Serias reflexiones infantiles (que nos hacen morir de risa).

Ojalá hubiera anotado todo todas las veces que me dije: “¡Esto tengo que guardarlo!”. La memoria no me falla sólo a mí. Hoy lo pude comprobar cuando empecé a llamar a amigos/as y parientes para que me ayudaran a refrescarla: “¿Te acordás del comentario que hizo tu hijo aquel día que estábamos en… y pasó tal cosa… y él… y que nos hizo matar de risa?” “Mmmm… síii, ¿cómo era?” De todas maneras, dejé picando la inquietud con una invitación para que en caso de que se les hiciera la luz, me llamaran, me escribieran, me contaran, me comentaran y aportaran a esta recopilación de pensamientos, reflexiones, conversaciones, conclusiones, confusiones, percepciones, interpretaciones, acciones, actitudes, disparates y genialidades con que cada tanto nos divierten esos locos bajitos, nuestros y ajenos. Los invito a ustedes también a que participen y dejen sus anécdotas. Les aclaro que la intención no es acumular comentarios, sino compartir la risa o la sonrisa espontánea que, por lo menos a mí, me provocan esas cosas de chicos con su inocencia y razonamiento todavía no condicionados.

Estos son algunas de las muestras que me fueron viniendo in mente, gráficas y en relatos. Espero poder aportar más. Los actores son hijos, sobrinos, hijos de amigos, nietos. Algunos ya son adultos, otros son niños ahora. El orden es por aparición espontánea:

• Axel. 1º Grado. Cuaderno de Catequesis.

Una madre, es una madre. Y punto.

• Gabriel. Tres años y un poco más, un poco menos .

  • ¡Pobre Gloria!

Habíamos ido a presenciar un acto escolar en la escuela de su hermano mayor. Empezó a sonar el Himno Nacional, todos nos paramos y como siempre, tratamos de entonarlo como podíamos. Cuando terminó el estribillo, Gabriel me tiró de la mano y cuando me agaché para escucharlo me preguntó: “Mamá, ¿de qué se murió Gloria?”

  • Súperman. Un amigo incondicional.

En las largas tardes de Club, los chicos desaparecían en el parque jugando a mil cosas, pero cada tanto aparecían a pedir “un marrón” para comprarse “algo” en el quiosco. Era tan común eso de: “Me comprás algo” que una empresa, no recuerdo cuál, había sacado una golosina con el nombre “Algo”. Mis hijos no eran la excepción con la cantinela, pero Gabriel tenía una variante porque sentía una especial predilección por los chicles. Al punto de que lo he encontrado masticando algunos ¡usados y descartados! que recogía del pasto. Puajjjj…

Una tarde vino por enésima vez a pedir un marrón. Ya había recibido muchos “NO” como respuesta y esta última vez le pregunté para qué quería la plata. Me contestó:

—Para jugar a Zúperman— (Era ceceoso)

—¿Y para qué quiere Súperman un marrón?

—Para comprarse chicles.

  • Ponciarello.

Gaby era fanático de la serie Chips. En realidad, más que nada de Ponciarello. Cuando cumplió dos años le regalamos un triciclo con forma de moto y estaba tan contento que por la mañana lo encontré en la cama durmiendo abrazado a él. También tenía un casco de plástico, un revolver y no sé qué más. Cuando me llamaba “¡Má!” y yo le contestaba “Qué, Ga” me retaba “No, decime Ponch”.

Un día escucho el “¡Má!” y cumpliendo con su pedido le contesté “Qué, Ponch”. Pero me dijo: “No, ahora decime Gaby que tengo que ir a hacer caca”.

• Guillermo. Tres años.

  • El mural.

Hacía poco que habíamos vuelto a pintar de blanco el cuarto de Guille para tapar la enorme y colorida cancha de tenis que él había dibujado en la pared. Por esa acción había despertado obviamente nuestro enojo y había recibido de ambos padres retos, diatribas, penitencias, amenazas, aunque él parecía temerle más al padre, si es que le temía a alguien. Una tarde entro en su cuarto y ¡qué veo! Otra cancha de tenis. Ahh… lo quería estrangular, zarandear, encerrar… Con lo que quiero, admiro y me divierto con ese chico ahora (hombre, bah) en esa etapa lograba despertar mis más asquerosos instintos maternos asesinos. Pasada la tormenta del primer momento, preparaba la cena mientras reflexionaba sobré qué hacer con él. Guille se había sentado con unos juguetes en el piso de la cocina y en un momento me dijo: “Má, no le digas vos a papá lo que hice. Yo le quiero contar”. “Bueno, está bien”.

Al rato, escuchamos la llave en la cerradura de la puerta de entrada y él salió corriendo para allá. Escuché que preguntaba: “Papá, ¿por qué a mí nadie me compra papel para dibujar?” Azorada, salí de la cocina para ver qué pasaba y los veo pasar, él llevándolo al padre a la rastra mientras le decía: “Vení, mirá lo que tuve que hacer”

• Gonni. Tres o cuatro años…

  • Temperatura.

Un grupo de amigas estábamos jugando a las cartas en el comedor del Club. Gonni, hijo de una de ellas, había pedido de tomar la leche y se había sentado solito y compuesto en una mesa al lado nuestro a esperarla. El mozo le trajo la chocolatada y un tostado de jamón y queso. En eso pregunta, apoyando la palma de una mano en su frente:

—Mamá, ¿yo tengo fiebre?

La madre tiró las cartas sobre la mesa y de un salto estaba encima de él toqueteándole la cabeza.

—¿Por quéee? ¿Qué te pasa?

—Es que hay olor a quemado…

• Fernando. Seis o siete años.

  • Incógnita puntual.

—Mami, ¿sobre la cabeza de quién cayó la bomba de Hiroshima?

(Fernando es hijo de otra amiga. Desde chiquito leía mucho e investigaba todo. Y hacía las preguntas más locas)

• Alicia. Segundo grado.

Cuaderno de clase. Frase del día:


—————————————————————————–

Bueno, hasta acá llegué hoy. Quizá, tenga más anécdotas de unos que de otros, pero la cuestión es que hay distintas personalidades de personas que provocan situaciones humorísticas. Algunos son personas de respuestas rápidas e ingeniosas que desde chiquitos me han hecho y me hacen desternillar de risa. Ellos mismos se ríen con muchas ganas. Hay otros que son inconscientes de que están provocando una situación graciosa y suelen tener la cabeza en las nubes, inmersos en su abstracción. Y suelen reírse de las gracias de los demás. Otros, que no están buscando hacer reír, pero las soluciones que encuentran para zafar de cualquier inconveniente pueden provocar por un lado un ataque de furia, pero por otro, la risa y el disimulado festejo, también.

Me encantaría que aportaran sus pequeñas historias. Si alguien no se anima, me las puede mandar por mail y las subo yo.

Gracias a todos y feliz día para todos sus niños.


Escribí tu comentario

, , analatana dijo

Stella, muchas gracias! Tus dos hijos tienen una imaginación desbordante y la conservan de grandes. Hernán ahora gracias a Dios no habla a media lengua, pero es una de esas personas de respuestas agudas y rápidas de las que hablaba antes. Y de Andrea, bastan los ejemplos de más arriba y leer sus mails y comentarios!

Muchas gracias por tu aporte!

Besos!

, , analatana dijo

Macrismonte, querida Cris, muy bueno lo de Diego y Merche! No podían ser menos, con esa madre!

Sería bueno tener anécdotas de cuando VOS eras chica. Debe haber sido delirante. ¿O mejoraste con el tiempo??

Besos!!

, , analatana dijo

Agostina, muchas gracias! Te mando un beso!

, , analatana dijo

Andrea, una de dos: o ese señor trajeado salió corriendo al diván, o le subiste la autostima y de ahí en más no lo volviste a ver porque se convirtió en un playboy.

, , analatana dijo

Ay, Ma. Silvia, qué experiencia terrificante!! No digo “terrible” porque terminó bien. Pero no puedo dejar de pensar en la canción de Celine Dion, que creo que se llama “Superman”, basada en una historia real. Menos mal que lo recordás con ternura.

Alguna vez leí que una de las tareas más importantes de los padres es mantener con vida a sus hijos! Creo que si yo hubiera pensado en esa obligación antes de tenerlos, no sé si me habría animado.

Besos y gracias por el aporte!

, , analatana dijo

Hugo, mirá vos, nunca se sabe de dónde va a venir el detonante para la creatividad. Muy bueno tu aporte, muchas gracias!!

, , analatana dijo

Me acordé de otra:

Axel, cinco años:

Camino a Ilhabella, en Brasil, volábamos sobre Misiones a punto de aterrizar para hacer escala en Iguazú (o Posadas…). Axel y yo íbamos en un asiento de tres, un hombre joven muerto de miedo en la ventanilla, el nene en el medio, y yo del lado del pasillo. Como Axel quería mirar por la ventana el hombre lo dejó pasar y lo sentó en su falda para que pudiera ver mejor. Después de estudiar un rato el paisaje de verdes y tierra roja de abajo: “¡¡Mamá, mamá, mirá, abajo está lleno de canchas de tenis!!

, , analatana dijo

• Cuidado con… la nena!!

Lucas A., tres años:

Un amigo de la familia llega de visita. Lucas estaba sentado solito delante del televisor. Cuando el amigo lo va a saludar, el nene le da un beso y con la boca llena de galletitas le dice: “Cuidado con mi hermana, ¡que muerde!”.

Parece ser que la constancia estaba en sus brazos.

, , analatana dijo

• La orquesta.

Gabriel. Siete u ocho años.

Lo llevaba a jugar a casa de un amigo. Íbamos por la calle Rivadavia, en Beccar, bordeando las vías del tren. Gaby, sentado en el asiento de atrás me grita:

—¡¡Mirá, mirá, en ese balcón hay cuatro pelados de remera rosa tocando la guitarra!!

—¿Dónde? ¿Dónde?— Torcí el cuello como pude para mirar para atrás hacia otro lado de la vía pero no vi nada, y para no estrolarnos seguí mi camino pero me quedé intrigada.

Cuando volvía, tomé el mismo camino y fui mirando los balcones hasta que vi uno en el que había, colgando de la baranda, cuatro macetas con alguna planta colgante. Y detrás, cuatro toallas rosas secándose al sol.

, , analatana dijo

Gracias, Meni, por recordarme lo de los pelados!

, , analatana dijo

• Ingenio interesado.

Guillermo. Tres años.

Un amigo nuestro, del Club, para darle charla a Guille le preguntó que regalo quería para su cumpleaños. Como el nene no se decía, le sugirió en broma: “Hacé una lista”.

Sin que nosotros supiéramos nada, el fin de semana siguiente llegó al Club con siete tiritas de papel, con cinco dibujitos cada una, es decir, cuarenta y cinco simbolitos, representando su lista de regalos y entregó una tirita a cada pareja de nuestros amigos más cercanos.

Tuve que invitarlos a todos al cumpleaños.

, , analatana dijo

• El Show.

Guillermo. Seis años.

Después del cumpleaños ése de la lista de regalos, Guille se entusiasmó con tanto invitado y venía insistiendo en hacer un show e invitar a todos nuestros amigos (grandes y chicos) más toooda la familia, que era muy grande. Obviamente que no le llevábamos el apunte, pero finalmente y como en realidad a nosotros nos gustaba mucho convocar y hacer reuniones, y todo el mundo parecía tenerle paciencia, le dimos permiso pero con la salvedad de que la tenía que hacer corta. El chico quería micrófono, telón, ropa. Los dos hermanos mayores lo ayudaron con eso, no sé bien como hicieron pero el día señalado habían colgado unas frazadas como telón, el micrófono no me acuerdo de dónde lo sacaron, y la ropa de escena era el saco y la corbata verdes del colegio (el famoso Martín y Omar de Gabriel), más un sombrero mío de fieltro verde, tirolés (y sí, a fines de los sesenta fue moda). A la hora en que se esperaba a la gente vi que desde la puerta de entrada en la planta baja había pegadas en las paredes unas flechas que subían por la escalera hasta el playroom, donde se había armado una platea.

Cuál no habrá sido mi bochorno cuando descubrí que también había una mesita con una cajera (una de mis sobrinas) que cobraba la entrada a razón de un peso (o lo que fuera en ese momento) por la primera fila, cincuenta centavos la segunda, y un poco menos el derecho a presenciar de parado.

, , analatana dijo

• Intimidad sexy.

Juliana. Alrededor de diez años.

Al haber tenido sólo hijos varones, me encantaba de vez en cuando salir con mis sobrinas a comprarles ropa. En una de esas ocasiones, July estaba en el probador y la vendedora y yo respetuosamente detrás de la cortina, esperando. Cuando la mujer pregunta “¿Cómo te queda?” y ella contesta que bien, le abrió la cortina, y ahí estaba, frente al espejo, con un enterito amarillo pálido y ante nuestros ojos y mi bochorno, trasluciéndose a través de la tela clara, una tanga de encaje negro metida en la raya.

Menos mal que después pudimos aclarar que no era de ella, sino que había decidido tomarla prestada de un cajón de mi hermana.

, , Mónica C. dijo

Karin, cuando nació Barby, la hermanita menor:

Mami, si le martillo la cabeza, ¿la mato?

, , Anónimo dijo

Barby, tres años.

Mami, andá tranquila que yo lo cuido a papá.

, , Anónimo dijo

Alex, seis años, al profe de la escuelita de tenis:

Uf, estoy en un estado de cansamiento.

, , Mónica C. dijo

Ese anónimo de arriba soy yo…

, , analatana dijo

Gracias, Mónica!! Faltan de tu nieto, ahora!

Besos!

, , analatana dijo

• Esos raros peinados… viejos…

La abuela tiene hoy en día, a los ochenta y cuatro años, el mismo peinado prolijo e impecable. Cuando Guille era chico la vio rociarse con spray y:

—Omi, ¿qué pasa? ¿tenés la cabeza llena de mosquitos?

Gracias, Mónica, por recordarme ésta!

, , anila-rindlisbacher dijo

Hola Analatana: que genial que está este post… y las anécdotas que nos contás!!! los chicos tienen esas cosas, la ingenuidad, la frescura en sus comentarios, que muchas veces nos hacen matar de risa…

Por ahora mis sobrinitos no hablan todavía, ! pero bueno, Paloma que es más grandecita, ya se da cuenta cuando uno le lleva un regalo…ni bien ve el paquete empieza a los gritos porque sabe que es para ella ( vienen avanzados, los nenes..:)

Ana un beso grande, y te dejo mi voto !!!!

, , amy dijo

Muy bueno tu post Ana
Los niños tienen esa inocencia y son tan expontáneos.
Recuerdo a Susy en jardín, diciéndole a su maestra ” mi mamá tene dos bilidades os bibos y mi manito” Mamá tiene dos debilidades los libros y mi hermanito.

Abrazo

, , A.V.F. dijo

MI HIJA AYER ESTABA CONTENTA PORQUE ERA EL DIA DEL HERMANO, QUE ES “NIÑO”.

-”QUE LE CANTAMOS, PAPA?”

, , analatana dijo

Amy, pobrecita Susani, se sentía excluída! jaja… Espero que lo haya superado.

Gracias por compartirlo con nosotros. Les mando un beso a las dos!

Ana

, , analatana dijo

avf, tiene razón la chica, no hay un genérico para los dos sexos. Habría que proponer alguno. A ver si te acordás de algo más…

Besos

, , argentinos3 dijo

Otro de nuestro hijo que nos causo mucha gracia en su momento y ahora que lo recordamos. Vino del colegio en USA adonde iba a la edad de 8 0 9 anos y le comenta a la Madre: Yo tengo suerte: si ….pregunta mi esposa….por que? Porque hoy en el colegio en la clase de salud (educacion sexual y demas) les explicaron a los chicos el por que de usar preservativos a lo que el acoto: ves yo no lo necesito ya lo tengo puesto……..

Pd: para los que no saben, en Estados Unidos el 99 % de los chicos tienen echa la circuncision por un problema de higiene, ya antes de salir del hospital te lo ofrecen y nosotros por un tema de costumbre de nuestros paises no le dejamos hacer en su momento.

, , mariana dijo

Paso mucho tiempo llevando a mis nietos de aqui para alla.
El camino obligatorio sea cual fuer el destino ,siempre es por Panamericana.
Asique las anecdotas tienen que ver con esos recorridos.

* Subiamos a Panamericana una mañana de frio,el parabrisa del auto estaba mas que empañado,por lo que comence a limpiar con la mano el vidrio.
para un lado———-para el otro………..
De pronto la vocesita de Sol (6años)me dice:
Oma(porque me llaman asi) no saludes mas a los otros autos,no te responden,porque no te ven,van todos en la misma direccion.

, , Mariana dijo

Para entretener a los niños en nuestros recorridos por Panamericana,solemos cantar,adivinanzas etc etc en eso estabamos cuando ya de noche la imagen al frente a lo largo de la ruta era realmente muy linda .Una cadena de lucesitas rojas y de la mano de enfrente toda la cadena de lucesitas blancas.
Chicos miren que suerte tuvimos ,nos toco el camino de las luces rojas,dije yo
Bravo,buenisimo…………mucho mas lindo que el camino de las lucesitas blancas………contestaron casi en coro los tres.
SILENCIO!
Miro por el espejo retrovisor y veo que que estan dados vuelta mirando hacia atras.
De pronto escucho a los tres:
Oma,apurate las luces blancas nos persiguen y nos estan por alcanzar!!!!!!!!!!!!

, , mariana dijo

Oma que significa YPF??……pasando por una estacion de servicio,pregunta Sol
Yacimientos petroliferos fiscales,respondo,sabiendo que debia aclarar un poco mas semejante respuesta.
Es la nafta Argentina,se me ocurrio decir.
Papa tiene una YPF en el auto,agrega Valentino (5 años)
No,Valen carga nafta en una YPF!corrijo yo
Nooooooooo Oma,tiene una YPF en el auto…………ya algo irritado
AYYYYYYYYY,Valen!!!! no puede tener una YPF en el auto,dice la hermana en tono de reproche y poca paciencia………..
Si! el tiene el aparatito con el mapa de Argentina que le muestra el camino por si no lo sabe………dice ya cerquita al llanto por nuestra incomprension.

Obviamente se estaba refiriendo a un GPS.

Los protagonistas de estas anedotas son mis nietos:
Sol (7 años)Valentino y Santiago (5 años)

, , analatana dijo

Mariane, viste, viste… yo sabía que había mucho para contar. La primera, la del saludo, la sabía y cada vez que me acuerdo no te diría que me sigo riendo como loca, pero se me forma una sonrisa. Y las otras dos son geniales!!

Qué cool tu yerno, tiene GPS… jaja… O será que todos los autos vienen con eso y el mío es prehistórico???

Besooossss!!

, , analatana dijo

argentinos3, muy buenas las anécdotas de Cris. Qué orgulloso estaba de su pirulín.

Piensen, que tiene que haber mucho más!

Besos!!

, , mariana dijo

jajajaja………..Ana,me parece que somos prehistoricas!
Creo que todos los autos hoy dia vienen con GPS.
Besos

, , Christiane dijo

Diego y/o Julito, a los 3 ó 4 años, varias veces : preparo algo nuevo para comer, y les pregunto, “te gustoó? Siiií, contestan, cualquiera de los dos, con una sonrisita. “Querés más?” , “Nooooooo”, también con una sonrisita. Tan tiernos, no querían ofender….

, , Christiane dijo

Goni,(tendría apenas 2 años) en el club. Raúl, un amigo nuestro, le regala un caramelo Sugus, y, yo, comedida, le digo “qué se dice, Goni?”. Mirándolo a Raúl, “Ame oto”.

, , Christiane dijo

Ahora, de mis nietos. Juani (8) es un apasionado de los aviones y mira siempre en You Tube las catástrofes aéreas, y también en Discovery Channel. Miranda (5), quien adora a su hermano, le hace la pata siempre, jugando con los avioncitos (las abuelas también participamos), haciendo ella de torre de control ó de pasajera de algún avión en problemas. Para las vacaciones de invierno fueron a Cataratas y volaron por primera vez. Juani, encantado. (Al finalizar el viaje, fué a la cabina y se sacó fotos con el piloto). Mirandita, un tanto intranquila al empezar el vuelo, pero luego se acostumbra, y al rato pregunta “Y?!! Cuándo nos estrellamos”?!!!. Ja, Ja. No me quiero ni imaginar la cara de los otros pasajeros…..

, , analatana dijo

Buenísimas, Chris! Muchas gracias!

Me hiciste acordar de otra…

, , analatana dijo

Gabriel. Dos años.

• Más vale seguridad, que policía.

Una empleada de casa, chaqueña recién llegada a Buenos Aires, me pidió que la acompañara a Puente Saavedra ya que le habían recomendado hacer unas compras en una galería comercial de la zona. Fuimos las dos, y Gabriel. Estábamos dentro de un negocio cuando me di cuenta de que Gaby se había soltado de mi mano y no lo veía por ningún lado. Lo empecé a buscar por todos lados con el corazón en la boca y cuando lo encontré, después de repetirle que no se tenía que ir le señalé a un agente de policía y le recomendé:

—Ga, ¿te acordás de lo que te enseñé, que si te perdés tenés que ir al policía y decirle “Yo vivo en San Lorenzo 2436″? ¿Qué le vas a decir?

—Por favo, nomegarre.

, , Cuqui dijo

Ibamos en taxi por Corrientes, de repente Gon(3)grita má, un cohete, por supuesto atras…el obelisco, a continuacion Emi pregunta: de donde sale toda esa gente, contesto: del subte, pregunta: que es? contesto un tren que anda por abajo de la tierra, a lo que dice con espanto, que ven por la ventanilla tierra, tierra!!!!!!!!!! El taxista pregunta señora de donde son Uds? 5 cuadras de la Gral. Paz

, , analatana dijo

Juaaa… Cuqui, era tal cuál. Me hiciste recordar las raras ocasiones en que íbamos al Centro y mis hijos parecían venir de las cavernas cuando vivíamos a un cuarto de hora de la Gral. Paz.

Muy bueno! Besos!

, , analatana dijo

Anoche me recordaron otra:

• Guille. Llueven abuelos.

Vi que Guille trataba de sacar la cabeza por la ventanilla del auto, mirando para arriba. Le dije “Gui, no hagas eso que es peligroso. ¿Qué te pasa?”

“Tengo miedo de que el abuelo se me caiga encima”.

Mi papá había fallecido hacía unos días y le habíamos explicado lo consabido de que se había ido al Cielo.

, , maria-palacios dijo

Querida Analatana.
!que bello post! pido perdón por mi borrarme, estoy sin internet y ocupadísima ni siquiera puedo entrar en la oficina. En cuanto al mail no me llego.
Abrazo gigante

, , saltimbanqui dijo

un sobrino mio corria por el pasillo…sobre una bicicleta de tres ruedas, y presumia de como conducia, la destreza la habilidad, y palabras cortas apenas pronunciadas, levantaba los pies de los pedales.diciendo… sin pies.. sin pies…y a continuación soltaba las manos del manillar diciendo.. sin manos… sin manos, y al final sonriente y enseñando su boca con sus dientes de leche… decia.. sin dientes… sin dientes… sin dientes.. tio.. sin dientes… y seguia corriendo por el pasillo…con la bicicleta de tres ruedas…

un saludo amiga…

, , Alicia Santamaría dijo

Querida Ana

Recién hoy me conecto con mis mails…y qué manera de sonreir……
Gracias..
La historia de Lucas A. no0 la conocía.
Contanos cómo fue la historia de Guille el día que escribió las paredes.
Seguro te acordas…
Un beso enorme
Ali

, , Alicia Santamaría dijo

Muy buena la historia de Cuqui
Muy buena
Cariños

, , -edgardo dijo

imperdibles!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

como le va ana? todo bien?

, , analatana dijo

Hoooolaaaaa Edgardo. Todo bien. En medio de un cambio. Después te cuento. Beso!

, , anila-rindlisbacher dijo

Hola Ana! pase para ver si habías publicado algo nuevo! ( estas en stand by por lo que veo!) un beso grande!!!

, , infomoreno dijo

Hola. Pasé a visitarte. Te dejo mi saludo. Cariños.-

, , lampayuni dijo

A los tres años de vida, mi mamá acostumbraba a darme el beso de las buenas noches. Una vez me pidió le que dijera algo lindo.
Respuesta:
ADORNO
(me acuerdo patente haber pensado algo como “¿que es lindo?… ya sé. un adorno es lindo.”)

, , analatana dijo

jaja lampayuni, qué maravilla la interpretación literal de una mente infantil.

Saludos y gracias por participar en esta colección divertida.

Ana

, , chabela dijo

*Estando en la plaza con mi hijo de tres años, este pasó bajo un árbol y tropezó con las raíces que muy gruesas cruzaban el camino.Él se levantó y mirando la copa mientras acariciaba la raíz…. le dice: “Perdddónnn! Te dolió?”

*Otro día, mientras paseábamos al atardecer dando vueltas a la manzana, yo despacio pensando en mis cosas y el pedaleando en su triciclo.
Escucho que me dice entusiasmado: “Mamá mámá! Mirá como saco de paseo a la luna!”
Y fascinado miraba cómo la luna parecía acompañarlo en el recorrido que estaba haciendo.

*Cuando nació el hermanito, quedó tartamudo por unos días… Y una vez en casa… mientras yo le daba el biberón a su hermano, viene decidido a decirme algo. Muy firme delante mío dice: Mamá! este no se sienta, no habla, no tiene dientes, es pelado…. DEVOLVELO!!!!
Hoy todavía me río cuando lo recuerdo….
Me gustó mucho encontrarte…
Es una idea muy divertida y tierna.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog