Historia del Churruca – parte 7 – El Cementerio indígena

Cuando se iniciaron las excavaciones para construir los cimientos que luego ocuparía el edificio del Hospital Churruca, innumerables testimonios orales de aquella época nos hablan del hallazgo de gran cantidad de restos óseos humanos.

Lo primero que surgió como hipótesis fue que se trataba de cuerpos de los antiguos habitantes de Buenos Aires, fallecidos durante la epidemia de Fiebre Amarilla del año 1871 que se llevó a más de trece mil personas.

Sin embargo, el hecho de funcionar desde 1865 en estos terrenos, “Los Nuevos Mataderos del Sur”, tornaban casi imposible el considerar que esa zona fue utilizada como cementerio (donde si está demostrado el entierro masivo de esa epidemia, fue en el Parque Ameghino, ubicado entre la ex – Cárcel de Caseros y el Hospital Muñiz)

Si bien en aquellos años no existía en nuestra cultura el respeto por el patrimonio arqueológico que tenemos hoy en día (sustentado actualmente por la Ley de cuidado del patrimonio arqueológico), es encomiable que en aquel entonces se le haya dado participación al Museo Arqueológico de la Plata. Estos se hicieron presente y rescataron abundante cantidad de material, piezas de alfarería, huesos humanos, pulseras y collares hechos con piedras, puntas de flecha, lanzas y boleadoras lo que les permitió certificar que se trataba de un cementerio indígena, verdadero santuario de ancestros indígenas posiblemente del Siglo XV y XVI. Un hospital y una capilla se alzan actualmente sobre esa venerable zona, dignificándola.

De aquella investigación arqueológica, nos fue proporcionada la fotografía que ilustra esta nota, donde se observa el cuerpo de una mujer (pelvis muy ancha), de mediana estatura, de un metro con sesenta centímetros, con sus manos reposando hacia delante. Más atrás hay otro cuerpo, del cual no pueden extraerse demasiadas conclusiones.

¿Qué indígenas habitaban en estas tierras? Los primitivos habitantes de Buenos Aires fueron los indios Querandíes. El indio de esta zona, vivió y enterró a sus muertos junto a las lagunas (los cementerios indios se hacían en tierras laguneras cuando eran indígenas de la llanura, o en cuevas, cuando se trataba de indígenas habitantes de terrenos montañosos). Se establecían en toldos de dos hileras (galpón de madera y cuero) en las épocas de frío, mientras que en los veranos hacían sus correrías o incursiones hacia el interior.
El nombre de Querandíes les fue dado por los Guaraníes, ya que en su dieta diaria consumían grasa de animal, significando “hombres o gente con grasa”. Físicamente, los indios Querandíes tenían un buen físico, bien proporcionados, de elevada estatura y sumamente belicosos. Vestían un abrigo de cuero, similar al quillango (especie de poncho que les llegaba hasta las rodillas); las mujeres también usaban una falda que cubría su cuerpo hasta las rodillas. Eran buenos corredores – cazadores, con arco, flecha y boleadoras. Su industria era la alfarería. Creían en un gran Dios al que llamaban Soychu, quien tenía un contendiente o espíritu del mal: Gualichu.

La primera fundación de Buenos Aires tuvo lugar en marzo de 1536 por Don Pedro de Mendoza. Los indios querandíes, en esa época ya vivían en los alrededores del primer asentamiento. Al principio se mostraron amistosos con los españoles y obtuvieron mercancías españolas a cambio de alimentos provenientes de la caza y la pesca; pero, repentinamente, optaron por interrumpir el contacto y el alimento comenzó a escasear dramáticamente entre los españoles.

El hambre entre los españoles alcanzó dimensiones de catástrofe, llegando a consumir primero la carne de algunos caballos y luego, se llegó directamente al canibalismo. Con la intención de someter a los querandíes, Pedro de Mendoza organizó una expedición militar al mando de su hermano, Diego de Mendoza, que derrotan a los indígenas en las márgenes del río Luján el 15 de junio de 1536. En esa batalla murieron cerca de cuarenta españoles y aproximadamente unos mil indios.

A partir de ese momento, Buenos Aires quedó a merced del hambre y de los esporádicos ataques de los querandíes. Los indios sobrevivientes, se aliaron a otros y destruyeron la recién fundada ciudad: a fines de junio los querandíes iniciaron el cerco de Buenos Aires y la situación de supervivencia empeoró para los españoles. Los indios fueron finalmente dispersados pero en la refriega murieron cerca de mil expedicionarios. Gravemente enfermo, Pedro de Mendoza delegó el mando del poblado al capitán Francisco Ruiz Galán hasta que Ayolas regresara, y partió con dirección a España en abril de 1537.

La documentación actual (si bien cuestionada por algunos) avala como lugar del primer asentamiento de la Ciudad de Buenos Aires a la zona correspondiente o por lo menos aledaña, del presente Parque Lezama. La actual Avenida Caseros (antiguamente conocida como “el camino del indio” y luego, como “el camino de los cuchilleros”) tenía originalmente una traza – ver ilustración de abajo – que comunicaba en forma directa los terrenos del Parque Lezama con el Parque Patricios (hasta que fue interrumpida por la construcción de la Estación Constitución)

No sería entonces demasiado ilógico el pensar o sacar como conclusión posible, que presuntamente en la zona actual de Parque Patricios, fueron sepultados en el siglo XVI, los guerreros que cayeron durante aquellos combates con los primeros expedicionarios españoles de Don Pedro de Mendoza.


Como vemos, el Hospital Churruca se construyó alrededor e incluso encima, de una laguna. Una laguna que como un libro, hemos intentado ir mostrando las diferentes páginas de la historia viva de esa zona, que estuvo tan cargada de múltiples y variados hechos.

El pasado siempre es un gran maestro. Sus lecciones pueden enseñarnos mucho para manejarnos mejor en el presente, y así, construir un futuro deseable.


Escribí tu comentario

, , MIGUEL ANGEL SCENNA dijo

TODO LO QUE ES LA ZONA DEL HOSPITAL DE NIÑOS GARRAHAM EN LINEA RECTA POR VELEZ SARFIELD ,PARA ABAJO O SEA PARQUE PATRICIOS FUE EL CEMENTERIO DE LO QUE ERA BUENOS AIRES COLONIAL, LOS RESTOS OSEOS PERTENECEN A LA EPOCA DE LA FIBRE AMARILLA Y A UNA EPIDEMIA DE SARAMPION O VARICELA NO LO RECUERDO Y TAMBIEN ENTERRABAN AHI A LOS DELINCUENTES COLGADOS DEL CABILDO ,PRESOS,SOLDADOS MUERTOS Y DIFERENTES PERSONAS QUE MORIAN EN LOS BARCOS AL LLEGAR A BUENOS AIRES DE BAJO NIVEL SOCIAL EL OTRO CEMENTERIO ERA EL DE RECOLETA CREADO MAS TARDE ,PERO SI ES CIERTO QUE TODA LA ZONA FUE UN CEMENTERIO LA ENTRADA AL CEMENTERIO ESTABA POR UN COSTADO DE LO QUE HOY ES EL HOSPITAL CHURRUCA ,HASTA HACE UNOS 15 AÑOS ESTABAN LOS CIMIENTOS DEL PORTAL Y UNA PLACA DE BRONCE PUESTA EN EL CON LA HISTORIA ESCRITA ,SUPONGO QUE YA NO ESTARA MAS .LO QUE SERIA PARQUE PATRICIOS TAMBIEN FUE EL SEGUNDO LUGAR DONDE SE PUSO EL MATADERO EL PRIMERO FUE PLAZA MISERERE O PLAZA ONCE ,PARA LUEGO SER LLEVADO A DONDE ESTA HOY EN DIA.

, , Carlos Cengarle dijo

Muy interesante tu comentario (no conocía que fuese tan extenso el campasanto del Buenos Aires colonial). Podrías precisar más exactamente donde estaría colocada esa placa?

, , wanda 5 años dijo

me da mucha pena y me pone triste que se ayan muerto los indios y queria saber donde estaban ente rrados para ir a yevarles flores .gracias x decirnos donde estan.

, , gustavo dijo

no me extraña nada , nuestra historia está llena de incognitas , simplemente si uno quiere averiguar datos feacientes de un bis o tatarabuelo se encuentra con un monton de estas incognitas , o por ejemplo historias feacientes de nuestros proceres ( depende de quien escriba sus memorias o biografias ) , nuestra historia tiene muchas dudas y simplemente pasa a ser casi siempre en una historieta.

, , Raquel dijo

En la Escuela Nº 2 estamos desarrollando un proyecto sobre la historia del Barrio Parque de los Patricios y la información que ustedes brindan es muy interesante para nuestro trabajo.