Los 17 años del café literario Antonio Aliberti

De izquierda a derecha: el poeta Julio Bepré, María Elena Rocchio, Luis Calvo (director y fundador de GEneración Abierta a la Cultura) y el poeta Amadeo Gravino.Arriba, el cantor de tangos Pako Rizzo; todos miembros del café Antonio Aliberti (poeta ítalo-argentino que dio nombre al café que lo homenajea, años después de su fallecimiento.


Leen su obra: el poeta Claudio Simiz; al lado, la poeta Yoli Fidanza

Ayer viernes 19 de junio de 2009, cumplió 17 años años de permanencia, el café literario Antonio Aliberti, nombre del poeta ítalo-argentino quien fuera miembro fundador del café, y quien falleciera años atrás, dejando su vivo recuerdo entre sus colegas. El poeta Luis Raúl Calvo, director y fundador de Generación Abierta a la cultura es, entre varios poetas, el alma del encuentro.
El café literario Antonio Aliberti, se reúne los primeros y los terceros viernes de cada mes en el café Monserrat (San José 524) de esta capital.

¡Deseamos muchos años de permanencia a esta agrupación que mantiene y da vida a toda la poesía argentina!

Fotografías y texto: Ileana Andrea Gómez Gavinoser (copyright, 2009)

Mundo Hamburguesa, libro de cuentos de Adolfo A. Chouhy

Adolfo A. Chouhy escribió y publicó este libro en el año 2000. Desde entonces este libro ha hecho su recorrido victorioso en el mundo de la literatura, de la comprensión de todos los seres que fuimos y somos lectores de sus palabras , pensamientos y mundos interiores. No es un libro fugaz: es un llamado, pleno de ácidas amarguras que no se desvanecen que apelan siempre a la conciencia del ser humano para que no nos dediquemos a lo superfluo, a lo inútil. Este libro, no sólo es una ironía, es una llamada constante a un mundo más rico, una riqueza artística y social de la que podamos disfrutar todos.¡Basta de pobreza y consumismo superfluo! ¡Sí a la educación, la cultura, las Artes, el equilibrio , a la solidaridad y a la riqueza en todos sus niveles sociales!
Pero la utopía de un mundo mejor persiste en la obra de AdolfoA. Chouhy y nos llena de alegría con la publicación de este libro.

Reseña de Ileana Andrea Gómez Gavinoser

Mundo Hamburguesa, libro de cuentos de Adolfo A. Chouhy, de gran actualidad

Los caminos de la iniciación han adoptado la forma de escritura: unas veces directa, incisiva, mordiente; otras, evasiva, elusiva, oblicua, en busca de un lector sagaz o cómplice, buceador o multiplicador de sus insinuaciones.

En la hendedura textual está el espejo del hombre, misceláneo, proteico, actor y testigo, inquieto e inquietante, previsible y sorprendente.

Y también las sombras, los silencios, las voces futuras.

Mundo Hamburguesa no es un mundo apocalíptico. Necesitó nutrirse del “descreimiento” y purificar “el río podrido, contaminado… para volver a nadar”; necesitó anunciar “el cambio” y pluralizar la ironía para singularizar la otredad, para disolver la in-diferencia.

Precisamente, es la ironía la que juega con todos los miedos, con todas las máscaras, y se ovilla y se desovilla en distintos compases y en niveles que ascienden y descienden entre realidades que se trasponen y virtualidades de escépticos derrumbes.

“Somos una voz que grita en un viento que se va” dice la voz multiplicada que exonera todos los humores, que excreta no sólo palabras abstractas y se desviste hasta la vaciedad, hasta la purga, hasta la crítica estilete que se resume en “Light”, que se agrieta en señales conativas, acusadoras, hostiles; otras, simplemnte mordaces, paródicas.

La compresión del lenguaje poético –textos en verso libre- alterna con la textura narrativa que –aunque esbozada, pues no abunda en digresiones- delínea secuencias de estructura cerrada, pero de intencionalidad abierta.

La perspectiva autobiográfica es asumida certeramente, en virtud de una ficcionalización que oscila entre el distanciamiento de lo real y la visión de ultratumba.

En otros tramos, el “humor negro” carga “las tintas”, y por momentos se vuelve admonitorio, casi insoportable, pero un buen operador a modo de advertencia.

Todo este proceso compositivo y semántico no puede dejar de estar asociado con el de desmitificación: nada menos que el verso hace puntería en ídolos de barro y hace trizas falaces pedestales sociales gracias a un antitético juego “preceptivo”.

Sin embargo, el proceso inverso también se implicita: un desenvolvimiento prosopopéyico disfraza intenciones y actitudes: un mundo animal alegoriza el mundo del “poder” humano y se organiza y se desbarata, y se organiza y se desbarata, hasta el “yo plural” paródico –incluso sarcástico-satírico- que cierra la fábula.

La palabra ficcional ahora adopta la manera de crónica televisiva descarnada, tan verdad y tan nada humana, tan terriblemente nada humana, tan aparencialmente testimonial.

Y se descose en otra desarmadura, en otro desasimiento: la puntuación se eclipsa en aras de la fluidez de la casi nihilista descarga, de la denuncia. “Mundo hamburguesa” es eso y es esto: “…es hermoso vivir para trabajar y morir sin haber vivido”,

Y es mucho más. Es todo lo que los lectores encuentren y lo que el mismo autor, Adolfo Chouhy, halle, cuando lo vuelva a encontrar.

Entonces… será vivir… sin haber muerto.

Y será el inicio de otro libro.

Kelly Gavinoser

Movimiento y proyecto artístico y ecológico en la casa Museo Guillermo Hudson (Provincia de Buenos aires, Argentina)

Casa Museo de Guillermo Enrique Hudson, en la localidad de Hudson, lugar que lleva su nombre, en la provincia de Buenos Aires, ayer 7 de junio de 2009

El artista visual y conceptual Javier Robledo, quien intervino artísticamente un puente caído de la reserva de HudsonJavier Robledo y Daniel Acosta (Movimiento SOS Tierra) ayer, en Hudson, después de la visita guiada que recorrió los terrenos y las esculturas de la reserva, frentre al Museo histórico Hudson.
Vista de la reserva ecológica en Hudson


Visita guiada a la reserva ecológica con concurrencia de personas dedicadas al Arte, al medioambiente, al cine documentalista y a los Derechos Humanos.

Preservar la Naturaleza es tarea de todos los habitantes del planeta. Centuplicar la población de árboles y de áreas verdes, es la obligación moral de todos los habitantes de nuestra tierra y de nuestro país en particular que se ve en la necesidad de proteger los terrenos vírgenes de la Argentina. Por eso nos hicimos presente en la nueva reserva ecológica lindante al Museo Histórico Provincial Guiellermo Enrique Hudson, dirigido por el Sr. Rubén Ravera, quien nos mostró y nos hizo recorrer por los lugares de la reserva, que más que un proyecto es una realidad contundente. Quien se hizo presente fue Daniel Acosta (líder del movimiento ecológico SOS Tierra, dedicado a la protección, promoción y cuidado del medioambiente).
Este movimeinto mmedioambinetalista busca concientizar a la población argentina, a través del Arte convocando a artistas visuales, escritores y cineastas. El artista Javier Robledo hizo su manifestación ecológica interviniendo gráficamente un puente abandonado y derruido, al que se intenta recuperar como elemento histórico del lugar.
Recomendamos este precioso y preciados lugar de nuestro conurbano bonaerense.
y… ¡¡POR FAVOR: PLANTE DIEZ O VEINTE ÁRBOLES!!¡¡PROTEJA Y AUMENTE LOS ESPACIOS VERDES EN LA CIUDAD Y EN LA PROVINCIA!! ¡¡¡EL PLANETA TIERRA SE LO AGRADECERÁ!!!

Fotografías y texto de Ileana Andrea Gómez Gavinose (copyright, 7 de junio de 2009)


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog