Historia del Churruca – parte 3

Por fin, comienzan los trabajos de construcción de la estructura. Vecinos del barrio, cuentan que cuando eran chicos
jugaban a la pelota dentro del armazón, una vez que se había puesto la bandeja de la planta baja…
Espectacular foto en la que se aprecian la laguna y el zanjón de las cuales tanto hemos oido hablar. Hacia el fondo del canal, se observa un tablón que hace las veces de puente.
Resultan llamativas las calles que circundan al Churruca en su frente y en su espalda, las cuales son circulares. Llamanla atención porque en 1940 eran rectas, y para nada era el estilo habitual de las calles del Barrio e incluso las de la Ciudad de Buenos Aires. ¿Por qué tienen esa forma entonces?
Originariamente el Churruca se había proyectado construir sobre la calle Almafuerte. Hasta tenía dirección Almafuerte 112. En esa ubicacion, la mole necesitaba un espacio supletorio en el extremo Norte, lo cual se consiguió facilmente, ya que la Municipalidad quería darle una continuidad a Uspallata, para lo cual modificó también el trazado en su extremo Este.

Como los ingenieros notaron una gran dificultad para ese emplazamiento, dada la fragilidad del terreno por las napas de agua, decidieron trasladar toda la estructura a otro emplazamiento.

Cuando se la traslada a la mole a su ubicación actual, su extremo SurEste, termina ocupando la calle de Los Patos, por lo que también hubo que modificar el plano original de escrituras, lo cual retrasó las obras.

El problema de las inundaciones en “Pompeya y más allá la inundación…” afectaba a todo el Barrio que cobijo al Churruca. Varias calles servían de drenaje de las aguas de lluvia, convertidas en canales, arrastrando personas, vehículos, bestias, muebles, etc. El nivel de las aguas alcanzaba, algunas veces, a cerca de tres metros.

Estas calles formaban los terceros, que tenían que cruzarse por medio de puentes giratorios o con el auxilio de verdaderos changadores.
Estos canales de lluvia, que tantos perjuicios ocasionaban por efecto de las inundaciones y la humedad que dejaban en pisos y paredes, desaparecieron cuando se construyeron los caños de tormenta, destinados a llevar al río de la Plata las aguas torrenciales de las lluvias

En las calles de mayor tránsito y llegando a las esquinas, había en forma permanente un medio puente giratorio, que moviéndolo hacia el centro de la calle simultáneamente con el que estaba en la vereda de enfrente, conformaba un puente por el cual la gente podía pasar de una vereda a la otra y llegar al Churruca.

En la zona de ingreso al Churruca, originariamente había “limpiabarros”, una estructura de hierro amurada al suelo donde afiliados y personal, procedían a quitarse raspando el barro que se les acumulaba en la suela de sus zapatos.

A veces los que trabajaban en el Hospital llegaban en camiones, los únicos que pasaban por la inudación, y más de uno resbalaba por efecto del barro, con el consecuente golpazo…