Posts etiquetados como ‘ovejas’

El que anda con corderos aprende a decir mmeeeeeee

Hace días que no escribía. Con premio de por medio (que leí por ahi que al final no era taaaaaaan honorífico pero sí de buena onda ), retomo el tema de los refranes, su origen, su significado y si hace falta cambiarlo.

Hoy tengo ganas de hablar sobre los lobos y los corderos.

No, que no estoy loca.

Me pregunto si es lobo es realmente lobo y el cordero, cordero.

***

Los lobos tienen mala prensa. Están en muchos refranes y siempre con el mismo significado: malo el lobo!!!

  • Muchos que parecen corderos, son lobos carniceros.
  • Quien con lobos anda a aullar aprende.
  • Asno de muchos, los lobos se lo comen.
  • Hazte cordero y te comerán los lobos.
  • Muda el lobo los dientes y no las mientes.
  • Ir a matar lobos no es para bobos.
  • Meterse en la boca del lobo.
  • Quién lobo nació, lobo murió.
  • El lobo no tiene casa: donde le toma la noche, allí se la pasa.
  • Cuando vuela el águila liebrera, el lobo anda en vela.
  • Más daño hace el lobo callando que el perro ladrando.
  • Lobos aullando, pastores en vela.
  • Del lobo los caminantes, procuren andar distantes
  • Lobo con piel de oveja
  • El lobo y el cordero

    Fábula de Esopo

    el-lobo-y-el-cordero



    Miraba un lobo a un cordero que bebía en un arroyo, e imaginó un simple pretexto a fin de devorarlo. Así, aún estando él más arriba en el curso del arroyo, le acusó de enturbiarle el agua, impidiéndole beber. Y le respondió el cordero:

    “Pero si sólo bebo con la punta de los labios, y además estoy más abajo y por eso no te puedo enturbiar el agua que tienes allá arriba”.

    Viéndose el lobo burlado, insistió: “El año pasado injuriaste a mis padres”.

    “¡Pero en ese entonces ni siquiera había nacido yo!”, contestó el cordero.

    Dijo entonces el lobo: “Ya veo que te justificas muy bien, mas no por eso te dejaré ir, y siempre serás mi cena”.

    Para quien hacer el mal es su profesión, de nada valen argumentos para no hacerlo. No te acerques nunca donde los malvados.

    Fábula de Esopo


    ***

    El lobo siempre fue puesto en el lugar de agresor y la oveja, o el cordero, de víctimas.

    Bien sabemos que no es tan cierto. Los lobos, movidos por su instintiva supervivencia, matan para comer, igual que casi todos los animales.

    Y las ovejas, conocidas por su docilidad, pueden llegar a cometer crímenes masificadas y organizadas por algún “líder”.

    Por supuesto, siempre estoy hablando metafóricamente.

    El lobo parece poseer una gran inteligencia. Tiene un comportamiento social pero no se masifica. La oveja necesita guía y parece que no resuelve por sí misma.

    Podemos desarrollar el llamado “síndrome de la oveja”

    El síndrome de la oveja es un miedo profundamente arraigado a ser diferente, a ser “el raro”, de convertirse en un paria dentro de cierto grupo social, laboral o familiar. Este miedo se inculca desde el nacimiento, tan profundamente que casi todos ignoran su existencia. Para la mayoría, el deseo ferviente de ser iguales, de ser miembros activos y populares dentro de un grupo, suprime la capacidad de pensar por qué realmente buscan eso; de este modo el miedo queda oculto, guardado en un rincón polvoriento de la mente. El condicionamiento empieza el día en que nacemos. Los padres les dan a sus hijos lo mismo que tienen otros niños de la misma edad, para que ellos acaben deseando todo lo que los otros niños tienen y, a su turno, les den a sus propios hijos lo que ellos creen que deberían tener. Como seres humanos, tendemos a funcionar y guiarnos en la vida por la copia, siguiendo a los demás, trantando de encajar, con la única guía de lo que vemos a nuestro alrededor. No intentamos dar un paso fuera del círculo donde estamos, no tratamos de pensar por nosotros mismos o de actuar de manera diferente, sólo por ese profundo temor a ser marginados o ignorados.
    http://www.lukor.com/hogarysalud/05041807.htm

    Qué es mejor? Ser lobo u oveja entonces?

    Un poco de musica de Loreena McKennit, de la película Danza con lobos:

    • Comentarios
    • Sin votos