Historia del Hospital Churruca …

“un viaje imaginario a los mundos pasados del Churruca” ¿Sabés adonde estás parado?
Parte 1
Dr. Carlos Renato Cengarle

Nos ajustamos los cinturones…
Carreteamos para despegar
y ya estamos sobre el Parque de los Patricios, observando a nuestro querido Hospital Churruca desde una posición inmejorable…
“Si llegas a saber que mi barco fue hecho prisionero, entonces dile a todo el
mundo que yo he muerto, porque eso será lo que me habrá pasado”



El que dijo esas palabras en una carta a su hermano, era Cosme Damián de Churruca y Elorza, muerto en pleno combate de Trafalgar, a bordo de su navío, “ San Juan Nepomuceno“, un navío de dos baterías y 74 cañones.
¿Que parentesco tuvo con Bartolomé Churruca?
Y parafraseando a Jorge Luis Borges, a mi me gusta decir ” A mi se me hace cuento que el Churruca empezó. Lo juzgo tan eterno como el agua y el aire …”
Y si nos remontamos todavía un poco más alto, hasta el satelite, observamos esta foto del año 2007, exactamente del Sabado 4 noviembre de 2007… donde se pueden ver los Jacaranda con sus flores de color lila (los cuales precisamente florecen en Noviembre …) y la muy escasa cantidad de autos estacionados dentro y fuera del Hospital y sus calles, propio de los fines de semana.
Viendo esta foto, mi hija me pregunto: Papá ¿Por qué la manzana del Churruca tiene forma de cuna? No supe responderle en ese momento.
Esta otra foto satelital del Churruca. Corresponde al año 2006, mes de Julio, en pleno invierno (los arboles tienen escaso follaje). Observamos en la fotografía superior, a
las playas de estacionamiento llenas de autos
y a las calles aledañas con los cuidacoches de turno. El Helicoptero, estacionado al lado de la pista de aterrizaje. Tambien puede verse la pileta del Centro Deportivo.
Esta es de Febrero de 2004, en un domingo soleado y
otra vez con pocos autos estacionados
no estaba hecho el piso asfaltado de la playa B de atrás del Edificio Visca
Fotografía aérea del año1978. Ya estaba el edificio Visca pero no estaba construido nada sobre la avenida Almafuerte, salvo la capilla y la Escuela de Enfermería.

Fotografía aérea de 1965 hecha por la Municipalidad con finalidad catastral. No solo no había nada construído sobre la Calle Almafuerte, sino que no estaban ni el Visca ni el Viscaducto, ni el Laboratorio Central, ni el helipuerto. Observese la calle interna que circunvalaba al Churruca.
Esta fotografía es una verdadera “joyita histórica”. Es de 1940, cuando el Churruca aún no existía, y donde las calles Uspallata y Los patos eran rectas ¿porque SE CURVARON después?
¿Qué era ese camino del medio, asi arbolado?
¿Y el otro camino, que está en diagonal?
¿Y esa laguna y el zanjón que aquí se ven?
¿Por qué la Policía de la Capital no tenía su propio hospital?
¿Por qué se demoró tanto tiempo en tenerlo?
Hay que remontarse a los hechos conocidos como “La Semana trágica”, que sucedieron en Buenos Aires allá por el año 1919, cuando obreros de la Compañía de Aceros Pedro Vasena e hijos, comenzaron huelgas en las que reclamaban una reducción de la jornada de 12 horas a 8 horas y un descanso dominical. Los hechos de violencia entre huelguistas y la Policia, no tardaron en desencadenarse.

Los intensos enfrentamientos entre policías y huelguistas, dejaron un tendal de heridos y de muertos en las calles. Pero no terminaba allí la cosa, sino que también se enfrentaban en los lugares de curación y de internación, verdaderas batallas campales de camilla a camilla, de cama a cama y usando como escudos a enfermeras y a médicos.


Esos eventos llevaron a la necesidad de plantearse la conveniencia de contar la Policia con un hospital propio, para la atención exclusiva del personal policial, por lo que bajo la Jefatura de Policía a cargo del Dr. Elpidio González, comenzó a gestionarse esa idea.

Hasta esa fecha, el personal policial y sus familias eran atendidos en nosocomios municipales y en un pequeño sanatorio del Dr “Caride” contratado por la Policía para intervenciones quirúrgicas en la calle Montes de Oca en Barracas. Los partos eran atendidos en un Centro Asistencial de Callao 324 El Sanatorio Andres F. Llobet se le ofrecio en venta a la Policía.

Finalmente se le otorga a Policia un predio en la interseccion de Luis María Campos y Dorrego.

En realidad se trató solo de una promesa de la Municipalidad, de otorgarle un predio de dos hectáreas entre las calles Luis María Campos y Dorrego, a pocas cuadras del Hospital Militar y frente al edificio que se conoce hoy en día como el “medio rulero”, pegado a las vías del FFCC Bartolomé Mitre.
El Jefe de Policía gestionó ante el Ministerio del Interior, que se encomendara a la Comisión Asesora de Asilos y Hospitales la construcción del mismo. El Proyecto original contemplaba la construcción de seis pabellones de tres pisos cada uno y un subsuelo, además de un septimo pabellón que se destinaría a oficina administrativas y consultorios.
A solicitud del Intendente de Buenos Aires, en 1922 el coronel Bortagaray, Jefe de la Policía, renunció a ese terreno que había sido ocupado por un lavadero del Ejercito
Lo hizo ante la promesa de otro, de mayores dimensiones, pero en el barrio de Caballito …
Esto recién se concreta y solo por dos meses en 1934, cuando tomó posesión transitoriament la Policía del predio…

Años más tarde, en ese mismo lugar se levantaría el Hospital Municipal Julio Mendez.
En 1932, el Jefe de Policía García, elevó el plan de construcción de un Hospital Policial, proyecto que fue aprobado en 1933.
Policía recibe una donación ese año del Dr. Carlos Madariaga e hijos, de 230 mil pesos
y otra donación de Pedro Mena de 30.000 $ m/n, destinados a la construcción de una maternidad para el personal policial.
(En total 260 mil pesos)

A principios de diciembre de 1933, el Comisario Inspector Florencio Heritier, tesorero de la Caja de Socorros, recibe un legado de 20.000 $ m/n instituido por la señora Mercedes Churruca de Maglione
(el total sumaba 280.000 pesos)
El Comisario Heritier, analizó que en una cláusula del testamento se disponía que una vez satisfechos los gastos testamentarios, el resto se destinaría para la “construcción de un buen y gran hospital a edificarse en la Capital y que llevaría el nombre de su padre Bartolomé Churruca”. La suma 3.000.000$ m/n
(Un total acumulado de 3.280.000 pesos)


Varias Instituciones de bien público se presentaron y también alegaron derechos sobre la donación.

Pero los alegatos del Crio. Heritier y del contador Justo Ángel Zunda, se basaron en dos elementos contundentes:

  1. Ya se contaba con un terreno y encima se podía construir uno más grande, por lo que comenzaron a buscar otra ubicación para el hospital
  2. Iban a beneficiarse 60.000 personas, aproximadamente.


Mercedes Churruca de Maglione

(Gracias a la tecnología digital, podemos observar una animación muda – sin audio – de la persona que donó el dinero para construir el Hospital Churruca, fallecida en 1933)

< 1-2-3-4-5-6 >


Escribí tu comentario

, , sebas dijo

veo que te encanta leer!!! que sos de americo cengarle q vive en bolivia

, , julia fayad dijo

muy buena la informacion muchas gracias me sirvio para hacer un trabajo