La monarquia argentina y las subculturas

Desde el establecimiento de la monarquia en 2003, la escena política argentina ha cambiado drásticamente. Si esto continúa, la resistencia política se convertirá probablemente en la más dinámica que se ha desarrollado desde la revolución de 1810, que se independizo de la monarquía anterior y estableció la posibilidad de copiar,aunque bastante mal, algunos modelos de republica democratica existentes en aquel momento.

Sin embargo, algunos movimientos opositores que han desempeñado su papel en la vida política de Argentina estan hoy estancados. Se las han arreglado para aumentar los márgenes de libertad y de impulsar algunas reformas políticas y seguirán haciéndolo, pero no pueden hacerlo solos.

La mayoria de estos grupos se centran en las ganancias políticas a corto plazo. Sus demandas ignoran el elemento más importante que podría impulsar el cambio real en el futuro: el cambio social.

Con una sociedad cuyos valores se están deteriorando rapidamente el hecho de dedicarse casi exclusivamente a las posibles elecciones del 2011 no es suficiente. Lo que Argentina necesita, en lugar de unos pocos grupos predicando contra el régimen y el sistema político actual, es un movimiento social duradero que pueda influir en los políticos y tomadores de decisiones.

La razón detrás del éxito para cambiar el curso de la historia no es sólo tener sentimientos contrarios a un gobierno que permite la violencia, la delincuencia juvenil, la falsedad de la informacion publica, la promocion de la droga, el ataque a la clase media, la desproteccion de los ciudadanos frente a la delincuencia creciente, la falta de cuidado de nuestras fronteras, el ataque al medio ambiente y el vaciamiento del Tesoro Nacional.

No, los opositores deben establecer una subcultura propia para llevar sus mensajes,ya que dicha subcultura tiene más valor que el mensaje en sí mismo. El énfasis deberia estar puesto en la igualdad, el medio ambiente y los valores de la paz, el trabajo y la educacion.

Por ello la subcultura tiene que surgir de una lista de demandas sociales, políticos y ambientales basadas en todo lo que la sociedad argentina esta reclamando hoy en dia. La sociedad traza una dirección obligatoria para la oposicion. La sociedad esta cansada de una escena dominada por prepotentes. Mientras aumente el numero de personas que cree en los valores de la democracia y la libertad y haya mas grupos políticos de presión para el cambio la seudo monarquia tiene sus dias contados.