Posts etiquetados como ‘Peronismo’

“Evita, compañera” Por Antonella Ariana Loria

Jueves 6 de Mayo de 2010

“El día antes de morir me mandó llamar y quiso permanecer sola conmigo. Me senté a la orilla de la cama y ella hizo un esfuerzo para incorporarse; su respiración era ya un estertor agónico. “No me queda ya mucho que vivir”, dijo balbuceando las palabras. “Te agradezco cuanto has hecho por mí. Te pido una sola cosa…”. La palabra murió en sus labios blancos y finos; su frente estaba perlada de sudor. Volvió a hablar en tono más bajo; su voz era apenas un susurro… “No abandones a la gente pobre… Es la única que sabe ser fiel…”.

Ya era avanzada la tarde; por la ventana entraban las primeras sombras.
Un viento implacable mecía furiosamente los árboles. El cielo tenía el color de un sudario y amenazaba lluvia.
Durante la noche, Evita tuvo un colapso y entró en coma. En la alcoba estaban conmigo su madre, su hermana, su confesor, el padre Benítez, y los médicos que la asistían, el profesor Finochietto y los doctores Tacchini y Taiana; afuera llovía como un diluvio.
Antes de expirar, Eva me había recomendado no dejarla enterrar; quería ser embalsamada.”

(De Cómo conocí a evIta y me enamoré De ella, J.D. Perón)

La Mujer es fuerte.

Ella lo ha demostrado.

María Eva Duarte de Perón fue, es y será por siempre la inspiración para miles de mujeres. El modelo a seguir. Humilde, carismática, hermosa. Pero esto no vino solo. Ella no era sólo una cara sonriente que brindaba cariño a los niños, a los trabajadores, a las mujeres, a los ancianos… no. Ella era/es/será Evita, una mujer con un gran carácter, soñadora, fuerte. Que dejó un gigantísimo legado… la Felicidad del Pueblo Argentino.

Siempre al lado del General, fue la primer PERONISTA. Su apoyo incondicional hacia él, su amor, su admiración y su respeto la ayudaron a construir, no sólo frente a la Fundación Eva Perón sino al lado y para el Pueblo Trabajador Argentino.

“Con las cenizas de los traidores, construirémos la Patria de los Humildes”.

Hija natural. Mujer despreciada por las esposas de los Militares. Condenada por las viejas oligarcas, y las no tan viejas -garcas- también. Detestada por los Partidarios de Braden (UCR, PS, PC, Conservadores y “Progres”). Ella, la descamisada, la abanderada de los humildes, María Eva, Evita, como sus descamisados la llamaban, se hizo odiar por los vendepatrias y amar por el Pueblo Argentino. Sobre la Patria “injusta, vendida y traicionada”, creó junto al General la “Nueva Argentina justa, libre y soberana”. (Como diría Perón)

“Cuando elegí ser Evita sé que elegí el camino de mi pueblo. Ahora, a cuatro años de aquella elección, me resulta fácil demostrar que efectivamente fue así. Nadie sino el pueblo me llama Evita.”

Vestida como reina, la reina que el Pueblo coronó, con ese cuerpo frágil y ese espíritu fuerte, bajo un modesto o costoso traje, la descamisada, seguía siendo ella. El Pueblo la amaba igual y el Pueblo era feliz. María Eva tuvo ese qué sé yo, que no se puede explicar, que te hace poner la piel de gallina cuando escuchás un discurso suyo, que te hace pensar por qué no habré nacido antes para vivirla, que te hace llorar, reir y experimentar algo único. Su voz envuelve algo, ella fue quien le puso el cuerpo, a mi entender al Peronismo. El Peronismo no hubiese existido obviamente sin Perón, pero puedo asegurar que no hubiese sido sin Evita.
El mismo Perón ha dicho eso. Y la Historia misma se encargó de demostrarlo, tras su fallecimiento.
Evita se fue en cuerpo pero quedó su espíritu. Nos guía. Seguimos tomados de su mano, seguímos escuchando su voz, seguimos contruyendo la Patria para sus descamisados. Seguimos firmes sosteniendo su bandera, siendo millones para que Evita vuelva.

“El mundo será de los pueblos si los pueblos decidimos enardecernos en el fuego sagrado del fanatismo.”

Algunos fanáticos, otros no tanto. Es el machismo imperante en la Argentina. Es el machismo enquistado en el PJ. Es la envidia insuperable del enemigo. Es tu fuerza, tu coraje, tu valentía, María Eva. Intachable. Santa. Amada (y odiada). Guía espiritual.

“Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi Pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria. “

Es lo que el Pueblo Justicialista hizo, hace y hará a lo largo de los años. Por eso logramos tener hoy una mujer hermosa, capaz, tierna, inteligente… nuestra Presidenta Coraje, porque siguió tu ejemplo, para algunos mal y para otros, entre los que me incluyo, bien y logró el mayor reconocimiento que una Mujer haya podido tener que es haber sido electa por su Pueblo. Por TU PUEBLO. Por el Pueblo, que como diría Perón “son todos peronistas, lo que pasa es que no lo saben”.

“Solamente los fanáticos -que son idealistas y son sectarios- no se entregan. (…) Los fríos no mueren por una causa, sino de casualidad. Los fanáticos sí. Me gustan los fanáticos y todos los fanatismos de la historia.”

Por eso soy fanática, por eso te llevo tatuada en mi. No sólo en mi piel, eso es algo superficial. Te llevo en lo más profundo de mi corazón. Estuviste, estás y nosotros haremos que estés siempre dentro del Corazón del Pueblo Argentino, el Pueblo que solamente se debe a Perón y a Eva, el Pueblo que se debe a la causa Peronista, que no es ninguna otra que no sea la del propio Pueblo. El Pueblo que hoy conducen Néstor y Cristina.
Nadie te va a borrar de la historia, de Nuestra Historia. Ni los yankis, ni los marxistas, ni los progres, ni los oligarcas, ni los trotskos, ni los radicales… NADIE. Como dijo un día un compañero al cual aprecio muchísimo, en otro contexto pero que de igual forma, de algún u otro modo estaba haciendo referencia a vos “Antes muertos, compañeros”. Si, ANTES MUERTOS, COMPAÑERA. A los traidores ni Justicia.
Y si pintan “viva el cáncer”, se les seguirán muriendo dirigentes de cáncer, y nosotros saldremos a tacharles las pintadas y a pintar: Viva Evita Carajo!!!!
Y si te denigran, si te insultan, si te calumnian como siempre lo hicieron más fe tendremos en vos y más te amaremos, porque nosotros somos el Pueblo, no los cipayos vendepatria. Esos es obvio que jamás te querrán, porque nunca pudieron comprender cómo una hija natural, una actriz…. una mujer!!!! llegó a ser tan amada, tan poderosa. La esposa de Perón “la chirusa” como decían algunos fue/es/será una Reina… la Abanderada de los Humildes.

FELIZ CUMPLEAÑOS EVITA♥ Olvidarte no podrán.

Y me despido diciendo lo que digo siempre: “Perón me dejó la Doctrina, Evita… el sentimiento.”

Antonella Ariana Loria

“Confieso que tengo una ambición, una sola y gran ambición personal: quisiera que el nombre de Evita figurase alguna vez en la historia de mi Patria. Y me sentiría debidamente, sobradamente compensada si la nota terminase de esta manera: De aquella mujer sólo sabemos que el pueblo la llamaba, cariñosamente, Evita.”

http://antonellaloria.blogspot.com/2010/05/evita-companera.html