Posts etiquetados como ‘angustia existencial’

Los ríos de la angustia

De pronto una fuerza oscura y despiadada se instala en el centro de nuestro ser.
Es la angustia. Una opresión sin forma parece que habrá de aniquilarnos.
La angustia es una puñalada en el alma.
La angustia es un fuego que nos carcome.
La angustia es una llaga sangrante que brota sin cesar.
La angustia es una palabra hueca cuyo significado podemos entrever pero no precisar.
La angustia es la expresión de nuestra insuficiencia.
La angustia es la prueba certera de nuestra nada.
La angustia es un silencio brumoso que nos lastima.
La angustia es un desierto árido y sin contorno.
La angustia es el cuerpo atravesado por la pena.
La angustia es el último escalón de la tristeza.
Y es la expresión más contundente de la desesperanza.
La angustia es un enigma que no tiene nombre
Es un sufrimiento atroz que no sabemos dónde mora
Pero que nos va matando de a poco.
Sin que podamos defendernos.
No no sé cuantos rostros tendrá el infierno,
pero sé que la angustia es uno de ellos.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

La noche negra del alma

Hay momentos en que la angustia es tan honda que se siente que el alma va estallar en mil pedazos.
El dolor es parte indisoluble del estar vivo.
La angustia es el certero testimonio de nuestra precariedad.
Ríos de pesares se deslizan por las grietas del alma que sufre.
Hay un centro que nunca termina de encontrarse.
La fuerza de la vida y su eterna batalla contra la noche.
Hay momentos en que sentimos que podríamos caernos.
Sentimos el violento salvajismo del abismo.
Vivir es resistir.
Vivir es la permanente lucha del ser contra la nada.
Vivir puede ser una oscura pesadilla en la que quedamos atrapados.
Quizás nunca encontremos la fórmula.
Quizás los dioses ya nos han sentenciado.
Pero seguimos allí, corazones de niños anonadados frente a lo incomprensible.

  • Comentarios
  • Sin votos

Pesares del existir

Este eclipse en el alma.
Esta nostalgia de mañanas desoladas.
Esta noche sin rumbo.
Este aguijoneo que carcome las horas.
Esta niebla densa que opaca las esperanzas.
Añoranzas de azules.
De ríos cristalinos.
De la sonrisa dulce de la ternura adolescente.
Ya los pasos dibujan el zigzagueo del límite.
El alma duele transmutándose en cuerpo.
En angustias que oprimen.
En ansiedades sin forma.
No sé que buscaba detrás de la máscara de la vida.
No pude desandar el laberinto de mi tiniebla.
Esa libertad de vuelo de pájaro nunca consumada.
Este encierro infinito desde el lado oscuro de las cosas.
Ya mi ventana se cierra inexorablemente.
Mientras los destellos de la dicha crepitan sobre los antiguos esplendores.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Los agujeros de la nada

No importa lo que haga.

Como una sombra espesa,

La nada me persigue.

¿Cómo parar sus punzantes aguijones

Cuando están brotando desde mí?

Ese vacío siempre acechante,

Agazapado detrás de la máscara de la acción.

Ir de acá para allá.

Marionetas extraviadas,

Buscando el perfume esplendoroso de la dicha,

O, al menos, el grácil refugio de la tranquilidad.

No importa donde vayas,

Ni donde te escondas.

Los tentáculos voraces de la nada

Te corroerán las entrañas del ser.

Como pústulas venenosas,

Brotan desde dentro de tu corazón de niño.

Como fieras hambrientas, no tienen calma.

Es la nada perpetúa con sus miles de rostros y matices.

Encarnada en el tedio cotidiano,

O como esa leve inquietud que irá en aumento,

Para transformarse en ansiedad que nos expulsa de nosotros.

Disfrazada de angustia existencial,

O como simple y brutal desasosiego.

Con el ropaje del amor que abandona,

En tarde domingo,

O en siesta veraniega y pueblerina.

Ese fin de fiesta que nos vuelve a nuestra cruda desnudez.

Como fuego que brota del agua,

La nada me carcome.

Imposible enfrentarla.

Fantasma informe e inasible

Nacido para mi desgracia.

No sé bien que será el infierno,

Pero quizás la Nada sea su eco degradado.

Para recordarnos siempre que nuestras ilusiones serán vanas.

Espejismos de niños aún no tocados por su daga feroz.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog