SUCESIONES Y HERENCIAS: BENEFICIO DE INVENTARIO

A partir de la reforma del Código Civil realizada por ley 17711 la aceptación de la herencia se presume beneficiaria, en síntesis se puede sostener que en el régimen legal argentino actual, la aceptación de la herencia bajo beneficio de inventario presenta las siguientes características: 1.- Se presume pero es susceptible de pérdida por sanción, 2.- Es revocable, 3.- Implica la resonsabilidad limitada del heredero frente a los acreedores y legatarios, 4.- No extingue por confusión los derechos del heredero contra el causante ni los de éste contra el primero, 5.- En cuanto a las formas de aceptación, la aceptación expresa se presume beneficiaria, la aceptación tácita es beneficiaria, salvo acto prohibido del heredero, 6.- El beneficio permite al heredero responder solo con los bienes recibidos, a cambio de: a) Practicar el inventario se se lo intima, b) Administrar y rendir cuentas, c) Abstenerse de realizar actos de disposición sin los recaudos legales,  d) Debe pagar a los acreedores y legatarios.-

A partir de la reforma,  una vez que acepta la herencia, al heredero beneficiario no se le impone la obligación de practicar el inventario, salvo que se lo intime para hacerlo, como lo señala el art.3366 se sanciona con la pérdida del beneficio al heredero que no realiza el inventario en el plazo de tres meses, luego de haber sido intimado por los interesados.-

Una vez practicado el inventario en legal forma, el heredero tiene treinta días para deliberar si renuncia a la herencia o continúa siendo aceptante beneficiario, en el primer caso se produce la revocación de la aceptación y será considerado como un extraño a la herencia, en el segundo caso el heredero ya no tendrá otra oportunidad para renunciar, tornándose definitiva la aceptación beneficiaria, por lo tanto hasta que no se realiza el inventario con las formalidades del Código Civil, el heredero beneficiario no puede renunciar a la herencia.-

La doctrina admite que se realice  el inventario en forma voluntario, sin intimación previa, con los mismos efectos si cumple con los requisitos legales, pero si no renuncia en el término legal, en cualquier caso para eludir sus obligaciones legales en lo sucesivo el heredero beneficiario puede optar por el abandono de la herencia a favor de acreedores y legatarios, para que éstos la administren y procedan a su liquidación (art.3379 a 3381 del Cód.Civil).-

La aceptación de herencia con beneficio de inventario se presume a partir de la reforma por ley 17711, este tipo de aceptación tiene carácter provisorio ya que es revocable, admintiéndosele renunciar al heredero renunciar dentro de los treinta días posteriores a la confección del inventario, a partir de la intimación por parte interesada o por iniciativa del propio heredero.-

Por lo tanto queda claro que que la revocabilidad de la aceptación beneficiaria no implica que se pueda renunciar a la herencia en cualquier momento, ya que solo se admite hacerlo dentro del plazo legal posterior a la realización del inventario.-

REF: “La Aceptación con Beneficio de Inventario…” por Jorgelina Guilisasti, en La Ley t.2009 D,pag.373.-


Escribí tu comentario