Una amiga muy especial

La mentira es algo que usamos muy habitualmente en nuestros círculos de vida y más aún en la familia. Esta es una de las frases que más usamos: “ES UNA MENTIRA PIADOSA”… porque tiene justificación y va con nobleza pero, tengo una noticia para darte, la mentira es y siempre será igual a un arma de destrucción masiva, una droga que a muchos se les hace difícil dejar.

He conocido gente afectada a tal grado que su  código de honor es esta “famosa” palabra: MENTIRA. Van regidos por ella a todas partes ¿cuántos de nosotros hemos sido heridos por las esquirlas de esta fatal arma? así la conocimos y así la empezamos a usar.

Desde pequeños hemos entrenado este mal hábito de mentir por ejemplo para lograr que nuestra madre nos dejara ir a jugar a la pelota con nuestros amigos decíamos ¡¡¡ya estudié mamá!!! O bien, al ser pre adolescentes ante una travesura que pretendíamos ocultar asegurábamos ¡¡¡yo no fui profe!!! y le echábamos la culpa al compañero de al lado.  Pero a medida que vamos creciendo se perfecciona y se hace más mortífera a tal punto que llegamos a destrozar al objetivo: ¡¡¡amor yo te amo con todo mi corazón!!! y al dejarla en su casa vamos en busca de otra mujer.

Hace cinco años conocí  a varios de éstos personajes con ese código de honor pero hoy sólo les voy relatar la historia de uno de ellos. A éste muchacho le encantaba usar el código de honor, todo lo que él había logrado en la vida era en base a esta “amiga”. Los proveedores llegaban a su local y él se escondía rápidamente en el baño e inmediatamente le pedía a la empleada que les dijera que no estaba. Debía cantidades de dinero pero su vida era bastante ostentosa,  todo en él era último modelo o de última generación, su auto, su celular, su ropa, su vivienda, su PC.  

Sus cheques volaban como un grupo de pájaros bien entrenados. Con el tiempo nadie creía en él porque sólo se acercaba a alguien para obtener un beneficio. Todas las personas con las que andaba terminaban engañados. Él parecía no tener límites hasta que un día todo lo que había estado construyendo comenzó a desmoronarse. La estructura donde había estado parado fue destruyéndose por los efectos de “esta letal arma”.

En ese momento sonó el teléfono de mi casa y escuche su voz pidiéndome ayuda. Me contó que no tenía a nadie, que estaba en bancarrota, que el banco le había quitado la chequera, que le habían embargado el sueldo a la mujer y ella decidió abandonarlo llevándose a su hija con ella.

Me contó también que nadie se le acercaba y que estaba a punto de pegarse un tiro. Fue en ese momento cuando encontró un señalador con una frase que yo le había escrito. Esa frase era de la Biblia “la verdad os hará verdaderamente libres”. Ahí fue cuando decidió llamarme.

Desde ese día la máscara que había llevado se calló por completo. Comenzó un cambio en él, con el tiempo recuperó a su familia y a varios de sus amigos. Su negocio es un poco más chico pero va en crecimiento.

Desde ese día su código de honor cambió por uno mucho mejor: LA VERDAD. Ahora éste es el código que a él lo rige en cada momento de su vida.

Es momento para que a todos usemos la verdad como código de honor, a veces mentimos en como nos sentimos. Por ejemplo hace unos años atrás mi padre, ya habiendo fallecido mi madre, decidió ocultar que le había salido un pequeño bulto en la panza, cuando ya no lo podo ocultar más dijo que era sólo un quiste, que había consultado con el médico y que en unos días tendría que operárselo. Ese quiste era cáncer.

A veces usamos la mentira para no herir a quienes nos aman sin saber que la verdad nos traerá aliados en quienes podemos apoyarnos y salir verdaderamente de una situación difícil.

 

Jesús M. Olivera

CENTRO CRISTIANO “AMAR ES COMBATIR”
Si tenés un problema, algo te está pasando o simplemente querés charlar… Llamanos que estamos las 24 horas dispuestos a escucharte.

02926 15407674
ccaec@live.com.ar

http://ccaec.blogspot.com

 

 

Oración: Papá en este día te pido que saques toda máscara que oculta a nuestro verdadero ser, que pongas en nuestro corazón, escrito a fuego, tu código de honor. En el Santo y Perpetuo nombre de Jesús. Amén, amén y amén.


Escribí tu comentario

, , liz dijo

TODO LO HORRENDO QUE HICIERON Y USANDO EL NOMBRE DE DIOS!!!! APESTAN… SOY CRISTIANA Y ESTO ES ASQUEROSO.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog