Zona de Azar – Así se auto define la Junta de de Beneficencia Guayaquil.

Por fonta

. La mayor organización ecuatoriana sin fines de lucro.- La JBG es la organización no-gubernamental de servicio público más grande del Ecuador. Proporciona servicios sociales, comunitarios y de salud. Trabaja para identificar y lograr soluciones globales a los problemas sociales, funcionando en forma independiente del Gobierno, de la política y de otros grupos de influencia.

2. Un empleador destacado.- La JBG da empleo a más de 6.000 personas. Invertimos en nuestros empleados, capacitamos y desarrollamos a nuestro equipo de trabajo y lo estimulamos a crecer, tanto personal como profesionalmente. Para nosotros, cada persona y cada idea cuentan. La Junta de Beneficencia de Guayaquil considera que, al brindar empleo sustentable a su fuerza laboral, contribuye y cumple con su responsabilidad social hacia la comunidad, la ciudad y el Ecuador. Respetamos y estimulamos la asociación laboral libre.

3. El rol de la Lotería Nacional.- Desde nuestros inicios, el mayor desafío asumido por la JBG fue desarrollar un programa exitoso y asegurarse de que tuviese los recursos suficientes, para que su labor fuese viable y sustentable en el tiempo. La Lotería Nacional fue creada por Ley en agosto de 1894, con la idea de convertirla en nuestra fuente principal de fondos. En la actualidad, los diversos juegos de la Lotería se realizan a nivel nacional y proporcionan trabajo a 3.200 familias ecuatorianas. La historia de la Lotería y la JBG se narra mejor con los testimonios de cientos de miles de personas que han sido beneficiadas con la suerte y que han recibido de manera puntual sus premios económicos. Con los ingresos generados por la Lotería, miles de ecuatorianos pueden recibir anualmente atención médica y social.

Zona de Azar – Las 7 preocupaciones actuales de la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Por fonta

1. El Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización, (COOTAD), aprobado por la Asamblea Nacional faculta a los gobiernos autónomos descentralizados (GAD) a financiarse a través de la organización de rifas, sorteos y loterías.

2. La utilización indiscriminada de dicha norma desembocará en la aparición de innumerables loterías y juegos de azar. La presencia de varias loterías en el país disminuirá significativamente los ingresos que la JBG recibe de sus juegos de lotería, vitales para brindar servicios asistenciales a millones de ecuatorianos de bajos recursos, a través de sus dependencias hospitalarias, hospicios, asilos y unidades educativas.

3. La Lotería de la JBG tiene 116 años de existencia y manejo honorable. Por eso la ciudadanía la apoya desde siempre adquiriendo los boletos de sus juegos con la certeza de que de resultar ganador, el premio se le entregará de inmediato y que su aporte solventa la gran obra de asistencia social, de la JBG.

4. La JBG es apolítica, dirigida en todos sus campos de acción por 42 miembros. Todos son voluntarios. Su trabajo, por principios éticos y normas establecidas desde la fundación de la Entidad, no es remunerado.

5. La JBG, sólo en el ramo de salud, brinda servicios asistenciales a más de un millón de personas al año. A esto se suman los servicios prestados en el Hospicio Corazón de Jesús, para adultos mayores; sus asilos y unidades educativas altamente calificadas.

6. La JBG tiene 6.300 trabajadores que son remunerados cumplidamente incluyendo las aportaciones al IESS. Además, la JBG solventa sus obligaciones frente a más de mil jubilados patronales.

7. Los ecuatorianos deben saber que la obra de servicio social que cumple hace 116 años la JBG, será gravemente afectada por el artículo 172 contenido en el COOTAD. En tal virtud, en carta del 17 de los corrientes, la Junta ha solicitado respetuosamente al señor Presidente de la República vetar la parte del citado artículo 172 del COOTAD en cuanto otorga las facultades indiscriminadas para crear sorteos, rifas y loterías.

Fuente: Dossier

Zona de Azar – No! a competir con la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Por fonta

Guayaquil.- Ecuador.- Tras una reunión entre el prefecto del Guayas y alcaldes de la provincia, los funcionarios dijeron que con los juegos de azar se podrían obtener recursos a largo plazo, pero las necesidades en sus cantones deben ser tratadas con inmediatez. También coincidieron en que se niegan a ser competencia para la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

La primera reacción de tres alcaldes y del Prefecto del Guayas, cuando fueron consultados sobre la opción de organizar loterías para complementar los presupuestos de los gobiernos que dirigen, es que no recurrirían a ello para evitar un perjuicio a la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG).

Ayer unos 20 burgomaestres se reunieron en la sesión del Consejo Provincial, presidida por el prefecto, Jimmy Jairala, para tratar temas como los problemas limítrofes del Guayas, principalmente.

Jorge Herrera Yánez, alcalde de Alfredo Baquerizo Moreno (Jújan), sostuvo que el municipio a su cargo no tiene entre sus planes realizar loterías o juegos de azar afines. “Estamos conscientes de que existe una institución que es la Junta de Beneficencia, que por muchísimos años, ha venido realizando este tipo de actividades…Es un beneficio de los más necesitados”.

A su criterio, el Presidente de la República ha ayudado mucho en el tema de la salud en el país, y a que se mejoren instituciones públicas que trabajan en esa área, pero las entidades regentadas por la JBG también ofrecen mucha asistencia. “…Creemos que estaríamos interfiriendo en el desarrollo de una institución que está dando mucha ayuda a los pobres”, acotó.

El Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), señala en su artículo 172 que los gobiernos seccionales podrán adquirir recursos propios de rifas, sorteos y loterías. Esta norma le quitaría la exclusividad en la venta de loterías y otros juegos similares a la Junta de Beneficencia que, a través de servicios médicos y otros, atiende a un promedio de un millón de personas de escasos recursos, cada año.

Según Werner Moeller, director de la institución, el dinero obtenido por la lotería representa el 40% del presupuesto anual de la Junta que llega a los 120 millones de dólares.

Dedicarse a organizar loterías es como estar pidiendo limosnas al pueblo, expresó Francisco León, alcalde de Salitre y presidente de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), con sede en Guayas. “Ese tema mas que nada en mi municipio no lo voy a hacer…En nuestros cantones a los municipios los ven como la gallina de los huevos de oro, que todo quieren que el municipio provea”.

En lo que sí cree, señaló, es en las empresas públicas y aseguró que está trabajando en las empresas de agua potable y de desechos sólidos de su cantón para que, en el menor tiempo posible, adquiera nuevos ingresos.

“…Para que la municipalidad tenga un mejor respiro económico el mecanismo más viable, si existen: es hacer que nuestros pueblos tributen más dándoles buena agua potable, buenos servicios básicos, haciendo que de esa manera los ingresos por tesorería de los municipios se hagan mas grandecitos; y de ahí podemos ocupar para lo que el gobierno (central) dice que no ocupemos, que son para las fiestas parroquiales o cualquier tipo de eventos que dice que la ley no contempla”, dijo León .

Insistió en que no se debería de tocar a la Junta para desbaratar en aquello que confía tanto la ciudadanía pobre.

Con él coincidió Francisco Asán, alcalde de Milagro. El  enfatizó que el Estado más bien debería promover una cultura de contribución en la comunidad.  “…Todos exigen mejores servicios, calidad de agua, que alcantarillado, pero esos servicios tienen un costo. En Milagro toda la vida se ha cobrado el agua potable, la gente paga pero no en la medida que debería. El 70% de la población no paga los servicios…”.

Para Dalton Narváez, alcalde de Durán, más allá de las loterías, hay otras formas de recuperar recursos en los gobiernos seccionales como: ordenanzas de mejoras, coactivas, vía pública,  teletones y otras.

Él al igual que el alcalde de Daule, Pedro Salazar, tampoco aplicarían el mecanismo de las loterías por elr respeto a la loable labor que realiza la Junta de Beneficencia.

Loterías pero con la Junta

El prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, se mostró partidario también de apoyar a la Junta de Beneficencia para que  se vete el artículo del Cootad que señala el tema de las loterías. Pero en caso de no ser así planteó una alternativa que aplicaría la prefectura.

“…Poniéndonos en el escenario malo, si el artículo no es vetado, lo que nosotros decimos es que si yo como prefecto hago una lotería provincial lo voy a hacer con la Junta. Yo no voy a inventar la pólvora y buscar en otras partes lo que ellos han hecho durante 113 años…”, aseguró Jairala.

El funcionario reiteró que la Junta de Beneficencia no tiene un monopolio sino exclusividad. “Monopolio es hacer el gran negocio, impedir la competencia sí, pero generando un negocio con importantes utilidades, pero la beneficencia trabaja sin fines de lucro, entonces eso no es monopolio sino exclusividad”, precisó.

Fuente: Buró de Análisis

Zona de Azar – Ampliar loterías divide criterios en Ecuador.

Por fonta

Ecuador.- El informe de minoría redactado por el asambleísta de oposición, Andrés Roche (Madera de Guerrero, MG), omite un aspecto que él cuestiona del Código de Ordenamiento Territorial (Cootad): la posibilidad que tendrán los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) de organizar loterías como fuente de financiamiento.

Esta facultad, contemplada en el artículo 172 del proyecto, provocará que la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG) pierda la exclusividad que posee con la Lotería Nacional.

Sin embargo, el informe de minoría, que solo él suscribió como integrante de la Comisión de GAD, no hace referencia a este tema en ninguna de sus 62 páginas.

El documento, con fecha 9 de febrero del 2010 y dirigido al presidente de la Asamblea, Fernando Cordero (PAIS), señala otras críticas: que el Código profundiza el modelo centralista de la Constitución, que pretende someter a los GAD a las rectorías y a la planificación del gobierno central, y que el modelo de transferencia de recursos es complejo, incierto e inequitativo.

Roche dijo ayer que sí hizo las observaciones sobre la posibilidad de que cada GAD organice una lotería para financiarse. Aseguró que en este punto encontró “oídos sordos” en PAIS y que en el documento, por ser extenso, se pasaron otros temas importantes.

Sin embargo, al presidente de la Comisión de los GAD, Virgilio Hernández (PAIS), le parece “extraño” que MG no emitiera alguna observación sobre el tema de las loterías en el informe de Roche.

“Ese artículo ya fue debatido y no fue observado; no está en el informe de minoría que fue presentado en el pleno. Entonces, a los cinco meses dicen (en alusión a los asambleístas de MG): ‘Esto nos han puesto’”, criticó en una entrevista publica el domingo por este Diario.

La semana pasada Roche denunció, vía boletín, que con la aprobación del Cootad en la Asamblea Nacional, el pasado 11 de agosto, uno de los temas que salió a la luz fue el de la JBG. “En su momento, en la Comisión que elaboró el proyecto, manifesté mi oposición a la propuesta de eliminar la exclusividad de la JBG”.

El tema, además, genera criterios divididos en el bloque oficialista sobre si el presidente Rafael Correa debe o no acoger el pedido de la JBG de vetar el artículo 172.

Otra integrante de la Comisión que elaboró el proyecto, Gina Godoy, recordó ayer en Radio City que ese aspecto se incluyó en el Cootad por pedido de algunos gobiernos seccionales y adelantó que la mayoría de sus coidearios no comparte un posible veto parcial desde el Ejecutivo.

El oficialista Gastón Gagliardo pidió en cambio al Mandatario que objete ese artículo, pues “puede afectar la base financiera de la JBG”. Ayer, mediante boletín defendió la “gran” obra social que esa institución ha realizado y añadió que la Junta no solo brinda su asistencia a la gente de Guayaquil y Guayas, sino también de otras provincias.

En tanto, el legislador Juan Carlos Cassinelli expresó su rechazo a que los gobiernos seccionales organicen rifas, sorteos u otros juegos, “porque se estaría contraviniendo el principio del Gobierno de dejar al país libre de juegos de azar”, dijo en entrevista con Telerama. Calificó a esta forma de autogestión como un despropósito.

Fuente: El Universo.