ABORÍGENES – ENCOMIENDAS COLONIALES

SISTEMA DE ENCOMIENDAS: principio de una historia

Por Tintitaco Chanquía

Quizá no todos conozcan el comienzo de una lenta agonía, que perdura hasta nuestros días.

A veces se presentan algunas discusiones académicas sobre como fue el sistema de Encomiendas en América; dependiendo su interpretación de la postura ideológica de cada uno. Así, para los defensores del etnocentrismo europeo y la iglesia católica, sería una cosa. Para los que además de no ser ciegos ni cortos de vista, tampoco adherimos a tal absurdo, otra muy distinta.

Finalmente, la evidencia de la dura realidad en la implementación de este instituto, termina despejando toda duda.

El sistema Encomienda proviene de una vieja institución medieval, implantada por necesidad de protección de los pobladores de la frontera peninsular en tiempos de la Reconquista española. En América, su implantación fue diferente. Aquí surge legalmente emanada de una Real Provisión fechada un 20 de diciembre de 1.503. Este documento elaborado por políticos, juristas y la iglesia católica, pretendía garantizar la mano de obra necesaria para asegurar el asiento de la población española. Mostraba asimismo la intención imperialista española de legitimar la explotación esclavizante de la mano de obra indígena y la ocupación de sus territorios.

Desde un punto de vista puramente ideológico-angelical, la Encomienda consistía en que la Corona de España autorizaba la captura de un grupo de familias “indígenas” y su posterior entrega –dentro de un determinado ámbito físico de territorio- a un vecino español “encomendándole” su “protección y evangelización”, prescribiéndose que a los “encomendados” se les imponga un tributo por ese “servicio de protección”, quedando a cargo del “encomendero” la recaudación del mismo.

Dejando la isla de la fantasía para abordar la realidad, puede decirse que la Encomienda fue una institución socio-económica que funcionó como centro de aculturación y producción obligatoria.

En los hechos, fue una verdadera “Licencia de Apropiación de Bienes Ajenos”, semejante a la que otorgó la corona inglesa a sus bucaneros.

Pero también fue el fundamento jurídico-político para justificar todos los abusos y la negación de derechos personalísimos y civiles al aborigen con el fin de apropiarse de todo: territorios, aldeas y ciudades, andenes de cultivo, fuerza de trabajo y hasta de la persona misma; puesto que con ella se consideraba al natural un incapaz. La curatela del incapaz venía a resultar la encomienda; y si era incapaz, no estaba apto para administrar sus bienes ni su vida.

Como se les imponía el carácter de incapaces, no tenían los mismos derechos que el español y hasta se podría decir, sin caer en la exageración, que casi no tenía derecho alguno. Sólo un relativo derecho a la vida, subordinado al dominio español.

Cualquier semejanza con ciertos acontecimientos actuales, no es pura casualidad. (CONTINUARÁ)


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario analia dijo

La Asociación de Abogados de Derechos Indígenas (AADI), está integrada por funcionarios del Gobierno de la Provincia. del Chaco, por funcionarios de la Defensoría del Pueblo de Nación Argentina y por abogados que se creen voceros de las Comunidades Aborígenes de Formosa. En nuestra provincia existen varios abogados que no les interesa la situación social-económica y de salud de las Comunidades Aborígenes, solamente existen intereses personales y sectoriales. Han llegado al extremo de llevar a la muerte a personas enfermas, niñas/os y ancianos aborígenes a cortar rutas para por medio de metodologías ilegales, obtener logros personales, olvidándose que los Caciques y Delegados de las Comunidades Aborígenes no requieren voceros y que en Formosa ya estamos cansados de quienes quieren, desde afuera, enseñarnos a como demos convivir con nuestros hermanos aborígenes. Por ello es que apoyamos las luchas y denuncias la Defensoria del Pueblo de Formosa y otras instituciones de la Democracia.

, , Reportar este Comentario Fernando Chanquía dijo

Muchas Gracias Analía por tu comentario. Si tu eres de Formosa conoces bien la realidad. Yo me crié en el Chaco y conozco tambiél algo de Formosa.
Un gran abrazo de amigo.

, , Reportar este Comentario Analía dijo

Fernando, evidentemente al decir que conoces “algo” de Formosa, me ests confirmando que no has tomado contacto con la realidad pasada y presente de nuestra provincia. Por ello como formoseña me duele, y nos motivan defender lo que día a día construimos entre todos, sin discriminaciones y respetando los derechos y garantias constitucionales. En la realidad pareciera ser que se presentan asociaciones o personas que lo unico que quieren es lucrar y aprovecharse de las comunidades aborigenes, y de las grandes potencialidades naturales que tenemos en Formosa, puesto que somos respetuosos de la persona y del hábitat natural que lo rodea. cumplimos con las leyes y todos tienen posibilidad de participar. Gracias por tu comentario.