COPA DAVIS:El capricho oligarca sigue suicidando la historia

Victor Lupo (click para escuchar audio)

En la nueva estructura deportiva de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se yergue el Estadio ubicado en el ‘Parque Roca’, zona Sur de la Capital Argentina, gobernada por un alcalde que se destaca por su fidelidad al estilo conservador y neoliberal. Su nombre debería ser el de la primer jugadora de tenis con logros internacionales: Mary TERÁN de WEISS.

 

 Mary Terán de Weiss

La obra es el mayor estadio de Sudamérica para la práctica del “deporte blanco” como lo llamaban a comienzo del SIGLO XX las minorías que lo practicaban y –también- sede de una de las decisiones connotativas que –a modo de mojón de la causa “gorila” que pretende seguir rigiendo los destinos del país desde ese bastión-, impide por capricho que se cumpla la Ley y se lo llame por su nombre.

 

De manera sistemática se ha evitado oficialmente hacer mención al nombre (las entradas de la Davis no mencionan el nombre como debería) votado por la mayoría parlamentaria de la legislatura Porteña, toda vez que –de hacerlo- estarían reconociendo la historia y trayectoria de la primer deportista mujer argentina que, con orígenes populares, alcanzó relevancia internacional en el mismo durante los años’40 e intentó por entonces que las clases trabajadoras y populares jugaran y accedieran a él.

 

Víctor Lupo (de frente)

Para Víctor Lupo (ex SubSecretario de Deportes de la Nación entre otros cargos de relevancia en la conducción deportiva, tales como titular de la cartera en la Ciudad de Buenos Aires), la decisión de evitar el nombre de Mary: “Es de una minoría elitista que queda en el tenis y la sociedad argentina entre las que creo forma parte el Jefe de Gobierno. Es un capricho personal  para  no cumplir con una ley de la Ciudad de Buenos Aires, Son los problemas por querer ser dueño, por entender que esto es una empresa y no que conduce una ciudad para lo cual fue electo por una ciudadanía”

 Entradas al Estadio “Mary Terán de Weiss”/Copa Davis)

En su carácter de historiador del deporte, escritor  y periodista, Lupo recordó la trayectoria de Mary (cuyo nombre completo fue María Luisa Terán de Weiss), respondiendo a la solicitud de FM Laberinto de Las Toninas:

 

“Llegó a Buenos Aires -era una rosarina, una chica de club donde el padre era ‘bufetero’ y allí empezó a practicar deportes-, fue ganadora de un cruce del Paraná y a los 12 años empezó con una raqueta que le regaló su mamá. Luego  se casó con Heraldo Weiss (campeón Argentino y Capitán de la Copa Davis) miembro de una familia de Temperley y que el papá jugaba al fútbol en el viejo ALUMNI.

 

En la década del ‘40 los dos ingresaron al peronismo  y eso le costó (luego de la caída de Perón) a Mary ser prohibida, exiliada a partir de 1955, le incautaron sus bienes y recién ingreso al país en el ‘59 y allí empezó lo peor de su martirio político porque la jugadoras de otros equipos no querían jugar con ella para que no pudiera sumar puntos en el ranking y quedar así excluida reglamentariamente, hasta que tuvo que abandonar la práctica deportiva.

Todas esas actitudes sociales, la llevó a una gran tristeza; además había quedado viuda en el ‘51 y luego de la muerte de su mamá -que era lo único que le quedaba-, esa suma de penas la llevó al suicidio en la ciudad de Mar del Plata durante el año 1984.

 

Su hermano, en el entierro, dijo algo claro: ‘no le perdonaron nunca querer hacer del tenis elitista un tenis para todos’. Ella había empezado a enseñar el juego a los chicos de la villa y eso no se lo perdonaron y fue lo que hizo luego Vilas (Guillermo). Mary fue pionero en eso como  mujer”.