Historia del Churruca – parte 5 – el Zoológico Municipal del Sud

Un comentario muy difundido, es que en los terrenos del Churruca se levantó un zoologico municipal. En realidad no es exactamente asi como sucedieron las cosas: los terrenos del Hospital, fueron “el patio de atrás” de ese zoológico. ¿Dónde se levantaba en realidad, ese Parque?

Se levantó detrás de lo que hoy conocemos como la calesita de Parque Patricios. Solo queda de ese sueño, un edificio que emula al Templo de la Fortuna Viril de Roma. Rodeado por una cerca, no tiene placas que indiquen que, en realidad, se trata del último vestigio de aquel Zoológico
El Zoológico del Sud fue creado por orden del intendente Adolfo Bullrich, como una sucursal del de Palermo.
El encargado de abrirlo fue el director de éste, Clemente Onelli.
El 22 de septiembre de 1907 fue inaugurado. Al principio consistía en un recinto circular con un camello de Bactriana, un dromedario, dos cebúes del Ganges y dos de Ceylán, dos guanacos, dos avestruces y un casoar.

En 1912, se incorporó una cabrería, la cual proveia en forma gratuita, de leche a los chicos del Barrio, especialmente a los huerfanos que se hospedaban en los galpones aledaños al zoologico.
La leche de cabra era muy valorada en aquellos tiempos, ya que no transmite el Bacilo de la Tuberculosis.
Esas cabras, pastaban en los terrenos que posteriormente fueron del Churruca.

En realidad, antes de tenerse en cuenta la posibilidad de construir un Hospital para la Policía, se había pensado en levantar un mercado municipal, como lo demuestra este artículo, ya en la Intendencia de Alvear …
En el siguiente dibujo de la época, se aprecia en su conjunto las instalaciones del zoologico que se lo reinauguró en 1914, con una batería de edificios que se asemejaban a las ruinas romanas: hacia atrás puede observarse claramente el Acueducto de Claudio, construido con las columnas vacías, en cuyos huecos se exponían los animales salvajes
En la zona de entrada se encontraba la fuente de agua (punto rojo) desde donde salían todos los caminos internos, la cual puede apreciarse en la siguiente foto.
Más atrás, se encotraba La loba, amamantando a Rómulo y Remo, como el icono fundante de la antigua Roma Imperial

A un costado, se alzaba el Templo de Júpiter (aquel en el cual se quemaban sahumerios y vísceras para las predicciones mágicas en la antigua Grecia), utilizado en este caso como un deposito de forraje para la alimentación de animales. Más atrás, observamos el
Erecteón: que alberga gran cantidad de pájaros exóticos
Y como dijimos antes, solo queda una construcción en pie. No se trataba de la leonera ni del pabellón de elefantes como afirman algunos. En ella, todavía puede leerse la Primera parte del verso atribuido a Virgilio: Sic vos non vobis nidificatis aves, “Así vosotras, las aves, no hacéis los nidos para nosotros”. El verso alude al hecho de que a veces el esfuerzo de uno es explotado por otro; suele usarse para dar a entender la existencia de plagio.
Era el habitaculo para las aguilas …

Lo unico que nos queda de aquel Zoológico, es el Templo de Vesta y el perímetro del Parque, ya que este último es el mismo que hoy ocupa el Centro Polideportivo de Parque Patricios, como puede comprobarse en esta vista satelital.


Escribí tu comentario