según daba cuenta el Fohla de Sao Paulo. Lo bueno del caso es que la realización de inversiones para el mundial de fútbol permitirá aprovechar parte de dicha infraestructura nueva.

¡Pero hay más para Brasil!

Según un estudio encargado por el Gobierno por parte del grupo sin fines de lucro Fundaçao Instituto de Administraçao, los JJOO de Río inyectarán US$ 24.500 millones en la economía brasileña desde ahora hasta el 2027, tanto por el aumento de la producción y de los ingresos por familia, de la recaudación tributaria y el empleo.

Muchas de las inversiones que se harán por los juegos (y también por el mundial de fútbol), se hubieran hecho de todas formas aunque con otros plazos. Hay que tener presente que la economía brasileña es una economía en pleno crecimiento y para que siga de este modo, la infraestructura se debe adecuar al creciente tamaño de la economía. Es por esto que será mayor para el caso de Brasil el aprovechamiento de las inversiones en relación a lo observado en otras experiencias.

La elección de Río de Janeiro genera ganancias para Brasil incluso dentro del balance esperado de los mismos. Las ganancias potenciales de los JJOO asegurarán un piso de US$ 500 millones, pero es altamente probable que superen los US$ 3.200 millones obtenidos en los juegos de Pequín del 2008.

La elección de Brasil no es una casualidad y está estrechamente vinculada a la seriedad en las políticas aplicadas por el gobierno brasileño que aseguran predecibilidad y garantizan para las autoridades del Comité Olímpico Internacional y para la FIFA, que no existirán imponderables comunes en economías en desarrollo. Brasil ha demostrado una vez más que está emergiendo con fuerza como una nueva potencia mundial. El tren del desarrollo ha iniciado su marcha y no piensa detenerse. Brasil no solamente ha logrado ser elegida sede para los JJOO del 2016 y para el mundial del 2014, ha logrado mucho más que eso en el último tiempo. El desarrollo de los recursos energéticos y de alimentos (tanto en lo referente a los commodities agrícolas como al sector ganadero), ha sido extraordinario.

Además para Lula, este logro implicará tener casi asegurada la continuidad de su partido en el gobierno luego de las elecciones presidenciales de 2010. ¿Quién no votaría por un partido que está llevando a Brasil al desarrollo económico y encima logra transformarlo en sede de dos de los eventos más importantes del deporte mundial? La popularidad de Lula que alcanza al 82% (cuando lo normal para un gobierno luego de tanto tiempo en el poder es que experimente una merma significativa en la popularidad por el lógico desgaste), habla por sí sola.

Cerca de Brasil, Argentina sigue dudando hacia dónde avanzar. Mientras tanto, sigue perdiendo mercados a nivel internacional, los cuales están siendo captados por la economía brasileña. En una foto, Lula palmea la espalda de Cristina como diciéndole: “Seguí así que nos está yendo muy bien”.

Bolivia por su parte, lamenta la muy buena política energética de Brasil y celebra la muy mala que lleva adelante la Argentina. Es que Brasil ha reducido sus compras de gas boliviano al mejorar la producción energética de sus usinas hidroeléctricas, mientras que Argentina necesita cada vez más del recurso que provee el Estado de Evo Morales aunque hace ya dos meses que no está abonando ni un solo dólar por los 6 millones de metros cúbicos de fluido que recibe diariamente.

Muchos se han fijado en este nuevo Brasil como un mundo lleno de oportunidades para invertir. Paola también lo ha hecho y ha seleccionado algunas de las compañías con mayor potencial de crecimiento para que los suscriptores de Valor Global puedan también subirse a la euforia del país del carnaval.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo


Escribí tu comentario

Octubre 7, 2009, 9:50 pm juan-luis-serra dijo

En el analisis de los juegos coincido 100% y creo que con los beneficios que le traera a Brazil , muchos estan ocultos. Agregaria que por algo se pelean las potencias por tenerlos. La exposicion que le da a Brazil es incalculable y cuantos empresarios del mundo iran a ver los juegos y de paso intentaran hacer transacciones y/o se vincularan con similares. Cuantas marcas intentaran estar presentes?
Lo grave de esto es que tampoco vamos a Aprovecharlo los Argentinos?
Saludos

Escríbi tu comentario

Si preferís firmar con tu avatarIniciá sesión

Los comentarios en este blog pueden estar moderados.

En ese caso, el autor del blog tendrá que aprobarlos antes de que sean visibles para la comunidad


AgenciaBlog