Posts etiquetados como ‘hospital austral’

El polen, ¿puede afectar al bebé de la embarazada?

Un estudio realizado en Suecia sostiene que los hijos de mujeres que fueron expuestas a altos niveles de polen presentan riesgo aumentado de padecer asma a temprana edad. Aquí, la opinión de una especialista local.

Recientemente, en la revista Allergy, Asthma and Clinical Immunology  se publicaron las conclusiones de un estudio realizado en Suecia gracias a la participación de 110 mil niños nacidos en Estocolmo. Según la investigación, los niños cuyas madres fueron expuestas a altos niveles de polen a finales del embarazo tienen un mayor riesgo de desarrollar asma a una temprana edad.

De acuerdo con la Dra. Milagros Moreno D’ Anna, del servicio de Alergología e Inmunología Clínica del Hospital Universitario Austral (HUA), “en los niños con predisposición genética –es decir aquellos que tienen madre o padre con enfermedad alérgica o asma-, los factores prenatales como la exposición materna durante el embarazo a los alérgenos como los ácaros, pólenes, epitelios de perro y gato, hongos anemófilos o cucarachas, y la exposición durante el primer mes de vida del bebe, son activos en la determinación de una predisposición alérgica. A pesar de ello,  no es posible saber si la alergia del niño se debe a dicha exposición, aunque se conoce que sí influye”.

No obstante, más allá del estudio, es importante establecer que los síntomas respiratorios pueden objetivarse desde el nacimiento, hallándose –por ejemplo- que los hijos de madres con síntomas de alergia al polen suelen presentar síntomas de rinoconjuntivitis a los cuatro o cinco años.

“También, vale aclarar que existen medidas de prevención primaria como las que se utilizaron en elManchester Asthma and Allergy Study, cuyo objetivo fue establecer medidas adecuadas para evitar aeroalergenos durante el embarazo y el primer año de vida de un niño”, puntualizó la Dra. Moreno D’Anna.

Esto quiere decir que, aún cuando un niño es hijo de madre y padre alérgicos, puede evitar el desarrollo de enfermedades respiratorias.

¿Cuáles son las medidas?

Vacaciones: recomendaciones para cuidar la salud

La posibilidad de acceder a distintos destinos, algunos de ellos lejanos y exóticos, nos expone al riesgo de adquirir algunas enfermedades propias de cada región. Es necesario hacer una evaluación de los riesgos relacionados con el viaje, dependiendo del estado de salud previo, así como también del destino vacacional.

Para definir la necesidad o no de hacer una consulta previa con el médico es necesario examinar algunos aspectos del viaje:

• Se considera como un viaje de alto riesgo a las visitas a áreas rurales, destinos tropicales o áreas subdesarrolladas y a la realización de actividades que impliquen exposición intensa a la naturaleza. Por ejemplo, caza o turismo aventura. En este caso, es necesario que realice una visita con el especialista antes y luego del viaje. Además, será indispensable la aplicación de vacunas comunes, especiales y el armado de un botiquín para tener a mano.

• Se considera un viaje de bajo riesgo a las visitas a áreas urbanas de países desarrollados o zonas en desarrollo y a la realización de actividades sin contacto o con contacto poco intenso con la naturaleza. En este caso, no es necesario realizar la consulta médica antes del viaje, pero sí se debe revisar si se han aplicado las vacunas comunes correspondientes. Además, es útil contar con un botiquín.

A QUIÉN CONSULTAR ANTES DE VIAJAR

Antes del viaje debería consultar con un especialista. En general es conveniente que la consulta se realice, al menos, ocho semanas antes de su partida ya que muchas de las vacunas indicadas requieren cierto tiempo, una vez aplicadas, para brindar la inmunización necesaria. De todos modos si no hubiera podido hacerlo y se encuentra cerca de la fecha de su partida, una consulta médica le será de gran utilidad para aclarar todas las dudas.

El HUA cuenta con consultorios especializados en Medicina del Viajero. El equipo está conformado por las Dras. María Casanova, Guillermina Kremer y María Laura Pereyra Acuña y el Dr. Rodolfo Quirós, Jefe de Infectología, Prevención y Control de Infecciones. Usted podrá realizar una consulta especializada antes de su viaje para evacuar todas sus dudas y asegurar que el mismo resulte todo lo placentero y seguro que usted espera.

ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS ANTES DE PARTIR

1) Infórmese sobre el destino al que viajará (preparación de las comidas, el estado del agua, la geografía y los servicios médicos disponibles.)
2) En caso de pertenecer al grupo de alto riesgo realice una visita con un médico especialista antes de su partida.
3) Controle su estado de vacunación antes de la partida.
4) Lleve una tarjeta identificadora sobre las enfermedades que padece y el listado de alergias a medicamentos.
5) Recuerde llevar suficiente cantidad de los medicamentos que utiliza habitualmente, considerando el tiempo de su estadía y un eventual período adicional, por si tuviera la necesidad de retrasar su retorno. También deberá llevar las recetas de los medicamentos que está recibiendo, con el nombre de las drogas originales.
6) Lleve consigo un par extra de anteojos de sol, lentes de contacto y anteojos de lectura.
7) Lleve consigo un botiquín de primeros auxilios con medicamentos y otros elementos útiles para prevenir y tratar determinadas enfermedades.
8) Es recomendable contratar un servicio de asistencia médica internacional. La atención médica no es gratuita en la mayoría de los países del mundo. Recuerde que la Comunidad Europea tiene condiciones especiales a cubrir.

Botiquín del Viajero

• Ante una situación de primeros auxilios es necesario contar con: algodón, alcohol absorbente, desinfectante, jeringas con agujas descartables, gasa estéril, antiséptico, bandas adhesivas yb termómetro.

• Quemaduras solares: protector solar según el tipo de piel (mínimo FPS 15) y protector de labios, ungüento o cremas para quemaduras de sol.

• Picaduras de insectos: repelente para adultos y para niños, insecticidas (espiral, termo-evaporables) y  crema para picaduras de mosquitos (para minimizar la picazón).


• Diarrea: antidiarreicos: bismuto, loperamida, sales de rehidratación oral, antibiótcos (según indicación médica)


• Enfermedad por altura o por movimiento, jet lag: Medicamentos para la prevención y/o tratamiento


• Dolor, fiebre, vómitos, picazón, acidez, obstrucción nasal: analgésicos, antiespasmódicos, antihistamínicos, descongestivos, antipiréticos, antieméticos, antiácidos.

• Enfermedades habituales: Prescripción de los medicamentos que la familia o algún integrante se encontrara tomando al momento de viajar.

• Malaria: Profilaxis antipalúdica según indicación médica.

DURANTE EL VIAJE

• Beba solamente agua potable y compre agua embotellada de marca conocida. Las bebidas carbonatadas suelen ser las más seguras.
• Puede potabilizar el agua hirviéndola o mediante el agregado de pastillas potabilizadoras
• Utilice agua potable para el enjuague bucal
• Evite consumir hielo
• Consuma alimentos bien cocidos y preferentemente calientes. La carne y el pescado deben consumirse bien cocidos (deben evitarse las formas crudas)
• Evite comer verdura cruda en ensalada si no es preparada por usted mismo y lavada con agua potable. La fruta es mejor comprarla entera y pelarla uno mismo con las manos limpias
• Evite consumir alimentos en puestos de venta callejeros
• Consuma alimentos que sean de la cadena de comercialización. No aquellos de elaboración casera
• No tome leche ni coma productos lácteos que no hayan sido pasteurizados.

Picaduras de Insectos:

Utilice medidas de protección contra las picaduras de insectos para prevenir enfermedades como la malaria o el dengue entre otras.
• Use ropa adecuada: mangas largas, pantalones largos, de preferencia de color claro, medias y calzado cerrado.
• Use sobre la piel descubierta repelentes que contengan DEET (N-N dietil-toluamida) entre 15% y 30% (Off tapa verde). Repita la colocación del repelente cada 4 o 5 horas. No aplique repelente sobre los ojos y la boca.
• Use tela mosquitero (de ser posible impregnado con permetrina) sobre la cama cuando la vivienda no cuente con mosquiteros adecuados en puertas y ventanas.
• Use insecticidas derivados del pyretrum en el interior de las viviendas.
• En caso de observar un insecto sobre el cuerpo no lo aplaste. Sople enérgicamente para ahuyentarlo.
• Evite aproximarse a nidos de abejas, avispas o abejorros.
• Evite permanecer debajo de luminarias que atraen insectos, sobre todo en épocas calurosas y al aire libre.
• Si realiza actividades al aire libre, revise su cuerpo diariamente en busca de garrapatas. Extráigalas sujetándolas por la cabeza con una pinza.

Exposición Solar

• No exponerse al sol entre las 11 y las 16 horas. Mantenerse al abrigo del sol o a la sombra durante estos horarios. Sentarse debajo de una sombrilla no es garantía de protección porque la arena refleja los rayos solares.
• Exponerse en dosis pequeñas (20 minutos) y frecuentes broncean mejor que una exposición aislada y prolongada.
• Usar prendas de vestir adecuadas, sombrero con ala y anteojos de sol que protejan de la radiación ultravioleta.
• Usar protector solar con FPS (factor de protección solar) 15 como mínimo, pero es conveniente que sea adecuado al tipo de piel del individuo, aplicarlo 30 minutos antes de exponerse al sol y reiterar su aplicación cada 3 – 4 horas. Utilizarlo también en días nublados.
• Beber abundante cantidad de líquidos para compensar la pérdida de agua, producto de la sudoración. Hidratar la piel luego de la exposición solar.
• Evitar medicamentos o cosméticos que puedan sensibilizar la piel a la radiación solar.
• Los recién nacidos y niños pequeños no deben exponerse al sol independientemente del tipo de piel.

AL REGRESO

Es aconsejable realizar una consulta médica si ha visitado áreas rurales, destinos tropicales o subtropicales, áreas subdesarrolladas o ha realizado actividades con exposición intensa a la naturaleza (cazadores, turismo aventura) y presenta algún síntoma que no haya sentido antes de su viaje, si ha recibido tratamiento durante su viaje, o si presenta fiebre durante o después del viaje (hasta tres meses). En estos casos la consulta médica es indispensable.

¿Por qué participar en un estudio de investigación?

Es probable que la mayoría de las personas nunca se haga esta pregunta. Pero, es importante pensar cómo se descubren los medicamentos que logran mejorar y aumentar la calidad de vida y la sobrevida de muchos pacientes.

Los medicamentos que se usan para distintas enfermedades, como el cáncer, la diabetes, los problemas cardíacos, pulmonares, entre otros, están disponibles en la farmacia para quienes los necesitan, luego de muchos años de investigación: primero en el laboratorio, luego en animales de experimentación y, por último, en seres humanos como cualquiera de nosotros. Las investigaciones que se realizan con seres humanos se denominan ensayos o estudios clínicos.

“El mayor beneficio de la investigación clínica es que permite avanzar en el tratamiento de diversas patologías, y así responder a las necesidades insatisfechas actuales”, explicó el Dr. Celso Arabetti, Director de la Unidad de Investigación Clínica del Centro Académico de Salud (CAS).

La elaboración de vacunas, la creación de dispositivos médicos como los stents, que se colocan en las arterias del corazón para mejorar la irrigación de la sangre, o los que liberan insulina que utilizan los diabéticos, también debieron ser investigados en personas para evaluar cuán eficaces y cuán seguros eran para ser utilizados en forma generalizada entre los pacientes. “Por eso es tan importante participar en los estudios de investigación, para que los científicos continúen elaborando métodos de diagnóstico y tratamiento, que nos ayuden a sentirnos mejor y vivir más”, sostuvo la Dra. Corina Busso, Presidente del Comité Institucional de Evaluación (CIE) del CAS.

Un CIE es un comité de ética formado por personas con intensa formación en ética y metodología de la investigación, y también por “miembros de la comunidad”, que son personas sin educación científica, independientes del equipo de investigación y que representan la opinión de los potenciales participantes – son la “voz” de los voluntarios en el estudio-. Su función es asegurar que el estudio de investigación respete el bienestar de las personas que participan, y supervisar que los beneficios del estudio o beneficios esperables sean mayores a los riesgos previsibles, y que toda la investigación se lleve a cabo con el mayor de los cuidados sobre las personas.

¿Quiénes hacen las investigaciones?

Los científicos, que pueden ser médicos, enfermeros, psicólogos, bioquímicos, biólogos, entre muchos otros profesionales, son los que llevan adelante los estudios clínicos. Pero, previamente reciben un entrenamiento adecuado tanto sobre la especialidad sobre la que investigan como sobre qué metodología de investigación utilizar.

¿Cómo y quién controla todo el proceso de la investigación?

Los investigadores toman todos los recaudos necesarios para asegurar que el estudio clínico se realice correctamente y para que logre ofrecer resultados útiles para la población. Pero además, todo estudio que involucre a seres humanos debe estar previamente aprobado y autorizado por un Comité de Ética Además, durante el estudio, éste comité controla regularmente los procedimientos que se están realizando, para, así asegurar el respeto a la dignidad y bienestar de las personas involucradas. También intervienen en este proceso de autorización y monitoreo, las entidades gubernamentales, tanto de la Nación como de la Provincia de Buenos Aires. En definitiva, todo estudio clínico es estrictamente evaluado antes de su aprobación y controlado durante su realización. “Si se respetan las normas nacionales, provinciales, y se obtiene la aprobación del Comité de Ética de la Institución, no hay por qué temer a un protocolo de investigación clínica”, insistió el Dr. Arabetti.

Debe tenerse en cuenta que el ensayo clínico no es un tratamiento. Quien decide participar en un estudio debe tener en cuenta que no se trata de un tratamiento más eficaz o seguro que los que se encuentran disponibles en las farmacias. Es sólo una droga en experimentación, que al finalizar el estudio puede resultar útil o no.


¿Hay beneficios esperables para los participantes?

Ojo seco: ¿cómo reducir los síntomas?

Una de cada cinco personas puede presentar algún grado de ojo seco. Si bien esta enfermedad no tiene una sóla causa, las condiciones del ambiente pueden influir en los síntomas. Para el tratamiento se recomienda, generalmente, utilizar lubricantes oculares y realizar una terapia tópica.

Ante la duda de padecer esta sintomatología, el paciente debe recurrir al oftalmólogo, quien le diagnosticará la presencia de ojo seco. “Es un problema común por el cual los pacientes consultan con recurrencia. Las lágrimas sirven para limpiar los ojos en cada parpadeo, ayudan a proteger los ojos de infecciones bacteriales”, explicó el Dr. Mario Saravia, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Austral (HUA).

Actualmente, el uso prolongado de las computadoras, los celulares y el smog de la ciudad (la contaminación ambiental) son situaciones que no favorecen a la lubricación correcta del ojo y, por el contrario, la empeora.

Además, otras causas pueden ser el uso de medicamentos que contengan conservantes que resultan tóxicos para la superficie ocular, alteraciones funcionales de las glándulas de meibomio (glándulas que se encuentran cerca de las pestañas), alteraciones hormonales en las mujeres después de la menopausia, etc.

El tratamiento que se les da a las personas con ojo seco, depende de las causas que lo provoquen. La mayoría de los casos consiste en lubricantes y terapia antiinflamatoria tópica.

¿Cómo podemos reducir los síntomas de ojo seco?

Los especialistas recomiendan, principalmente, parpadear con regularidad (si estamos leyendo o utilizando la computadora), utilizar lentes de sol para reducir la exposición al sol y al viento, tomar líquido para evitar la deshidratación y evitar el uso prolongado del aire acondicionado para conservar la humedad en el ambiente.

Embarazo: las primeras semanas

La noticia del embarazo y poder vivir en pareja el crecimiento de la panza, es una de las etapas más felices de la vida. ¿Cuáles son las características y las transformaciones que experimenta la madre durante el primer mes?

Ante la duda de un posible embarazo, el método más certero para corroborarlo es el análisis de sangre. Éste resulta completamente efectivo a la hora de desvelar el misterio, ya que se detecta la gonadotrofina coriónica humana, una hormona que produce el embrión. Por su parte, el test de orina es sensible pero requiere de tres a cuatro semanas de embarazo para dar positivo.


Entre los primeros cambios físicos que puede percibir la madre, los más comunes son náuseas, vómitos, dolor en los pechos, distención en la parte baja del abdomen, cefalea y sueño. A su vez, aflora la parte sensible de la mujer pasando ésta de un estado de ánimo al otro. Como consecuencia del cambio, una de las respuestas emocionales más comunes puede ser el llanto.

¿Existe algún tipo de alimento que la embarazada deba consumir, preferentemente, durante las primeras semanas del embarazo? “No, no se indica ninguna dieta en específico a menos que exista alguna patología”, aclaró el Dr. Marcelo González Bernal, médico del staff de Obstetricia del Hospital Universitario Austral.

“En caso que existan náuseas, se recomienda masticar bien los alimentos, comer poco y varias veces a lo largo del día. Además, es preferible evitar comidas de sabores intensos, condimentos y aderezos. A la hora de tomar líquidos es mejor elegir aquellas bebidas frías”, aconsejó el especialista.

Por otro lado, en cuanto a la actividad física, el obstetra afirmó que se puede llevar a cabo todo tipo de gimnasia, a menos que la mujer presente sangrado o pérdidas. Se sugiere evitar deportes de alto impacto o ejercicio anaeróbico ya que son actividades que le quitan oxígeno al organismo. En su lugar, es conveniente elegir ejercicios aeróbicos como Pilates, natación o yoga.

El latido del corazón
“A través de un estudio trasvaginal, se empieza a ver el latido cardiaco del bebé entre la quinta y la séptima semana de gestación. Si a la mujer le produce impresión este tipo de procedimiento, se puede observar el latido a la novena semana, a través de una ecografía abdominal”, especificó Bernal.

Pancita
Entre la semana 12 y la semana 15 de gestación, la panza comienza a sobresalir de la pelvis.

¿Nene o nena?
Es a partir del tercer mes de embarazo que los padres podrán conocer el sexo de su bebito. ¿Nene o nena? Depende de que él, o ella, no se esconda al momento de la ecografía y se deje ver.

Las estatinas podrían utilizarse también para combatir el cáncer

Este tipo de fármaco, que está disponible desde 1987 y sirve para disminuir el colesterol LDL o “malo”, ayudaría –de acuerdo con una investigación publicada en la revista del New England Journal of Medicine- a bajar hasta un 15% la posibilidad de morir por causas relacionadas al cáncer.

Las conclusiones de un estudio de gran tamaño realizado sobre pacientes con cáncer en Dinamarca muestran que la ingesta de fármacos para el colesterol, concretamente las estatinas, podría reducir el riesgo de morir por cuestiones inherentes al cáncer.

La investigación publicada en la reciente edición del New England Journal of Medicine determinó que tomar estatinas en el momento del diagnostico reduce el riesgo de morir por causas relativas al cáncer hasta un 15%.

En el estudio participaron 296 mil pacientes a los que se les había diagnosticado cáncer entre 1995 y 2007, con un seguimiento hasta finales de 2009. Se incluyó en la investigación personas a las cuales se les había recetado estatinas entre seis meses y dos años antes de que se les diagnosticara el cáncer.

“A priori no parece mucho, pero los resultados son auspiciosos si los comparamos con los de la quimioterapia que sólo ofrece una reducción de entre  15 y 20% respecto al riesgo de muerte”, sostuvo uno de los autores del estudio, el Dr. Stig Bojesen, especialista del departamento de Bioquímica Clínica del Hospital Universitario de Copenhague, en Herlev, Dinamarca.

El análisis está en línea con lo que mostraron investigaciones anteriores: las estatinas pueden influir en el tratamiento de algunas formas específicas de cáncer.

De hecho, en enero, investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York mostraron que al tratar ciertas células de cáncer de mama con estatinas en el laboratorio se evitó que se expandieran e inclusive, en algunos casos, se logró eliminarlas.

El año pasado, otra investigación publicada en la revista Cancer, mostró que los hombres que tomaban estatinas pueden tener un 30% menos de probabilidades de que reaparezca el cáncer de próstata.

Al respecto, el Dr. Stig Bojesen afirmó: “Es necesario que se evalúen con mayor profundidad los resultados de nuestro estudio. Pero, lo que podemos asegurar, es que en relación a aquellos que toman estatinas cuando se les diagnostica cáncer, no hay razones para que dejen de tomarlas”.

Adicionalmente a lo que mostraron las diferentes experiencias, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, las estatinas actúan contra unas funciones celulares críticas que ayudan a controlar el inicio y el crecimiento de los tumores, así como también la expansión del cáncer (metástasis).

Al parecer, las estatinas bloquean una enzima clave que contribuye en los procesos de crecimiento y expansión del cáncer.

“El colesterol es un componente vital de todas las células, de manera que al quitar los componentes fundamentales, las células dejan de multiplicarse”, completó Bojesen.

Para conocer la opinión de un especialista local, consultamos con el Dr. Alfredo Lozada, médico del consultorio de Cardiología y jefe de Lípidos del Hospital Universitario Austral (HUA) quién expuso: “Las estatinas, desde el comienzo de su utilización, demostraron gran eficacia y seguridad en excelentes y masivos estudios, en los cuales se buscó –adicionalmente- si éstas aumentaban el riesgo de cáncer, hallándose resultados negativos”.

En cuanto a la posibilidad de que, contrariamente, ayuden a disminuir el riesgo de morir por causas inherentes al cáncer, el Dr. Lozada esgrimió: “Si, es posible porque estos fármacos tienen poca selectividad y manifiestan sus acciones en múltiples tejidos. Pueden, por ejemplo, cumplir una función similar a la de la aspirina que reduce el cáncer de colon”.

Por su parte, respecto al estudio liderado por el Dr. Bojesen, el especialista del HUA concluyó: “Se trata de un análisis observacional. Esto quiere decir que sólo muestra que existe una asociación, pero no una relación de causalidad entre los factores. Lo que hicieron los investigadores fue comparar el tiempo que transcurrió hasta la muerte entre los pacientes que tomaban estatinas y los que no las tomaban. En los primeros se halló un aparente efecto beneficioso. No obstante, van a ser necesarios estudios específicos de estatinas en pacientes con cáncer para demostrar causalidad”.

Beneficios adicionales de las estatinas

El HUA: Líder de la Tarea Asistencial Hospitalaria

El miércoles 31 de octubre el Dr. Eduardo Schnitzler, Director del Hospital Universitario Austral, en representación de la Institución ha sido distinguido con el Diploma de Honor Líder de la tarea Asistencial Hospitalaria, otorgado por el Consejo Ejecutivo de la revista “Gracias Doctor”.

“El premio es para las enfermeras del Hospital que son las personas que con esmero y dedicación están al lado de los pacientes día a día”, expresó el Dr. Schnitzler.
El Dr. Pedro Saco también fue distinguido con la entrega del título de Líder en Cirugía de Cabeza y Cuello.
Los reconocimientos, firmados por cuatro personas ilustres de la medicina, se deben a la jerarquía académica que posee el Hospital Austral y a la asistencia médica brindada a la Sra. Presidenta Dra. Cristina Fernández de Kirchner.

El acto, llevado a cabo en el Aula Magna de la Facultad Medicina de Buenos Aires, contó con la presencia de Alejandro Lerner, Oscar Mediavilla, Mariano Iudica y Partricia Sosa, todos ellos figuras reconocidas también por sus labores asistenciales.

La entrega de premios finalizó con la interpretación de la canción  “Todo a pulmón”, de Lerner, dedicada a los médicos presentes.

Primer Día Mundial de la Sepsis

La sepsis es una de las causas más importantes de muerte en la población. Su incidencia ha incrementado dramáticamente en la última década entre un 8% y un 13% anual y, actualmente, provoca más muertes que el cáncer de mama y de colon juntos. Afecta tanto a niños como adultos y las sociedades científicas vinculadas con los cuidados intensivos en todo el mundo, como la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (S.A.T.I) en nuestro país, se han propuesto a difundir el tema en la población.

Las infecciones, en general, son la causa más importante de muerte en menores de cinco años. Dentro de esa franja etaria, de los siete millones de chicos que fallecen por año en el mundo la mayor proporción se debe a este grupo de causas. Entre ellas la neumonía, la malaria y la diarrea.

¿Qué implicancias tiene la sepsis en los niños?

“La sepsis es una causa importante de muerte en el niño pequeño debido a que su sistema inmune no se encuentra completamente desarrollado y, en ocasiones, es afectado por situaciones prevenibles como la desnutrición.  Especialmente, cuando progresa hacia una forma grave o shock séptico, la rápida asistencia con la aplicación de los tratamientos recomendados puede lograr la reversión y disminuir significativamente la mortalidad”, explicó el Dr. Eduardo Schnitzler, Director Médico del Hospital Universitario Austral.

Con el lema “Parar la sepsis, salva vidas” se lleva a cabo una campaña internacional cuyo objetivo es aportar todos los elementos educativos y organizativos para disminuir la mortalidad y la morbilidad causada por la sepsis. Esta fecha apunta a concientizar a dos públicos: a los médicos, para que la tengan más presente como posibilidad  diagnóstica y, por otro lado, a los pacientes o sus familias, para que conozcan qué es esta enfermedad y puedan detectar sus síntomas tempranamente.

La sepsis es una respuesta inflamatoria generalizada como consecuencia de una infección”, definió el Dr. Schnitzler. “Cuando un paciente tiene una infección bacteriana severa, por ejemplo se le infecta una articulación, puede tener repercusiones sistémicas que se manifiestan por fiebre más una significativa aceleración del pulso y la respiración asociadas con el aumento o la disminución de los glóbulos blancos.”, aclaró el especialista.

El profesional distinguió las formas graves de sepsis como aquellas que presentan alteraciones en la perfusión de los tejidos u órganos. Su expresión más grave es el shock séptico, en la cual para restablecer o mantener una perfusión adecuada, se debe recurrir a repetidas infusiones endovenosas de soluciones salinas o administración continua de drogas que mejoren la contractilidad cardíaca o el tono de las arterias. No siempre en estos estadios se presenta caída de la presión arterial, aunque su presencia es una manifestación inequívoca en este contexto.

El intensivista pediátrico refirió que en su estado más severo (shock séptico), la persistencia de las sepsis puede evolucionar, en especial cuando no se logra revertir fácilmente, a la falla de múltiples órganos que han resultado dañados por compromiso en su perfusión o por acción de mediadores inflamatorios. De acuerdo con algunas publicaciones recientes, cada hora de retraso en la reversión del shock aumenta la mortalidad en un 40%.

Seis preguntas y respuestas sobre cardiopatías

Hay dos tipos de arritmias, las que se presentan cuando la frecuencia cardiaca es lenta, es decir, por debajo de los 60 latidos por minuto, y aquellas que se manifiestan cuando el ritmo cardiaco es superior a los 100 latidos por minuto. ¿Cuál es la diferencia con la taquicardia? Dichas cardiopatías, ¿se pueden presentar en jóvenes? En esta nota el Dr. Daniel Ortega responde las preguntas.

¿Qué son las arritmias?

“Las arritmias, en términos generales, pueden ser de dos tipos, bradia o taquiarritmias”, introdujo el Dr. Daniel Felipe Ortega, Médico cardiólogo del Hospital Universitario Austral. De acuerdo con sus palabras,  el primer tipo corresponde cuando el ritmo es muy lento. Esto significa que el ritmo está por debajo de los 60 latidos por minuto. En segundo lugar, las taquiarritmias se  manifiestan en ritmos con una frecuencia cardiaca superior a los 100 latidos por minuto.

¿Qué diferencias tienen con la taquicardia?

“La taquicardia se describe como el aumento de la frecuencia cardiaca pero, en general, es benigna y secundaria a situaciones de stress tanto físico (ejercicio) o psíquico – emocional”, respondió el especialista, quien aclaró que algunas veces, patologías como la anemia (taquicardia secundaria), hacen que el corazón en reposo tenga alguna frecuencia superior a la normal.

¿Cuándo hay que preocuparse?

“En general hay que preocuparse cuando generan síntomas, como fatiga, ansiedad, mareos o pérdida del conocimiento”, refirió Ortega.

¿Qué consecuencias traen aparejadas las arritmias y la taquicardia?

Debido a la diversidad de arritmias es difícil hacer un pronóstico en general, desde las más banales extrasitoles auriculars a las complejas taquicardias ventriculares hay una variedad de síntomas y pronósticos, que dependen además del estado contráctil del corazón y laedad del paciente.

Entonces lo ideal, ante la duda, es acudir a un especialista y hacerse chequeos rutinarios.

“Siempre que se realiza un control cardiológico, el electrocardiograma de rutina arroja datos de posibles arritmias, si el paciente es sintomático un holter de 24 horas permite, en muchos casos, el diagnóstico, aunque el diagnóstico de certeza, a veces, puede significar un estudio electrofisiológico invasivo

En jóvenes, ¿es común que se presenten cardiopatías?

“Los jóvenes, en ocasiones, presentan arritmias relacionadas a síndromes congénitos como el de wolff, parkinson y White”, afirmó el cardiólogo. “Éstos son simples de diagnosticar y con altas posibilidades de curación actual, por métodos invasivos como la ablación por radiofrecuencia” completó.


El Hospital Austral, Centro de Entrenamiento de RCP

El objetivo principal del Centro es beneficiar a la comunidad interna y externa, ya que provee entrenamiento de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) básico y avanzado al personal del HUA en el marco de los requerimientos de Joint Comission International, con acreditaciones de estándares internacionales como lo es la American Heart Association.

La Asociación Americana del Corazón, conocida mundialmente como American Heart Association, es el máximo referente científico en cardiología de los Estados Unidos y del resto del mundo.

Debido a su volumen de publicaciones científicas, actualmente, esta organización determina y define las directrices de los avances médicos en el ámbito de la cardiología.

El Hospital Austral presentó  los requisitos para ser uno de los Centros de Entrenamiento Internacional en Argentina, el cual fue aceptado en noviembre de 2010.

En este sentido, el día 11 del mes pasado, se realizó en el Hospital Austral una auditoría del Centro de Entrenamiento de Estados Unidos, en la cual se logró una aprobación del 85%, que evidenció un desempeño que se puntuó como aceptable- excelente.

También, esto permitió que el Hospital Austral se posicione como proveedor externo de dichos cursos en la zona norte del Gran Buenos Aires y en el interior del país (en provincias como Chubut y Santa Cruz). Esto corre tanto para instituciones médicas (hospitales y sanatorios) como para instituciones civiles (escuelas, clubes deportivos e Industrias).