EL CUMPLEAÑOS

niño

ANIVERSARIO

- por Fernando Chanquía Aguirre

En la víspera de un nuevo aniversario de mi nacimiento, en los últimos años he sentido la necesidad de hacer un repaso de mi existencia: qué metí y qué saqué de la vida. Y, aún cuando siento que en el balance se me está debiendo algo, estoy contento de haber puesto mis mejores sueños y mis sentimientos más nobles.  De tal modo que, no importa tanto si alcancé a sacar lo que puse, sino, que me ofrecí íntegro, acorde con lo que cuando era pequeño imaginé.  Y estoy feliz por eso.

.

EL CONVENTILLO

conventilloBsAs1890

- por Fernando Chanquía Aguirre

EL CONVENTILLO

Fue un tipo de vivienda colectiva típica de la zona rioplartense, también conocida como inquilinato, fundamentalmente poblada por inmigrantes.

Eran verdaderos palomares en donde cada familia ocupaba una o dos habitaciones en forma bastante precaria, haciendo uso de espacios comunes como baño, patio y cocina. El conventillo forma parte de nuestro folclore social y de nuestros platos de ciudad. Fue precisamente allí donde se produjo la gran amalgama culinaria como producto de la mezcla de nacionalidades entre alemanes, judíos, polacos, españoles y, por supuesto, italianos. En esta mixtura de culturas, “la mama” o “la vieja” se erige como la figura más respetada de la familia italiana, asumiendo el rol de conductora silenciosa dentro del grupo familiar. Todo esto tuvo gran influencia en el tango y en nuestra cultura urbana argentina. En los 60´ hubo una famosa historieta “El Conventillo de Don Nicola” donde las aventuras se desarrollaban dentro de estas vecindades.

.

PADRE

dia-de-los-padres

- por Fernando Chanquía Aguirre

A TODOS LOS PADRES

Si bien nunca he sido proclive a este tipo de festejos costumbristas en un día predeterminado, el hecho de que la figura paterna esté siendo objeto de ataques arteros en este momento que nos toca vivir, me llevan a expresar algo sobre la fecha que se conmemora.

Nada puede reemplazar la participación del padre en el cuidado y educación de los hijos. Cada uno, padre y madre, tiene su trascendencia y su rol en la familia pero, la figura masculina es fundamental. Más aún cuando la incorporación de la mujer al mercado laboral ha hecho que el tiempo que ella le dedicaba al hogar se esté reduciendo a lo mínimo y haciendo que cada vez más la gente piense en sí misma antes que en la familia. La vinculación y la atención del hombre masculino es de suma importancia en el desarrollo de los hijos, tanto de los niños como de las niñas.

Nos toca vivir tiempos difíciles, sobre todo cuando el factor económico parece determinar todas las cosas. UN ABRAZO A TODOS, LOS VIEJOS Y LOS NUEVOS PADRES, Y A NO AFLOJAR.

LLAVES

llave romana

- por Fernando Chanquía Aguirre

ESAS LLAVES VIEJAS, VIEJAS

Las llaves son símbolo de Poder y de Conocimiento. Leyendas que se pierden en los tiempos nos han hablado de alguna llave mágica, esa que sirve para abrir todas las puertas. O de la llave de la sabiduría, mediante la cual la persona adquiriría el saber supremo y nunca se olvidaría de lo aprendido. Están las llaves del Cielo, de la Fortuna, de grilletes, hasta del cinturón de castidad. Las hay de todas formas y tamaños; hasta llaves sin dientes ni paleta, como llave de Rastrojero.

Dicen que las llaves sirven también para atraer la buena suerte y la prosperidad; pero, si pierdes una llave antigua, entonces irremediablemente tu futuro será ominoso y la mala suerte te perseguirá hasta el fin de los días. Por eso yo conservo con gran esmero, bien amarradita al cuello, ésta antigua llave Romana que simboliza a todas las llaves.

.

ABEJAS DIMINUTAS

abejita

- por Fernando Chanquía Aguirre

ABEJAS DIMINUTAS

Como Perito Apicultor me ha llamado la atención unas pequeñísimas abejas que visitaban las flores de mi patio. Rubias, casi idénticas a la conocida Apis Mellífica pero de un largo no mayor a los 4 mm.; un día localicé su colmena y estaban detrás del marco de la ventana en casa de una vecina.
He buscado por todos lados información pero sin éxito. Lo curioso es que esta especie haya pasado desapercibida hasta ahora. Quizá por ser de tan pequeño tamaño ningún apicultor les ha prestado atención; dejando a salvo ciertas investigaciones de los entomólogos. De todas maneras, existe muy poca información de ellas. Genéricamente son conocidas como “abejas de la cara” o del sudor, porque suelen recolectar lágrimas y sudor humano. A veces resultan molestas en verano porque andan revoloteando por la cara de las personas, aunque son muy poco inclinadas a picar. Ellas utilizan las sales minerales y nutrientes que excretamos en el sudor y las lágrimas.
Parece que este diminuta abejita es nativa del continente americano y que pertenece al género de los Halíctidos, que son una familia de himenópteros apócritos de la superfamilia Apoideaa. Los halíctidos son una gran familia cosmopolita. Las crías de estas pequeñitas se alimentan exclusivamente de polen y néctar, por lo que son importantes agentes polinizadores. Las especies americanas de ápidos son más capaces aún que la amenazada abeja europea para realizar la importantísima tarea de polinización, especialmente en cultivos como maíz y tomate. Además, parece que son mucho más resistentes a todos los factores que está afectando a la abeja italiana, tanto por contaminación del aire como por las fumigaciones agrícolas.
Si alguien me puede aportar más datos de esta abejita, le estaré muy agradecido. Aclaro que se trata de una abejita rubia y nó de la otra de color verde metalizado, al parecer es del género Lasioglossum, que comprende varios centenares de especies en muchos subgéneros.

.

CAZA RACIONAL

castor

- por Fernando Chanquía Aguirre

LA IMPORTANCIA DE LA CAZA

“En Tierra del Fuego hay más castores que habitantes”, dice alarmado el informe periodístico de Infobae. Y continúa: “Los primeros de la especie llegaron en 1946 desde Canadá para fomentar la industria peletera. Hoy se transformaron en una plaga que afecta flora, ganadería y agricultura de la zona”.

Pero nada suele ser tan grave como lo pintan los medios. Es cierto que la introducción de una especie foránea en un hábitatque no la tenía como huésped puede causar desequilibrios, como asimismo que todo ser tiene derecho a vivir, pero no es menos cierto que la naturaleza sola regula eso con su eficiencia y su cadena alimentaria. Dentro de esa naturaleza está también el hombre como mayor predador de todo ser vivo. Y aquí se pone de manifiesto la importancia de la caza racional (no comercial) cuando se produce “sobrepoblación” de alguna especie que ponga en riesgo la armonía del ambiente. La caza racional es el medio del que se vale la naturaleza para restaurar el equilibrio. Por ello, habilitar zonas y temporadas de caza es la solución práctica más eficaz y natural.
El cazador salvaje es naturaleza y es tan salvaje como el animal salvaje.

.

HISTORIA DE BO. ALBERDI – CÓRDOBA

el pueblito de la toma

“PUEBLITO DE LA TOMA” Primeros pobladores

-        por  Dr. Fernando Chanquía Aguirre

Luego de la fundación de Córdova de la Nueva Andaluzía por sobre lo que hasta entonces había sido la aldea indígena KISKI-SACÁT, los naturales habitantes de la región se dispersaron para salvar sus vidas refugiándose en las serranías. Algunos se quedaron, vigilantes, en las inmediaciones, camino hacia las sierras. Según el historiador cordobés Efraín U. Bishoff en “Historia de los Barrios de Córdoba”, luego de la conquista las comunidades indígenas organizadas según sus tradiciones ancestrales que habían logrado obtener reconocimiento jurídico de la administración colonial, siguieron existiendo después de la independencia de las provincias argentinas, hasta entrado el siglo XX, aunque en gradual proceso de descomposición. Sostiene la fuente que Córdoba fue una de las pocas provincias en que se registró tal reconocimiento legal por parte de España.

En 1.837 el Gobierno aprobó una ley para la venta de tierras de las comunidades aborígenes en la zona de lo que hoy es Saldán y La Calera; entre ellas estaba “El Pueblito de la toma”. Se vendían las tierras y tenían prioridad quienes vivían en dicha comunidad; así es como el Gobierno pretendía venderles a sus dueños sus propias tierras. En 1858, durante el gobierno de Mariano Fragueiro, se otorgaron parcelas a los comuneros indígenas. Pero recién en 1.882 se dictó la Ley de Comunidades Indígenas por la cual se confecciona un censo con nombres y apellidos, haciéndose mensura de terrenos. El Pueblito de la toma totalizaba 8.000 Ha., dando su censo el dato de que estaba habitado por 1.160 indígenas Así nace El Pueblo de La Toma, hoy Alto Alberdi.

El Gobierno reconoció a los aborígenes derechos de propiedad y posesión de esas tierras en virtud de las antiguas Cédulas de la época de fundación. El poblado era un paso obligado hacia Punilla; fue una región intermedia entre la nueva ciudad de Córdoba y las serranías. El centro de “El Pueblito”, según planos de 1.860, estaba en las inmediaciones de Av. Colón y Cementerio San Jerónimo, extendiéndose hacia el Sud-Oeste.

Con el tiempo, a los aborígenes les fueron negando los derechos antes reconocidos y la zona fue cambiando de pobladores. Por ese entonces alrededor de 3.300 indígenas Calchaquíes y Diaguitas habían sido traídos desde el norte para trabajar como esclavos en la Acequia Santa Eulalia que atravesaba El Pueblito. Estos trabajos fueron dirigidos por Pedro Soria. Es así como también un grupo de aborígenes Quilmes y Malfines se asentó en las Quintas de Santa Ana y más adelante el Gobierno trae también a la zona indios Pampas. Todos los grupos mencionados se fueron cruzando con mujeres locales de la etnia Salavinón y Enen-Kamiare (comechingones para los españoles). Asimismo se trajeron contingentes de afrodesendientes para los trabajos en las huertas y en la acequia. Así es como en “El Pueblito” todos nos fuimos mezclando entre indios, negros, españoles e italianos.

Finalmente, en el centenario de la fundación de Córdoba y, para rendir homenaje al Abogado Juan Bautista Alberdi, se cambió por el actual nombre de Bo. Alberdi, que comprendía el Alto y su extensión hacia el centro.

VIVIR EN FANTASÍA

cuentos

- por Fernando Chanquía Aguirre

SI ALGO CARACTERIZA AL MUNDO HUMANO es el hecho de vivir en fantasía. Porque la mayor parte de las pautas en que sostiene su cultura son falsas. Son cuentos. Son mentira.

Mas, si lo dijera sólo yo se me podría tachar, pero lo dijo antes el gran León Felipe: “Ya no quiero que me arrullen con cuentos”.

.