El engaño de los Niños Índigos y los Cristales

Me he dado cuenta como ha aumentado la creencia entre algunos padres de familia sobre la supuesta existencia de unas entidades especiales y superiores a los seres humanos normales, me refiero a los denominados niños índigo y cristal.

Es bastante interesante como los describen las personas que dicen creer en ellos y que promueven su existencia. Se dice mucho de ellos, pero hay muy poco de realidad en ello. Según estas personas, presuntamente los niños índigo tienen una nueva serie de atributos psicológicos con un inusual patrón de comportamiento. Dicen que pueden desarrollar percepción extrasensorial y tienen una alta sensibilidad corporal (hiperestesia), pero no hay pruebas de esto; además mencionan que tienen un gran ingenio y mucha creatividad, curiosamente casi todos los niños son así.

¿En dónde esta lo especial en ellos?:

Se les denominó como “niños índigos” por la supuesta parapsicóloga Nancy Ann Tappe, quien afirmaba que, presuntamente, posee la capacidad de ver las “auras” de las personas. Entre otras cosas, se dice que los niños índigo poseen una “cualidad especial” en su glándula pineal, lo que les permite interactuar con el medio ambiente de una forma más certera que las personas comunes, sin dejarse llevar por las emociones, pero de esto no hay ninguna evidencia real, es más, todo indicaría que es todo lo contrario. Además comentan que aunque en algunas ocasiones puedan parecer crueles con otros, no lo son, curiosamente los niños comunes también se comportan de esta manera frecuentemente. Según los creyentes en esto, los niños índigo pueden ser confundidos con niños que padezcan Síndrome de Asperger, del Déficit de la Atención e Hiperactividad, pero según ellos no es lo mismo, aunque las evidencias confirman lo contrario.

Afirman que por eso los niños índigo son calificados como rompedores de sistemas, y a menudo son vistos como rebeldes o hiperactivos, pues su conducta puede ser considerada algo desordenada y que son muy distraídos, que sólo se concentran en cosas que sean de interés para ellos, algo que, siendo objetivos, es muy normal en cualquier niño común y corriente. Argumentan que se sienten lideres con gran autoridad y que las expectativas de los índigo son usualmente distintas a las de los niños normales, pero a final de cuentas todos los niños tienen expectativas distintas según la edad, del medio ambienta en que vivan y del desarrollo que tengan.

Es bien sabido que muchos grupos de ideologías esotéricas y de la “nueva era” los mencionan como si fuesen los “salvadores del mundo”, que vienen a cambiar los sistemas del mundo, que vienen a formar el “nuevo orden”, pero la realidad indica que los niños índigo en realidad no son más que simples niños como cualquiera, pero si estos y sus padres no son bien orientados y encaminados por especialistas profesionales, podrían terminar de maneras muy lamentables. Algunos de los promotores del movimiento índigo dicen que Albert Einstein fue un niño índigo, para ganarse seguidores con este falso mito, de lo cual, obviamente, no hay ninguna prueba real, como no hay pruebas de la existencia real de esta clase de niños especiales.

Algunos han argumentado que existen estudios en la UCLA (Universidad de California, Los Ángeles) en donde se demuestra la existencia real de estos niños, pero la verdad es que tales estudios no existen, son falsos, y cualquiera puede verificarlo simplemente visitando el sitio de esta universidad o los archivos médicos y científicos referentes a este tema y verán que no existen. Pero sí se han hecho estudios de niños con conductas iguales a las descritas de los índigo, y se ha comprobado que son niños comunes y corrientes, solo que padecen algún tipo de deficiencia conductual. Incluso se ha argumentado que pueden activar a voluntad su ADN, como si se tratase de una máquina o un motor, algo que no es posible, puesto que el ácido desoxirribonucleico, que es un compuesto químico que tenemos en todo el cuerpo, no puede activarse o desactivarse a voluntad.

Los menores de edad merecen ser bien tratados y atendidos por sus padres, aunque estos no siempre saben como hacerlo, y en su desesperación inventan o creen cosas que no son reales con tal de justificar o remediar, a medias, las situaciones que se enfrentan en sus hogares. Nadie nace sabiendo ser padre o madre, pero hay instituciones públicas y privadas que les pueden asesorar como sobrellevar la vida con sus hijos. Recuerdo la frase de una madre que, según ella, su hijo es un niño índigo: “va más allá que nosotros y nos enfrenta a situaciones para las cuales no estábamos preparados”. Esto es completamente común en padres jóvenes y sin experiencia en estas cuestiones de ser padre o madre, pero no por eso sus hijos son criaturas fuera de lo común.

Los cuestionarios o test para detectar si un niño es un índigo, definitivamente no funcionan, pues mencionan conceptos demasiado ambiguos y generales, en donde cualquier persona puede caer, y por lo mismo no funcionarían para determinar el factor índigo de una persona en especial. Por si fuese poco, los únicos que sí podrían detectar alguna cualidad especial en los niños son los profesionales psicólogos y psiquiatras infantiles, y ellos son los primeros en confirmar que el factor índigo no existe, pues su deber es proteger la salud mental de los niños, entonces procuremos no engañarlos, ni engañarnos, con ideas fuera de la realidad.

Los niños no necesitan que les inventen cualidades o facultades extraordinarias o paranormales para que sean especiales, el simple hecho de que sean niños los hace especiales, su inocencia, lucidez, su honestidad y todo lo demás que hay en ellos por simple naturaleza, ya los hace especiales. Respetémoslos tal como son, sin ponerles atributos fuera de lo común, o ¿es que necesita que su hijo tenga algo especial para tenerle cariño?

A final de cuentas: Esta demostrado que los “niños índigo” o el factor índigo no existen, solo es un mito, y no lo digo yo, lo dicen las evidencias que cualquiera pudiera comprobar si así lo quisiera hacer. Se necesita tener la mente abierta y los pies en la tierra para poder darse cuenta de esto.


Ahora hablaremos de otro tipo de niños que presuntamente también tienen habilidades especiales y hasta paranormales muy superiores a los niños normales, me refiero a los denominados como “niños” cristal”, una “evolución” del mismo mito de los niños índigo.

De los “niños cristal”, sus promotores y creyentes de este mito, también dicen muchas cosas insólitas, entre ellas está la que dice que este tipo de niños es llamado así, supuestamente, por su “alta vibración”, algo que nunca han podido demostrar. También aseguran que, supuestamente, su “aura” puede ser de color violeta, e incluso blanca o transparente, y que según ellos dicen, es por su “pureza espiritual”. Los divulgadores de la creencia en los niños cristal comentan que las cualidades de los niños cristal “nacen del corazón”, de las emociones, y que aparentemente por eso tienen un especial cuidado por los sentimientos propios, y en especial por los ajenos. Pero siendo realistas, esto es normal, en cualquier niño bien portado y bien educado puede darse este tipo de comportamiento, no es nada de otro mundo.

Los creyentes en los niños cristal, afirman que estos niños tienen muchas cualidades, entre ellas se dice que son tranquilos, pacificadores, espirituales, de sensibilidad artística y hasta de gran sensibilidad emocional, ya que supuestamente buscan el equilibrio en todo, y que son algo solitarios; pero todo esto, siendo objetivos, no tiene nada de anormal dentro de la conducta de un niño bien portado común y corriente, como tantos que hay en el mundo. Por si fuese poco, algunos mencionan que los niños cristal en algunos casos pueden llegar a desarrollar psicoquinesis.

En cierta manera, los míticos niños cristal serían lo contrario a los niños índigo. Mientras los niños índigo son de conducta rebelde, hiperactivos, distraídos y hasta insubordinados, los igualmente míticos niños cristal son bien portados, educados, obedientes y sensibles con los demás. Quieren justificar con argumentos fantásticos e irreales conductas que son completamente normales en los niños comunes y corrientes, que no tienen nada de paranormal.

Desgraciadamente los grupos y sectas seguidoras de las ideologías de la denominada “nueva era” hablan de ellos como si fuesen “elegidos”, los nuevos “iluminados”, o los nuevos “mecías”, algo que ha incrementado el engaño tras esta falsa creencia. Incluso algunos grupos dicen que Jesús de Nazaret fue un niño cristal, algo que es absolutamente falso, ya que no hay ninguna prueba de ello. Además, si se supone que estas “evoluciones” humanas se dieron apenas en los años 1950, entonces es ilógico suponer que un hombre del siglo I estaba tan evolucionado neurobiológicamente como uno del siglo XX, además según las antiguas escrituras (la única fuente de información sobre su existencia), Jesús era un hombre normal, biológicamente hablando, igual a los demás.

Pero se ha demostrado que los niños cristal son en realidad como cualquier otro niño, no existe el factor cristal en los pequeños, pero no se puede negar que algunos niños pueden llegar a necesitar una buena orientación para que no caigan en frustraciones y depresiones, ya que por su carácter bondadoso pueden enfrentarse a algunos problemas al enfrentarse a otros niños mucho más traviesos que ellos.

Así como en factor índigo está muy relacionado con el síndrome del déficit de la atención, el factor cristal está muy ligado a los trastornos de tipo autista, como el síndrome de Asperger, que igual que cualquier otro padecimiento de origen neurobiológico, puede ser tratado.

Los padres de familia deben de buscar ayuda profesional psicológica o psiquiátrica si detectan alguna conducta anormal en sus hijos, pero no deben dejarse llevar por el temor, los mitos y creencias falsas sobre estos temas, por el hecho de no poder aceptar que sus niños tengan algún padecimiento mental. Con temor y dudas no podrán ayudarlos, necesitan actuar, enfrentar el problema y buscar una solución.

Sus hijos valen el esfuerzo por el simple hecho de ser niños, no necesitan ser “especiales” para merecer su cariño y atención.

Belduque

Info7. com

  • Comentarios
  • Sin votos

Escribí tu comentario

, , norma dijo

hola fijate que tengo un niño de 4 años y creo que es niño indigo, ultimamente me he puesto a leer,
el significado del niño indigo. y creo que mi ñino es eso

me podran mandar mas consejos mas completos respecto aesos niños

, , anonymus 009 dijo

Estamos asistiendo al curioso fenómeno de los niños índigo o niños cristal, quienes en teoría vendrían teniendo una suerte de contacto auditivo con entidades no terrestres, este fenómeno está suscitando la en parte creciente tendencia en la creencia de un mundo espiritual que siendo humano sería superior, esto conlleva de suyo la postulación de una ruptura de lo que venimos conociendo como naturaleza humana en dos tipos de individuos, a saber: los que conectan y los que no…
La explicación general para este fenómeno viene siendo de tipo místico evolutiva: la explicación más prodigada en la red es la de un salto evolutivo de la especie que, para más inri, además, vendría condicionada por una suerte de entidades extraterrestres que si bien nunca han establecido interrelación directa con humano de a pie alguno, con los de clase alta-altísima, sin embargo, se dice: por un lado, que pelean en el espacio (!!!); por otro, que son los que están contactando con estos niños cristal…
Ahora bien, ¿podría alguna de las personas que sostienen estas teorías responder a las siguientes preguntas que formulo sin caer en soberanas contradicciones?
- ¿son estas entidades superiores al ser humano? de serlo: ¿de qué tipo de superioridad se trata? ¿intelectiva? ¿sensitiva? ¿tecnológica –lo que equivaldría a decir que simplemente llevan más años vivos y han tenido más tiempo para desarrollar más aparatitos más modernos y más mejor?
- si son tan listos y superiores: ¿cómo es que actúan de esa manera tan rara de seleccionar a un puñado de niños que nada pueden hacer para cambiar el mundo? ¿es que no saben cómo funciona este mundo nuestro? ¿pero no eran ellos los que introdujeron un algo que programaba la genética humana para despertar ahora a este nuevo modo de comunicación?
Y bueno si ya encima añadimos la teoría de que son ¡reptiles!, nada más y nada menos que reptiles, y ¿dónde viven? en conejolandia, ¿no? porque aún no les ha hecho falta venir a la Tierra a comer ratones como los malos de “V”, ¿no? (¿no os estarán colando a modo opusitorio todo el imaginario colectivo de la tele y los cuentos? mirar que esta gente es especialista en eso que llevan desde que el hombre es hombre haciéndolo…). Pero ¡un momento! ¿no trataba todo esto de evolución? ¿y cómo es que nuestros reptiles no han aprendido aún a montar en skateboard? vamos, en mi cuarto se cuelan muchos gekos y aún no he visto a ninguno saludarme cuando entro…
Antes me creo que los niños estos son actores pagados por las grandes élites del planeta a través de medios encubiertos, para mientras tanto seguir a lo suyo, que debe ser algo que no tiene nada que ver con batallitas espaciales, sino con cosas muy terrenas y muy humanas, demasiado humanas… o que estos niños estén siendo objetivos seleccionados como víctimas de tecnología que genere la sensación de telepatía auditiva… ¿lo qué? pues tecnología que recoge la frecuencia de tu “habla interior” (porque tú cuando hablas para tus adentros lo oyes, ¿verdad? lo oyes porque tiene una frecuencia, con lo cual se puede interceptar como toda frecuencia, recoger, registrar, escuchar… y en sentido contrario, se puede dirigir una frecuencia igual hacia la fuente emisora, a saber: tú, tu cerebro, tu conciencia (con ciencia y saliva nos la están metiendo los elefantes a las hormigas), y si esa fuente hacia la que se dirige tiene función de registro, como es el caso, puesto que te oyes a ti mismo, se podrá entonces mantener lo que se dice un “diálogo sin palabras”. Ojito que esto es una tecnocracia, dejaros de democracias y cuentos chinos, que como aconsejaba Maquiavelo a los gobernantes hace ya: lo importante no es lo que es, sino lo que crean que es.

, , Roberto Jimenez dijo

Hola anonymus, mira estas descripciones que se manejan con índigos y cristales no es otra cosa que niños ASperger o con TGD NE, lamentablemente es un negocio que se ha armado a través de unos vivos que al saber del desconocimiento en la sociedad de estos niños indujeron esta historia que no tiene sustento.-

Hay un negocio con la aromaterapia, la florterapia, Egiptoterapia, etc, que a lo único que lleva es a sacarle dinero a los padres.-

Estoy preparando un nuevo artículo con descripciones que he encontrado para que los padres prendan el alerta y no se dejen engañar, ya que lo que deben hacer es llevar a su hijo a un Psicologo o Psiquiatra Infantil para determinar que es lo que tiene este niño por lo que presenta ciertas conductas en su comportamiento.-

Gracias por opinar

, , shirley dijo

muy interesante este blog, y especialmente este tema, la mayoría de los padres tiene vergüenza en decirle al mundo q tiene un hijo asperger o autista prefiere crear estos mitos de “índigo o cristal” para q la gente los vea como especiales!! y no carguen con el peso de tener un hijo diferente.
pero lo q ellos no saben es q tener un hijo asperger es difícil si, pero q no es difícil en esta vida?? si la vida fuera difícil seria aburrida, no aprenderíamos nada, estos niños son realmente especiales porq nos enseñan q no somos perfectos, q no tenemos siempre q tener la r
azón, q el mundo es diverso, q la vida no sigue una línea recta y perfecta, ellos nos demuestran cada dia q debemos se tolerantes, q aveces debemos parar y disfrutar de lo q nos rodea con cosas simples, q no siempre tenemos porq estar rodeados de gente, merecemos todos nuestros espacios , conocernos a nosotros mismos, ellos nos ayudan en realidad a encontrarnos, y a darnos cuenta q nosotros ponemos muchas reglas y para que??? para hacerle la vida difícil a los q si viven de verdad, y no a los q intentan vivir cada dia.

mi hijo de 8 años es asperger y el dia q tuve el diagnostico en mis manos fue el dia mas feliz de mi vida!!! al fin sabia porq el era asi!! tan especial, tan de otro planeta porq aprendia cada dia de el, fue como sacarme un peso enorme de la espalda, y desde ese momento no e parado de apoyarlo y ayudarlo cada dia, con mi tiempo con mi espacio, con mi vida hasta q el logre sus sueños, viva su vida feliz, y nos la haga cada dia super feliz.
amigos no creemos ideas o tratemos de esconder lo q en realidad son nuestros hijos.
unos angeles q llegaron a nuestra vida con una misión!!!
entregarnos todo su amor a su forma!!!

saludos desde lima- peru

, , Melisa dijo

Interesante debate.

Muchos padres sentimos identificados a nuestros hijos con el perfil Indigo o Cristal, uno se encuentra perplejo al percibir que los niños no actúan como el promedio de los niños y al leer esta definición tan representativa de ellos se queda con eso.

Debido a su connotación positiva, el new age o pensamiento liberal, pasa a segundo plano de relevancia. Hay MÄS gente en la sociedad que te dice: “Oye, yo creo que tu hijo es cristal!” que quienes se te acercan para decirte que seguramente es autista; y es nada mas por la connotación positiva/negativa que implica el perfil.

Científicamente, no se puede hablar de Cristal o Indigo ya que no hay medios de difusión apropiados para respaldárlo con seriedad. No obstante, Hay estudios, y me consta que sí los hay. Estudios de percepción extrasensorial de individuos. Pero al no estar avalados y difundidos por la academia, pocos terapeutas formales se atreven a proclamárlos. Y aquellos profesionales que si contemplan el área mas metafísica o trasnpersonal son presionados y marginados por la industria del plan de los seguro médicos.

Mi hijo cae dentro del perfil Niño Cristal, también dentro de un Asperger altamente funcional.

Pero aqui mi punto:
El perfil asperger no habla de percepciones extrasensoriales, llámese: hipersensorialidad empática emocional, reflejo empatico de sensasiones físicas, telepatía, sueños premonitorios, premoniciones, visión de la mala intensión de las personas, visión de sucesos pasados, visión/comunicación con difuntos, y todo el resto de las muchisimas habilidades psíquicas.. que llevan muchos años documentadas (KARDEC).

¿Qué me dicen los psiquiatras de eso? Claramente no es parte del perfil Asperger, y si lo fuera lo ven como alucinación. Pero cuando la alucinación calza con la realidad y es verificable. Ahí la ciencia guarda silencio, pues no tiene explicación por el momento.

Así que como científico, les pido a quienes hablan desde la Ciencia, que recuerden que toda teoría esta sujeta a modificación y nueva definición.

Y a los new age, que no tengan miedo a identificarse con trastornos. Pues hay muchas herramientas muy útiles para ayudar a los niños y a sus padres y educadores. A veces un trastorno los define parcialmente, de igual manera las sugerencias son constructivas para la formación del niño.

, , imaginarioreal dijo

No hay ideas fuera de esta realidad, incluso hablando de lo que esta fuera de la realidad lo humanizas y lo vuelves a volver algo real, ya que siempre estamos mirando desde el punto de vista humano, comprobar si un niño es índigo o no es lo mismo que comprobar si 2+2 es 1, ya que somos nosotros mismos los que creamos los sistemas, las respuestas, 2+2 es uno porque quisimos que así fuera, y si queremos podemos decir que existen los niños índigos, en el blog dicen que se necesita la mente abierta para saber que no existen, pero decir precisamente eso es no mirar mas allá. Este tipo de niños fue inventado para no diferenciar, según dicen, pero somos todos diferentes, no hay persona en el mundo que piense, actúe exactamente como otra, no somos robots, pero el sistema nos lleva a ser algo cercano a una maquina, aunque suene cliché, y el mantenerse en las mismas ideas siempre nos deja quietos, sin movimiento, como quieren avanzar así? cuando einstein llego con sus ideas lo trataron de loco supuestamente, la gente siempre le tiene miedo a nuevos conceptos e ideas, pero aquí se vive mirando hacia arriba, siempre queriendo llegar a la cima, para llegar a nuevas metas se es necesario nuevo equipamento, nuevos sueños, nuevas ideas. Gracias y paz