JUEGOS OLÍMPICOS 2012: La pobreza del Fútbol millonario

La historia del deporte del balompié o comúnmente llamado Fútbol para Latinoamérica y Europa, o Soccer para los Estados Unidos de Norteamérica, habla a las claras que no sólo es uno de los más populares, sino que es Olímpico ya comenzado largo el Siglo XIX.

Selección AFA
Campeona Olímpica en ATENAS 2004
Luego de la segunda Guerra Mundial, Europa a partir de su recuperación socioeconómica conforma importantes ligas
profesionales que marcan y posicionan al deporte más allá del olimpismo y el sentido amateur, dejando de algún modo relegado al fútbol en los Juegos Olímpicos a una competencia por equipos, trascendente por su historia, pero de
menor “valía” que por ejemplo los 100 metros llanos, o todo lo referente al Atletismo en sí.

Así los países del Bloque Soviético tuvieron entonces preponderancia dado el carácter no profesional de sus elementos, quienes –con un gran aporte del estado- tenían acceso a todas las necesidades propias del alto rendimiento a diferencias de los países en desarrollo o –como por entonces se los conocía- “ del Tercer mundo”.

Es entonces que recién a partir de 1984, merced a las necesidades propias del desarrollo económico de la FIFA, el auge del deporte en los países latinos y Africanos, la sustancial diferencia entre unos y otros  marcaba la pérdida de interés en el aporte deportivo de los países concursantes hacia el olimpismo, que

Para los Los Ángeles 1984,
el Comité Olímpico Internacional sintió necesario un cambio al torneo
para reanudar el interés en él, por lo que aceptó el ingreso de equipos
profesionales. La FIFA no aceptó la idea de tener un rival
para su Copa Mundial, pero finalmente se llegó al acuerdo de que los equipos de
continentes menos desarrollados futbolísticamente (África, Asia, Oceanía, América del Norte y América Central)
pudieran tener equipos profesionales, mientras que los miembros de la UEFA y Conmebol se presentarían con escuadras
juveniles cuyos jugadores no hayan disputado la Copa Mundial.
Equipos muy jóvenes como Francia en
1984 ganaron el título olímpico.
La idea de los equipos
juveniles entusiasmaron tanto a la
FIFA como al COI, por lo que desde Juegos Olímpicos
de Barcelona 1992
, los jugadores de todos los planteles debían tener
menos de 23 años de edad a excepción de tres jugadores por escuadra que podían
ser de mayor edad. El torneo olímpico se convirtió así en una “Copa
Mundial Sub-23″ complementaria a las Sub-20 y Sub-17, ya implementadas por la FIFA. El nuevo formato de
la Copa Mundial
permitió a todos los países competir de igual forma, favoreciendo a equipos de
África y Asia: Nigeria y Camerún ganaron
las medallas doradas en Atlanta 1996 y Sydney 2000.
Por otro lado, en los juegos de Atlanta 1996 fue estrenada la versión de este
evento para mujeres, siguiendo el creciente interés por el fútbol femenino,
con la diferencia de que este torneo no tiene restricciones como el caso
masculino.”
(http://es.wikipedia.org/wiki/F%C3%BAtbol_en_los_Juegos_Ol%C3%ADmpicos)
y (http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_f%C3%BAtbol

El “bochorno Argentino, la maldición Brasileña y el desinterés Europeo”

Selección AFA Campeona Olímpica Beijin 2008

En los Juegos de Londres que ya finalizan, Argentina no tuvo participación merced a una gran desidia de su dirigencia, ocasionada por diversos intereses económico/políticos que impidió preparar un buen equipo nacional que defendiera las dos últimos medallas de oro obtenidas en Atenas (2004) y Beijin (2008). Curiosamente en un deporte en donde el país no obtiene logros profesionales importantes desde 1986, cuando lograran ser campeones del mundo en México.

Con Brasil el tema tiene aire de maldición. Habiendo conseguido cinco títulos del mundo desde 1962 al 2010, tan
sólo pudo clasificar a las posibilidades Olímpicas en 1984 y 1988 siendo segundo de Francia y la -todavía -Unión Soviética, para repetir el maleficio este año en Londres cuando un gran equipo Mexicano lo derrotara en muy buena
ley por dos tantos contra uno.
Finalmente, los Grandes países europeos propietarios de los mejores equipos y las más costosas plantillas del mundo, con presupuestos que superan ampliamente la de muchos países del orbe en desarrollo, de Latinoamérica, Asia o África, no logran hacer pie en el pináculo Olímpico moderno, (recordar que una joven selección francesa obtuvo oro en 1984 cuando se abrió el panorama el los JJ OO de Los Ángeles, para luego recién repetir España como local en Barcelona). Enseguida un período de países africanos (Nigeria y Camerún) al permitírsele sólo a ellos por reglamento competir con jugadores profesionales y luego Argentina -como dijimos- en las últimas dos ocasiones y ahora México.
El Fútbol más rico -técnica y económicamente- se volvió pobre a los ojos del deporte Olímpico. Del deporte por excelencia, donde todos igualan su condición y se pone en juego la condición humana del esfuerzo, más que el esfuerzo por condicionar al hombre.

A modo de Epílogo reflexivo

El postmodernismo y las nuevas épocas basadas en el desarrollo cibernético y tecnológico de las comunicaciones virtuales acercan otro desafío Olímpico para Brasil 2016: “el ser humano será competitivo? O deberá competir contra láseres o leds?”
En todo caso habrá que convenir que el Profeta Carlos Alberto García Moreno (“Charly García”), lo anticipó en
su tema “FAX U”:
“Adoro la teletransportación …yo soy mucho mas rápido que lo que
creíste… No estás completamente inventada , te falta algo, te falta amor…te
falta ser como son los soldados…que mueren junto al frente, amor”…
  • Sin Comentarios
  • Sin votos