Zona de Azar Estados Unidos – “Las Vegas del Potomac”. Washington imitará EuroVegas?

Por fonta

Estados Unidos Washington .-  23 de Febrero del 2012 www.zonadeazar.com ¿Necesita una metrópolis desarrollada y con una identidad definida un macro casino? ¿Puede dañar su imagen? ¿Es el juego y el ocio un sector económico con futuro? ¿En tiempos de incertidumbre, desaprovechar la posibilidad de crear miles de empleos supone una irresponsabilidad?

El debate, similar al que ha suscitado el proyecto de construir Eurovegas cerca de Barcelona o Madrid, se reproduce estos días en Washington.

Rushern L. Baker III, presidente del condado de Prince George, colindante con la capital federal, propuso la semana pasada construir un gran casino de lujo a orillas del río Potomac. El proyecto requeriría una inversión privada de unos mil millones de dólares (unos 750.000 millones de euros) y se ubicaría en el National Harbor, el Puerto Nacional.

A quince minutos en coche del centro de Washington, entre autopistas y terrenos desangelados, el National Harbores una especie de ciudad nueva en la que se mezclan pisos de lujo, hoteles, un centro de convenciones, restaurantes, comercios y un puerto deportivo.

Baker argumenta que construir un casino al estilo de Las Vegas impulsaría el desarrollo económico y proporcionaría ingresos fiscales de los que ahora el condado carece y que podrían dedicarse, entre otros objetivos, a mejorar los servicios públicos.

La idea se encuentra en una fase embrionaria. Para que sea aprobada, se requiere el visto bueno del parlamento de Maryland y un referéndum estatal.
Prince George, en el estado de Maryland, es el condado donde vive parte de los negros de clase media que trabajan en la capital federal. The Washington Post recordaba recientemente que, al contrario que el muy próspero –y más blanco– condado de Montgomery, o el norte de Virginia, en la otra orilla del Potomac, Prince George no es sede de ninguna gran empresa, un factor decisivo a la hora de recaudar impuestos.

No se trata de construir una versión reducida de Las Vegas, como el magnate Sheldon Adelson pretende hacer en España. En Barcelona o Madrid, Adelson construiría doce complejos de juego, restauración, hoteles y ocio.
En el National Harbour sólo se construiría uno. Para muchos, aquí, ya es demasiado.

El lunes The Washington Post dedicó su primer editorial –habitualmente reservado a los temas de la Casa Blanca o el Capitolio, o a la gran política internacional– a lo que denominaba en el título “Las Vegas del Potomac“.
La propuesta de construir un casino de mil millones de dólares a una milla de la capital es “un intento grandilocuente de agarrar dinero fácil”, empezaba. El casino, continuaba, “se convertiría en uno de los centros más grandes de juego en la nación aparte de Las Vegas y Atlantic City“.

El problema, argumenta el diario, “es que el juego es el juego, un pésimo catalizador del desarrollo económico por muy bien que se venda”. “Cualquier casino de grandes dimensiones en Prince George modificaría la imagen de marca del condado, y no para mejor”, remacha.

No es una opinión unánime. En el propio The Washington Post, algunas voces se han pronunciado a favor. Robert McCartney, columnista en la sección Local, recuerda que lo que daña la imagen de Prince George no es un hipotético casino, sino una tasa de homicidios en aumento y la corrupción de sus élites políticas.

McCartney cita a Stephen Fuller, del Centro de Análisis Regional de la Universidad George Mason, quien sostiene que, en términos fiscales, resulta difícil oponerse a un proyecto que “atraería mucho dinero no local al condado”.

Pero Fuller también reconoce que el casino podría distraer al condado de objetivos económicos más ambiciosos, productivas y perdurables. Aunque a falta de alternativas… “Es una lástima –declara– tener que reconocer que la economía de Prince George no dispone de mejores opciones”.

Editó:  @_fonta www.zonadeazar.com

Escríbi tu comentario

Si preferís firmar con tu avatarIniciá sesión

Los comentarios en este blog pueden estar moderados.

En ese caso, el autor del blog tendrá que aprobarlos antes de que sean visibles para la comunidad