¿Qué es la libertad?


Como saben que estoy presa de las aves de rapiña, las gentes me cobran más el derecho a respirar libre por las calles. Es que las aves de rapiña extorsionan, obligan al ciudadano común a hacer el mal.

Entro en la oficina. Mi casa se está pareciendo cada vez más a una oficina con paisajes regulados por los cuervos, como en aquél último cuadro de Vincent.

Hace un mes que estoy más libre pero le he enviado una oreja a un travesti para que tenga más consideración de mi familia, que, por otra parte ya ha sufrido bastante.

Autora: Ileana Andrea Gómez Gavinoser, copyright, todos los derechos reservados.

Ya no me quedan alas de buitre; empiezo a ser yo misma otra vez, una pequeña y simple ave, que se va escapando de la montaña de estiércol. Tenía el cuerpo sometido a duros vuelos, pero es hora de plegar las alas y volver a casa.

Una casa que me dará mañana la oportunidad de volar libremente por todo el horizonte del orbe sin quedar prisionera de mi cuerpo en ningún lugar de la tierra, en ningún país extranjero.

Ahora extiendo el universo ante mis ojos. Emprendo el vuelo otra vez, al aire libre.

claves-claves

Claves de un sinuoso paisaje urbano: “los sin techo” en la Ciudad de Buenos Aires.

Paralelamente a la vendimia económica anunciada por el reciente Ministerio de Economía, se desarrolla en la ciudad de Buenos Aires, la tragedia de los indigentes.

No creo que sea este actual Gobierno de la Ciudad, el que se lleve méritos por crear soluciones para esta pobre gente que, por circunstancias que sospechamos pero que desconocemos en los casos particulares, han llegado a tan lamentable situación. Más bien, creo que este Gobierno se perfila hacia zonas de la Ciudad que no son precisamente las más carenciadas, aunque haya subido y ganado las elecciones con los votos de los más pobres.

Existen albergues municipales para los sin techo aunque muchos digan que la infraestructura no da a basto. No creo que sean necesarios muchos esfuerzos económicos para seguir ampliando esas estructuras y además proveer de trabajo y fuentes de salud para los indigentes. Hace falta generosidad y buena voluntad de la cual parece carecer este actual Gobierno de la Ciudad, quien además intenta expulsar a los cartoneros de la Ciudad sin dar una buena mano para mejorar los rumbos de estas personas.

graffittis de buenosaires-buenosaires-graffittis-graffittis de buenos aires

IMG_1120.JPG

Graffitis de Buenos Aires

Recorridos visuales por la ciudad

Transito con mi mirada las calles de Buenos Aires; no sólo parpadeo con la pasión de una paseante, ciudadana natural de este rincón del mundo, sino que también guardo la capacidad de asombro. Aunque la visión repetida de grafismos, insultos, mensajes de amor, mensajes políticos y otras especies ya sean parte de la visión cotidiana y anticultural del habitante de Buenos Aires, guardo en mi cámara fotográfica un trozo de historia de los seres que moran en las alcantarillas, en los pisos bajos, en todos los recodos , vericuetos y laberintos de esta ciudad. Aunque también podrían objetarme muchos y considerar a los grotescos y espeluznantes mensajes y submensajes como una expresión cultural de diversa índole, escritos en el periódico diario de la pared de la calle, cuyo tabloid espeja los sabores y sinsabores de la gente.

Pero quisiera no arruinar los murales trabajosamente dibujados y sembrados por niños con grotescos ataques a la libertad de expresión humana. Porque algunas veces pienso que en realidad, cuando los insultos de la calle aumentan, que estas manchas significan falta de libertad, coacción a la libertad del próximo habitante. Prefiero mirar los mensajes de amor y como dije antes, los preciosos murales de los niños dentro y fuera de las escuelas. Preciosos y no preciosos (pero dibujo al fin) o esperar que Borges publique su próxima revista mural como lo fue “Prisma” en los años veinte. ¿Sobreviviría una revista mural a los ataques de las alimañas políticas que asolan nuestras calles?IMG_1126.JPG

Igualmente paseo sorprendida ante la riqueza de horrores y ante la riqueza de poemas que se ven en las subyugantes paredes de las casas, trabajosamente vueltas a pintar y a pintar indefinidamente.IMG_1124.JPG

Foto y texto de Ileana Andrea Gómez Gavinoser


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog