Archivo para la categoría ‘noticias’

fabrica de osteosintesis para cirugía ortopédica, y traumatologia

Fabrica y Ventas: Monteagudo 581 – Villa Lynch – San Martín – Pcia Bs. As. – Argentina
Teléfonos: 0054 011 4713 7447 / 0054 011 4752 2733
http://www.placasosteosintesis.com.ar

Placas de Osteosintesis de 2,7 y 2,4 mm.
Placas de Osteosintesis 3,5 mm
Osteosintesis 4,5 mm
Arpones para Cirugia Traumatologica
Detensores para Osteosintesis
Instrumental Quirurgico

TALLER DE OSTEOSINTESIS

Taller de Osteosíntesis de la AACM
Escrito por Fernando Menvielle (gamma – clinica de la mano)
Viernes, 29 de Mayo de 2009 23:04

El Dr. Menvielle participó como instructor del taller de osteosíntesis de la AACM con fecha 28.05.09 en la ciudad de Trelew

con gran participación de médicos regionales e instrumentadores/as, resultando un éxito, junto a la Dra. Adriana Pemoff (actual Presidente de la AACM) y al Dr. Aldo Falco (Director del taller de osteosíntesis). Las prácticas se realizaron con modelos de huesos plásticos y se implementaron avanzadas técnicas de osteosíntesis bloqueadas

Creció más del 100% la cantidad de donantes de órganos desde 2002

La cantidad de trasplantes de órganos que se llevó a cabo este año, a poco menos de un mes de que concluya, superó el número de los realizados en 2007, en el marco de una tendencia creciente que se observa en los últimos años y que incluye un incremento de los donantes.

El Instituto Nacional Centro Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) informó que en lo que va de este año, hasta el 2 de diciembre, hubo 1152 trasplantes de órganos en el país superando la cantidad total de todo 2007, que fue de 1143 pacientes trasplantados.

El crecimiento se observa claramente en los últimos 5 años, partiendo de 562 trasplantes que se realizaron en 2002, 703 en 2003, 887 en 2004, 935 en 2005, 1025 en 2006 y 1143 en 2007.

“En estos momentos estamos hablando de una cifra récord de trasplantes de órganos y probablemente a fin de año estemos hablando de un récord en la cantidad de donantes”, dijo el vicepresidente del Incucai, Martín Torres.

En este sentido, los trasplantes fueron posibles gracias a las 473 personas que donaron sus órganos entre enero y noviembre de este año, cantidad que superó el número de donantes en igual período del 2007, que fue de 435.

Esta cifra de 473 donantes en 2008 muestra a la vez un incremento desde el 2002 “de poco más del 100 por ciento”, enfatizó Torres.

El número de trasplantes de órganos y de cantidad de donantes comenzó a incrementarse en general en 2003 cuando se puso en marcha el Programa Federal de Procuración de Organos y Tejidos que, según el Incucai, “marcó un punto de inflexión en la actividad”.

Esta realidad muestra a la Argentina con una tendencia creciente a salvar y mejorar la calidad de vida de muchos pacientes, mientras existen países cuyas tasas de donación están estancadas o en retroceso.

Asimismo, Torres dijo que las listas de espera para trasplante de órganos, que en la actualidad alcanza a los 5.500 pacientes, “se mantiene en los últimos años bastante estable”.

“La lista de espera es un reflejo de la accesibilidad que tienen los pacientes para un trasplante por una enfermedad crónica”, dijo el vicepresidente del organismo.

En este sentido, destacó que en la Argentina, “cualquier paciente que lo necesite tiene acceso al trasplante, ya sea a través de Obras Sociales o de los estados provinciales o nacional, si carece de recursos, que se hacen cargo de los costos”.

Torres recordó que los órganos y tejidos que más trasplantes requieren son los riñones, que debido a la posibilidad de diálisis hay mayor cantidad de gente esperando, y las córneas.

El sistema de procuración está integrado por los coordinadores de trasplante de los principales hospitales, de norte a sur del país, mientras que el modo de trabajo en la obtención de órganos y tejidos para trasplante “garantiza seguridad y transparencia en el proceso de donación”, afirmó el Incucai.

Los datos de noviembre último se inscriben y reafirman la tendencia creciente en todo el proceso de donación, procuración, ablación y trasplante de órgano.

En este período se alcanzaron los 56 donantes reales de órganos -la cifra mensual más alta en lo que va del año- y 30 donantes de tejidos.

Esto posibilitó que 135 pacientes en lista de espera recuperaran en este mes la salud o salvaran la vida gracias a un trasplante de órganos y que unas 75 personas recibieran un trasplante de tejidos.

Del total de trasplantes realizados en noviembre, 75 fueron renales, 28 hepáticos, 13 cardíacos, 11 renopancreáticos, 3 pulmonares, 1 hepatorrenal, 1 pancreático, 1 intestinal, 1 hepatointestinal, 1 cardiopulmonar y al menos 75 de córneas.

Los donantes que permitieron la disponibilidad de órganos provinieron de hospitales de las provincias de Buenos Aires, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Tucumán y Capital Federal, lo que revela el espíritu solidario de la población de distintos puntos del país.

Cómo viven los llamados “niños mariposa”

Epidermolisis ampollar o bullosa es el nombre deuna enfermedad genética. No tiene cura, quienes la padecen sufren lesiones en la piel ante el más mínimo “roce” y en el país no la incluyen en el PMO. El testimonio de dos madres a Infobae.com
se los llama niños mariposa o piel de cristal. Mariposa porque las alas del insecto son tan frágiles que no se las puede tocar porque se desprenden, se desarman por su fragilidad. Y cristal porque se ‘rompen’“. Así de simple y dolorosa es la descripción que dio Ivana Loisi de la enfermedad que padece su hija Micaela.

Ivana contó a Infobae.com que Micaela no nació con heridas, como suelen hacerlo todos los niños que padecen la enfermedad. Pero al día siguiente de su nacimiento “le salieron ampollitas dentro del labio que se le formaban con el sólo hecho de succionar para tomar el pecho”.

Al mes, una ampolla en el dedo hizo que los médicos empezaran a dudar de la “normalidad” de los síntomas. A ésa le siguió una más grande en el paladar y otra (del tamaño del gajo de mandarina) en un tobillo.

Una biopsia confirmó el diagnóstico y luego una microscopía electrónica (realizada en Chile porque en el país no se hace) determinó el “tipo” de Epidermolisis que Micaela padecía: “El resultado dio distrófica, que compromete -además de la parte externa- la interna, o sea, que la lengua, labios, esófago, estómago, intestino, tracto anal sufren lesiones en sus mucosas”, explicó Ivana.

Ante la pregunta casi obvia de cómo es un día de Micaela, qué come, cuáles son sus actividades, Ivana detalló que “come comida procesada, blanda, no come nada caliente, nada duro y así y todo hay días que no puede tragar su propia saliva por las lesiones que tiene en el esófago“.

Micaela toma suplementos vitamínicos porque como poco y “más allá de que estén bien alimentados, las heridas que estos niños tienen en su cuerpo deterioran el estado de salud en general”, reveló Ivana, quien agregó: “Además, necesitan vendas para cicatrizar las heridas, que son muy costosas y en el país no hay. La diferencia con las ‘comunes’ existen en la Argentina es que las que ella consigue en el exterior (pero no todos tienen esa ¿suerte?) son adherentes, no adhesivas, ya que de esa manera cuando las sacan se desprende piel. Ellos no pueden tener nada que se pegue a la piel”.

“Estos niños sienten un dolor terrible las 24 horas del día y estos parches hacen que las heridas cicatricen en dos días”, dijo Ivana con los ojos ‘vidriosos’ a la hora de remarcar la importancia de que las vendas extranjeras se fabriquen en el país o puedan importarse.

Micaela, y todos los niños con Epidermolisis Bullosa, necesita estar en un ambiente fresco para que no le salgan ampollas, ya que éstas no sólo aparecen con roce. Salen en zonas de “pliegues”.

Los niños se lastiman todos los días jugando. Es por eso que Ivana (y todas las mamás de chicos con esta enfermedad) aprendió a curarla en su casa (”si no, viviría en el hospital”, confesó). “No sólo aprendí a curarla, sino a protegerla porque no puedo evitar que vaya al colegio o que camine”, remarcó la mujer.

Es que sin protecciones en las manos (Micaela tiene una especie de vendaje en sus extremidades “tipo guante”), la niña no podría hacer algo tan sencillo como escribir, abrir una puerta o un paquete de galletitas sin dañarse. Sin sus pies vendados no podría usar zapatos porque le lastiman los pies. Y así…

Cuando se “invierte” el orden de la vida
Dicen que un padre nunca está preparado para la muerte de un hijo. Sin embargo, Stella Vulcano supo sacar lo positivo (si puede usarse ese calificativo cuando de la muerte de un hijo se trata) de su experiencia con Tomás.

A un año de la muerte de su niño (cuando él tenía sólo ocho años) dijo haber encontrado un sentido a su vida y sentir que su pequeño la “guía” y da la fuerza para que no caiga.

Tomás era el hijo menor de tres del matrimonio. Stella se había hecho estudios genéticos tras el nacimiento de su primer hijo, pero, luego de los partos de Nicolás (18) y Delfina (12), Tomás nació con Epidermolisis Bullosa.

El niño nació con heridas ‘tipo quemaduras’ en un pie y rodilla y pese a los panoramas alentadores de los primeros médicos que lo atendieron, a medida que crecía las heridas eran mayores.

“Tenía vómitos de sangre ‘porque sí’ hasta que después nos enteramos que la enfermedad le cerraba el esófago y tuvimos que hacerle una gastrectomía (operación quirúrgica que consiste en la remoción parcial o total del estómago) para poder alimentarlo“, contó.

“Tomás tenía comprometida toda la parte interna, por lo que su lengua se le volvió distrófica, no la podía sacar, su esófago estaba lesionado, así como su estómago e intestino”, describió una fuerte Stella a Infobae.com, y agregó: “Llegó un momento en que el 80% de su cuerpo estaba en carne viva”.

Dado que quienes padecen esta enfermedad pierden proteínas por las heridas y, además, se desnutren por no poder alimentarse bien, “una desnutrición llevó a que Tommy (como lo llama su mamá) desarrolle una miocardiopatía y falleciera por esa lesión en su corazón”.

Como si la enfermedad fuera poco…
Pese a que tras lo leído anteriormente resulte una obviedad que este cuadro “es” una enfermedad, la Epidermolisis Bullosa no está incluida en el Programa Médico Obligatorio (PMO).

¿La causa? Para Stella Vulcano, “no hay información, muchos médicos desconocen la enfermedad y uno como papá se encuentra con las manos atadas”.

“El que no tiene obra social no tiene medios y, al no haber información suficiente al alcance de todos, uno está desprotegido”, aseguró la mujer, quien recordó: “Una caja de los parches que usaba Tommy sale 70 dólares, trae tres unidades y llegué a usar seis en un día, según la gravedad de las heridas”.

Ivana, por su parte, consideró “urgente y necesario” que se trate en el Congreso el Proyecto de Ley que incluya a la enfermedad en el PMO. El mismo, fue redactado por la diputada María Elena Martín y espera ser tratado en el recinto.

Una ley de ese tipo permitiría a las familias con hijos con Epidermolisis Bullosa contar con cobertura del 100% en medicamentos, que el enfermo que tenga una pensión y que sea su “derecho” recibir las condiciones de hábitat que necesitan para que tengan una buena calidad de vida.

“Nadie está libre de tener un chiquito con Epidermolisis Bullosa porque ni siquiera tenemos la posibilidad de hacernos un estudio para saber si nuestro hijo va a tener la enfermedad“, destacó Ivana, quien recalcó: “Hasta que no haya en el país un estudio genético que me dé la posibilidad, o más bien el derecho, de saber si voy a tener otro hijo con la enfermedad, no voy a buscar otro embarazo”.

¿Qué es Debra Argentina?
“Somos un equipo de corazones y mentes, voluntarios, dispuestos a trabajar” dice en su inicio la página de la organización.

Stella Vulcano y su marido, Sergio Trentín, Ivana Loisi y la médica dermatóloga Graciela Mansur fundaron la entidad, que tiene como fin que los papás de niños con esta enfermedad tengan un lugar donde encontrarse y contenerse, donde compartir vivencias.

“Los padres deben saber que hay otros niños que padecen lo mismo que el suyo, que pueden ir al colegio y que todo no es tan terrible”, dijo Ivana, al tiempo que Stella (licenciada en Psicología) dio un giro a su carrera y planea ayudar a que otros no pasen el camino que ella pasó.

“Yo no tengo a Tommy, pero sé que hay muchos Tommy en el país y no me puedo quedar de brazos cruzados y pensar que mi experiencia con la Epidermolisis Bullosa terminó con mi hijo ya que hay otros que la padecen y en el mismo grado que la padeció él”, aseguró.

Stella aseguró que “no a todos los dermatólogos les importa la enfermedad porque el pronóstico no es alentador y no hay cura”. Así y todo, para ella (y todos los que conforman la entidad) “hay mucho por hacer; por empezar mejorar la calidad de vida (con insumos apropiados, alimentos especiales que necesitan, etc) y brindar contención a los papás”.

“Todo se hace más fácil cuando encontrás a otro que se refleja en tu problemática, cuando estás solo y no tenés un referente todo es más difícil”, aseguró.

Tras el exitoso encuentro que realizaron el 4 de septiembre, al que concurrieron cerca de 50 familias de todo el país, mañana harán el segundo (en la sede de la entidad, Honduras 5770).

“Si no hay información surge el miedo y el miedo paraliza”, dijo Stella, quien no parece tener tiempo para esas cosas porque -reiteró- “hay mucho por hacer”.

I ENCUENTRO DE EXPERTOS INTERNACIONALES ORGANIZA FUNDACION FAVALORO

Sede

Hotel Marriott Plaza. Florida 1005, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Destinado a

Cardiólogos, médicos clínicos, electrofisiólogos, hemodinamistas y cirujanos.

Director

Dr. Roberto R. Favaloro

Secretarios Científicos

Dr. Horacio Casabé
Dra. Mirta Diez

Invitado Especial

Dr. William J. McKenna
Clinical Director, The Heart Hospital,
University College London Hospital
Reino Unido

Objetivos de aprendizaje

  • Analizar procedimientos diagnósticos y sus interpretaciones
  • Abordar la evaluación clínica y el seguimiento
  • Describir e interpretar estudios genéticos
  • Debatir indicadores pronósticos y factores de riesgo
  • Analizar causas y manejo de arritmias y muerte súbita
  • Evaluar los aspectos controvertidos en el diagnóstico del LUNC.

Programa

08.30-09.00 Acreditación
09.00-09.05 Apertura
Dr. Roberto R. Favaloro
09.05-09.15 La MCH dentro de la clasificación contemporánea de las miocardiopatías
Dr. Branco Mautner
09.15-09.50 Las bases genéticas en la MCH
Dr. William Mc Kenna
09.50-11.05 Mesa redonda: Diagnóstico de la MCH
Coordinadora: Dra. Liliana Favaloro
09.50-10.05
Rol del ecocardiograma
Dr. Eduardo Guevara
10.05-10.20
¿Qué aporta la RMN?
Dr. Diego Pérez Arenasa
10.20-10.35
Diagnóstico diferencial con el corazón de atleta
Dr. Roberto Peidro
10.35-10.50
Enfermedades que simulan MCH
Dr. Horacio Casabé
10.50-11.05
Debate
11.05-11.25 Café
11.25-12.25 Casos clínicos: Riesgo arrítmico en la MCH
Moderador: Dr. Adrián Fernández
Panel: Dres. Marcelo Elizari, José Luis González, Rubén Laiño, Daniel Piñeiro
12.25-13.00 Prevención de la muerte súbita en la MCH
Dr. William Mc Kenna
13.00-14.15 Almuerzo
14.15-15.15 Casos clínicos: Terapéutica invasiva en la MCH.
Moderador: Dr. Horacio Casabé
Panel: Dres. William Mc Kenna, Néstor Galizio, Oscar Mendiz, Roberto R. Favaloro, Alejandro Hita, Alejandro Palacios
15.15-16.15 Mesa redonda: Manejo clínico de la MCH
Coordinador: Dr. Daniel Comtesse
15.15-15.30
Revisión de las opciones de tratamiento contemporáneas
Dra. Liliana Favaloro
15.30-15.45
¿Cómo diagnosticar y manejar la fase final de la MCH?
Dr. Adrián Fernández
15.45-16.00
¿Cuál es el significado y manejo de la FA?
Dr. Néstor Galizio
16.00-16.15
¿Cuál es el riesgo del embarazo en la MCH?
Dr. Eduardo Guevara
16.15-16.35 Café
16.35-17.35

Aprendiendo sobre el miocardio no compactado
16.35-16.45 Miocardio no compactado. Experiencia de la Fundación Favaloro
Dra. Mirta Diez
16.45-17.20 Miocardio no compactado: una entidad en busca de su identidad
Dr. William Mc Kenna
17.20-17.35 Preguntas
17.35-17.40 Cierre

ACTIVIDAD NO ARANCELADA | CON INSCRIPCIÓN PREVIA

Se entregarán certificados de asistencia.

Para mayor información

Teléfonos: (011) 4378-1126/1127 de 9.00 a 18.00
cye@favaloro.edu.ar

Aplican una eficaz cirugía de hernia de disco

Un nuevo procedimiento mínimamente invasivo se ha sumado al arsenal disponible en la Argentina para el tratamiento de la hernia de disco, afección que resulta de la rotura o el desplazamiento de los discos que se encuentran entre las vértebras y que, al comprimir un nervio, causa dolor en la zona baja de la espalda.

La llamada microcirugía percutánea tubular sólo requiere una incisión de 15 milímetros para introducir un instrumento especial que permite al cirujano retirar la porción de disco herniado que comprime la raíz nerviosa. La técnica afecta mínimamente los tejidos circundantes.

?Es un procedimiento muy poco invasivo y más estético, ya que la incisión es más pequeña, y como se afectan poco los tejidos permite una recuperación más rápida y con menos dolor. El mismo día de la cirugía el paciente ya puede levantarse y pararse. Si se operó por la mañana, a la tarde puede volver a su casa; si se opera a la noche, puede volver al día siguiente?, explicó a La Nacion el doctor Anselmo Rodríguez Loffredo, jefe del Departamento de Neurocirugía de la Fundación Favaloro, donde la técnica ya ha sido utilizada en 15 pacientes con muy buenos resultados.

“El mismo día de la cirugía el paciente ya puede levantarse y pararse. Si se operó por la mañana, a la tarde puede volver a su casa; si se opera a la noche, puede volver al día siguiente”, explicó el neurocirujano.

Tras la vuelta al hogar, se indica una semana de reposo relativo: “Si la persona tiene un trabajo que no es muy exigente físicamente, puede volver a trabajar a los 2 o 3 días de la operación. Se recomienda que espere una semana para volver a manejar”.

“Los resultados fueron extraordinarios -comentó un profesional de 44 años (pidió que no se publicara su nombre), que fue operado en febrero-. Llegué destrozado, no podía caminar del dolor, porque el disco se había explotado y tocaba el nervio ciático. Después de la cirugía, apenas me desperté, el dolor se había ido y me pude levantar solo.”

Se estima que 8 de cada 10 personas sufrirán dolor de espalda en algún momento de su vida; junto con la artrosis, la hernia de disco es una de sus principales causas.

Dolor de espalda, que a veces se extiende hacia las caderas y las piernas, hormigueo, entumecimiento y debilidad en la zona afectada suelen ser los síntomas de la hernia de disco. “El gold standard de su tratamiento es la resección de la parte herniada del disco y la comprobación de que la raíz nerviosa ha quedado liberada, ya sea a través de microcirugía o cirugía convencional”, explicó el doctor Rodríguez Loffredo.

Abordaje tubular “Dado el elevado número de personas que padecen hernia de disco, se han desarrollado numerosos procedimientos alternativos cada vez menos invasivos”, agregó el cirujano. Así, mientras una cirugía convencional requiere un incisión de entre 5 y 6 centímetros, para el nuevo procedimiento bastan 1,5 centímetros.

Una incisión de ese tamaño es suficiente para introducir el instrumental especializado, que consiste en una serie de dilatadores que se colocan, de menor a mayor tamaño, para separar las fibras musculares que se encuentran en el trayecto que separa la piel del disco dañado.

El último de los dilatadores es una suerte de tornillo hueco. Una vez colocado, se retiran los demás, y a través de ese orificio de 15 milímetros de diámetro los cirujanos introducen el instrumental quirúrgico.

“Lo que tiene de novedoso esta técnica es que le permite al cirujano hacer lo mismo que en una cirugía a cielo abierto [cirugía convencional], pero con un abordaje mínimamente invasivo -comentó Rodríguez Loffreda-. Además, a diferencia de los procedimientos endoscópicos en los que el cirujano opera mirando la imagen [del campo operatorio] en un monitor de televisión, aquí uno tiene una visión directa, tridimensional, de lo que está haciendo.”

El cirujano opera mirando a través del mismo orificio por el que introduce el instrumental quirúrgico, amplificado obviamente por un microscopio electrónico.

“Otra posibilidad que ofrece esta técnica es que, en caso de que uno se encuentre con otra afección asociada con la hernia discal, que no puede ser resuelta por este abordaje tubular, sencillamente se agranda la incisión y se la convierte en una microcirugía convencional”, concluyó el neurocirujano.

Por Sebastián A. Ríos
De la Redacción de LA NACION