Todos tienen una receta para México

Todos tienen una receta para México

Todos tienen una receta para México
20 Noviembre 2009

Que la crisis ha golpeado fuerte en la economía mexicana, de ello no cabe ninguna duda. La economía demostró no estar preparada para los malos tiempos y a su extremada dependencia de los EEUU, la dependencia de los ingresos petroleros provocó un cóctel explosivo para las cuentas públicas mexicanas.Entre los múltiples temas que deberá encarar el gobierno de Calderón para fortalecer a la economía, la disyuntiva inmediata pasa por apuntar a la recuperación económica o a la disciplina fiscal ¿Cuál es el principal objetivo que debe perseguir?

El premio Nobel de Economía 2001 Joseph Stiglitz fue muy crítico con el desempeño del gobierno mexicano durante la crisis al afirmar que: “Las estadísticas de crecimiento han sido muy débiles y pesimistas para este país [...] la combinación de una recuperación muy débil para Estados Unidos y una política fiscal que no estimule la economía mexicana es una fuente de preocupación”.

Para Stiglitz, los deficientes estímulos fiscales explican hoy que la economía de México pueda contraerse en un 7% durante el presente año. Pero lo peor es que si espera que EEUU la ayude, estará perdiendo el tiempo ya que la economía estadounidense sigue estando débil y demorará varios meses más en comenzar a recuperar (si lo logra), vigorosidad. De hecho, la Fed a través del presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, reconoció que mantendrá los tipos de interés cercanos al 0% hasta el año 2012, por las débiles perspectivas económicas. Los riesgos de una recuperación con forma de W siguen estando presentes en la economía estadounidense y ello implica que si México quiere recuperarse, no deberá confiar en que lo podrá hacer a través de EEUU.

Como el mundo económico está lleno de contradicciones, lo que hubiese recibido el visto bueno de Stiglitz, hubiese provocado un castigo para el país por parte de las calificadoras de riesgos preocupadas por los problemas en las cuentas públicas de México.

El pasado miércoles, según El Economista, la calificadora de riesgo soberano, Moody´s, decidió dejar invariante la calificación crediticia de México, por lo que mantiene de este modo, su grado de inversión. Lo que posibilitó esta decisión es la aprobación por parte del Congreso mexicano, de la reforma fiscal, que se espera, contribuirá a recomponer la situación de las cuentas públicas.

El Financiero afirmaba que otras calificadoras como Standard and Poor´s y Ficht, están analizando con sumo detenimiento las medidas incluidas en la reforma fiscal para determinar si son suficientes para lograr una mejor posición y menor fragilidad en las cuentas públicas. Un diagnóstico negativo puede poner en peligro la calificación de grado de inversión de México. Por este motivo, desde el gobierno de Calderón se busca enviar señales claras de su compromiso fiscal.

Según daba cuenta América Economía, el presidente de México, Felipe Calderón, se comprometió a ejercer un gasto público responsable y transparente, como una manera de brindar tranquilidad a las calificadoras de que no incurrirá en la indisciplina fiscal a pesar de los problemas que sufre la economía con un fuerte impacto en el mercado laboral.

La disciplina fiscal no excluye la posibilidad de realizar políticas de estímulo de sectores claves para la mejora competitiva del país. Stiglitz le recomendó a México invertir en tecnología, educación e infraestructura, para estimular el desarrollo y crecimiento de la economía a corto y largo plazo.

Estos objetivos planteados por Stiglitz se encuentran en la mente del gobierno de Calderón, quien anunció importantes inversiones en infraestructura para mejorar las condiciones del desarrollo de las inversiones privadas. El presidente mexicano, señaló que se espera que las inversiones en proyectos de infraestructura durante el próximo año bordeen los 630.000 millones de pesos (US$48.500 millones).

“Es una cifra sin precedente que nos permitirá seguir ampliando y modernizando nuestra infraestructura, no sólo para salir adelante de la crisis, sino también para que México crezca más rápido, de manera permanente, y genere los empleos que tanto necesitamos”, decía Calderón.

Los proyectos en infraestructura que se llevarán a cabo en México, representa una muy buena noticia para Cemex (BMV: CEMEX, NYSE: CX). Según da cuenta en su sitio de Internet, CEMEX es una compañía global de soluciones para la industria de la construcción, que ofrece productos de alta calidad y servicio confiable a clientes y comunidades en más de 50 países en el mundo y mantiene relaciones comerciales en más de 100 naciones.

La cotización de los ADRs de la compañía acumula un aumento del 189,8% desde principios del mes de marzo. Sin embargo, su cotización actual se encuentra alejada de sus máximos alcanzados a mediados de 2007 (con una cotización de los ADRs que era más de tres veces el valor actual) producto del impacto que la crisis fiancniera internacional ha tenido sobre el sector en el que se desempeño.

Con la mejora en el contexto económico global, las perspectivas de la compañía se verán favorecidas y es por eso que los inversores han comenzado a posar su mirada en la gigante mexicana, tal como lo hizo John Paulson un inversionista que saltó a la fama por ser uno de los pocos inversores que logró multimillonarias ganancias con su teoría catastrofista del crack de la burbuja inmobiliaria. Paulson adquirió de siete millones de ADRs de la cementera mexicana a un precio promedio de US$ 11,05.

Además, la cementera que está trabajando en mejorar su perfil financiero, confía en la expansión de sus ventas en EEUU para el 2010 ante las señales de mejora en el sector. El presidente de Cemex, Lorenzo Zambrano, se refería a ello diciendo: “La Portland Cement Association está proyectando un 5% de crecimiento en volúmenes de venta de cemento para el año que entra, nosotros estamos esperando crecimiento”.

¿Estímulo o disciplina fiscal? México puede apuntar a ambos objetivos con una mejora en la asignación de los recursos públicos. Un adecuado manejo de los recursos fiscales permitirá mejorar la competitividad de la economía y reducir los temores de crisis en las cuentas públicas.

Como sucede en el caso de Cemex, el comprender cómo las políticas económicas impacta en la rentabilidad esperada de las compañías, es clave para tomar decisiones de inversión acertadas. Latinforme.com, tiene para ofrecer, el Curso de Economía Básica para Inversores, que aporta los conocimientos básicos para entender la economía y con ella, identificar las verdaderas oportunidades de inversión antes que sean de público conocimiento.

Horacio Pozzo

La deuda pública británica puede hundir a la libra esterlina

La deuda pública británica puede hundir a la libra esterlina

La deuda pública británica puede hundir a la libra esterlina En esta nueva era económica en donde las economías emergentes ganan protagonismo y donde las economías desarrolladas padecen los sufrimientos que acostumbran soportar aquellas subdesarrolladas, Gran Bretaña aparece como una de las economías que mayores desafíos está enfrentando.

Problemas en el sector inmobiliario, financiero y en las cuentas públicas aparecen como una carga demasiado pesada para que su economía siga siendo considerada, toda una garantía para los acreedores.

La situación de la economía británica sigue aumentando el nivel de tensiones internas que la hunden en una disyuntiva entre implementar políticas para salir de la recesión o priorizar apuntar hacia la disciplina fiscal para evitar el castigo de las calificadoras y una potencial situación de crisis.

Durante la semana pasada, la calificadora de riesgo soberano Ficht Ratings, advirtió a los mercados que el elevado nivel de deuda pública de la economía británica está poniendo en riesgo su calificación AAA (la máxima calificación). Para la calificadora, de todos los países que ostentan la calificación AAA, el Reino Unido es el que mayores esfuerzos en materia fiscal deberá hacer para sostenerla.

La advertencia fue realizada por David Riley, uno de los responsables de Fitch en el área de calificaciones soberanas, en una entrevista con Reuters Televisión. Ficht por su parte, le advertía al gobierno británico a través de un comunicado: “Nuestra perspectiva estable refleja la expectativa de que el Gobierno británico articulará un programa de mayor consolidación fiscal durante el próximo año”.

Ficht se une de este modo a Standard and Poor´s que en el mes de mayo había advertido al gobierno británico sobre la posibilidad de recortarle su calificación. De hecho, S&P puso bajo vigilancia negativa el rating de AAA.

La calificadora condiciona la continuidad de la calificación de la deuda inglesa a señales claras y contundentes para reducir el déficit fiscal. El problema aquí planteado es, considerando el contexto económico del país, si la implementación de un ajuste inmediato terminará por generando efectos negativos superiores sobre el resultado fiscal, que los beneficios perseguidos.

El elemento que hace pensar en esta posibilidad es la frágil situación de la demanda interna de la economía afectada por los problemas en el mercado laboral. Mayores impuestos combinados con recortes en los gastos, reducirán las perspectivas de recuperación de la economía y posiblemente terminen por golpear en dos sectores que se encuentran al borde de una nueva crisis como lo son el sector bancario e inmobiliario.

¿Qué debe hacer el gobierno británico, dejar que la economía se recupere por sí sola o volver a generar estímulos? “Si hubiera otro paquete de estímulo fiscal significativo en Gran Bretaña, entonces la calificación estaría en riesgo”, advertía Riley, mostrando que existe un solo camino para sostener la calificación crediticia.

Por lo pronto, las advertencias que se acumulan en torno a la deuda británica están haciendo que sus Credit Default Swaps (CDS –seguros de default de la deuda de Gran Bretaña-) comiencen a elevarse y harán cada vez más costoso el financiamiento para el gobierno de Gordon Brown.

A pesar de los anuncios realizados en abril para lograr una mayor disciplina fiscal, el déficit de las cuentas públicas sigue en alza. Steven Hawkes recordaba días atrás en un artículo en The Sun que el gobierno británico tuvo que endeudarse por 77.600 millones de libras esterlinas entre los meses de abril y setiembre del presente año, más del doble en relación al financiamiento que necesitó para el mismo período del 2008.

Para el presente año, el Fondo Monetario Internacional (FMI), ha estimado que el déficit fiscal de Inglaterra alcanzará al 11,6% de su Producto Bruto Interno (PBI), cifra que hubiese sido considerada escandalosa por el organismo internacional en caso de tratarse de una economía en desarrollo.

La libra esterlina, por su parte, aparece como una damnificada por esta situación ya que el mayor riesgo de una rebaja en la calificación crediticia de la deuda pública reducirá la demanda de activos denominados en esa moneda, presionando a una depreciación cambiaria. Ashley Seager en un artículo para The Guardian destacaba el impacto inmediato que sufriera la cotización de la libra esterlina una vez conocida la advertencia de Ficht.

Los problemas para la economía británica se encadenan y la potencial menor demanda de libras esterlinas aumentará las necesidades de una política restrictiva que redoble los esfuerzos por quitar la liquidez excedente si no quiere agregar a todos los problemas de la economía actuales, la amenaza inflacionaria o el surgimiento de nuevas burbujas especulativas.

Para colmo de males, Gran Bretaña está ingresando en 2010 en un período electoral en donde el actual partido gobernante buscará mantenerse en el poder y para ello, necesita una mejor propaganda que la actual situación recesiva de la economía. Este contexto puede actuar como un condicionante de las decisiones tanto de política económica como de política monetaria.

Ante los posibles temores sobre la posible falta de voluntad del gobierno de implementar una política fiscal restrictiva en vísperas del contexto electoral, una señal positiva, y lógica, para los ciudadanos británicos es el gran consenso político existente previo al contexto electoral en torno a la necesidad de apuntar a la disciplina fiscal.

Probablemente, las próximas semanas sean cruciales para la economía inglesa. En los primeros días de diciembre, Alistair Darling presentará mayores detalles acerca del presupuesto del año entrante y de los planes para reducir el abultado déficit fiscal.

Lo que ocurra con la calificación crediticia del Reino Unido, importa no solamente para el propio país, sino también es relevante para el resto de las economías desarrolladas, principalmente para las que ostentan una situación fiscal similar. La posible rebaja en la calificación crediticia en la economía británica puede disparar una ola de sospechas y temores entre los inversores acerca de la calificación crediticia de la deuda de economías desarrolladas como la estadounidense, lo cual puede además, hacer resurgir las turbulencias en los mercados internacionales y alterar la recuperación económica.

Una vez más, queda en evidencia la importancia que tiene el poder comprender lo que ocurre en las economías para anticipar los posibles impactos sobre nuestras decisiones de inversión. En este sentido, Latinforme ha querido brindarle, a través del Curso de Economía Básica para Inversores , una manera sencilla y comprensible para aprovechar los hechos económicos en la toma de decisiones de inversión.

Horacio Pozzo

Déficit fiscal en EEUU ¿Contraestímulo fiscal o solución “a la Argentina”?

Déficit fiscal en EEUU ¿Contraestímulo fiscal o solución “a la Argentina”?

Déficit fiscal en EEUU ¿Contraestímulo fiscal o solución “a la Argentina”? Un tercio de la población estadounidense se encuentra seriamente amenazada por las dificultades fiscales en los Estados donde residen, los que tendrán que ajustar seriamente su cinturón de gastos si no quieren declararse en bancarrota. ¿Contraestímulo fiscal?

Los problemas fiscales para los Estados Unidos, lejos están de atenuarse. Por el contrario, como si fuera una enfermedad, se está extendiendo entre varios estados que, liderados por California, encuentran que equilibrar sus cuentas, es una de las misiones más difíciles en el inicio de la postcrisis. ¿Ensayarán una solución a la Argentina?

A nivel del Estado nacional, el déficit público sigue en una preocupante tendencia alcista. Según daba cuenta el Wall Street Journal, las cuentas públicas arrojaron en el mes de octubre un rojo de US$ 176.360 millones casi cuadruplicando el rojo del mes de setiembre que había sido de US$ 46.000 millones y las señales de moderación y disciplina que se le reclama al gobierno de Obama, parecen quedar para más adelante.

A nivel estatal, la situación aparece en algunos casos incluso más graves que lo observado a nivel federal. Darrell Preston comentaba en un artículo para Bloomberg que los estados están cerrando el año fiscal con un déficit de US$ 250.000 millones.

La CNN dio a conocer un estudio realizado por Pew Center que revela que 10 estados se encuentran en una situación de crisis fiscal que los puede llevar a la bancarrota.

La lista del miedo la integran Arizona, California, Florida, Illinois, Michigan, Nevada, New Jersey, Oregon, Rhode Island y Wisconsin. Y en la lista siguen otros cinco estados cuya situación no es demasiado mejor a la que evidencian los aquí mencionados. Los estados más comprometidos con el déficit fiscal son California, Illinois y Arizona con un bache fiscal del 49,3% para California, 47,3% para Illinois y 41,1% para Arizona.

Seguramente muchos ciudadanos estadounidenses se estarán preguntando en estos momentos ¿Cómo es que ha llegado a esta situación de descalabro financiero en los estados?

Lo que les ha ocurrido a buena parte de los estados en problemas, lógicamente no responde a una única causa. Tampoco se puede afirmar que no tienen sus gobernantes responsabilidad alguna sobre la situación. Todo lo contrario, la falta de previsión pone a muchos estados en una situación de cuasi bancarrota.

Los problemas en sus mercados laborales con una elevada tasa de paro, que a su vez es uno de los elementos que derivan en una alta tasa de ejecuciones inmobiliarias y de quiebras de empresas, han golpeado las arcas públicas por los menores ingresos que se generan. Si a esto le sumamos los problemas en la administración de los recursos públicos que se han observado en los estados, tenemos entonces el cóctel explosivo que están sufriendo por estos momentos.

La caída en los ingresos estatales, promedió el 16,6% en el segundo trimestre del año, según el relevamiento realizado por el Rockefeller Institute. Pero tan preocupante como la caída en los ingresos fiscales es su evolución esperada para los próximos meses.

Un reporte del Securities Industry and Financial Markets Association muestra un panorama poco alentador al destacar que: “A pesar del aparente retorno del crecimiento en la economía de los EEUU, la recuperación del empleo y los salarios –dos de los factores más importantes de las finanzas de los estados- se demorarán por bastante tiempo”.

En el mes de julio el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, aplicó una solución a la Argentina, al menos temporal, para sus cuentas fiscales que consistió en la emisión de pagarés (en Argentina, las famosas cuasimonedas). En ese momento, del estado, John Chiang decía al respecto: “Los pagarés son una señal de que el estado está siendo manejado de mala manera” al tiempo que advertía sobre una posible rebaja en la nota de la deuda de California.

El caso de California es el más conocido, por la importancia que representa dentro de los EEUU. Schwarzenegger, se ha visto obligado a aplicar fuertes e impopulares recortes en el gasto público, afectando a ámbitos esenciales del llamado “Estado de Bienestar”, como los son los gastos en educación y en servicios sociales. La profundidad del bache presupuestario hace que los recortes realizados hasta el momento resulten insuficientes y se tengan que pensar en nuevas reducciones de gastos. Así y todo, el gobierno de California prevé un déficit público de entre US$ 12.400 millones y US$ 14.400 millones en 2010.

Para graficar la seriedad de los problemas financieros en otros estados, el gobierno de Arizona piensa en arrendar el edificio del Congreso para recaudar dinero, mientras que en el estado de Michigan ya se anunció la disminución de gastos en escuelas y en hospitales.

El riesgo que existe en torno a la necesidad de un fuerte ajuste fiscal por parte de una gran parte de los estados es que el mismo ajuste termine por provocar un círculo vicioso dentro de la economía y de este modo, que imponga un freno a las perspectivas de recuperación de la economía de los EEUU.

¿Qué deben hacer los gobernadores? El conflicto de ideas es importante. Lo que aparece como una medida mejor vista es que los gobiernos de los estados en problemas decidan recortar sus gastos para ajustar sus balances fiscales. El problema es que esta decisión puede profundizar la situación de recesión económica con nuevos efectos negativos sobre la recaudación. La alternativa pasa por posponer todo ajuste hasta que la economía cobre fuerza y no sufra demasiado con los recortes en los gastos.

Para Susan Urahn, directora del Centro Pew afirmaba: “Las decisiones que adopten esos estados mientras intentan salir adelante de la recesión tendrán un papel primordial en qué tan rápido se recuperará toda la nación”.

Por lo pronto, varios de los estados, para mal o para bien, ya han comenzado a actuar inclinándose por el camino de los recortes en los gastos y el aumento de sus impuestos (algo que Keynes no les hubiese aconsejado).

Scott Pattison, vocero del National Association of State Budget Officers vaticinaba que lo peor aún no llegó para los ciudadanos: “Hemos visto los peores números rojos en 10 años, y es seguro vendrán días con miles de despidos en el sector público y recortes de servicios sociales”.

¿Estará en las finanzas de los estados de EEUU el origen de una nueva recaída en la economía estadounidense? Este riesgo estará latente más allá del camino elegido por los diferentes gobiernos. La economía estadounidense debe salir cuanto antes de la situación de recesión para comenzar a implementar medidas de ajustes profundas y así comenzar a desterrar las numerosas amenazas que la rodean.

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———–

Aprovechemos esta baja en Wall Street para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas. Para suscripciones haga clic aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

Los motivos para seguir comprando oro

Los motivos para seguir comprando oro

Los motivos para seguir comprando oro Cuando ya la economía mundial ha comenzado su etapa de recuperación luego de la histórica crisis, el oro sigue brillando contra todos los pronósticos y va por más.

La onza de oro ya superó los US$ 1.100 dólares y los entendidos siguen corrigiendo sus estimaciones al alza. Goldman Sachs (NYSE:GS), acaba de colocar el valor estimado en US$ 1.200, condicionado a que el valor del dólar se mantenga bajo en términos del resto de las divisas internacionales.

¿Será US$ 1.200 la onza el nivel máximo que pueda alcanzar el oro? Existen elementos para pensar que no y que puede seguir creciendo más allá de este límite imaginado por Goldman Sachs.

Para poder tener una aproximación del potencial de aumento que tiene la cotización del oro, lo primero que debemos hacer es relevar los factores que pueden seguir impulsándolo al alza.

La debilidad del dólar es siempre el primer motivo que se menciona. El Economista de España, reproducía la siguiente opinión del Commerzbank: “Mientras el dólar siga su tendencia bajista, es muy improbable que el precio del oro baje de forma significativa”. Esta es una visión bastante simplificada de los factores que influyen en la cotización del dorado metal.

En relación a la cuestión del dólar vale hacer una diferenciación entre las paridades nominales y reales con respecto al resto de las principales divisas. En este sentido, si bien el dólar se encuentra en sus niveles mínimos frente a las principales monedas internacionales, la mayor tasa de inflación del último tiempo (y también esperada) en la economía estadounidense, reduce la depreciación real del tipo de cambio para los EEUU, lo cual puede hacernos pensar que todavía existe un margen no despreciable para que la divisa estadounidense continúe perdiendo valor frente al resto.

Y lógicamente que el debilitamiento del dólar, que se espera, se mantenga, ayuda al alza del precio de la onza de oro, pero hay otros factores que también tienen su cuota de explicatividad en este fenómeno.

Tal como Ainhoa Giménez de Bolságora también le apuntaba al aumento de la demanda de los países asiáticos de la mano de su recuperación económica. Con la recuperación del ritmo de crecimiento de las economías asiáticas, aumenta la demanda de oro para joyería.

De la mano del debilitamiento del dólar como moneda de reserva internacional, los banqueros centrales han comenzado desde hace ya unos cuantos meses, a diversificar en mayor medida sus reservas internacionales, aumentando no solamente la participación de otras divisas, sino también del preciado metal, siendo éste un nuevo elemento que le pone presión al precio del oro.

En la semana pasada, el Fondo Monetario Internacional (FMI), le vendió al gobierno de India, unas 200 toneladas de oro (la mayor adquisición de oro de un banco central en 30 años). Este hecho no se debe interpretar como algo aislado, sino como un fenómeno que se seguirá repitiendo en el futuro.

Carolyn Cui del Wall Street Journal, recordaba que durante 18 años, los bancos centrales redujeron sus posiciones de oro en 10%, situación que para Cui ha mantenido equilibrado el mercado del metal. El cierre del 2009, encuentre probablemente a los bancos centrales cerrando sus posiciones como compradores netos, con los bancos centrales asiáticos y de los países de Medio Oriente como los principales compradores.

Para Cui, también los bancos centrales de Rusia y Brasil pueden emerger como importantes demandantes de oro ya que tienen pequeñas posiciones del metal en relación a sus reservas extranjeras totales (sólo el 4% del total de las reservas internacionales de Rusia y el 0,4% de las reservas internacionales de Brasil están en oro), lo que puede llevarlos a modificar su composición para diversificar adecuadamente sus exposiciones.

Tom Pawlicki, analista de MF Global le apunta a las muy buenas perspectivas del oro en el largo plazo: “La fortaleza de oro se mantendrá porque creemos que la Fed mantendrá bajos los tipos, por los temores sobre la situación en Irán y por el creciente interés de los inversores por el metal”.

¿Podremos pensar también en algún componente especulativo que lleve al alza a la cotización del oro? Sin dudas existe algo de especulación en el valor del oro y lo existirá en su evolución futura. Pero a pesar del componente especulativo, existen sospechas para pensar que la cotización del metal tiene poder para seguir subiendo y para hacerlo mucho más allá de los US$ 1.200 la onza que aventura Goldman Sachs.

Esta es la opinión de alguien que no teme jugarse en sus opiniones: “Sospecho que el oro va a subir por encima de 2.000 dólares durante algún momento del mercado alcista, pero dependiendo de lo que pase en el mundo, puede ir mucho, mucho más arriba”. Lo anterior lo había expresado a principios de mes el inversor Jim Rogers quien anticipó el rally de la última década de las materias primas.

Un detalle no menor que hace notar Rogers para, en parte, justificar sus expectativas, es considerar la evolución “real” del precio de la onza de oro: “El antiguo máximo ajustado a la inflación, de 1980, estaría por encima de los 2.000 dólares ahora. Por lo tanto, llegaremos seguro ahí en la próxima década”, decía convencido Rogers.

A pesar del gran desarrollo innovativo del sistema financiero internacional que sigue creando activos de inversión, una vez más queda en claro que el oro es el activo de inversión por excelencia y por lo tanto, merece al menos un voto de confianza.

Para quienes hicieron caso a las recomendaciones que Paola Pecora, anticipándose a la tendencia, hiciera sobre metales en Valor Global, están acumulando en poco más de mes y medio un retorno del 12% que sigue en alza. ¿Más detalles? Haga click aquí

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar está colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores, acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede hacer click aquí o bien pedir información a info@latinforme.com

———————————————————–

El futuro es negro para los españoles

El futuro es negro para los españoles

El futuro es negro para los españoles
12 Noviembre 2009 Si la crisis que está golpeando a la economía española les parece que es un gran dolor de cabeza para los españoles, mucho más lo será en unos años para aquellos que deban enfrentar su retiro.
El ahorro pensando en el retiro es uno de los principales problemas que enfrentarán las economías desarrolladas en las próximas décadas con el envejecimiento poblacional. Los sistemas de seguridad social soportarán una verdadera prueba ante el fuerte aumento de la proporción de pasivos que deberán sostener.

Muchas familias ya han tomado nota de los riesgos que correrán sus ahorros en el tiempo de retiro ante esta situación y es por ello que han decidido incrementar sus ahorros extras para sentirse seguros ante cualquier eventualidad.

En la experiencia Argentina, los varios fracasos del sistema de seguridad social, tanto público como privado, obligan a las familias a pensar, dentro de sus posibilidades, a autogestionarse sus ahorros para su etapa pasiva. Es que ante la gran incertidumbre que enfrentan por sus ingresos futuros, el ahorro precautorio lógicamente tiende a aumentar.

En el caso de España, me ha llamado poderosamente la atención, una nota de ABC que daba cuenta que alrededor del 77% de los españoles no ahorra nada para su retiro.

Pero lo más llamativo es que toman la actitud de no ahorrar a pesar de la desconfianza que dicen tener en el sistema de seguridad social español. Al menos estos resultados son los que surgen de un estudio realizado por Esade y patrocinado por Vida Caixa.

No solamente un alto porcentaje de españoles no está ahorrando para su futuro, sino tampoco tienen conocimiento sobre las alternativas de ahorro, y lo que más preocupa es que a pesar de ello, según surge del estudio, un 53% prefiere que nadie le informe de posibles métodos.

Para el profesor del departamento de Dirección de Marketing de Esade, Ismael Vallés, lo que ocurre con los ciudadanos españoles es un “problema de actitud”. Además de ser un problema de actitud, será un problema más para las golpeadas cuentas públicas de España que deberán hacer frente a un número creciente de pasivos sin ingresos suficientes para su subsistencia.

A pesar de que tuviesen el deseo de ahorrar, en estos momentos, la situación crítica que vive la economía de España con una tasa de desempleo que en poco tiempo más superará al 20% de la Población Económicamente Activa (PEA), no existe demasiada capacidad para hacerlo.

Queda en claro que no es que las familias españolas no tengan alternativas de inversión, sino que la falta de una conciencia y conocimientos financieros es lo que impide tomar la determinación de resignar parte del consumo actual para consumir en el futuro. Incluso se puede decir que la crisis está golpeando con mayor fuerza a las familias porque no han sabido ahorrar lo suficiente para enfrentar épocas difíciles, las cuales parecían haber quedado en el olvido.

Para los previsores, aquellos que piensan en asegurarse un buen pasar en la etapa de retiro y han decidido separar algunos euros para invertir en el mercado de valores español, seguramente estarán disfrutando del 28,5% de rendimiento que el IBEX35 acumula hasta el momento, rendimiento que puede alcanzar un máximo de 73,4% para quienes entendieron el comportamiento del mercado y decidieron entrar cuando se encontraba en su mínimo.

El rendimiento alcanzado por el IBEX35 es aún mayor que el observado a simple vista si se considera la fuerte apreciación que ha experimentado el euro en relación a las principales divisas, en especial, frente al dólar estadounidense, lo cual aumenta el poder adquisitivo de la moneda europea.

Dentro del IBEX35, dos compañías que les he recomendado hace unos meses atrás y que pertenecen al sector bancario, han sido el Santander (IBEX35:SAN; NYSE:STD y el BBVA (IBEX35:BBVA; NYSE:BBV) “BBVA, gran ganador de la crisis“. Estos bancos españoles están llevando adelante una agresiva estrategia de expansión internacional que les permite diversificar sus riesgos y limitar la dependencia de una economía o región en particular.

Recientemente, el Santander, a través de su brazo Santander Consumer Finance alcanzó un acuerdo con la entidad británica HSBC (NYSE:HBC), para adquirir su cartera de créditos prendarios en los Estados Unidos, por la que ofreció US$ 900 millones. La cartera de créditos para el automotor está valorada en US$ 1.000 millones, por lo que, en el supuesto caso de que no tuviera morosidad, el Santander ganaría unos US$ 100 millones.

Según Expansión, tanto el BBVA como el Santander se ubican entre las cinco principales entidades que más se han beneficiado con la crisis financiera internacional.

Esta crisis que no será fácil de olvidar, le permitió al Santander superar los 90 millones de clientes en el mundo (más de dos veces, la población de Argentina) principalmente gracias a las adquisiciones realizadas en el sistema bancario británico en donde adquirió las entidades Bradford & Bingley (que le aportó 2,3 millones de clientes) y Alliance & Leicester (que le representó un total de 5,3 millones de nuevos clientes).

El BBVA por su parte, aumentó a 50 millones el total de clientes en todo el mundo y consolidó su posición en los EEUU (en donde incrementó en un 21% la base de usuarios de sus servicios), principalmente en Texas y California.

El secreto del Santander y del BBVA para no estar sufriendo las consecuencias de la contracción económica en España, es su modelo de negocio internacional que como comentara anteriormente, permite diversificar riesgos y potenciar la rentabilidad del negocio (aprovechando además las economías de escala comunes de la actividad).

Estas dos compañías españolas no son las únicas que operan a nivel internacional y que se encuentran desarrollando una estrategia de expansión, con perspectivas interesantes de retorno que muchos españoles están dejando pasar.

Para quienes necesitan una orientación para sus decisiones de inversión, desde Valor Global Paola Pecora les brinda los consejos oportunos para aprovechar aquellos activos financieros que prometen una valorable rentabilidad. Haga click aquí para mayores detalles.

Horacio Pozzo

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010

La economía del milagro: 5% de crecimiento en 2010 “Lo llamé a Rodrigo Rato al FMI y le dije que no quería su dinero”, dijo Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil, al recordar cuando tomó la decisión de cancelar la deuda con el organismo de crédito internacional.

El pasado domingo Lionel Barber y Jonathan Wheatley reprodujeron en un artículo escrito para Financial Times, una entrevista que les concediera el presidente de Brasil, Lula da Silva que no tiene desperdicio.

En una entrevista jugada por parte del presidente brasileño, Lula se aventuró a anticipar que su economía superará en 2010 el 5% de crecimiento, cuando el mundo apenas está saliendo de la recesión.

“Pronto tendremos US$ 300.000 millones (en reservas internacionales)”, afirmaba confiado Lula. Mientras las economías desarrolladas continúan endeudándose y llevando la deuda pública a niveles insostenibles, Brasil ha pasado a ser acreedor neto.

Sin dudas, la economía de Brasil se puede catalogar como una “economía del milagro”. Claro, este tipo de calificativos son válidos cuando no se pueden identificar elementos concretos que justifiquen tamaña evolución de la economía en tan poco tiempo, pero en el caso de Brasil, los fundamentos son claros. El tener una política de Estado y priorizar una política económica predecible y sana, que no se desvía ante objetivos de corto plazo, son elementos en los que se apoya el “milagro brasileño”.

El “milagro brasileño” apoyado en políticas sanas ha permitido el control de la inflación, un fantasma que ha aterrorizado a Latinoamérica por décadas y que parece estar desterrado del suelo brasileño gracias a la consistencia de su política económica.

—–CURSO DE ECONOMÍA PARA ENTENDER A LOS MERCADOS—–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender cómo la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el Curso de economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias.

——————————————————-

Cuando una economía latinoamericana ha logrado crecer durante un período a una tasa razonable, lo normal era que dicho crecimiento no aportara demasiado a resolver el problema de la desigualdad social.

En este caso del Brasil de Lula, el crecimiento viene acompañado de una mejora en la situación socioeconómica de la población. Con esto no quiero decir que la situación socioeconómica del pueblo brasileño sea buena, pero sí que ha experimentado una mejora sensible que muestra fundamentos para sostenerse y profundizarse en los próximos años.

Los sectores más postergados de Brasil le están devolviendo el favor a Lula, de esta mejora en su situación económica, a través del aumento que están generando en el consumo doméstico, lo cual ha sido de gran valor para acelerar la salida de la economía de su situación de crisis y para potenciar el crecimiento de los próximos años.

A pesar de los numerosos logros de la economía brasileña, no todo es felicidad. Los temores de una reversión en el contexto de aborte el proceso de desarrollo iniciado, están latentes. Varios analistas apuntan a los precios de los commodities como uno de los factores claves en el buen momento de Brasil, y por este motivo temen que una reversión en las cotizaciones de los mismos pueda poner en aprietos a la gran economía latinoamericana. Conjuntamente con este temor se encuentra el de una posible reversión del flujo de capitales en caso de una recaída de la economía mundial (ya se apuesta a que posiblemente, los EEUU observen una recuperación con forma de W por efecto de los ajustes fiscales que se esperan), que pudiera dañar el precio de los activos brasileños y limitar el financiamiento de la inversión.

Desde mi punto de vista, la economía de Brasil ha evolucionado y reducido sus vulnerabilidades, por lo que gradualmente está reduciendo su dependencia de factores determinados como los commodities. Probablemente, si recibe un shock negativo externo, la fortaleza que está ganando la demanda doméstica ayudará a absorberlo.

“Estuve trabajando obsesivamente bajo la convicción que no podía cometer ningún error”, afirmaba durante la entrevista, Lula da Silva haciendo referencia a los temores que surgieron en 2002 apenas fue elegido presidente. Con paciencia y políticas claras, Lula fue desterrando los temores de un brusco giro hacia la izquierda en materia de política económica, que hubiese provocado una gran inestabilidad en Brasil.

La política económica de Lula, que ha priorizado las reglas claras y la estabilidad de mediano y largo plazo, está resultando en una mejora en el bienestar de la población que promete perdurar en el tiempo y que difícilmente se hubiese podido lograr con una política populista redistributiva, que hubiera cambiado las reglas de juego.

“Dudo que en la historia brasileña, el sector privado haya tenido tanto respeto desde el Estado que el que tiene actualmente” afirmaba el mandatario. Lula demuestra que las grandes corporaciones no son enemigas del bienestar de los países sino que por el contrario, con buenas instituciones, pueden impulsar su crecimiento en beneficio de todos.

Claro que desde el Estado, es necesaria la implementación de políticas sociales que apunten a mejorar el acceso a la educación y a la salud, dos valores básicos para lograr la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos.

Es la misma mejora en la situación social lo que aumenta el atractivo inversor de Brasil, generándose un positivo círculo virtuoso que se va reforzando. La mejora en el nivel de vida de la población además ayudará a reducir los niveles de violencia de las ciudades, lo cual se transforma en otro elemento que favorece el ambiente de negocios y que incentiva a que los inversores coloquen sus capitales en el país.

Brasil es cada vez más atractivo para los inversores internacionales. Sus empresas no paran de crecer y varias están emergiendo como nuevos gigantes mundiales. Paola Pecora a través de Valor Global, ha recomendado algunas compañías brasileñas que sorprenderán al mercado con su crecimiento y que están reportando retornos del 66% y 40% a quienes siguieron sus recomendaciones de compra.

Horacio Pozzo

¿Tendrá éxito la estrategia de Kraft (NYSE:KFT)?

¿Tendrá éxito la estrategia de Kraft (NYSE:KFT)?

¿Tendrá éxito la estrategia de Kraft (NYSE:KFT)?

“La oferta de Kraft no se acerca ni remotamente al verdadero valor de la compañía, y la absorción de Cadbury por parte de un conglomerado con un modelo de negocio de bajo perfil entraña unas perspectivas poco atractivas”, sostiene la empresa británica que está siendo sometida a la oferta hostil por parte de la compañía estadounidense.

Kraft Foods sigue con las negociaciones y no piensa claudicar. Y no me estoy refiriendo al conflicto que su filial argentina tiene con sus trabajadores desde hace ya varios meses “Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina” sino a la oferta hostil para adquirir a la británica Cadbury.

La operación de tener el visto bueno de los accionistas de Cadbury se financiaría en un alto porcentaje con créditos bancarios obtenido de entidades como Citigroup (NYSE:C) o Deutsche Bank (NYSE:DB) por un total de US$ 9.000 millones.

¿Por qué está Kraft tan interesada en adquirir a Cadbury? La adquisición de la británica Cadbury le permitirá a Kraft Food consolidar su pos. ición como la segunda mayor compañía de alimentos del mundo, detrás de Nestlé S.A., y además lograr importantes reducciones de costos.

¿Qué piensan los ejecutivos de Cadbury al respecto? Por lo general este tipo de propuestas genera temores y pérdidas de empleos, por lo que se producen muchas resistencias ante este tipo de situaciones. Por lo pronto, desde Cadbury el directorio le recomendó a los accionistas de la compañía, rechazar la oferta por 9.800 millones de libras esterlinas (unos US$ 16.280 millones), que la estadounidense hiciera por la compañía por considerar que es un valor que se encuentra muy alejado del verdadero potencial de la británica.

En una nota de Dana Cimilluca y Jeffrey Maccracken para el Wall Street Journal, reproducían las declaraciones del CEO de Cadbury quien calificaba de irrisoria a la oferta de Kraft de alrededor de 715 peniques por acción. El consejo de administración de Cadbury rápido de reflejos, ya cuenta con el apoyo de algunos accionistas importantes que no quieren ningún acuerdo con Kraft que valore sus títulos a un mínimo de 850 peniques.

Pero desde el directorio de Cadbury se ha tomado la decisión de rechazar cualquier propuesta siempre que les sea posible (claro que una oferta de por ejemplo 900 peniques por acción no tiene muchos argumentos para ser rechazada).

Uno de los argumentos que se esgrimen a la hora de oponerse a la compra hostil de Kraft es el referido a los últimos resultados de la estadounidense. Es que el pasado 3 de noviembre, Kraft Foods anunció que en el tercer trimestre del año su beneficio registró una caída de un 39,5% interanual, hasta los US$ 824 millones (US$ 1.362 millones había logrado en el mismo trimestre del año anterior). Esto le da el justificativo al directorio de Cadbury para sostener la tesis de que la estadounidense se ha convertido en un mero conglomerado de empresas con dificultades para crecer lo que implicará menores perspectivas de expansión para Cadbury en caso de que se una a Kraft.

Desde Kraft se intenta seducir a los accionistas británicos a través de los potenciales beneficios de la unión de dichas compañías como las reducciones de costos que la nueva sociedad posibilitará. Kraft anticipa posibles ahorros de costes por US$ 625 millones derivados de la sinergia entre las compañías si consigue hacerse con Cadbury.

Si bien la nueva propuesta por la británica no es mejor que la realizada por Kraft en setiembre, la jugada del gigante estadounidense ahora le da 28 días para entregar el documento de la oferta oficial a los accionistas de Cadbury, quienes luego contarán con unos 60 días para considerarla, según está establecido en las normas británicas. Todo este tiempo le servirá a la estadounidense para ir seduciendo a los accionistas y así conseguir el número crítico de acciones necesarias para lograr quedarse con la británica.

El presidente de Cadbury, Roger Carr, deja con sus declaraciones bien en claro que su compañía está mejor sola que mal acompañada: “Cadbury es un excepcional negocio de forma independiente, cuenta con fuertes firmas, un enfoque de categoría y una envidiable presencia geográfica”.

Según la revista Mercado: “A partir de ahora, puede desatarse una guerra capaz de durar tres o cuatro meses”. ¿Cómo terminará la puja? Difícil determinar el desenlace, pero este episodio lo hemos vivido en otros casos de compañías globales del sector de commodities.

Lo que ocurre con Cadbury y Kraft forma parte de la tendencia que se está observando en el sector alimenticio a nivel mundial así como también en otros sectores, principalmente vinculado a commodities. El desarrollo y la evolución de la economía mundial están requiriendo de compañías globales con fuerte perfil competitivo para poder responder al crecimiento de la demanda.

El crecimiento de las economías emergentes que está mejorando el nivel económico de la población, está provocando un cambio en los hábitos de consumo haciendo emerger una demanda cuyo crecimiento por el momento no es fácil de mensurar.

Las transformaciones que se están produciendo en la economía mundial impulsan este tipo de movimientos en varios sectores de la economía global. Para poder comprender claramente las tendencias de los mercados es necesario entender aspectos fundamentales de la economía. Para ello, Latinforme ha lanzado el Curso de Economía Básica para Inversores que brinda una herramienta apropiada para poder vincular lo que ocurre en la economía tanto a nivel nacional como internacional, con el movimiento en el valor de los activos financieros.

Horacio Pozzo

———- S&P500 sube 22%, portafolio de Valor Global sube 30%———

No es difícil ganar en Bolsa cuando todo sube. Lo difícil es dar con las compañías que subirán más que el resto.

Lanzamos hace cuatro meses Valor Global, un reporte con acciones recomendadas de fuerte potencial alcista en Wall Street para ganar más que el promedio de los inversores.

Si usted también quiere unirse a nuestros suscriptores que llevan ganando un 30% en la Bolsa de Nueva York, puede conocer más detalles aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com, tenemos un reporte diseñado para usted.

Las subas de nuestras recomendadas: 120%, 69%, 35%, 28%. Y más…

———————————————–

La bomba del Banco de España en su sistema financiero

La bomba del Banco de España en su sistema financiero

La bomba del Banco de España en su sistema financiero Haciendo un poco de memoria, cuando se desató la crisis de hipotecas subprime en los EEUU, inmediatamente se trasladó a Europa, pero no todos los países resultaron afectados. España supo quedar bastante al margen de los problemas de los activos tóxicos gracias a la regulación anticíclica aplicada por el Banco de España y que en su momento había sido muy resistida por las entidades bancarias españolas.

Nadie puede negarle al Banco de España el gran aporte que ha realizado en pos de la estabilidad del sistema bancario español, pero en el último tiempo, desde la entidad han surgido declaraciones que poco aportan a la estabilidad del sistema financiero sino que por el contrario generara un impacto desestabilizador, que hace a tales declaraciones aparecer como inoportunas e irresponsables.

¿Qué fue lo que se dijo desde el Banco de España?

En su último informe de Estabilidad Financiera, advirtió sobre la existencia de ocho entidades con serios problemas por su exposición al mercado inmobiliario. No conforme con la inesperada declaración, la entidad agregaba que dos de ellas presentan una situación grave. En estas dos entidades, la participación del “ladrillo” en la cartera de inversiones alcanza al 45% (otras tres con una exposición al sector de entre el 35% a 45%).

Como la opinión emitida por el Banco de España afecta a toda la banca, ninguna de las entidades sólidas han visto con agrado verse sospechadas. En representación de la “banca sana” y ante la existencia de entidades en problemas, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, hacía duras declaraciones pidiendo no generar incentivos equivocados: “La finalidad de la supervisión es la estabilidad del sistema, nunca de las entidades individuales, que deben poder quebrar. Si no, no hay disciplina ninguna”.

Si hay entidades con problemas por posiciones excesivas en cierto tipo de inversiones, probablemente existan responsables por la situación de riesgo. Es en este sentido, y a pesar de los elogios recibidos por la entidad monetaria española sobre su performance en la regulación al limitar la contaminación del sistema financiero con activos tóxicos, que su desempeño no ha sido tan bueno como se pensaba.

Llamas y Ramírez, en un artículo escrito para Libertad Digital acusaban al Banco de España: “El Banco de España, a pesar de ser el organismo responsable de vigilar los riesgos de las entidades, miró hacia otro lado durante mucho tiempo”. Las influencias políticas impidieron que el Banco de España tuviera según Llamas y Ramírez, un discurso crítico sobre la situación en el período preelectoral.

Lo peor de la situación está dado por la revelación a medias de lo que está ocurriendo en el sector bancario español. El no informar qué entidades están seriamente afectadas por las inversiones en el sector inmobiliario no hace otra cosa que generar confusión entre los inversores quienes castigarán a los papeles de todas las entidades ante la dificultad de poder diferenciarlas claramente.

Y si ud estuviese en la piel del ahorrista español que tiene todo su dinero en una entidad bancaria que está en una buena situación pero que no puede ud saberlo por la falta de información ¿Mantendría los ahorros que le costaron toda una vida en dicha entidad? Indudablemente no. Por lo menos yo no lo haría.

La imprudente actitud del Banco de España genera riesgos potenciales de corridas bancarias, lo cual obliga a una inoportuna actitud precautoria del sector. Ya en el mes de septiembre, según publica Cinco Días, los créditos a las familias se mantuvieron congelados, mientras que los créditos a las empresas cayeron un 2% en términos interanuales. Con la mayor incertidumbre que las opiniones del Banco de España generan en el sector bancario, probablemente se profundice el efecto negativo sobre la generación crediticia del sistema.

La crisis está generando costos para la economía a través de los problemas del sector bancario. Como ha ocurrido en todos los países, esta crisis la terminará pagando el pobre contribuyente, también en España. De hecho, en España existe un plan de rescate de entidades financieras diseñado por el Gobierno y conocido como el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el cual ha financiado casi 40.000 millones de euros a las entidades financieras a fecha 15 de septiembre, a través de avales del Estado a la deuda emitida por bancos y cajas de ahorros.

Para peor, según las previsiones del Banco de España: “Las dificultades a las que se enfrenta el sector bancario español hacen pensar que el FROB acelerará su actividad en los próximos meses”.

Pero las decisiones del gobierno español de rescatar a las entidades financieras en problemas deberán tener primero el visto bueno de Bruselas quien estudiará caso por caso para evitar que la ayuda afecte la leal competencia en el sector bancario europeo.

En declaraciones del portavoz de Competencia, del ejecutivo comunitario, Jonathan Todd: “Pediremos notificaciones individuales para poder examinar cada caso individual de ayudas a bancos españoles y analizar su compatibilidad con las reglas sobre ayudas estatales”.

El problema de las condiciones que se establecen en el FROB se vinculan a su amplitud y generalidad, lo cual deja mucho “margen de maniobra a las autoridades españolas a la hora de dar ayudas a bancos individuales”, según lo plantea Todd. La necesaria aprobación por parte del organismo de la Comisión Europea, hace más dificultoso y lento el proceso que probablemente sea más demandado por el impacto negativo de la opinión emitida por el Banco de España.

La imprudencia del Banco de España tendrá sin dudas un impacto negativo sobre el sector bancario español en su conjunto. Una vez más, estos hechos nos generan una mayor conciencia acerca de la necesidad de comprender la vinculación entre los hechos de impacto económico y nuestras decisiones de inversión. Por eso desde Latinforme les ofrecemos el Curso de Economía Básica para Inversores, el que sin dudas entendemos, le será de gran ayuda para evitar tomar decisiones equivocadas por desconocer la incidencia del contexto económico en sus inversiones.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

¿Podrá China cumplir el rol de Estados Unidos?

¿Podrá China cumplir el rol de Estados Unidos?

¿Podrá China cumplir el rol de Estados Unidos? “Cuando el Banco Mundial hace un estudio y prevé que Brasil seguirá creciendo y que puede, en 2016, ser la quinta mayor economía del mundo, nos está colocando un desafío”, Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil.

Cada vez es más frecuente escuchar este tipo de pronósticos sobre las economías emergentes. Mientras el mundo desarrollado lucha por su subsistencia y se prepara para grandes desafíos en el futuro, el mundo emergente (o al menos una parte de este submundo de países), está preparándose para el desarrollo económico y para estar en la discusión del liderazgo mundial.

No estoy diciendo nada nuevo si afirmo que China está dirigiéndose a ser la próxima gran potencia mundial, peleándole el liderazgo al propio EEUU. Sin embargo, creo que Andy Xie, ex economista jefe de Morgan Stanley para Asia-Pacífico, reconocido como uno de los analistas más brillantes del continente asiático, está haciendo una apuesta importante con pronósticos más precisos.

Andy Xie, quien fuera también uno de los economistas que logró predecir la crisis subprime, anticipaba en una entrevista con Libertad Digital, que China sólo necesita 15 años más para superar a los EEUU como primera potencia.

Para entender por qué China desplazará a EEUU del liderazgo mundial un punto de partida que podemos elegir es lo ocurrido en la economía estadounidense y que derivara en la crisis subprime. Sobre lo que ha ocurrido con la crisis subprime, Xie plantea que la crisis es una crisis de modelo. El modelo económico reinante en el mundo planteaba el endeudamiento de los países desarrollados (en especial de EEUU), financiado por el mundo emergente. Situación que se sostuvo hasta que los deudores estadounidenses no pudieron hacer frente al peso de su deuda. Con la recuperación se vuelve a plantear si esta dinámica continuará, aunque para muchos ya no puede sostenerse.

“La solución es que EEUU y otras economías deficitarias incrementen sustancialmente su ahorro. No pueden consumir más y ser solventes al mismo tiempo”, decía Xie y con ello planteaba el cambio de paradigma económico mundial.

Esta decadencia del mundo desarrollado se contrapone con la buena dinámica de crecimiento que se observará en el mundo emergente en el que la mejora en la situación socioeconómica impulsará el crecimiento de la demanda interna.

En el caso de China, no solamente existe una mejora en la situación económica de la población, sino que también se observa una mejora en su calidad de vida, con un destacado progreso en educación, lo cual está incidiendo en los hábitos de consumo.

China Daily reproducía la opinión de una funcionaria del Centro de Estudio de Educación Rural adscrito a UNESCO que decía sobre los progresos en educación de la población de China: “La comunidad internacional ha apreciado más altamente los esfuerzos chinos en la alfabetización, al comentar los éxitos de China en elevar el nivel cultural de su pueblo. Un país tan populoso como China ha llevado la delantera al lograr tan grandes progresos en un corto periodo de tiempo”.

Volviendo a la hipótesis de China como primera potencia mundial en unos años más, surge sin dudas el siguiente interrogante que se transforma en una preocupación para las economías que dependen del sector externo: ¿Cómo asumirá China dicho liderazgo? Está claro que el modelo económico chino apoyado en la demanda externa cada vez es menos sostenible.

La economía mundial está sujeta a grandes desbalances que se pudieron sostener gracias a la voluntad existente entre las economías. Pero esta voluntad ya no está. El gobierno de China no se quejaba por financiar el gran déficit estadounidense, pero a medida que el dólar fue perdiendo valor y evidenciando una tendencia hacia la baja que no muestra un piso claro en el largo plazo y que golpea a la riqueza real de las reservas internacionales del gigante asiático, se han comenzado a escuchar las primeras voces de disgusto.

“China y los países tradicionalmente superavitarios deben ahora consumir más. Solamente así se podrán corregir los tremendos desequilibrios de la economía mundial”, plantea en un pensamiento lógico Xie.

El mayor consumo interno de China, que tiene sustento en la mejora socioeconómica antes comentada, irá reduciendo su superávit de cuenta corriente aumentando el país oriental su importancia como gran consumidor mundial. Entonces asistiremos a un nuevo modelo económico mundial en el que China pasará a ser el país de referencia.

Lo anterior tiene lógica en tanto y en cuanto el propio gobierno chino es consciente de que no puede seguir dependiendo del sector externo para sostener su ritmo de crecimiento económico.

¿Qué nos puede hacer pensar que China logrará imponerse como la gran economía mundial? Principalmente, la gran cantidad de recursos (mano de obra) que aún no se han incorporado a la producción de la parte “capitalista” de China y la mejora continua en la calidad de vida de la población, son dos elementos esenciales que llevarán a la economía china al liderazgo mundial. “China es una economía orientada a la inversión” afirmaba Xie, orientación que garantiza el sostenimiento del ritmo de crecimiento, aunque en el futuro, la participación del consumo irá en aumento ya que el país cuenta con 1.300 millones de consumidores potenciales.

A medida que China vaya aumentando su importancia mundial, las decisiones de política económica tendrán un impacto directo en la economía mundial. Así en lugar de preocuparnos por las decisiones de la Fed (que lo seguiremos haciendo), nos resultará de relevancia saber qué ha decidido el Banco de China sobre la política de tasas.

El ciclo económico mundial dado el cambio en el balance de poderes, se asimilará ya no tanto al ciclo económico estadounidense sino que será más comparable al ciclo económico chino. Nos preocuparemos más si las familias chinas disminuyen sus consumos a que si lo hacen las familias estadounidenses.

A nivel de Latinoamérica, la región se preocupará más por lo que ocurra con Brasil, país líder a nivel latinoamericano. Lo que ocurra en la economía brasileña tendrá cada vez más importancia en la región, a medida que se consolide como potencia mundial.

El surgimiento de China y otras economías emergentes como nuevas potencias mundiales, además de cambiar la realidad económica mundial y las relaciones de poder, genera nuevas oportunidades de negocios. ¿Cómo hacer para identificarlas desde su origen y aprovecharlas para ganar? Latinforme a través del Curso de Economía Básica para Inversores , busca dar una respuesta a este interrogante, ayudando a entender cómo aprovechar los conocimientos sobre la economía en la toma de decisiones de inversión.

Nos encontraremos nuevamente el próximo lunes,

Horacio Pozzo

———- S&P500 sube 19%, portafolio de Valor Global sube 28%———

No es difícil ganar en Bolsa cuando todo sube. Lo difícil es dar con las compañías que subirán más que el resto.

Lanzamos hace cuatro meses Valor Global, un reporte con acciones recomendadas de fuerte potencial alcista en Wall Street para ganar más que el promedio de los inversores.

Si usted también quiere unirse a nuestros suscriptores que llevan ganando un 28% en la Bolsa de Nueva York, puede conocer más detalles aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com para más detalles, tenemos un reporte diseñado para usted.

Las subas de nuestras recomendadas: 110%, 62%, 32%, 23%. Y más…

El crecimiento económico peligra en México

El crecimiento económico peligra en México

El crecimiento económico peligra en México
5 Noviembre 2009 Para los que pensaron que los principales problemas para la economía mexicana se reducían a la caída en las ventas externas hacia los EEUU, creo que se han quedado cortos. Los problemas fiscales que se vieron agravados por la crisis amenazan la calificación crediticia del país, un riesgo que puede traerle varias consecuencias negativas.
Hace unos días, en México se aprobó la reforma impositiva que busca recomponer la situación fiscal. Luego de arduas discusiones, se aprobó la Ley de Ingresos 2010 que contempla alzas impositivas, pero que dejó insatisfechos a todos los actores políticos, por lo que ha quedado abierta la posibilidad de avanzar en una reforma fiscal profunda.

Entre los principales cambios fiscales introducidos con la Ley de Ingresos se pueden mencionar los incrementos en las tasas del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que pasó del 28% al 30% y el aumento en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que pasó del 15% al 16%. Estas dos modificaciones en los impuestos son las que mayor impacto tendrán sobre la población.

La reforma impositiva no soluciona los problemas fiscales de fondo, sino que por el contrario amenaza con agravarlos. La dirigente del PRI, Beatriz Paredes decía al respecto: “Hay un nivel de evasión muy grande, y el número de personas inserto en la dinámica fiscal es muy reducido, con grandes segmentos en la economía informal”.

Para colmo, la reforma aprobada no ha logrado reducir la dependencia del fisco de los ingresos petroleros, que según se estima, representarán el 34,5% del total de ingresos públicos para el 2010. ¿Qué puede ocurrir si la cotización del barril de petróleo vuelve a tener una recaída o Pemex acusa problemas en su producción?

Dada la debilidad del gobierno en materia de control impositivo, lo más probable es que la reforma termine generando un aumento de la economía informal en México y de este modo, agravando el problema de la regresividad en la estructura de impuestos. Así la brecha entre los que más pagan y los que menos lo hacen (en función de sus capacidades), se verá ampliada.

El Economista reproducía ayer las declaraciones del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Armando Paredes Arroyo para quien realizar reformas fiscales “posibles” y no las que se necesitan es “condenar al país a un crecimiento pobre y sin empleos para las próximas generaciones”.

Creo que queda en claro como también lo afirma Paredes Arroyo, que el impacto de la reforma fiscal sobre la competitividad de la economía mexicana afectará su crecimiento de largo plazo y generará incentivos erróneos limitando la capacidad innovativa de la economía.

Claro está que para muchos mexicanos al igual que para Paredes Arroyo, el problema de México sobrepasa la cuestión fiscal e incluye cuestiones como la problemática de la educación y la informalidad laboral, pero estos son temas que merecen dedicarles un artículo exclusivo, por lo que sólo menciono de ellos el impacto negativo en la competitividad de la economía mexicana.

La situación fiscal pone en riesgo la calificación crediticia de México que actualmente es considerada grado de inversión. Según CNN Expansión: “Expertos ven más probabilidades de que las agencias reduzcan un grado la nota crediticia soberana”. Vale recordar que tanto Fitch Ratings como Standard and Poor´s mantienen a la deuda soberana de México en perspectiva negativa.

Según afirman desde el Santander (NYSE:STD): “Mantenemos nuestra expectativa de que las calificadoras de riesgo podrían bajar la calificación de la deuda soberana de BBB+ a BBB estable”.

El periódico Milenio comentaba que RBC Capital Markets había reconocido en un análisis que una baja en la nota soberana por parte de Fitch Ratings es muy probable, mientras que una disminución por parte de Standard & Poor’s es de 50/50.

En caso que se produjera el lamentable desenlace de una reducción en la calificación de la deuda soberana de México, las consecuencias para la economía pueden ser tan dañinas como inoportunas.

Una reducción en la calificación crediticia es probable que provoque una salida de capitales hacia fuera de la economía, con un potencial impacto en el tipo de cambio, presionando a la depreciación al peso mexicano. Ayer El Economista daba cuenta del impacto recibido por el peso mexicano por el riesgo de baja en la calificación que lo hizo descender un 0,51% en relación al dólar.

La salida de capitales reducirá el nivel de inversión de la economía agravando con ello el problema del crecimiento de la economía, con potencial impacto en el mercado laboral, que ya ha sufrido en gran medida las consecuencias de la crisis financiera internacional.

Lógicamente, una menor calificación aumentará el costo de fondeo del gobierno, aunque también implicará un mayor costo para las empresas privadas. Por lo menos así lo afirma el analista de Ixe, Luis Flores: “Todas las entidades gubernamentales y empresas públicas y privadas que quieran emitir deuda lo primero que tendrían que pagar es una prima de riesgo más elevada, lo que encarecería el otorgamiento de crédito”.

Da la sensación que México no eligió el camino adecuado para resolver sus problemas fiscales. Los atajos muchas veces terminan siendo costosos. La única alternativa viable es lograr un consenso entre los diferentes sectores para elaborar una reforma fiscal integral que limite la fragilidad de los ingresos públicos, conjuntamente con una reforma en las estructuras recaudatorias. De este modo, se logrará una estructura impositiva menos regresiva que además de ser más justa, mejora la competitividad de una economía dependiente del sector externo.

La posible baja en la calificación crediticia de México además de producir graves costos para la economía, produce oportunidades para los inversores. Sólo es necesario conocer cómo repercute la rebaja en la calificación en los diferentes activos para sacar provecho de ello. Desde Latinforme, se ha lanzado el Curso de Economía Básica para Inversores, el cual brinda las orientaciones elementales para comprender cómo funciona la economía y cómo detectar de ella, las oportunidades de inversión.

Horacio Pozzo

—————–PARA INVERSORES———–

En Valor Global compramos cuando vemos que la tendencia del precio de una acción comienza a ingresar en una fase alcista y nos subimos a ella recién luego de comprobarlo. Obtenga su suscripción a nuestro reporte de inversiones Valor Global y comience a ganar desde el inicio de la suba de las acciones. Haga click aquí para adquirir nuestro reporte Valor Global.

————————————————–


AgenciaBlog