Discurso Clausura de las XXIII Jornadas Cientificas de la Sanidad

Señor Director

Señoras y señores:

Si fue para mí un honor poder inaugurar las Jornadas, lo es todavía más, el poder dirigirme a todos ustedes con el propósito de clausurarlas a estas XXIII Jornadas de la Sanidad Policial, evento que sentimos hoy, o por lo menos así lo siento yo, que culmina con éxito. Creo sentir en este momento la reconfortante satisfacción en el espíritu, del deber cumplido. La cantidad de asistentes que han concurrido a cada evento y la cantidad de trabajos presentados, son una muestra más que palpable de que las inquietudes existen en nuestro querido hospital.

Clausurar algo es cerrarlo y nada más lejos de nuestra pretensión. Creemos, también lo intuimos, que esto de las Jornadas del Churruca, no han hecho mas que empezar.

La continuidad se la daremos, en la vertiente personal, con la dedicación y con las ganas que cada uno de nosotros tenga. Y en la vertiente institucional, desde el compromiso de cada servicio y de todos ellos juntos, en las distintas estrategias que se diseñen a partir de ahora, para llevarlas a cabo y para permitir y fomentar el desarrollo de sus integrantes.

Clausurar, cerrar algo que lleva gestándose, como mínimo, desde hace seis meses, y después de un trabajo exhaustivo y agotador de dos semanas, produce cierta pena y al mismo tiempo, cierto alivio. Pena, porque casi acaba de empezar … y ya parece que está finalizado. Y alivio, porque la cantidad de lo dicho y lo pensado, nos puede abrumar y habrá que reposarlo.

En mi opinión, han sido unas grandes jornadas, donde entre todos conjugamos esfuerzos en su organización, esfuerzos que sin duda alguna, cosecharán sus frutos, pues quedará el aprendizaje, quedarán los conocimientos y quedará el intercambio compartido entre ponentes y participantes.

Nuestro compromiso ahora, habrá de ser el de lograr la mejor utilización de todas estas experiencias que apuntan a nuevas y variadas investigaciones. Y aprovechar muchos otros aportes recibidos en estos días, que nos integraran cada vez más hacia las nuevas tendencias en medicina.

Las Jornadas que hoy culminan, creo que han traído al tapete temas de actualidad con muchos y diversos enfoques originales, que nos llaman a la reflexión sobre la pertinencia de nuestro trabajo y sobre la necesidad de incorporarnos al mundo dinámico y actual, donde nuestra actividad profesional debe enmarcarse dentro de una adecuada visión y misión institucional, que oriente al personal sanitario a generar cada vez más, conocimientos apropiados a nuestra realidad.

Para finalizar, debo hacer un reconocimiento a todas las autoridades del Hospital y a las empresas privadas auspiciantes del evento, por el extraordinario apoyo para la realización de estas Jornadas. Y obviamente, a toda la Comisión Organizadora que me acompañó, por su loable desempeño.

Que estas XXIII Jornadas solidifiquen el sueño de hacer de la actividad asistencial en el Churruca y de la investigación volcada a nuestras necesidades cotidianas, nuestro principal pasaporte para el desarrollo del Hospital, de cada uno de sus integrantes en su faceta profesional, para en definitiva lograr una mejor y más completa atención de sus afiliados.

Muchas gracias

Dr. Carlos R. Cengarle