Posts etiquetados como ‘medicina’

¿Por qué participar en un estudio de investigación?

Es probable que la mayoría de las personas nunca se haga esta pregunta. Pero, es importante pensar cómo se descubren los medicamentos que logran mejorar y aumentar la calidad de vida y la sobrevida de muchos pacientes.

Los medicamentos que se usan para distintas enfermedades, como el cáncer, la diabetes, los problemas cardíacos, pulmonares, entre otros, están disponibles en la farmacia para quienes los necesitan, luego de muchos años de investigación: primero en el laboratorio, luego en animales de experimentación y, por último, en seres humanos como cualquiera de nosotros. Las investigaciones que se realizan con seres humanos se denominan ensayos o estudios clínicos.

“El mayor beneficio de la investigación clínica es que permite avanzar en el tratamiento de diversas patologías, y así responder a las necesidades insatisfechas actuales”, explicó el Dr. Celso Arabetti, Director de la Unidad de Investigación Clínica del Centro Académico de Salud (CAS).

La elaboración de vacunas, la creación de dispositivos médicos como los stents, que se colocan en las arterias del corazón para mejorar la irrigación de la sangre, o los que liberan insulina que utilizan los diabéticos, también debieron ser investigados en personas para evaluar cuán eficaces y cuán seguros eran para ser utilizados en forma generalizada entre los pacientes. “Por eso es tan importante participar en los estudios de investigación, para que los científicos continúen elaborando métodos de diagnóstico y tratamiento, que nos ayuden a sentirnos mejor y vivir más”, sostuvo la Dra. Corina Busso, Presidente del Comité Institucional de Evaluación (CIE) del CAS.

Un CIE es un comité de ética formado por personas con intensa formación en ética y metodología de la investigación, y también por “miembros de la comunidad”, que son personas sin educación científica, independientes del equipo de investigación y que representan la opinión de los potenciales participantes – son la “voz” de los voluntarios en el estudio-. Su función es asegurar que el estudio de investigación respete el bienestar de las personas que participan, y supervisar que los beneficios del estudio o beneficios esperables sean mayores a los riesgos previsibles, y que toda la investigación se lleve a cabo con el mayor de los cuidados sobre las personas.

¿Quiénes hacen las investigaciones?

Los científicos, que pueden ser médicos, enfermeros, psicólogos, bioquímicos, biólogos, entre muchos otros profesionales, son los que llevan adelante los estudios clínicos. Pero, previamente reciben un entrenamiento adecuado tanto sobre la especialidad sobre la que investigan como sobre qué metodología de investigación utilizar.

¿Cómo y quién controla todo el proceso de la investigación?

Los investigadores toman todos los recaudos necesarios para asegurar que el estudio clínico se realice correctamente y para que logre ofrecer resultados útiles para la población. Pero además, todo estudio que involucre a seres humanos debe estar previamente aprobado y autorizado por un Comité de Ética Además, durante el estudio, éste comité controla regularmente los procedimientos que se están realizando, para, así asegurar el respeto a la dignidad y bienestar de las personas involucradas. También intervienen en este proceso de autorización y monitoreo, las entidades gubernamentales, tanto de la Nación como de la Provincia de Buenos Aires. En definitiva, todo estudio clínico es estrictamente evaluado antes de su aprobación y controlado durante su realización. “Si se respetan las normas nacionales, provinciales, y se obtiene la aprobación del Comité de Ética de la Institución, no hay por qué temer a un protocolo de investigación clínica”, insistió el Dr. Arabetti.

Debe tenerse en cuenta que el ensayo clínico no es un tratamiento. Quien decide participar en un estudio debe tener en cuenta que no se trata de un tratamiento más eficaz o seguro que los que se encuentran disponibles en las farmacias. Es sólo una droga en experimentación, que al finalizar el estudio puede resultar útil o no.


¿Hay beneficios esperables para los participantes?

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Ojo seco: ¿cómo reducir los síntomas?

Una de cada cinco personas puede presentar algún grado de ojo seco. Si bien esta enfermedad no tiene una sóla causa, las condiciones del ambiente pueden influir en los síntomas. Para el tratamiento se recomienda, generalmente, utilizar lubricantes oculares y realizar una terapia tópica.

Ante la duda de padecer esta sintomatología, el paciente debe recurrir al oftalmólogo, quien le diagnosticará la presencia de ojo seco. “Es un problema común por el cual los pacientes consultan con recurrencia. Las lágrimas sirven para limpiar los ojos en cada parpadeo, ayudan a proteger los ojos de infecciones bacteriales”, explicó el Dr. Mario Saravia, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Austral (HUA).

Actualmente, el uso prolongado de las computadoras, los celulares y el smog de la ciudad (la contaminación ambiental) son situaciones que no favorecen a la lubricación correcta del ojo y, por el contrario, la empeora.

Además, otras causas pueden ser el uso de medicamentos que contengan conservantes que resultan tóxicos para la superficie ocular, alteraciones funcionales de las glándulas de meibomio (glándulas que se encuentran cerca de las pestañas), alteraciones hormonales en las mujeres después de la menopausia, etc.

El tratamiento que se les da a las personas con ojo seco, depende de las causas que lo provoquen. La mayoría de los casos consiste en lubricantes y terapia antiinflamatoria tópica.

¿Cómo podemos reducir los síntomas de ojo seco?

Los especialistas recomiendan, principalmente, parpadear con regularidad (si estamos leyendo o utilizando la computadora), utilizar lentes de sol para reducir la exposición al sol y al viento, tomar líquido para evitar la deshidratación y evitar el uso prolongado del aire acondicionado para conservar la humedad en el ambiente.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Las estatinas podrían utilizarse también para combatir el cáncer

Este tipo de fármaco, que está disponible desde 1987 y sirve para disminuir el colesterol LDL o “malo”, ayudaría –de acuerdo con una investigación publicada en la revista del New England Journal of Medicine- a bajar hasta un 15% la posibilidad de morir por causas relacionadas al cáncer.

Las conclusiones de un estudio de gran tamaño realizado sobre pacientes con cáncer en Dinamarca muestran que la ingesta de fármacos para el colesterol, concretamente las estatinas, podría reducir el riesgo de morir por cuestiones inherentes al cáncer.

La investigación publicada en la reciente edición del New England Journal of Medicine determinó que tomar estatinas en el momento del diagnostico reduce el riesgo de morir por causas relativas al cáncer hasta un 15%.

En el estudio participaron 296 mil pacientes a los que se les había diagnosticado cáncer entre 1995 y 2007, con un seguimiento hasta finales de 2009. Se incluyó en la investigación personas a las cuales se les había recetado estatinas entre seis meses y dos años antes de que se les diagnosticara el cáncer.

“A priori no parece mucho, pero los resultados son auspiciosos si los comparamos con los de la quimioterapia que sólo ofrece una reducción de entre  15 y 20% respecto al riesgo de muerte”, sostuvo uno de los autores del estudio, el Dr. Stig Bojesen, especialista del departamento de Bioquímica Clínica del Hospital Universitario de Copenhague, en Herlev, Dinamarca.

El análisis está en línea con lo que mostraron investigaciones anteriores: las estatinas pueden influir en el tratamiento de algunas formas específicas de cáncer.

De hecho, en enero, investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York mostraron que al tratar ciertas células de cáncer de mama con estatinas en el laboratorio se evitó que se expandieran e inclusive, en algunos casos, se logró eliminarlas.

El año pasado, otra investigación publicada en la revista Cancer, mostró que los hombres que tomaban estatinas pueden tener un 30% menos de probabilidades de que reaparezca el cáncer de próstata.

Al respecto, el Dr. Stig Bojesen afirmó: “Es necesario que se evalúen con mayor profundidad los resultados de nuestro estudio. Pero, lo que podemos asegurar, es que en relación a aquellos que toman estatinas cuando se les diagnostica cáncer, no hay razones para que dejen de tomarlas”.

Adicionalmente a lo que mostraron las diferentes experiencias, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, las estatinas actúan contra unas funciones celulares críticas que ayudan a controlar el inicio y el crecimiento de los tumores, así como también la expansión del cáncer (metástasis).

Al parecer, las estatinas bloquean una enzima clave que contribuye en los procesos de crecimiento y expansión del cáncer.

“El colesterol es un componente vital de todas las células, de manera que al quitar los componentes fundamentales, las células dejan de multiplicarse”, completó Bojesen.

Para conocer la opinión de un especialista local, consultamos con el Dr. Alfredo Lozada, médico del consultorio de Cardiología y jefe de Lípidos del Hospital Universitario Austral (HUA) quién expuso: “Las estatinas, desde el comienzo de su utilización, demostraron gran eficacia y seguridad en excelentes y masivos estudios, en los cuales se buscó –adicionalmente- si éstas aumentaban el riesgo de cáncer, hallándose resultados negativos”.

En cuanto a la posibilidad de que, contrariamente, ayuden a disminuir el riesgo de morir por causas inherentes al cáncer, el Dr. Lozada esgrimió: “Si, es posible porque estos fármacos tienen poca selectividad y manifiestan sus acciones en múltiples tejidos. Pueden, por ejemplo, cumplir una función similar a la de la aspirina que reduce el cáncer de colon”.

Por su parte, respecto al estudio liderado por el Dr. Bojesen, el especialista del HUA concluyó: “Se trata de un análisis observacional. Esto quiere decir que sólo muestra que existe una asociación, pero no una relación de causalidad entre los factores. Lo que hicieron los investigadores fue comparar el tiempo que transcurrió hasta la muerte entre los pacientes que tomaban estatinas y los que no las tomaban. En los primeros se halló un aparente efecto beneficioso. No obstante, van a ser necesarios estudios específicos de estatinas en pacientes con cáncer para demostrar causalidad”.

Beneficios adicionales de las estatinas

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Líderes mundiales de hepatología y trasplante hepático disertarán en el Hospital Austral

img$824

Siete profesionales de primera línea internacional participarán de un simposio sobre los principales avances terapeúticos en el campo de la hepatología, la cirugía hepatobiliar y el trasplante hepático.

Vivimos una época de continuos avances y cambios en los paradigmas de tratamiento de las enfermedades de hígado. Por este motivo, durante el simposio -que tendrá lugar los días 13 y 14 de diciembre en el Hospital Universitario Austral-, se expondrán los recientes descubrimientos médicos en el campo de las hepatitis virales, cirrosis descompensadas, tumores y trasplantes hepáticos. 

“Hemos entrado en una era de novedosos procedimientos y tecnología médica que permiten aumentar la eficacia terapéutica en múltiples patologías. El descubrimiento más relevante, es tal vez el relacionado a la hepatitis C, ya  que en un plazo no muy lejano se podrá acceder a tratamientos orales más eficientes, cortos y tolerables que los actuales. Esto facilitará  la  erradicación de esta silenciosa pandemia, causa número uno del trasplante hepático y cáncer de hígado en el mundo. En los próximos cinco años, estos avances tendrán un impacto enorme”, explicó el Dr. Marcelo Silva, jefe del Servicio de Hepatología y Trasplante Hepático del Hospital Austral.

El Congreso contará con la presencia de dos paladines en el tratamiento de las hepatitis virales, los doctores Eugene R. Schiff – quien presidió la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (AALSD) en el año 2000- y Rajender K. Reddy, Director del Programa de Hepatología y Trasplante Hepático de la Universidad de Pensilvania. A ellos se suma un investigador en virología, el Profesor Michael Roggendorf de la Universidad de Essen en Alemania, especialista en vacunas para la hepatitis.

En lo que respecta al campo de los tumores hepáticos, se ha generado una explosión de nuevas opciones terapéuticas, tanto por el desarrollo de nuevos fármacos como por los novedosos procedimientos mínimamente invasivos. Pacientes que antiguamente tenían tumores no tratables, hoy pueden ser tratados con una mejoría significativa, y aquellos que son diagnosticados a tiempo hoy tienen ciertas chances de curación. Liderarán esta temática los doctores Abraham Shaked y Kim M. Olthoff. En tanto que el Profesor Jesús Prieto de la Clínica Universitaria de Navarra,  científico destacado por sus publicaciones en terapia génica del campo del cáncer de hígado y de la fibrosis hepática,  dará conferencias sobre ambos temas.
Además de los médicos referentes del los programas locales de trasplante hepático de mayor prestigio, también asistirán los directores  del Programa de Trasplante de la Universidad de Pensilvania. 

Trasplante hepático
El trasplante hepático, aunque temido por muchos pacientes y a pesar de que en el imaginario colectivo se continúe viendo como utópico, es una rutina en la medicina actual. De acuerdo con el Dr. Silva, en la Argentina se realizan aproximadamente 350 trasplantes de hígado por año con resultados exitosos  entre el 85% al 90% de los casos. “En el Hospital Austral realizamos, aproximadamente, 50 trasplantes hepáticos por año. Es un número muy competitivo y nuestras  curvas de sobrevida son comparables a  las internacionales.”, reveló el especialista. 

Gran parte de los expositores, líderes de opinión mundialmente reconocidos en los temas que abordarán, han sido mentores de distintas generaciones de  médicos especialistas del Hospital Universitario Austral. Ésto demuestra la importancia de sostener una visión altruista de la educación médica, dado al impacto positivo que genera en el desarrollo de la ciencia y la asistencia.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

El HUA: Líder de la Tarea Asistencial Hospitalaria

El miércoles 31 de octubre el Dr. Eduardo Schnitzler, Director del Hospital Universitario Austral, en representación de la Institución ha sido distinguido con el Diploma de Honor Líder de la tarea Asistencial Hospitalaria, otorgado por el Consejo Ejecutivo de la revista “Gracias Doctor”.

“El premio es para las enfermeras del Hospital que son las personas que con esmero y dedicación están al lado de los pacientes día a día”, expresó el Dr. Schnitzler.
El Dr. Pedro Saco también fue distinguido con la entrega del título de Líder en Cirugía de Cabeza y Cuello.
Los reconocimientos, firmados por cuatro personas ilustres de la medicina, se deben a la jerarquía académica que posee el Hospital Austral y a la asistencia médica brindada a la Sra. Presidenta Dra. Cristina Fernández de Kirchner.

El acto, llevado a cabo en el Aula Magna de la Facultad Medicina de Buenos Aires, contó con la presencia de Alejandro Lerner, Oscar Mediavilla, Mariano Iudica y Partricia Sosa, todos ellos figuras reconocidas también por sus labores asistenciales.

La entrega de premios finalizó con la interpretación de la canción  “Todo a pulmón”, de Lerner, dedicada a los médicos presentes.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Primer Día Mundial de la Sepsis

La sepsis es una de las causas más importantes de muerte en la población. Su incidencia ha incrementado dramáticamente en la última década entre un 8% y un 13% anual y, actualmente, provoca más muertes que el cáncer de mama y de colon juntos. Afecta tanto a niños como adultos y las sociedades científicas vinculadas con los cuidados intensivos en todo el mundo, como la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (S.A.T.I) en nuestro país, se han propuesto a difundir el tema en la población.

Las infecciones, en general, son la causa más importante de muerte en menores de cinco años. Dentro de esa franja etaria, de los siete millones de chicos que fallecen por año en el mundo la mayor proporción se debe a este grupo de causas. Entre ellas la neumonía, la malaria y la diarrea.

¿Qué implicancias tiene la sepsis en los niños?

“La sepsis es una causa importante de muerte en el niño pequeño debido a que su sistema inmune no se encuentra completamente desarrollado y, en ocasiones, es afectado por situaciones prevenibles como la desnutrición.  Especialmente, cuando progresa hacia una forma grave o shock séptico, la rápida asistencia con la aplicación de los tratamientos recomendados puede lograr la reversión y disminuir significativamente la mortalidad”, explicó el Dr. Eduardo Schnitzler, Director Médico del Hospital Universitario Austral.

Con el lema “Parar la sepsis, salva vidas” se lleva a cabo una campaña internacional cuyo objetivo es aportar todos los elementos educativos y organizativos para disminuir la mortalidad y la morbilidad causada por la sepsis. Esta fecha apunta a concientizar a dos públicos: a los médicos, para que la tengan más presente como posibilidad  diagnóstica y, por otro lado, a los pacientes o sus familias, para que conozcan qué es esta enfermedad y puedan detectar sus síntomas tempranamente.

La sepsis es una respuesta inflamatoria generalizada como consecuencia de una infección”, definió el Dr. Schnitzler. “Cuando un paciente tiene una infección bacteriana severa, por ejemplo se le infecta una articulación, puede tener repercusiones sistémicas que se manifiestan por fiebre más una significativa aceleración del pulso y la respiración asociadas con el aumento o la disminución de los glóbulos blancos.”, aclaró el especialista.

El profesional distinguió las formas graves de sepsis como aquellas que presentan alteraciones en la perfusión de los tejidos u órganos. Su expresión más grave es el shock séptico, en la cual para restablecer o mantener una perfusión adecuada, se debe recurrir a repetidas infusiones endovenosas de soluciones salinas o administración continua de drogas que mejoren la contractilidad cardíaca o el tono de las arterias. No siempre en estos estadios se presenta caída de la presión arterial, aunque su presencia es una manifestación inequívoca en este contexto.

El intensivista pediátrico refirió que en su estado más severo (shock séptico), la persistencia de las sepsis puede evolucionar, en especial cuando no se logra revertir fácilmente, a la falla de múltiples órganos que han resultado dañados por compromiso en su perfusión o por acción de mediadores inflamatorios. De acuerdo con algunas publicaciones recientes, cada hora de retraso en la reversión del shock aumenta la mortalidad en un 40%.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Seis preguntas y respuestas sobre cardiopatías

Hay dos tipos de arritmias, las que se presentan cuando la frecuencia cardiaca es lenta, es decir, por debajo de los 60 latidos por minuto, y aquellas que se manifiestan cuando el ritmo cardiaco es superior a los 100 latidos por minuto. ¿Cuál es la diferencia con la taquicardia? Dichas cardiopatías, ¿se pueden presentar en jóvenes? En esta nota el Dr. Daniel Ortega responde las preguntas.

¿Qué son las arritmias?

“Las arritmias, en términos generales, pueden ser de dos tipos, bradia o taquiarritmias”, introdujo el Dr. Daniel Felipe Ortega, Médico cardiólogo del Hospital Universitario Austral. De acuerdo con sus palabras,  el primer tipo corresponde cuando el ritmo es muy lento. Esto significa que el ritmo está por debajo de los 60 latidos por minuto. En segundo lugar, las taquiarritmias se  manifiestan en ritmos con una frecuencia cardiaca superior a los 100 latidos por minuto.

¿Qué diferencias tienen con la taquicardia?

“La taquicardia se describe como el aumento de la frecuencia cardiaca pero, en general, es benigna y secundaria a situaciones de stress tanto físico (ejercicio) o psíquico – emocional”, respondió el especialista, quien aclaró que algunas veces, patologías como la anemia (taquicardia secundaria), hacen que el corazón en reposo tenga alguna frecuencia superior a la normal.

¿Cuándo hay que preocuparse?

“En general hay que preocuparse cuando generan síntomas, como fatiga, ansiedad, mareos o pérdida del conocimiento”, refirió Ortega.

¿Qué consecuencias traen aparejadas las arritmias y la taquicardia?

Debido a la diversidad de arritmias es difícil hacer un pronóstico en general, desde las más banales extrasitoles auriculars a las complejas taquicardias ventriculares hay una variedad de síntomas y pronósticos, que dependen además del estado contráctil del corazón y laedad del paciente.

Entonces lo ideal, ante la duda, es acudir a un especialista y hacerse chequeos rutinarios.

“Siempre que se realiza un control cardiológico, el electrocardiograma de rutina arroja datos de posibles arritmias, si el paciente es sintomático un holter de 24 horas permite, en muchos casos, el diagnóstico, aunque el diagnóstico de certeza, a veces, puede significar un estudio electrofisiológico invasivo

En jóvenes, ¿es común que se presenten cardiopatías?

“Los jóvenes, en ocasiones, presentan arritmias relacionadas a síndromes congénitos como el de wolff, parkinson y White”, afirmó el cardiólogo. “Éstos son simples de diagnosticar y con altas posibilidades de curación actual, por métodos invasivos como la ablación por radiofrecuencia” completó.


  • Sin Comentarios
  • Sin votos

El Hospital Austral, Centro de Entrenamiento de RCP

El objetivo principal del Centro es beneficiar a la comunidad interna y externa, ya que provee entrenamiento de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) básico y avanzado al personal del HUA en el marco de los requerimientos de Joint Comission International, con acreditaciones de estándares internacionales como lo es la American Heart Association.

La Asociación Americana del Corazón, conocida mundialmente como American Heart Association, es el máximo referente científico en cardiología de los Estados Unidos y del resto del mundo.

Debido a su volumen de publicaciones científicas, actualmente, esta organización determina y define las directrices de los avances médicos en el ámbito de la cardiología.

El Hospital Austral presentó  los requisitos para ser uno de los Centros de Entrenamiento Internacional en Argentina, el cual fue aceptado en noviembre de 2010.

En este sentido, el día 11 del mes pasado, se realizó en el Hospital Austral una auditoría del Centro de Entrenamiento de Estados Unidos, en la cual se logró una aprobación del 85%, que evidenció un desempeño que se puntuó como aceptable- excelente.

También, esto permitió que el Hospital Austral se posicione como proveedor externo de dichos cursos en la zona norte del Gran Buenos Aires y en el interior del país (en provincias como Chubut y Santa Cruz). Esto corre tanto para instituciones médicas (hospitales y sanatorios) como para instituciones civiles (escuelas, clubes deportivos e Industrias).

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Qué es el estrés y cómo controlarlo?

Si bien se trata de un mecanismo propio e inseparable del organismo, es posible manejar este cúmulo de reacciones conociendo y detectando cuál es el estímulo que las dispara. Además, se puede aprender y hacer uso de las técnicas y de las herramientas que ya existen para controlarlo.

Ya pasó la primera mitad del año. Si bien para algunos esto representa un alivio, porque quiere decir que las vacaciones están más cerca, para otros es momento de pensar qué se hizo, qué no se hizo y el poco tiempo que queda para llevarlo a cabo.

Es ahí cuando, por algo puntual y como consecuencia de la acumulación, aparece el estrés. ¿Qué es el estrés? En principio, el estrés es una respuesta adaptativa del organismo frente a diversas situaciones que resultan amenazantes.

“Esto quiere decir que el propio cuerpo pone en marcha un proceso necesario que implica un conjunto de cambios fisiológicos, psicológicos y conductuales para responder a un peligro. Esto genera que el estrés se vuelva una respuesta normal y necesaria en nuestra vida”, comentó la Dra. Soledad Paula Monestes, médica del staff de Psicología e integrante también del staff de Psicología infantil del Hospital Universitario Austral (HUA).

“No obstante, cuando el estrés tiene gran intensidad o cuando el tiempo de exposición es prolongado, es posible que éste exceda las capacidades psicológicas que el individuo posee para afrontarlo. Es ahí cuando el estrés puede generar diversas consecuencias negativas en el cuerpo y en el ánimo de una persona”, agregó la doctora.

Si bien el estrés no puede se puede eliminar, es posible aprender a usar las herramientas psicológicas que se encuentran disponibles –o bien aprender nuevas- para reducirlo o controlarlo.

Para resolver un problema, la premisa fundamental es conocer al “enemigo” con el que hay que enfrentarse. “Las fuentes básicas de estrés provienen del medio ambiente, de las imposiciones sociales, de nuestros pensamientos y de las relaciones interpersonales”, comenzó explicando la Dra. Monestes.

“Lo que varía es la intensidad de la respuesta que va a depender del evento disparador, de cuál sea el estímulo estresante, de las características de personalidad de cada persona, y de las herramientas psicológicas y conductuales de las que dispone. También, hay que considerar si se trata de un evento estresante agudo, como por ejemplo un accidente; o si en cambio es una situación crónica la que está generando la molestia. Este último caso, por ejemplo, puede ser la relación entre una persona y su trabajo”, detalló.

De acuerdo a todas esas condiciones, el estrés puede generar modificaciones tanto a nivel físico como emocional alterando el bienestar.

“En cuanto a las consecuencias físicas podemos mencionar: trastornos osteoarticulares como calambres, contracturas, dolores musculares, rigidez, alteración en los reflejos; trastornos cardiovasculares como la hipertensión, la enfermedad coronaria y las arritmias; trastornos respiratorios como el asma, la hiperventilación o la disnea; y trastornos gastrointestinales, encontrándose entre las manifestaciones más frecuentes las úlceras, la gastritis y el ardor”, enumeró la especialista. También pueden desarrollarse consecuencias a nivel cognitivo o del pensamiento que se manifiestan mediante preocupación excesiva, inseguridad, incapacidad para tomar decisiones, dificultad para concentrarse, olvidos recurrentes y pensamientos negativos.

Por último, a nivel emocional, el estrés puede ocasionar el incremento de la ansiedad, la angustia, la depresión y la irritabilidad, presentándose también alteraciones en el sueño, falta de interés y aislamiento social.

¿Qué hacer para manejar el estrés?

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Incontinencia en niños: cuándo recurrir a un especialista

Una vez pasados los cuatro años, si un chico sigue sin poder controlar sus esfínteres, es momento de actuar. Lo primero que hay que hacer es detectar por qué se produce esta patología y cuáles son sus orígenes, dado que es posible que se trate de un problema urológico, neurológico o emocional.

Cuando un niño de cuatro años o más sigue sin poder controlar sus esfínteres, estamos ante un caso de incontinencia urinaria, enuresis –en caso que el problema sean las ganas de orinar- o de encoprexis cuando la incontinencia es fecal.

Mientras que la encoprexis suele ser más fácil de abordar porque habitualmente la causa que dispara este problema es emocional, la incontinencia urinaria o enuresis es mucho más compleja porque puede deberse a cuestiones emocionales, pero también urológicas o neurológicas. Tomando esta diferenciación o noción general como base, es importante empezar a desandar el camino, para llegar a un diagnóstico certero y a un tratamiento efectivo.

Lo primero que hay que hacer es diferenciar entre la enuresis primaria, que es la que se presenta cuando el niño nunca logró el control de su deseo de orinar, de la secundaria, que se da cuando en algún momento existió ese control y se mantuvo por más de 6 meses, pero en algún momento se perdió”, explicó la Dra. Nora Grañana, médica del staff de Neurología Infantil del Hospital Universitario Austral (HUA).

“Mientras que la enuresis primaria suele tener una base neurológicala secundaria por lo general obedece a cuestiones emocionales”, agregó la especialista, quien comentó que los resultados de un estudio del cual participaron más de tres mil niños demostraron que al comenzar la escuela primaria, casi el 10% tenía episodios de enuresis. A su vez, señalaron que en siete de cada diez casos la enuresis era nocturna, mientras que en los tres restantes era diurna o mixta, es decir diurna y nocturna.

La enuresis suele darse de noche porque el control nocturno es más difícil que el diurno”, confirmó la Dra. Grañana. Cuando la enuresis es nocturna y primaria, en la mayoría de los casos se debe a un problema de falta de maduración de los nervios que controlan el aparato urinario durante la noche.

“Lo bueno de este cuadro es que existen tratamientos educativos que consisten en mejorar los hábitos, así como también tratamientos farmacológicos que favorecen la maduración de la inervación, en caso que no resulten los tratamientos psicoeducativos. Éstos últimos se basan en ciertas estrategias como, por ejemplo, evitar la ingesta de líquido luego de la cena y antes de dormir; o bien en la ‘obligación’ de ir al baño antes de acostarse y en las primeras horas de la mañana”, expuso la Dra.

Más información
Hospital Universitario Austral

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog