Bernardo Kliksberg: “Defender la autorregulación de los mercados financieros es como eliminar los semáforos en el microcentro y esperar que se autorregule el tránsito”

En la Jornada sobre “Capital Humano: la clave en tiempos de crisis” desarrollada en la Ciudad de Buenos Aires a fines de agosto de 2009, el especialista argentino en desarrollo humano, asesor del PNUD y Dr. en Cs. Económicas, Bernardo Kliksberg, se refirió a las causas profundas de la actual crisis económica y financiera internacional.

Contrariamente a los economistas ortodoxos, que ya están declarando el fin de la crisis (a la espera de la próxima burbuja económica, tal como lo ha venido reflejando el periódico norteamericano The New York Times en sus últimas ediciones), Kliksberg se refirió a la gravedad estructural de la misma y a las consecuencias que todavía no se han percibido plenamente, caracterizándola como la mayor en 80 años.

Planteó que, en sólo 18 meses, se destruyeron en los Estados Unidos seis millones y medio de empleos, sumando en dicho país unas 26 millones de personas que están desempleadas total o parcialmente o ya no buscan trabajo. Y se refirió al millón seiscientos mil personas que viven en la calle, solamente en la Ciudad de Nueva York.

Por otro lado, en la Unión Europea el desempleo subió en mayo de este año al 9,4%, es decir, unos quince millones de desocupados en los 16 países. Y en América Latina se estima que el producto caerá durante este año entre el 1,7 y el 2,5%, se perderán tres millones de empleos y la pobreza subirá un 1,1%, lo que significan ocho millones más de latinoamericanos pobres, con lo que la cifra total ascenderá a 190 millones.

Expresó, además, que el Secretario General del Club de los países más ricos, Angel Gurria, señaló que “la crisis económica actual está costando al mundo trillones de dólares, millones de trabajos perdidos, una gran pérdida de confianza en los mercados financieros, y una regresión en nuestros esfuerzos para reducir la pobreza global.”

En este contexto Kliksberg destacó claramente las tres causas de la crisis:

  1. El abandono de la protección del interés colectivo en los mercados parafinancieros norteamericanos: la férrea negativa al establecimiento de controles y regulaciones por parte de las autoridades de los Estados Unidos, encabezadas por el fundamentalista de mercado Alan Greenspan, a los instrumentos financieros, produjo un “agujero negro de transparencia” que derrumbo la confianza. Cuanto más oscuros se hacían los mercados, menos regulaciones se imponían, debilitando los organismos de control. De esta forma, a pesar de haberse documentado numerosas advertencias al respecto, durante la Administración Bush se opusieron tenazmente a la regulación de las hipotecas subprime, cuya explosión terminó derrumbando a instituciones financieras centenarias. “Defender la autorregulación de los mercados financieros es como eliminar los semáforos en el microcentro y esperar que se autorregule el tránsito”, manifestó Bernardo Kliksberg con respecto a este punto.
  2. Fallas en el Gobierno Corporativo: las ganancias e incentivos de los ejecutivos vinculadas a las ganancias de corto plazo y los “paracaídas de oro” en las cláusulas de rescisión de sus contratos, permitieron el desarrollo de una cultura corporativa de codicia desenfrenada e impulsaron a los directivos a llevar el riesgo al máximo.
  3. Y por último la escisión existente entre ética y economía, colocando a la maximización de la ganancia como el único objetivo.

En este mismo sentido, Sam Wilkin, en la Harvard Business Review de Julio de este año, se refiere a las investigaciones que abonan la teoría de que una escasez de transparencia en la redacción de las regulaciones financieras aportó a la crisis global. Asimismo cita palabras de Simon Johnson, ex economista Jefe del FMI, respecto a que los gobiernos deben romper con la “oligarquía financiera” que está impidiendo que se lleven a cabo las reformas clave.

Finalmente Wilkin concluye que a partir de las débiles regulaciones bancarias en los países ricos, la corrupción legal estuvo en la base de la crisis financiera, y esto debe llevar a los bancos y las firmas de gestión de activos a adoptar la mayor transparencia posible sin ningún tipo de demoras.

Así, ética, transparencia y responsabilidad social, aparecen como imperativos necesarios para comenzar a buscar la salida de la crisis más grave de los últimos ochenta años.

  • Comentarios
  • 1 voto

Escribí tu comentario

, , David dijo

Muy buen artículo. Refleja brevemente un aspecto de la crisis poco conocido. Felicitaciones!!

, , Julieta Menzio dijo

Me parece un articulo interesante , creo que una de las principales causas de la crisis fue la falta de controles y la falta de transparencia que atento contra la confianza como dice el punto uno.Tambien me parecio interesante el punto tres que plantea a la ganancia como un unico objetico , que si bien es importante hay q tener otras cosas en consideracion .Una frase que me gusto fue “Defender la autorregulación de los mercados financieros es como eliminar los semáforos en el microcentro y esperar que se autorregule el tránsito”.

, , Germán Paluzzi dijo

Muy interesante y útil para la reflexión. Las causas de la crisis global, desde mi punto de vista, son similares a las actitudes que toma nuestro gobierno: “abandono de la protección” que produjo un “agujero negro de transparencia” y falta de confianza; codicia y ganancias espectaculares para los ejecutivos mientras las empresas se declaraban en bancarrota; y escisión entre ética y economía (a lo que le agregaría: ética, economía y política de gobierno).
El artículo me hace pensar en el rumbo que adoptamos y en qué se está haciendo para salir de la situación que se viene, en cómo nos posicionamos como país para el futuro y en quién será el que lleve a cabo las reformas clave que nos permitirán ocupar un lugar privilegiado entre las naciones del mundo, y le permitirán a los argentinos vivir dignamente y disfrutar del fruto de su trabajo.
Sería ideal que los funcionarios nacionales escuchen a los que, como Kliksberg, entienden acerca del tema y tomen decisiones acorde a los tiempos en los que vivimos.

, , Georgina Portugal dijo

El articulo me parecio muy interesante. Muestra aspectos de la ralidad que no se conocen demasiado.
Es increible que con etica, transparencia y responsabilidad social (palabras de uso frecuente en nuestra vida cotidiana) se pueda solucionar la crisis mas grave de los ultimos 80 años.
Me agradaron las palabras de Simon Johnson al decir que los gobiernos deben romper con la “oligarquia financiera” que esta impidiendo que se lleven a cabo las reformas clave.

, , Valeria Gonzalo dijo

Muy buen articulo, atractivo e interesante para estar informado sobre lo que pasa en la actualidad. Claramente nos muestra las causas de la crisis que nos llevan a tomar el camino inverso. Un cocktail perfecto para hacer estallar la pobreza, la desocupacion,la inflación, la baja en la capacidad productiva,etc.

A esas causas destacadas por Bernardo Kliksberg, le agregaría para nuestro caso particular, Argentina, un capricho y revanchismo de nuestro gobierno.

, , Florencia Carozzino dijo

Muy interesante el articulo. Muy claro para entender un poco la situacion actual.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog