Archivo para la categoría ‘ELIGO BERAZATEGUI’

Daniel Garnero eligió Berazategui

Daniel Garnero (nacido el 1 de abril de 1969 en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires) es un protagonista importante del fútbol profesional argentino, centrocampista que en la actualidad trabaja como gerente de Arsenal de Sarandí en la Primera A del futbol de AFA.

Garnero jugó la mayor parte de su carrera en el Club Atlético Independiente. También hizo un breve rato en el fútbol chileno con la Universidad Católica, y Mexico con Toros Neza. Después de retirarse como jugador fue asistente de gerente a Jorge Burruchaga en Arsenal de Sarandí, que también ha sostenido posiciones de entrenamiento en Estudiantes de La Plata e Independiente. En julio de 2008 fue nombrado como director técnico de Arsenal de Sarandí en sustitución de Gustavo Alfaro.

Hace un balance tras su primer medio año como entrenador titular. Defiende su estilo sereno, aclara que “Arsenal es una isla” y admite que el Rojo es “mi casa” pero, dice, se verá “qué pasa más adelante”.

Hola Daniel, ¿te podemos robar un par de minutos…?

-No, podemos hacer una entrevista. Pero no me estás sacando nada..

Daniel Garnero rompe el hielo con un chiste. En el trato con los medios, se lo nota con menos timidez que aquella tarde del 3 de agosto del año pasado, en la que se concretaba la oportunidad que le daba Arsenal de poder hacer su debut como entrenador. Aunque estos cinco meses no fueran sus primeras armas sino que su currículum comenzó a llenarse cuando, poco tiempo después de retirarse en Independiente a mitad del 2001, fue ayudante de campo de Jorge Luis Burruchaga. Siempre vinculado al fútbol, hasta estuvo unos meses como panelista en el programa Indirecto, en TyC Sports. De todos modos, no duda ni un segundo sobre su labor preferida: “No hay nada más lindo que ser jugador. Cuando uno entra a la cancha se despreocupa de un montón de cosas. La ansiedad la puede transformar en el campo”.

-Desde afuera, ¿cómo se vive esa tensión?

-Es distinto. Se puede planificar en la semana, pero en los 90 minutos tenés una tensión muy intensa y no podés hacer demasiado para expulsarla. Eso de gritar es muy relativo. Claro que, de jugador, no tenés conciencia de que vos sos el que termina siendo el determinante.

-¿Cuando estás en la cancha, se escuchan los gritos del técnico?

-En la cancha no se oyen los gritos de los técnicos. Durante el partido no oía nada. En la cancha de Independiente, cuando hay mucha gente no se oye nada. Quizás cuando algún compañero se te arrima y dice alguna indicación, pero no más que eso.

-En la actualidad, ser entrenador implica convivir con una cámara apuntándote durante el partido. -Uno se tiene que cuidar y no es fácil. Quizás a veces hago un gesto porque no comparto una decisión del árbitro, pero lo hago porque no me doy cuenta. Y eso que yo no lo sufro tanto. A los entrenadores de los equipos grandes los siguen durante todo el partido. Es más complicado.

-¿Por dónde aparece la mano del técnico?

-El trabajo que tiene el entrenador es la elección de los jugadores, la conformación del plantel y el trabajo en la semana. Después, durante los 90 minutos, no más que algún cambio o una modificación táctica muy puntual. Lo que uno debe modificar, debe lograrlo durante la semana.

-¿Y cómo calificás tu primer semestre como entrenador?

-El balance es más que positivo. Se compitió a un alto nivel y muy bien, se ganó un torneo internacional, que hoy no tiene trascendencia porque no lo ganaron ni Boca ni River (la Suruga Bank, que disputan el campeón de la Sudamericana y el ganador de la Liga japonesa; Arsenal le ganó 1-0 a Gamba Osaka). Además, hicimos una buena campaña en el Apertura y perdimos en la Sudamericana por un gol contra Estudiantes, que después llegó a la final. De todos modos, no soy conformista y siempre apunto a más.

-Además, llegaron a 28 puntos en el Apertura, que no es poco…

-Terminamos contentos. Considero que el planteo de alcanzar 25 puntos es un tanto conformista. Pero nos alegra, teniendo en cuenta el semestre que tuvimos, que la pretemporada anterior no fue la que quisimos porque fue cortada por el viaje a Japón y, sobre todo, por todas las competencias que enfrentamos. Tuvimos nueve partidos en 32 días. Tanto fue así que en un momento el equipo lo pagó, en especial al principio de temporada.

-¿Qué fue lo que más te asombró en tu primer experiencia como DT?

-La mayor sorpresa que tuve fue debutar en Japón. Y después, la gran exigencia. Como jugador, en mi carrera jamás tuve nueve partidos en 32 días, y con tantos viajes en el medio. Fue mucho, pero este plantel demostró que es un gran grupo, que se banca la que venga y que en las difíciles siempre está.

-¿Qué tiene de diferente Arsenal del resto?

-Este club parece una isla en el fútbol argentino por la tranquilidad con la que trabajás. Pongo un ejemplo: contra Central perdimos un partido por goleada (0-3, en la 6ª fecha del Apertura) y es como que no pasó nada, no te lo hacen sentir demasiado. Es raro. No sé si es bueno o malo porque uno no se tiene que conformar. Hay que aprovechar esa tranquilidad para trabajar, dar el máximo y apuntar a lo mejor. Este equipo debe tener otras aspiraciones que conformarse con 25 puntos.

-Se te nota convencido de que deberían pelear más arriba…

-Poniéndonos de acuerdo en algunas cosas, trabajando más, y corrigiendo algunos detalles, podíamos haber llegado más alto en el Apertura. Por eso, soy optimista para que el campeonato que viene sea mejor. Queremos conformar un gran plantel.

-Antes mencionaste a los árbitros. ¿Cómo llevás que digan que Arsenal es “el equipo de los Grondona”? El presidente es Julio Ricardo, hijo de Julio Humberto, que no sólo es la máxima autoridad de la AFA sino socio fundador del club…

-Siempre es así. Cuando se obtienen cosas en Arsenal se dice que es porque es “el equipo de los Grondona”. Y cuando perdés, la culpa es del entrenador de turno. Es injusto. Si ganábamos la Recopa porque la barrera estaba a 12 metros, como en el gol que nos hizo Riquelme, hubieran dicho que era por Grondona… Ya lo vivimos en nuestra etapa anterior en el club, con Burruchaga como entrenador. Obtuvimos el ascenso a Primera, luego hicimos una campaña bárbara, el club clasificó a una copa internacional por primera vez y decían que era por eso…

Vamos los pibes. Junto con Luis Zubeldía, Diego Cagna o Antonio Mohamed, entre otros, Garnero forma parte de la camada de entrenadores jóvenes del fútbol argentino, a los que se los considera con mayor proximidad al plantel porque la diferencia de edad con sus dirigidos es menor. Pero Dany no coincide con esa postura. “La cercanía al jugador no pasa por la edad. Trato de tener llegada, pero dentro de diez años voy a tener la misma intención”, aclara.

-¿Cuánto incide lo psicológico en el jugador?

-Lo más importante es que el jugador de fútbol esté bien. No sólo en lo deportivo, en lo táctico o lo físico, sino emocionalmente. El estado de ánimo se evalúa poco en el fútbol y es determinante en jugadores que son fundamentales en sus equipos. La llegada y tener bien al plantel es más importante que cualquier trabajo físico o táctico.

-Otra característica que demostraste es que no te tembló el pulso para sacar algunos referentes del plantel como Sava o Cuenca, quienes perdieron su lugar.

-No pasa por qué te tiemble o no el pulso. A mí, no me gusta la hipocresía que hay en el ambiente del fútbol. Fue el primer mensaje que les di a los muchachos. Para ser honestos con ellos, primero tengo que serlo conmigo mismo. Desde mi lugar voy a ser lo mejor para el grupo. Alguno va a estar disconforme. Hay puestos en que hay dos o tres jugadores y tengo que elegir. Voy a ser frontal pero va a jugar el que está mejor, se llame cómo se llame.

-¿Cómo te ves como entrenador dentro de diez años, o más?

-No miro a futuro porque demasiado tengo que pensar en esta pretemporada y lo que se viene.

-¿No te ilusiona Independiente? Así como se podía presumir que tarde o temprano Gorosito iba a dirigir a River o Cagna lo hará en Boca, vos sos ídolo reconocido del Rojo… Incluso estuviste en la reinauguración de la cancha…

-Me llamaron para la remodelación del estadio y fui porque sentí que se arregló mi casa. Siempre lo dije, toda mi infancia la viví en Independiente. Mis vacaciones eran en la pileta del club. Todos tienen su club de barrio, bueno, el mío era Independiente. El destino dirá más adelante qué pasará. Sólo miro el presente y en hacer una buena pretemporada con Arsenal.

Gracias Daniel por elegir Berazategui para vivir junto a tu valiosa familia.

Gn deportivo

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Daniel Garnero: Un DT que “es de Primera y de Berazategui”

Vive en Berazategui y es parte de un plantel de Primera.

“En la cancha no se oyen los gritos de los técnicos”

Hace un balance tras su primer medio año como entrenador titular. Defiende su estilo sereno, aclara que “Arsenal es una isla” y admite que el Rojo es “mi casa” pero, dice, se verá “qué pasa más adelante”.

Hola Daniel, ¿te podemos robar un par de minutos…?

-No, podemos hacer una entrevista. Pero no me estás sacando nada, je.

Daniel Garnero rompe el hielo con un chiste. En el trato con los medios, se lo nota con menos timidez que aquella tarde del 3 de agosto del año pasado, en la que se concretaba la oportunidad que le daba Arsenal de poder hacer su debut como entrenador. Aunque estos cinco meses no fueran sus primeras armas sino que su currículum comenzó a llenarse cuando, poco tiempo después de retirarse en Independiente a mitad del 2001, fue ayudante de campo de Jorge Luis Burruchaga. Siempre vinculado al fútbol, hasta estuvo unos meses como panelista en el programa Indirecto, en TyC Sports. De todos modos, no duda ni un segundo sobre su labor preferida: “No hay nada más lindo que ser jugador. Cuando uno entra a la cancha se despreocupa de un montón de cosas. La ansiedad la puede transformar en el campo”.

-Desde afuera, ¿cómo se vive esa tensión?

-Es distinto. Se puede planificar en la semana, pero en los 90 minutos tenés una tensión muy intensa y no podés hacer demasiado para expulsarla. Eso de gritar es muy relativo. Claro que, de jugador, no tenés conciencia de que vos sos el que termina siendo el determinante.

-¿Cuando estás en la cancha, se escuchan los gritos del técnico?

-En la cancha no se oyen los gritos de los técnicos. Durante el partido no oía nada. En la cancha de Independiente, cuando hay mucha gente no se oye nada. Quizás cuando algún compañero se te arrima y dice alguna indicación, pero no más que eso.

-En la actualidad, ser entrenador implica convivir con una cámara apuntándote durante el partido. -Uno se tiene que cuidar y no es fácil. Quizás a veces hago un gesto porque no comparto una decisión del árbitro, pero lo hago porque no me doy cuenta. Y eso que yo no lo sufro tanto. A los entrenadores de los equipos grandes los siguen durante todo el partido. Es más complicado.

-¿Por dónde aparece la mano del técnico?

-El trabajo que tiene el entrenador es la elección de los jugadores, la conformación del plantel y el trabajo en la semana. Después, durante los 90 minutos, no más que algún cambio o una modificación táctica muy puntual. Lo que uno debe modificar, debe lograrlo durante la semana.

-¿Y cómo calificás tu primer semestre como entrenador?

-El balance es más que positivo. Se compitió a un alto nivel y muy bien, se ganó un torneo internacional, que hoy no tiene trascendencia porque no lo ganaron ni Boca ni River (N deR: la Suruga Bank, que disputan el campeón de la Sudamericana y el ganador de la Liga japonesa; Arsenal le ganó 1-0 a Gamba Osaka). Además, hicimos una buena campaña en el Apertura y perdimos en la Sudamericana por un gol contra Estudiantes, que después llegó a la final. De todos modos, no soy conformista y siempre apunto a más.

-Además, llegaron a 28 puntos en el Apertura, que no es poco…

-Terminamos contentos. Considero que el planteo de alcanzar 25 puntos es un tanto conformista. Pero nos alegra, teniendo en cuenta el semestre que tuvimos, que la pretemporada anterior no fue la que quisimos porque fue cortada por el viaje a Japón y, sobre todo, por todas las competencias que enfrentamos. Tuvimos nueve partidos en 32 días. Tanto fue así que en un momento el equipo lo pagó, en especial al principio de temporada.

-¿Qué fue lo que más te asombró en tu primer experiencia como DT?

-La mayor sorpresa que tuve fue debutar en Japón. Y después, la gran exigencia. Como jugador, en mi carrera jamás tuve nueve partidos en 32 días, y con tantos viajes en el medio. Fue mucho, pero este plantel demostró que es un gran grupo, que se banca la que venga y que en las difíciles siempre está.

-¿Qué tiene de diferente Arsenal del resto?

-Este club parece una isla en el fútbol argentino por la tranquilidad con la que trabajás. Pongo un ejemplo: contra Central perdimos un partido por goleada (0-3, en la 6ª fecha del Apertura) y es como que no pasó nada, no te lo hacen sentir demasiado. Es raro. No sé si es bueno o malo porque uno no se tiene que conformar. Hay que aprovechar esa tranquilidad para trabajar, dar el máximo y apuntar a lo mejor. Este equipo debe tener otras aspiraciones que conformarse con 25 puntos.

-Se te nota convencido de que deberían pelear más arriba…

-Poniéndonos de acuerdo en algunas cosas, trabajando más, y corrigiendo algunos detalles, podíamos haber llegado más alto en el Apertura. Por eso, soy optimista para que el campeonato que viene sea mejor. Queremos conformar un gran plantel.

-Antes mencionaste a los árbitros. ¿Cómo llevás que digan que Arsenal es “el equipo de los Grondona”? El presidente es Julio Ricardo, hijo de Julio Humberto, que no sólo es la máxima autoridad de la AFA sino socio fundador del club…

-Siempre es así. Cuando se obtienen cosas en Arsenal se dice que es porque es “el equipo de los Grondona”. Y cuando perdés, la culpa es del entrenador de turno. Es injusto. Si ganábamos la Recopa porque la barrera estaba a 12 metros, como en el gol que nos hizo Riquelme, hubieran dicho que era por Grondona… Ya lo vivimos en nuestra etapa anterior en el club, con Burruchaga como entrenador. Obtuvimos el ascenso a Primera, luego hicimos una campaña bárbara, el club clasificó a una copa internacional por primera vez y decían que era por eso…

Vamos los pibes. Junto con Luis Zubeldía, Diego Cagna o Antonio Mohamed, entre otros, Garnero forma parte de la camada de entrenadores jóvenes del fútbol argentino, a los que se los considera con mayor proximidad al plantel porque la diferencia de edad con sus dirigidos es menor. Pero Dany no coincide con esa postura. “La cercanía al jugador no pasa por la edad. Trato de tener llegada, pero dentro de diez años voy a tener la misma intención”, aclara.

-¿Cuánto incide lo psicológico en el jugador?

-Lo más importante es que el jugador de fútbol esté bien. No sólo en lo deportivo, en lo táctico o lo físico, sino emocionalmente. El estado de ánimo se evalúa poco en el fútbol y es determinante en jugadores que son fundamentales en sus equipos. La llegada y tener bien al plantel es más importante que cualquier trabajo físico o táctico.

-Otra característica que demostraste es que no te tembló el pulso para sacar algunos referentes del plantel como Sava o Cuenca, quienes perdieron su lugar.

-No pasa por qué te tiemble o no el pulso. A mí, no me gusta la hipocresía que hay en el ambiente del fútbol. Fue el primer mensaje que les di a los muchachos. Para ser honestos con ellos, primero tengo que serlo conmigo mismo. Desde mi lugar voy a ser lo mejor para el grupo. Alguno va a estar disconforme. Hay puestos en que hay dos o tres jugadores y tengo que elegir. Voy a ser frontal pero va a jugar el que está mejor, se llame cómo se llame.

-¿Cómo te ves como entrenador dentro de diez años, o más?

-No miro a futuro porque demasiado tengo que pensar en esta pretemporada y lo que se viene.

-¿No te ilusiona Independiente? Así como se podía presumir que tarde o temprano Gorosito iba a dirigir a River o Cagna lo hará en Boca, vos sos ídolo reconocido del Rojo… Incluso estuviste en la reinauguración de la cancha…

-Me llamaron para la remodelación del estadio y fui porque sentí que se arregló mi casa. Siempre lo dije, toda mi infancia la viví en Independiente. Mis vacaciones eran en la pileta del club. Todos tienen su club de barrio, bueno, el mío era Independiente. El destino dirá más adelante qué pasará. Sólo miro el presente y en hacer una buena pretemporada con Arsenal.

  • Comentarios
  • Sin votos

Oscar Menacapelli eligió Berazategui

Oscar Angel Menacapelli, no es solo un respetado comerciante, vecino, amigo, sino que tambien es Piloto Profesional del Automovilismo de esta ultima decada, siendo parte del patrimonio de los más queridos de Berazategui.
Nacio un 9 de marzo de 1945 en Berazategui. Comenzo su pasión por los fierros por el mecanico Alberto Vegal quien lo llevaba a dar “la vuelta manzana” con solo seis años de edad y viendo como trabajaba en su taller a esta buena persona.
Comenzo a correr en la vuelta de Lobos de Turismo Mejorado en 1967 con una BMW 700, donde más que ganar para él, llegar a final de la competencia fue todo un premio.
Por cuestiones laborales se retiro hasta 1970 el día de la primavera donde se largo el gran Premio de la Republica Argentina donde sufrio un reves en Salta, donde tuvo que dejar la carrera recuerda.Ademas de haber ganado en el autodromo de Estancia Chica en la categoría sport 1050, tiene en su haber más de venticinco carreras ganadas, ademas de las categorias sport 1600 (contra autos muy poderosos como los Lotus y Jaguars), y tambien en la Formula 1000.
En Formula Cuatro (F4/ actualmente formula Renault) recuerda que salio quinto en Neuquen (autodromo Allen) a fines de 1970.
Luego se retiro del Automovilismo para volver triunfalmente en la decada del 2000.
Aqui ganó en reiteradas oportunidades en Formula Sport entre 2000 y 2006.
Su ultima participación fue gloriosa e historica, ganando en las categorias AAAS y CAS (ambas simultaneamente) durante la edición 2007 (algo sin precedentes en la Categoría).
Durante este año 2008 no participó de las Competencias por inconvenientes ajenos a su voluntad, pero siempre sigue ligado de alguna manera al mundo de los “fierros”.
No deja de destacar su equipo integrado por Lloveras Competición(Nino, Tati, Roberto y Pablo) quienes pusieron todo para que pueda llegar a podio Siempre durante esta ultima decada de automovilismo profesional, y muy especialmente a su hermana Mabel que siempre esta a su lado, apoyando sus sanas locuras al frente de un volante.
Hoy esta en Boxes esperando una pronta recuperación, pasando una avería en su “chassis” y preparando “su gran motor” para ganar todo en un 2009, que seguro lo esperará para ser parte del podio entre los mejores.
Gracias Negro, esta vez por elegir Berazategui
Gn Deportivo

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Argentino ríos eligió Berazategui

ARGENTINO RIOS

Nace en Quilmes, Pcia. de Buenos Aires, un 25 de Mayo hace 72 años, criado en el seno de una familia apegada al respeto a los progenitores y las costumbres de la época, tal es así que aun hoy recuerda con nostalgia y entrañable afecto a la que fue su madre Doña Dominga Soldano. Dominga fue la que le compra la primer bicicleta, con la que se inicia en el deporte del pedal.

Teniendo 16 años ya radicado en nuestro distrito ingresa como aprendiz de mecánico de automotores encaminándose laboralmente en Villa Giambruno, tan apegado a su responsabilidad que encara solo la areparacion de un camión recibiendo como premio el equivalente a dos meses de sueldo.

El debut en el ciclismo profesional se produce en la Vuelta de Ranelagh, obteniendo el segundo lugar, competencia que marco la carrera de Argentino. Entre sus triunfos se recuerdan la Doble Florencio Varela y dos triunfos seguidos en el Circuito KDT, en uno de ellos tiene la inmensa satisfacción que quien le entrega su trofeo es el mismísimo presidente de la Nación Juan Domingo Peron.

En la especialidad ruta participa de la Doble Bragado, primero en su categoría y sexto en la general , corrió en la Vuelta del Alto Valle Río Negro, en dos oportunidades en las 200 millas uruguayas siendo reconocido por el gobierno local, la Doble San Vicente, Vuelta de Chascomus y la Doble Capilla del Señor con un meritorio 8vo lugar.

En el año 1972 desempeñándose como operario de la Fabrica Rigolleau, y viendo las condiciones deportivas de Ríos, un grupo de trabajadores a iniciativa del Sr. Jorge Gizzi deciden crear la Peña Ciclista del Vidrio un 2 de Agosto, para apoyar al ciclismo, al poco tiempo se forma el primer equipo representativo conformado por Ríos, Evecuoz, Gallegos, Vechio, Sureda y Tadeo quienes llenaron de títulos a Berazategui, compitiendo en Bragado, La Plata, KDT. La Peña llego a tener 144 inscriptos que participaban en todo el país.

Al Cabo de algunos años Ríos ocupa la Presidencia de la Peña siendo reelegido hasta el 2002, cuando por motivos de Salud, ingresa en su lugar Claudio Belletti.

Desde la Peña Ciclista Ríos impulsa el Gran Premio del Vidrio, competencia que en 2008 corrió su 22va. Edición por las calles de Berazategui.

Maestro de Ciclistas, gloria de nuestro Distrito y buen dirigente hoy ocupa nuevamente el cargo de Presidente de la Peña y es actual Coordinador del Ciclismo Municipal desde hace 16 años con su creación Ciclismo Todo Terreno, que fue copiado por varios organizadores.

En el Ciclismo Municipal participan cerca de 140 deportistas en las 10 categorías, dependiendo de la Dirección de Deportes y Secretaria de Gobierno.

Otra faceta de Ríos es la actividad periodística, fundador y Director de la revista mensual DeportCultura destinada a la difusión de toda actividad deportiva y cultural del Distrito, con mas de 15 años de existencia llegando a todos los rincones de Berazategui

Gracias Argentino por elegir Berazategui

GN Deportivo

gestionnaranja@yahoo.com.ar

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Agustín ” el MENCHO” Balbuena eligió Berazategui


Agustín “Mencho” Balbuena

(Un histórico del futbol argentino)

Nació el 1 de Septiembre de 1945 en Santa Fe. Comenzó su carrera futbolística en los potreros y jamás lo olvido en la cancha. Se probó en COLON de Santa Fe y quedo con solo 9 años de edad. Fue parte de las inferiores sabaleras hasta los quince años de edad obteniendo en reiteradas oportunidades la Liga Santafesina de Futbol. Cumplido los quince debuto en primera de la mano de su DT José Cantelli. Formo parte de la delantera derecha (con el numero 7 en su espalda) donde obtuvo la camiseta y la admiración temprana del publico local.

En 1965 asciende con su equipo a PRIMERA A, donde logran el Campeonato. En 1969 pasa a Rosario Central donde jugo pocos partidos con las estrellas canallas, por el interés del club de sus amores, Independiente de Avellaneda, donde logra los triunfos más recordados de su mejor etapa deportiva.

Conjuntamente con Pavoni, Santoro, López, Saa, Semenewic, Bertoni, Bochini, EL MENCHO Balbuena logro el afecto de la hinchada de los diablos de Avellaneda, la obtención de Torneos locales como el Metropolitano y Nacional Argentino y su convocatoria al seleccionado argentino de futbol.

Cuatro copas Libertadores, sudamericana y la gloriosa Intercontinental ante la Juventus de Italia (1973).

En la Selección Argentina participo en las clasificatorias para Alemania 1973, en aquel recordado equipo de Omar Enrique Sivori. En 1974 jugo con la selección argentina en Alemania, con el mejor equipo argentino hasta el momento presentado internacionalmente.

Se retiro de las canchas de futbol en 1978, pero siempre siguió ligado a él.

Trabajo en la Escuela de Futbol Municipal de Berazategui donde declara que con los chicos todo es posible realizar y lo más importante es sacar a los chicos de la calle, para que sean hombres de bien.

Llego a Berazategui jugando un partido con los veteranos de Independiente vs. Los veteranos de Berazategui (ADB) donde conoció a su actual amigo Luis Girard que le presento al Dr. Mussi, con quien también compartía partidos amistosos (que jugador, jugaba muy bien, tenia un estilo como el Toti Veglio, nos cuenta)

Realmente jamás creí que alguien se preocupará tanto del deporte y su gente como lo hace Mussi, es un secreto que comparte con sus conocidos y amigos en cada oportunidad posible que se presenta`, hablando del tema y el orgullo que siente por ser parte de la ciudad de Berazategui.

Es un ejemplo que muchos deberían seguir el que nos da este hombre público, prosigue el Mencho, tomando un mate de por medio.

No puede tampoco dejar de reconocer la buena voluntad del concejal Curia, que le ayudo en los momentos iniciales de su etapa como entrenador de las inferiores municipales de Berazategui.

Actualmente esta trabajando con las inferiores del Club de sus amores Independiente, aunque declara que al equipo naranja de Berazategui también lo lleva muy dentro de su corazón y donde cree que en algún momento puede llegar a aportar sus conocimientos, experiencia y buena voluntad para seguir trabajando.

Gracias Mencho BALBUENA, por elegir Berazategui como tu hogar.

Gn deportivo

  • Comentarios
  • Sin votos

Juan Facundo Pierrot eligió Berazategui

Me inicié en el ajedrez alrededor del año 1986, cuando mi papá me enseñó a mover las piezas. Él me regaló mi primera computadora de ajedrez, la Chess Challenger, que hoy es de mi hija. Una amiga de la familia, Edith Paladino, me vio entretenerme con la computadora y me invitó a jugar con su esposo, Héctor, en su casa. Él fue quien me llevó por primera vez al Círculo de Ajedrez de Berazategui (CIABE), que en ese entonces estaba frente a la estación de trenes (de esta ciudad del GBA).

En el CIABE conocí a mi primer profesor, Jorge Acha y empecé a participar en los torneos de distintas categorías. De a poco fui ascendiendo y a los trece o catorce años fui a Capital, al Club Argentino de Ajedrez, a jugar competencias cada vez más complicadas. Conocí al Maestro FIDE Alfredo Rocca, que fue también profesor mío. Él me entrenó y comencé a viajar, primero a los torneos que se jugaban en las distintas provincias y más tarde en competencias internacionales. Estudié en Cuba y viajé a jugar en Uruguay, Chile y Paraguay. Con el correr de los años disputé torneos en España, Francia, Italia, Bélgica, Holanda, Hungría y varios países más. En el año 1995 gané el Abierto de Cambados, en España, y logré el título de Maestro Internacional.

En el año 1997 representé a Argentina en el Mundial Sub 26 por equipos. Ese mismo año una periodista me hizo una nota para una radio de Capital. Hoy es mi esposa, Mariana. El 2000 fue muy importante en cuanto a logros, ya que tras derrotar a los Grandes Maestros Bent Larsen y Giovanni Vescovi en las eliminatorias para el Magistral Najdorf, me clasifiqué para jugar este importante torneo en donde enfrenté a Anatoly Karpov, Judith Polgar, Nigel Short, Vadim Milov, etc.

La actividad siguió muy intensa en el 2001, ya que gané el Zonal Sudamericano y me clasifiqué para el Campeonato Mundial Absoluto, que ese año fue en Moscú, Rusia. Se jugó dentro de las instalaciones del Kremlin y me derrotó Topalov.

En el Campeonato Continental del 2003 les gané a Alexander Onischuk, Gran Maestro y jugador número uno de Estados Unidos y a Ivanov. Estos triunfos me valieron el Sol de Oro, premio que valoro mucho. Volví a representar al país en el 2004, esta vez en la Olimpíada en Calviá, España.

Avanzando en el tiempo y ya en el 2008, gané en Abierto Internacional de Chascomús y el Abierto de Villa Ballester. También disputé las semifinales y finales del Campeonato Argentino Superior. En el presente sigo preparándome para lograr ser Gran Maestro(Internacional) y jugar cada vez mejor. También me gustaría clasificar para jugar otra vez el Campeonato Mundial.

Pierrot eligió Berazategui para vivir donde es reconocido como excelente persona y un verdadero ejemplo deportivo.

¿Un mate?… Facundo

Gn Deportivo

gestionnaranja@yahoo.com.ar

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Juan Facundo Pierrot eligió Berazategui

Me inicié en el ajedrez alrededor del año 1986, cuando mi papá me enseñó a mover las piezas. Él me regaló mi primera computadora de ajedrez, la Chess Challenger, que hoy es de mi hija. Una amiga de la familia, Edith Paladino, me vio entretenerme con la computadora y me invitó a jugar con su esposo, Héctor, en su casa. Él fue quien me llevó por primera vez al Círculo de Ajedrez de Berazategui (CIABE), que en ese entonces estaba frente a la estación de trenes (de esta ciudad del GBA).

En el CIABE conocí a mi primer profesor, Jorge Acha y empecé a participar en los torneos de distintas categorías. De a poco fui ascendiendo y a los trece o catorce años fui a Capital, al Club Argentino de Ajedrez, a jugar competencias cada vez más complicadas. Conocí al Maestro FIDE Alfredo Rocca, que fue también profesor mío. Él me entrenó y comencé a viajar, primero a los torneos que se jugaban en las distintas provincias y más tarde en competencias internacionales. Estudié en Cuba y viajé a jugar en Uruguay, Chile y Paraguay. Con el correr de los años disputé torneos en España, Francia, Italia, Bélgica, Holanda, Hungría y varios países más. En el año 1995 gané el Abierto de Cambados, en España, y logré el título de Maestro Internacional.

En el año 1997 representé a Argentina en el Mundial Sub 26 por equipos. Ese mismo año una periodista me hizo una nota para una radio de Capital. Hoy es mi esposa, Mariana. El 2000 fue muy importante en cuanto a logros, ya que tras derrotar a los Grandes Maestros Bent Larsen y Giovanni Vescovi en las eliminatorias para el Magistral Najdorf, me clasifiqué para jugar este importante torneo en donde enfrenté a Anatoly Karpov, Judith Polgar, Nigel Short, Vadim Milov, etc.

La actividad siguió muy intensa en el 2001, ya que gané el Zonal Sudamericano y me clasifiqué para el Campeonato Mundial Absoluto, que ese año fue en Moscú, Rusia. Se jugó dentro de las instalaciones del Kremlin y me derrotó Topalov.

En el Campeonato Continental del 2003 les gané a Alexander Onischuk, Gran Maestro y jugador número uno de Estados Unidos y a Ivanov. Estos triunfos me valieron el Sol de Oro, premio que valoro mucho. Volví a representar al país en el 2004, esta vez en la Olimpíada en Calviá, España.

Avanzando en el tiempo y ya en el 2008, gané en Abierto Internacional de Chascomús y el Abierto de Villa Ballester. También disputé las semifinales y finales del Campeonato Argentino Superior. En el presente sigo preparándome para lograr ser Gran Maestro(Internacional) y jugar cada vez mejor. También me gustaría clasificar para jugar otra vez el Campeonato Mundial.

Pierrot eligió Berazategui para vivir donde es reconocido como excelente persona y un verdadero ejemplo deportivo.

¿Un mate?… Facundo

Gn Deportivo

gestionnaranja@yahoo.com.ar

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog