Posts etiquetados como ‘weber’

El pequeño burócrata ilustrado.

El término “bureaucratie” (burocracia) parece haber sido usado por vez primera en el año 1745, por Vincent de Gournay, economista de la escuela de los fisiócratas.

En burocracia encontramos junto a la idea de buró u oficina, la idea de fuerza, la de poder, sugerida por el sufijo “cracia”. Es un sistema en que los burós ejercen cierto poder.

Burocracia o sistema burocrático son términos que rara vez son utilizados en sentido neutro.

A continuación presento un conjunto de frases de reconocidos autores (pensadores, dirigentes, escritores), referidas a la burocracia, y por supuesto invito a los lectores a que sumen sus frases (si es posible con la cita correspondiente para confirmar su veracidad).

La burocracia constituye el tipo técnicamente más puro de la dominación legal.

Max Weber

Economía y Sociedad

La administración moderna se basa en documentos (expedientes) conservados en borradores o minutas, y en un cuerpo de empleados subalternos y de escribientes de toda clase.

Max Weber

Economía y Sociedad

La actividad burocrática, por lo menos toda actividad burocrática especializada- y es esta la específicamente moderna- presupone normalmente un concienzudo aprendizaje profesional.

Max Weber

Economía y Sociedad

Los esclavistas no pasaron de moda porque fueran crueles, sino por ser menos eficientes. Los hombres se pueden controlar mucho más eficientemente enlazando sus necesidades económicas e intereses con su desempeño en beneficio de sus patrones.

Graeme Salamana y Kenneth Thompson.

“Control e ideología en las organizaciones”

En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia.

Laurence J. Peter.

Sólo soy capaz de suponer que un documento con la indicación de “no archivar” está en el archivo de documentos de “no archivar”.

Senador de los Estados Unidos Frank Church

Lo encuentro absolutamente inconcebible. Al enemigo no se le disparan papeles.

Almirante Joseph Metcalf

Refiriéndose a las 20 toneladas de papeles y

archivadores que llevan a bordo las modernas

fragatas de la Marina norteamericana.

La burocracia es un mecanismo gigante manejado por pigmeos.

Honoré de Balzac.

Yo no gobierno Rusia; lo hacen diez mil funcionarios.

Zar Nicolás I.

Genghis Kan conquistó Asia con un ejército la mitad de grande que el funcionariado de Nueva York.

Emmanuel Savas.

Los ingleses crearon un puesto del servicio civil en 1803, exigiendo que un hombre montara guardia en los acantilados de Dover. El hombre debía tocar una campana si veía venir a Napoleón. El puesto fue abolido en 1945.

Robert Townsed

“Up the Organization”

Tratar con el Departamento de Estado es como ver a una elefanta quedarse preñada.

Franklin D. Roosevelt.

La única cosa que nos salva de la burocracia es su ineficiencia.

Eugene McCarthy

Es evidente que muchas personas, deseando medrar mediante los bienes del erario público, han inventado títulos tales como administradores, secretarios o superintendentes, con los que no proporcionan beneficio alguno al erario y, en cambio, devoran las rentas.

Un funcionario romano, 228 d. de c.

El burócrata definitivo es el ordenador. Carece de inteligencia, de sexo, de corazón, de iniciativa, de alma y, finalmente, de sabiduría.

Sid Taylor.

Cuando un burócrata comete un error y lo sigue cometiendo, eso suele convertirse en un nuevo sistema.

James H. Boren

El espíritu íntimo de la burocracia radica en la excitante interacción de no ideas y el efervescente centelleo de personalidades humanas dedicadas a actividades carentes de directrices.

James H. Boren.

Si la primera persona que contesta el teléfono no sabe responder a su pregunta, es una burocracia.

Lyndon Jonson.

Podemos vencer la gravedad, pero el papeleo resulta a veces abrumador.

Werner Von Braun

Ross Perot se enorgullece de haber dirigido una compañía de varios miles de millones de dólares en la que no existían los memorandums.

Tom Peters

“Del Caos a la Excelencia

Las campañas contra la burocracia son prioridad estratégica de primer orden.

Tom Peters

“Del Caos a la Excelencia

Si va a pecar, peque contra Dios, no contra la burocracia. Dios lo perdonará, la burocracia no.

Almirante Hyman G. Rickover

El “hombre burocrático”, etapa superior del homo económicus.

El marco conceptual del pensamiento clásico en administración nos brinda la definición del ser humano como homo económicus, cuyo único incentivo es el monetario. Esta definición pretende explicar los factores que guían el comportamiento de la persona, que la motivan, pero no explica como se manifiesta o perfecciona este comportamiento.

Conjuntamente con el concepto de “homo económicus” sería conveniente hablar de un “hombre burocrático” cuyo modelo mental funciona con un pensamiento burocrático o estructuralista: cada vez que pensamos en una organización imaginamos su estructura, pensamos en la división del trabajo, en la unidad de mando, en la especialización, en las líneas de autoridad y nos resulta muy difícil pensar una organización sin esas características.

En ese sentido muchos pensadores del management escribieron sobre la importancia de reducir o eliminar la burocracia (Tom Peters, Russell Ackoff, Laurence Peter, etc.) pero la mayoría de esas recetas fracasaron al no apuntar a cambiar la esencia del sistema burocrático, que es su exitoso funcionamiento como mecanismo de control social.

Así la burocracia, que se ofreció a mediados del siglo XX como la forma de organización más adecuada para dar respuesta al crecimiento de las corporaciones multinacionales, no tenía, como proclamaba, a la eficiencia en el centro de su fundamento, sino al control.


De esta forma, terminar con la burocracia no significa sólo reducir la papelería o simplificar los procesos administrativos, implica modificar la forma en que se perfeccionan las relaciones de poder dentro de la organización, modificar la función de control social que ejerce la burocracia.

Si estamos convencidos de lo perjudicial que resulta para las organizaciones modernas no haber eliminado en los comienzos del siglo XXI los sistemas burocráticos, no debería preocuparnos el costo de asumir la necesaria modificación del diseño de las estructuras organizacionales, para dar respuesta a las relaciones de poder que se cristalizan en su interior.