Archivo para la categoría ‘festejos’

Mi Manifiesto para el 2011


//

Me manifiesto a favor, absoluta e indudablemente, a la exigencia de Santa:
Argentina pide BASTA
La tolerancia no aplica en algunos casos, pero aún así, la violencia no se justifica en ninguno. ¿Cómo hacer para salir del caos? ¿Cómo hacer para verlo y reconocer que existe? ¿Cómo hacer para arrancarnos la indiferencia? ¿Cómo hacer para dejar de pensar que lo malo les pasa sólo a los otros? ¿Cómo hacer para desechar la creencia de que “el Universo nos debe” aunque no hagamos ningún o poco esfuerzo? ¿Cómo hacer para no creer que somos más que otros y nos merecemos todo? ¿Cómo hacer para desterrar la idea de que no somos nadie y no nos merecemos nada? ¿Cómo hacer para no tentarnos con eso del “da igual, ya que estamos”? ¿Cómo hacer para dejar de suponer la vida de los otros?

Estoy convencida de que el primer paso y quizá, pueda afirmar que el “imprescindible”, es empezar por casa. En lo chiquito, en nuestra familia, en nuestros amigos, en nuestras relaciones. En abrir el diálogo, en abrir las orejas, en escuchar y lograr hacernos escuchar. En poner y ponernos límites basándonos en el respeto. Lo que podamos. Tratando de dar un paso, y otro más.

Por eso, en este comienzo de un nuevo año, voy a brindar. Sí, cómo no, y con alegría. Voy a brindar por los míos, por mis seres queridos y por los que lo fueron. Y voy a brindar por mi país, por mi PATRIA. Por poder recuperar el orgullo de decir “SOY ARGENTINA” y la confianza en la creencia de que vamos a lograrlo, aunque sea un poquito. Y voy a brindar por los afectos, porque ahí empieza todo. Y para celebrarlo, quiero compartir con ustedes este poema que para mí, línea por línea, es un manual de instrucciones para avanzar por la vida y una guía para educar a quienes nos siguen.Para ustedes, con mucho amor, cariño, respeto, abrazos, caricias y besos, según corresponda.

Ana Gambutti

ana@analatana.comana@digitana.com.ar

www.analatana.comwww.digitana.com.ar
Tigre, Buenos Aires, Argentina
Tel.: 4897-6422 – Cel.: 11-3378-1505

Un link a YouTube, donde está muy bien recitado:http://www.youtube.com/watch?v=P6EA03yPPKI

COMO HACERTE SABER…
Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno solo tiene que buscarlo y dárselo.Que nadie establece normas salvo la vida.
Que la vida sin ciertas normas pierde forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no está prohibido amar.
Que también se puede odiar.
Como hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida!…
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí, hiere mucho.
Que las heridas se cierran.
Que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.
Que definirse no es remar contra la corriente.
Que no cuanto mas fuerte se hace el trazo mas se dibuja.
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.
Que negar palabras implica abrir distancias.
Que encontrarse es muy hermoso.
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida.
Que la vida parte del sexo.
Que el por qué de los niños tiene un porque.
Que querer saber de alguien no solo es curiosidad.
Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana.
Que nunca esta de más agradecer.
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo.
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar.
Que para dar debimos recibir antes.
Que para que nos den también hay que saber cómo pedir.
Que saber pedir no es regalarse.
Que regalarse es en definitiva no quererse.
Que para que nos quieran debemos mostrar quienes somos.
Que para que alguien sea hay que ayudarlo.
Que ayudar es poder alentar y apoyar.
Que adular no es ayudar.
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.
Que las cosas cara a cara son honestas.
Que nadie es honesto porque no roba.
Que el que roba no es ladrón por placer.
Que cuando no hay placer en hacer las cosas, no se esta viviendo.
Que para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte.
Que se puede estar muerto en vida.
Que se siente con el cuerpo y la mente.
Que con los oídos se escucha.
Que cuesta ser sensible y no herirse.
Que herirse no es desangrarse.
Que para no ser heridos levantamos muros.
Que quien siembra muros no recoge nada.
Que casi todos somos albañiles de muros.
Que sería mucho mejor construir puentes.
Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve.
Que volver no implica retroceder.
Que retroceder puede ser también avanzar.
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol.
Como hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida!…

Mario Benedetti

Serias reflexiones infantiles (que nos hacen morir de risa).

Ojalá hubiera anotado todo todas las veces que me dije: “¡Esto tengo que guardarlo!”. La memoria no me falla sólo a mí. Hoy lo pude comprobar cuando empecé a llamar a amigos/as y parientes para que me ayudaran a refrescarla: “¿Te acordás del comentario que hizo tu hijo aquel día que estábamos en… y pasó tal cosa… y él… y que nos hizo matar de risa?” “Mmmm… síii, ¿cómo era?” De todas maneras, dejé picando la inquietud con una invitación para que en caso de que se les hiciera la luz, me llamaran, me escribieran, me contaran, me comentaran y aportaran a esta recopilación de pensamientos, reflexiones, conversaciones, conclusiones, confusiones, percepciones, interpretaciones, acciones, actitudes, disparates y genialidades con que cada tanto nos divierten esos locos bajitos, nuestros y ajenos. Los invito a ustedes también a que participen y dejen sus anécdotas. Les aclaro que la intención no es acumular comentarios, sino compartir la risa o la sonrisa espontánea que, por lo menos a mí, me provocan esas cosas de chicos con su inocencia y razonamiento todavía no condicionados.

Estos son algunas de las muestras que me fueron viniendo in mente, gráficas y en relatos. Espero poder aportar más. Los actores son hijos, sobrinos, hijos de amigos, nietos. Algunos ya son adultos, otros son niños ahora. El orden es por aparición espontánea:

• Axel. 1º Grado. Cuaderno de Catequesis.

Una madre, es una madre. Y punto.

• Gabriel. Tres años y un poco más, un poco menos .

  • ¡Pobre Gloria!

Habíamos ido a presenciar un acto escolar en la escuela de su hermano mayor. Empezó a sonar el Himno Nacional, todos nos paramos y como siempre, tratamos de entonarlo como podíamos. Cuando terminó el estribillo, Gabriel me tiró de la mano y cuando me agaché para escucharlo me preguntó: “Mamá, ¿de qué se murió Gloria?”

  • Súperman. Un amigo incondicional.

En las largas tardes de Club, los chicos desaparecían en el parque jugando a mil cosas, pero cada tanto aparecían a pedir “un marrón” para comprarse “algo” en el quiosco. Era tan común eso de: “Me comprás algo” que una empresa, no recuerdo cuál, había sacado una golosina con el nombre “Algo”. Mis hijos no eran la excepción con la cantinela, pero Gabriel tenía una variante porque sentía una especial predilección por los chicles. Al punto de que lo he encontrado masticando algunos ¡usados y descartados! que recogía del pasto. Puajjjj…

Una tarde vino por enésima vez a pedir un marrón. Ya había recibido muchos “NO” como respuesta y esta última vez le pregunté para qué quería la plata. Me contestó:

—Para jugar a Zúperman— (Era ceceoso)

—¿Y para qué quiere Súperman un marrón?

—Para comprarse chicles.

  • Ponciarello.

Gaby era fanático de la serie Chips. En realidad, más que nada de Ponciarello. Cuando cumplió dos años le regalamos un triciclo con forma de moto y estaba tan contento que por la mañana lo encontré en la cama durmiendo abrazado a él. También tenía un casco de plástico, un revolver y no sé qué más. Cuando me llamaba “¡Má!” y yo le contestaba “Qué, Ga” me retaba “No, decime Ponch”.

Un día escucho el “¡Má!” y cumpliendo con su pedido le contesté “Qué, Ponch”. Pero me dijo: “No, ahora decime Gaby que tengo que ir a hacer caca”.

• Guillermo. Tres años.

  • El mural.

Hacía poco que habíamos vuelto a pintar de blanco el cuarto de Guille para tapar la enorme y colorida cancha de tenis que él había dibujado en la pared. Por esa acción había despertado obviamente nuestro enojo y había recibido de ambos padres retos, diatribas, penitencias, amenazas, aunque él parecía temerle más al padre, si es que le temía a alguien. Una tarde entro en su cuarto y ¡qué veo! Otra cancha de tenis. Ahh… lo quería estrangular, zarandear, encerrar… Con lo que quiero, admiro y me divierto con ese chico ahora (hombre, bah) en esa etapa lograba despertar mis más asquerosos instintos maternos asesinos. Pasada la tormenta del primer momento, preparaba la cena mientras reflexionaba sobré qué hacer con él. Guille se había sentado con unos juguetes en el piso de la cocina y en un momento me dijo: “Má, no le digas vos a papá lo que hice. Yo le quiero contar”. “Bueno, está bien”.

Al rato, escuchamos la llave en la cerradura de la puerta de entrada y él salió corriendo para allá. Escuché que preguntaba: “Papá, ¿por qué a mí nadie me compra papel para dibujar?” Azorada, salí de la cocina para ver qué pasaba y los veo pasar, él llevándolo al padre a la rastra mientras le decía: “Vení, mirá lo que tuve que hacer”

• Gonni. Tres o cuatro años…

  • Temperatura.

Un grupo de amigas estábamos jugando a las cartas en el comedor del Club. Gonni, hijo de una de ellas, había pedido de tomar la leche y se había sentado solito y compuesto en una mesa al lado nuestro a esperarla. El mozo le trajo la chocolatada y un tostado de jamón y queso. En eso pregunta, apoyando la palma de una mano en su frente:

—Mamá, ¿yo tengo fiebre?

La madre tiró las cartas sobre la mesa y de un salto estaba encima de él toqueteándole la cabeza.

—¿Por quéee? ¿Qué te pasa?

—Es que hay olor a quemado…

• Fernando. Seis o siete años.

  • Incógnita puntual.

—Mami, ¿sobre la cabeza de quién cayó la bomba de Hiroshima?

(Fernando es hijo de otra amiga. Desde chiquito leía mucho e investigaba todo. Y hacía las preguntas más locas)

• Alicia. Segundo grado.

Cuaderno de clase. Frase del día:


—————————————————————————–

Bueno, hasta acá llegué hoy. Quizá, tenga más anécdotas de unos que de otros, pero la cuestión es que hay distintas personalidades de personas que provocan situaciones humorísticas. Algunos son personas de respuestas rápidas e ingeniosas que desde chiquitos me han hecho y me hacen desternillar de risa. Ellos mismos se ríen con muchas ganas. Hay otros que son inconscientes de que están provocando una situación graciosa y suelen tener la cabeza en las nubes, inmersos en su abstracción. Y suelen reírse de las gracias de los demás. Otros, que no están buscando hacer reír, pero las soluciones que encuentran para zafar de cualquier inconveniente pueden provocar por un lado un ataque de furia, pero por otro, la risa y el disimulado festejo, también.

Me encantaría que aportaran sus pequeñas historias. Si alguien no se anima, me las puede mandar por mail y las subo yo.

Gracias a todos y feliz día para todos sus niños.

“Vincent”. Para mis amig@s.

Esta canción es una de mis preferidas y en este video, acompañada por las imagenes de los cuadros, es una maravilla. La quiero compartir con mis amigos, reales y virtuales, y espero que les guste tanto como a mí.

Imagen de previsualización de YouTube

Vincent, Don McLean (original y traducción):

Starry, starry night.
Paint your palette blue and grey,
Look out on a summer’s day,
With eyes that know the darkness in my soul.
Shadows on the hills,
Sketch the trees and the daffodils,
Catch the breeze and the winter chills,
In colors on the snowy linen land.

Now I understand what you tried to say to me,
How you suffered for your sanity,
How you tried to set them free.
They would not listen, they did not know how.
Perhaps they’ll listen now.

Starry, starry night.
Flaming flowers that brightly blaze,
Swirling clouds in violet haze,
Reflect in Vincent’s eyes of china blue.
Colors changing hue, morning field of amber grain,
Weathered faces lined in pain,
Are soothed beneath the artist’s loving hand.

Now I understand what you tried to say to me,
How you suffered for your sanity,
How you tried to set them free.
They would not listen, they did not know how.
Perhaps they’ll listen now.

For they could not love you,
But still your love was true.
And when no hope was left in sight
On that starry, starry night,
You took your life, as lovers often do.
But I could have told you, Vincent,
This world was never meant for one
As beautiful as you.

Starry, starry night.
Portraits hung in empty halls,
Frameless head on nameless walls,
With eyes that watch the world and can’t forget.
Like the strangers that you’ve met,
The ragged men in the ragged clothes,
The silver thorn of bloody rose,
Lie crushed and broken on the virgin snow.

Now I think I know what you tried to say to me,
How you suffered for your sanity,
How you tried to set them free.
They would not listen, they’re not listening still.
Perhaps they never will…

Traducción:

Noche estrellada
Pinta de azul y gris tu paleta
Escruta un día de verano
Con ojos que conocen la oscuridad de mi alma.

Sombras en la colina
Esboza árboles y narcisos
Captura la fría brisa del invierno
En colores sobre la tierra de lino nevada

Noche estrellada
Luminosas flores de brillante resplandor
Torbellino de nubes en la niebla violácea
Se reflejan en los ojos de Vincent de porcelana azul
Los colores cambian de matiz
Campos matutinos de trigo ámbar
Rostros curtidos por el dolor
Aplacado por la tierna mano del artista
Ahora comprendo
Lo que tratabas de decirme
Y como sufriste por tu lucidez
Y como trataste de liberarles
No escucharon, no sabían como
Tal vez escuchen ahora.

Pero no sabían quererte
Aún así tu amor era sincero
Y cuando no te quedaba esperanza
En esa noche estrellada
Te quitaste la vida como suelen hacer los amantes

Yo podría haberte dicho, Vincent
Que este mundo no se hizo
Para alguien tan bello como tú
Como los extraños que conociste
El harapiento de andrajosa vestimenta
Espina de plata, una sanguinolenta rosa
Yace aplastada sobre la impoluta nieve
Creo que ahora sé
Lo que intentaste decirme
Como sufriste por tu lucidez
Y como intentabas liberarles
No te escucharon
Aún siguen sin escuchar
Y tal vez nunca lo hagan.

“Creo que ahora comprendo lo que intentabas decirme…”

Queridos amig@s, espero tener ahora y para siempre el corazón y la mente abiertos para comprender. Antes.

Gracias a tod@s.

Ana

Queridos amigos virtuales, que son cada vez más reales. Y reales, que me visitan como virtuales.

Enlace al Índice completo de este Blog.
Ana besando amig@s

A mis amigos bloggers:

Vanina-Ezequiel 2Belinho2 Andrés (España) MalProyecto Lo Crudo y lo Cocido Diana Rodríguez Inés del Campo Laura Sivel Dunia Best Seller Español Andrés
Nors Noemí Zalazar Alex Watson Oscar Pukka Cármen Hipólito María Palacios Roru Mar Anabasis Johnn Alfred Miton Kia
El Magnífico Carlos Saf Susani Manu-el Majofa Edgardo Manuel Abal Ismael Betu Renzi Amor Gloria Llopiz
Amy Birroz María José Laura Barrera Samasara Paula Sofía María Isabel Ebe Tutifruti Morggan Claudia 38
Corina Atodono Margarita Lils Paio Marieta Ale Sweet Ada Ricardo Güemes Arzión Morelug Soc. Poetas Vivos
El Chavo Merchas 77 Ana Gubavo Camelkill Mariano Cegna Saltimbanqui Adriana Lara Héctor Montorfano Andrés Borja Myriam Moltoni Casa del Hincha
  • y a los que que comentan sin loguear, como Román de Misiones, Hipo, Moma, Alicia I., Marta C., Cris, Chris, Mariana, Jorge Luis, Ronaldiho, Gaby, Stella P., Stella Maris, Lula, Edgardo C., y otros a los que les pido disculpas si no los nombré.

A todos, les regalo este poema de Oliverio Girondo:

GRATITUD

Gracias, aroma
azul,
fogata
encelo.

Gracias pelo
caballo
mandarino.

Gracias pudor
turquesa
embrujo
vela,
llamarada
quietud
azar
delirio.

Gracias a los racimos
a la tarde,
a la sed
al fervor
a las arrugas,
al silencio
a los senos
a la noche,
a la danza,
a la lumbre
a la espesura.

Muchas gracias al humo
a los microbios,
al despertar
al cuerno
a la belleza,
a la esponja
a la duda
a la semilla,
a la sangre
a los toros
a la siesta.

Gracias por la ebriedad,
por la vagancia,
por el aire
la piel
las alamedas;
por el absurdo de hoy
y de mañana,
desazón
avidez
calma
alegría,
nostalgia
desamor
ceniza
llanto.

Gracias a lo que nace,
a lo que muere,
a las uñas
las alas
las hormigas,
los reflejos
el viento
la rompiente,
el olvido
los granos
la locura.

Muchas gracias gusano.
Gracias huevo.
Gracias fango,
sonido.
Gracias piedra.
Muchas gracias por todo.
Muchas gracias.

Oliverio girondo,
agradecido.

analatana,
agradecida.

 

Feliz día del amigo
 

 

Les dejé otro saludo en
“La Sociedad de los poetas vivos”


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog