DELITOS:SUSTRACCIÓN EXTORSIVA DE CADÁVERES

125570503_1237581e7cEl art. 171 del Código Penal dice: “Sufrirá prisión de 2 a 6 años, el que sustrajere un cadáver para hacer pagar su devolución”.- A raíz del sonado caso de “Los Caballeros de la Noche” sucedido en1885 se incorporó al código de 1886 la figura de la sustracción de cadáveres, la cual recorrió un largo camino hasta quedar tipificada como un caso de extorsión cometido de forma muy peculiar. Sin embargo se sigue reprochando la ausencia de una norma que castigue la sustracción de un cadáver  en si mismo, sin que sea necesario el propósito extorsivo.-

La acción incriminada consiste en sustraer un cadáver para hacerse pagar su devolución, la extensión del concepto “sustracción” resulta de gran importancia, pues determinará que conductas quedan comprendidas. En general se acepta que la sustracción implica el cambio de lugar del cadáver, de modo que posteriormente el delincuente pueda devolverlo. El objeto de este ilícito ha de ser un cadáver vale decir, los restos de una persona muerta, e inclusive las cenizas. Se discute si los restos de un feto con conformación humana pueden ser considerados o no un cadáver . Aun siendo cadáver no constituye objeto típico los restos que se han convertido en una cosa que está en el comercio (ej. una momia egipcia) que carecen de valor afectivo, núcleo de la exigencia extorsiva, sobre estos objetos pueden cometerse otros delitos contra la propiedad (hurtos, robos, etc.).-

El propósito de hacerse pagar su devolución integra el elemento subjetivo a título de dolo específico y debe existir en el momento mismo de la sustracción, se debe buscar cualquier beneficio de carácter pratrimonial. Es un delito instantáneo que se consuma cuando se produce la sustracción con el propósito de hacerse pagar su devolución, por lo tanto si en ese instante no existía esa finalidad, aún cuando luego se exiga pago por su devolución, esa conducta no encuadra en esta norma. A diferencia de lo que ocurre con el secuestro extorsivo, es irrelevante para su consumación o agravación que el precio se pague o no posteriormente. La tentativa es posible.-

Ante una acusación por el delito previsto en el art. citado el defensor deberá recordar que la sustracción de un cadáver con un fin que no sea el cobro del rescate (experimentos científicos, etc.) a la que solo posteriormente se agrega ese fin, no está tipificada.-

Al respecto sobre el vacío legal que representa el no existir una norma penal que incrimine el robo o mutilación de un cadáver, se presenta como muy grave, especialmente por el caso de las manos del Presidente Perón, el de su esposa Eva Perón y otros casos que referidos a próceres de la nación, como así también a personas del común, constituyen un enorme agravio a la Nación y a las familias involucradas.-

Conf.: “Código Penal” por David E. Dayenoff, pags.432/33.-

  • Sin Comentarios
  • Sin votos