Lo que sucede en el Mar Argentino y sus causas

 

¿Se acuerdan que les conté que anduve este verano por Orense? Y me llamó la atención la gran cantidad de pingüinos muertos en la playa, no empetrolados, aparentemente muertos contra las rocas. ¿Contra las rocas… o de hambre? Me llegó este mail, lo subo tal cual.

Informe de investigadoras biólogas de las costas patagónicas
Y luego…
Causas originarias o verdaderas causas de la depredación y
del desequilibrio de la naturaleza.

Informe:

DOCTORA EN BIOLOGÍA INFORMA

¿Por qué el filet de merluza cuesta $ 30 el kilo ?

Cuando se unen la estupidez con la ignorancia….
Algo muy llamativo está sucediendo en Argentina desde hace varios años.
En el final de este comentario introductorio daremos a conocer una cifra que se desprende de esta historia que a más de uno va a dejar helado.
Se trata de un tema poco difundido en los medios masivos.
En realidad, es más probable que aparezca en el National Geographic que en nuestra TV abierta.
Por estos días, la prensa argentina e internacional se ocupa extensamente de lo que está ocurriendo en Punta Tombo, Chubut, donde miles y miles de pingüinos llegan hasta esas playas cercanas a la Península de Valdez.
Los llamados pájaros bobos son la atracción para visitantes argentinos y extranjeros.
De todas formas, desde hace ya varias temporadas a estas pequeñas criaturas de 50 cm de alto les surgió una “competencia” que está alterando el mapa de las aves patagónicas.
Los albatros y las gaviotas se han multiplicado de tal forma en esa geografía nacional que algunos biólogos del CENPAT (Centro de Estudios del Medio Ambiente Patagónico) están estudiando de dónde proviene semejante cantidad de ejemplares alados.
A lo largo de todo el gigantesco golfo San Jorge y en localidades pesqueras aledañas de Chubut y Santa Cruz, los habitantes del lugar ven el cielo oscurecerse cuando las bandadas terminan literalmente tapando al sol.
¿De dónde salieron? ¿Por qué son tantos?, se preguntan.
Usted, con razón, también se puede preguntar:
¿Y ésto que tiene que ver con nuestra realidad?
Ya llegamos, esté atento a la cifra que le vamos a revelar.
Estos gigantes del aire despegan hacia el mar en busca de comida…
Los científicos dicen que cada día encuentran más comida, por eso se reproducen tanto, por eso son cien veces más que en los cercanos años noventa; cien veces más.
Resulta que tanto los albatros como las gaviotas encuentran flotando cientos de toneladas de peces muertos muy cerca de la costa…
¿Es la contaminación? ¿Es un fenómeno natural?
No, es simplemente corrupción en Argentina.
El Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación tuvo una desastrosa idea:
Retirar los inspectores que iban a bordo de los pesqueros y los barcos fresqueros que buscan langostinos, cambiándolos por meros “observadores”, con un casi nulo poder de policía.
Este hecho coincidió casualmente (o no tanto) con otras dos situaciones desgraciadas:
1. La Comunidad Económica Europea expulsó de sus mares a los buques congeladores que eran altamente depredadores.
Ante la imposibilidad de trabajar en el viejo continente, las grandes empresas españolas emigraron hacia Argentina, donde la depredación es una palabra desconocida, casi sin uso.
2. Las autoridades provinciales de Santa Cruz y Chubut (el gobernador Das Neves es uno de los que permiten esta depredación) completaron el círculo permitiendo a las naves factorías foráneas a tirar (sí, a tirar por la borda) aquel pescado que no les conviniera.
Desde entonces, los buques que buscan langostinos sólo se interesan por esta especie, que cuesta en el mercado internacional 18 dólares el kilo. Leyó bien, casi 70 pesos el kilo.
Por ello, arrojan al mar la merluza, el cazón, el abadejo, las rayas y hasta el salmón, que caen en sus redes. Como la merluza es un predador del langostino, ejemplares de muchísimo kilaje quedan atrapados, son llevados a la cubierta y luego arrojados al mar.
Como estos peces viven a 80 o 90 metros bajo la superficie, una vez subidos al barco mueren por una normal diferencia de presión. Aunque sean devueltos al océano, ya están muertos.
¿Quién se los come?
Acertó: los albatros y las gaviotas…..
¿Sabe cuántas toneladas de merluza tira al mar cada uno de estos barcos
de 40 o 50 metros de eslora? 10 toneladas diarias; 10.000 kilos.
Siga sumando con nosotros.
10.000 kilos por día, sólo de merluza (no estamos contando centolla, ni abadejo, ni cazón, ni salmón, ni nada de eso) hay que multiplicarlos por la cantidad de barcos que salen a buscar langostinos.
¿Sabe cuántos son, cada día, sólo en esa zona?
Nunca menos de cien.
Multiplique, cien barcos, que tiran diez mil kilos de merluza, son un millón de kilos de pescado arrojados al mar cada vez que sale el sol.
¿Sabe cuántos argentinos podrían comer estos manjares gratis cada día?
Un millón de compatriotas, que dejarían de tener hambre, porque un kilo de excelente pescado es un regalo de los dioses.
¿Sabe cuál es el país que tiene la mejor educación y la tecnología más avanzada del mundo?
Japón. ¿Y sabe cuál es la base de la comida nipona?
No es el arroz como nos hacen creer, es el pescado.
¿Hace falta detallar las virtudes que les traería a nuestros chicos alimentar sus cerebros con fósforo de nuestros mejores ejemplares marinos?
Estos números que causan vergüenza fueron denunciados una y otra vez por los marineros no nucleados en el SOMU, el sindicato que dirige el impresentable “Caballo” Suárez, ese irresponsable titular del gremio marino que se emborrachó en el medio de una gira de Cristina Kirchner por Europa, generando un escándalo que motivó que lo sacaran de la delegación.
La oposición a Suárez le ha implorado a los empresarios, a los gobernadores patagónicos y a las autoridades nacionales, que terminen con esta depredación del recurso y que alimenten a la gente pobre, que también existe en el sur de nuestro país.
¿Saben cuál fue la respuesta de los dueños de las pesqueras españolas?
Tratan de no contratar personal de a bordo argentino, optando por peruanos y bolivianos que no se quejan de la depredación; porque, total, la plataforma continental no la sienten como propia.
¿Saben qué contestan los políticos argentinos?
Les bajan los impuestos a las ganancias para que ganen más y no sigan protestando.
Hace pocas semanas, los marineros opositores se rebelaron y quemaron varias plantas de procesamiento en Puerto Deseado.
Uno de los pedidos, además del salarial, era que dejaran de tirar pescados muertos al mar.
Los científicos extranjeros que analizan la multiplicación de gaviotas y albatros señalan con resignación:
“La causa de semejante mutación en la población de aves no es otra que la enorme riqueza de los argentinos, casi tan grande como su propia estupidez.”

Informado por Alicia Jardel
Profesora y Colaboradora de Investigación de Bélgica

Ahora ya lo sabés.
En lugar de amargarte, nada más, difundilo.
Este es otro de los interminables negociados que hacen los políticos a expensas de la riqueza de nuestro suelo, la apatía de nuestro pueblo, (y lo que es muchísimo peor) el futuro de nuestros hijos…

Enviado por Dora Grigera -
Doctora en Biologia – Investigadora del Centro Universitario de
Bariloche – Universidad Nac. del Comahue.

Causas verdaderas:

Informe muy bueno de lo que está pasando en las costas del Mar Argentino, con el aumento llamativo de las colonias de albatros y gaviotas, como consecuencia de la depredación indiscriminada que hacen buques factoría españoles y otros de la Comunidad europea, Japón y “la mar en coche”.
Además se suma a esto la no intervención de las autoridades provinciales; y la corrupción y “vista gorda” del autoridades provinciales y nacionales.
¿Por qué? ¿Cuáles son las causas madres? ¿De donde viene la “madre del borrego”?
Esto lo saben la presidente, asesores y algunos ministros del gobierno nacional, gobernadores de las provincias del sur y varios diputados y senadores nacionales y provinciales. Pero es un secreto de estado, por la falta de información, falta de memoria del pueblo, por el silencio cómplice de los medios, etc., etc.
“De esto no se habla”. Compromiso inconfesable de los distintos gobiernos democráticos después de la entrega económico financiera y la derrota de Malvinas por el “Proceso militar asesino e iniciador de la dependencia económica de la Argentina”.
Una de las causas de la dependencia del país, también en democracia, es:
“Declaración conjunta de los gobiernos de Argentina y Gran Bretaña” en mayo del 2000, firmada en Madrid por el cipayo presidente Carlos Menem y el representante en Argentina de los intereses financieros extranjeros, con el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores (RR.EE.) de Argentina, Domingo Felipe Cavallo (que raro…, ¿no?) por un lado; y por el lado de Gran Bretaña el Premier británico y el Ministro de RR.EE., en las que acordaron, como consecuencia de la derrota de Malvinas (¡después de 8 años de terminada la guerra…!!!) la rendición incondicional de argentina en lo militar, económico-financiero y explotación de recursos.
¿Por qué no fue un Tratado, como es común en las buenas y transparentes relaciones entre dos países?
Porque todo tratado tiene que tratarlo y aprobarlo el Congreso Nacional, y allí hubiera tomado estado público la transformación de la Argentina, en la práctica, de estado dependiente.
¡No se puede comprender tanta traición a la patria y tanta inmundicia en aquellos que juraron defender la soberanía e intereses argentinos…!!!
Consecuencias:
La libre explotación de los recursos pesqueros del Mar Argentino (¿Argentino?) desde Chubut hacia el Sur en la que Gran Bretania determina también permisos y autorizaciones para todo tipo de explotación de recursos ¿qué tal?
Para legalizar parte de esto y consumar la explotación de recursos argentinos se recurrió al cambio de la Constitución Nacional en 1994 con el pacto Menen-Alfonsín, que nos hicieron creer que era solo para la reelección de Menen, pero… se determinó por la ley suprema de la nación (la Constitución Nacional) que la explotación de los recursos energéticos, de reservas de agua, de minerales, de riquezas naturales, etc., etc., es privativo de las provincias y no lo tiene que aprobar más el Congreso Nacional.
¿Los constituyentes que aprobaron esta reforma estaban distraídos?
¿Cómo se llama esto…?
De ahí todas estas consecuencias que vemos y sufrimos, también en otras provincias.
Esta es la causa original de lo que pasa en las costas y aguas del Mar Argentino.

Otras preguntas relacionadas para comprender lo que pasa y sacar conclusiones:
- ¿Por qué ningún gobierno democrático denunció ante tribunales internacionales la estafa e ilegalidad de la deuda externa argentina, contraída por el gobierno ilegítimo e ilegal del proceso militar y que sigue creciendo, sin que nadie diga nada? (top-secret)
- ¿Por qué no se trata la deuda externa en el Congreso Nacional, que es donde corresponde? (desde el año 2000 está ingresado y sin ser tratado el fallo del Juez Federal Ballesteros que comprobó y dictaminó que la deuda externa argentina es una estafa ilegal e ilegítima)
- ¿Por qué ningún gobierno democrático después de Menen, denunció en tribunales internacionales la declaración conjunta de Argentina-Gran Bretaña, que pone al país de rodillas e indefenso ante la voracidad de los explotadores extranjeros, como está ocurriendo?
- ¿Por qué de esto no se habla y no se difunde?

Nota: por todo esto no compartimos en el informe de las biólogas, que todo es consecuencia de la corrupción, y al final califican a los argentinos como grandes estúpidos, “que tenemos una gran estupidez”.

“Lo esencial es invisible a los ojos” El principito – Antoine de Saint Exupèry

Ocultar y desinformar son maneras de mentir.

“Nada constructivo y duradero se puede levantar sobre la mentira”.

Un abrazo, con sentimiento nacional: argentinos patriotas.

“La única verdad es la realidad”.


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario Maia dijo

Esta semana conversé con un muchacho que trabaja en un frigorífico de pescado. Entra a las cuatro de la mañana y sale a la una. Le pagan $ 2.600. Tiene compañeros muy necesitados que se quedan hasta las ocho o nueve de la noche. Uno de ellos trabaja ahí hace 17 años y gana 3.500. Debería estar ganando 6.000 o 7.000. De vez en cuando se lleva dos o tres hamburguesas de pescado por las cuales tiene que firmar un vale. “El frío hace bolsa los pulmones, el tipo está destruído”.

Cuando uno lee que tiran un millón de kilos de pescado al mar CADA DÍA, no puede menos que decir qué hijos de puta. Pero qué hijos de puta, realmente.

, , Reportar este Comentario FELIPE DEMAURO dijo

QUERIDA MAIA

Lo que vos das a conocer es solamente una ínfima parte del pecado capital “,que atesora en sus mochilas todo nuestro espectro político” en estos doscientos años de historia Argentina. Te felicito por ser tan valiente y pensar como pensás, pero lamentablemente en una de las últimas frases está la clave. “Nada se puede construir de valor, sobre un cúmulo de mentiras”. Mentiras a lo que nuestros representantes nos tienen acostumbrados desde siempre. Te dejo el más fuerte abrazo.

FELIPE DEMAURO

, , Reportar este Comentario Maia dijo

Felipe, le agradezco… pero debo aclarar, yo no escribí nada, me limité a copiar y pegar. No es mi estilo eso de “argentinos patriotas”, soy más de la idea de un mundo sin fronteras, como soñaba Lennon.

No quita que me enferme la idea de tanta gente pasando hambre y estos haciendo lo que les viene en gana. Porque no pueden desconocer que hay gente con hambre y les importa una mierda, sólo van tras la guita. Siento lo mismo cuando protestan tirando fruta o leche en la ruta. Son otros números, sí, pero dejémonos de joder.
Un abrazo, gracias por estar