Era el cielo, de Sergio Bizzio.

“Cuando llegué, dos hombres violaban a mi mujer. La escena me impactó con dosis iguales de incredulidad y de violencia, como si un niño acabara de golpearme con la fuerza de un gigante. Uno de los hombres, con el pantalón desabrochado, de pie frente a Diana, que estaba de rodillas, la sujetaba de la nuca con la misma mano en la que tenía un cuchillo, obligándola a hundir la cara en su entrepierna, mientras que el otro, desde atrás, inclinado sobre ella, le desprendía los botones del vestido.”

—–

“Siete años atrás, al día siguiente (recién entonces) me di cuenta de que era padre, un padre. Julián había tenido una complicación respiratoria y pasó varias horas en una incubadora. Le habían puesto una campana de vidrio en la cabeza, dejando los bracitos afuera para que no se arrancara las cánulas, y lloraba, lloraba sin sonido, lloraba y yo no podía oírlo, agitaba las manitos en el aire y no podía tocarlo… Durante los meses siguientes etuve particularmente atento a su respiración. Podía oírlo hasta dormido (cuando yo dormía). Tenía miedo de que se ahogara, que perdiera demasiado peso o que tuviera alguna enfermedad; cuando empezó a gatear tuve miedo de que pusiera un dedo en el enchufe, que se tragara un encendedor, que se metiera algo en el oído; cuando empezó a caminar temí que se golpeara con la punta de una mesa, que cayera del balcón, que se metiera en el lavarropas; cuando empezó a ir al colegio tuve miedo de que un extraño lo robara, que lo abusara el profesor de flauta… La lista era infinita. Un hijo es una industria de producir terror.”

Estos son dos fragmentos de esta novela de Sergio Bizzio. En otro párrafo, dice uno de sus personajes: “Vera es como una aspiradora con un radar hipersensible que detecta y succiona materiales de las procedencias más diversas y los articula en textos ágiles y milagrosamente compactos. Nunca hablábamos de literatura, pero ahí estaba ella haciéndola…” Eso es lo que hace Bizzio: literatura.

Es lo primero que leo de él y lo hice de un tirón. No sólo el argumento me atrapó, sino su lenguaje preciso, rico y sintético a la vez. Describe un mundo en el que cualquiera de nosotros podría vivir y personajes con los que en uno u otro momento nos podemos sentir identificados. Pasa del horror a la ternura, de la comprensión al desconcierto, del disparate a lo cotidiano, y nos deja con la impresión de que ese mundo es real, o posible. Al terminar este libro varias ideas me quedaron rondando. Quizás no eran nuevas, pero si no lo eran, las hizo reflotar.

———-

Tenía este texto preparado para postearlo apenas me confirmaran la aceptación para mi solicitud por este blog, y se dio que la recibí unas horas después de haber leído sobre el “Premio Goya” a la mejor película hispanoamericana. Yo no lo sabía, pero leo en Clarín que el argumento de “XXY” de Lucía Puenzo está basado en un cuento de Sergio Bizzio. ¡¡¡Felicitaciones!!!

  • Comentarios
  • Sin votos

Escribí tu comentario

, , El 1 dijo

… y yo que iba a descanzar de la lectura para ponerme a escribir…

a la librería a despuntar el Bizzio.

, , analatana dijo

De tal palo, mejor astilla… Y muy gracioso!
Escriba, escriba, queremos leerlo!

, , stella maris dijo

Bueno, éste señor sí te lleva a emociones encontradas, contradictorias,
desde el título inofensivo, elevado, espirutual …….chan chan chan….pasas
a la violacion de su “jermu” por dos tipos, ! que escena!

buen camino, éxitos y todas las bendiciones para éste nuevo espacio.

, , Tomás Casanova dijo

siempre seremos hijos y padres -madres-o- marinero ruso komo dijo freud-podemos descansar y confiar en ellos pero la union del corazón-y por ende del “saber” k no sufren k estan bien , en definitiva de e-vitarle los sufrimientos eso e imposibel:::, los sufrimientos pushan pa arriba pa crecer-
Sólo con la desaparición física de un ser tan kerido komo un hijo, un hermano , o tu pareja, por razones naturales o x k dios asi lo kizo es cuando su alma vive en ti::::

, , analatana dijo

Hola, Tomás. No sé si te entiendo bien. No creo que sea condición la desaparición física de nadie para que sus corazones vivan en nosotros.

Yo estoy de acuerdo con el párrafo de Bizzio sobre el miedo de los padres. Es así, nos sucede a la mayoría. De ahí a que uno los vuelva locos con los propios miedos, es otra cosa.

Saludos,

, , CELINA dijo

ESTOY DESCUBRIENDO A BIZZIO…Y SE ME ESTÁ CONVIRTIENDO EN UN VICIO…ES UN GENIO CÓMO PUEDE DECIR TANTO CON TAN POCO Y A LA VEZ DESENCADENAR IMAGENES TAN COTIDIANAS Y REALES QUE EMPIEZO A CREER QUE ESTÁN OCURRIENDO A MI ALREDEDOR (o tal vez estoy dentro )…lo pongo en mi altar junto a Saramago, (aunque de Sergio me puedo enamorar!)

, , melingo dijo

Què novela, por Dios, què novela.

, , analatana dijo

El otro día encontré sobre una mesa de librería una pilita de “Rabia”, de Sergio Bizzio. La manoteé instantáneamente, la compré (obvio*) y como es un libro chico lo llevé en la cartera para leerla en cuanta ocasión se presentara.

En el año 2004 obtuvo en España el Premio Internacional de Novela de la Diversidad. Personalmente no sé de qué se trata ese premio, pero estoy de acuerdo en que el libro se merece un premio, sea cual sea.

Trata de la relación entre un albañil y una mucama, de clases sociales, de la Argentina actual. Es una historia muy original, escrita con maestría, con un ritmo que no decae y con una precisión que ya había descubierto en “Era el cielo”. Creo que me gustó más “Era el cielo”, pero quizás por el tema y además, fueron escritas con varios años de distancia entre ellas. De todas maneras, la recomiendo.

* En algún otro post voy a contar las ingeniosas maneras del robo en librerías. Robo de libros, no de dinero. Aunque de eso también hubo.

, , sandra dijo

Si te interesa la temática de robos de libros , ya que he leído que fuiste librera , podés leer una nueva novela de Pablo Melicchio : Letra en la Sombra , publicada por Mondadori en diciembre.

, , patobb dijo

Rabia me encantó, lo disfruté un montón. Es más en mi casa quedó el dicho, cuando algo desaparece, seguro que tenemos un María.

Sergio, está para enamorarse…. es un seductor, cuando charlas con el te deslumbra.

, , analatana dijo

Hola, patobb! Me imagino que debe ser muy interesante charlar con Bizzio. Suerte vos, que lo podés hacer (Aparte de eso de “enamorarse”… jaja…)

, , analatana dijo

Sandra, perdón por no contestar, pero en ese momento estaba volviendo de un viaje y después se me pasó. Lo hago ahora por si volvés por acá. Tomé nota del libro que me recomendás. Hay uno también de Héctor Yanover: “Memorias de un librero”. Cuando lo leí descubrí que lo que me estaba pasando en mi librería era tal cual lo que relataba él.
Saludos y gracias por el comentario,
Ana


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog