¿QUÉ ES LA CONDENA CONDICIONAL?

Según la definición del jurista Soler la condena condicional es la que el juez dicta “dejando en suspenso su ejecución por determinado período de tiempo, de modo que solamente entrará a ejecutarse si se produce cierta condición, que consiste en la comisión de un nuevo delito”. En virtud de este instituto la privación de libertad a que fue condenado el delincuente queda en suspenso y así conserva su libertad ambulatoria, a condición de que no vuelva a delinquir.-

Se ha discutido si lo que suspende este beneficio es la condena o su ejecución y en general se ha aceptado que se trata de una suspensión en la ejecución de la condena. En este sentido se han pronunciado numerosos fallos al concluir que se trata de una verdadera condena y no un perdón de la pena, ya que se trata de una decisión jurisdiccional con la cual el juez declara la culpabilidad de una persona, en la que lo condicional no es la pena sino su ejecución.-

Con igual criterio se ha manifestado que la condenación condicional no es sino una forma de la individualización de las penas en que la privación de la libertad deja de ser actual para convertirse en potencial, actuando sobre el sujeto como una amenaza, de modo que lo que varía es simplemente el régimen de cumplimiento de la condena.-

De esta forma la privación de la libertad, en lugar de hacerse efectiva, se convierte en una amenaza para el condenado, cuándo éste reúne ciertas condiciones que permiten creer que en su caso, el encierro no cumplirá fines valederos, de modo que la ejecución de dicha pena quedará en suspenso hasta que las condiciones a que está sometida no se cumplan.-

En otro aspecto se ha planteado si este instituto es procedente no solo respecto de delitos sino también de faltas, en este último sentido se han expedido algunos fallos que han decidido que el beneficio de la condena condicional es aplicable a las faltas de carácter municipal.-

La base de la fundamentación de la condenación condicional se encuentra en la idea de evitar el encierro de sujetos, que a juzgar por el escaso monto de la pena impuesta carecerían de peligrosidad para la comunidad. Por ello se ha dicho que tiende a detener a los delincuentes primarios y ocasionales en la pendiente del delito, mediante dos condiciones preventivas, evitar la realidad carcelaria -manteniendo al condenado en el seno social y familiar- y evitar la recaída en el delito con la amenaza del cumplimiento de la pena y el freno moral que implica saberse beneficiado con la remisión del primer castigo y que las penas de breve duración carecen de eficacia, porque más bien hacen perder al condenado el temor a la pena y por consiguiente favorecen la reincidencia. , por ello es más eficaz la condena condicional.-

En virtud de estos fundamentos se han ido facilitando las condiciones para lograr estos beneficios, tal el caso de la reforma introducida por la ley 23.057 de 1984 que ha aumentado el monto de pena por el cual procede la condenación condicional de dos a tres años.-

La ley 21.338 siguiendo a la ley 17.567 hizo posible la segunda condena condicional de modo que el instituto no solo procede respecto de sujetos condenados por primera vez, sino que también es posible su concesión para el condenado por segunda vez.-

Para que la condena condicional sea procedente, deben darse ciertos requisitos de tipo objetivo o formal y subjetivos. Entre los  primeros se encuentra el de que la pena sea de prisión, excluyendo la multa, inhabilitación y reclusión.- Otro requisito es que la pena de prisión no exceda de tres años, estos tres años deben referirse a penas impuestas por sentencias ya pronunciadas y también en caso de concurso de delitos,-

Los requisitos subjetivos se refieren a quien será beneficiado con la ejecución condicional de la condena, se entiende que de su personalidad moral, su actitud posterior al delito, los motivos que lo impulsaron a delinquir, la naturaleza del hecho y demás circunstancias, debe surgir la inconveniencia de aplicarle efectivamente la privación de libertad. La decisión de otorgar la condenación condicional deberá fundarse en estos elementos según lo exige la ley bajo sanción de nulidad.-

El Código Penal otorga al juez la facultad de conceder o no la condenación condicional, pues en cada caso deberá analizar la conveniencia de su otorgamiento en base a las distintas circunstancias del caso.- En ese sentido se ha concluido que el solo hecho de que el acusado sea un delincuente primario no es el fundamento de la condena condicional, sino un requisito indispensable para acordarla, asimismo los tribunales han decidido que es facultativo del tribunal de primera o segunda instancia, estimar si corresponde o no otorgarla, y que es facultad del juez ordenar que la condena impuesta se cumpla en forma condicional, no siendo tal ordenamiento obligatorio para el magistrado.-

A partir de la reforma introducida por la ley 21.338 el condenado por segunda vez también puede obtener este beneficio. Para su procedencia además de los requisitos ya mencionados para el primer otorgamiento, se exige el transcurso de ciertos lapsos, que varían según se trate de delitos dolosos o culposos.-

El delito respecto del cual se aplica la pena debe admitir la condena condicional, pues de lo contrario sería improcecente, cual sería el caso de leyes especiales que excluyen tal beneficio.

Extinción y revocación de la primera condenación condicional: La extinción de la primera condenación condicional se produce luego de transcurridos 4 años a partir de la fecha de la sentencia firme. La extinción significa únicamente que si vencido el término de la pena anterior no se ha cometido un nuevo delito,la pena no se hará efectiva.-

La revocación del instituto analizado se produce si se cumple la condición a que estaba sometida la suspensión de la ejecución, es decir, si el sujeto vuelve a delinquir dentro de los cuatro años, no se cumple la condición. En este caso el reo debe cumplir la pena impuesta en la primera condena y la que corresponde por el segundo delito, según las normas sobre la acumulación de penas.-

La posibilidad de segunda condenación condicional debe contener los presupuestos objetivos y subjetivos de su primer otorgamiento y además deberán haber transcurrido diferentes plazos, según se trate de delitos dolosos o culposos, si al menos uno fue culposo deberán haber transcurrido ocho años como mínimo desde la primera condena firme, si los dos fueron dolosos, el lapso es de diez años.-

Conf.: Código Penal Comentado. Dayenoff, David Elbio, pag.44/45.-


Escribí tu comentario