Posts etiquetados como ‘twitter’

Versos tristes y herméticos

Versos tristes y herméticos

“Hoy empiezo a transitar la larga senda del recuerdo”.

Reminiscencia de tango “Hoy vas a entrar en mi pasado”

Porque el recuerdo es esa inmensidad hecha de tiempo.

En el fondo de esa claridad hecha de espíritu.

Esa flecha cierta hacia un destino incierto.

Esa irrealidad hecha de espuma.

Sustancia de sueño

Plenitud de nada.

Sombra luminosa.

Luz sin sustancia.

Misterios de la memoria.

Vientos de ausencia

Sol apagado.

Luna sin brillo.

El presente es de hierro.

El futuro es quimera

El recuerdo es tu ausencia

Y en el medio tan soólo,

los vestigios del tiempo.


Poema escrito en Twitter bajo la técnica del automatismo psíquico

Soliloquios Twitterianos

No trataré aquí de las promesas ni de las ilusiones alrededor de Twitter, la red social basada en microblogs o Tweets (una sencilla área de texto que admite hasta 140 caracteres, donde las personas pueden escribir “qué están haciendo”) y que promete ser (o ya es) la próxima revolución de las redes sociales y, por qué no, de la Web.

Tampoco me adentraré en las ilusiones y realidades de surrealismo, ese movimiento que pretendió una revolución del arte a partir de la técnica del automatismo psíquico, esto es: poner en obra aquello que espontáneamente fluye desde nuestro interior.

Sí me limitaré a un intento modesto (demasiado modesto) de aplicar esa espontaneidad rigurosa del automatismo dentro del marco de Twitter. Para decirlo más fácil: Twitter ya nos “limita en el espacio” (al confinarnos a los 140 caracteres), en mi experimento intenté también limitarme en el tiempo. En síntesis, la fórmula puede expresarse así: “dígalo rápido y con pocas palabras”.

¿Por qué hacerlo? Básicamente hay un solo motivo: curiosidad.

El imperativo implícito pudo haber sido: “Vamos a ver qué pasa”. “Vamos a ver hasta qué punto es cierto que la creación es hija de la restricción (por aquel ejemplo del soneto, estructura poética reglada de carácter autoimpuesto, que paradójicamente abre una ventana infinita dentro de un marco finito)

A continuación, el resultado (cada viñeta representa un tweet original, salvo algunos arreglos mínimos necesarios; errores de tipeo, alguna “licencia” para extenderse del espacio de los 140 caracteres, etc.)

Recomiendo micro poesía http://twitter.com/MicroPoesia Ellos son únicos, pero uno puede intentar lo suyo:

Aquí va un intento de micropoesía aleatoria sobre un tema que me desvela (esto parece Martín Fierro):

La memoria humana. Entonces comienzo:

Se me ha perdido un pensamiento, ¿donde habrá ido a parar?

Si pensamiento escondía una pena entonces ¿evité llorar?

Pero si la pena quedó dormida dentro del pensamiento extraviado, ¿sería mejor darla por perdida?, ¿o pugnar porque el pensamiento sea encontrado?

Bueno. (…) No anduvo. Apenas da para letra de una zamba, aunque para ese fin sería demasiado complicada o rebuscada. Muy intelectual.

En realidad quería usar Twitter para avanzar en una idea más bien teórica sobre psicología de la memoria:

La diferencia entre el recuerdo de lo vivido y el recuerdo de lo pensado.

Quienes nos dedicamos a la producción intelectual, cuando tenemos

la suerte de estar inspirados, pero no tenemos el instrumento a mano (birome y papel, grabador, PC, etc.)

No tenemos más remedio que guardar en nuestra frágil memoria el contenido de algunos pensamientos que juzgamos promisorios.

El problema es que a veces los perdemos. A veces, para siempre. A veces, temporariamente. En estos casos podemos recuperarlos vía un trabajo mental interno,

conciente y deliberado, que se vale de estrategias múltiples; lo que los psicólogos cognitivos llaman meta-memoria, es decir:

Pensar sobre la memoria. A lo que yo llamaría metamemoria estratégica, en la medida en que se trata de procesos encaminados a la recuperación mnémica.

Bueno, eso era todo. Mientras venía por la calle pensando en todo esto, se “disparo” el pensamiento: “se me ha perdido un pensamiento”

Entonces se me ocurrió escribir sobre ese fenómeno en “clave poética” (i.e. micropoesía) Pero el resultado creo que no fue bueno (…)

Aunque al menos quedó objetivado.

Para finalizar, todo este proceso fue desencadenado porque, efectivamente, estoy buscando un pensamiento en mi mente. Algo que no sé

Si lo pensé o leí. Pero sé que era útil para algo sobre lo que me interesaba escribir. Y bueno, todavía no lo encontré.

Entonces (…) “Se me ha perdido un pensamiento, ¿dónde lo podré encontrar?”

Tal vez esté perdido para siempre, pero este soliloquio ocupó su lugar.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog