SUCESIONES: EL INVENTARIO

En las sucesiones el inventario  y avalúo deberá hacerse judicialmente en los siguientes casos: 1) a pedido de un heredero que no haya perdido o renunciado al beneficio de inventario, 2) cuando se hubiere nombrado curador de la herencia, 3) cuando lo solicitaren los acreedores de la herencia o los herederos, 4) cuando correspondiere por otra disposición de la ley.-

No tratándose de ninguno de los supuestos anteriores, las partes podrán sustituir el inventario por la denuncia de bienes, previa conformidad del ministerio pupilar si existiesen incapaces.-

El inventario se practicará en cualquier estado del proceso, siempre que lo solicitare alguno de los interesados, el que se realizare antes de  la declaratoria de herederos o aprobarse el testamento, tendrá carácter provisional.-

Dictada la declaratoria de herederos o declarado válido el testamento, se hará el inventario definitivo, sin embargo con la conformidad de las partes podrá asignarse ese carácter al inventario provisional, o admitirse el que presentaren los interesados, salvo la existencia de menores o incapaces.-

El inventario será efectuado por un escribano que se propondrá en la audiencia prevista al efecto, para la designación bastará la conformidad de la mayoría de los herederos presentes en el acto, en su defecto el inventariador será designado por el juez.-

Para el inventario de bienes existentes fuera del lugar donde tramita el proceso sucesorio, se comisionará al juez de la localidad donde se encontraren.-

Las partes, los acreedores y legatarios serán citados para la formación del inventario, notificándoseles por cédula en las que se les hará saber el lugar, día y hora de la realización de la diligencia, el invenario se hará con las partes que concurran. El acta de la diligencia contendrá las especificaciones de los bienes, con indicación de la persona que efectúe la denuncia, si hubiere título de propiedad solo se hará una relación suscinta de su contenido y se dejará constancia de las observaciones o impugnaciones que formularen los interesados. Los comparecientes deberán firmar el acta, si se negaren se dejará constancia del hecho.-

Solo serán valuados los bienes que se hubieren inventariado y siempre que fuere posible, las diligencias de inventario y avalúo se realizarán simultáneamente. Él o los peritos serán designados en la forma prevista y podrán ser recusados por las causales establecidas para los peritos.-

Si hubiese conformidad de partes se podrá tomar para los inmuebles la valuación fiscal, y para los títulos y acciones la cotización del mercado de valores. Si se tratare de bienes de la casa habitación del causante la valuación por peritos podrá ser sustituida por declaración jurada de los interesados.-

Impugnaciones y Reclamaciones: Agregados al proceso el inventarío y el avalúo se los pondrá de manifiesto en la secretaría por cinco días, las partes serán notificadas por cédula, vencido el plazo sin haberse deducido oposición se aprobarán ambas operaciones sin más trámites.-

Las reclamaciones de herederos o de terceros se sustanciará por trámite de incidente, se convocará a audiencia al efecto, y el juez resolverá lo que corresponda.-

Si las observaciones formuladas requiriesen por su naturaleza sustanciación más amplia, la cuestión tramitará por juicio sumario o por incidente, la resolución del juez no será recurrible.-

Una vez aprobadas las operaciones de inventario y avalúo si todos los herederos estuviesen de acuerdo, podrán formular la partición y presentarla al juez para su aprobación y podrán igualmente solicitar se inscriba la declaratoria de herederos o aprobación del testamento.-