HISTORIA DE BO. ALBERDI – CÓRDOBA

el pueblito de la toma

“PUEBLITO DE LA TOMA” Primeros pobladores

-        por  Dr. Fernando Chanquía Aguirre

Luego de la fundación de Córdova de la Nueva Andaluzía por sobre lo que hasta entonces había sido la aldea indígena KISKI-SACÁT, los naturales habitantes de la región se dispersaron para salvar sus vidas refugiándose en las serranías. Algunos se quedaron, vigilantes, en las inmediaciones, camino hacia las sierras. Según el historiador cordobés Efraín U. Bishoff en “Historia de los Barrios de Córdoba”, luego de la conquista las comunidades indígenas organizadas según sus tradiciones ancestrales que habían logrado obtener reconocimiento jurídico de la administración colonial, siguieron existiendo después de la independencia de las provincias argentinas, hasta entrado el siglo XX, aunque en gradual proceso de descomposición. Sostiene la fuente que Córdoba fue una de las pocas provincias en que se registró tal reconocimiento legal por parte de España.

En 1.837 el Gobierno aprobó una ley para la venta de tierras de las comunidades aborígenes en la zona de lo que hoy es Saldán y La Calera; entre ellas estaba “El Pueblito de la toma”. Se vendían las tierras y tenían prioridad quienes vivían en dicha comunidad; así es como el Gobierno pretendía venderles a sus dueños sus propias tierras. En 1858, durante el gobierno de Mariano Fragueiro, se otorgaron parcelas a los comuneros indígenas. Pero recién en 1.882 se dictó la Ley de Comunidades Indígenas por la cual se confecciona un censo con nombres y apellidos, haciéndose mensura de terrenos. El Pueblito de la toma totalizaba 8.000 Ha., dando su censo el dato de que estaba habitado por 1.160 indígenas Así nace El Pueblo de La Toma, hoy Alto Alberdi.

El Gobierno reconoció a los aborígenes derechos de propiedad y posesión de esas tierras en virtud de las antiguas Cédulas de la época de fundación. El poblado era un paso obligado hacia Punilla; fue una región intermedia entre la nueva ciudad de Córdoba y las serranías. El centro de “El Pueblito”, según planos de 1.860, estaba en las inmediaciones de Av. Colón y Cementerio San Jerónimo, extendiéndose hacia el Sud-Oeste.

Con el tiempo, a los aborígenes les fueron negando los derechos antes reconocidos y la zona fue cambiando de pobladores. Por ese entonces alrededor de 3.300 indígenas Calchaquíes y Diaguitas habían sido traídos desde el norte para trabajar como esclavos en la Acequia Santa Eulalia que atravesaba El Pueblito. Estos trabajos fueron dirigidos por Pedro Soria. Es así como también un grupo de aborígenes Quilmes y Malfines se asentó en las Quintas de Santa Ana y más adelante el Gobierno trae también a la zona indios Pampas. Todos los grupos mencionados se fueron cruzando con mujeres locales de la etnia Salavinón y Enen-Kamiare (comechingones para los españoles). Asimismo se trajeron contingentes de afrodesendientes para los trabajos en las huertas y en la acequia. Así es como en “El Pueblito” todos nos fuimos mezclando entre indios, negros, españoles e italianos.

Finalmente, en el centenario de la fundación de Córdoba y, para rendir homenaje al Abogado Juan Bautista Alberdi, se cambió por el actual nombre de Bo. Alberdi, que comprendía el Alto y su extensión hacia el centro.

VIVIR EN FANTASÍA

cuentos

- por Fernando Chanquía Aguirre

SI ALGO CARACTERIZA AL MUNDO HUMANO es el hecho de vivir en fantasía. Porque la mayor parte de las pautas en que sostiene su cultura son falsas. Son cuentos. Son mentira.

Mas, si lo dijera sólo yo se me podría tachar, pero lo dijo antes el gran León Felipe: “Ya no quiero que me arrullen con cuentos”.

.

DOMA y JINETEADA

doma

LA MAL LLAMADA DOMA de Jesús María

- por Fernando Chanquía Aguirre

Hay una diferencia sustancial entre “doma” y “jineteada”. Lo de festivales como Jesús María es JINETEADA y nó doma.

La JINETEADA consiste en una lucha en donde el jinete trata de aguantar sobre el lomo y el potro puja por voltearlo. Es un combate y se usa para esto al equino cimarrón o bagual, que es el animal mañoso y bronco que se asilvestra. En realidad son caballos entrenados para dar espectáculo.

La DOMA es todo lo contrario; es el amansamiento del animal. Hay dos clases de doma: la doma rápida o europea, que es la que practicaban en estas tierras los conquistadores, consistente en el agotamiento del caballo mediante rudeza y castigo hasta doblegarlo, quitándole la bravura para que se someta al domador. La otra es la doma indígena, la que practicaban nuestros aborígenes como los Pampas, consistente en el amansamiento sin recurrir al castigo, imitando a la naturaleza. Es ganarse el respeto y confianza del animal. El indio comenzaba los trabajos de amansamiento ya con el potrillito, consistiendo en la aproximación psicológica del equino.

Para que quede claro: la Jineteada no amansa sino todo lo contrario, vuelve al caballo más chúcaro y mañoso. La Doma es el amansamiento para hacer un caballo compañero y dócil

.

REYES MAGOS

noche-de-reyes1

NOCHE DE REYES

- por Fernando Chanquía Aguirre

Esta mañana estaba yo en la puerta de calle cuando un vecino Ingeniero que iba pasando me dice:  “Buen día,  ¿qué le trajeron los reyes?”

Contestele: _”nada, ja, ja, es que ya soy grande”_.

A lo que el vecino me retruca:  “¿Eso quiere decir que ya no cree en los reyes magos?”

Y ahí cabe la siguiente reflexión:  Casi todo en el mundo humano depende de lo que creamos; la moral, los dogmas, el aborto, todo…  Cada cual justifica los actos según su creencia.

.

TRÁNSITO

camion federal 4x4

TRÁNSITO EN LA CIUDAD DE CÓRDOBA

- por Fernando Chanquía Aguirre

Transitar por las calles de la ciudad de Córdoba, Argentina, es un verdadero problema. Entre los baches, obstáculos varios, ríos cloacales, bocas de tormenta sin tapa o con tapa pero a desnivel y explosiones repentinas, andar en algunos venículos, como por ejemplo motos, es casi suicida.

Por esto he optado en cambiar mi motocicleta por este otro tipo de vehículo: camión Federal 4×4. Quizá así se ande más seguro.

.

INFIERNO

espej

REPETICIÓN

- por Fernando Chanquía Aguirre

“Alguna vez oí que el Infierno es repetición”, dice alguien.

Me pongo a pensar entonces en la relación repetición/infierno:

Al parecer TODO es una repetición infinita.

Y claro, también lo sería el infierno. A una repetición le sigue otra y otra, con ligeros errores a los que llamamos evolución.

Indica la lógica que toda cosa es igual a sí misma. Ciertamente pero, nó en su repetición.

He allí el origen del cambio. Al menos en cuanto a movimiento.

.